LA FRASE

"QUIERO REPUDIAR ENÉRGICAMENTE LOS HECHOS DE VIOLENCIA EN SANTA CRUZ, SOBRE TODO EL ATAQUE A LA RESIDENCIA DEL GOBERNADOR GREGORES." (HERMES BINNER)

viernes, 31 de agosto de 2012

ATENTI LOS DIPUTADOS DE LA COALICIÓN CÍVICA


A no quedarse atrás porque estos zafados van por todo, eh.


Y si no pregúntenles a los del PRO:


SOBRE VALORES Y REPARTO


Coinciden con los valores que sustentan el sistema de reparto, pero le hacen juicio a la Nación para dejar de aportar la parte de la coparticipación que la va a la ANSES, con lo cual el organismo se desfinanciaría y los jubilados nacionales tendrían problemas para cobrar sus haberes, y recibir aumentos.

Están en contra de la ineficiencia del régimen de la jubilación privada, pero cuando se discutió en el Congreso la liquidación de las AFJP el radicalismo (el partido al cual pertence Henn, y forma parte del Frente Progresista en Santa Fe) votó en contra; y junto con el socialismo se oponen a usar los activos del Fondo de Garantía de Sustentabilidad en la economía real, promoviendo el empleo, la inversión y el consumo.

Coincide con los valores del sistema de reparto (uno de los cuáles es la solidaridad), pero pretenden que el gobierno nacional (mientras pierde el 15 % de la coparticipación para la ANSES, si prosperara el reclamo de Santa Fe) les subsidie el déficit de la Caja de Jubilaciones de la provincia, que paga haberes mucho más altos que los nacionales.

Reclaman por la presunta deuda de la Nación con la Caja diciendo que los jubilados de Santa Fe necesitan esa plata, pero la provincia no inició nunca -hasta ahora- juicio alguno por ese tema: medio complicado decretar ya que te deben algo, cuando ni lo reclamaste.

Rescatan los valores que reivindica el sistema de reparto, pero con los reclamos que le hacen a la Nación ponen en riesgo los dos más importantes, que son la universalidad de la cobertura y la sustentabilidad financiera del pago de los beneficios, y su ajuste periódico.

Al mismo tiempo, mientras critican a la jubilación privada, al poner el acento en el famoso 82 % móvil (que es falso además que lo paguen) están apuntando a la tasa de sustitución (relación entre el sueldo en actividad y el haber de pasividad), que es justamente el factor en el cual más se parecen la jubilación pública de reparto y la privada de capitalización; y que además reproduce en el sistema previsional las asimetrías salariales (profundas) del mercado laboral, acentuadas justamente en las últimas décadas.

Y para terminar, sobre que en Santa Fe el gobierno provincial se hace cargo de las políticas sociales, nos remitimos a lo dicho acá; hubiera estado bueno que Henn mencionara al menos una -sólo una- política social consistente, relevante, extendida y con recursos que esté implementando el gobierno del Frente Progresista Cívico y Social.

Como por ejemplo la Asignación Universal por Hijo, que la Nación ejecuta a través de la ANSES, y que se financia en parte con los recursos que ellos quieren quitarle por medio del reclamo que está en la Corte.

O el plan de viviendas PROCREAR, que se solventa con los recursos del Fondo de Garantía de Sustentabilidad, que ellos no quieren que se usen porque son (en la mejor lógica del sistema de capitalización y jubilación privada) "la plata de los jubilados".

HOTEL GRATIS


Que bueno loco, ir de viaje y que no te cobren nunca el hotel, vas y sabés que tenés una pieza seguro, y no pagás un mango: quien sabe que favores le estarán devolviendo a Binner estos pibes de la cadena Solans (que no son justamente un hostel para los campamentos de la juventud socialista).  

Y eso de que ahora no ocupa ningún cargo, no sé habría que chequear un poco más la información, a lo mejor se encuentra algo:


Lástima que el sistema éste de que los hoteles no te cobran nada y te alojan de onda no lo impuso Binner cuando fue gobernador, para los funcionarios del gabinete:


Y lástima que, cuando llevaron gente a Rosario para analizar el famoso Plan Estratégico, no la alojaron en los hoteles de la cadena Solans, así nos salía gratis:


LAS FRASES DEL MES



1. "Tengo que reconocer que me equivoqué: el velorio de Kirchner no lo organizó Fuerza bruta, sino el Vatayón Militante." (Elisa Carrió)

2. "¿Y si pedimos que nos dejen salir para ir al próximo cacerolazo que organice la Pando diciendo que es un acto cultural?" (Jorge Rafael Videla)

3. "¿Vieron que yo tenía razón?: el que puso dólares, recibió dólares." (Eduardo Duhalde)

4. "Te digo Horacio que después de lo del otro día en la Bolsa, no sé si conviene seguir insistiendo tanto para tener una reunión con Cristina." (Mauricio Macri)

5. "El gobierno tendría que inaugurar los scánners de huellas digitales en los actos kirchneristas, antes que en los partidos de fútbol." (Jorge Lanata)

6. "Lavagna se equivoca cuando dice que el gobierno está sovietizando todo: en la URSS a los presos los dejaban en el Gulag, no los reclutaban para actos políticos." (Elisa Carrió)

7. "Cuando Moyano anunció que hacía paro y no iba a recolectar la basura un poco me desilusionó, porque pensé que desistía de voltearla a Cristina." (Hugo Biolcatti)

8. "Si el gobierno cree que expropiando YPF y Ciccone y derogando los decretos petroleros de Menem, va a impedir que filme documentales, está equivocado: ya terminé el último que se llamara "El penado 14"." (Pino Solanas)

9. "Binner dice que a Santa Fe no se la valora como merece, lo que pasa es que en el balance entra su mandato como gobernador." (Agustín Rossi)

10. "Zi no zalí enzeguida a contestar las mentiraz de la pezidenta en la cadena nazonal de ayer fue pada no dezir algo que ze peda etender mal." (Marcelo Bonelli)

11. "El domingo pasado les aflojé con la tapa, pero mañana los sacudo con ésta: "Pagaron el Boden 2012 con dólares falsos impresos en Ciccone por presos K con salidas transitorias"." (Héctor Magnetto)  

12. "La leche derramada no será negociada." (Hugo Biolcatti)

13. "Yo si tengo que hablar como gangoso para que la presidenta me nombre en una cadena nacional lo hago, no tengo problemas." (Luis Majul)

14. "Macri dice que por allí deja la política y se dedica a cuidarla a Antonia, ¿qué culpa tiene la pobre criatura?" (Florencio Randazzo)

15. "·Lo de Crismanich no me sorprendió: típico del kirchnerismo, sobresalir en un deporte que consiste en andar a las patadas con todo el mundo." (Fernando Iglesias)

16. "Le expliqué al senador Artaza que la doctora Gils Carbó aspiraba a ser procuradora, y que él no estaba en un cásting para el teatro de revistas, pero igual votó en contra." (Miguel Angel Pichetto)

17. "¿Cómo que Crismanich no tuvo que vender el auto?, ¿y de dónde creen que sacó la plata para comprar la medalla?" (Jorge Lanata)

18. "Macri es tan bruto que cree que los metrodelegados son representantes del sindicato de petisos." (Aníbal Fernández)

19. "La medalla de oro de Crismanich la organizó Fuerza Bruta." (Elisa Carrió)

20. "Hay que reconocer que le erramos, si al paro de canillitas yo lo lanzaba desde los estudios de tN, teníamos todo el apoyo de Clarín." (Omar Plaini)

21. "Assange es un nabo, ¿cómo vas a ir una embajada a pedir asilo?, si vas es para pedir guita para tus programas o para financiar un diario." (Jorge Lanata)

22. "Lo de Bonelli fue un fiasco: le pagábamos a la mujer para que nos tradujera lo que dice él, y resulta que era traductora de inglés." (Antonio Brufau)

23. "¿Y, les dije o no les dije yo en el 2002 que se venía la negrada a tomar los countries?" (Daniel Hadad 

24. "Macri con el subte, Scioli con el aguinaldo y De La Sota con la caja de jubilaciones: en cualquier momento tengo que crear un ministerio de subsidios a las campañas de candidatos opositores." (Cristina Fernández de Kirchner)

25. "Los casos de Solanas, Piñeyro y Subiela me hacen pensar si para ser director de cine no es un requisito imprescindible ser un terrible pelotudo." (Luis D'Elía)

26. "Macri es como Pinocho: es de madera y tiene un corazón de fantasía." (Aníbal Fernández)

27. "Una de las ventajas de no gobernar nada es que los radicales podemos presentar un candidato propio en el 2015, sin depender de los subsidios del gobierno nacional para hacer la campaña." (Ricardo Alfonsín)

28. "Estoy trabajando muy activamente para las elecciones del 2015, por eso hasta dentro de tres años no me vengan a molestar con los problemas de la ciudad." (Mauricio Macri)

29. "Para Lanata viajar al interior con su programa es como escribir "Una excursión a los indios ranqueles"." (Aníbal Fernández)

30. "No voy a tolerar que se burlen de mí, menos cuando hace dos casamientos que no me trago el bigote postizo imitando a Freddie Mércury." (Mauricio Macri)

31. "El 0800 es un error Mauricio, nosotros también tendríamos que adoctrinar en las escuelas, por ejemplo repartiendo "Las aventuras de Isidoro Cañones"." (Jaime Durán Barba

jueves, 30 de agosto de 2012

SI EL PRO FUERA GOBIERNO, TAMBIÉN PROHIBIRÍA LA PULPO


Acá tienen más detalles sobre lo que votaron los diputados, que se extendieron (a pedido de los legisladores del PRO) sobre los twits del tal Canabal; al que nosotros no vamos a defender, porque total periodistas del palo que lo hagan, no le van a faltar.

Lo que sí vamos a hacer es salir en defensa no ya del "Turco" Claudio Cherep que es un amigo, sino del humor y de la libertad de expresión: curioso, un repudio por burlarse un humorista, pinta para entrar en la antología de los disparates, en fin; con esto de lo nuevo de la política que es el PRO, habrá que acostumbrarse a que todos los días se corra un poco la frontera de la estupidez.

El tweet del "Turco" al que se refieren es éste:


Y como saben los que son oyentes de "La Pulpo" (de lunes a viernes de 14 a 16 por Radio Nacional Santa Fe), y para los que no lo son se lo contamos, el "Turco" suele volcar en su cuenta personal de Twitter lo que luego aparece en el segmento de humor del programa, que tiene su propia página web, a la que ustedes pueden acceder desde Nestornautas.

Acá pueden ver la portada del "número" de La Pulpo en el que apareció el tema de la donación de neurona (con la respuesta de los diputados del PRO, queda claro que sería requisito sine qua non para pertenecer al partido no tener más de una, así que estuvo correcto el uso del singular):    


Como ven, hay para todos, y -al menos hasta acá- no se sabe que nadie más se haya quejado, y eso que hay algunos que cobraron que no lo deben querer mucho al "Turco".

Sin embargo esta gente del PRO (cada vez más alejada del pelotero feliz y los globos) parece que tiene una piel muy sensible, y actúa por reflejo: Mauricio suspende a los maestros que se rieron de él, y sus diputados acá quieren que Bonfatti haga lo mismo con el tal Canabal, y con el Director de Cultura de la Municipalidad de Santo Tomé, que no es otro que el "Turco" Cherep.

Sería interesante saber que podría hacer el gobernador de la provincia en relación con un funcionario municipal, pero esos son detalles que le escapan a la rusticidad fachosa del PRO, que justo hoy alguien describió mejor que nosotros: 


Lo curioso del caso es que además el propìo afectado (en el caso del twiteo del "Turco" y la tapa de La Pulpo, Miguel Del Sel), nada dijo al respecto; quizás porque viene del paño y conoce los gajes del oficio, o a lo mejor porque no entendió el chiste y le pareció un elogio a su solidaridad, vayan a saber.

Lo interesante para analizar (además de reírse de lo tarados que son algunos) es como reacciona ésta gente que dice todo el tiempo que vivimos en una dictadura totalitaria, y que quieren que seamos libres.

Hace poco la diputada Laura Alonso (estrella ascendente en el PRO, pica con ventaja en el cásting para reemplazar a Gabriela Michetti o María Eugenia Vidal como la auténtica "Boluda total" del macrismo) dijo que, si ellos gobernaban, no existirían ni la Cámpora, ni Vatayón Militante, ni "6 7 8".

Con la respuesta de los diputados del PRO a la humorada del "Turco" Cherep queda claro que también prohibirían a La Pulpo, o la reemplazarían por "Rompeportones". 

CURSO DE ÉTICA RADICAL: SU MORAL SE DOBLA, PERO ELLOS ROMPEN CON ESO


La imagen corresponde a ésta nota publicada en La Nación por el ex fiscal Garrido, hoy diputado nacional por la UCR; a propósito de la participación que les cupo a Boudou en la discusión en el Senado de la expropiación de la ex Ciccone, y a Carlos Heller en Diputados cuando se trató el traspaso de los depósitos judiciales del Banco Ciudad al Nación.  

Sorprendente la línea argumental de Garrido, siendo un hombre del derecho: Boudou (que no está ni siquiera imputado formalmente en la causa Ciccone) debió abstenerse de participar en la sesión del Senado (no en el debate, donde no participa porque no es miembro del cuerpo) porque se dice (en los medios, hasta acá nadie lo probó en la justicia, que es donde corresponde) que sus amigos son los dueños de la empresa expropiada.

Que de acuerdo a la ley sancionada, de la indemnización habrá que deducir lo que le debe al fisco por impuestos (253 millones), con lo cual es muy probable que no le cueste un peso al Estado expropiarla.

Y Boudou debió haberse abstenido de tocar la campanita en el Senado o dar la palabra a los oradores (porque eso es lo que hace básicamente el vice como presidente de la Cámara) ante la eventualidad de que se tuviera que desempatar la votación, y en tal caso tener que votar; en una votación que terminó con 44 votos positivos, contra 24 en contra: otro disparate.

Parejo con lo que dice de Heller: porque es presidente del Banco Credicoop, no puede opinar en un proyecto de ley que traspasa fondos públicos nacionales al Banco Nación, terminando con un privilegio del Banco Ciudad que viene de la Revolución Argentina; porque su banco compite con el del gobierno de Macri, o puede competir, pero no en éste caso, en fin: casi hasta daría para pedirle a la Facultad de Derecho el certificado analítico de Garrido (como hicieron los radicales con Reposo), para ver que notas sacó para recibirse de abogado.

Por no mencionar las incoherencias políticas que encierra el estrechísimo planteo ético de Garrido: recordemos sino durante la discusión en el Congreso de la Resolución 125, cuantos legisladores (como Reutemann, Romero o Urquía, los casos más notorios pero no los únicos) participaron del debate e incluso votaron, cuando el resultado final de la votación estaba directamente vinculado a sus intereses empresariales personales; claro que en su gran mayoría lo hicieron en contra de la propuesta del gobierno.

O recordar (y evaluarlo desde la óptica ética, como le gusta a Garrido) el rol que le cupo en esa ocasión al videpresidente, que sí participó de la discusión y como; y recordar también que actitud tuvo el radicalismo (el reservorio de la ética política argentina, al parecer) después del "voto no positivo" con Cobos, a quien habían expulsado de por vida del partido.  

Lo mismo sucedió durante la discusión de la ley de medios con De Narváez (propietario de medios, violando incluso la incompatibilidad de la ley de la dictadura), quien después sería elegido por el propio radicalismo (como Garrido) como aliado electoral; o con los "agro-diputados" que ingresaron al Congreso en las listas de la UCR (Orsolini, Forte, Buryaile, Benedetti y siguen firmas), propuestos por las entidades de la Mesa de Enlace; exclusivamente para proponer y votar la eliminación de  las retenciones, y la derogación de las facultades delegadas a la presidenta; para que no pudieran volver a imponer retenciones móviles, o aumentar las existentes.  

Por no mencionar que el propio Garrido pertenece al CIPPEC, que casi en forma concomitante con su postulación como diputado nacional por la UCR obtenía del gobierno provincial de Santa Fe (del que los radicales forman parte) al menos cuatro contratos hechos en forma directa (sin licitación pública), para asesorar en diferentes aspectos, como vemos acá:


O que el presidente del bloque de diputados que integra Garrido, Ricardo Gil Lavedra, fue contratado como abogado (también en forma directa, sin licitación) por el gobierno de Binner para asesorarlo en los juicios que la provincia lleva adelante contra la Nación; como el 15 % de la coparticipación que se destina a la ANSES, entre otros rubros; acá tienen los detalles del asunto.

Asunto que no es que a nosotros nos preocupe demasiado, pero a los radicales parece que sí; y por eso -como les preocupa tanto-, antes de andar señalando a los demás con el dedito como si fueran los depositarios de la ética nacional, tendrían que fijarse bien si no lo tienen sucio.

Al dedo, claro.

AHORA DICEN QUE VOTARÍAN POR LA NETBOOK Y LA ASIGNACIÓN UNIVERSAL


Las reacciones que está generando el proyecto para permitir que los menores de 16 a 18 años puedan votar si deciden hacerlo muestra claramente el contexto en el que se está dando el debate político en la Argentina; y hay que ubicarlo en la misma línea de la demonización de la Cámpora en particular, pero apuntando a la participación política de los jóvenes en general, con el sainete del Eternauta y el 0800 buche del macrismo.

Sin entrar en la discusión de fondo sobre la oportunidad o conveniencia del proyecto, se lo rechaza de plano ,por entenderlo parte de la estrategia del kirchnerismo para lograr en el 2013 una victoria electoral contundente que lo coloque a las puertas de la reforma constitucional, para posibilitar otro mandato de Cristina, ésta nota de Clarín (a la que corresponde la imagen de abajo) lo expresa con claridad:


Lo cual demuestra (si fuera cierto que la oposición en el Congreso rechazará la iniciativa) la confesión palmaria de una absoluta incapacidad para interpelar e interpretar políticamente a la juventud, no sólo en el presente, sino fundamentalmente hacia el futuro.

Lo que es lo mismo que admitir -a mediano plazo- casi la extinción de ciertas fuerzas políticas, por el impulso fatal de la biología, diríamos: están cazando en el zoológico, apelando siempre a un electorado cautivo, y sin capacidad ni voluntad de ensanchar sus bases de representación a través de la praxis política adecuada.

Porque como bien lo señala Aníbal, de aprobarse el proyecto el voto sería voluntario para sus beneficiarios, y por ende está abierto el desafío a todas las fuerzas políticas para convencerlos de ejercer el derecho, y luego de votarlos; claro que eso exige militar en el sentido tradicional de la política, y dejar de trasegar tanto los estudios de televisión.

Porque allí radica el problema: el fenómeno de la participación política de la juventud (en sus diversas variantes, desde la militancia propiamente dicha hasta el ejercicio de los derechos políticos) está directamente asociado al kirchnerismo, y al modo en que Néstor Kirchner decidió saldar la crisis terminal del 2001, apostando a otro modelo de gobernabilidad.

Que consistió en interpelar e interpretar a los sectores oscurecidos o invisibilizados en la década neoliberal (desde las organizaciones sociales hasta los trabajadores organizados, pasando por los organismos de derechos humanos), como así también a los que emergían a las ligas mayores de la política (precisamente a partir del modelo de gobernabilidad kirchnerista) para vehiculizar demandas de larga data; como las minorías sexuales, o los luchadores por una comunicación más democrática.

En todos esos casos el kirchnerismo se quedó con la clara primacía (sino el monopolio) de la representación política de esos sectores, y  no fue fruto de la casualidad, sino del despliegue de una acción política deliberada, con medidas concretas, como fueron en el caso de los jóvenes el reparto de las netbooks de Conectar Igualdad, o la asignación     universal; aunque  falten (como en tantos otros aspectos) medidas específicamente pensadas para los jóvenes, como facilitarles el acceso al primer empleo, a la vivienda propia (cierto es que ambos aspectos son parte de problemas de mayor contexto), o atacar a fondo la precarización laboral de la que son víctimas predilectas.

Un pibe que cumpla 16 años el día de las elecciones legislativas del año que viene habrá nacido en 1997, en los estertores del menemismo, y en consecuencia lo que conoce de la política (y del peronismo) es el ciclo kirchnerista; la situación inversa de los nacidos en el retorno a la democracia.

Allí hay que buscar las razones del probable rechazo opositor a ésta iniciativa, que parece el de aquéllos que en los 40', durante el primer peronismo, se oponían a la implantación del voto femenino; más allá de las previsibles resistencias culturales a ampliar la participación de la mujer en los diferentes aspectos de la vida social.  

Un rechazo que expresa un cuadro de situación política que permanece sin variantes desde el 23 de octubre (y que determinó los resultados de la elección), y que hace que, hoy por hoy y más allá del desempeño concreto de gestión del gobierno o la propia voluntad personal de Cristina de competir por otro mandato, la valla más consistente a una eventual re-reelección esté dada por la cláusula constitucional que la impide.

Y que la apelación opositora a la defensa de las instituciones republicanas se parezca bastante al miedo de repetir el urnazo, corregido y aumentado con votos adolescentes.  

CURSO ACELERADO DE GESTIÓN MUNICIPAL PROGRESISTA


Primero les hacés creer a los vecinos que tienen una participación impresionante para decidir en que se gasta el Presupuesto municipal y le ponés de título "Presupuesto Participativo".

En ese marco, te piden hacer en un barrio una pista de skate, y subís un video a la web donde te hacés el banana diciendo lo contentos que se van a poner cuando les digas que se las vas a hacer.

El siguiente paso es (después de haber demorado meses el inicio de la obra) anunciar que la vas a licitar, pero que cuesta más cara que la plata asignada en el Presupuesto Participativo (por la que los vecinos votaron), apurando el anuncio porque la presidenta de la vecinal del barrio salió por los medios diciendo que de la obra no tenían ni noticia.  

Y ahora (meses después de que los vecinos votaron la obra, y después del video banana) abrís los sobres de la licitación (ver "Maqueta digital", no "foto", como decía antes el diario del Loco Lindo: ¿leerán Nestornautas que lo corrigieron?) y ¡sorpresa!: las dos ofertas presentadas están por arriba del presupuesto oficial, que estaba bastante por arriba de lo que votaron los vecinos.

Con lo que, si adjudicás la obra, tardará el doble del tiempo votado en hacerse, y costará también el doble.

Aunque siempre te queda el camino de dejar sin efecto la licitación, argumentando que cuesta mucho.


O hacerla igual, pero dejando en claro que el Presupuesto Participativo es una buena idea, pero no tanto como otra mejor que se te ocurrió antes (hace tres años, más o menos), que es el "Consejo de niños y Niñas".

O sea que la gente vote y crea que decide, total vos cocinás todo como se te antoja, y decís que lo pidieron los pibes: los skaters del barrio, los del Consejo de Niños y Niñas, los de la fundación del padre Grassi, lo que venga.

Siempre que sea bien progresista, claro.

Para "el ejercicio temprano de la ciudadanía", que hasta acá parecía algo que hacen los viejos, que se levantan a las seis de la mañana para ir a votar primero ni bien abren las mesas. 

miércoles, 29 de agosto de 2012

CONTRASTES EDUCATIVOS

Trabajar para incluir:


Rascarse el higo para excluir:



O analizar por qué las elecciones del 23 de octubre salieron como salieron, sin teorías sencillitas como el clientelismo populista y todo eso.

EL SOCIALISMO DICE QUE NOS HIZO VOTAR VIOLANDO LA CONSTITUCIÓN, Y RECLAMA QUE LA LEGISLATURA SEA UNA ESCRIBANÍA DEL EJECUTIVO


Una manteca, diría el Bambino Veira: resulta que ahora, a menos de dos años de haber sancionado la boleta única, que la pasearon por todo el país como el modelo de la democracia transparente y ejemplar, descubren que viola la Constitución de la provincia.

Y por ende, nos dicen que, o cambiamos la boleta única , o reformamos la Constitución, para que deje de decir lo que no dice: que el que gana la elección de gobernador, tiene que tener mayoría en la Cámara de Diputados.

Transcribimos el artículo 32 de la Constitución provincial: "La Cámara de Diputados se compone de 50 miembros elegidos directamente por el pueblo, formando al efecto la Provincia un sólo distrito, correspondiendo veintiocho diputados al partido que obtenga mayor número de votos y veintidós a los demás partidos, en proporción de los sufragios que hubieran logrado." (los subrayados son nuestros)

O sea: la elección de Diputados es una cosa ("al efecto", dice el artículo 32), y la elección de Gobernador y vice  es otra (regulada en el artículo 70), regida por el principio de la simple pluralidad de sufragios.

Justo eso fue lo que argumentó el Frente Progresista Cívico y Social en el 2010 para imponer la boleta única, o sea exactamente lo contrario de lo que dice ahora Di Pollina.

Si los constituyentes del 62' al reformar la Constitución quisieron decir otra cosa (según surgiría de las actas de la Convención reformadora), no lo hicieron, y si radicales, socialistas y sus aliados son unos nabos que no previeron que, imponiendo la boleta única, podía pasar lo que finalmente pasó (ganar la gobernación pero tener minoría en Diputados y en definitivas en las dos Cámaras de la Legislatura); es simplemente porque son boludos, no hay que buscarle otra explicación más compleja.

Pero lo interesante es que están queriendo modificar el régimen electoral para su conveniencia, porque no pueden lograr del todo (ni siquiera con su rosca con los senadores del PJ) que la Legislatura sea una escribanía del Poder Ejecutivo, y si no lo logran, proponen reformar la Constitución para que diga exactamente eso: el que gana las elecciones de gobernador, automáticamente tiene mayoría al menos en la Cámara de Diputados.

Casi se diría que están haciendo kirchnerismo, che.    

FERRERES, OTRO QUE TOMA EL TREN EN CONSTITUCIÓN


(*)

De las 24 jurisdicciones del país, 22 lograron imponer la reelección desde el avenimiento de la democracia en 1983. Han confundido democracia con reelección. (claro, antes estaba Videla, no había reelección y tampoco democracia) La democracia es elección, no va bien con reelección (que es otra elección, ponéte de acuerdo) y mucho menos cuando es permanente. Sólo dos provincias, Córdoba y Santa Fe, no tienen reelección (Córdoba sí tiene reelección, lo dice el propio cuadrito que vos acompañaste con ésta nota, en todo caso será Mendoza) y son las dos jurisdicciones más democráticas del país.(mirá vos, ¿y cuáles serían los indicadores de democracia?, el otro día en Córdoba -que tiene reelección- De La Sota hizo aprobar una ley en 25 minutos) De las 22 provincias en las que hay reelección, tenemos cuatro de ellas (Santa Cruz, San Luis, Catamarca y Formosa) donde es eterna, indefinida, para siempre, (las tres cosas significan lo mismo, quedó clara la idea) hasta que quiera irse el ganador permanente y dejarle paso a otro. (siempre está la posibilidad de que la gente no lo vote más, preguntále a Rovira) Hasta la vuelta de la democracia en 1983, la mayoría de los cargos era por cuatro años, salvo algunas excepciones (tres provincias) donde era por seis años.(los senadores eran por nueve años, el presidente por seis, hasta 1994, acá en Santa Fe -una de las provincias más democráticas, según vos- las comunas son por dos años, informáte un poco sino parecés igual que cuando hablás de economía) Esta duración de cuatro años es lo que hay que recuperar, para recuperar el federalismo.(¿que carajo tiene que ver el federalismo con la duración de los mandatos?)

Para ser reelegidos, los políticos de esas jurisdicciones con reelección (claro, si no tuvieran reelección no podrían ser reelegidos, es hasta lógico si querés) usan una receta infalible: toman muchos empleados públicos de manera que los votos pasen a depender del gobierno. (Ah, y Scioli en Buenos Aires tomó unos siete u ocho millones de empleados públicos, claro, ahora se entiende por qué ganó, lástima que después les paga el aguinaldo en cuatro cuotas, o sea que aunque tuviera otra reelección lo mandarían a la concha de la lora. Tu teoría se comprobó en infinidad de casos, como el de Montiel en Entre Ríos, o los radicales en Catamarca y todas las provincias que gobernaban desde el 83': hoy no les queda ninguna, salvo Corrientes. Pero tenían reelección, y soñaban con ser eternos) En vez de usar esos recursos para invertir y crear empleos permanentes y competitivos, los gastan en puestos redundantes, (pero que justamente son permanentes: ahí está el chiste del empleo público, tiene estabilidad, está en la Constitución, manejálo) que incluso no permiten un buen desarrollo de la persona que no tiene más remedio que ocuparlos. (como te pasó a vos cuando fuiste funcionario: no te quedó más remedio que ocupar el cargo) Esa no es la idea de democracia que necesitamos ni tampoco el federalismo que queremos. (que sería una democracia sin empleados públicos, o sea manejada directamente por sus propios dueños, que serían los empresarios ponéle, seguimos sin ver la relación de todo ésto con el federalismo) Eso es otra cosa, que no sé cómo llamarla. Quizá populismo -aunque es peor que eso-, feudalismo o servilismo. (lo que deja claro que a cualquier cosa que no sabés como llamarla la llamás populismo y listo, o que no sabés lo que es el populismo pero siempre queda bien en un contexto despectivo, casi de asquito, lo mismo que el federalismo: es una tisana curativa para todo mal) 
Hasta que vino la ola de las re-elecciones después de 1983, según los datos del cuadro elaborado por la revista Bases para el largo plazo, 19 jurisdicciones no tenían reelección y tres sí, en tanto que dos, la Ciudad de Buenos Aires y Tierra del Fuego no eran jurisdicciones autónomas. (y cuando fueron autónomas, la CABA permitió la reelección, preguntále a Macri) Es decir antes de ese año sólo el 13,6% de los distritos electorales del país estaba sujeto a las re-elecciones y ahora los ciudadanos que sufren la reelección (¿sufren?, ¿no pueden votar en contra del que se presenta a la reelección?, avisále a Brizuela Del Moral, que impugne las últimas elecciones de Catamarca) en sus territorios alcanzan al 91,7 % de las jurisdicciones del país, un gran retroceso para la democracia.(eso, que vuelvan los radicales a Catamarca, donde hay reelección indefinida, pero perdieron) No es casualidad que la pobreza que era del 5-6% del total de la población en 1983, ahora se ubique, según cifras confiables, en algo más del 20% y eso que ha bajado bastante desde los momentos de crisis en los que llegó a picos del 56%, como fue en 2002. (ah, y todo eso es culpa de las reelecciones, en la Nación por ejemplo las políticas que aplicaron Cavallo y Menem cuando vos eras funcionario -antes de la reelección- no tuvieron nada que ver, haber sabido y nos quedábamos en el 83', o sea con Bignone, cuando había menos pobres) Queremos democracia, pero no esta democracia en la que el que gana una vez, no se quiere ir más. (sobre todo si el que gana a vos no te gusta nada, porque por más que no se quiera ir, si la gente no lo vota, se tiene que ir: se llama, justamente, democracia)
No va a crecer la Argentina y menos en forma equilibrada si no hay federalismo y democracia.  (entonces desde el 2003 imperan las dos, de la manera más absoluta que se haya conocido en la historia, lo del federalismo en todo ésto sigue pendiente de explicación) Que cada gobernador se mantenga cuatro años en el cargo y que solo pueda ser reelecto después de un período en el que gobierne otro candidato. (eso haría a la alternancia, pero si se lo imponemos a cada provincia nos cagaríamos, justamente en el federalismo, que consiste en que cada provincia tiene sus instituciones autónomos, no en que haya o no reelección) Esta situación se daba antes de esta ola (o sea, antes de la democracia, cuando había dictadura) en que grupos de pseudo-políticos  (¿por qué "pseudo", Videla era un político genuino?) y bajo el manto de "luchamos por el pueblo" han colonizando los puestos públicos para exprimir y domesticar justamente al pueblo que dicen defender (pero no te olvidés que antes dijiste que los nombran a todos empleados públicos para perpetuarse en el poder, o sea que los exprimen, pero no tanto) y llenar de impuestos y cargas fiscales a los productores hasta el agobio y el desánimo. (ufff, sí, los productores pagan una bocha de impuestos provinciales, sobre todo el Inmobiliario Rural) Para comprobar esto, basta observar que el gasto público consolidado pasó de 28% del PIB en 2003 al 45% en 2011, y el número de empleados públicos de planta o contratados aumento en un millón de personas entre esas fechas. (y el de los jubilados nacionales -que si tienen más de 70 años votan si quieren, si no, no, aunque haya reelección-, que son el 35 % del gasto público del Estado nacional, aumentó en 2,5 millones, y los beneficiarios de la AUH -que no votan, aunque haya reelección- es de 3,8 millones)
Todo esto se financia con impuestos, cargas fiscales (igual que los subsidios a los servicios públicos, a la enseñanza privada y a muchas empresas que la levantan con pala, como los reintegros a las exportadoras, pero ahí no hay reelección, o sí: son siempre los mismos) y, si no alcanza, se apela al impuesto inflacionario, (ah, o sea que la hiperinflación de Alfonsín fue en realidad un aumento encubierto del 6000 % a los empleados públicos que él había nombrado) que afecta a los más pobres. Y aún en años de crisis como éste, se han incrementado notablemente los impuestos provinciales y nacionales, (¿qué impuesto nacional aumentó éste año?, ah, sí, la categoría mínima del monotributo) para seguir gastando en la burocracia, que no sabe de crisis. Y esto no empezó en 2003 sino mucho antes, incluso un hito importante fue el Pacto (Núcleo) de Coincidencias Básicas, más conocido como Pacto de Olivos, entre Alfonsín y Menem, para permitirle a éste ultimo la reelección en 1995, que claramente no estaba en el espíritu de la Constitución por la cual él había llegado a la presidencia por seis años. (y sobre todo no estaba en la letra, justo por eso la querían reformar)

La rotación en el gobierno es la esencia de la democracia, (no, la esencia de la democracia es que gobierno el que vota el pueblo, de lo contrario si un partido gana dos elecciones seguidas, en la segunda habría que darle el gobierno al que perdió las elecciones, para alternar) no el querer perdurar en el puesto. (cerremos el Congreso por antidemocrático entonces: los senadores y los diputados tienen reelección indefinida) Eso dejémoslo para los sistemas oligárquicos o las monarquías. (o para las dictaduras, donde no se vota, sugestiva omisión de un género de autocracia) En nuestro caso, los que manejan cada partido ni siquiera se han permitido o al menos han dificultado, las internas en cada agrupación política, como se comprobó en agosto de 2011 (no porque la ley se los impidiera, por el contrario: las estableció como obligatorias, el problema son las roscas internas de cada partido, no las leyes ni las instituciones) y aún antes por ejemplo, en las internas del partido justicialista en 2002, que no se hicieron, para lo cual hasta contribuyó la justicia. (¿y cuándo fueron las últimas internas de la uCR, el PRO, la Coalición Cívica o Proyecto Sur?, si es que alguna vez hicieron una para elegir candidatos a presidente) Necesitamos un cambio ético para que estos desvíos se reencaucen por la buena senda. (¿qué tiene que ver la ética con la reelección?, Menem era corrupto antes de conseguirla, claro, como en ésa época vos eras funcionarios y después no, ahí se entiende la asociación: el menemismo se corrompió cuando vos te fuiste, porque sacó la reelección. Lástima que antes -por ejemplo- remató todo el patrimonio público a precio vil, pero bueno, son detalles) No se va a lograr sin esfuerzo. Hay que luchar e insistir. Es posible.
(*) Las negritas son nuestras, el original acá.

MACRI Y EL PRO EN SU LABERINTO


Por  Raúl Degrossi

El lanzamiento del globo de ensayo de la probable candidatura testimonial de Macri en las legislativas del año que viene es una muestra de la debilidad de la construcción política del PRO, tanto como de los límites concretos que encuentra el despliegue de la candidatura presidencial del Jefe de Gobierno porteño para el 2015; candidatura de la que Macri, hoy por hoy, no puede desistir sin suicidarse políticamente.

Lo que el año pasado fue una decisión acertada (no competir contra el huracán Cristina) que lo puso a salvo del descalabro opositor, no puede repetirse en el futuro porque transformaria en una debilidad lo que era una fortaleza: privilegiar la reelección en su distrito por sobre la aventura presidencial lo catapultó como el principal prospecto opositor al kirchnerismo, reiterar esa estrategia en el próximo turno presidencial para preservar el principal capital político del PRO en el terruño porteño lo condenaría a no poder trascender nunca esos límites, con un futuro más que probable de intrascendencia política.

Las dificultades concretas de la gestión porteña y el avance de la causa por las escuchas son otros dos elementos (uno estructural, el otro que se proyecta sobre su imagen) que completan un cuadro complicado para el ex presidente de Boca, cuyo experimento político encuentra además límites políticos objetivos para su crecimiento cuantitativo y territorial.

Las reuniones con dirigentes radicales (incluida la última con buena parte de la cúpula de la UCR) y las fotos de ocasión con dirigentes del peronismo con perfil opositor (como la de la semana pasada en Córdoba con De La Sota) son muestras de una búsqueda algo indefinida de apoyos y alianzas en estructuras partidarias (el PJ y la UCR) que el macrismo supuso -para estas alturas- más disgregadas de lo que están, y por ende más permeables a la cooptación de dirigentes sueltos para sumarlos al PRO, de lo que hasta acá efectivamente han sido.   

Inmerso en el conflicto sin fin del subte porteño, si al capricho de pretender su administración sólo si subsiste el nivel actual de subsidios nacionales a la prestación del servicio, y las agresiones al conjunto de  los gobernadores acusándolos de debilidad ante Cristina (que ya le valieron una durísima réplica de Sapag, el gobernador de Neuquén), no parecen decisiones estratégicamente acertadas de Macri para abonar una construcción presidencial, menos apelando a la bandera del federalismo; que se ha convertido para la derecha argentina en un sucedáneo eficaz para encubrir su verdadero programa político. 

El ya citado caso del subte es revelador en extremo de las dificultades que presentan para el macrismo (tanto como expresión política, como en la persona misma de Macri) las rispideces y complejidades concretas de la gestión pública, y del fracaso del experimento de trasvasar, sin más, la lógica empresarial al Estado; fracaso que molesta mucho al Jefe de Gobierno, según es notorio y se puede percibir.  

Y si bien es cierto que el núcleo duro de sus votantes expresan más una opción ideológica que una decisión sustentada en la valorización concreta de una gestión de gobierno, son sectores con tradicional volatilidad electoral a la que no les faltan opciones que considerar, y que también demandan -más tarde o más temprano- respuestas concretas; sea en el estricto plano de la gestión, como en el de la consolidación de una propuesta opositora al kirchnerismo: hasta acá, dos flancos débiles de Macri y el PRO.

Ese hecho justamente es el que corroe su perfomance electoral en la propia CABA toda vez que el mismo Macri no sea candidato (como le sucedió a Michetti en las legislativas del 2009, o a Melconián en su candidatura a senador en el 2007), compometiendo su sucesión en la jefatura del gobierno porteño, y sumando otro factor de tensión a los dilemas que plantea al ingeniero su futuro político: si fuera menester competir por otro mandato al frente de la ciudad (para no correr el riesgo de que ésta cambie de manos, y se termine el PRO tal como lo conocemos), debería impulsar una reforma constitucional exactamente igual a la que cuestiona en la Nación; y la confesión de debilidad política que la movida implicaría sería ya inocultable.

Por otro lado su candidatura presidencial necesita afirmarse y despegar, para llegar al 2015 en condiciones de garantizar un caudal de votos que le permita al menos (dentro de las reglas constitucionales sobre mayoría exigible para ganar) aspirar a un lugar en el balotaje; contra la propia Cristina si hubiera reelección, o contra su candidato si no la hubiera.

Y para eso necesita garantizar el crecimiento de la fuerza propia en el interior del país (algo que hasta el presente sólo consigue con Miguel Del Sel en Santa Fe, y habrá que ver si el ex Midachi repite su perfomance de las elecciones provinciales del año pasado), afianzar alianzas que traccionen votos con estructuras partidarias con cierto desarrollo más que con dirigentes sueltos (que además en el peor de los casos buscan que el propio Macri les aporte votos, y no al revés, que es lo que se requiere), y definir un perfil de propuesta política.

En los dos últimos sentidos se percibe cierta confusión en las usinas del duranbarbismo que alimentan el discurso del candidato: en el caso de las alianzas, porque el gurú ecuatoriano pareciera vacilar entre inclinarse por una apertura al radicalismo (quizás -como partido- más cercano a su visión, pero seguramente entendido por él como demasiado aferrado a métodos y estructuras de toma de decisiones que considera arcaicos), o al peronismo no kirchnerista, que le resulta repulsivo en términos estéticos, y por sus antecedentes le hace abrigar dudas sobre cual de las partes sería en ese caso la que terminaría conduciendo y capitalizando la alianza.

Y por el lado del discurso político, es evidente que Macri y el PRO han virado en los últimos tiempos hacia una radicalización ideológica explícita, que se manifiesta en el tránsito de la estética amable de los globos y el pelotero, a la zambullida fácil en las pulsiones autoritarias sin tapujos; como en el caso del 0800 articulado como respuesta primitiva a la cuestión de la aparición de la Cámpora en las escuelas. 

Es que Macri candidato (habrá que ver si con del consejo de Durán Barba, o contra él) ha repetido la tradicional estrategia opositora contra el kirchnerismo de atar su suerte a los dictados de Clarín, que lo arrasta en su furia destructiva contra el gobierno nacional (acicateada por la cercanía del plazo en el que debería desinvertir de acuerdo a la ley de medios); y lo fuerza a extremar el discurso para seguirle el paso.

Aunque ubicarse en ese registro pueda responder a las íntimas convicciones de Macri y del PRO y sus votantes promedios, no parece una estrategia que estén siguiendo sino que les resulta impuesta, y es claramente equivocada vista desde las necesidades políticas de su candidatura presidencial para tornarse competitiva, que fueron planteadas más arriba.

Es de manual que cualquier radicalización mayor del discurso político con inequívocas definiciones de corte ideológico fideliza al electorado ya captado, en la misma medida en que restringen la capacidad de captar a otro, lo que es imprescindible para que el ensayo presidencial de Macri tenga probabilidades de éxito.

Lo que no es un dato no menor considerando la concreta personalidad del Jefe de Gobierno porteño, alguien con dudas temperamentales que no se toleran por mucho tiempo en el competitivo mundo de la política práctica; y alguien además acostumbrado a no perder e imponer siempre su voluntad, en una actividad en la que lo primero es el primer aprendizaje básico, y lo segundo el principal límite que hay que reconocer, para poder desarrollar la estrategia correcta para superarlo. 

martes, 28 de agosto de 2012

UN IMPULSOR MEDIO RARO



ROMPECABEZAS SOCIALISTA

Binner dice que sí, porque ninguna ley está hecha para durar para siempre (salvo la Constitución, claro, que no se puede tocar):


Bonfatti dice que no, que no se puede andar cambiando el régimen electoral a cada rato, y que a él nadie le avisó (raro che, porque el proyecto lo presentaron los presidentes de los bloques del Frente Progresista en Diputados):


Galassi dice que puede ser, que vamo'a ver (cada día más reutemanizados están ¿no Barricada?), que no hay que descartarlo, y que hay que considerar que para que haya gobernabilidad, el Ejecutivo tiene que tener mayoría en las Cámaras (aunque la gente haya votado otra cosa, y cuando eran oposición querían modificar la Constitución de la provincia y ahora que son gobierno le quieren hacer decir lo que no dice); pero si lo pide el kirchnerismo está mal porque el Congreso es una escribanía:


Cualquiera diría que estos tipos son unos incoherentes, unos turros, o las dos cosas.

Y que el Frente Progresista es una bolsa de gatos, un rejuntado, una manga de turros, o todo eso junto.

Y después hay que aguantarlos llenándose la boca hablando de que ellos son la garantía de la defensa de las instituciones. 

Eso sí: de ponerse a laburar para arreglar los bolonquis de la provincia, ni hablemos, después los que tenemos una urna en la cabeza somos nosotros.

SE ESTÁN QUEDANDO SIN BALAS MUCHACHOS


Si tienen que resucitar a la gordi con sus denuncias, o apelar a éste tipo de pelotudeces que es increíble que se publiquen en el diario de más tirada nacional, realmente están en problemas:


Consigan algo mejor antes del 7 de diciembre, o están más al horno de lo que se suponía.

COMO MATA EL FIJADOR PARA EL PELO


Te quema la cabeza peor que la droga, y te deja diciendo pelotudeces todo el día, como le pasa a Binner, sin ir más lejos.

Que sigue confundiendo la parte de la coparticipación que va a la ANSES para pagarles todos los meses a los jubilados y pensionados nacionales (y por la que él hizo juicio cuando era gobernador), con los activos que administraban las AFJP, y que pasaron al Estado cuando se eliminó la jubilación privada.

Activos que pasaron a formar el Fondo de Garantía de Sustentabilidad, con parte del cual por ejemplo se financia el programa  de viviendas PROCREAR, o se financió en su momento a la fábrica de General Motors de General Alvear (cerca de Rosario) para lanzar un nuevo modelo de auto, lo que le posibilitó funcionar en un tercer turno y crear 2200 nuevos puestos de trabajo.

Cosa que Binner debería saber porque sucedió en su provincia, cuando él era gobernador.

Un gobernador que tuvo que gestionar la justicia, la educación y la salud de su provincia, como todos sus antecesores, desde 1853.

Porque uno lo escucha o lee a Binner, y se queda pensando que las provincias tuvieron que asumir esas obligaciones a partir del 2003, cuando el kirchnerismo llegó al gobierno.

Lo cual es raro, porque las escuelas y hospitales nacionales que había en las provincias fueron transferidas en la década del 90', y que las provincias tengan justicia propia y tribunales es algo que está establecido en la Constitución Nacional desde su texto original, de 1853; sancionado en Santa Fe, para más datos.

Datos dijimos: como las más de 1400 escuelas que la nación construyó en las provincias (entre ellas, 35 en Santa Fe).

Y no es la primera vez que este nabo dice lo que dice, porque vieron como es: descubre una nueva zoncera, y la repite sistemáticamente, al mejor estilo goebbeliano; o a lo mejor porque se la soplaron y tiene miedo de olvidarse, o de haberla entendido mal; porque por momentos parece que lo único que se le fija en la cabeza, es el fijador para el pelo. 

Un producto que -si se abusa de él- termina teniendo estos efectos colaterales. 

NO SE DE QUE SE TRATA PERO ME OPONGO


O sea, no entiendo nada de derecho y recién me desayuno que el Código Civil hace 140 años que no se toca y es más importante que la Constitución, pero me olvido que no sé un pomo y me largo a opinar, que total es gratis.

Y el Ejecutivo habría metido manotazos (porque si lo hizo el gobierno, seguro que son manotazos) en un proyecto de ley enviado al Congreso...por el Poder Ejecutivo; ajá, bien, sigamos.

Le preocupan todas las cuestiones inherentes a la responsabilidad del Estado (algo de lo que debe haber escuchado por ahí en algún noticiero) "porque lo corre del lugar de regular y juzgar": ¿qué catzo quisiste decir, podrías darnos una precisión?

Y sí, tenés razón, el proyecto sigue teniendo una visión individualista y liberal, porque para modificarla tendríamos que cambiar la Constitución, que es individualista y liberal (¿y éste tipo fue docente?, esperemos que no enseñara Instrucción Cívica, Educación Democrática o como mierda se llamara entonces).

Pero no se puede, porque ustedes se oponen, y arman un frente contra la reforma, encabezado por tu jefe, Binner.

Encima el "Chivo" Rossi dijo lo que dijo de abrir los countries y sacar las barreras y todo éso, y le saltaron a la yugular, y no se supo que vos lo salieras a bancar.

Y lo más raro de todo (dentro de un cúmulo de cosas raras) es la referencia a "las presiones que pudo haber recibido el Estado (ah, el gusto por la visión conspirativa de las cosas de cierta gente) para volver sobre los pasos de lo que fue la dictadura porque se vuelve a insistir sobre cuestiones que había modificado la dictadura militar".

A ver: si se vuelve sobre los pasos de la dictadura (o sea, se modifica lo que hizo la dictadura) ¿está mal entonces?    

Si se insiste sobre cuestiones que había modificado la dictadura, ¿es para dejarlas como las pusieron ellos, o para que vuelvan a como estaban antes de que ellos las modificaran?

¿De qué cuestiones está hablando éste muchacho? (¡aparición con vida de la repregunta, ya!)

Porque durante la última dictadura (la del autodenominado Proceso) casi ni se hicieron cambios al Código Civil (porque era liberal, no se sabe si a éste muchacho le sonará un tal Martínez de Hoz); y si se refiere a la anterior, a la de la Revolución Argentina (cuando sí se hicieron cambios profundos, por la Ley 17711 de 1968), hubo cambios que en su mayoría perduran hasta hoy, después de casi 30 años de democracia.

La gran pregunta que hay que hacerse es, si el reportaje empieza con el tipo diciendo que no sabe nada de derecho, ¿no debería haber terminado ahí nomás, con el propio Riestra diciéndole al "Coni" Cherep: "disculpáme, preguntáme de otra cosa porque de esto no estoy en condiciones de opinar porque no cazo un pomo"?

En cualquier momento lo reclutan de "Sin codificar" para el sketch "Hablemos sin saber".