LA FRASE

"SI EL GOBIERNO PIENSA DAR MARCHA ATRÁS CON LA LEY DE SALUD MENTAL PARA QUE VUELVAN LOS MANICOMIOS, QUE POR LO MENOS LA METAN EN UNO A CARRIÓ." (GINÉS GONZÁLEZ GARCÍA)

jueves, 30 de junio de 2011

LAS FRASES DEL MES


1. “Todos hablan del debate de Sarlo con el panel de “6-7-8”, pero ni se arrima a los míos con Samid.” (Luis Majul

2. “A mí no me quedaba más remedio que estar con Berlusconi, pero a Florencia ni loca la traía a Italia.” (Cristina Fernández de Kirchner

3. “Cristina se desmayó en Italia porque está embarazada de Berlusconi.” (Elisa Carrió) 

4. “Menos mal que González Fraga aceptó, porque el que seguía en la lista era Biondini.” (Ricardo Alfonsín

5. “El nabo de Alfonsín la pifió con la fórmula, González Fraga tenía que ser el ministro de Economía y la vice cantada era Beatriz Sarlo.” (Héctor Magnetto

6. “El eslogan de Alfonsín y De Narváez está incompleto, debería ser “Gobernar bien…y terminar un mandato una vez en la vida.” (Aníbal Fernández

7. “Hoy día la cosa en el periodismo es más o menos así: hablan del que mató a los padres, para no hablar de la que se afanó a los hijos.” (Eduardo Aliverti

8. "¿Vieron que el kirchnerismo es igual al menemismo?, ahí lo tienen a Schoklender con una Ferrari." (Fernando Iglesias

9. "La verdad me arrepiento de haber ido por la reelección en la ciudad, con lo cascoteado que está Grondona, era el  momento de ir por la AFA." (Mauricio Macri

10. “El caso Noble hace 8 años podría estar resuelto, si el kirchnerismo no se hubiera metido, la justicia habría descubierto la verdad: son hijos del Espíritu Santo.” (Adrián Ventura

11. “Me revienta que me comparen con Schoklender, yo nunca me quedé con un vuelto.” (Ricardo Barreda

12. “La nube de cenizas indica que el Apocalipsis ha comenzado y el fin del mundo está cerca, pero tenemos que estar tranquilos.” (Elisa Carrió

13. “Lástima que el satélite ya se lanzó, sino los mandaba de tripulantes a Rachid y Morgado.” (Cristina Fernández de Kirchner

14. “Tengo listo un libro de más de 500 páginas sobre el caso Schoklender, titulado “El dueño de todo”.” (Luis Majul

15. “Se demoraron en sacar la ley anti-tabaco, salió cuando todo el país está cubierto de ceniza.” (Susana Giménez

16. “A María Marta la mató Sergio Schoklender.” (Irene Hurtig)

17. “Rachid habla pavadas, los problemas del Inadi no eran mis almuerzos, sino los de ella.” (Claudio Morgado

18. “Si Vila lo quiere echar a Grondona de la AFA que le mande un telegrama y listo.” (Reynaldo Sietecasse

19. “Acá hay gato encerrado, ahora resulta que estos pibes Marcela y Felipe son como Porcel y Olmedo: expertos en pinchazos.” (Aníbal Fernández

20. “La provincia tiene que ser gobernada por alguien que tenga las pelotas que tengo yo, o sea no por un pelotudo cualquiera.” (Francisco De Narváez

21. “Vamos a disipar el fantasma de que, si nosotros ganamos, el país dejará de crecer: vamos a volver a perder.” (Ricardo Alfonsín

22. “Lo iba a anunciar en el acto en Rosario, pero me dio penita verlo a Binner haciendo pucheros.” (Cristina Fernández de Kirchner

23. “Si nosotros quisiéramos hacerle daño a Carrió, le pondríamos candado a la heladera de la casa, y tiramos la llave.” (Aníbal Fernández

24. “Quiero debatir en TN porque con Bonelli hablamos el mismo idioma: yo le entiendo cuando pregunta, y él me entiende cuando le respondo.” (Mauricio Macri

25. “Si Victoria Donda dice que el frente progresista no tiene techo, que le pida uno a Schoklender.” (Pino Solanas

26. “Tendríamos que ir hablando con este muchacho Boudou, por las dudas que haga falta.” (Hugo Biolcatti

27. “Por lo menos una buena, con el descenso de River podemos meter un codificado en el Nacional B." (Héctor Magnetto)

28. "Y pensar que cuando sacamos el 24 % en las paritarias les parecía poco, miren lo que ligamos en las listas." (Hugo Moyano)

29. "Siempre pensé que un descenso de River me iba a hacer muy feliz, pero nunca creí que tanto, hasta que ví las encuestas." (Mauricio Macri

30. "¡Tiemblen fachos, yo lo ví jugar y Macri es zurdo!" (Sergio Batista)

EL RADICALISMO ANTICIPA SU PLAN DE GOBIERNO






No van a permitir que Binner les robe el electorado progresista, de ninguna manera.

Lo que es impresionante es la autocrítica que hicieron los radicales de su última intervención contra las Madres de Plaza de Mayo, a ver si la recuerdan:


PEAJE PARA TODOS


Leemos que, a partir del viernes, habrá descuentos en los valores del peaje de la autopista Santa Fe-Rosario, de $ 0,50 en los de corta distancia y de $ 1,20 en el trayecto completo; o sea que los descuentos oscilan entre un 20 y un 25 %.

Pero mirando la letra chica del anuncio (como dice Solanas) dice que los descuentos se aplicarán con el sistema de telepeaje, y allí se mencionan los requisitos para acceder al beneficio.

Cuando el gobierno de Binner adjudicó a un consorcio de empresas amigas la concesión de la autopista, estallaron las quejas de los usuarios por los valores del peaje, que pegaban un salto respecto a los ya elevados establecidos por el mismo gobierno del Frente Progresista, con los anteriores concesionarios.

La respuesta del gobierno fue siempre la misma: los costos de prestación de los servicios determinaban esos niveles de tarifas, y no se podían bajar.

Cabe suponer además que la situación desde entonces no varió, porque los costos siguieron aumentando, y hasta se podía esperar algún aumento.

Incluso el gobierno provincial se ocupó de destacar que el corredor vial no cuenta con ningún subsidio del gobierno nacional (lo que sería absurdo porque es una ruta provincial), al punto de colocar un cartel que así lo aclara en cada cabina de peaje del trayecto.

Y si la empresa o consorcio que gestiona la concesión no acepta resignar parte de sus ganancias para implementar los rebajes en los peajes (algo absolutamente improbable), la diferencia de plata la pone el Estado provincial vía subsidios. O sea: la ponemos todos, usemos o no la autopista.   

¿Y qué cambio entonces para que los descuentos ahora sean viables?

Cambió que justo el mes en que comienza a regir el descuento, son las elecciones provinciales.

Y entonces el gobierno de Binner se decidió a lanzar el programa "Peaje para todos".


Decreto que además tendría que especificar otras cuestiones, como por ejemplo de que parte del Presupuesto salen los fondos para subsidiar la rebaja y cuantos son; porque además eso dará una idea de la transferencia al concesionario de dinero que originariamente estaba prevista para otras cosas, que obviamente no se harán.

APAGUEN EL ESPIRAL


A ver gente, a quien corresponda (sea el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, o el de Educación), si esto es mentira salgan ya a desmentirlo; y si es verdad, pónganse las pilas y resuélvanlo.

Y apaguen el espiral, que hace frío y no hay mosquitos.

Pero lo que sí hay el 24 de julio acá en Santa Fe son elecciones, vieron.

Y pibes en el medio; y con eso no se jode. 

FLOJITA DE PAPELES



La noticia también aparece en el otro sitio oficial del gobierno provincial, con la crónica del acto y las correspondientes fotos.

Como ya lo señalamos en su momento en este blog, el ministro todo terreno de Binner y candidato a gobernador del Frente Progresista, Antonio Bonfatti, acapara la atención y copa la parada en el acto, aun estando presente el propio gobernador.

Raro, porque el hombre con la seguridad vial no tiene nada que ver, y hace poco se la sacó de encima.

Bueno, en realidad este es un tema en el que en el gobierno del Frente Progresista no le encuentran el cascabel al gato, y se pasan la pelota unos a otros desde que arrancaron.

Cuando se sancionó -a pedido del entonces gobernador electo Binner- La Ley de Ministerios 12.817, la materia era competencia del Ministerio de Seguridad, a cargo de Daniel Cuenca. Pero al poco tiempo de comenzar el gobierno (muy poco), le transfirieron el problema al Ministerio de Aguas, Servicios Públicos y Medio Ambiente, a cargo de un amigo de la casa: Antonio Ciancio.

Se ve que la cosa no anduvo, porque a los pocos meses hubo otra mudanza, esta vez a los pagos de don Bonfatti, donde se creó la Agencia Provincial de Seguridad Vial. 

Y ahí estaba la cosa cuando la Legislatura (a pedido del Poder Ejecutivo) sancionó en octubre del año pasado la Ley 13.133, por la que la provincia adhería (la última provincia del país en hacerlo) a la ley nacional 26.363 que modificó la Ley de Tránsito, al convenio federal sobre el tema y se le daba a la Agencia de Seguridad Vial rango de organismo descentralizado con personería jurídica y recursos propios; siempre dentro del Ministerio de Gobierno y Reforma del Estado (cartera a cargo de Bonfatti).

Pero resulta que así tampoco anduvo la cosa (Santa Fe tiene un triste récord en materia de muertos por accidentes de tránsito, y los funcionarios se enzarzaban en polémicas sobre cuantos eran, en lugar de hacer algo para solucionarlos): rajaron a la titular de la Agencia (Hebe Marcogliese, funcionaria que venía del gobierno municipal de Rosario), y transfirieron al organismo a la órbita del Ministerio de Seguridad

Silbando bajito, en el decreto de transferencia hablan de la Ley de Ministerios original (del 2007), y se pasan a nado las dos transferencias entre ministerios hechas por el propio Binner en su gobierno, y sobre todo violan groseramente lo que dispuso la Legislatura al sancionar la Ley 13.133: la Agencia debía funcionar en la órbita del Ministerio de Gobierno y Reforma del Estado, porque así lo pidieron Binner y Bonfatti en el proyecto de ley remitido a las Cámaras.

Nada de eso le impidió a Bonfatti -claro está- protagonizar el acto de lanzamiento de la Policía que se quiso sacar de encima. En campaña todo vale.

Pero la nueva Policía también viene con problemas: este es el decreto de creación, que como verán se remite a la Ley 13.133 ya comentada, decreto que como se ve fue dictado apenas un par de días antes del acto de lanzamiento. O sea: los muchachos compraron (o pintaron) los patrulleros, nombraron a los agentes (ya veremos que trasladaron policías a ese fin), y después arreglaron los papeles.

Arreglaron es un decir, porque al crear la Policía de Seguridad Vial volvieron a violar la ley: la insertan dentro de la estructura de la Policía provincial, y dependiendo de la Jefatura; algo que exigía modificar la Ley Orgánica de la Policía 7395, y que por ende no podía hacer Binner por decreto. Se ve que estaba apurado.

La "nueva" policía es un gran interrogante: mirando las fotos del acto de lanzamiento, podrán ver que sus miembros serían todos policías; pero el decreto de creación nada dice al respecto, y se limita a señalar que sus miembros ingresarán en base a un curso montado por la Agencia de Seguridad Vial; aunque van a cobrar suplementos salariales de la Ley 12.521 (Ley Orgánica del Personal Policial).

Ley que, dicho sea de paso, Binner también vulnera al no convocar a concursos para los ascensos del personal y continuar manteniendo en funciones a las Juntas de Calificaciones de la ley de los tiempos de Onganía, derogada en el 2005. Una cana atendida por sus propios dueños, que le dicen.

La Agencia de Seguridad Vial tiene que solventar con sus recursos a la nueva Policía, que no dependerá de ella sino de la Jefatura. Otra caja policial favorecida por las decisiones del gobierno de Binner.

El decreto se remite (para las funciones de la nueva Policía) a la Ley 7395 y las funciones que le asigna a la Policía, incluyendo por ejemplo actuar en caso de delitos (aunque sean comunes, y no cometidos por medio de infracciones de tránsito), con lo cual queda claro que ese personal tendrá estado policial, y podrá portar armas.

Nada de eso decía la Ley 13.133 sobre lo que podía hacer la Agencia Provincial de Seguridad Vial y el cuerpo de prevención de accidentes de tránsito cuya creación podía promover; sencillamente porque ni el gobierno que mandó el proyecto, ni los legisladores que lo aprobaron, querían que funcionara adentro de la Policía, y con sus propias reglas.

Todo eso dejó de lado Binner, el dialogista consensual, con su decreto.

Por eso si los paran en un operativo de tránsito los ñatos estos, díganles que no jodan, que ellos también están flojitos de papeles.

ACTORES Y LIBRETOS


Al final anoche se frustró el debate de candidatos a Jefe de Gobierno de Buenos Aires en TN, un tema que ciertamente aburrió durante la mayor parte de la campaña electoral.

La centralidad mediática que tuvo (y tiene) el tema demuestra hasta que punto la política se ha convertido para algunos en un puro espectáculo, un show sin contenido.

Creer que dos tipos parados en sus respectivos atriles, respondiendo a preguntas del gangoso de Bonelli, para explicar en dos minutos que harían para resolver los problemas de seguridad, es una muestra de cultura y tradición política, es pensar que todos somos como Bonelli: tarados y analfabetos políticos.

La tenida de ayer de Macri y Solanas deja claro algo: el ego de los dos (algo así como una separata de un rincón del alma porteña) está intacto, y ha sobrevivido a sus respectivas caídas desde lo alto de sus fallidas candidaturas presidenciales.
Tan intacto como su estupidez, lo que en Macri es congénito, y en Solanas, adquirido con el tiempo; o más bien con el paso de los años que denota el documento. 

Por momentos pareciera que actúan como si dijeran "la Casa Rosada la resigno, pero la silla en "A Dos Voces", ni loco".

Acá Infobardo cuenta los entretelones del fallido debate: Macri reunido con sus asesores "repasando el libreto que pensaba interpretar", y respondiendo los ataques virtuales de simuladores de Filmus y Solanas, también virtuales.

Patético, tanto como que toda esta pavada sea considerada un modelo de cultura política.

Simples actores, repitiendo un libreto que escribieron otros, vaya a saber quienes y donde.

O sí sabemos quienes y donde. Y por qué.

Con perdón de los actores de verdad, que no se merecen que los comparemos con estos mamarrachos.

PERIODISMO PLÁSTICO

 
El escriba de Binner -como lo bautizara Barricada, gracias por la foto-, Osvaldo "Coni" Cherep, no deja de sorprender corriendo permantemente los límites de su plasticidad. 


Arrancó como vocero oficioso de Barletta, hasta que descubrió que la billetera de Galassi (el dispensador de la publicidad oficial del gobierno de Binner) era más abultada y generosa, y no dudó: hacia allá partió.

De más está decir que al producirse la interna del Frente Progresista se alineó sin fisuras con la candidatura de Bonfatti, incluso al precio de pegarle a su anterior jefe, de cuyos favores disfrutó por años cuando era rector de la UNL, la dueña de la radio donde trabaja.

Pero no tiene medio de quedarse sin trabajo: el hombre sueña con manejar "Binner TV", el canal estatal que lanzaría la provincia aprovechando las nuevas frecuencias que habilita la ley de medios.

¿Quién lo diría no?, y después dicen que el kirchnerismo la hizo votar para favorecer a los amigos.

Porque si hay algo que Coni no es, es partidario del gobierno nacional: en su portal de noticias (al que aquí hemos bautizado cariñosamente como el verdadero Boletín Oficial del gobierno provincial) no deja pasar oportunidad de pegarle a Cristina, y suele usar con frecuencias como fuentes a La Nación y Perfil, incluso en notas de opinión de sus afamados columnistas.

Todo un símbolo.

Pero ayer incluyó dos noticias, con un enfoque muy particular, lo que lo muestra corriendo los límites:

Primero menciona el proyecto "Haga patria: esconda un limpia vidrios" de la municipalidad de Santa Fe (donde aun conserva amigos pese a estar distanciado de Barletta), diciendo que lo que busca es transformarlos en "promotores turísticos"

Un rey el tipo, ni una coma de comentario editorial al mamarracho radical ya tratado en este blog.

Pero no se quedó ahí: le hace una nota a Castells, el candidato poli rubro, para que explique que él -con la misma plata que le daban al proyecto Sueños Compartidos- habría construído cuatro veces más casas; aunque todos sabemos (Cherep incluido) que el bueno de Raúl y sus muchachos en su vidas agarraron una pala. 

Ni para pedir el precio, vean.

Pero a la hora de pegarle a Cristina todo vale: hasta darle aire a un candidato de Rodríguez Saá, que intentó hace poco tomar por asalto la Casa de Gobierno de Santa Fe (lógico, los votos que sacó como candidato a gobernador no le alcanzaban para entrar por las buenas); sin que ningún funcionario del gobierno de Binner (al que Cherep tanto admira) se dignara siquiera a recibirlo.


Que los usa con el mismo fin (pegarle al gobierno nacional), porque además son gente aliada, que apoya a Binner, su candidato a presidente.

"Coni" Cherep, un claro ejemplo de periodismo plástico: ensancha los límites de lo que es capaz de hacer y la flexibilidad de sus principios de ética profesional.

Casi, casi hasta hacerlos desaparecer.

Y para que quede claro que es un periodista plástico: acepta todas las tarjetas.

miércoles, 29 de junio de 2011

LIDERAZGO Y CONDUCCIÓN


Por Raúl Degrossi

Pasó el cierre de listas, y sigue dando que hablar por las quejas de los que quedaron afuera, y  no cabe sino compartir totalmente lo que dice acá Mendieta, sobre la doble vara de los medios para juzgar el asunto según se trate del kirchnerismo o la oposición; y sobre la necesidad de dejar pasar los días para serenar los ánimos.

Tampoco es del caso -y del momento- analizar o discutir las razones por las que Cristina armó las listas como lo hizo, porque fue su intervención personal y directa la que definió el reparto y los lugares. No sea cosa que empecemos con la teoría del "entorno", que es un atajo común en estos casos; y que además desconocería y desmerecería sus dotes políticas.

Está muy claro que, ante la imposibilidad de reelección más allá del 2015, cualquiera en la posición de ella hubiese intentado controlar el proceso, asegurándose la conformación de bloques legislativos propios de fidelidad comprobada; después de los transfuguismos y deserciones que sufrió el FPV tras el lock out patronal de la Mesa de Enlace, y la derrota en las elecciones del 2009.

También está claro que, al día siguiente de asumir Cristina su segundo mandato, comenzará la lucha interna por su sucesión; y es razonable estar preparada del mejor modo posible para entonces; de modo que las aspiraciones personales no perturben la marcha del conjunto, ni el rumbo del gobierno que -por cierto- no estará exento de dificultades, ni caminará por un lecho de rosas. Si el armado de las listas -tal cual ha quedado- servirá para esos fines, es algo que nadie puede aseverar a ciencia cierta ahora; a menos que se las dé de Carrió.

Es otro el punto que me interesa analizar, no lo que pasó, sino lo que viene; y en todo caso como ciertas ideas que pueden haber sustentado lo que se decidió (y hasta ser correctas para ese momento), pueden no ser igual de eficaces para esa etapa.

Cuando conformamos la Corriente Kirchnerista de Santa Fe, decíamos en el documento fundacional (invito a releerlo, con la perspectiva de los meses transcurridos) que "está por verse si Cristina reemplazará, en su totalidad, el rol que cumplía Néstor Kirchner como eje articulador del dispositivo político oficial y, en tal caso, si lo hará con las mismas características." 


Lo sucedido en estos días revela que Cristina asumió el desafío por convicción y por necesidad, con la misma responsabilidad política con la que decidió ir por la reelección; pero con su propia impronta, que es claramente distinta a la de Néstor. Ni mejor ni peor: distinta. Por algo funcionaron durante años como una aceitada sociedad política, donde cada uno tenía asignados roles perfectamente definidos, y se complementaban con eficacia.


¿Quién que se diga peronista -y muchos que no lo son- no ha leído alguna vez “Conducción Política” aquel texto de Perón, despreciado por muchos en los 70’ cuando estaban de moda otras lecturas, y era árido para los amantes de los textos con más densidad ideológica?


Texto con muchos consejos atinados para esto de los entretelones de la política y del poder, que el propio Perón -paradójicamente- muchas veces desoyó, con resultados trágicos: el golpe del 55’, Ezeiza, la plaza del 1º de mayo del 74’. Y no le cargo la romana en exclusiva: digo simplemente -lo dice Perón en la obra- que, cuando el que conduce se equivoca, la responsabilidad es mayor porque justamente su rol, es importante y decisivo.


¿Significa esta digresión que entiendo que Cristina se equivocó en el modo como cerró el armado de listas?


No necesariamente -aunque pueda tener mi opinión al respecto-; significa que hay que encarar la etapa que sigue con la óptica del conductor, y ahí los consejos de Perón pueden ser provechosos, como ella misma -formada al fin y al cabo en esa escuela política- lo debe estar intuyendo.


Decía Perón en “Conducción..“ que todos deben llevar el bastón de mariscal en la mochila, y es algo más que una frase hecha, en tensión permanente con la estructura vertical de conducción que está en el ADN del peronismo: implica que los que integran un movimiento político deben sentirse plenamente partes de una construcción colectiva, y como tales responsables -cada uno en la medida del rol que le toca- de llevarla a buen puerto.


No se trata de reducir el espacio de decisión del conductor, sino de ampliar el margen de participación de los conducidos, generando así la mística que potencia al conjunto. El quincho de Olivos o el atril de la Rosada pueden servir para escenificar la centralidad del poder presidencial en un momento determinado; y acaso en alguna ocasión sean irremplazables. No pueden ser la escenografía permanente del kirchnerismo en el futuro.


Si hay algo que ha generado el kirchnerismo en estos años (y que parecía erradicado de la política argentina) es una mística que se trasunta en energía y fervor militante, y a esa energía no hay que embotellarla generando pasividad en la militancia, sino construir los conductos que la transporten donde haga falta; porque conducir es también (y fundamentalmente) organizar.


Ejercer la conducción es algo más que detentar un liderazgo, que por lo demás en el caso de Cristina es indisputado: conducir es integrar, amalgamar, contener, cohesionar. Conducir es conducir el desorden, decía Perón.


Cerrado el trance del armado de las listas, la conducción (Cristina o quien ella determine) debe salir a la búsqueda de los disconformes; porque hay que entender que, si bien la participación o el compromiso de cualquier sector con el proyecto no pueden estar únicamente ligados a la satisfacción o no de sus expectativas, es comprensible el enojo de los que se sienten desplazados.


Al fin y al cabo son seres humanos, como dice Mendieta, y hay que hacerles sentir que “desplazados” no es lo mismo que “prescindibles”.


Y esto nos lleva a la cuestión del sindicalismo y su deseo de participación política: ya se dijo aquí que, si esa discusión no se plantea interpelando al peronismo no tiene donde plantearse, porque no hay peronismo sin trabajadores, y los trabajadores siguen eligiendo mayoritariamente expresarse en política, a través del peronismo.


Mas aun: los trabajadores formales sindicalizados -el sector que por excelencia representan la CGT y Hugo Moyano- son la expresión social del modelo puesto en marcha por Néstor Kirchner desde el 2003; como que son su directa resultante. Eso le da al peronismo (en su modalidad de expresión actual, que es el kirchnerismo) una ventaja decisiva: tiene un sujeto social que encarnar.


Por eso hay que convocar a la dirigencia sindical y comprometerla con una agenda concreta: discutir el proyecto de participación en las ganancias de las empresas (con las adecuaciones del caso, con el manejo de los tiempos que la coyuntura exige), convocarlos a encarar a fondo la tarea de terminar con el empleo en negro y todas las formas de precarización laboral, a discutir un modelo integral de salud donde las obras sociales sindicales se integren y puedan cumplir su rol.


Y si, al igual que en el caso de los movimientos sociales y algunos de sus referentes como D’Elía, la marginación de las listas vienen de un puro cálculo electoral (porque se cree, o se sabe, que el morochaje espanta votos de la clase media), se los convoca, se les explica y, si las razones son valederas, entenderán. Es el mínimo respeto que se merecen.


Y con respecto a la juventud, su renovado interés por participar en política a partir de Néstor es un fenómeno demasiado interesante y complejo, como para reducirlo a la anécdota de cuantas bancas le tocaron a la Cámpora en el reparto; y esto es algo que los muchachos de esa agrupación deben ser los primeros en entender.


El trasvasamiento generacional -del cual tanto se habló ya en los tiempos del primer peronismo- es una realidad política y biológica ineludible, pero no se trata –como decía el propio Perón- de tirar un viejo por la ventana todos los días; ni de ganar espacios a pura fuerza de exhibir el DNI: el compromiso con el proyecto político, la capacidad, la trayectoria y la militancia como criterios para definir los roles, deben valer para todos, incluidos los jovenes.

Porque además si se respeta eso, se está dando un mensaje importantísimo desde la conducción, al conjunto de los conducidos. 


Y lo que decía antes del sindicalismo me lleva a otro punto, y a volver a “Conducción Política”: Perón decía que al pueblo había que darle una causa permanente que lo movilice; hasta exageraba diciendo que, si no existía, había que inventarla.


El estado de embate permanente de las corporaciones a que se vio sometido el gobierno de Cristina -desde su mismo inicio con la valija de Antonini Wilson, y el conflicto de la 125- generó en el kirchnerismo una cultura del aguante y la resistencia; reflejos de barricada y trinchera propios del que supone que hay amenazas a lo conseguido, y que hay que organizarse para defenderlo.


El “Nunca menos” fue una respuesta lógica y necesaria, pero con el paso del tiempo se transforma en insuficiente: es necesario generar un horizonte y una perspectiva de futuro, tan necesario como que desde la conducción (desde la misma Cristina) se vayan tirando ideas y líneas que expresen ese futuro, que digan con más precisión lo que implica “profundizar el modelo”.


Y no se trata de embarcarse en un conflicto como el de la 125 o la ley de medios en plena campaña electoral, eso sería una necedad: apenas darle sentido pleno al “para que” estamos reclamando cuatro años más de Cristina, además de garantizar la defensa de lo conseguido desde el 2003.


El armado de CANPO y la discusión sobre un nuevo modelo de desarrollo agropecuario son un buen ejemplo en esa línea, como lo fue en su momento el proceso de gestación de la ley de medios con los foros en todo el país. No para distraer o entretener, sino para incluir y cohesionar al conjunto social y político que acompaña al kirchnerismo.


Eso, lejos de disminuir el liderazgo de Cristina, lo revalidará transformándolo en conducción plena, aceptada por todos, en todas las instancias; porque todos sentirán que tienen al menos una pequeña parte en las acciones de esa conducción, y que la construcción es colectiva, y el resultado responsabilidad de todos.


En estos tiempos de bonanza para el kirchnerismo hay que evitar por todos los medios el triunfalismo que llama a la molicie, y no confundir liderazgo en las encuestas -e incluso un abultado triunfo electoral- con construcción de poder; que es una cosa bastante más compleja, e imprescindible para que la labor de gobierno se pueda concretar. Vaya el ejemplo de la resolución 125 y el conflicto con las patronales del agro como un triste recordatorio de la afirmación.


Está claro que Cristina ejerce con plenitud y decisión su liderazgo, ganado por méritos propios; pero está ubicada en el punto en el que deberá ejercer además la conducción, con todo lo que eso implica.


Cualidades le sobran, y no creo que la asuste el desafío.

PALOS, PIEDRAS Y MÁQUINAS



En la ocasión estuvo presente -no podía falta- Barletta, que se gratificó por el avance del proyecto (por ahora una maqueta), porque demostraría que "Santa Fe ya ha dejado atrás estas historias de los palos en las ruedas, de las piedras en el camino y de las máquinas de impedir para hacer lo que queremos hacer”

Es decir que el proyecto es algo más que un emprendimiento privado: es parte del proyecto que el gobierno municipal tiene para la ciudad. Por algo se emplaza en el mismo lugar donde Barletta se ha empeñado en hacer andar el tren urbano, con los resultados conocidos.

Ese pedazo de la trama urbana en la que el maquetismo barlettiano sueña replicar una especie de clon de Puerto Madero, hasta con la misma infraestructura edilicia, y para los mismos usos.

Toda una definición del progresismo a la violeta que encarna Barletta: el espacio público apropiado para negocios privados, para "gente como uno" que pertenece al sector ABC1 de la sociedad santafesina; mientras otros lugares de la ciudad reclaman la atención del gobierno municipal, en vano

Hace apenas unos días se anunciaba el desembarco de otro grupo inversor que adquirió la mayoría del paquete accionario de Nuevo Puerto de Santa Fe S.A., la empresa que gerencia el casino y el shopping que funcionan en el puerto, transferencia accionaria sujeta a la aprobación de la Lotería provincial, y del Ente Administrador del puerto.

No creemos que tengan problemas: hace años que en Santa Fe está claro que las decisiones públicas, van a la zaga de los intereses privados.

El shopping del puerto sigue así el camino del Paseo del Sol, que está a la vera de la Ruta 168; aparecen los desarrolladores inmobiliarios, plantean un proyecto, el Estado les otorga todo tipo de facilidades y beneficios (desde terrenos hasta obras de infraestructura, o exenciones impositivas); y cuando ya han obtenido lo que querían, migran a otros parajes.

No pasaron tres años desde que se inauguraba el shopping y ya cambia de dueños, ¿correrá la misma suerte que el Paseo del Sol, dejando un tendal de empleos en el camino?

Porque cuidado que los protagonistas de estos movimientos son los mismos de siempre: gente con aceitados vínculos con el poder político (aunque cambien los gobiernos), como Grainco S.A..

En función de estos antecedentes, no se entiende muy bien de que habla Barletta cuando menta a las piedras, palos y máquinas de impedir; porque todo este tipo de emprendimientos faraónicos y clasistas -gestados de espaldas a los problemas cotidianos de miles de santafesinos- cuentan con la total aquiesencia del poder real de la ciudad: la Bolsa de Comercio, el diario El Litoral, el Centro Comercial, la Unión Industrial, la UNL y hasta el Arzobispado, que parece haber olvidado sus críticas de otras épocas a los locales de juegos de azar.

Sería interesante saber además que quiere decir Barletta cuando dice (en relación a la segunda etapa de Puerto Amarras) que  el proyecto habla de "la confianza que nos tenemos, cumpliendo cada uno la función que le compete y todos al mismo tiempo pensando en el interés general." .

¿Hay en este caso involucrado algún apoyo del gobierno municipal más allá de poner la cara en los eventos de presentación?, ¿implica eso dinero u otro medio concreto de apoyo al proyecto, aportado por el municipio?

Sería bueno saberlo, no sea cosa que estemos en presencia de otro papelón del intendente como el tren urbano flojito de papeles.

Porque a menos que nos equivoquemos, este tipo de cosas no las discuten los vecinos con el famoso Presupuesto Participativo; a ver si todavía a algún trasnochado que pide que le asfalten la calle, le cambién los focos del alumbrado o pasen los colectivos por el barrio, se le da por ponerle palos en la rueda o piedras en el camino al progreso de la ciudad imaginado por el genio de Barletta.

Genio tan elevado que dijo (hablando del proyecto cuyas características detalla la nota): "las circunstancias que estamos viviendo son las que van a facilitar también llegar a una ciudad más igualitaria, en la que todos podamos tener dignidad para su disfrute” .

¡Pucha que vale la pena ser progresista!

UN CANDIDATO DE PESO


El cierre oficial de listas para las elecciones presidenciales arrojó una sorpresa: sobre filo se inscribieron dos nuevos candidatos que no figuraban en la previa.

Uno de ellos es santafesino: Antonio Bonacci, por el Partido del Campo Popular; que en las últimas internas trató de colgarse de la boleta de Agustín Rossi, pero no le fue muy bien que digamos, como podemos ver acá.

Pero se ve que eso al amigo Bonacci no lo arredró, y decidió ir por más. Otro jugador de toda la cancha, como Raúl Castells.

Bonacci no es un advenedizo en la política, viene probando suerte desde hace tiempo: allá por el 2007 fue candidato a concejal, con propuestas muy imaginativas para resolver problemas como la droga y los piquetes.

Después de volver a probar suerte en el 2009 como candidato a diputado -no es cuestión de dejar pasar alguna oportunidad-, el año pasado se juntó con algunos amigos para armar algo más amplio, otro frente progresista digamos: con Alejandro Biondini, el Fhürer argentino, y Enrique Piragini, un abogado que compite con Monner Sans por el título de mayor denunciante compulsivo del país: acá pueden ver el resultado de la búsqueda en Google, para no aburrir. 

Lo que si no se entiende del afiche que ilustra el post es la frase; porque parece que para el amigo Bonacci (un verdadero candidato de peso) es todo lo mismo.

UN SICÓLOGO A LA CENTROIZQUIERDA Y UN EXORCISTA PARA BINNER


Ayer se lanzó la fórmula del Frente Amplio Progresista -la colectora de Magnetto para sacarle votos a Cristina desde la centroizquierda- con un acto en el Paseo de la Plaza en Buenos Aires. 

Por supuesto el protagonismo principal lo tuvo el candidato presidencial, nuestro gobernador y Jopo Mayor de la Pampa Húmeda, Hermes Binner.

En su discurso hizo una promesa: si llega a la Casa Rosada, sacará las vallas como hizo acá en Santa Fe, frente a la Casa de Gobierno.

Tiene una obsesión con el tema el hombre; y si no vean este documento que en su momento hizo su gobierno al cumplir los 100 días de gestión.Si tienen ganas sigan leyendo, el resto es imperdible.

Lo que es cierto es que las vallas a la fecha resultan inútiles: casi nadie va a protestar o reclamar algo frente a la Casa Gris, porque sabe que no puede esperar ninguna respuesta desde adentro.

Pero volvamos al acto, una especie de ceremonia de entrega de los Martín Fierro del progresismo, donde no faltó nadie: desde Tumini hasta De Genaro, pasando por Pino Solanas, a quien vemos en la foto con Hermes.

Sí, Pino Solanas, que se enojó porque lo cagaron en las listas, despotricó a los cuatro vientos y presentó su propia candidata a presidente, Alcira Argumedo; que comparó los métodos de conformación del Frente Amplio Progresista con los del Coti Nosiglia y Leopoldo Moreau.

¿Qué estaba haciendo Pino allí entonces?, no sabemos, probablemente filmando un nuevo documental.

Un sicólogo a la centroizquierda, por favor.

¿Y por qué un exorcista para Binner?

Porque la crónica del acto dice que estuvo presente y cantó Jairo.

IMBÉCILES

Leemos en el sitio de Radio Nacional Santa Fe (en el que además pueden acceder al audio) increíbles declaraciones de funcionarios del gobierno de Barletta sobre la decisión de pagarles a los limpiavidrios un subsidio o beca mientras dure la Copa América que se disputará en Santa Fe; para que se pongan la camiseta de la selección en los semáforos y entreguen folletería alusiva a los turistas.

Aclaran además que no se les permitirá bajo ningún concepto limpiar vidrios durante ese tiempo, para que no sean una amenaza para los visitantes.

Increíble. O no, el gobierno de Barletta nos tiene acostumbrados a cosas como ésta, en los cuatro años que lleva de gestión; y si no que les pregunten a los vecinos de los "quinchitos" de Bajo Judiciales, o a las familias de la Vuelta del Paraguayo, evacuadas durante la crecida.

Este es el gobierno del radicalismo que disputa con sus socios socialistas el uso exclusivo de la franquicia "progresista", parecido al gobierno porteño de Mauricio Macri hasta en los colores de la cartelería oficial.

Un gobierno que llama a la recolección de los residuos "Programa Ambiente", y lo pone bajo la responsabilidad de la Secretaría de Desarrollo Social; cuyo titular es Alejandro Boscarol (uno de los funcionarios que formula las declaraciones del caso), único candidato del sector de Barletta en la lista de diputados nacionales de la UCR.

Se entiende: para ellos, las políticas sociales son barrer lo que consideran mugre o basura, bajo la alfombra. Para que no se note. 

Podríamos ilustrar el post con un video de Micky Vainilla, el personaje de Capusotto al que todos asocian con Macri, pero que bien podría ser Barletta.

Pero la verdad no dan muchas ganas de reírse, mejor lo dice todo León Gieco acá:  


¿TENENBAUM CANDIDATO DE DUHALDE?



¿Se terminó el romance con Binner?

martes, 28 de junio de 2011

AL CHIVO LE SOLTARON LA MANO

Esta noche en Reconquista con el Coqui Capitanich, gobernador del Chaco y hasta último momento, en la lista de candidatos a vice de Cristina.




El viernes en Rafaela y Esperanza, con el ministro de Educación Alberto Sileoni, inaugurando escuelas construidas con fondos nacionales.



Evidentemente es como dice acá Van Der Kooy, y acá Morales Solá: al Chivo Rossi, desde el gobierno nacional, le soltaron la mano.

HOY POR TÍ, MAÑANA (HOY MISMO, SI QUERÉS) POR MÍ


Vía Lucas Carrasco llegamos a este post del blog Predicador; en el que se muestra una resolución dictada por Antonio Bonfatti (Ministro de Gobierno y Reforma del Estado y candidato a gobernador del Frente Progresista) reconociendo servicios prestados en diferentes ámbitos por Hermes Binner; para tramitar el pago del adicional por antigüedad en su sueldo de gobernador.

La entrada se detiene en la circunstancia de que parte de esos servicios fueron prestados por Binner en la dictadura de Lanusse en la municipalidad de Buenos Aires, algo que en su momento -y en honor a la verdad- revelara el amigo Barricada.

Aquí pueden ver el texto de la resolución de Bonfatti, del cual a nosotros nos interesa en particular otro aspecto, que es el que destacamos en el texto, y más abajo explicamos:   


  
Como pueden ver, la resolución fue dictada el 25 de junio del 2008 (pleno conflicto por la 125 además), y en ella Bonfatti le reconoce a Binner (su jefe político e institucional) servicios sin los aportes jubilatorios correspondientes; basándose en el artículo 6 del Decreto 10.617/61 que establece lo siguiente: "Exceptúase de la exigencia de aportes jubilatorios a aquellos beneficiarios expresamente liberados de tributarlo por la ley respectiva u otra disposición legal en este sentido.".

Si bien la resolución de Bonfatti no especifica cuales períodos de servicios reconocidos a Binner estarían en esa condición (es decir eximidos de realizar por ellos los correspondientes aportes jubilatorios), por principio no podría ser ninguno de los correspondientes a organismos comprendidos dentro del régimen de reciprocidad jubilatoria establecido por el Decreto Ley  nacional 9316/46.

Pero ese mismo día (25 de junio de 2008) el propio Binner dictaba el Decreto 1594, por el cual devolvía el favor: le reconocía servicios anteriores a Bonfatti, para el pago del adicional por antigüedad en su sueldo de ministro; y en uno de los considerandos del acto señalaba expresamente:  "que la gestión encuadra en la normativa establecida en el Artículo 6º del Decreto-Acuerdo Nº 10.617/61 exceptuándose  de la exigencia de aportes jubilatorios;", es decir lo mismo que decía la resolución de su amigo y candidato a gobernador, en relación a sus servicios.

Si se comparan ambos actos administrativos, y los servicios que se reconocen recíprocamente los dos candidatos del socialismo, se verá que coinciden en un punto: los dos trabajaron como funcionarios en la Municipalidad de Rosario, de la cual Binner llegó a ser dos veces intendente.

El Instituto Municipal de Previsión Social de la ciudad de Rosario está regido por la Ordenanza Municipal 7919, cuyo artículo 3 permite a los afiliados del organismo (funcionarios y empleados municipales) optar por hacer o no sus aportes al Instituto, u a otro organismo previsional comprendido dentro del régimen de reciprocidad establecido por el Decreto Ley Nº 9316/46; al cual la misma ordenanza adhiere expresamente en su artículo 20.

A esta altura del análisis, resulta necesario hacer una diferenciación entre la condición de “afiliado optativo” a un determinado organismo o régimen previsional (en el caso el administrado por el Instituto Municipal de Previsión Social de Rosario), y la existencia o no de la obligación legal de efectuar los aportes correspondientes.

Porque una cosa es que las personas comprendidas en esa condición (afiliados optativos) pueden hacer uso o no de esa opción, es decir, que pueden o no afiliarse a determinada Caja y otra cosa es la obligación de realizar o no los aportes; para lo cual se requiere de una ley en sentido formal (emanada del Poder Legislativo y por ende por encima de la autoridad del Gobernador de la provincia expresada en un decreto) o de otra disposición legal “en este sentido” conforme lo dice el artículo 6 del Decreto 10617/61.

Y el “sentido” del artículo 3 de la Ordenanza Nº 7919 de la Municipalidad de Rosario no es eximir al personal de la obligación de realizar aportes, sino sólo la de permitirle optar por la Caja en la que hacerlos. Más aun: la misma Ordenanza en su artículo 15º establece que “... En todos los casos se computarán los servicios aún cuando no se hubieren realizado las opciones que legislaban las ordenanzas de la materia en cada caso, pero para ello deberán ser cancelados previamente la totalidad de los aportes personales...”. 

El adicional  por antigüedad fue restituido en Santa Fe a los funcionarios políticos por la Ley 9537 (1984), en las mismas condiciones que se le reconoce al personal del Escalafón General Decreto 2695/83; o sea y para que quede claro: por los servicios prestados en la Administración Pública nacional, provincial o municipal, por los que se acrediten los correspondientes aportes jubilatorios, y por una razón muy clara: lo que se paga en concepto de antigüedad, forma parte del haber base que se toma en cuenta para calcular la futura jubilación.

Así que la cosa es clara: ni Binner ni Bonfatti tienen -en principio- una exención legal que los faculte a no hacer aportes por los períodos de servicios que se han reconocido recíprocamente; con lo cual no solo se habrían dado un "mini aumento salarial" violando las normas, sino que -en su momento- privaron de sus recursos al Instituto Municipal de Previsión Social de Rosario.

A menos que puedan acreditar que optaron por hacer los aportes a otra Caja, lo que no parece ser el caso porque tanto la resolución de Bonfatti (favoreciendo a Binner) como el decreto de Binner (devolviéndole el favor a Bonfatti, el mismo día), dicen expresamente que por parte de los servicios reconocidos, no hicieron los aportes jubilatorios del caso.

Después esta gente hace campaña diciendo que ellos pagan el 82 % móvil -lo que es mentira-, o apoyan los disparatados proyectos que se presentaron en el Congreso para imponerlo en el orden nacional sin establecer con que recursos se financiaría; por no mencionar que al mismo tiempo le hacen juicio a la Nación para dejar de aportar el 15 % de la coparticipación que se destina al sistema previsional.  

Aunque se ve que a esto último -crearles obligaciones a los organismos previsionales, sacándoles los recursos-, están habituados.