LA FRASE

"QUIERO DESMENTIR QUE EN LA REFORMA TRIBUTARIA QUE PREPARAMOS ESTEMOS PENSANDO EN GRAVAR CON LA PATENTE AUTOMOTOR LAS SILLAS DE RUEDAS." (NICOLÁS DUJOVNE)

domingo, 30 de junio de 2013

OPOSICIÓN PREVISIBLE


LA PLAZA DEL SÍ


Original (agranden la pantalla para ver mejor) acá.

Más información, acá.

¿Estamos ante el Bernardo Neustadt santafesino?

IDEAS PRO PARA EL EMPLEO JOVEN


Leemos en Infobae esta columna de opinión de Julián Obiglio, el diputado del PRO que se hizo famoso por votar en contra de la estatización de YPF, y volar a España para apoyar allá la postura de Repsol.

Luego de sorprendernos con la afirmación de que la precariedad laboral será una de las peores herencias de ésta década (como si no se hubieran recuperado derechos laborales, o las décadas anteriores fueran una maravilla al respecto), nos dice que presentó junto con otros diputados una propuesta para crear empleo para los jóvenes que buscan su primer trabajo.

Y la propuesta consiste en modificar la ley de pasantías educativas (que el Congreso aprobó en 2008, ver texto acá), para que las empresas puedan tomar como pasantes a los jóvenes, y estos tengan entrenamiento laboral.

Entre otros cambios, Obiglio propone aumentar la jornada semanal máxima de los pasantes (que mientras tanto estudian) de 20 a 30 horas, y la duración de las pasantías a un año con otro más de prórroga (la ley actual las fija en dos meses a un año, con opción de prórroga por seis meses más).

Y que las retribución de los pasantes no se vincule (como en la ley vigente) con las escalas salariales del convenio colectivo de trabajo de la actividad (si son más de uno, con el más favorable), sino que se fije en cada caso individual "en relación a la responsabilidad, grado de especialización, dificultad y tiempo de dedicación que implique la actividad.."; aunque -nos aclara- siempre respetando el salario mínimo legal.

Es decir entonces que la forma de crear empleo para los jóvenes es que las empresas los puedan tomar como pasantes haciéndolos trabajar más horas por semana, manteniéndolos en esa condición por más tiempo y pagándoles lo que se les antoja: mano de obra barata y precarizada, por más tiempo.

Nada dice Obiglio si modificaría la ley vigente en cuanto excluye expresamente que la pasantía genere relación laboral entre el pasante y la empresa donde trabaja, pero crea una presunción (para evitar el fraude laboral) de que -en caso de duda- se supone que existe relación laboral, regida por la ley de contrato de trabajo.

Tampoco dice nada respecto a la porhibición (contenida en la ley vigente) de que se apele al uso de pasantías educativas para sustituir puestos de trabajo vacantes de los empleados comunes de la empresa; en lugar de contratar otros.

Lo curioso es que con este libreto noventoso (que recuerda a Cavallo, su flexibilidad laboral y sus contratos basura que eliminarían el desempleo) diga Obiglio que "No podemos seguir condenando a más generaciones a vivir en la pobreza y la informalidad..".

Para ideas nuevas, parecen bastante viejas; y con resultados conocidos.

LAS FRASES DEL MES


1. "Yo me banco que el reto fue para mí, pero ya estuvo bueno eso de "Cristina le soltó la mano..."." (Daniel Scioli)

2. "La decisión del socialismo de que el clásico de Santa Fe se juegue sin público es claramente funcional al kirchnerismo, porque va a levantar el ráting del "Fútbol Para Todos"." (Elisa Carrió

3. "Todo bien con Mauricio, pero lo importante es que no perdamos de vista que el índice más importante sigue siendo el mío." (Jorge Lanata)

4. "Lo del Agustín que me quería ver en la vida real no tiene nada que ver con los cambios en el gabinete." (Cristina Fernández de Kirchner)

5. "Me dijeron que el kirchnerismo querría trasladar todos los parques a la costa, pero no sé si será cierto o entendí mal algo." (Patricia Bullrich

6. "Al final Caputo era un cagón: a mí me dijeron conchita y bien que me la banqué." (Ricardo Barreda)

7. "Por fin una buena: espero que con esto de la fertilización asistida nos den subsidios para comprar fertilizantes." (Alfredo De Angeli)

8. "Barletta se equivocó: era "Caputo", no "qué puto"." (Hermes Binner

9. "A mí Leo me explicó que la fertilización es siempre asistida." (Carina Jelinek)

10. "A partir de ahora la montaña rusa del Parque de la Costa la va a manejar Fuerza Bruta." (Elisa Carrió)

11. "El kirchnerismo vive improvisando: a quien se le ocurre eso de poner en Seguridad a alguien que no tiene ni idea del tema, o sacar a un presidente del bloque de diputados para llevarlo al gabinete." (Antonio Bonfatti)

12. "Lo de la presidenta con el doctor Fayt es una falta de respeto: recuerdo que, cuando era joven, iba a los campamentos de la juventud socialista sólo para escucharlos a él, a Ghioli y a Palacios." (Hermes Binner)

13. "Lo de Barletta es inaceptable: todos sabemos bien que acá la única conchuda es la presidenta." (Rogelio Alaniz)

14. "Menem te podía llegar a volar Río Tercero para tapar lo de las armas, pero no te mentía con las cifras del INDEC." (Gustavo Noriega)

15. "Jugar los partidos de fútbol sin público visitante es un parche que no soluciona el problema, por eso nosotros decidimos jugarlos directamente sin público." (Raúl Lamberto)

16. "Por más amenazas que recibamos de los narcos no vamos a ceder: Tognoli no volverá a ser jefe de policía." (Antonio Bonfatti)

17. "¿Cómo es posible que pongan a manejar un tren al portero de un edificio, y termine chocándolo contra otro y causando la muerte de una chica de 16 años?" (Fernando De La Rúa)

18. "Tenemos que hacer algo para detener el genocidio de los qom que viajan a diario en el tren de la línea Sarmiento." (Hermes Binner)

19. "Ahora me tomo un par de años para estudiar tranquilo el caso de Clarín con la ley de medios, y cuando firme ese fallo y me quede el escritorio limpio de papeles, ahí sí me jubilo." (Carlos Fayt)

20. "Estábamos pensando en ofrecerle lugar en las listas al doctor Rizzo, pero cuando no hay voluntad de acordar, no se puede hacer nada." (Ricardo Gil Lavedra)

21. "Quiero aclarar que yo no tuve nada que ver con el robo al Banco Ciudad." (Sergio Bergman)

22. "Lo que más bronca me dio del incendio es que me quedó todo el pedido del súper arriba del auto." (José Corral)

23. "¿Celebrity Splash?, por favor, eso lo inventé yo hace como diez años." (Charly García

24. "Para los que decían que yo sólo podía llevar de candidato a un extraterrestre ahí tienen: nuestra lista en Córdoba la encabeza Domingo Cavallo." (Alberto Rodríguez Saá)  

25. "Mi ingreso a la lista de Massa tiene que ver básicamente con una situación de cansancio: estaba cansado de tener que salir a explicar por qué Carrió sacaba cada vez menos votos, elección tras elección." (Adrián Pérez

26. "Si buscaran debajo de las uñas de Macri encontrarían ADN de sus propias bolas." (Aníbal Fernández)

27. "Le dije a Melconián que cuando sea presidente lo llevo de ministro de Economía, y se quedó conforme." (Mauricio Macri)

28. "Clarín y La Nación querían ficción, y les dí ficción." (Ricardo Lorenzetti)

29. "Ahora que Bonfatti reclamó por las Malvinas en la ONU seguro que los ingleses nos las devuelven, porque el socialismo inspira confianza." (Hermes Binner)

30. "Si Passarella consigue vender en Europa a los mellizos Funes Mori habría que nombrarlo Secretario de Comercio Exterior." (Guillermo Moreno

sábado, 29 de junio de 2013

EL JUEGO DE LAS DIFERENCIAS



Medio como que pareciera que los dos diarios no están hablando de lo mismo, ¿no?

BURRADAS, FALSEDADES Y CINISMOS PREVISIONALES


Leemos en el diario del Loco Lindo una simpática nota del IERAL, un no menos simpático centro de estudios de la Fundación Mediterránea; entidad declarada reina de la simpatía desde los tiempos en que prohijara al inefable Mingo Cavallo.

Y el informe versa justamente sobre el financiamiento de la seguridad social, tema en el cual el propio Cavallo y los mediterráneo's boys aportaran páginas de gloria a la historia nacional, a través de aquél engendro que fueron las AFJP y la jubilación privada; liquidado por el populismo gobernante en un ataque de revanchismo que no le hace bien a la república, ni al clima de negocios. 

A poco que uno se adentra en la nota, surgen niveles descomunales de sanateo, aun en términos estrictamente matemáticos, que como es costumbre en éste blog, procederemos a dejar expuestos.

Así leemos: "El gobierno nacional le descontará a la cuota santafesina de la coparticipación federal unos 6.200 millones de pesos sólo en este año, para financiar el creciente déficit primario de la Anses, según los números proyectados del informe de coyuntura del Ieral, de la Fundación Mediterránea."

La cifra es consistente con lo que más abajo dicen sobre que la parte de la coparticipación que se retiene a las provincias con destino a la seguridad social serían éste año unos 72.000 millones de pesos, y parte de un grosero error de concepto: el famoso 15 % se detrae del conjunto de la masa coparticipable (por eso se lo denomina precoparticipación), y aportan a su formación tanto la Nación (con el 6,499 %), como el conjunto de las provincias (con el restante 8,501 % que forma el 15 % de marras).

En éste cuadro (que refleja la evolución de los aportes provinciales a la seguridad social) lo pueden ver con más claridad:



¿Se entiende, no?: si en el cuadrienio 2009-2012 las provincias aportaron 68.899 millones de pesos a financiar el sistema previsional nacional, sólo se puede sostener que, nada más éste año, aportarán 72.000 millones desde una profunda burredad. 

De acuerdo al presupuesto nacional 2013, los recursos tributarios coparticipables afectados a la seguridad social son (redondeamos las cifras para simplificar el análisis) 70.012 millones, de los que 39.678 aportarán el conjunto de las provincias, y los restantes 30.334 los pondrá la Nación.

Tomando los indicadores de distribución de la coparticipación secundaria (que fijan cuanto le toca a cada provincia en el reparto), Santa Fe aportaría a la financiación del sistema previsional nacional unos 3.559 millones de pesos éste año, poco más de la mitad de la cifra que dice el IERAL. 

Veamos esta otra parte: "Aquel acuerdo debía ser ratificado por el Congreso Nacional y las legislaturas provinciales. La mayoría kirchnerista en el Congreso lo viene prorrogando unilateralmente pero Santa Fe dejó de ratificarlo en 2005 y fue a la Corte Suprema de Justicia de la Nación un año más tarde. Pero el máximo tribunal viene de hecho postergando su fallo al respecto, sin explicación conocida.".

"Debe" ratificarlo el Congreso y las legislaturas no, en todo caso eso es lo que sostiene la provincia, pero con lo que la Nación no está de acuerdo: el descuento actual tiene su origen en el artículo 76 de la Ley 26.078, que estableció una afectación especial de recursos coparticipables, en los términos del artículo 75 inciso 3) de la Constitución; ley votada "por la mayoría kirchnerista" pero también por los opositores, entre ellos el propio Binner, que era diputado. En Diputados tuvo 153 votos a favor (incluyendo todos los de los socialistas y todos los radicales, menos 3), contra apenas 28 en contra (acá el acta).

Y la causa en la Corte se inició en el 2009 (no en el 2006 como dice la nota) por el propio Binner contratando para eso en forma directa al estudio jurídico de Gil Lavedra y pidiendo  una cautelar para que -mientras se resuelve el juicio- le dejen de descontar, medida que por suerte nunca fue despachada, porque habría dado lugar a otros reclamos provinciales, y desfinanciado el sistema previsional nacional.

El Procurador General subrogante (antes de la designación de Gils Carbó) dictaminó en contra de los reclamos de Santa Fe y San Luis (patrocinada nada menos que por Rodolfo Barra), razón por la cual la Corte la aplicó la cronoterapia, cajoneando el expediente.

Sigue el informe diciendo: "el gobierno de Cristina Kirchner sigue aplicando unilateralmente aquél pacto impulsado por Carlos Menem y Domingo Cavallo, sin pagar la contraprestación prevista: cubrir el rojo de las cuentas previsionales provinciales con plata de la Nación."

Pasemos por alto que desde el seno de la Fundación Mediterránea se cuestionen las políticas de Menem y Cavallo, para detenernos en otra falsedad: nunca existió tal contraprestación como que las provincias aporten a la seguridad nacional, y la Nación financie el rojo de los sistemas previsionales provinciales; porque sería un contrasentido: lo que entra por un lado, se va por el otro.

Lo que sí ocurrió (y es raro que los amigos del IERAL no lo digan) es que la Nación tomó a su cargo en los 90' directamente la administración de las cajas jubilatorias de más de 10 provincias, para asegurarse que sus legisladores en el Congreso votaran favorablemente la creación de las AFJP y las jubilaciones privadas; que se sancionaron con la Ley 24.241: justamente la mayor causa de déficit estructural del sistema previsional argentino.  

Más adelante leemos: "Según el Ieral, “un 37 % de los ingresos de la Anses en 2012 provinieron de los impuestos, es decir, que fueron aportados por el Tesoro Nacional y los Tesoros Provinciales, dado que dichos recursos se detraen del sistema de coparticipación federal de impuestos. La resignación de impuestos por parte de las provincias alcanzaría este año a 72 mil millones de pesos, con Buenos Aires aportando 15 mil millones”, refleja el informe. Aunque en el caso de Buenos Aires, las convulsivas relaciones con la administración nacional le permiten negociar compensaciones en otros términos, algo con lo que cordobeses y santafesinos no cuentan."

Y hemos explicado más arriba de donde surge éste error y allí nos remitimos, y en todo caso si quieren agregar a la nómina los aportes del Tesoro nacional a la financiación de los gastos de la ANSES (por fuera de la parte que le corresponde al Estado nacional del 15 % de la masa precoparticipable), el presupuesto 2013 los calcula en 50.913 millones; y sumados al famoso 15 % representan el 42,13 % del total de los recursos de la ANSES. 

Pero si nos atenemos estrictamente a los impuestos coparticipables afectados a la seguridad social, representan el 24,39 % de los recursos de la ANSES y no el 37 % como dice el informe; cuando por ejemplo en el 2005 eran el 36,63 %: la baja se debe a que aumentaron los recursos específicos de la seguridad social (contribuciones patronales y aportes personales de los trabajadores) por la creación de nuevos puestos de trabajo, el alza de los salarios y la baja (lenta pero sostenida) del empleo informal.

En otra parte el informe entra directamente en el terreno del delirio: "El déficit real del sistema se salva como quedó visto con los aportes nacionales y provinciales, que salen en realidad de impuestos que pagan los contribuyentes. Pero a su vez ese “rojo” previsional se explica por el mencionado plan social y porque los recursos se usan con otros fines no previsionales.

Uno es la extensión de la cobertura a quienes no realizaron aportes, pero además están otros programas como Conectar Igualdad (netbooks en escuelas públicas), el Pro.cre.ar (financiado a través del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de Anses, para otorgar créditos hipotecarios) y el programa Argenta (política de créditos para jubilados y pensionados nacionales, financiado también con recursos del FGS de la Anses)."

El "mencionado plan social" es nada más y nada menos que la AUH, que tenía asignados en el presupuesto de éste año (antes del aumento del 35 % dispuesto por Cristina hace poco) 14.096 millones de pesos, que representan el 4,91 % del presupuesto total de la ANSES.

Pasemos por alto la pobrísima (y ultra conservadora) concepción de la seguridad social que dejaría fuera de la misma a la AUH, para detenernos en que los muchachos de la Mediterránea tampoco computan como tal el pago de las jubilaciones del programa de inclusión previsional, para aquéllos a los que les faltaba completar años de aporte.

Claro que tal visión es consistente con haber sido el "think tank" de las tenebrosas políticas laborales y previsionales del menemato, donde el desempleo permaneció a tasas chinas en forma estructural, y los que perdían su trabajo eran abandonados a su suerte, mientras los otros eran entregados como presa fácil a la voracidad de las AFJP, en un sistema tan fraudulento que -al momento de su bienvenida liquidación- el Estado pagaba con la plata de los impuestos que tanto le preocupa al IERAL, la tercera parte de las jubilaciones (escasas) otorgadas por el nuevo sistema.

Pero además estos muchachos omiten que la gente que ingresó a las moratorias para poder jubilarse, sigue aportando a la seguridad social una cuota mensual que se le descuenta sus haberes, y que se contabiliza entre los recursos propios con que cuenta la ANSES.

El plan "Conectar Igualdad" tiene asignados éste año 1.707 millones en el presupuesto, que representan apenas el 0,59 % del gasto total de la ANSES: es risible entonces adjudicarle el déficit del sistema previsional.

Y lo señalamos en particular porque es el único que se financia con los recursos corrientes de la ANSES, de lo que supuestamente habla el informe: ni el Plan Procrear ni la tarjeta Argenta se financian con esos recursos, sino con fondos del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (formado por los activos traspasados de las AFJP al Estado), que no se utilizan para hacer frente mensualmente al pago de jubilaciones y pensiones; o sea que no tienen un pomo que ver con el déficit de la seguridad social.

Por el contrario, la inversión de esos fondos en proyectos que generan empleo, consumo y salarios de puestos de trabajo registrados, permiten su recupero para la financiación de la seguridad social, a través de los aportes personales de los trabajadores y contribuciones patronales, y de una mejora en la recaudación de impuestos coparticipables como IVA y Ganancias, de los que un 15 % se destina a financiar la seguridad social.  

Y rematan con esto: "Según el informe del Ieral, el Fondo de Garantía de Sustentabilidad, que a fin de 2009 permitía cubrir el equivalente a 16 meses de jubilaciones, ahora alcanza para 11 meses, a pesar de que evolucionó a valores corrientes un 234 % hasta 264,8 mil millones de pesos a marzo de este año. El fondo fue creado a fines de 2008 tras la reestatización del sistema previsional. Según los cálculos de los autores del informe, creció en términos reales (moneda constante) un 47 %. Aunque está por debajo de los valores de 2010 y alcanza para cubrir menos jubilaciones que en su origen. "

Que un activo (en éste caso el FGS) haya crecido en términos reales (habrá que ver como lo deflactaron, y si el método es correcto, pues la nota nada dice) un 47 % en cuatro años en los que el mundo entero estuvo sacudido por la crisis financiera más grande desde 1929 es en sí mismo una excelente noticia, pero la razón por la que hoy ese fondo de respaldo alcanza para cubrir menos meses de pago de jubilaciones que en sus inicios es muy sencilla, y no la menciona el IARAL:  por el índice de movilidad aprobado por la Ley 26.417 (contra el voto de la oposición, que decía que deprimiría las jubilaciones, que perderían frente a la inflación),las jubilaciones y pensiones aumentaron mucho más que ese 47 %, en el mismo lapso.

Razón por la cual además (y aunque no sea esa la premisa primordial del kirchnerismo en materia de seguridad social) también vino mejorando en forma sostenida la tasa de sustitución del salario en actividad, por la prestación previsional; como vimos acá.; con medidas concretas y posibles, no como el esotérico 82 % sin financiamiento, planteado por la oposición en el Congreso.

PANORAMA SANTAFESINO: EL PERONISMO


El cierre de listas de las PASO en Santa Fe no arrojó mayores sorpresas, salvo la presentación de una lista alternativa dentro del FPCyS (oficializada tras un tortuoso camino judicial) y la -para algunos sorprendente- deserción de María Eugenia Bielsa de la lista del FPV.

Queda así marcada la cancha para una elección en la que se sobreimprimen dos: la nacional (planteada por la oposición como un plebiscito anti-reelección presidencial) y la provincial, donde todos medirán los porotos que arrojen las urnas pensando en la disputa por la gobernación en el 2015.

En el FPV se armó desde Olivos (bien que atendiendo situaciones locales) una lista encabezada por Obeid, y completada por referentes de los distintos sectores del kirchnerismo provincial, con algunas exclusiones que siempre se dan cuando no alcanza el lugar para todos (como la del Movimiento Evita, que sin embargo tiene candidatos a concejales en Santa Fe y Rosario); y con la previa salida de escena de Agustín Rossi para integrarse al gabinete de Cristina.

Una decisión estrictamente motivada en razones electorales (su perfomance del 2011 como candidato a gobernador) y que quita del medio una excusa a varios sectores del PJ provincial para atribuirle las culpas de una eventual derrota; del mismo modo que los compromete más aun para honrar el compromiso de unidad del congreso partidario: hasta el grupo de senadores provinciales (gente propensa a mirarse el ombligo si los hay) que se apresuraron a fichar con Daniel Scioli pensando en su proyección presidencial a futuro, quedaron desacompasados con los movimientos del PJ bonaerense, y la renovada profesión de fe kirchnerista del motonauta.

Que Jorge Obeid encabece la lista es una decisión de Cristina difícil de asimilar para muchos kirchneristas (nos incluimos), que la aceptaron por reconocimiento a su liderazgo, pero hay que admitir que no deja de ser inteligente: la experiencia indica que con el kirchnerismo puro y duro las chances electorales del peronismo provincial se reducen, y que sin incentivos a futuro para la pelea por la gobernación (propósito hecho público por el candidato), no se logra comprometer el esfuerzo de su estructura en una elección nacional.

En la que ponen en juego no sólo la banca de Rossi (hoy ocupada por Juan Carlos Bettanín) obtenida en el 2009, sino las de Celia Arena y el obeidista Forconi, hoy integrados al bloque del FPV, y acompañando al gobierno en todas las votaciones de Diputados.

Para los militantes kirchneristas (y nos volvemos a incluir) sería un error restarle el esfuerzo a la campaña porque el primer lugar de la nómina no los seduce, y la razón es muy sencilla: el resto de la lista está compuesta por candidatos indudablemente referenciados con el proyecto nacional y la conducción de Cristina, que verán acrecentadas sus chances de llegar al Congreso para respaldar a su gobierno, cuantos más votos obtenga la lista encabezada por el ex gobernador. 

Una lista que tendrá que remontar el tercer puesto provincial del 2011; sin que pueda tomarse como punto de referencia el triunfo en las elecciones nacionales de ese año, donde traccionó la boleta de Cristina para ganarle a Binner en su propio territorio), recuperando al menos parte de los votos que se fugaron a Miguel Del Sel, para lo que se supone que el aporte de Obeid será decisivo, o al menos esos son los cálculos que llevaron a ponerlo al frente de la lista. 

Buscará ese objetivo, mientras afronta la competencia de las otras listas peronistas o aledañas: la del ex candidato a vice de Del Sel, Osvaldo Salomón (que recorrió toda la grilla del fantasmal peronismo federal en busca de apoyos) y la de Oscar "Cachi" Martínez; que tras integrar en el 2011 la lista del FPV y llegar al Congreso colgado de la boleta de Cristina, ahora arma por su lado con "100 % Santafesino", fiel a su táctica de siempre: ir por la suya, aunque a veces parezca que se suma a la de otro.

Con una carambola a dos bandas: por un lado, si logra sumar otro diputado (su cabeza de lista es Raúl Carignano, viejo dirigente de lo que fuera otrora la renovación peronista, con paso posterior por el partido de Cavallo y el PRO), tendrá dos bancas a negociar al mejor postor en cada votación del Congreso, mientras orejea su futuro para el 2015 (¿sumarse al polícromo Massa tal vez?).

Por el otro; expondrá sus números de cara a la elección provincial del 2015, con la esperanza de convertirse en necesario para el conjunto del peronismo para volver a la Casa Gris, o imprescindible para algún candidato para levantar vuelo en la interna del PJ; como pasó en 2011 con Rafael Bielsa. Sin descartar guiños al oficialista FPCyS, cosa que no debería sorprender a nadie, conociendo la trayectoria del "Cachi". 

El peronismo llega a la elección con el ostracismo ya definitivo de Reutemann, y sus viudas desperdigadas tratando de colarse en los armados de Salomón y Del Sel (que lleva en su lista de diputados a Ricardo Spinozzi, ex presidente del PJ provincial), intentando sacar más de lo que ponen, que es poco, por no decir nada.

Paréntesis para Del Sel: afronta su segunda elección como candidato, sin el beneficio de la novedad, y sin el auxilio de la boleta única; esa ingeniería institucional del progresismo vernáculo que terminó favoreciendo a la telepolítica y los candidatos conocidos, que no necesitan del respaldo de la militancia. 

Tampoco participará de la elección María Eugenia Bielsa, la candidata individualmente más votada (condición que ella se encarga de remarcar con cada movimiento que hace) en las últimas elecciones provinciales; marginada de la lista del FPV por decisión propia o por la de Cristina, según quien cuente la historia.

El punto es que, si hubiera decidido por sí correrse de la disputa electoral de éste año, ratificaría su incapacidad para insertarse en un esquema de acción colectiva si no es bajo sus exclusivos términos (aunque la salida de escena de Agustín Rossi le quitó una excusa para no sumarse a la lista).

Los resultados que obtenga el PJ-FPV éste año también dirán si esa estrategia (nítidamente reutemanista, propia del ex corredor) le resulta productiva de cara a sus aspiraciones provinciales para el 2015, o si el peronismo santafesino (al cual nunca quiso afiliarse) se las puede arreglar sin ella.

REVISIONISMO HISTÓRICO


viernes, 28 de junio de 2013

FELIZ CUMPLEAÑOS


LIBERTAD A LOS PRESOS POLÍTICOS


¿Asistirá Binner, que dijo que al ex comisario no se sabe por qué lo tienen detenido?

Y que su detención era parte de una maniobra kirchnerista para voltear al gobierno de Bonfatti, cosa que reitera como vemos acá en el mismo diario de hoy:



Barletta: "Qué me importa el Fútbol para Todos, que lo financie Magoya, a mí me interesa qué pasa con la educación"; un evidente guiño a los votantes del PRO, dado que Macri dice exactamente lo mismo. 

Binner: "En el cierre de la jornada, Binner llamó a la "participación" y lo contrapuso con "estos tiempos en que no hay que moverse ni hacer nada. Hay que ir a los actos y aplaudir, choripán mediante, y a casa"; en otro evidente guiño, en éste caso a sus propios votantes, conspicuos y notorios gorilas todo ellos.

Y acá en Rosario 12 vuelve con un clásico: "Todo lo que se avanzó desde entonces se hizo con esfuerzo propio, mientras la Nación retiró la Gendarmería de las rutas nacionales. Hoy para ver un gendarme acá hay que irse al límite con la provincia de Buenos Aires.".

Que cosa che, no escarmentó ni habiendo perdido un asado, que hasta ahora no pagó. 

Un dato de color: La Capital le vuelve a adjudicar a Ana Copes, del PDP, ser la intendenta de Esperanza; como hiciera Pablo Fedlman de Rosario 12 el domingo pasado (ver acá).

¿Será que la mina se presenta así, y nadie se ocupa de averiguar si es cierto o no?

En cualquier momento sale Binner a decir "el FPCyS gobierna ciudades importantes, como Esperanza".

Pero volviendo a lo de Tognoli, y la marcha de hoy: ¿vio Barricada, que al final estábamos en lo cierto?

Y ya hay gente que se suma, desde las redes sociales:



AHORA DICEN QUE HACER CUMPLIR LA CONSTITUCIÓN ES HOSTIGAMIENTO


La imagen refiere al proyecto de ley que presentaron algunos diputados del FPV (con línea directa con la Rosada, como Kunkel, Diana Conti, Recalde y Díaz Bancalari) para dar marcha atrás con lo que dispuso la Ley 26.855 (la misma que estableció la elección popular de los miembros del Consejo de la Magistratura, declarada inconstitucional por la Corte); en cuanto a otorgarle a la Corte el manejo del presupuesto del Poder Judicial.

El proyecto apuntaría a restituirle esa facultad al Consejo de la Magistratura, como era en el texto original enviado por el Ejecutivo, y luego cambiado en el Congreso a partir del pedido de Lorenzetti (que utilizó para eso a los camaristas federales, pero redactó el mismo la nota)  al cual accedió Cristina; tal como contamos acá.

Pedido que dio lugar a aquélla célebre denuncia de Carrió (hoy sorprendentemente silenciada al respecto) en la justicia sobre un pacto espúreo entre el gobierno y el presidente de la Corte, para garantizar la aprobación judicial de la reforma, a cambio de retener la chequera judicial: ya sabemos todos como terminó la cosa, Lorenzetti se quedó con la guita, pero la Corte tumbó la reforma.  

De prosperar el proyecto, no haría más quedar estricto cumplimiento a lo que dispone el artículo 114 inciso 3) de la Constitución, que dice que el Consejo de la Magistratura tiene entre sus atribuciones "Administrar los recursos y ejecutar el presupuesto que la ley asigne a la administración de justicia.".

Si la iniciativa avanza, va a ser interesante conocer los argumentos de la oposición para oponerse a que se cumpla con la Constitución.

A ver que hacen por ejemplo los radicales (los autodesignados albaceas testamentarios de Alberdi), dado que el Consejo de la Magistratura y sus funciones fueron una de las criaturas predilectas de Raúl Alfonsín introducidas en el Pacto de Olivos.

O Carrió, que si tuviera un intervalo lúcido de coherencia debería votarlo a favor.

Tal como explica ésta nota de Irina Hauser en Página 12 de hoy, fue la Corte menemista (aunque con la presencia de Petracchi y Fayt, que sobreviven en la actual) la que decidió en el año 2000 por una acordada que esa parte de la Constitución era inaplicable, y retuvo para sí el manejo del presupuesto judicial; que no es poca plata y se va en su gran mayoría en sueldos, como demostramos acá con cifras.

Una acordada, o sea el mismo método que había empleado la corte en 1996 para declarar que los jueces no pagaran Ganancias (declarando inconstitucional una ley del Congreso que así lo mandaba), y del mismo modo (en éste caso con un fallo) que dijeron que la Constitución era inconstitucional para permitirle a Fayt seguir en su cargo; ya excedido del límite de edad en el cual el artículo 99 inciso 4) CN exige un nuevo acuerdo del Senado.

Una línea clara de conducta la de la Corte (en todas sus composiciones, incluyendo la actual): está para garantizar la supremacía de la Constitución (tal lo que dijeron en el fallo contra la reforma al Consejo de la Magistratura), siempre que la Constitución no se contraponga con los privilegios del propio Poder Judicial; en cuyo caso y como sabemos, deben prevalecer siempre éstos.

Y si alguno (la Corte, los jueces, los opositores) sostienen que otorgarle al Consejo de la Magistratura el manejo del presupuesto del Poder Judicial (que es ni más ni menos que lo que manda la Constitución) traerá graves trastornos de funcionamiento porque ese cuerpo no puede garantizar agilidad para cubrir las necesidades de la justicia (porque por ejemplo, entre otras cosas, está paralizado), lo que hay que hacer entonces es reformar la Constitución; ni más ni menos.

Claro que eso implicaría reconocer que todas las reformas introducidas en 1994 a partir del Pacto de Olivos -o al menos el Consejo de la Magistratura- fueron un fracaso; cosa que no debería sorprender tratándose de cuestiones vinculadas a administrar el Estado, habiendo sido propuestas por los radicales.   

COMPETENCIA CERRADA (AL MENOS POR AHORA)


La competencia de mamarrachos de la que hablábamos acá se la adjudicaría (al menos por ahora, hasta que aparezca alguna otra denuncia de Carrió o algo por el estilo) el comunicado de la Corte Suprema al que corresponde la imagen que encabeza el post, sobre el asunto de la presunta investigación de la AFIP a Lorenzetti.

Comunicado que no firma Zaffaroni (porque no está en el país, así como no estuvo -que casualidad- cuando Lorenzetti "denunció" el supuesto apriete), y tampoco Fayt.

Probablemente en éste caso se haya olvidado que se reunían, o escuchó "AFIP" y salió corriendo al grito de "Yo Ganancias no pago ni loco"; como que fue uno de los jueces que firmaron la Acordada 20/96 de la Corte por la cual se autodeclararon exentos del impuesto.

Pero sí la firma Lorenzetti, o sea el denunciante, que no denunció: en lugar de ir a la justicia (¿el presidente de la Corte no cree en la justicia?, ¿no sería una razón para apoyar reformas ahí?), se los contó primero a sus colegas, y luego a los periodistas de Clarín y La Nación.

Y los demás que firman nos dicen que "analizaron la situación expuesta" por Lorenzetti, pero no dicen si le aconsejaron que haga lo que debe (ir a denunciar el supuesto delito a la justicia), o si lo hicieron ellos, como funcionarios públicos que son.

Lo que sí dicen es que encomendaron a funcionarios de la Corte que se reúnan con la AFIP para "aclarar la situación".

¿Qué catzo significa eso?

Lorenzetti habría denunciado que la AFIP extorsiona y amenaza (por pedirles documentación sobre como andan del pago de impuestos, un disparate) a sus hijos y familiares; y a colaboradores suyos del tribunal.

Por ende ¿qué quiere decir el comunicado de la Corte, que le van a pedir a los funcionarios de la Corte que le pidan a la AFIP que no averigüe como andan los familiares de Lorenzetti con el tema impuestos?

Lo mismo vale si la supuesta extorsión al funcionario de confianza de Lorenzetti para manejar la caja judicial (ésa que la CN dice que tiene que manejar el Consejo de la Magistratura) tiene que ver con la situación personal de ese funcionario con el pago de impuestos. ¿qué tiene que hacer la Corte metiéndose institucionalmente en eso?

Porque la AFIP no podría meterse con el manejo presupuestario de la Corte, a menos que tuviera algo que ver con el pago de impuestos (que no pueden ser Ganancias, porque están exentos); en cuyo caso la pregunta que hay que hacerse es ¿supone la Corte qué, además de exenciones autootorgadas, gozan de inmunidad fiscal, y habría un paraíso fiscal en calle Talcahuano al cual no puede acceder el órgano recaudador para pedir información?

Todo eso suponiendo por supuesto que lo dicho por Lorenzetti fuera cierto.

Y el impresentable comunicado termina diciendo que los miembros de la Corte "no realizarán declaraciones públicas al respecto"; lo cual es curioso porque en realidad hay uno sólo que tendría que hacerlas, y es Lorenzetti, explicándonos a todos (no a los miembros de la Corte, en una reunión supuestamente reservada pero filtrada por él a Clarín y La Nación) en que consistieron los supuestos aprietes.

Además de ir a la justicia por supuesto, a hacer la denuncia de presuntos delitos de acción pública como lo son las amenazas y las extorsiones.

jueves, 27 de junio de 2013

BARBARIDADES EN TWITTER



LA CHEQUERA DE GALASSI NO SE TOCA


Leemos en el diario del Loco Lindo: "El gobernador Antonio Bonfatti confirmó hoy a El Litoral que no habrá espacios gratuitos de publicidad para los diferentes partidos políticos durante la próxima campaña electoral, de cara a los comicios locales en los que se renovarán bancas de concejales y jefaturas comunales. Al cierre de la presente edición, la decisión era comunicada a diputados provinciales básicamente del justicialismo, que fueron citados por el ministro de Gobierno, Rubén Galassi. Concurrieron el presidente del cuerpo, Luis Rubeo, y sus pares, Mario Lacava y Darío Mascioli, entre otros.

Se trata de la aplicabilidad de la Ley Provincial Nº 13.235 -conocida como “Ley Rubeo”-, sancionada en noviembre del año pasado y promulgada a través de un decreto que lleva las firmas de Bonfatti y Galassi. Dicha norma es una suerte de réplica de la que rige a nivel nacional, y regula la distribución de espacios publicitarios de manera gratuita en radio y televisión para los candidatos, durante la campaña proselitista. Ante la ambigüedad y confusión que generó el tema, la provincia resolvió consultar a la autoridad nacional electoral, y sobre la base de esa respuesta, es que Bonfatti adelantó la decisión a tomar.

Entre los argumentos que de manera informal y extraoficial se hicieron circular para fundamentar la inaplicabilidad de la norma en esta instancia, se mencionaba “el vacío legal” existente, puesto que no contempla la particularidad de una elección local en simultaneidad con la nacional. También, que el gobierno provincial “no es propietario” de las frecuencias, razón por la cual no podría obligar a los medios a ceder sus espacios gratuitamente. Y, por otra parte, una cuestión “de orden material”, vinculada con el alcance de los medios que operaría como una limitante para poder difundir la numerosa cantidad de listas, en un universo muy amplio de más de trescientos distritos electorales.".

La ley de la que habla la nota es ésta, y Bonfatti y su ministro de Gobierno y Reforma del Estado (Galassi) no sólo la promulgaron, sino que la reglamentaron a través de éste decreto de febrero de éste año.

Lo que hace la ley (presentada por los diputados del FPV) es replicar el sistema que estableció en la Nación la ley 26.571 (la que creó las PASO), y que permite que se asignen espacios en los medios audiovisuales a los partidos políticos para difundir sus spots de campaña, en forma gratuita e igualitaria: los espacios se asignan por sorteo, un 50% por igual para todos los partidos y el otro 50 %, en proporción a la cantidad de votos obtenidos en la elección anterior.

Como consecuencia de ése sistema, los partidos tienen prohibido contratar por sus propios medios publicidad en los medios audiovisuales, y lo mismo dispone la ley provincial reglamentada por Bonfatti.

Legislar en materia electoral es competencia privativa de cada provincia, por lo cual por ejemplo Santa Fe todavía no adoptó el voto a partir de los 16 años para las elecciones provinciales y municipales.

Por esa razón, no se entiende a título de que el gobierno provincial consultó a la Dirección Nacional Electoral del Ministerio del Interior, sobre la aplicación de la Ley 13.235: si tenían alguna duda al respecto, la consulta deberían haberla hecho cuando la ley estaba en trance de promulgación (se promulgó de hecho, por el mero paso del tiempo sin que Bonfatti la vetara).

Por el contrario, además de dejar que la ley se promulgara y reglamentarla, la propagandizaron como un logro de la gestión: acá pueden ver la noticia respectiva, en el portal oficial. 

Y ahora dicen que no la pueden aplicar, por el resultado de una consulta que hicieron a la Dirección Nacional Electoral (que no tiene competencia en materia de elecciones provinciales o municipales), pero la verdad es otra: en el orden nacional los medios están obligados a difundir los avisos de campaña gratis, y reservarles un espacio en su programación. Si no lo hacen, se hacen pasibles de las sanciones previstas en la ley de medios; que van desde multas hasta la posibilidad de perder las licencias.

Como las provincias no tienen atribuciones para disponer ese tipo de sanciones, no podrían obligar a los medios a difundir los avisos gratis, por lo cual la única alternativa es que los pague el Estado, para garantizarles a los partidos el acceso igualitario a la publicidad.

Y eso es lo que no quiere hacer el gobierno provincial, aunque plata no le falte: dijimos acá que el presupuesto de éste año contempla $ 143.039.000 en concepto de publicidad oficial, un aumento del 40,07 % en relación al año pasado.

Tampoco le falta plata en la Secretaría Electoral (que depende del gobernador y de Galassi): a los $ 63.439.000 que asignaba el presupuesto para la realización de las elecciones provinciales de éste año (para cargos municipales) hay que sumarles los 70 millones de pesos en que reforzaron las partidas, por éste decreto de Bonfatti de marzo

Sin embargo, al mismo tiempo que no habrá publicidad electoral gratuita para los partidos en los medios audiovisuales de acuerdo con la ley votada por la Legislatura, subsiste la prohibición que esa misma ley establece para que la contraten directamente ellos con los medios.

Prohibición que por supuesto no rige para que el gobierno provincial disponga de esos algo más de 143 millones de pesos en publicidad oficial, para hacer campaña en favor de los candidatos del FPCyS, mientras -por supuesto- protestan contra los avisos del entretiempo del "Fútbol Para Todos".

Lo que ocurre con la publicidad gratuita para los partidos políticos (lo que incluye al propio FPCyS) en Santa Fe demuestra que radicales y socialistas (que votaron en contra la Ley 26.571 en el Congreso) jamás tuvieron la real intención de cumplir con la ley provincial; porque acá gobiernan, y manejan la chequera publicitaria como una herramienta central de su proyecto político.

COMPETENCIA DE MAMARRACHOS


Lorenzetti opera por los diarios para preparar el terreno para un fallo favorable a Clarín en la causa de la ley de medios, con otro probable fallo en contra del cepo cambiario en el medio.

Deja trascender algo que supuestamente habló en privado con los otros miembros de la Corte, para denunciar que lo están amenazando o extorsionando en supuesta represalia por el fallo sobre la reforma al Consejo de la Magistratura.

Las extorsiones y amenazas consistirían en que la AFIP indague sobre su situación impositiva, la de su familia y la de uno de sus empleados de confianza en la Corte, para manejar el presupuesto del Poder Judicial.

Presupuesto que la Constitución dice que lo tiene que manejar el Consejo de la Magistratura, pero Lorenzetti rosqueó con el gobierno (que supuestamente lo extorsiona y amenaza a través de la AFIP) para seguir manejándolo él; en la misma ley que declararon inconstitucional.

La AFIP desmiente que lo esté investigando (lo que no sería delito por otra parte), y a Clarín le llama la atención que lo haga por medio de un cable de Télam, y no de un comunicado oficial

Pero no le llama la atención que el presidente de la Corte no haya hecho la denuncia judicial por los delitos de los que dice ser víctima, e incluso dicen que "está estudiando" si lo hace.

Cualquiera podría pensar que está extorsionando al gobierno a dos puntas: con los fallos pendientes en causas sensibles, y con hacer o no hacer la denuncia.

Pero a Clarín (que es parte interesada en la causa de la ley de medios, que tiene que fallar la Corte) le llama el modo elegido por la AFIP para desmentir lo que ni siquiera es una declaración de Lorenzetti, sino un trascendido periodístico echado a correr por los medios, en base a supuestas declaraciones de Lorenzetti; que ni las desmiente, ni las confirma.

Sobre esa base de pestilentes operaciones de prensa (de Clarín, de La Nación y por supuesto, de Lorenzetti) algunos opositores impresentables como Patricia Bullrich piden la renuncia de Echegaray.

Otros están -por ahora- llamativamente en silencio, como Carrió: se entiende, antes del fallo de la Corte por la reforma judicial, fue a la justicia a denunciar un pacto entre Cristina y Lorenzetti; para que la reforma fuera validada por la Corte. 

Y otros, como Federico Pinedo, dicen que van a ir a la justicia, a denunciar el delito del que Lorenzetti dice (según dicen Clarín y La Nación que dijo, pero él no lo desmiente) haber sido víctima, pero no denunció ante ningún juez o fiscal.

Como si no creyera en la justicia, con lo que cabe preguntarse, si eso es así: ¿qué nos queda al resto, simples ciudadanos?

Un bizarro torneo donde todos pugnan por ser declarados el mamarracho del año, y ninguno se pone colorado.

Por el contrario, ponen cara de hombres serios, preocupados por la calidad institucional.  

ESTA ES LA QUE JUEGA


Con el cumpa "Beto" Galarza a la cabeza, secundado nada menos que por el amigo "Pocho" Papini del Movimiento Evita, el Fede Fullini (un valor en ascenso, no del ascenso, que es otra cosa) y un conjunto de compañeras y compañeros que asumieron el compromiso de ponerse la camiseta del kirchnerismo en Santa Fe, para pelear por una banca (que esperemos sean más de una) en el Concejo municipal.

Desde la Corriente Kirchnerista de Santa Fe les deseamos la mejor, y nos sumamos a la campaña con nuestro aporte, como ya se lo hiciéramos saber al propio Beto en persona.

Vamos que hay con que. 

miércoles, 26 de junio de 2013

DÍA DE LA LUCHA CONTRA EL NARCOTRÁFICO


INTENTAN REFUTAR A NESTORNAUTAS, Y HAY POLÉMICA



En el video de apertura (que nos llega por gentileza del amigo Barricada) aparece el ministro de ObrasPúblicas Schneider, entrevistado por un periodista amigazo que no para de tirarle centros para que se luzca; hablando en éste caso sobre el avance en la construcción de los famosos "8 hospitales"; en lo que pretende ser una refutación a lo que nosotros publicamos al respecto acá

En realidad no a nosotros, sino a los amigos Sebastián Demarco y Melisa Paporello, que en una investigación especial para Código 3000 demostraron que, de los 8 famosos hospitales anunciados por el gobierno provincial, solo hay medio funcionando.

Hasta uno de los dos terminados de los que habla Schneider en la nota (el de Las Toscas) está vacío y sin funcionar; como dijimos acá.  

Pero lo interesante de lo que pretende ser una refutación de la denuncia periodística (que rebotó en un pedido de informes en la Legislatura) es que Schneider no aporta la más mínima precisión (ni el Coni se la pide) respecto al grado de avance de cada una de las obras en sí, a punto que lo invita al diputado Acuña (el que presentó el pedido de informes) a recorrer la provincia y verlas; cuando su obligación es responder, concretamente, en que estado están, y cuando se terminan.

Algo que sólo hace en el caso del CEMAFE (el Yaciretá del socialismo, el elefante blanco que se levanta frente al puerto de Santa Fe) para decir que la estructura de hormigón armado (apenas el esqueleto, la primera etapa de la obra) estará lista "en tres o cuatro meses".

Lo cual es extraño primero porque el ministro debería saber si son tres o cuatro meses (¿o no hay plazos contractuales pactados con la empresa que construye la obra?), y porque esa obra tuvo seis prórrogas contractuales, la última de las cuáles fijó el plazo de finalización el 5 de agosto (ver el decreto de Bonfatti que así lo ordena, acá).

De lo que Schneider dice se desprende que ese plazo (reiteramos: el único que dio sobre el avance de los 8 hospitales) tampoco se cumpliría `porque el esqueleto de hormigón armado del CEMAFE no estaría listo antes de fines de septiembre u octubre.

Y en la nota habla además de los CAPS (Centros de Atención Primaria de la Salud), que no fueron parte de la discusión sobre los hospitales, porque no se pueden comparar: los CAPS son obras pequeñas, unas simpáticas cajitas de zapatos que costó cada una (en promedio) un millón y medio de pesos; con varios contratos de obras rescindidos y obras paralizadas en el medio (ver información al respecto, acá). 

Pero lo más importante de todo no lo dijo tampoco el ministro, ni el periodista amigazo se lo preguntó: los 58 CAPS terminados (o presuntamente terminados, no sea cosa que empecemos a averiguar y sean como los hospitales) y los 8 hospitales en construcción son íntegramente financiados con las partidas que llegan desde la Nación a través del llamado Fondo Federal Solidario, por el que el Estado nacional coparticipa el 30 % del producido de las retenciones a las exportaciones de soja.   

PREPARANDO EL TERRENO

 

Hace un tiempo ya que nosotros venimos diciendo que somos escépticos respecto al fallo de la Corte en la causa de la ley de medios.

Suponemos (ojalá nos equivoquemos) que la Corte va a ratificar en líneas generales el caso de la Cámara en lo Clarín y lo Rural, que consistiría básicamente en aplicarle al Grupo los límites de licencias de radio y tv, pero obligarlo a devolver las excedentes cuando se venza la prórroga que en su momento(antes de la LSCA) dispusiera el DNU 527/05; y declarando inconstitucional el tope del 35 % como máximo de abonados al cable en todo el país, con el argumento de que la televisión por cable no utiliza el espectro radioeléctrico, como la radio y la televisión abierta.

De ese modo Clarín se evitaría tener que desguazar Cablevisión (recordemos además que el gobierno dio marcha atrás con la autorización de la fusión con Multicanal y su decisión también fue cuestionada en la justicia por el multimedios), y conservaría su principal negocio y fuente de ingresos.

Bajo la apariencia de un fallo salomónico, en rigor preservaría casi intacta la estructura del multimedios; tras cuatro años de pasear el expediente por los tribunales.

Repetimos: ojalá nos equivoquemos y el fallo de la Corte sea favorable a los intereses del Estado, pero somos pesimistas.

Incluso si prestaron atención al discurso de Cristina ayer en Paraná, advertirán que desde el propio Ejecutivo están abriendo el paraguas ante eventuales fallos adversos de la Corte en éste caso, y en el del llamado cepo cambiario, así como eventualmente en la cautelar de la Rural contra el decreto que dispuso la devolución del predio de Palermo al Estado.  

En esa misma línea, la operación montada por Lorenzetti hoy en Clarín y también en la La Nación tiene por objeto principal preparar el terreno para que un eventual fallo favorable a los intereses de Clarín (ni hablar si abrochan los tres, sumando el del cepo y el de la Rural) no sea visto como lo que es (una entrega incondicional de la justicia al poder económico), sino como un valiente acto de independencia judicial, frente a las presiones del poder político.

O por el contrario, echar de antemano sombras de duda sobre un eventual fallo a favor del Estado en la causa de la ley de medios, que en ése caso no sería resultado del simple razonamiento jurídico del tribunal, sino de la presión extorsiva del gobierno.

Y hablando de extorsiones y amenazas, lo que menciona la tapa de Clarín y la nota de Morales Solá (nada menos) en La Nación, puesto en boca de Lorenzetti: ambas son delitos de acción pública, y aunque probablemente el presidente de la Corte lo haya olvidado, él es un funcionario público y como tal, tiene la obligación de denunciar en la justicia todo delito del que sea víctima, o del cual tome personalmente conocimiento; y si no lo hace incurre en otro delito, que es el incumplimiento de los deberes de funcionario público.

A menos que lo publicado hoy en los dos principales diarios del país sea todo mentira, en cuyo caso el propio Lorenzetti debería estar ya desmintiéndolo, por la gravedad institucional del caso.

Porque ambos diarios reproducen información que -de ser cierta- sólo pudieron obtener de él, o de otro de los miembros de la Corte, que si tampoco hicieran las denuncias del caso, serían cómplices del mismo incumplimiento de Lorenzetti a sus deberes.

Lo que no se entiende muy bien es como requerir los antecedentes impositivos de alguien (sea de Lorenzetti, algún familiar suyo o un colaborador de la Corte), puede configurar delito de extorsión o amenazas; porque de ser así la AFIP no podría nunca actuar en ese sentido, o exigir información y aun obtenerla compulsivamente si no se la dan voluntariamente.

O que Lorenzetti y sus familiares y allegados tengan algo que ocultar, porque de lo contrario no se entiende como podrían sentirse extorsionados o amenazados porque les preguntan como andan con el pago de sus impuestos.      

En fin, lo cierto es que, se lo mire por donde se lo mire, el asunto parece una berretada mayúscula que va preparando el terreno para tapar el sol con la mano; porque la mayoría de la gente ya se dio cuenta como funciona la justicia (incluyendo a la Corte) cuando lo que están en juego son determinados intereses, como en este caso los que afecta la ley de medios.