LA FRASE

LA FRASE: "COMO SERÁ DE GRAVE LA SITUACIÓN DE FAYT QUE ESTÁ CASI TAN MAL COMO BINNER." (ANÍBAL FERNÁNDEZ)

martes, 5 de mayo de 2015

3 AÑOS DE YPF EN MANOS DE LOS ARGENTINOS


Se cumplieron 3 años desde que el gobierno nacional tomó la estratégica decisión de expropiar el 51 % de las acciones de YPF al grupo Repsol, y los números de la gestión de la empresa desde entonces hablan por sí mismos:

* La producción de gas creció un 25 por ciento entre el 2011 y fines de 2014, mientras que en el mismo período la producción de petróleo aumentó un 10 por ciento, revirtiendo una tendencia de retracción de la actividad que se había consolidado durante la gestión privada encabezada por Repsol.

* Las reservas de petróleo y gas crecieron un 23,8 por ciento entre 2012 y 2014, con un índice de reposición del 163 por ciento.

* Esa mejora se logró a partir de un incremento de las inversiones que pasaron de 2197 millones de dólares en 2011 a 6077 millones de dólares en 2014, lo que significó una mejora de 177 por ciento.

* Los equipos de perforación se incrementaron de 25 a 74 en el mismo período con un crecimiento de 196 por ciento.

* El emprendimiento de Loma Campana (en la formación Vaca Muerta) pasó de tener 4 equipos de perforación y 42 pozos en 2012 a 19 equipos y 290 pozos durante diciembre del año pasado.

* Entre 2011 y 2014 la venta de productos refinados pasó de 17.341 a 18.457 metros cúbicos; lo que le permitió a YPF consolidar su liderazgo en el mercado al concentrar el 58 por ciento de la venta de naftas y el 60 por ciento de las de gasoil.

* La inversión de la empresa en refinación fue de más de 2600 millones de dólares entre 2012 y 2014, lo que permitió llevar adelante diferentes proyectos, como la nueva planta de Coke en La Plata.

* Las ventas crecieron casi un 30 por ciento entre 2011 y 2014, pasando de 13.600 millones de dólares a 17.500 millones de dólares, mientras que la utilidad operativa creció un 40,5 por ciento, pasando de 1740 millones de dólares en 2011 a 2445 millones de dólares en 2014.

* El empleo en la compañía y los empleos asociados a su actividad creció entre diciembre de 2011 y 2014 un 55 por ciento. Hoy, la empresa cuenta con 22.000 empleados directos y casi 50.000 indirectos.

* YPF incrementó el aporte a las provincias en concepto de regalías en más de un 166 por ciento durante los tres años de la actual gestión. Mientras que en 2011, pagó 4915 millones de pesos por regalías e ingresos brutos, en 2014, esa cifra llegó a 13 mil millones de pesos.

CUENTAS CLARAS BENEFICIAN AL MERCADO


Por A.C.

La criminalidad financiera genera enormes daños a la economía argentina, a través del lavado de activos y la fuga de divisas. Son delitos que presentan un alto grado de complejidad para ser perseguidos, porque en éste tipo de actividad delictiva actúan agentes de alta especialización, junto a estructuras financieras y bancarias diseñadas específicamente para el delito, como se hiciera público recientemente a través de las 4.000 cuentas no declaradas de argentinos en la filial suiza del banco HSBC.
En la misma actividad delictiva actúa cierto sector de la actividad bursátil, como algunas sociedades de bolsa, quienes a través de operaciones como el contado con liquidación, mantienen un permanente canal de fuga de divisas. Más allá que se invoque la legalidad de la operación del “contado con liqui”, hay un pequeño detalle que suelen pasar por alto: el origen de los fondos del “inversor” que recurre a ésta operación.
Algunas sociedades de bolsa no se preocupan por controlar -como es obligación legal- la licitud de los fondos que reciben para efectuar ciertas operaciones, a lo que se suma la intermediación no autorizada como compra venta de divisas o alquileres de bonos, la manipulación del precio de títulos o la presentación de balances falsos, entre otras “maniobras técnicas” orientadas a la defraudación tributaria, maniobras que realizan mientras vociferan la necesidad de la transparencia del mercado.
Estas maniobras defraudatorias eran corrientes y mayoritariamente impunes durante la vigencia de la Ley 17.811, porque el sistema de supervisión y sanción de los intermediarios como las sociedades de bolsa, quedaba reservada a los propios mercados de valores, ya que regía un sistema de autorregulación del mercado a cargo de sus propios componentes. Y por lo tanto, no había mayor control ni sanciones. La evasión y la ilegalidad de operaciones era la norma y en muchas ocasiones, este tipo de maniobras culminaban con la masiva estafa de los ahorristas o inversores, como saben aquí en la zona quienes perdieron todo a manos de Bolsafe Valores y sus responsables visibles y ocultos.
A fines del año 2012 el Gobierno Nacional impulsó la sanción de la Ley 26.831, la nueva y vigente Ley de Mercado de Capitales, que dejó sin efecto el anterior y absurdo sistema de autorregulación del mercado.  A través de ésta ley se eliminó la autorregulación del sector bursátil y se estableció la fiscalización estatal permanente a través de la Comisión Nacional de Valores (CNV).
También durante esa fecha, con el fin de aumentar la capacidad operativa en la investigación de delitos complejos en materia económica, a instancias de la Procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó, se creó la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (PROCELAC) poniéndose a cargo de la misma al fiscal Carlos Gonella.
El despliegue de la PROCELAC desde su creación a la fecha, muestra una actividad notable en su tarea contra la evasión, con investigaciones sólidas, y la obtención por ello de medidas judiciales como embargos, cautelares, allanamientos e inhibiciones.
Algunos ejemplos demuestran la magnitud de su actividad: La investigación de las empresas beneficiadas por el incendio del depósito de la firma Iron Mountain;  la denuncia contra los directivos de los bancos HSBC, Galicia, Francés,Citibank, BNP Paribas , JP Morgan, Banco de la Provincia de Córdoba y de la petrolera Shell por su participación en la corrida cambiaria del mes de enero de 2014; la causa penal por lavado de activos contra los directivos de MBA Lazard Sociedad de Bolsa S.A. y MBA Lazard Banco de Inversiones S.A;  una causa contra nueve empresas por asociación ilícita tributaria por lavado de operaciones de compra de cereal sin declarar;  la causa penal iniciada el año pasado contra el inglés Grupo Macmillan (Editorial Estrada) y  los bancos JP Morgan, Patagonia S.A. y Merrill Lynch por lavado de dinero, administración fraudulenta y evasión tributaria.
Además Gonella puso en evidencia que existía connivencia entre personal del Banco Central y la Policía Federal que facilitaba el funcionamiento de las cuevas financieras, e hizo pública la inexplicable acumulación de causas sin movimiento en el Banco Central por violación a la Ley Penal Cambiaria. La propia Presidenta reiteró en un discurso ésta inexplicable situación que culminó con el reemplazo de Juan Carlos Fábrega  en el Banco Central, y la asunción de Vanoli.
Hoy la PROCELAC está investigando a 30 de las principales sociedades de bolsa, su actividad desde los últimos cinco años a la fecha, como vehículos para lavado de activos y fuga de divisas. Esta investigación compleja a cargo de Gonella, se realiza en coordinación con la Unidad de Investigación Financiera (UIF), la Comisión Nacional de Valores y el Banco Central, dado el carácter y el enorme volumen de las maniobras de evasión.  Así lo expresa Gonella en ésta nota:"Detectamos que las sociedades de bolsa son utilizadas como estructuras para canalizar o generar fondos ilícitos. Asimismo, que las cooperativas y mutuales se prestan como vehículos para evadir el impuesto al cheque, o para intermediar millonarias sumas de dinero en el mercado financiero de manera ilegal. Dimos un salto de calidad a partir de la articulación de los procesos de trabajo con los organismos supervisores y de control (UIF, CNV, BCRA) y las fuerzas de seguridad,  a quienes estamos capacitando para la investigación de este tipo de maniobras ilícitas".
No deberían estar intranquilos en el sector bursátil. Simplemente tienen que entender que la evasión y el blanqueo son delitos, que la ley está para cumplirse, y que las operaciones transparentes benefician al mercado.

TWEETS POLÉMICOS

lunes, 4 de mayo de 2015

CANSANCIO MORAL


(*)

"El presidente de la Suprema Corte, Dr. Ricardo Lorenzetti, está cansado. No sabemos si su cansancio es pasajero o definitivo. Tal vez a esta hora haya renunciado. O vuelto a sus tareas. Lo mismo da.

Lo que interesa saber es la causa de su cansancio. Y eso es lo que no informa el periodismo. Limitémonos a lo dicho por sus propios labios. El doctor Lorenzetti está moralmente cansado.

Lo sospechábamos desde hace un tiempo. Un hombre no puede haber sostenido durante 30 años en la cátedra que la Constitución Nacional establece expresamente algo, para, llegado a la Suprema Magistratura Judicial, sostener lo contrario, sin cansarse. Sin cansarse moralmente.

El país conoce lo que el Dr. Lorenzetti ha hecho en la Suprema Corte. A veces nos sobrevivimos. Sobrevivimos a la pasión que puede ser la culpa de las desviaciones primeras. Y empezamos entonces a ver lo que hemos hecho con cierta serenidad.

Y vemos entonces que nos hemos desviado y que ya no podemos volver a la recta senda, porque el barro en que nos metimos por la pasión nos aprisiona y nos lleva cada vez más hondo. Donde ya no actúa la pasión sino los intereses que nos entierran hasta la verija. Es cuando empezamos a sentir cansancio. Cansancio moral.

Fray Luis de León volvía de la cárcel. Fray Luis de León era maestro. Como Lorenzetti. Pero éste vuelve de la Suprema Corte y no sabemos si volverá al magisterio del derecho. Sólo que Fray Luis de Leóbn recomenzó su curso, al día siguiente de volver de la cárcel, con estas palabras: "Como decíamos ayer...".

Pero el Dr. Lorenzetti no puede hacer lo mismo,

¿Ayer? ¿Cuándo ayer? ¿Ayer en la cátedra? ¿Ayer en la Suprema Corte? Porque el doctor Lorenzetti tiene dos ayeres. Uno que es el pasado definitivo. Y otro que es todavía presente. El ayer de la cátedra. Y el ayer de la Corte. Sólo que estos dos ayeres se dan de patadas.

Pensar estas cosas provoca cansancio moral. Imaginamos al doctor Lorenzetti frente a un auditorio de jóvenes discípulos. Y en seguida pensamos que no lo podemos imaginar. También el doctor Lorenzetti debe encontrarse con esa dificultad. Esto trae cansancio moral.

Al fin y al cabo cada hombre tiene una imagen de sí mismo mejor que la que le da el espejo. Pero el doctor Lorenzetti tiene dos espejos. Cuando quiere mirarse en el espejo del maestro del Derecho se ve en el espejo de la Suprema Corte. Cuando quiere mirarse en el espejo de la Suprema Corte se ve en el espejo del maestro. Dramático, ¡Cómo para no tener cansancio moral!

Comprendemos el cansancio moral del doctor Lorenzetti. El país está también moralmente cansado. Demasiados Lorenzettis."

(*) Sobre el texto de "El "cansancio moral del doctor Orgaz", de Arturo Jauretche, publicado en "Santo y Seña", marzo de 1960. 

Más información, acá.

LOS CAMBIOS EN GANANCIAS


El cuadro de apertura resume los anuncios del ministro de Economía sobre los cambios en las escalas del impuesto, para los trabajadores que perciben de salario bruto entre 15.000 y 25.000 pesos mensuales; que son el 68 % de los que pagan el impuesto.

En el gráfico se muestran los diferentes ejemplos, demostrando cuanto pagaban hasta ahora, y cuanto pasarían a pagar; y lo que representa como mejora en sus haberes mensuales.

PD: En otro desorden de ideas, y yendo al asunto de los "topes" o "techos" para las paritarias, dicen que Kicillof leería Nestornautas. Pero no lo hemos podido confirmar.

EL MUÑECO MIGUELITO


Leemos en el diario del Loco Lindo: "En un discurso, en ADE ante numerosos empresarios, Del Sel dijo el 28 de abril pasado: “No es que esté en contra del empleo público; lo que creo es que las personas están para mucho más que ser empleados públicos”, tal como reflejó El Litoral en su edición impresa.

Luego de la fuerte repercusión que provocaran sus palabras, el dirigente expresó mediante un parte de prensa: “Todos saben que valoro y estimo la tarea que realizan los empleados públicos. Tengo un gran afecto por el sector. Mi viejo fue empleado del Banco Nación toda su vida y allí se jubiló. Crecí viéndolo trabajar con alegría, dignidad y orgullo. Mi primer trabajo, a los 16 años, fue en el Banco y después trabajé en la antigua Agua y Energía Eléctrica (hoy EPE), tirando cables y cavando pozos. Incluso en esa empresa se jubiló mi madre. Tengo amigos, familiares y vecinos que dejaron sus mejores años trabajando en la administración pública. No necesito que nadie me cuente lo que significa trabajar en el Estado”

“Cada cosa que digo se tergiversa, se manipula con la intención de dañarnos. Nos fue tan bien en las elecciones que buscan cualquier cosa para criticarnos. Es triste que se siga con estas viejas prácticas de dañar a otro en lugar de hacer propuestas concretas para ver si entre todos resolvemos los graves problemas que hoy soporta nuestra querida provincia de Santa Fe”, expresa -en un comunicado de prensa- el candidato a gobernador, Miguel Torres del Sel.".

Mientras "aclaraba" sus dichos sobre los empleados públicos, Del Sel se explayaba sobre su visión respecto a la educación y los derechos de la niñez, como podemos ver acá:





No sería de extrañar que en las próximas horas -ante las previsibles reacciones- haya una nueva explicación escrita del candidato (¿alguien puede suponer que fue escrita por el candidato?) diciendo que lo sacaron de contexto, lo tergiversaron o buscan agredirlo, porque le fue bien en la elección.

El recurso no es nuevo, ni es la primera vez que Del Sel lo utiliza: se muestra como un tipo "común, sencillo, de la calle, como cualquiera, que dice francamente lo que piensa", sin filtros.

Y desde allí plantea que los negritos de la villa se quieren bañar con agua caliente, o las chinitas se embarazan para cobrar la AUH, o los docentes son unos vagos que no trabajan nunca y a los que hay que pagarles tres reemplazantes por cargo, o los empleados públicos unos mediocres o inútiles.

Sistemáticamente, tras cada "delselada", el aceitado aparato de relaciones públicas y márketing del PRO saldrá por detrás a intentar "enmendar" la cosa, con el mismo recurso remanido: la victimización.

Advirtamos incluso que se apela al recurso de la experiencia personal y familiar del candidato para desalentar los temores respecto a que Del Sel abrigue algún resentimiento hacia los empleados públicos: el equivalente al famoso "¿cómo voy a ser antisemita yo, si tengo un amigo judío?"

El tema es que es real que Del Sel es franco y sincero cuando dice lo que dice, porque se corresponde con lo que realmente piensa; mas aun: mucha gente lo vota precisamente por lo que es, lo que dice y lo que piensa. Es decir que lo votan "por" sus desbarrancos, y no "pese" a ellos.

Lo que nos pone ante un problema más complejo que el propio Del Sel, y que es la construcción ideológica de buena parte de sus votantes. ¿O acaso ignoramos que buena parte de nuestra sociedad piensa como el ex Midachi?

Por supuesto que nada de esto escapa a la percepción de la fuerza que lo catapulta como candidato, de modo que estamos en presencia de una "espontaneidad construida" donde -aunque parezca lo contrario- nada queda librado al azar: ni el exabrupto cotidiano (que conecta al candidato con buena parte de sus votantes), ni la "explicación" posterior; que permite a su vez cumplir con los cánones de la corrección política -que es en buena parte un juego de hipocresías recíprocamente consentidas-, y aprovechar el recurso de la victimización: el tipo común "hostigado" por los medios y la política tradicional (que resiste al "recién llegado"), o sea, un negocio redondo por donde se lo mire.

Remedando aquel personaje suyo que hacía una pobre imitación de Chirolita, Del Sel parece por momentos un muñeco, movido por ventrílocuos que pasan a un segundo plano oscurecidos por el gracioso del dúo; y que aprovechan al muñeco para decir lo que en realidad piensan ellos, pero no pueden.

Porque los Mercier, los Laspina y todos esos muñecos no pueden utilizar el recurso -que a Del Sel sí le cabe- de presentarse como "el vago de barrio" que se lanzó a la política, pero sin perder su esencia de "tipo simple y común de la calle", con el que el votante puede empatizar; y desde esa empatía, votarlo.   

La eficacia de la ventriloquía no radica en que la gente no se cuenta de que en realidad el que habla no es el muñeco, sino en que no se note: todos conocen el truco, pero igual se deslumbran cuando está bien hecho, o se ríen con las ocurrencias del muñeco; el "otro yo" desinhibido del ventrílocuo.

Incluso la "construcción de la espontaneidad" del candidato hasta repite el gag habitual en el número del muñeco y el ventrilocuo, cuando uno dice una zafaduría y el otro hace como que trata de taparle la boca para que no se escuche; pero lo importante es que sí se escuche, aunque luego se aclare que en realidad no dijo lo que dijo, o no fue para tanto.

Y al igual que en el número, el problema no es el muñeco, sino los ventrilocuos que lo manejan.

PARA COMPARAR


Se conoció días pasado el documento del FMI en el que analiza las perspectivas económicas de América Latina, y dentro de la región, las de la Argentina.

Desde ya que esta buena gente -como si no los precediera su frondosa reputación de fracasos- no se contenta con la descripción, sino que se cree en el deber de proponer soluciones.

Que son más o menos las mismas que vienen proponiendo desde su creación en 1944, y en el caso de la Argentina, desde que en 1956 el gobierno de la dictadura aramburo-rojista decidiera ingresar al país como miembro: contención del gasto público, ajuste de las tarifas de los servicios públicos, desregulación y apertura de la economía, eliminación de las restricciones cambiarias y los controles al comercio exterior, devaluación, baja o eliminación de retenciones; es decir, lo ya sabido.

Estos "consejos" -no pedidos- tuvieron escasa repercusión en el país, salvo las consabidas réplicas desde el kirchnerismo. Por el lado de la dirigencia opositora y aun de los sectores del poder económico hubo un estruendoso silencio.

Es cierto que desde que Néstor Kirchner decidió en 2005 cancelar la deuda de la Argentina con el Fondo, sus opiniones perdieron importancia y gravitación en el diseño de la política económica nacional; porque al no deberles nada, ya no estábamos condicionados a oír -y peor aun, seguir- sus "recomendaciones".

Del mismo modo y al no ser ya nuestro acreedor, el propio Fondo se vio privado de "ayudarnos", condicionando esa ayuda al cumplimiento de las famosas "condicionalidades": reformas legislativas, privatizaciones, flexibilidad laboral.

Aun así, hay quienes plantean volver al FMI y a la revisión anual de nuestra economía que marca el artículo 4 de su Carta (como Mario Bléjer, cercano a Scioli); como si pudieran aportarnos productivo, desde la óptica de su visión económica.

Sin embargo, el silencio opositor no debería ser interpretado como discordancia con el núcleo duro de las "sugerencias" del Fondo: de hecho y como muy bien lo señalaba Alfredo Zaiat ayer en Página 12, muchos de esos "consejos" tienen absoluta similitud con las propuestas que han dejado trascender candidatos como Macri, Sanz o Massa; o con las exigencias de buena parte de las entidades empresariales: la Mesa de Enlace, la AEA, la UIA o el Foro de Convergencia Empresarial.

De allí que lo interesante -como bien lo apunta Zaiat- no es solo prestar o no atención a lo que pueda decir el Fondo, sino comparar quiénes pretenden introducir camufladas esas mismas propuestas en nuestro debate político; en éste año electoral.