LA FRASE

LA FRASE: "LA PUESTA EN ESCENA PORNO DE LA FACULTAD DE SOCIALES DEMUESTRA QUE EL PRESUPUESTO UNIVERSITARIO SE ESTÁ YENDO POR LA CANALETA DE YA SABEN DÓNDE." (ERNESTO SANZ)

jueves, 2 de julio de 2015

¿LOS JÓVENES MARAVILLA LLEGAN AL TEATRO?


¿Corral les presta el Municipal en agradecimiento por sus invalorables servicios al ayudarlo a ganar?

¿Es una coproducción entre la Municipalidad y UPCN, quién se queda con el bordereáux? 

¿Alguien tiene la info completa, o sabe por qué acá no figuran en el elenco Pignata, Saleme y Martínez Kerz?

¿Estarán tras bambalinas, preparando su adaptación libre de "Yo nunca me fui, soy del Frente Para La Victoria desde la primera hora después que perdió Del Sel"?

¿Se trata de una versión libre de los autores de "Sueño de una noche de veremos en que lista vamos"?

Más información, acá.

A VER SI ENTENDIMOS BIEN



Lo que estaría diciendo Corral en el video es que la municipalidad vendió terrenos propios ubicados a la vera de, y con la plata que obtuvo formó un fondo con el cual el Estado hará las obras de infraestructura del lugar: pavimento, agua potable, cloacas y una playa de estacionamiento.

Infraestructura que van a aprovechar exclusivamente los boliches bailables que allí se relocalicen, porque -como destaca la nota, verla acá- "se trata de una zona donde no hay vecinos directos". 

Aunque Corral aclara que al estacionamiento lo explotaría la municipalidad: lástima que no siguió el mismo criterio en el parque Alberdi. 

Y como el proyecto contempla que allí se puedan instalar a futuro -además de boliches bailables- otros rubros como restaurantes o pubs, el municipio se reservó otros terrenos para venderlos más adelante, cuando se valoricen por la inversión del Estado -no de los privados- en infraestructura. 

¿Con el producido de esas ventas futuras les llegará el tiempo a otros barrios y vecinos de la ciudad de tener acceso al pavimento, el agua potable o las cloacas, o será reciclado en más emprendimientos privados sustentados con recursos y bienes públicos?

Si se llega a octubre sin que avancen las obras de infraestructura comprometidas por el municipio con los recursos que son de todos ¿le volverán a quemar el coche al intendente?

Ah, y nos olvidábamos: recordemos que nos enteramos hace unos días que en Santa Fe se suman 320 ranchos nuevos por año, y no hay terrenos disponibles para edificar.

OTRO CASO DE "EXPLICÁME QUE NO ENTIENDO"


A propósito del caso Cabral, explicábamos en esta entrada que su subrogancia en Casación fue cesada por aplicación de la Ley 27.145, votada por el Congreso en el mes de junio de éste año.

Tal como dan cuenta las imágenes que ilustran el post, en Diputados la sanción tuvo 130 votos positivos (del FPV y sus aliados) y 88 en contra, de todos los sectores de la oposición, desde el PRO, hasta el frente de izquierda y por supuesto la UCR, el socialismo y los "progresismos varios".

En la entrada anterior explicábamos como la ley resolvía el proceso de designación de los subrogantes, con la intervención del Consejo de la Magistratura, el Poder Ejecutivo y el Senado. 


Veamos ahora lo que dice con más detalle el artículo 3 de la ley, que habla de los conjueces designados para asumir -eventualmente- subrogancias de cargos vacantes (ver completa acá): "ARTÍCULO 3° — La Comisión de Selección de Magistrados y Escuela Judicial del Consejo de la Magistratura confeccionará cada seis (6) años, una lista de conjueces para cada fuero, jurisdicción e instancia, la que se integrará con veinte (20) abogados y abogadas, y veinte (20) secretarios y secretarias judiciales. Tales listas serán sometidas a consideración del Plenario del nombrado Consejo. Una vez aprobadas, serán enviadas al Poder Ejecutivo nacional, para su posterior remisión al Honorable Senado de la Nación, a los fines de solicitar el acuerdo respectivo.

Los integrantes de la lista serán abogados y abogadas de la matrícula federal y secretarios y secretarias de la justicia nacional o federal, que cuenten con los demás requisitos legales exigidos para el titular del cargo. Los abogados y abogadas que deseen integrar la lista de conjueces deberán inscribirse ante la Comisión de Selección de Magistrados y Escuela Judicial del Consejo de la Magistratura, la que establecerá la oportunidad y el procedimiento correspondiente a tales inscripciones.

Las cámaras nacionales y federales remitirán a la Comisión de Selección de Magistrados y Escuela Judicial del Consejo de la Magistratura, las nóminas y los currículum vitae de los secretarios y secretarias judiciales de todas las instancias de su jurisdicción, que hubieran manifestado conformidad para integrar las listas de conjueces. Ello sin perjuicio que la inscripción pueda realizarse, directamente ante la Comisión de Selección de Magistrados y Escuela Judicial, en la oportunidad y de acuerdo al procedimiento aprobado por dicha Comisión.

Las listas de conjueces para subrogar en tribunales con competencia electoral se conformarán con las nóminas remitidas por la Cámara Nacional Electoral. Las listas podrán ser ampliadas, de conformidad con lo previsto en este artículo, en el caso que se hubieran agotado los conjueces y no existiera ninguno en condiciones de subrogar. A los efectos de seleccionar a los subrogantes, la Comisión de Selección de Magistrados y Escuela Judicial del Consejo de la Magistratura, emitirá un dictamen que será puesto a consideración del Plenario del nombrado Consejo.

Se deberán tener en cuenta los antecedentes profesionales y disciplinarios de los candidatos y candidatas, y se considerará especialmente su disponibilidad para dedicarse de manera exclusiva al cumplimiento de la función que se le asigne." (las negritas son nuestras)

Vemos entonces que el procedimiento conlleva publicidad (de la inscripción de postulantes), la intervención decisiva del Consejo de la Magistratura (uno de los "chiches" preferidos de los republicanos vernáculos, introducido en la reforma constitucional de 1994) y considera prioritario a la hora de elaborar las listas, la posibilidad de los postulados de dedicarse de manera exclusiva a la función que se les asigne, subrogando el cargo vacante.

Y eso obedece a una razón muy sencilla: cuando los que subrogan cargos vacantes son otros jueces (como era el caso de Cabral) descuidan su propio despacho, y se atrasa el trabajo en los dos lugares: su juzgado originario, y el que subroga; en detrimento del servicio de justicia.


Entre la nómina de los diputados que votaron en forma negativa la ley, vemos como sobresalen los del PRO, la UCR y el socialismo (y sus aliados en el FPCyS) de los diferentes distritos, entre ellos Santa Fe; lo que supone que a apenas 4 días de la elección provincial (donde en teoría encarnaban proyectos supuestamente antagónicos) no tuvieron empacho en coincidir en el Congreso, votando juntos e igual que la mayoría de las veces: en contra de los proyectos impulsados por el gobierno nacional.

Pero Santa Fe tiene su propia ley de subrogancias, que en éste caso es un artículo de la Ley 10.160 (Orgánica del Poder Judicial), cuya última reforma corresponde a la Ley 13.023, votada en el 2009 durante el gobierno de Hermes Binner. 

Que dice (en lo que aquí interesa) lo siguiente: "ARTÍCULO 217º.- 1) "Los jueces de primera instancia a quienes se les otorgue licencia o tengan algún impedimento temporario, serán suplidos automáticamente por el que, estando en funciones le siga en orden de turno hasta tanto el órgano jurisdiccional competente, designe el suplente. Sin perjuicio de lo dispuesto en el párrafo precedente, la vacancia transitoria mayor de treinta días en la titularidad de cualquier juzgado o tribunal colegiado, podrá ser cubierta provisoriamente, a solicitud de la Corte Suprema de Justicia, por subrogante designado por el Poder Ejecutivo, en el orden establecido en la lista que hubiere confeccionado y que tuviere acuerdo de la Asamblea Legislativa de entre quienes reúnan las calidades constitucionales para ser juez. Los integrantes de la lista referida que formen parte de la planta de personal del Poder Judicial, en su caso, retendrán el cargo respectivo, y percibirán los haberes correspondientes a su categoría presupuestaria con más la diferencia que exista con la retribución del cargo cuyas funciones subrogue. 

Las listas serán comunicadas a la Corte Suprema de Justicia, y tendrán una duración de dos (2) años contados a partir del otorgamiento del acuerdo legislativo, al cabo de los cuales entrarán en vigencia nuevas listas confeccionadas de igual manera. Si se agotare la lista de un fuero en alguna de las Circunscripciones, el Poder Ejecutivo elaborará una nueva lista de la forma establecida en este artículo, para completar el término referido, la cual deberá obtener el acuerdo de la Asamblea Legislativa y tendrá una duración de dos (2) años contados a partir de ese momento, cualquiera sea el plazo durante el cual tuvo vigencia la lista originaria. El subrogante cesa automáticamente en su función a los dos (2) años o antes, en caso de reintegrarse el subrogado o de asumir un nuevo titular designado para el cargo.".

Para que tengamos claras las diferencias con el sistema aprobado por el Congreso, las listas de subrogantes las confecciona el Ejecutivo (el gobernador), sin ningún criterio rector, pudiendo incluir a miembros del Poder Judicial con otras funciones (lo que supone que las desatiendan si asumen la subrogancia) y sin ninguna intervención del Consejo de la Magistratura.

Esto último porque en Santa Fe el Consejo carece de rango constitucional y legal, y fue creado por Reviglio por un simple decreto en 1990, aunque luego Binner dictara otro decreto a poco de asumir en el 2007, diciendo que "lo volvía a crear".

Como se ve también, las subrogancias en Santa Fe caducan automáticamente a los dos años o antes, si el cargo es cubierto por un titular, por lo que acá nadie podría durar 4 años en esa condición como Cabral, si antes no vuelve a obtener acuerdo legislativo (requisito que Cabral nunca tuvo); cosa que en Santa Fe se puede dar de forma ficta (por el mero transcurso del tiempo, sin que la Legislatura trate la propuesta), porque así lo permite la Constitución provincial.

Así las cosas, éste caso guarda una total semejanza con lo apuntado en su momento para el nuevo Código Procesal Penal nacional en éste post y en éste otro: radicales, socialistas y progresistas varios votaron en la nación en contra de un sistema que, o es similar al que rige en la provincia (donde gobiernan) y ellos apoyaron; o es superior porque reduce el margen de discrecionalidad en los nombramientos en la justicia.

Pero eso sí: lo hicieron en nombre de la república y las instituciones. 

TWEETS POLÉMICOS

miércoles, 1 de julio de 2015

IMPRESENTABLES DEFENDIENDO A INDEFENDIBLES


Más información, acá.

PAGANDO FACTURAS DE CAMPAÑA


Durante la campaña de las pasadas elecciones provinciales nosotros señalábamos acá como en el tramo final -puesto a tirar toda la carne al asador para evitar la derrota- el socialismo había involucrado decididamente como parte principalísima de su estrategia política al seudo sindicalismo policial, que se puso la camiseta del oficialismo provincial haciéndole campaña entre las gorras.

Enfrente no se quedaron cortos: el PRO tejía lazos con APROPOL, la otra "entidad gremial" del sector, que está detrás de los acuartelamientos sediciosos de diciembre del 2013; algo tenido en cuenta por el gobierno provincial para -con precisión quirúrgica- distribuir a los efectivos policiales en el operativo de seguridad de los comicios, de modo tal de lograr que votaran sólo los que ellos deseaban (porque responen al sindicalismo "amigo"), y dejar fuera de esa posibilidad a los sindicados como "enemigos".

Una decisión que al final se reveló crucial para decidir la elección, porque quedaron unos 3000 policías sin poder votar, y la diferencia final entre Lifschitz y Del Sel fue de 1496 votos.

Claro que favores de ese tipo (como "asesorar" al gobierno en el punteo del "padrón" policial, y hacer campaña por él en forma abierta) no son gratis, y luego hay que pagarlos.  

Al respecto, podemos ver acá en La Capital como Lifschitz está empezando a levantar las facturas de la campaña: anuncia que impulsará la modificación de la ley del personal policial aprobada en el 2006 (durante el segundo gobierno de Obeid) para "restablecer las jerarquías en la institución policial", y volver a las "escuelas de policía".

Coherencia en recular frente a las presiones (o favores, para luego presionar) de la coporación policial no le falta al socialismo. Ya en el 2007 (cuando APROPOL y ULTRAPOL eran una sola cosa) Binner prometía lo mismo en su campaña para ser gobernador:


Ya en el gobierno, en el 2009 envió a la Legislatura un proyecto para dar definitivamente marcha atrás con la reforma (ver al respecto acá), y aunque nunca fue tratado, hizo como si lo hubieran aprobado: durante todo su gobierno la reforma jamás se aplicó, los concursos para ascensos no se hicieron y los ascensos se siguieron haciendo (como antes de la reforma) por las juntas de calificaciones; integradas exclusivamente por policías.

Llegado Bonfatti al gobierno todo siguió igual, hasta el motín de diciembre del 2013, en el que los sediciosos le arrancaron a punta de pistola la definitiva sepultura de la reforma: veíamos acá como el gobierno organizó los concursos exactamente igual a como funcionaban los ascensos con las juntas, pasándose a nado lo que dice la Ley 12.521; que ahora Lifzchitz propone modificar. 

Sobre la idea de someter a la designación del jefe de policía al acuerdo de la Legislatura, recordar lo dicho acá: es ni más ni menos que una total abdicación del gobernador de sus facultades constitucionales para conducir a la policía santafesina.

La propuesta de modificar la ley del personal policial aprobada en el 2006 (por un amplio consenso que incluyó a los partidos que hoy son gobierno a través del FPCyS) significa -ni más ni menos- que terminar de cerrar el círculo para perfeccionar el modelo según el cual la policía santafesina se autogobierna; atendida por sus propios dueños.

Que es precisamente el modo como el socialismo vino manejando el asunto desde el 2007 para acá, con los resultados por todos conocidos: lejos de ser parte de la solución a la inseguridad creciente, la fuerza policial es parte principalísima del problema.

Un caldo de cultivo ideal para que florezcan mil Tognolis, como si con uno sólo no hubiera sido suficiente.