LA FRASE

"ANTE EL PARO DE FUTBOLISTAS DECRETADO POR AGREMIADOS, ME OFREZCO COMO VOLUNTARIO PARA JUGAR." (CARLOS MAC ALLISTER)

domingo, 26 de febrero de 2017

EL OENEGEÍSMO TRANSPARENTE Y COSO


Días pasados leíamos en el diario del Loco lindo sobre los avances del programas "Calles seguras, infancia segura", lanzado por la gestión de Corral en septiembre del 2013 para "reinsertar" a los "trapitos". Un tema que tratamos en su momento en ésta entrada, y en ésta otra.

Decía la nota que "Pero desde que comenzó a implementarse efectivamente el programa, hace tres años, la recaudación total por donaciones voluntarias -que se destina a la compra de máquinas de trabajo y otros artículos para que los jóvenes pongan manos a la obra en alguna actividad laboral- fue de apenas 280.231,90 pesos. El monto no parece alcanzar para financiar un programa que involucra a muchos jóvenes en un proceso de reinserción laboral.

El importe está contabilizado contando todas las vías de donación disponibles.  La auditoría actualizada de lo recaudado por contribuciones voluntarias, que está a cargo de la Fundación Ejercicio Ciudadano, aún no está disponibleLos detalles de ingresos y erogaciones que figuran en la página web de esa entidad datan del 16 de enero de 2014, verificó este medio...". (las negritas son nuestras)

La cantidad recaudada equivale a unos 6835 pesos por mes, o 683 bonitos de 10 pesos de los que la Municipalidad manda junto con la tasa general de inmuebles. Pero el punto en el que nos queremos detener ahora es en el del "control" del proyecto, "delegado" por el gobienro de Corral en una "prestigiosa ONG": la Fundación Ejercicio Ciudadano, de Rosario.

Si ya era bastante cuestionable que la  municipalidad le transfiriera la responsabilidad de las políticas sociales (al menos en parte) a la "solidaridad espontánea" de los vecinos (de hecho, Corral tuvo que volver sobre sus propios pasos, e inyectarle recursos al programa), no lo es menos el hecho de que el Estado -que tiene sus propios organismos de control- "privatice" el control de sus políticas en instituciones "del tercer sector", supuestamente prestigiosas. 

Una idea muy noventista, por cierto; y que es un desprendimiento más de la antipolítica: la política es por definición sucia y corrupta, y hay que "vigilarla desde afuera" (y no los ciudadanos con su voto, precisamente) para que haga las cosas bien.

Pero hete aquí que la "prestigiosa institución" elegida a esos fines (entre cuyos miembros hay actuales funcionarios del gobierno provincial, y ex dirigentes y legisladores de la UCR) no pudo en casi tres años y medio de lanzado el proyecto, auditar el destino de algo más de 280.000 pesos.

Más aun, si se  ingresa a su página web el ícono respectivo lleva a un documento en inglés; y no aporta ningún dato certero al respecto. ¿Nos enteraremos acaso de acá a un tiempo que esta misma "ONG" nos cuenta que el programa es un exitazo, y le da su "sello de calidad"? 

AMPLITUDES, SECTARISMO Y "POLITIZACIONES"


Por encima de los "gurkas" de adentro -como D'Elía- que planteaban pedirle a la CGT que cambiara la fecha de la marcha del 7 de marzo por coincidir con otra citación suya a Comodoro Py, y demostrando que siempre está a una campo de distancia del resto, Cristina hizo lo que debía hacer: pedir que nadie se movilice al juzgado de Bonadío ese día; sino que lo hagan para respaldar el reclamo de los trabajadores de los gremios industriales, amenazados por la ola de despidos.

El mismo día se reunía el peronismo bonaerense en la quinta de San Vicente donde descansan los restos de Perón, para conmemorar el triunfo electoral del 24 de febrero de 1946, y para producir éste documento cuya lectura recomendamos; en el que realizan un crudo diagnóstico de la realidad nacional, reivindican los gobiernos de Néstor y Cristina y reclaman por el cese de la persecución judicial a ella, y la libertad de Milagro Sala, entre otras cuestiones.

Mientras eso pasaba Daer (del consejo directivo de la CGT) pidió "no politizar la protesta" del 7 de marzo: Daer, diputado del Frente Renovador que viene de apoyar la ley de ART impulsada por el gobierno de Macri, pide no politizar una protesta contra los efectos de las políticas de ese gobierno; y para la que pidieron apoyo a los principales partidos políticos: el PJ, el socialismo, el propio massismo y hasta la UCR; con cuyas autoridades se reunieron en estos días.

Y al parecer, no les molestó el previsible rechazo de los radicales a apoyar la protesta (al fin y al cabo son oficialistas), tanto como les molesta el apoyo de Cristina; como a Schmid (ver imagen de apertura), que dice que no lo necesitan.

A ver como explican ahora esta actitud de la conducción de la CGT los "autocríticos" que dicen que el kirchnerismo es sectario, se encierra y sí mismo y no busca ni concita nuevos apoyos fuera de los que ya tiene.

Porque al contrario de lo que dice Schmid, todo indica que los trabajadores necesitan apoyos y muchos para defender sus derechos, todos los que puedan conseguir. De hecho, muchos de ellos hubieran necesitado mucho antes más apoyo de los dirigentes de la CGT, que siguen sin ponerle fecha cierta al postergado paro general.

A menos que esos dirigentes estén buscando otra cosa y no defender los derechos de los trabajadores; y que "no politizar" la protesta signifique que no la capitalice electoralmente el kirchnerismo, con lo que cabe preguntarse si la razón de la molestia es que Cristina (que se opuso de plano a las políticas de Macri, desde el primer día del gobierno de "Cambiemos") les estaría escupiendo un asado que preparaban para Massa.

No es ningún secreto que el eje político del proceso de reunificación de la CGT era el "post kirchnerismo", cuando el peronismo recompusiera su liderazgo tras la salida de Cristina, y la mayoría de los popes sindicales apostaron a que Massa ocupara ese lugar, y les diera un espacio relevante. 

No sería la primera vez -desde Vandor para acá- que una apuesta políticamente fallida del sindicalismo peronista los termina condicionando en su acción sindical, llevándolos a esterizarla: Daer se queja de que "el gobierno no cumplió sus compromisos", pero es inexacto; Macri cumplió escrupulosamente con aquéllos con los que le interesaba cumplir.

Si ellos creyeron que estaban en el lote de los privilegiados que gozan de esa prebenda (el cumplimiento de la palabra presidencial) es en error grave de su parte, no un problema de Macri; y en realidad los que están faltando (y gravemente) a sus compromisos con los trabajadores son los dirigentes de la CGT; tanto que siguen sin fijar una fecha cierta para el paro (dejando la puerta abierta para negociar con el gobierno), y negándose a movilizar hacia la Plaza de Mayo.

Acaso para disimular haciendo como que la protesta no es contra Macri, sino contra sus ministros, cuando el problema es Macri. Debe ser que no quieren "politizar".

sábado, 25 de febrero de 2017

FELIZ CUMPLEAÑOS, FLACO...



...porque resolvías los conflictos docentes sin convocar a "voluntarios".

FLY BONDI SOCIALISTA


QUE EL ÁRBOL NO NOS TAPE EL BOSQUE


A esta altura del partido está más que claro que la campaña armada en las redes sociales para desacreditar el paro nacional docente llamando a "voluntarios" que quieran dar clases gratis, es otra maniobra deleznable de los call centers del PRO; motorizada por un ex teniente coronel de inteligencia del Ejército, con pasado en la dictadura.

Sin embargo, detenerse simplemente en eso (que de por sí demuestra a las claras y por si hiciera falta, de lo que es capaz éste gobierno), desconociendo que tiene eficacia porque se monta sobre un sólido anclaje social, sería un grave error. Muchos de los testimonios que se recogían en las redes son reales, de gente efectivamente dispuesta a "ser voluntaria y dar clases gratis". 

Más allá del viejo ideal abstracto del maestro sarmiento (encarnado acaso en Rosario Vera Peñaloza), venerado hasta que se organiza, se sindicaliza, protesta, reclama y pelea por sus derechos como trabajador (en cuyo caso es derribado de inmediato del pedestal), hay en muchos sectores de la sociedad un arraigado prejuicio anti sindical en general, y contra la docencia en particular.

Basta para comprobarlo el hecho de que no se reproduce el fenómeno en otros conflictos sindicales: ¿o acaso alguien conoce caso de "voluntarios" que se ofrezcan a juntar la basura cuando hay paro de los recolectores de residuos, o a sepultar a los muertos si el paro es de los trabajadores municipales?

Hay en éste súbito despertar del "voluntariado" una profunda desvalorización de la tarea docente, por parte de gente que supone que consiste simplemente en pararse en un aula enfrente de un grupo de pendejos, a hablar de cualquier cosa, e imponerles autoridad. 

Se trata de en gente en esencia bruta, que al mismo tiempo puede manifestarse preocupada por los resultados de las pruebas PISA, o por la caída en la calidad de la educación; mientras piensa a la escuela como una guardería en la cual dejar los chicos, mientras trabaja. 

Desde una óptica más amplia, el fenómeno es tan viejo como Hegel y su dialéctica del amo y del esclavo, o tan conocido como que se trata de la falta de solidaridad de clase, hábilmente explotada por los oligarcas (y éste gobierno está lleno de ellos), para transformar en "solidaridad" la carnereada, y atizar las disputas entre trabajadores; para sostener modelos de exclusión social.  

Salvo que estos "voluntarios" sean seres etéreos, compuestos de aire, que no sufren la inflación, o a los que no les aumentan el pan, la carne, la leche, el colectivo, la nafta, los peajes, la luz, el gas o el agua; y por ende no necesitan un salario, ni mejorarlo, y por eso no pueden comprender el reclamo de los docentes, o apoyarlos.

Por supuesto que no se trata de eso: bancan a su gobierno, el que votaron, en lo que sea, tanto como para incluso dejar sus hijos en manos de unos completos desconocidos, sin capacitación para educarlos, y sin responsabilidad por los resultados. Pero eso sí: después los fanáticos cegados por la ideología somos nosotros.

Claro que en el fondo son bastante hipócritas, porque cobran como el primero el aumento que ganaron otros haciendo el paro que ellos denostraron, y nunca -pero nunca jamás- han devuelto un aguinaldo o lo donaron a la caridad, aunque detesten al peronismo.

Deben creer (o actúan como si lo creyeran) que su sueldo (que es igual al que está sentado al lado de ellos en la oficina, o en la fábrica) se los pagan basándose en que son más inteligentes y más trabajadores: no hay convenios colectivos, ni sindicatos, ni huelgas, ni paritarias, ni leyes laborales.

En todo caso que el episodio nos sirva para no perder más el tiempo con ellos, buscando convencerlos de nada, porque nos separa un abismo; y ellos son los primeros interesados en que se siga ensanchando.

A menos que súbitamente cobren conciencia de como es la cosa cuando les llegue a ellos mismos el telegrama de despido, porque sus patrones encontraron a alguien dispuesto a hacer su trabajo, pero ganando menos salario.

viernes, 24 de febrero de 2017

PAPEL HIGIÉNICO


CORRAL LO VOLVERÁ A HACER


Cuando en su momento analizamos los números de la gestión de Corral el año pasado decíamos acá: "El “Programa Iniciativa Comunitaria y Cooperativas de Trabajo" para ejecutar obras por esa modalidad tenía fondos por $ 91.864.388; de los que al 30 de noviembre pasado se habían gastado $ 47.503.614,30” (el 51,71 %). Para obras se presupuestaron $ 90.699.850 (el 98,73 % de los fondos del programa); pero solo se gastaron $ 7.109.400, (el 7,83 % de lo presupuestado).

Los restantes más de 40 millones de pesos que originariamente estaban destinados para hacer obras se gastaron en pagarles a los cooperativistas como monotributistas a través de “Servicios no Personales”, aunque no se hicieran las obras. Es el modo que buscó Corral para financiar y sostener su estructura de punteros en los barrios.". (las negritas son nuestras)

Y el cuadro de apertura (que muestra la ejecución presupuestaria del programa en el mes de enero de éste año) demuestra que éste año piensa hacer exactamente lo mismo, cagándose en la ordenanza de presupuesto municipal que votó el Concejo a fines del año pasado.

Como se puede ver en él, de los $ 94.370.803 asignados al Programa, $ 80.100.00 (el 84,87 % del total) fueron aprobados por el Concejo municipal en "Bienes de Uso", es decir para hacer obras, o adquirir maquinarias y equipo.

Apenas pasado un mes del año (y de la ejecución del presupuesto) Corral usa los "superpoderes" para modificar el presupuesto municipal votado días antes (a fines de diciembre), y le mocha a las obras del programa casi la quinta parte de los recursos previstos para todo el año, para transferirlos a "Servicios No Personales", para pagarles a los cooperativistas/punteros/monotributistas.

Y en el primer mes del año esa partida ("Servicios No Personales" que era en el presupuesto votado por los concejales el 6,22 % del Programa, representó el 63,84 % del gasto; o sea más de diez veces más. 

A la inversa,  "Bienes de Uso" (que como dijimos representa el 84,87 % de los fondos del programa, según el presupuesto) representó apenas el 4,84 % de lo ejecutado en el mes de enero. 

Arrancaron temprano con el montaje de la estructura de campaña los muchachos.