LA FRASE

"COMO PARTE DEL PLAN PARA ATEMPERAR LA CRISIS, A LA GENTE QUE REALMENTE NECESITE COMER DE LA BASURA LE VAMOS A DAR UNA TARJETA MAGNÉTICA PARA QUE PUEDAN ABRIR LOS CONTENEDORES." (HORACIO RODRÍGUEZ LARRETA )

domingo, 21 de abril de 2019

¿ANTI O PRO? (2º PARTE)


Seguimos hoy con el análisis del “Plan Nacional Anticorrupción 2019-2023” aprobado por Macri mediante el Decreto 258 publicado el jueves pasado en el Boletín Oficial, que habíamos comenzado acá; en este caso reseñando las iniciativas que propone concretar a futuro. Lo entrecomillado es cita textual del “Plan”, y las negritas son nuestras:

“Sistema de Gestión del Plan Nacional de Protección Social (PNPS). Se propone contar con UN (1) sistema integrado para el relevamiento, identificación y seguimiento de hogares en situación de extrema vulnerabilidad social que ingresen al Plan Nacional de Protección Social (PNPS). Se prevé contar con información sobre hogares en situación de extrema vulnerabilidad 100% relevada y sistematizada.” (O sea, contar con información sobre los posibles aportantes truchos de campaña del oficialismo, o para “personalizar” la comunicación oficial con fines electorales. Porque del “Plan Nacional de Protección Social” hasta acá no se tienen ni noticias)

“Se promoverá el debate en relación a la modificación del régimen de los partidos políticos, con el objeto de transparentar su financiamiento. Se incluirán las siguientes temáticas: apertura del origen y destino de los fondos, garantizar condiciones de equidad en competencia electoral, bancarización de los aportes y prohibición del aporte de dinero en efectivo, obligación de brindar información sobre origen y destino de los fondos, deberes de los proveedores del servicio de publicidad, fortalecimiento del cuerpo de auditores de la Justicia Nacional Electoral, criterios para evitar discrecionalidad en la distribución de aportes extraordinarios, designación de responsable económico por partido y modificación del régimen de sanciones a funcionarios que utilicen recursos con fines partidarios, entre otras. ” (Raro que no mencionen la propuesta de legalización de los aportes empresario a las campañas de los partidos, hoy prohibidos por la legislación vigente; porque ese es el punto central planteado por el gobierno en el proyecto que envió al Congreso. Eso, sin contar que lo mandaron luego de que estallara el escándalo de los beneficiarios de planes sociales que figuraban como aportantes truchos a las campañas del PRO, casi en su totalidad en efectivo y sin bancarizar la plata)

“Investigación de denuncias y evaluación de antecedentes disciplinarios en Fuerzas Policiales y de Seguridad. Además se creó el “Protocolo para el análisis de antecedentes del personal propuesto para el ascenso en las Fuerzas Policiales y de Seguridad”. Se realiza el análisis de las distintas fracciones de ascenso bajo tres perspectivas complementarias: Disciplinaria, Patrimonial y de Causas Judiciales.” (Un sistema que probó su eficacia cuando ascendieron al gendarme Echazú en medio de la causa por la desaparición y muerte de Santiago Maldonado, basados en que no estaba acusado de nada porque digitaron la causa judicial, y en que no tenía sumarios en trámite, porque decidieron no hacerlos porque “en caso de dudas hay que estar a lo que digan las fuerzas de seguridad”, según Pato Bullrich)

“Implementación del Código Procesal Penal Federal. Para satisfacer la necesidad de brindar celeridad y eficiencia al sistema se cuentan diversas iniciativas. Una (1) de ellas es la implementación progresiva del sistema acusatorio en el proceso penal federal, a través de la puesta en funcionamiento del esquema institucional necesario para el nuevo Código Procesal Penal de la Nación.” (El nuevo Código estaba aprobado por ley durante el gobierno de Cristina, y Macri pospuso su entrada en vigencia por DNU para que el poder en la instrucción de las causas en la justicia federal lo siguieran teniendo los jueces -como Bonadío o Ercolini- y no los fiscales del Ministerio Público, como parte de su plan para desplazar de su cargo a Gils Carbó)

“Programa Nacional de Protección a Testigos. Fortalecer la investigación y juzgamiento de hechos de corrupción nacional y transnacional, lavado de dinero y otros delitos económicos complejos, mediante la extensión de los alcances del Programa Nacional de Protección a Testigos e Imputados.” (Otro exitazo comprobado en casos como el de Fariña, en el que la protección incluyó la minuciosa elaboración del contenido de sus declaraciones en la justicia)

“Fortalecimiento de los mecanismos de denuncia y protección integral de quienes denuncien de buena fe o sean testigos de actos de corrupción. Entre los objetivos a alcanzar se encuentra: Adoptar medidas de protección para quienes denuncien actos de corrupción que puedan ser objeto de investigación en sede administrativa o judicial; fortalecer los mecanismos de denuncia que garanticen la seguridad personal y la confidencialidad de la identidad de los funcionarios públicos y ciudadanos particulares que de buena fe denuncien actos de corrupción.” (Avísenle a Pedro Etcheves, que luego de denunciar la extorsión de la que fue víctima por D’Alessio y Stornelli se tuvo que ir del país)

“El Banco Central de la República Argentina (BCRA) prevé fortalecer la aplicación de Normas Internacionales de Información Financiera en los estados contables de todas las entidades financieras sometidas a control, en cumplimiento de la resolución que las hizo obligatorias desde el 1° de enero de 2018; de modo de permitir un (1) acceso transparente a su información financiera y favorecer la prevención y detección de fraude asociado a corrupción, logrando su implementación a 2023.” (Pero Sandleris les pidió a los bancos que toqueteen sus balances para que no se note que están teniendo ganancias extraordinarias, digamos todo)

“Reforma del régimen sancionatorio en materia de lavado de activos. Se prevé la actualización del régimen administrativo sancionador aplicable a los Sujetos Obligados enumerados en el artículo 20 de la ley 25.246, para aumentar la eficiencia y la eficacia en el desarrollo de la actividad sancionatoria.” (Mientras tanto, duplicaron los montos de dinero a partir de los cuales es obligatorio reportar operaciones sospechosas, y eximieron de esa obligación a las casas de cambio)

“Fortalecimiento del marco institucional para el funcionamiento adecuado de la Unidad de Información Financiera. El fortalecimiento del sistema de prevención, control y sanción del Lavado de Activos y la Financiación del Terrorismo (LA/FT), requiere UNA (1) constante actualización del diseño institucional de la Unidad, de capacitación y jerarquización de sus recursos y de sus procedimientos.” (Lastima que arrancaron designando al frente de la Unidad de Información Financiera (UIF) a abogados asesores de los principales bancos acusados de maniobras de lavado de dinero, y a una sobrina del presidente; y cesanteando a la mitad de la planta de personal)

“Se prevé la federalización de la lucha contra la trata de personas a través de la adhesión de las provincias al sistema SISTRATA Federal y la optimización de recursos destinados a la lucha contra ese delito. ” (La trata de personas es delito federal desde 2008, con la sanción de la Ley 26.364. ¿La persecución oficial a la madre de Marita Verón es parte del plan?)

“Buen Gobierno en Entidades Deportivas. Elaboración de un (1) diagnóstico respecto de la existencia de prácticas y/o políticas vinculadas con la transparencia, la integridad, la rendición de cuentas, y la participación, en entidades deportivas.” (¿Será por eso que crearon por DNU la “Agencia Nacional del Deporte”, para facilitar los negociados inmobiliarios con los terrenos del CENARD y permitirle a Angelicci otra reelección en Boca?)

sábado, 20 de abril de 2019

HAY GENTE QUE NO CAMBIA NUNCA


"Seguramente, en los medios antiperonistas se ha conocido ese distanciamiento entre Perón y su madre, lo que suscita unos de esos "golpes bajos" que normalmente reemplazan la polémica profunda: tan grave es la inhumanidad y el corazón helado del "dictador" que ni siquiera ha estado presente en las exequias de su madre. Esa versión se difunde no solo en su momento sino luego, durante años, para atacar a Perón, como verdad instalada e incontrovertida. 

Joseph Page investigó este tema y afirma: "Hasta la fecha -1983- persiste -tanto entre los peronistas como entre los antiperonistas- el mito de que Perón no se dignó a asistir a los funerales de su madre cuando se produjo su deceso en 1953: se dice que él estaba probando una nueva lancha de carrera en el Río de la Plata en el momento de su entierro.

A pesar de que hay hechos de fácil comprobación que indican que Perón acompañó el cuerpo de su madre hasta el cementerio desde el aeródromo militar de Buenos Aires, adonde había trasladado desde la ciudad sureña (Comodoro Rivadavia, aclaramos nosotros) donde falleció, y que estuvo presente en la misa y entierro -todo lo cual está ampliamente documentado en fotografías publicadas en los diarios- esta calumnia no ha cesado."

A los efectos de fundamentar sus conclusiones, Page cita las siguientes fuentes: La Prensa, 31 de mayo de 1953, pág. 2; 1º de junio, pág. 3, 2 de junio, pág. 3 y Democracia, 2 de junio de 1953, págs. 1 y 3." (Norberto Galasso, "Perón. Formación, ascenso y caída (1893-1955)", pág. 638/639, Ed. Colihue).

Tuits relacionados: 

YA NI PONEN CUANDO LO TERMINAN


Ya dijeron que lo inauguraban como veinte veces, aunque en los papeles figuraba que estaba terminado en diciembre del año pasado.

Hace poco nos enteramos que lo iban a terminar el mes pasado, pero les faltaba pavimentar una calle lindera (?) y "poner en valor la plaza circundante, lo que nos iba a costar más o menos 7 millones de pesos, por 300 metros de asfalto. 

Monto que hay que sumar a los más de 1006 millones de pesos que nos dijeron que había costado, hasta agosto del año pasado.

Y a los algo más de 24 millones de pesos que el "adicional de obra" que Lifschitz aprobó hace unos días, como vemos en el decreto de apertura.

¿A quién no se le pasa, por ejemplo, hacer la instalación eléctrica en la cocina, para poner una heladera ponéle?

Lo que sí, no podemos saber cual es la nueva fecha oficial de terminación.

¿Será para los últimos días de campaña?

¿No se les ocurrirá violar el artículo 6 de la Ley 12080, en la parte que dice "Queda prohibido durante quince (15) días anteriores a la fecha fijada para el comicio, la realización de actos inaugurales de obras públicas, el lanzamiento o promoción de planes, proyectos o programas de alcance colectivo y en general, la realización de todo acto de gobierno que pueda promover la captación directa del sufragio a favor de cualquiera de los candidatos a cargos públicos electivos." (las negritas son nuestras)

Como el gobernador, que es candidato a diputado provincial, ponéle.

¿O en esas pavadas solo se fijan cuando las hacen los peronistas? 


QUIEN LO HUBIERA DICHO


Los bancos pulsean con el gobierno para que, en las subastas diarias de las LELIQ’s, el Banco Central suba la tasa de referencia que usa como casi única herramienta para contener al dólar.

LELIQ’s que -recordemos- son los únicos que pueden suscribir, a diferencia de las LEBAC’s, que estaban accesibles incluso para los ahorristas e inversores minoristas.

Hace poco consiguieron que el gobierno les permitiera liberar los encajes, o sea la parte de los depósito que tienen que mantener inmovilizada, para poder invertirla en LELIQ’s.

Antes de eso, solo podían jugar en esa timba el 65 % de sus depósitos, y ahora la totalidad, poniendo en riesgo así la plata de los ahorristas, en el caso de que la bomba explote en forma de bono (lo más probable), o default por no poder pagar los vencimientos de los títulos, si los tenedores quisieran cobrarlos y pasarse al dólar.

Consiguieron esa concesión del gobierno con la promesa de trasladar una mayor proporción de la tasa que le cobran por renovar las LELIQ’s, a la que le pagan a los ahorristas por los depósitos a plazo fijo.

Y como muestra la imagen de apertura (sacada de ésta nota de El Destape) no cumplieron: la diferencia entre lo que le cobran al gobierno por prestarle la plata de los ahorristas, y lo que le pagan a estos por tenerles su plata un tiempo sigue estando en torno a los 20 puntos, lo que les deja una ganancia descomunal. Hasta llega a los 23 puntos, en algunos casos.

Ganancia que es posible porque el gobierno dejó sin efecto las regulaciones del Banco Central dictadas en la época de Vanoli, fijando un “piso” para las tasas que los bancos pagan por los plazos fijos, y un “techo” a las que cobran por prestar plata; en ambos casos vinculados a la tasa de referencia de política monetaria, a través de los instrumentos de absorción de circulante que emite el BCRA.

Al mismo tiempo y por imposición del FMI, el gobierno acaba de enviar al Congreso un proyecto de reforma de la Carta Orgánica del Central para quitarle (entre otras) las atribuciones para intervenir y regular el mercado del crédito.

O sea, para que un futuro gobierno no pueda utilizar herramientas hoy disponibles (porque las regulaciones de Vanoli fueron posibles por la reforma impulsada por Cristina en 2012), y que este gobierno decidió deliberadamente no utilizar, para facilitarles los negocios a los bancos.

viernes, 19 de abril de 2019

TWEETS POLÉMICOS

CONGELADOR INDEXADO


Lanzado en campaña por su candidatura a gobernador, y como las encuestas le vienen dando feo, Corral se largó a prometer, a ver si repunta: dice que si llega a la Casa Gris, va a bajar un 20 % las tarifas de la EPE, con la misma seguridad con la que banca los tarifazos nacionales.

Pero eso no es todo: para ponerse a tono con los anuncios del "Plan Lleguemos a Octubre" anunciado el miércoles por el gobierno nacional, ahora dice que va a mantener congelado el precio del boleto de colectivo urbano por seis meses: justo hasta las elecciones nacionales, vea.

Claro que lo que no dice es que en enero (es decir, hace apenas tres meses) lo aumentó un 50 %, porque tenía delegada la facultad de decidirlo él, sin pasar por el Concejo Municipal.

Sorprende tanta preocupación de la UCR que gobierna la ciudad (primero en el Frente Progresista, luego en Cambiemos) por la inflación, cuando en julio del 2012 y haciendo valer su mayoría en el Concejo, hizo aprobar una Ordenanza que dispone la actualización trimestral de la Tasa General de Inmuebles (TGI).

Los aumentos se gatillan cada tres meses, en base a una fórmula polinómica de indexación, que contempla entre otros aspectos la evolución del metro cuadrado de la construcción.

Ver en ésta entrada de aquel momento más detalles al respecto.   

La cuestión es que como consecuencia de la "formulita" indexatoria, la TGI aumentó un 698,91 % en los 81 meses que se la viene aplicando, desde julio del 2012; o sea parte del primer mandato de Corral, y todo lo que va del actual.

Lo que hace un escalofriante promedio de aumento del 8,63 % mensual, muy por encima de los penosos registros del macrismo en la materia, incluso; lo que no es poca cosa

Así cualquiera se hace el taita combatiendo la inflación, o prometiendo lo que haría si llegara a ser gobernador.

EL ANCLA SOS VOS


Negaron en campaña que fueran a retornar al FMI y terminaron yendo, cuando fueron dijeron que el Fondo había cambiado y era distinto, que ya no exigía políticas de ajuste como siempre y que tenía una mirada más “social”, puesta en proteger a los pobres.

Desde que firmaron el acuerdo ya lo modificaron tres o cuatro veces, viven pidiendo “waivers” y cambiando la letra sobre el uso que le darían a los dólares del colosal préstamo: que eran precautorios y estaban por las dudas si hacía falta usarlos, que se iban a usar para financiar el “gradualismo” de no hacer el ajuste fiscal más drástico, que no los iban a vender en el mercado para la fuga de capitales, que si los van a vender pero con un límite diario en las subastas.

Otro tanto pasó con el dólar: que si dejaban que flote libremente sin intervenir, que fijaban bandas para intervenir solo cuando se saliera de ellas, que si las bandas se iban ajustando, hasta que ahora la “congelaron” hasta diciembre, en el afán de planchar la inflación o -mejor aun- contener la corrida electoral en ciernes con la perspectiva de ofrecer a los especuladores una especie de seguro de cambio, y pingües ganancias con el “carry trade”.

En lo único en lo que no cambiaron es en lo que remarcamos en la imagen de apertura: la verdadera “ancla inflacionaria” es el salario, al que le declararon la guerra desde el principio, incluso antes de que terminaran yendo a pedir la escupidera al FMI; y antes incluso del levantamiento del “cepo” con sus consecuencias previsibles de devaluación, inflación y pérdida del poder adquisitivo: recordemos que cuando Macri ni siquiera pensaba en ser presidente decía en la tele que había que bajar los costos, y que los salarios son un costo más.

Justamente ese objetivo (el de bajar el costo de los salarios, medidos en dólares) fue el principal con el que se conformó “Cambiemos” allá por el 2015, sostenido no tanto en los sellos electorales más conspicuos del antiperonismo, como en el respaldo de las distintas fracciones del capital; para las cuales la rebaja del “costo argentino” (léase salarios altos para el promedio de América Latina) es prenda de unidad, más allá de sus diferencias objetivas en otras cuestiones.

Tanto que hoy, cuando los estragos del neoliberalismo han llegado al punto de destruir el valor de las empresas y esa unidad está quebrada, hay fracciones del capital dispuestas a explorar otros rumbos políticos con el experimento Lavagna, que supone la continuidad de la misma política por otros medios, pero eso sí: con elogios incluidos a la flexibilización laboral.

Eso, los salarios altos y los derechos laborales, la tradición de sindicalización, organización y protesta, la resistencia a los abusos del capital, son los famosos “70 años de fracasos” de los que hablan todo el tiempo: nos echan la culpa a nosotros, por querer vivir mejor, de su fracaso por no terminar de convertirnos, de una buena vez y del todo, en una economía de plantación, con salarios de subsistencia.

De allí el desplazamiento de las culpas a la sociedad, que no se resigna a perder una nivel de vida supuestamente ficticio y por encima de sus posibilidades, o los constantes llamados al sacrificio nuestro, no de ellos: la apelación a terminar con la “grieta” no es tanto política como social, es un llamado a que nos resignemos mansamente a perder derechos y aceptemos que ese es el único camino posible, sin protestar, ni organizarnos, ni quejarnos.

Todos los instrumentos de política económica y de política en sentido estricto que vienen desplegando en estos 40 meses de gobierno están alineados con ese objetivo primordial de pulverizar los salarios: para eso necesitaron cooptar al sindicalismo nucleado en la conducción de la CGT con la plata de las obras sociales, por eso insisten una y otra vez, con distintas versiones y según los contextos, en la flexibilización laboral, y por eso también la permisividad con los despidos y suspensiones: porque ven con buenos ojos la creación de un ejército de reserva que discipline a la baja los reclamos salariales de la fuerza de trabajo.

Para eso también (para la guerra al salario) fueron las “metas de inflación”, que ahora y pese a su fracaso estrepitoso en aquello para lo cual en teoría fueron pensadas (alinear las expectativas de la inflación a la baja), quieren incluir en la carta orgánica del Banco Central: en realidad, siempre estuvieron pensadas para funcionar como el ancla real a las discusiones salariales en las paritarias.

Nada extraño ni sorprendente en un gobierno con un marcado sesgo de clase en su composición y en sus apoyos, más allá de su amplia legitimidad de origen, que incluyó el voto de parte de los oprimidos, dominados y explotados.

En la destrucción del salario (su objetivo primordial, si no el único) sí que se puede decir que su eficacia (como dijo uno que hasta escribió un libro al respecto) fue brutal; pero su error fue extremar las cosas al punto de terminar rifando lo que era su capital político más preciado: su legitimidad política de origen y la posibilidad de revalidarla electoralmente, estabilizando el consenso político que requiere su programa de retornar la Argentina al momento anterior a 1945.

Pudieron desplumar la gallina sin que gritara durante un tiempo razonable (más del esperado), pero ahora ya no les es posible; como tampoco funcionarán los manotazos de ahogado que intentan ahora para repetir el batacazo de las legislativas del 2017, en otro contexto muy diferente, que ellos mismos crearon.

Hicieron su trabajo, el que vinieron a hacer, y aunque parezca que son un desastre (y mirados desde muchas otras ópticas ciertamente lo son), lo hicieron bien. El punto es que hemos llegado al nivel de las “efectividades conducentes” como decía Ubaldini (año de elecciones, con inflación desbocada, recesión aguda y malestar social), y al parecer los conejos de la galera de Durán Barba ya salen muertos.

Hace cuatro años y aun cuando incluso puede que los hayas votado, te declararon la guerra: a vos, a tu salario, a tus derechos, a tu nivel de vida, a tu consumo, apostando a que te rindieras incondicionalmente. Está en tus manos hacer que no lo vuelvan a hacer más, porque si les das otra oportunidad, no dudes un instante que lo volverán a hacer: como dijo hace poco Macri ante la pregunta de Vargas Llosa sobre que haría en caso de ser reelecto, contestando “lo mismo, pero más rápido”.

Nunca las cosas estuvieron tan claras, ni siquiera en el 2015, cuando ya estaban todas las cartas sobre la mesa. Acá si que no entiende el que no quiere.