LA FRASE

LA FRASE: "EL TRABAJO EN NEGRO NO ES PARTE DE NUESTROS RECLAMOS, MENOS BLANQUEAR AL GAUCHO RIVERO ÉSE QUE QUIEREN PONER EN LOS BILLETES, QUE NI SIQUIERA ES AFILIADO." (GERÓNIMO VENEGAS)

viernes, 18 de abril de 2014

CORRAL, A FONDO POR LA REDISTRIBUCIÓN DEL INGRESO Y UNA CIUDAD MÁS JUSTA


Sobre la remodelación de los boulevares Gálvez y Pellegrini que encarará la municipalidad, leemos en el diario del Loco Lindo: "Tal como anticipó hace dos meses El Litoral, el intendente José Corral presentó el plan para remodelar tanto el bulevar Gálvez como el Pellegrini. En la primera etapa, que prevé una inversión municipal de 7 millones de pesos, se intervendrá desde el Puente Colgante hasta calle San Martín.

En los últimos años los santafesinos empezamos a usar mucho más el bulevar, y no solamente los vecinos de Candioti, sino todos los santafesinos; por eso nos pareció una buena idea ponerlo en valor y en las condiciones que este bello paseo se merece, porque además de ser un patrimonio arquitectónico, también es un patrimonio ambiental”, explicó el intendente frente a un grupo de vecinos de Candioti.

Además, subrayó que “la idea es jerarquizar el cantero central para uso peatonal, donde incluso los automovilistas tengan que respetar ese trazado que estará absolutamente priorizado para el peatón”.

El proyecto se encarará con fondos municipales y no a través del sistema de contribución por mejoras. En este sentido, el intendente explicó: “A diferencia de otras avenidas comerciales, donde pedimos algún esfuerzo por parte de los frentistas porque eso pone en valor su lugar, en Bulevar se trata del paseo central, del cantero que es utilizado por los vecinos de toda la ciudad, y es por eso que el esfuerzo lo vamos a realizar desde el municipio”.

En esta misma línea, Corral propuso que “los frentistas acompañen con la puesta en valor arreglando las veredas que no estén en buen estado, y que lo hagan con la reglamentación nueva, que incluye un sector de cinta verde, que permite una mejora estética y sobre todo una ayuda al drenaje en los días de lluvias”." (las negritas son nuestras)

Notable como El Litoral anticipa con tanto tiempo algunas de las obras que va a encarar el municipio: ni que Víttori las hubiera ido a pedir, vean.

Pero no dejemos pasar la oportunidad para destacar la visión de nuestro intendente: basta de gastar la plata de nuestros impuestos en los barrios más pobres del oeste y norte de la ciudad, dándoles cloacas, asfalto, colectivo y todos los servicios.

Eso es plata tirada, era el momento en el que los recursos de la municipalidad (que aportamos todos) se invirtieran donde realmente hacen falta.

Como siempre Corral y la UCR (por la huella que dejara Barletta) dando un paso más hacia la profundización de la redistribución del ingreso, y por una ciudad más justa.

jueves, 17 de abril de 2014

EL "COSTO" DE DIGNIFICAR


Aunque pasó prácticamente desapercibido en medio de los anuncios del gobierno para combatir el empleo en negro, y la discusión por el proyecto de ley llamado "anti piquete", esta semana se publicó en el Boletín Oficial el Decreto 467 (ver acá texto completo); por el cual Cristina reglamentó la Ley 26.844, que estableció el régimen laboral para el personal de casas de familia.

Un justo reconocimiento a uno de los colectivos laborales más olvidados de nuestra sociedad, y otro caso más de ampliación de derechos durante estos últimos años; que en su momento analizamos acá.

De acuerdo con el decreto -que complementa a la ley, fijando el nuevo marco de derechos del sector- quienes empleen a alguien en su hogar para colaborar con las tareas del hogar deberán contratar obligatoriamente una ART para darles cobertura en caso de accidentes de trabajo o enfermedades profesionales; y habilitarles sin costo una cuenta sueldo en una institución bancaria, en la que depositarle el salario, como cualquier trabajador.

Veíamos días pasados -al analizar el proyecto enviado al Congreso contra el empleo en negro- que el personal de las casas de familia quedaba excluido de la rebaja de aportes patronales; precisamente porque la Ley 26.844 ya tiene su propio régimen de contribuciones a la seguridad social, que ha permitido registrar (en el año que lleva en vigencia) a más de 400.000 trabajadores y trabajadores que estaban en negro, en una de las actividades en las que la informalidad es mayor.

Sin embargo no todas son rosas ni aplausos: bien se dice que cada vez que se conquista un derecho, se avanza sobre un privilegio.

Y si no veamos acá en la tribuna de doctrina como nada menos que un profesor titular de la UCA (¿lo habrá conversado con Francisco?) cuestiona que la ley sancionada por el Congreso y el decreto reglamentario aprobado por Cristina "aumentan los costos para el empleador" y "dificultan la registración" (o sea, una excusa para mantener en negro a las empleadas).

Avanzar en el reconocimiento de derechos para los excluidos siempre cuesta, cambiar algunas mentalidades, mucho más.

EL FRENTE PROGRESISTA APUESTA A LA PRODUCCIÓN Y EL TRABAJO



Nos hemos ocupado en un par de oportunidades acá del caso de la empresa Industrial Sodera, en especial en éste post: una empresa santafesina con casi 70 años de permanencia en la ciudad; que atraviesa dificultades financieras que ponen en riesgo su continuidad, y la fuente de trabajo de 60 personas, en forma directa.

En el post linkeado decíamos que los directivos de la firma y sus trabajadores (que vienen cobrando tarde y en parte sus sueldos) le habían solicitado al gobierno provincial un préstamo de 1,5 millones de pesos para poder cancelar deudas que provocan un ahogo financiero, y poder continuar funcionando y sosteniendo los empleos.

Contábamos entonces que la suma era irrisoria para el contexto de los gastos del Estado provincial, comparándolo con otros rubros prescindibles; como la publicidad oficial, los stands en Expoabro o el subsidio (perdón: "aporte no reintegrable") otorgado a la municipalidad de Santa Fe para convertir a la ex estación del ferrocarril Belgrano en un "centro de eventos y convenciones".

Como se cuenta en el video de apertura, la ayuda esperada finalmente llegó, pero fue menor: apenas $ 400.000 del gobierno provincial, y un subsidio (perdón otra vez: "aporte no reintegrable") del senador radical Marcucci por $ 22.000; en su caso menos del 10 % de lo que corresponde por mes del reparto de los 63 millones de la Fapnelco de Bonfatti

Los $ 400.000 del generoso aporte del gobierno provincial (la cuarta parte de lo que pedía la empresa para saldar sus deudas) representan apenas el 11,55 % de lo que le costarán este año los "gastos de manutención propios de la responsabilidad jerárquica" de su plantel de 913 funcionarios políticos (ver info acá).

Lo que demuestra que radicales y socialistas apuestan a la producción y el trabajo, pero tratando de no convertirse en jugadores compulsivos; por eso apuestan poco.

Tirando a nada digamos.

PD: el que avisa no es traidor, si nos van a volver a afanar la información, citen la fuente por lo menos.

DOS DEL MANUAL DEL SUPREMO EQUILIBRISTA (1º PARTE)


No es un secreto que la agenda de causas que la Corte Suprema termina fallando la maneja la muñeca de Lorenzetti; con criterio estrictamente político y de imagen ante la opinión pública.

No sólo en los temas sino en el contenido de los fallos, que por momentos parecen más urdidos con el exclusivo objeto de sobreactuar equilibrio e independencia entre las partes (sobre todo si una de ellas es el Estado, traducido: el gobierno); para que no lo acusen de ser "funcional a".

Tampoco es un secreto que esa búsqueda permanente del equilibrio (tirando guiños a todas las partes, tratando de que todas se sientan contenidas en las decisiones de la Corte) tiene mucho de los documentos del episcopado, con un lenguaje "abierto" (aunque críptico en términos técnicos) para que cada uno interprete y tome la parte que más le conviene.

Llegan al extremo de buscar causas de hace muchos años (no actuales), en las que si se cuestiona una medida del Estado, es de gestiones anteriores al 2003, para después escudarse en que no le están poniendo palos en la rueda a la actual gestión. Y por lo general, causas que tengan un mínimo impacto multiplicador inmediato, en el presente: lo que importa es dar señales.

Ese "equilibrismo" supremo incluso se trasunta en las causas que se resuelven en simultáneo en cada acuerdo semanal, y aun dentro de los fundamentos y partes resolutivas de cada uno de los fallos; y los dos que se conocieron éste miércoles sobre el rol de las calificadoras de riesgo (acá completo) y sobre las retenciones a las exportaciones (acá lo pueden ver), no fueron la excepción.

Nos vamos a ocupar hoy del que refiere a Standard & Poors, y dejamos para otro post el de las retenciones.

Por la sentencia la Corte confirmó un fallo de Cámara que confirmaba a su vez una decisión de la Comisión Nacional de Valores (CNV) que había sancionado a la calificadora de riesgo porque en su informe previo a la emisión de deuda por las filiales argentinas del Citibank y el Bank Boston en plena crisis del 2001, las calificó con la máxima "nota" argumentando que estaban respaldadas por las casa matrices; cosa que era falsa y constaba en los prospectos de emisión. 

Violó de tal manera su propio manual de procedimientos registrado ante la CNV, porque recordemos que en el marco de la Ley 17.811 (la que regulaba el mercado de capitales antes de la reforma impulsada por Cristina), regía el principio de la autoregulación. 

En el fallo dijo la corte sobre el rol de las calificadoras de riesgo: "las sociedades calificadoras de riesgos cumplen un rol fundamental en el desarrollo de los mercados de capitales y en la promoción de la transparencia de la información. La calificación de títulos que se colocan a través del régimen de oferta pública constituye un servicio que, al ser realizado en beneficio del conjunto de inversores, compromete el interés público, y por tal razón, requiere que sea desempeñado por empresas cuyos integrantes cuenten con un alto nivel de especialización en la materia y con una moral irreprochable. Asimismo, debido a la gran influencia que ejerce en el mercado -tanto nacional como internacional- la actividad exige una altísima responsabilidad, debiendo llevarse a cabo con especial cuidado y prudencia y con estricto apego a las normas reglamentarias.

La relevancia que las sociedades calificadoras de riesgo tienen en el funcionamiento de los mercados, implica un mayor deber de previsión respecto de las decisiones que adoptan. Ello, a su vez, las obliga a adoptar todas las medidas internas exigibles a un buen profesional de la actividad, al control de sus resultados a fin de evitar errores cuya repercusión pueda afectar a terceros y a respetar todos los procedimientos de auditoría conforme con las prácticas internacionales. El impacto que tienen los informes de las calificadoras de riesgo es consistente con la exigencia de una conducta ajustada a los más estrictos criterios de buena fe y transparencia. Este tipo de comportamientos por parte de las calificadoras de riesgo, lejos de cumplir con las funciones que las normas les asignan, son susceptibles de generar confusión y hasta error en el público inversor. La seguridad jurídica está comprometida cuando los consumidores y usuarios padecen la falta de certeza o los errores de quienes deben darle confianza. Cabe señalar que estas conductas afectan la transparencia en los mercados, la realidad de las empresas y la confianza de los consumidores, todo lo cual redunda en la economía general de un país, lo que las hace pasibles de un juzgamiento más estricto de su responsabilidad.".

Como vemos, mientras por un lado el fallo hace una amplia legitimación del rol de las calificadoras para "orientar" a los inversores (conteste en ese punto con la más pura ortodoxia neoliberal), por el otro alerta sobre los peligros que trae que no cumplan adecuadamente ese rol (con los resultados de la crisis de las sub prime a la vista); no ya para el propio mercado de capitales, sino para el conjunto de la economía en general: otra concesión al pensamiento económico dominante.

Le reconoce a la autoridad pública (en éste caso la CNV) la facultad de intervenir y fiscalizar el desempeño de las calificadoras de riesgo (como lo plantea la heterodoxia), pero para controlar que se cumplan las pautas de autoregulación que ellas mismas se impongan, y las "prácticas internacionales"; o lo que es lo mismo, las pautas establecidas por el mismo mercado. 

Cierto es que la causa data de antes de la reforma introducida por la Ley 26.831 (2012), cuyos alcances explicamos acá; entre los cuales está una regulación estatal directa y más intensa del rol de las calificadoras de riesgo a cargo de la CNV, y la posibilidad de que las Universidades nacionales puedan ser contratadas por los mercados de capitales para cumplir ese rol; lo que permitiría romper el predominio hegemónico de firmas como -precisamente- Standard & Poors, e introducir otros criterios económicos de ponderación de las ofertas de inversión. 

Pero recordemos la amenaza de mucho de los agentes del mercado de capitales de judicializar la nueva ley, por lo que no es descabellado suponer que -más tarde o más temprano- los jueces deban expedirse en alguna causa sobre sus alcances, por ejemplo en el punto de las calificadoras de riesgo.

O que la referencia a "las prácticas internacionales" y a que el rol de las calificadoras "requiere que sea desempeñado por empresas cuyos integrantes cuenten con un alto nivel de especialización en la materia" pueda entenderse como un velado cuestionamiento a que otros organismos (por ejemplo las universidades, como plantea la nueva ley) puedan asumir ese rol.

Así como también la definición de que las calificaciones de las emisiones de deuda "comprometen el interés público" es un guiño a la potestad del Estado de regular más fuertemente la actividad de las calificadoras; como lo plantea la nueva ley.  

Como suele pasar con la mayoría de los fallos de la Corte: hay guiños para todos lados, y cada uno puede encontrar el propio.  

DIALOGUEMOS


miércoles, 16 de abril de 2014

TWEETS POLÉMICOS


¡RE NUN CIE, MONTONERO BERNI, RE NUN CIE YA!


¿Para qué se metió, si el socialismo ya tenía todo controlado y Rosario estaba en paz, eh?

Una vergüenza, hace una semana que están y no resolvieron un problema que viene de hace años. 

Para esto hubieran dejado todo en manos de gente que sabe, como Lamberto.