LA FRASE

"UN DÍA COMO HOY Y CON EL VOTO NO POSITIVO, YO ERA EL CANDIDATO PUESTO PARA SER PRESIDENTE, PERO PASARON COSAS." (JULIO COBOS)

martes, 17 de julio de 2018

EL AGUJERO DEL MATE


En menos de un mes desfilaron y siguieron su ruta como posibles candidatos presidenciales del amplio mundo de “los peronismos no kirchneristas” para el año que viene Tinelli, Urtubey, Massa, De La Sota, Felipe Solá y ahora Lavagna: desde un outsider de la política hasta la eterna esperanza blanca cercano a ser octogenario, desde un “candidato de transición” hasta otro que se cree capaz de captar parte al menos del electorado k, todos los climas posibles.

Un desfile indicativo del cambio de escenario: hasta diciembre pasado nadie se la animaba a Macri y (casi) todos hablaban de una perdurable hegemonía amarilla; y desde entonces (más precisamente a partir del rechazo a la reforma previsional), cualquiera se le para de manos, y se siente en condiciones de derrotarlo en las urnas, si intenta su reelección.  

Si solo se tratara de una respuesta del arco opositor al cambio en el humor social y al deterioro de la imagen de Macri y su gobierno, no tendría nada de extraño; pero en realidad hay algo más, a lo que hay que prestarle atención: el desfile de candidatos está directamente vinculado al hecho de que una fracción del capital, expresiva de parte del bloque de poder dominante en el país, ha empezado a soltarle la mano a Macri, y comenzó a buscar el “Plan B” para obturar el regreso del kirchnerismo, la bestia negra, el hecho maldito que evoca sus peores pesadillas.

Y si aun no han terminado de soltarle la mano también a Vidal (que se incinera aceleradamente como recambio posible al desgaste de Macri) es porque nunca pusieron los huevos en una sola canasta, y porque advierten que todos los prospectos ensayados hasta ahora no mueven el amperímetro. En ese caso el candidato del peronismo no kirchnerista (o anti K, para ser más precisos) cumpliría el rol de drenar votos opositores, para facilitar un triunfo de “Cambiemos”.

El cajoneo de la Cámara Nacional Electoral del recurso de Gioja y la conducción del PJ contra la intervención del judicial del partido por tributa a la misma lógica: buscan un peronismo impedido de decidir por si mismo y por sus cuerpos orgánicos naturales, la estrategia electoral, la política de alianzas e incluso el manejo de los fondos de campaña; para enfrentar en inferioridad de condiciones a la maquinaria oficialista, que como se ha visto con el affaire de la truchada de afiliados y aportantes en la PBA, no vacilará en apelar a todos los medios a su alcance para retener el poder.

Sea que la instalación de un candidato peronista obturador del regreso del kirchnerismo (y más precisamente de Cristina) prenda, o que cumpla el rol de facilitador de una nueva victoria de “Cambiemos”, el objetivo de estos sectores (a los que para individualizar diremos que se nuclean en la cúpula de la AEA, excluyendo a los bancos y las patronales agrarias, e incluyendo al Grupo Clarín) es recrear, en la medida de lo posible, las condiciones del 2002 en el plano económico, porque empiezan a descontar que un nuevo 2001 (con default incluido) es una alternativa más que probable en un futuro mediato.

Tanto quieren recrearlas, que en el plano político le hacen creer a Duhalde que él puede jugar algún papel en la movida, siendo el promotor público de la candidatura de Lavagna. No se trata de discutir acá si están dadas las condiciones económicas para repetir la maniobra (¿se animaría un gobierno así armado a reestructurar la deuda con quita, reponer retenciones o reimplantar los controles de capitales? Parece dudoso), sino de señalar que está en marcha; con el objetivo central de que a un nuevo 2002, no le suceda un 2003: que no les vuelva a aparecer la criada respondona (Cristina), como entonces les apareció un flaco desgarbado de mocasines y saco cruzado, que agarró para el lado que nadie (en especial, ellos) esperaban).

Por el lado de la política, en especial del peronismo y en particular del PJ anti kirchnerista, llevan perdidos 32 meses (todo el gobierno de Macri, más el mes transcurrido post balotaje presidencial del 2015) en encontrarle el agujero al mate, anunciando la construcción del post kirchnerismo, y reclamando/sentenciando el definitivo ostracismo de Cristina, y el final de su ciclo político. El mismo tiempo transitaron intentando construir "un candidato que mida", sin  resultados tangibles hasta acá. 

Apenas producido el triunfo de Macri y como si se hubieran sacado de encima una pesada mochila, comenzaron a pensar en el 2023, dando por perdida de antemano la elección del año que viene, imaginando una ciclo largo de hegemonía macrista y obrando en consecuencia: está a la vista la magnitud del error, aun cuando se sigan presentando como los adalides de un curioso pragmatismo, que sigue empecinado en desconocer datos de la realidad, que estaban a la vista desde el principio del experimento amarillo.

Los Massa, Schiaretti, Urtubey, Pichetto y Bossio (sin olvidar a los SOLCA, hasta ayer nomás) se la pasaron pidiéndole a Cristina y al kirchnerismo autocrítica no ya por la estrategia electoral del 2015, sino por el despido de Lavagna del gobierno de Néstor (2005), el conflicto con el campo (2008), la ley de medios y la pelea con Clarín (2009), el “cepo cambiario” (2012), o el entuerto con los fondos buitres (2014).

Por contraste, no se los ha escuchado ensayar la más mínima autocrítica por sus errores de apreciación de la situación política y -más importante aun- por las decisiones que tomaron en consecuencia; bancando en los hechos a un gobierno que ha sido horrible desde el principio, y del cual ahora están tratando de convertirse aceleradamente en opositores acérrimos, con escasísima credibilidad.

Lejos de eso, después de haber abierto la caja de Pandora del endeudamiento al apoyar el acuerdo con los fondos buitres, y de haberle dado a Macri la herramienta legal para desguazar el Fondo de Garantía de ANSES votando el blanqueo de capitales y la “reparación histórica”, hoy pretenden dar cátedra sobre los riesgos que entraña acordar con el FMI (al mismo tiempo que piden que se los incluya en la discusión del presupuesto, que contiene el ajuste pactado con el Fondo), y se muestran preocupados por el futuro del sistema previsional.

Llevan casi tres años hablando de la necesidad de construir una unidad opositora (en especial del peronismo) amplia y sin sectarismos, pero con una bolilla negra para Cristina como condición dirimente; al tiempo que le exigen que permanezca callada y no meta cuchara en el proceso, pero que deje los votos, o que bendiga los acuerdos: su emblema sería un dibujo de Sábat donde le cruza una “X” en la boca, y su lema sería “Cualquiera Menos Cristina”. 

Pero el problema es que todos los “Cualquiera” juntos (los que nombramos al principio, y algún otro que pueda aparecer) no tienen, todos juntos, ni la mitad de los votos de Cristina. Si solucionan eso (es decir, si le encuentran el agujero al mate), no los para nadie, muchachos (?).

En cambio otros que han abandonado la dieta a base de vidrio hace tiempo, como los intendentes bonaerenses se han dado cuenta ya de lo obvio; haciendo coincidir la estrategia política con la simple y sencilla percepción social, inalterada desde el inicio del gobierno de Macri: Cristina, antes que cualquiera. El paso del tiempo (y la propia decisión personal de Cristina) dirán como se acomodan los melones en el carro, pero hasta hoy y si nada cambia, esa es la realidad; que como dijo alguien, es la única verdad.

lunes, 16 de julio de 2018

LOS ASISTENTES SECRETOS


¿No deberíamos saber los santafesinos quiénes fueron los empresarios santafesinos que se reunieron con el intendente y los representantes de la Agencia de Administración de Bienes del Estado nacional, para analizar la subasta de terrenos públicos en la zona de la terminal de ómnibus y sobre la avenida Alem, subasta aun no lanzada oficialmente?

Porque en ésta nota de la radio de la universidad (que pagamos todos con nuestros impuestos, diría un macrista) no se hace la más mínima precisión al respecto.

La omisión no hace más que alimentar las sospechas que lanzamos acá, cuanto dijimos "¿Apostamos a que en la subasta se presentan los mismos “desarrolladores inmobiliarios” de las cocheras subterráneas del Parque Alberdi, o de los complejos de lujo del puerto, construidos sobre terrenos públicos propiedad del gobierno de la provincia, pero que por ley no pueden ser vendidos?"

EL SOCIALISMO SE ENAMORA DE LAS OBRAS


Varias veces hemos dicho acá que el socialismo se quejaba (durante el kirchnerismo, ahora no) de los "superpoderes" del Jefe de Gabinete nacional para cambiar las partidas del presupuesto luego de que las aprobara el Congreso; y contábamos que en Santa Fe el gobernador tiene las mismas atribuciones o incluso mayores: por ejemplo no tiene límites cuantitativos, puede aumentar los gastos si aumentan los recursos e incluso en los últimos años modifica partidas de gastos de capital, para usarlas para gastos corrientes.

Y también usa los "superpoderes" para modificar el plan de obras públicas, sacando partidas de una para dárselas a otra, que es lo que está haciendo el decreto cuya imagen encabeza el post.

Pero además hemos contado lo que demoran las obras en terminarse respecto a los plazos contractuales previstos, y lo que terminan costando por imperio de las "redeterminaciones de precios", los "adicionales de obras", "trabajos extracontractuales" y otras yerbas.

Lo que es el colmo es que por esa vía sigan afectando fondos para obras que el gobernador ya inauguró (lo que supondría que están terminadas), y para las que -por esa razón- en el presupuesto del año no había partidas.

Como es el caso del CEMAFE y el nuevo edificio del Instituto 12 de profesorado, como pueden ver en la imagen de abajo, que corresponde al anexo del decreto. 

En el primer caso le agregan a la obra (reiteramos: inaugurada) 10 millones de pesos (recuadro azul=, y en el otro 200.000 pesos (ídem). 

Es como que se enamoran, y no las pueden dejar ir. O que las terminamos pagando varias veces su valor.


DE VENEZUELA A PANAMÁ


El viernes pasado fue publicada en el Boletín Oficial la Resolución 529 del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos (completa acá), por la cual se eleva de 10 millones de pesos a 50 millones el capital de las sociedades anónimas para que queden sujetas a fiscalización estatal permanente.

La cifra no se actualizaba desde el 2006, y como consecuencia de eso 3.204 sociedades en todo el país estaban sometidas a un régimen más estricto de contralor estatal de su actividad por la Inspección General de Justicia (IGJ); y la medida de garavano se sustenta en la necesidad de profundizar la “reducción de costos planteadas por el sector privado”, y “el eventual efecto negativo que en concepto de mayores costos, cargos y burocracia pueda implicar para los administrados. ” el control estatal.

De acuerdo con el artículo 299 de la Ley 19.550 de sociedades comerciales hay S.A. que quedan sometidas a la fiscalización estatal permanente (más allá de cuanto sea su capital) en razón de su objeto, por ejemplo las que hacen oferta pública de sus acciones, las que realizan operaciones de capitalización o ahorro, las que explotan concesiones de servicios públicos, de economía mixta o con participación estatal mayoritaria, y las controlantes o controladas de cada una de esas. Luego están las que sin ser de ninguna de las nombradas, superan el capital social que establece el Poder Ejecutivo, como lo ha hecho ahora llevándolo de 10 a 50 millones.

Cuando una sociedad no está sometida a la fiscalización  estatal permanente, el control del Estado queda limitado a su contrato constitutivo, posteriores reformas y variaciones de capital (artículo 300 de la ley); en cambio cuando sí lo está, el control estatal es más intenso porque abarca todo su funcionamiento, hasta su disolución y liquidación, incluyendo asambleas, renovación de autoridades y otros actos de la vida societaria.

Claro que la fiscalización prevista por la ley de sociedades no excluye otros controles establecidos por leyes especiales (como la ley de entidades financieras en el caso de los bancos, por ejemplo), y que aun no siendo permanente la fiscalización la IGJ puede intervenir de oficio si lo cree conveniente en resguardo del interés público, o a pedido de socios que representen por lo menos el 10 % del capital (artículo 301 de la ley de sociedades).

Sin embargo, la sola idea de que la sociedad esté sometida a la fiscalización estatal permanente obra en sí como control y obliga a sus autoridades a extremar los cuidados porque sus actos deben ser necesariamente comunicados a la autoridad de contralor; cosa que no sucede cuando la fiscalización no es permanente.

Precisamente es a eso a lo que apunta la modificación introducida ahora por el gobierno cuyos integrantes tienen todos cuentas off shore y participaciones en sociedades constituidas en paraísos fiscales; y que en el mega DNU “desburocratizador” de enero pasado prácticamente trató de vaciar de competencias a la Inspección General de Justicia. 

Íbamos a ser Venezuela, y en cambio ahora vamos camino a ser Panamá.

domingo, 15 de julio de 2018

TOTAL TRANQUILIDAD


El gobierno brasileño seduce a las automotrices (todas empresas multinacionales) para que radiquen sus plantas e inversiones allá con exenciones impositivas, generando una "competencia" para que nuestro gobierno haga lo mismo, y los tipos paguen cada vez menos impuestos (las retenciones ya se las sacaron).; que es lo único  que dejan en el país, además de los sueldos (siempre que no suspendan o despidan).

Es muy tranquilizador saber que el encargado de defender los garbanzos de esos puestos de trabajo argentinos que están en riesgo es el ministro de la Producción, que no solo es empleado de las automotrices, sino consultor de varias empresas brasileñas.

A nosotros nos da como una paz interior ¿a ustedes no les pasa? 

JUSTO LO QUE HACÍA FALTA


No se conforman con haber alentado que un montón cayeran en la trampa mortal de los préstamos indexados por UVA, y ahora se encuentran con que las cuotas son cada vez más altas, cubren una porción cada vez mayor del sueldo y encima lo que pidieron prestado no les alcanza para comprar nada, por la disparada del dólar y de los precios de las propiedades.

Inmunes al fracaso, extendieron el maravilloso sistema al PROCREAR, cuya ejecución delegaron en los bancos para -por supuesto- hacerlo mierda también.

Y una vez que estrolaron las alternativas para que la clase media acceda a su vivienda propia, ahora quieren indexar también las cuotas de los planes de vivienda social, que se construyen con los recursos del FONAV; cosa que tampoco los sectores populares que pueden acceder de ese modo a la vivienda, puedan pagar las cuotas.

¿Se levantan todos los días pensando que nueva hijaputez les quedó por hacer?

SÁNDWICHES DE VACA Y POLLO


"Lo de Manrique me hace acordar a un amigo que me propuso durante largo tiempo poner un negocio juntos. Un día le pregunté de que se trataba y me dijo que sería un negocio para vender sándwiches de pollo y de carne vacuna. Como seguía sin entender le pedí que me explicara un poco más y me contestó que era muy sencillo, que él ponía un pollo y yo una vaca. Él un pollo y yo una vaca, y así. Yo ponía todo y él nunca arriesgaba nada." (Juan Domingo Perón, 1973)

Tuits e imágenes relacionados:


Más información, acá y acá.