LA FRASE

"SI GANABA SCIOLI TAMBIÉN LE HUBIERA PERDONADO AL PADRE UNA DEUDA DE 70.000 MILLONES DE PESOS CON EL ESTADO." (NÉSTOR PITROLA)

miércoles, 30 de noviembre de 2016

PONGÁMOSLE ONDA A LA FLEXIBILIZACIÓN LABORAL

LAS FRASES DEL MES


1. "Martínez de Hoz también practicaba la caza mayor, pero no lo van a comparar con un grasa como Garfunkel, por favor." (Mariano Grondona)

2. "Atendimos la inquietud del ministro Barañao y el detergente para que los científicos laven bien los platos está garantizado." (Marcos Peña)

3. "No entiendo las críticas al curso de maquillaje, que algunas mujeres sean pobres no significa que tengan que estar feas, arrugadas o desaliñadas." (Carolina Stanley)

4. "¡ONU, marmota, Milagro Sala va a salir cuando se me canten las pelotas!" (Gerardo Morales

5. "Creo que la gobernadora Vidal se apresuró a echar al funcionario que conducía alcoholizado, no hay que apurarse a juzgar a la gente como me pasó a mí con Gómez Centurión." (Patricia Bullrich)

6. "El senador Pichetto debería construir un muro para separar a la Argentina de Perú." (Donald Trump)

7. "Me malinterpretaron, no tengo nada en contra de los extranjeros, siempre que se queden en sus países de origen." (Miguel Angel Pichetto)

8. "No estoy en contra de que el Congreso sancione la "emergencia social", por el contrario: ya estoy sintiendo síndrome de abstinencia de vetos." (Mauricio Macri)

9. "Ganamos pese a todas las trampas en nuestra contra, como el robo de boletas en el Bronx." (Donald Trump)

10. "Para recomponer relaciones con Trump por haber apoyado a Hillary y aprovechando que Lousteau se vuelve, podríamos proponer como embajador allá a Pichetto." (Susana Malcorra)

11. "Estados Unidos ha decidido darse gobierno por un año." (Claudio Escribano)

12. "Yo nunca me metí en política, siempre fui trumpista." (Martín Lousteau)

13. "Sin ánimo de polemizar, me parece que a Avruj se le fue la mano rebajando el número de desaparecidos." (Darío Lopérfido

14. "No esto seguro que llamarlo a Trump para decirle "Hola Donald, es cierto que apoyé a Hillary pero no te olvidés que también quise cagarte en los negocios" sea una buena idea." (Mauricio Macri)

15. "La luna de miel de Urtubey en Venecia comprueba que en parte Macri tuvo razón: volvimos a estar en las góndolas del mundo." (Aníbal Fernández)

16. "Menos mal que en mi gobierno nadie me acercó ideas raras como eso de hacer una huerta en el  helipuerto de la Casa Rosada, imagínense tener que escaparse caminando por la plaza." (Fernando De La Rúa)

17. "Hasta el propio Macri cuando se reúne con empresarios reconoce que acá nadie la está poniendo." (Daniel Scioli)

18. "No comparto para nada la opinión de éste señor Scioli, se están vendiendo menos preservativos porque nuestra prédica tuvo efecto y la gente está practicando las virtudes de la abstinencia y la castidad." (Héctor Aguer)

19. "Yo en realidad quería votar en contra y no a favor del voto electrónico, pero apreté mal el botón." (Margarita Stolbizer)

20. "El problema con los kirchneristas no es que revoleen bolsos por arriba de los tapiales, sino que no avisan dónde, para ir a abarajarlos." (Luis Barrionuevo)

21. "Que Juan Cruz Avila no entienda nada de universidades no lo inhabilita para no entender nada de hospitales tampoco." (Alejandro Fantino)

22. "No podemos definir la fecha para un paro hasta que no sepamos cuando vuelve Cristina." (Juan Carlos Schmid)

23. "El kirchnerismo se robó todo mientras le ponía irresponsablemente plata en los bolsillos a la gente." (Mauricio Macri)

24. "Si sale la emergencia social estoy dispuesto hasta a disfrazarme de Papá Noel." (Emlio Pérsico

25. "En vista del éxito que tuvo, no descartamos prorrogar el blanqueo hasta diciembre del 2019." (Juan Carlos Abad)

26. "Yo estoy de acuerdo con el gobierno y a favor del voto electrónico, pero no veo que tiene de malo el feudalismo." (Luis Etchevehere)

27. "Quiso el destino que ayer, en un mismo día, tuviéramos que lamentar la pérdida de Fidel Pintos y de Verónica Castro." (Hermes Binner)

28. "Para mí se están vendiendo menos forros porque la gente se stockeó el año pasado votando a "Cambiemos"." (Luis D'Elía)

29. "Si las FARC firmaron acuerdos de paz en Colombia ¿cómo no vamos a firmar nosotros la paz social con el gobierno de Macri hasta que termine?" (Fernando Navarro)

30. "Quiero desmentir que el fondo de inversión donde yo tenía plata sea el que está demandando al país ahora en EEUU, nosotros cobramos todo colados de Paul Singer." (Carlos Melconián)

NO A LA VENTA DE HUMO A CIELO ABIERTO


Ojalá nos equivoquemos y la realidad nos termine desmintiendo, pero la discusión que se abrió en el Congreso por los cambios en Ganancias es muy posible que termine en nada, sea por el choque de egos entre los que están más interesados en ver quien se lleva el rédito del tema (hola, Massa), o por la imposibilidad de armonizar los proyectos en danza, sobre todo en lo tocante a las fuentes de financiamiento alternativas que cubrirían el bache fiscal que esos cambios dejen,

Repasando la cobertura de los medios, se observa un panorama similar al del blanqueo: las estimaciones de lo que puede llegar a significar en plata corregir el mínimo no imponible, las alícuotas, las deducciones y las escalas oscilan entre los 27.000 y los 100.000 millones de pesos; lo que obviamente influye en la viabilidad de los proyectos y de las fuentes de financiación que se estarían analizando.

Así se habla de gravar al juego, los contratos del dólar futuro, la "renta financiera" (léase plazos fijos) o las utilidades devengadas por las LEBAC's y el punto en el que todos en la oposición parecen coincidir: reimplantar las retenciones a la minería; esas que ahora todos parecen haber descubierto que estaban porque el kirchnerismo las había puesto (con una alicuota del 5 %, es cierto), luego de años diciendo que las mineras "no pagan ningún impuesto y obtienen ganancias extraordinarias".

Cosa que es cierta (lo de las ganancias), pero que en el caso de los impuestos viene por el lado del "régimen de estabilidad" fiscal heredado del menemismo, la Ley 24.196 de 1993, con vigencia por 30 años, o sea hasta el 2023. Régimen por el cual incluso algunas mineras fueran a la justicia vía amparos y cautelares para no pagar siquiera ese 5 % de retenciones a las exportaciones que les impuso el kirchnerismo, y lo lograron.

Ahora bien, suponiendo que tal obstáculo no existiese y fuese posible gravar la actividad (desde deseable lo es) con Ganancias (o para ser más precisos, que ciertos gastos de la misma dejen de ser 100 % deducibles del impuesto), no hay estimaciones sobre lo que podría llegar a recaudarse por esa vía; pero en el caso de las retenciones derogadas (con alícuota del 5 %) los cálculos oscilan entre los 3200 y los 5000 millones de pesos: a menos que se fije una alícuota muy superior y resulte viable en términos legales, estamos lejos de lo que se estima sería el costo de los cambios en Ganancias.

A lo que hay que añadir que la eliminación del 5 % de retenciones a las exportaciones mineras lo dispuso Macri mediante el Decreto 349/16 (completo acá); dictado en uso de las facultades delegadas por el Congreso al Poder Ejecutivo a través del Código Aduanero (Ley 22.415,, artículo 755).

En consecuencia y como todos los actos que el PE emita en ese marco (por ejemplo eliminar las retenciones a las mineras, reimplantarlas o subirlas) está sujeto al control del Congreso, en el marco del mismo procedimiento que establece la Ley 26.122 que reglamenta el trámite legislativo de los decretos de necesidad y urgencia (DNU); cuestión ya explicada en su momento en éste blog para el caso de la rebaja o eliminación de retenciones a las exportaciones agropecuarias (Decreto 133, ver acá), industriales (Decreto 160, ver acá) y a las sedas, lanas, hilados, tejidos y algodón (Decreto 361, ver acá). 

Otro tanto sucede con el ajuste del mínimo no imponible de Ganancias, otro de los temas en discusión ahora: decíamos acá que es una facultad delegada por el Congreso al PE a través de la Ley 26.731, que Macri ejerció en su momento mediante el Decreto 394; que en la práctica significó que más activos y pasivos pasen a pagar el impuesto. 

A que vienen todas estas reflexiones: a que si el massismo (que es el que más cáscara viene haciendo con el tema Ganancias) tuviera la real intención de hacer algo más que humo y buscar fuentes de financiamiento concreto para la rebaja de la presión tributaria a los salarios a través del impuesto en su cuarta categoría, bien podrían haber forzado el tratamiento de todos los decretos delegados que eliminaron o rebajaron retenciones en la Comisión Bicameral que controla los DNU (donde tiene la llave para desempatar a favor del gobierno o de la oposición): tumbándolos, conseguía recursos de sobra para financiar los cambios, sin perjuicio de buscar luego otras fuentes como el juego o la renta financiera.

Pero no sólo no lo ha hecho -es más: ni siquiera lo intentó- sino que aportó sus votos en el Congreso para derogar a través de la Ley 27.260 (la que aprobó el blanqueo) la reforma introducida en el 2013 en Ganancias por el gobierno de Cristina para gravar la distribución de dividendos empresariales, "renta financiera" que estaba disponible y gravada.

PD: Mientras tanto sobre el mismo tema y en la sección "Declarando en pija" de ayer, lo tenemos a Alfonso:

martes, 29 de noviembre de 2016

"NO SE ACEPTAN DEVOLUCIONES"

OTRO ACIERTO ESTRATÉGICO DE NUESTRA VISIONARIA POLÍTICA EXTERIOR


Leíamos ayer en El Cronista que el consenso de los economistas que analizan la situación en Brasil recortan a la baja las perspectivas de crecimiento para el año que viene, que ahora -dicen- sería levemente inferior al 1 %, es decir en el límite del error estadístico; como para dudar si logrará finalmente o no salir de la recesión en la que entró ya en 2013, con el gobierno de Dilma.

En parte eso obedece a que la caída del PBI brasileño para éste año será mayor a lo pensado, rozando el 4 %: cualquier parecido con lo que ocurre en la Argentina, no es simple causalidad, sino la simple y lógica consecuencia de las políticas económicas (similares, si no exactamente iguales) que se aplican allá y acá, al menos en sus lineamientos generales.

Cuando el gobierno de Macri tomó la decisión de reconocer al del golpista Temer, dijimos acá que "La derecha se encamina en Brasil a tomar el poder directamente para profundizar el mismo programa que aplicaba Dilma (alza de las tasas de interés, metas de inflación, austeridad fiscal, apertura al ingreso de capitales), pero profundizándolo; lo que no hará sino profundizar la recesión, la caída de la actividad y la suba del desempleo.

Precisamente por eso y más allá de los sueños húmedos de nuestra propia derecha gobernante (que ve muy cercana la posibilidad de contar con un gobierno “del palo” en nuestro vecino), la previsible resolución de la crisis brasileña es para la Argentina una muy mala noticia: una recesión brasileña más aguda cerrará aun más su mercado para nuestras exportaciones, mientras que generará allá excedentes de producción industrial que no pueden colocarse en el mercado interno, y que presionarán sobre nuestras importaciones; en un momento en el que el gobierno de Macri está desmantelando el esquema de administración de nuestro comercio exterior, montado por el gobierno anterior para proteger la producción y el trabajo argentinos.

Las cifras del intercambio comercial bilateral en los meses que van del gobierno de Macri (las peores para nosotros en más de 10 años) explican lo que señalamos, y así como para el poder económico brasileño (que se apresta a volver a coincidir con el político) es una muy buena noticia nuestra flamante apertura comercial (una válvula de escape para su recesión) que compensa nuestra recesión, a la recíproca -para nosotros- solo cabe esperar malas noticias que provengan de Brasil. 

Es previsible también que un gobierno de derecha en Brasil tome medidas que conviertan al país en otro paraíso para la radicación de capitales, justo cuando Argentina sale a colocar grandes cantidades de deuda y desea convertirse en destino preferente de las inversiones; a lo que hay que sumar las implicancias estrictamente políticas del caso brasileño, en el plano regional.

Como se puede ver, no estábamos muy errados: el absurdo del progama económico de Temer es tal que está impulsando una enmienda constitucional para llevar a ese rango el compromiso del gobierno con el ajuste fiscal, por 20 años.

Una recesión o un bajo y casi inexistente crecimiento en Brasil son malas noticias para nosotros, por razones que es casi innecesario explicar: seguiría así apagado o funcionando a escasísimas revoluciones uno de los "motores" en los que el gobierno de Macri cifra nuestra propias expectativas de crecimiento.

Sobre el rumbo económico ya errado que traía la gestión del PT (que le costó a Dilma su salida del poder en un marco de aislamiento), Temer no hizo sino empeorarlo, por seguir la misma hoja de ruta que sigue Macri acá, con los mismos resultados.

Lo que comprueba que haberse apresurado a reconocer a su gobierno dándole status legal a lo que fue un golpe parlamentario liso y llano, fue otro de los disparates que debemos a la gestión de Susana Malcorra al frente de la cancillería argentina : otro error de lectura sobre como realmente es "el mundo al que queremos volver", y van.  

MAJUL DESCUBRE QUE EL GOBIERNO DE MACRI NO ES PERFECTO, Y SE INQUIETA


(*)

"Hace más de cinco años que la Argentina no crece. (Falso: el año pasado creció un 2,4 %, según el INDEC de Todesca, y todos los anteriores salvo el 2014) Sin embargo la frustrada expectativa de que lo haría casi al mismo tiempo en que asumiera Mauricio Macri, primero; durante el segundo semestre después y, en cualquier caso, antes de terminar el año 2016, (Expectativas todas alentadas...por ellos mismos, como parte de las mentiras de campaña para ganar las elecciones, y de las mentiras de gobierno una vez que lo lograron) deja al Gobierno en una mala posición, más cerca de la ineficiencia que de la candidez.(¿vos decís que son más inútiles que pelotudos, digamos? sutil, la distinción)

¿Por qué la Argentina no empezó a crecer todavía? (eso ¿por qué, eh, no será porque gobierna Macri, no?) Porque su economía fue atacada por una tormenta perfecta que incluye una grave recesión en Brasil; (que viene en recesión desde el 2012, pero bueno, son detalles) un ida y vuelta en el aumento de las tarifas que generó, entre otras cosas, una mayor retracción del consumo; (o sea que parte de la tormenta perfecta la generó...el gobierno. Igual, la devaluación y la eliminación de las retenciones dispuestas...por el gobierno algo ayudaron a la tormenta perfecta que hizo caer el consumo, te cuento) el mantenimiento de altísimas tasas de interés en pesos; (dispuestas por...el Banco Central nombrado por Macri) la caída del poder adquisitivo del salario en el sector formal e informal; (como consecuencia de todas las medidas que señalaste...que tomó el gobierno) una suba creciente del costo laboral (¿cómo crece el costo laboral cuando caen los salarios, en dólares y en poder adquisitivo, genio?) y una fuerte caída de la producción en los sectores que hacían buenos negocios con el dólar oficial subsidiado, antes del cepo, (¿cuáles sectores Majul, los que pedían una devaluación porque "perdimos competitividad", las "economías regionales", esos sectores Majul? No opinés de economía que no es para burros como vos) entre otras razones. (Que te las debo, diría Macri)

¿Por qué el Gobierno generó entonces semejante expectativa? Porque el Presidente y el ministro de Hacienda Alfonso Prat Gay, ni bien asumió la nueva administración, eligieron no poner el acento en la gravísima herencia recibida con el doble propósito de no "cortar" la ola de optimismo y conseguir crédito internacional a tasas razonables.(Ah, menos mal, pensábamos que eran unos ingenuos que de golpe se volvieron inútiles y después pelotudos, o ya lo eran desde el principio, y por eso crearon expectativa, que solo otros pelotudos como ellos pudieron comprar)

Esta decisión de no decir "las cosas como son" (Claro, dibujando un déficit fiscal del 2015 el triple del real, ponéle) generó un doble efecto negativo. Primero, político. Porque Macri perdió para siempre la ventaja de comparar su "punto de partida" con el "infierno heredado", (Exacto, sobre todo porque no era un infierno, y además si hay alguien al que no le conviene nunca hablar de lo heredado, es a Macri) tal como lo hicieron tanto Néstor Kirchner como Cristina Fernández durante más de una década. (Uff, sí, se la pasaban todo el tiempo hablando de que De La Rúa había acostumbrado a la gente a un nivel de vida que era insostenible, y que se vivía una ficción de consumo, y todo eso) Segundo: el exceso de optimismo generó expectativas que ahora mismo le están jugando en contra y que lo ponen en duda frente a sus propios votantes y a quienes apostaron al cambio para vivir un poco mejor.(El juego es así: depende exclusivamente del azar, es la contra que tiene, viste)

Pero estos no fueron los dos únicos errores no forzados que cometió el nuevo gobierno que asumió hace casi un año. (¿En serio che, uno más? que agudeza la tuya, porque casi casi que no se notan, te cuento) Porque también hay que incluir la tensión entre el mundo de los economistas y el círculo rojo de los que deciden en la oposición política. (Ah, o sea que ahora el círculo rojo está en la política y no en el poder económico, y más precisamente en los políticos opositores. Debés ser daltónico vos, además de boludo) En el primer sector, la mitad está enojado con el Presidente porque dejó el ajuste "a medio hacer". (Este Mauricio, siempre dejando todo por la mitad, como las obras contra inundaciones cuando era Jefe de Gobierno) Y la otra mitad considera que Macri tomo la decisión sin retorno de gobernar para los ricos o las personas de su clase, y si no lo puede terminar de hacer es porque los sindicatos, los referentes sociales y una parte del Congreso se lo están impidiendo, semana tras semana.(Que injustos que son: solo porque es garca, tiene cara de garca, habla como garca, viene de una familia de garcas y llenó el gabinete de garcas, le dicen que gobierna para los garcas. Que malos son algunos)

Las declaraciones de Roberto Lavagna comparando la política económica de Macri con la de los militares que impulsaba José Alfredo Martínez de Hoz o el superministro de Carlos Menem, Domingo Cavallo, terminó por sincerar una discusión que se venía dando en voz baja y entre especialistas.(Falso: se hizo la comparación durante toda la campaña electoral, y ustedes la desacreditaron como "campaña del miedo")

Como el jefe de Gabinete, Marcos Peña, contaba con algunos detalles de los encuentros secretos entre el jefe de Estado y Lavagna,(Que suerte que el presidente le tiene confianza al Jefe de Gabinete como para contarle cosas) optó por "desenmascarar" los fundamentos de la crítica del ex ministro de Economía. Peña reveló que Lavagna quería una devaluación, o un ajuste de precios y salarios parecido al que produjo su antecesor, Jorge Remes Lenicov, bajo la presidencia de Eduardo Duhalde.(Menos mal que no es periodista Peña, imagináte darle una primicia en off the récord o pidiéndole reserva de la fuente. Gente muy confiable para reunirse. Igual, te cuento que la devaluación y el ajuste de precios y salarios ya lo había hecho Macri, antes de juntarse con Lavagna)

Sergio Massa salió a defender a Lavagna pero no pudo evitar que le adjudicaran a su referente económico un aire destituyente que le podría quitar votos en el futuro. (Seguro, porque como van las cosas, que te acusen de querer que se vaya este gobierno de mierda, te va a restar una bocha de votos) Al líder del Frente Renovador le fue mucho mejor con su proyecto de modificación de la alícuota del impuesto a las Ganancias, (Es bastante más que un problema de alícuotas Majul, hacé un esfuerzo por leer los diarios, por lo menos) porque le permitió correr a Macri por izquierda (Cosa que no es muy difícil: hasta López Murphy podría conseguirlo, si se lo propone) y mostrarse un poco más sensible, nacional y popular que los "Ceos" de Cambiemos. Y este último es otro de los grandes problemas de la actual administración: haga lo que haga, siempre aparece como un gestor poco sensible, o cediendo ante presiones sociales, (una injusticia, que los consideren gestores, digo) como en el caso de las tarifas de luz y de gas o el flamante proyecto de ley de emergencia social.(O sea haga lo que haga, aparecerá como lo que es: una manga de garcas. Porque al tarifazo primero lo mandaron de una sin anestesia y se los frenó la justicia, y a la emergencia social amenazaron con vetarla, hasta que se dieron cuenta que a los "movimientos sociales" los arreglaban con una canasta navideña)

Los números dicen una cosa bien distinta. (A veeerr que dicen) Desde que Macri asumió, en diciembre del año pasado, la mayoría de los planes sociales se mantuvieron, (Claro, como el Progresar, el Qunita, "Argentina Sonríe" o el Conectar Igualdad. Ah, no, pará...) el número de alcanzados por la asignación por hijo creció, (Como la población) el gasto social se incrementó notablemente (¿Más que el endeudamiento y los perdones fiscales a los sectores más concentrados decís vos, más que la inflación también?) y el flujo de dinero que la Nación le envía a las provincias, en especial a las más pobres y urgidas, se multiplicó a niveles impensables. (Sos muy chanta Majul: las transferencia especiales -sobre todo para obra pública- cayeron estrepitosamente. En un párrafo que empieza con "Los números dicen otra cosa" debería poner al menos un número de algo) Incluso, por ejemplo, en la provincia de Santa Cruz, donde gobierna Alicia Kirchner y su economía, sin la ayuda de la administración central, sería inviable.(Bueno, no todos pueden ser administradores tan brillantes como Gerard Morales, que se las arregla solito, sin ninguna ayuda del...ah, no pará)

¿Qué le falta, entonces, a la economía, para arrancar? Que se empiecen a alinear todos los planetas, se disipe la tormenta perfecta y que la dispersión de variables negativas, mezcladas con las positivas, se acomoden hacia la suba.(O sea, un milagro, o en definitivas, nada que dependa del gobierno, digamos. Perfecto, es bueno saber que hay un plan para salir de éste desastre)

El Presidente optó por dejar de hacer pronósticos felices (Es verdad: ganamos la Davis gracias a que no abrió la boca antes, y no se sacó ninguna foto con los jugadores) y le endilgó a la mayoría de los economistas los vaticinios que dicen que la economía el año que viene va a crecer entre un 3,5% y un 5%. (Te cuento para que lo transmitas, porque es claro que está mirando diarios de hace un mes o mas: ya están poniendo en duda si crecemos) Prat Gay cree que los números de diciembre vendrán un poco mejor (¿mejor que cuáles, los del fin del gobierno de Alfonsín?) y el consumo repuntará en los próximos meses gracias al aguinaldo,(Menos mal que se le ocurrió a Macri esa idea, si no todo seguía pa' atriki) el pago efectivo de la llamada reparación histórica a los jubilados (pero cómo ¿no la están pagando ya?) y la liquidación de la cosecha de los cereales, especialmente la soja.(Que no es un cereal, sino una leguminosa oleaginosa. Si ni la clasificación de los vegetales saben, estamos en problemas. Igual, te olvidaste de la devolución del IVA a los jubilados, que demostró ser un exitazo)

Macri se las arregló para decirle a todo el equipo de ministros y secretarios que no va a cambiar el rumbo de los principales fundamentos de su plan económico por nada del mundo. (¿Qué significa que "se arregló" para decirles eso, fue a la peluquería, se puso dientes postizos, se hizo las tetas?) Que a lo sumo las grandes reformas se demorarán un poco más, (Mientras no sean como los diez kilómetros de subte por año) pero que mientras tanto necesita celeridad y eficiencia en las decisiones que sirvan para mejorar la economía.(Y ahí le renunciaron todos al grito de "Ah, no, yo no vine para eso, busquen a otro si la mano viene por ahí")

El jefe de Estado está muy contrariado con los responsables de la demora del reinicio de la obra pública. (Es que ya no se aguanta más las quejas de Caputo y Calcaterra) Los ministros le hicieron entender que parte de la postergación se debe a que cada funcionario lee varias veces el papel que está por firmar porque teme ser citado a declarar por la justicia, (O porque son bastante burros, y no entienden lo que leen, es una posibilidad) cuando después de la etapa de los anuncios felices lleguen las denuncias de la oposición.(O sea, en un par de...horas) 

"Si no estaban dispuestos a firmar no hubieran aceptado los cargos", razonó Macri ante un grupo de funcionarios que lo escuchaban con atención. (Es que no contaban con que los denunciaran desde el propio gobierno, como hizo Carrió con los segundos de Aranguren. A los jueces y a los medios los tenían en el bolsillo, por eso agarraron tranquilos) Algunos de ellos están pensando con detenimiento volver a sus puestos de trabajo en el sector privado. (Claro, están apurados por estar del otro lado del mostrador para abarajar los contratos de las obras) Son los que no resisten el "combate cuerpo a cuerpo" con los delegados, sindicalistas y sectores de la oposición que los hostigan y los denuncian. (O los que contaron los chalecos y los botes salvavidas del Titanic, y se dieron cuenta que no alcanzan para todos) Tienen miedo de terminar como sus antecesores que ocuparon los mismos cargos en los gobiernos de Néstor y Cristina. (Pero si no meten la mano en la lata, no tienen que tener miedo de nada ¿o vos decís que la están metiendo, o que las causas judiciales se pueden inventar? Revisá este párrafo Luis, te puede costar pauta) "O cambio el país de verdad o me voy a mi casa una vez que termine mi mandato", repitió Macri la semana pasada, ante sus hombres y mujeres de confianza." (¿Golpeó en la mesa cuando lo decía, como De La Rúa en lo de Grondona?)

(*) Las negritas son nuestras, el original, acá.

lunes, 28 de noviembre de 2016

ADIVINE QUE ESTÁ MAL EN ÉSTA FOTO


Más información, acá. acá y sobre todo acá

RECORDATORIO


Ahora que el voto electrónico naufragó en el Senado, es una buena oportunidad para recordar que no podría haber llegado hasta esa instancia, si previamente no hubiera sido aprobado en Diputados.

Y para recordar también que tratándose de leyes electorales, la Constitución Nacional en su artículo 77 segundo párrafo exige que sean aprobadas por la mayoría absoluta (más de la mitad) del total de los miembros de cada Cámara; así como que en esa materia el Poder Ejecutivo no puede dictar decretos de necesidad y urgencia (DNU), según el artículo 99 inciso 3). 


Lo que supone que sin el acuerdo de al menos una parte de la oposición, el gobierno nunca podría haber avanzado ya en Diputados con el voto electrónico como lo hizo, y como dan cuenta las imágenes del acta respectiva, que ilustran el post: 152 votos a favor.

Pese a que en el transcurso del debate desfilaron los mismos expertos y organizaciones que luego lo harían en las audiencias del Senado, señalando las mismas inconsistencias e irregularidades del sistema, y advirtiendo que vulneraba el secreto del sufragio, y el respeto por la voluntad del elector.


No obstante eso, muchos diputados opositores acompañaron el proyecto fetiche de Macri, incluso algunos que lo votaron favorablemente, para luego criticarlo, como Margarita Stolbizer. O los socialistas y progresistas varios, que propagandizan las ventajas de la boleta única en papel, como hay acá en Santa Fe.

Incluyendo también al massismo con su jefe a la cabeza, y el bloque de "Sanguchito" Bossio (incluido también él), el que canaliza la indignación porque a Scioli lo mandaron al bombo, votándole todo a Macri.


Ahora que desde la oposición empiezan a despegarse de Macri porque le sienten olor a cala y a nardo, es bueno que recordemos como hasta hace no mucho tiempo, hacían la venia y le votaban todo en el Congreso: la sesión en Diputados fue el 19 de octubre, es decir hace apenas 40 días. Que rápido cambian las cosas.

Para que no nos quieran vender gato por liebre, o algún presidente liebre, después de habernos vendido ya uno gato, en el balotaje del año pasado. ¿Vieron?


COMUNICACIÓN Y POLÍTICA: VAMOS Y VENIMOS


Esta nota de Perfil al presidente de la Cámara deDiputados Emilio Monzó trajo gran rebote porque deja mucha tela para cortar; de la cual nosotros nos vamos a ocupar de la parte en la que reivindica el rol de los políticos que hacen política al modo y usanza tradicional, por encima de los “gurúes” electorales que diseñan estrategias en el laboratorio, como Durán Barba.

Previsiblemente (y razonablemente) Monzó le baja el precio a los “timbreos”, los focus group o el trabajo en las redes sociales, para resaltar las formas tradicionales de hacer política: el trabajo territorial y -sobre todo- la rosca con la dirigencia política, para tejer acuerdos en pos de la “gobernabilidad”. Y tiene razón: Macri no consiguió lo que consiguió del Congreso hasta que fracasó en el voto electrónico, gracias a Durán Barba o el call center de Marcos Peña. 

La discusión nos remite a la cuestión de la comunicación política y su incidencia en los resultados electorales, en la que las opiniones van y vienen al compás de los resultados: Cristina arrasa en 2011 con más del 54 % y concluimos en que los medios o la comunicación política son irrelevantes, Scioli pierde en el 2015 en el balotaje y con la misma certeza (y el misma mapa de medios, y las mismas estrategias comunicacionales) llegamos a la conclusión opuesta: son los medios en realidad, los que definen la elección.

Algo parecido sucede con las encuestas: cada elección parece confirmarnos su absoluta inutilidad para predecir los resultados (allí están los casos recientes del Brexit, los acuerdos de paz en Colombia o las elecciones en EEUU con el triunfo de Trump), para acto seguido pasar a devorarlas con fruición para saber “que está pensando la gente”, o cual es la imagen de tal o cual político, o tal o cual gobierno.

En estos como en todo los excesos y los extremos son desaconsejables, y es dificultoso encontrar el punto de equilibrio; además del hecho de que lo específicamente comunicacional tiene en sí sus complejidades porque hay distintos modos y medios de comunicar: redes sociales, el mano a mano, los medios tradicionales.

Modos que a su vez se imbrican entre sí: por muy eficaces que sean las estrategias de Durán Barba o el call center de Marcos Peña, no podrían funcionar sin la espesa red de blindaje que los medios tradicionales le tendieron a Macri en campaña, ni que decir en su gestión de gobierno.

Es curioso ver como cuando desde el propio oficialismo se le lanzan dardos al “duranbarbismo” hay quienes desde el nuestro se embelesan con los éxitos del ecuatoriano, y proponer replicar sus estrategias, para tener éxito. Hace un tiempo ya decíamos nosotros acá que el triunfo de Macri (sacralizado en la versión dominante en el debate político casi como un producto exclusivo de los medios y de una adecuada estrategia comunicacional) nos ponía ante la enorme dificultad de encontrar el modo de “hablar fácil” para comunicar cosas políticamente complejas, y como transmitir ideas superando el nivel de la simple consigna, que suele ser más eficaz.

En ese marco, predomina hoy en el mundo de lo político (sus protagonistas, sus intérpretes) la idea de que Macri conserva su popularidad, no obstante el creciente rechazo a las políticas de su gobierno; ia idea que goza de consenso incluso en el kirchnerismo, y se basa casi exclusivamente en las encuestas y sondeos de opinión, a falta de testeos electorales para medir el humor social en clave política.

Lo cual si se suma a lo apuntado antes sobre los reiterados fracasos de las encuestas en los últimos procesos electorales, nos lleva a sostener la importancia de no olvidar que más que una fotografía de la realidad o una medición de ese humor social, las encuestas y sondeos son hoy sobre todo un mecanismo de construcción de expectativas políticas; que forma parte central del dispositivo que opera desde las estructuras comunicacionales, e influye sobre las audiencias/electorados, y por carácter transitivo sobre el sistema político

En efecto, si se transmite la idea de que “a Macri no le entran las balas” haga lo que haga gobernando, es muy posible que mucho de los potenciales opositores no se asuman verdaderamente como tales y ponderen que mostrarse “cooperativos” o “racionales” les reporte beneficios electorales. Una potencial zoncera política, y un seguro respaldo al gobierno para imponer su agenda.

Pero a la inversa -como está pasando ahora- cuando los tiburones huelen sangre (esto es, debilidad y dificultades del que gobierna), por más encuestas de "imagen favorable" que circulen, obrarán en consecuencia; sacándole el banquito, o cobrándoles más caros los apoyos. 

Las elecciones no son -por supuesto- el único modo de medir las percepciones sociales sobre el comportamiento del sistema político, pero sí son el que determina las legitimidades. Por eso se “construyen” sus resultados desde la comunicación, pero también -y sobre todo- desde la política; evitando la tendencia a confundir “consensos sociales pasivos”, con grados de aceptación explícita de un gobierno y sus políticas; o la ausencia de conflictividad social significativa con las dificultades de ese sistema político para procesarlos y transmitirlos; algo de eso se pudo ver en el caso de las reacciones contra los tarifazos.

Tampoco se puede simplificar -remitiéndolos exclusivamente al dominio de lo comunicacional- fenómenos que son más complejos y deben ser abordados desde la sociología, la economía y la política: en que círculos nos movemos o quiénes hablamos con más frecuencia, cuáles son sus preocupaciones cotidianas, como les pega o no el ajuste, en que medida sus efectos no son aun peores por el “colchón” de protección que dejó el kirchnerismo, en múltiples aspectos (cobertura previsional, bajo nivel de desempleo).

Si erramos el diagnóstico, vamos a errar en la estrategia, y sin desconocer la importancia de comunicar correctamente, envidiar la de Durán Barba al punto de coquetear con la idea de replicarla -como única herramienta a la mano para volver a ganar- podría no ser una buena idea.

domingo, 27 de noviembre de 2016

¡DEJEN GOBERNAR!


GENIOS DE LAS FINANZAS


Sobre el aumento del déficit fiscal, leemos El Cronista texto: "Según se detalló, si se tiene en cuenta además del pago de intereses de la deuda pública, los ingresos por rentas financieras originadas en las utilidades distribuidas por el Banco Central y las producidas por el Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la ANSeS, el rojo financiero se ubicó en $ 77.500,46 millones en octubre, un aumento interanual de $59.738,4 millones, que implica que trepó un 336%.

Para llegar a este resultado, el gasto primario se disparó en octubre y se expandió a un ritmo de 51,5% hasta los $ 189.941 millones. Fue el crecimiento más elevado para las erogaciones desde junio de 2014. El ingreso primario, por su parte, aumentó un 23% hasta $ 126.982 millones."La expansión del gasto primario es la más elevada desde junio de 2014, cuando había crecido un 56%",..." (las negritas son nuestras)

Pará, pará, pará...¿vos decís entonces que “el mejor equipo de los últimos 50 años” que venía a terminar con el derroche populista produjo el mayor aumento del gasto desde junio del 2014?

¿Y qué el gasto creció un 51 % de octubre del año pasado a octubre de éste, pero en el mismo tiempo el déficit creció un 183 % por encima del que había en los tiempos de “la pesada herencia”?

¿O sea entonces que si el déficit creció más del triple que el gasto, el problema debe estar en otro lado?

¿Tal vez en los recursos, que solo crecieron un 23 % de octubre a octubre?

¿Tendrán algo que ver con eso la merma en la recaudación por los impuestos que se dejaron de cobrar (como las retenciones, ponéle), por decisiones del propio gobierno?

¿Y también los menores ingresos por impuestos que vienen perdiendo contra la inflación y por la caída en la actividad económica provocada por las medidas del mismo gobierno, como el IVA y Ganancias?

¿Manotearon las "kajas" del Banco Central y la ANSES como nos criticaban a nosotros, y ni así lo arreglan?

¿Será posible con estos números bajar el déficit para el año que viene, y seguir bajándolo hasta casi eliminarlo en el 2019 como plantea el gobierno en el presupuesto?

¿O vos decís que el presupuesto de “los tiempos del sinceramiento” está completamente dibujado y antes de que se empiece a aplicar, ya nadie lo tiene en cuenta?

¿Ni siquiera el gobierno, que previendo una inflación del 17 % en la que nadie cree, ofrece subir un 15 % el mínimo no imponible de Ganancias?

¿Vos decís que el equipo económico no sería taaaan brillante así como dice Prat Gay, que dice que evitaron una terrible catástrofe? 

LAS CIFRAS DE CIFRA


“La rentabilidad esperada de las opciones de inversión productiva resulta escasa como consecuencia de la recesión interna, la apertura comercial, la agudización de la apreciación cambiaria y las escasas o nulas políticas industriales. En paralelo, se presentan elevados rendimientos en dólares de las tasas de interés, especialmente de las Lebac, instrumento financiero que se está constituyendo en una verdadera bomba tiempo fiscal y cambiaria para la economía argentina por el elevado endeudamiento que implica para el Banco Central. En este escenario la inversión financiera desplaza a la productiva y no se logra mitigar la fuga de capitales.”.

“De allí que en lugar de una reactivación de la inversión, como esperaba el gobierno, la fuga de capitales al exterior trepó a USD 11.000 millones de dólares en los primeros nueve meses del año. Se trata de una magnitud similar a la que tuvieron las colocaciones de deuda del gobierno nacional si se descuentan las cancelaciones de vencimientos de ese período. Por consiguiente, la deuda pública nacional sirve para refinanciar vencimientos de deuda y cubrir el déficit fiscal, al tiempo que garantiza las divisas requeridas para la fuga de capitales al exterior.”.


“Bajo estas circunstancias, y a contramano de los brotes verdes que persistentemente plantean los erráticos pronósticos del gobierno, se asiste a una recesión económica (-2,3% interanual en los primeros 8 meses) que aun no da indicios sólidos de haber alcanzado su piso. Esta contracción del nivel de actividad se explica especialmente por el mal desempeño de la industria y la sensible caída de la construcción (-4,6% y -12,8% interanual en los primeros tres trimestres del año, respectivamente), las cuales profundizaron sus retracciones en septiembre. En el caso de la construcción esta caída es indisociable de la disminución del gasto real en obra pública.”


“Por el lado de la demanda, además del bajo nivel de inversión, se advierte un significativo deterioro en los indicadores de consumo privado, que también se acentuaron en los últimos meses. Ello se encuentra asociado, por un lado, a la caída del salario real como consecuencia de la inflación más alta de las últimas dos décadas, y, por el otro, al aumento de la desocupación que tiene sus raíces en la caída del empleo privado en la industria y la construcción. Al respecto, cabe resaltar que, paradójicamente a los enunciados oficialistas en la materia, el único factor que morigeró la caída del empleo registrado total durante los primeros tres trimestres del año fue la expansión del empleo público que compensó la contracción del empleo privado. A ello debe adicionarse la caída del empleo no registrado, que es la principal variable de ajuste en períodos recesivos.”


“De este modo, la baja relación deuda externa con privados/PIB, producto de más de una década de la política de desendeudamiento, se encuentra en una acelerada reversión. En el cuarto trimestre de 2015 dicho ratio era del 10,3% para elevarse al 19,5% en el segundo trimestre de 2016. Por su parte, la deuda pública total, que alcanzaba el 33,9% del PIB, trepó al 45% en el segundo trimestre de 2016. Se trata de un vertiginoso incremento que registra límites en el corto plazo.”.

“Durante los primeros nueve meses del año la formación de activos externos del sector privado no financiero alcanzó USD 10.022 millones. Si a este indicador se le resta la variación de los depósitos en dólares se obtiene una aproximación a la fuga de capitales al exterior, la cual ascendió a USD 11.170 millones. Es el doble que lo registrado en el mismo período de 2015.”.

“La desregulación del mercado cambiario, las elevadas tasas de interés y las escasas oportunidades de inversión productiva condujeron, al igual que en la década del noventa, a que la fuga de capitales sea financiada a través del endeudamiento externo. A tal punto que la deuda pública nacional acumulada, descontado los vencimientos, alcanzó a USD 10.332 millones, un monto similar al stock de la fuga de capitales.”.

“Desde la asunción de la alianza Cambiemos el stock de Lebac creció en dólares el 57% hasta septiembre, lo que implicó que en ese mes se alcance un stock acumulado de USD 42.295 millones. Se trata del activo financiero por excelencia que promovió el desplazamiento de la inversión en la economía real hacia la financiera. Sus altos rendimientos en dólares, que alcanzan el 23,7% en 2016, y el ancla cambiaria constituyeron un escenario propicio para la valorización financiera de capital.  Se debe resaltar que ante un cambio de expectativas los inversores podrían abandonar las letras y adquirir dólares. En este contexto, para no provocar un drenaje de reservas, el Banco Central debería acceder a un nuevo endeudamiento. Se trata de una verdadera bomba de tiempo fiscal y cambiaria.”.

“El déficit financiero se incrementó 32% en términos interanuales, empujado no sólo por el mayor ritmo de incremento de gastos que de ingresos sino también por el aumento en el monto de intereses de la deuda. Este déficit hubiera sido sustancialmente mayor de no ser por las rentas del BCRA y el Fondo de Garantía de Sustentabilidad.  Hasta septiembre se advierte un bajo nivel de recaudación en el marco de una economía recesiva. Los ingresos primarios crecieron sólo 26% en términos nominales (menos que la inflación), especialmente por una baja recaudación impositiva. También el gasto primario creció por debajo del nivel de precios, especialmente por el freno de la inversión y la obra pública.”.


“La reducción de la recaudación fiscal no fue homogénea. Por el contrario, las evidencias muestran un cambio en su composición.  Por un lado, se experimentó un incremento del peso de los impuestos regresivos como el IVA y se redujo la participación de tributos progresivos, como es el caso de ganancias, que perdió 2,7 puntos porcentuales en la distribución.  Los recursos aduaneros perdieron también incidencia pero con una fuerte alteración en su interior. A partir de la apertura comercial, el efecto de la devaluación y la eliminación o reducción de las retenciones, se incrementó la recaudación sobre las importaciones y se alcanzó una notable pérdida de participación de los derechos de exportación que en los primeros nueve meses del año descendió 1,5 puntos porcentuales en la estructura de la recaudación.”.

“En el marco del nuevo régimen económico la economía real experimentó una significativa contracción en el nivel de actividad. En los primeros tres trimestres del año la caída en el nivel de actividad económica persiste sin advertirse el punto de inflexión. Pese a una leve recuperación en el mes de agosto en términos mensuales y desestacionalizados, las caídas interanuales siguen siendo significativas en agosto y septiembre.  Las perspectivas no son alentadoras, dado que el consumo privado está negativamente condicionado por la caída en el poder adquisitivo de los salarios y la caída de la ocupación.  A su vez, no se evidencia una mejora en las oportunidades de inversión en un mercado local en recesión, con apertura externa, apreciación cambiaria y pocas o nulas políticas productivas. En este contexto, el aumento del gasto público ante el escenario electoral del año que viene sólo podrá mitigar dichas tendencias en forma insuficiente.”.

“Es a partir del segundo trimestre que, en consonancia con la desaceleración de la agroindustria y la aguda contracción de las restantes ramas fabriles, se advierte una profunda retracción industrial. Esta caída no se vincula solo con la crisis brasilera sino también, y fundamentalmente, con los menores niveles de consumo y de inversión, así como con la apertura comercial que implica una mayor competencia de productos importados. Las expectativas son desfavorables tanto por la situación local como mundial, y que sólo puede ser mitigada por una posible -aunque no garantizada- recuperación de la economía brasileña.”.

“Los distintos indicadores del nivel de consumo de la población no sólo presentan una tendencia negativa a lo largo de todo 2016, sino que además experimentaron una profundización desde el mes de mayo.  Esta tendencia es consecuencia, principalmente, de la contracción de los salarios reales, que afectó sensiblemente la capacidad de consumo de la población. A ello se suma la caída en el empleo privado e informal.  En el mes de octubre de 2016 las ventas minoristas registradas por CAME se redujeron 8,2%, cifra que indica que no se evidencia ninguna desaceleración en la caída de este indicador.  Las ventas en supermercados relevados por el INDEC se contrajeron, en términos reales, 15,4% en agosto (último dato disponible), mientras que las ventas en centros de compras cayeron 21,4% en igual mes.”.


“La caída en el consumo está estrechamente relacionada con la contracción que sufrieron los ingresos reales de los hogares como consecuencia del mayor ritmo de aumento de los precios.  En efecto, la devaluación de la moneda, la quita o reducción de derechos de exportación y los posteriores incrementos en las tarifas de los servicios públicos llevaron la inflación a los niveles más elevados desde comienzos de la década del noventa.  El aumento interanual del nivel de precios arroja 44,5% en octubre, alterando la tendencia a la desaceleración de los meses previos. En ese mes se volvió a sentir el efecto de la suba de tarifa de gas, que por haberse frenado con anterioridad impulsó una caída en el índice de precios en agosto.  Aun si se desacelera el ritmo inflacionario hacia fin de año, el promedio anual quedará en torno a 41,2%. En efecto, se advierte cierta rigidez a la baja de la inflación fundamentalmente en los precios de los alimentos.”.

“A pesar de que ya tuvieron su efecto la mayor parte de los aumentos salariales definidos en paritarias, el salario real de los asalariados registrados del sector privado en septiembre registra una caída de 6,4% en términos interanuales.  En otras palabras, las paritarias acordadas no permitieron compensar el efecto de la inflación sobre las remuneraciones y, por lo tanto, no pudo revertirse totalmente la disminución salarial que tuvo lugar durante el primer semestre del año.  Probablemente la reducción salarial sea sustancialmente superior entre los trabajadores no registrados y del sector público razón por la cual la caída promedio del salario real será considerablemente mayor.  Para el año, se espera que tenga lugar una pérdida de poder adquisitivo del salario en torno al 6%, que no alcanzaría en absoluto a ser revertida por el pago de un bono de $ 2.000 en caso de que prosperase la iniciativa oficial avalada por la CGT. Para empatar la inflación se requiere de $ 14.915.”.



“El empleo asalariado registrado tuvo una caída interanual de 0,4% en agosto, que representó una disminución de más de 36.000 puestos de trabajo asalariados.  Esta caída es el resultado de la destrucción de puestos en el sector privado (92.458 puestos de trabajo) que fue parcialmente compensada por un aumento en el empleo público (46.697 puestos de trabajo).  Aún cuando el número de asalariados registrados en el sector público tuvo una merma de alrededor de 47.000 puestos de trabajo entre noviembre de 2015 y marzo de 2016, fruto de los despidos llevados a cabo por el nuevo gobierno, volvió a expandirse retomando en agosto el nivel prevaleciente en noviembre de 2015.”  


Completo acá.

sábado, 26 de noviembre de 2016

EN TODO LO IMITA A MACRI, EL HIJO DE PUTA


Solo en lo que va del año vetó:


* Las modificaciones al carril exclusivo del transporte público sobre avenida Rivadavia, para favorecer el negocio de las cocheras del parque Alberdi; que él mismo habilitó.


* Se apresta a vetar la ordenanza que suspende el cobro de la tasa vial, hasta tanto se complete el plan de bacheo para el que pidió endeudar a la Municipalidad en 86 millones de pesos.

Sobre el mamarracho de la tasa vial en su momento hicimos esta entrada, en la que decíamos que se trata de una burrada por donde se lo mire, otro rebusque de Corral para meterle la mano en el bolsillo a los contribuyentes. A lo dicho nos remitimos.  

Los argumentos del posible (o seguro) veto son inverosímiles: Corral se queja porque de suspenderse el cobro de la tasa la Municipalidad dejaría de percibir unos 19 millones de pesos, casi lo mismo que gastó en remodelar el cantero de boulevard.

Se queja por 19 millones menos porque "la ciudad necesita todos sus recursos" cuando lo autorizaron a endeudarse para bacheo en cuatro veces y media esa cifra, y cuando dijo hace apenas un mes que Macri le dará  1438 millones para hacer obras en la ciudad; o sea casi 76 veces lo que dejaría de cobrar si se suspende la tasa vial.

La verdad es que como buen capanga que es no tolera que desde el Concejo le marquen la cancha, y quiere hacerse el taura diciendo "acá el que manda soy yo", aunque siempre mande para el mismo lado: para cagar a la gente.

Y EN ESO LLEGÓ FIDEL



Tantas veces lo mataron, tantas vece se murió que a su propio entierro fue, y siguió luchando.

Parecía inmortal, porque lo era. Pero se nos fue Fidel, para quedarse para siempre.

Se va físicamente uno de los íconos más importantes de la historia reciente, de esos pocos hombres llamados a generar cambios que ni siquiera el historiador más torcido y sesgado puede omitir mencionar, en un recuento de la historia de la humanidad.

Fidel, el guerrillero de la Sierra Maestra, el camarada del Che, el líder de los "barbudos" que desde allí bajaron un día para liberar a Cuba del oprobioso destino de ser el garito y el lupanar yanqui; hoy diríamos una "guarida fiscal", entonces ni siquiera eso.

Algo que se suele olvidar con frecuencia hoy, cuando se señalan las dificultades objetivas que atraviesa la revolución cubana, y se las contrasta con los "adelantos" del "mundo libre".

Fidel llegó para darles derechos a los cubanos, pero sobre todo, dignidad. Esa que les permitió sobrellevar las dificultades y penurias derivadas de años de aislamiento y bloqueo.

Los años le fueron agregando sabiduría a ese fuego interior que lo lanzó un día por los caminos de la revolución, y el líder se volvió consejero, analista lúcido de una realidad regional y mundial cada vez más compleja, descarnada y desigual.

Hombre de consulta insoslayable para todo el que tratara de ir sobre sus pasos en busca de derechos y dignidad para los pueblos, dotado de ese magnetismo personal que cautivó a tantos, desde Hugo Chávez a Maradona.

Fidel se va físicamente cuando hasta los que bloquearon a su pueblo por décadas admiten en los foros internacionales que el bloqueo es un crimen que debe cesar; y cuando el capitalismo salvaje triunfa en las bolsas y los balances pero pierde estrepitosamente en las conciencias, porque hasta en los centros de ese "mundo libre" que les prometen a los cubanos se lo cuestiona.

Se va para quedarse para siempre, en todos los que luchan y seguirán luchando por un mundo más justo.