LA FRASE

LA FRASE: "LO DE LA FIFA ES UN ESCÁNDALO QUE AMERITA RENUNCIAS DE INMEDIATO: GRONDONA, HAVELANGE Y JULES RIMET DEBERÍAN DEJAR SUS CARGOS." (HERMES BINNER)

viernes, 29 de mayo de 2015

TWEETS POLÉMICOS

jueves, 28 de mayo de 2015

EL PAYASO TRISTE



¿Estamos ante un caso de bullying?

¿Se quebró pensando en lo bien que la pasaría con Emilio Disi en Miami, en lugar de estar haciendo campaña acá?

¿La Asociación Argentina de Actores tomará cartas en el asunto, retirándole el carnet de afiliado por mala praxis?

Para pensar, santafesinos.

Sobre todo antes de votar.

EL FIN DE LA DOCTRINA NISMAN


Parece que ahora eso de no criticar a alguien porque está muerto y no se puede defender, no correría más; y se le puede cargar la culpa de todo al muerto, en éste caso Grondona.

Un modo muy conveniente de no mencionar a Burzaco, que fue y es socio privilegiado del Grupo Clarín en sus negocios en torno a la televisión, y el fútbol.

Luego de haber tratado de explicar lo inexplicable (ver al respecto acá la saga del papelón): que ellos no tienen ningún tipo de vínculo con Burzaco. 

Y de haber soltado a los soldaditos (Ocaña, Despouy) a plantear que acá lo que hay que investigar es el "Fútbol Para Todos", cuando el escándalo explotó por negocios con la televisación del fútbol en manos privadas, y cuando el monto de las coimas cobradas equivale a un presupuesto anual del FPT; ése mismo que tanto les gusta calcular.


¿Y LAS P.A.S.O. DE LA U.I.A. CUANDO SON?


Leíamos ayer en Tiempo Argentino: "El vicepresidente primero de la entidad, Juan Carlos Sacco, sostuvo que "puede que continúe este proceso pero con los ajustes que se tienen que hacer. Acá hay ajustes que el gobierno sabe que debería haber hecho y después de 12 años no es fácil." El empresario formuló estas declaraciones en Radio América unas horas antes de que la cúpula de la UIA recibiera al gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli.

Sacco exigió al precandidato a presidente del Frente para la Victoria (FPV) que responda una serie de preguntas a los dirigentes industriales. "Tenemos clarito lo que queremos escuchar. Queremos que nos cuenten qué van a hacer con las siete u ocho variables más importantes en los primeros 100 días. Queremos saber qué van a hacer con el cepo cambiario, que no ha permitido el buen desempeño del comercio exterior", declaró...". (las negritas son nuestras)

Como vemos, al menos una parte de la UIA decidió usar con Scioli el mismo tonito admonitorio y pontificio del Foro de Convergencia Empresarial en su pliego de demandas (analizado acá), quizás con menos modales todavía.

Aunque Scioli -fiel a su estilo zen- trató de bajarle los decibeles, lo real es que lo apretaron en público, antes de recibirlo, como acostumbran a hacer. Y como se tendrá que acostumbrar él a que lo hagan, si llega a ser presidente.

Y de su paso por la UIA quedan cuestiones que no cierran, o que ameritarían mayores precisiones, porque, a ver: Méndez y buena parte de la cúpula de la central empresaria le vienen pegando duro y parejo a Kiciloff y pidiendo medidas que van totalmente en contra de la política económica en marcha (como la devaluación, la salida del "cepo" o "retoques" a las leyes laborales); a lo cual Scioli responde bancando al ministro (llegó a decir que no se lo puede desperdiciar en un futuro gobierno), y diciendo -correctamente- que lo último que necesita el país es un ajuste a la usanza tradicional.

Pero las crónicas de la reunión dan cuenta de que Méndez quedó muy satisfecho con las respuestas del gobernador-candidato, que causó una muy buena impresión a los dirigentes empresarios: hay una parte de la historia que no nos cuentan, o que no termina de cerrar.

Sin embargo lo que más ruido hace -y que algunos medios tienden a naturalizar- es el cada vez menos disimulado apriete del poder económico a la política, para "oír lo que quieren escuchar", tal la expresión de Sacco.

O por lo menos de buena parte de ese poder, expresada por quienes ocupan posiciones claves en el Foro de Convergencia Empresarial, y en la propia UIA; porque las mismas crónicas dan cuenta de fuertes debates internos, como ya pasó hace poco cuando los sectores que están en el Foro y en AEA (encabezados por Techint) "filtraron" un documento que expresaba su posición, como si fuera la de la entidad.

Debates que tienen que ver con diferencias ideológicas pero -sobre todo- de intereses y posiciones en la estructura productiva, desde las Pymes o empresas que viven fundamentalmente del mercado interno, a las multinacionales y grandes empresas cuyo mercados son externos; que necesitan señales sobre el tipo de cambio, las restricciones a la compra de dólares, las retenciones o la distribución de utilidades.
Lo interesante es ver como los grandes medios -en manos de grupos empresarios que revistan en esas mismas gremiales o seudo gremiales empresarias- nos cuentan en detalle hasta el último puterío o rencilla de los partidos, alianzas y candidatos; y omiten esas divisiones en el campo empresarial, como si allí todos pensaran lo mismo.  

Y en esa operación de ocultamiento, ponen a la política en una intolerable situación de inferioridad en términos de legitimidades, naturalizando que los candidatos deban ir al pie de los nucleamientos empresarios, para que los libreteen (eufemismo por "aprieten); cuando la situación en rigor es a la inversa.

Los políticos se someten al inapelable veredicto de la voluntad ciudadana, y a ella deben convencer cada vez que deseen relegitimarse; obligación de la que los grupos empresarios están exentos: no votan ni siquiera para elegir a sus propias autoridades. 

La propia UIA viene funcionando hace mucho tiempo en un marco de absoluta precariedad institucional, y la AEA o el Foro de Convergencia ni siquiera son -en sentido estricto- cámaras empresariales como para (por ejemplo) pretender sentarse en la mesa de las paritarias, o en el Consejo del Salario.

En tiempos en los que sobran las "almas bien pensantes" que reclaman a los candidatos debatir públicamente (y hasta surgen iniciativas en ese sentido, auspiciadas por personajes tan flojitos de papeles democráticos como Hadad) estaría bueno que se discutan estas cosas a la luz del día y podamos saber que le pide (eufemismo por "exige") cada uno de estos buenos muchachos a los candidatos, y qué les responden estos; para saber cada uno a que atenerse en el futuro.  

Y para que el debate democrático en serio no esté contaminado por las lógicas corporativas que -por regla general- no se avienen a las pautas que sí rigen al sistema político formal, y no suelen coincidir con los intereses de las grandes mayorías nacionales; siendo además que nuestra historia nos enseñan como han intentado desde siempre resolver esa contradicción.

¿SEPARADAS AL NACER?



miércoles, 27 de mayo de 2015

DIÁLOGO INTERGENERACIONAL


"¿Que te pasa Mauricio, te acordaste de un chiste?"

"No, pará que me ahogué, creo que me tragué el bigote de nuevo"

UNANIMIDAD DE TODOS, MENOS UNA



El Concejo municipal aprobó ayer el pedido de Corral para endeudar a la Municipalidad en más de 113 millones de pesos, para hacer obras menores de desagües en distintos barrios de la ciudad.

De acuerdo con la Ley Orgánica de Municipalidades se necesitaban dos tercios de los votos -por tratarse de autorización para contraer deuda- y por esa razón no bastaban los votos del oficialismo; sino que era necesario el apoyo de al menos una parte de la oposición.

Como se puede ver en el video de apertura, aparece hablando el hoy concejal y candidato a intendente del PRO Sebastián Pignatta, aclaración que hay que hacer porque si lo escuchás, parece que fuera un representante del oficialismo: no solo avala las obras (lo que no sería en sí mismo discutible), sino el endeudamiento y su oportunidad; y hasta le subieron el monto de los 100 millones que originariamente había pedido Corral. 

Con una oposición así (que también le votó por ejemplo el proyecto de las cocheras del parque Alberdi), Corral puede dormir tranquilo. El problema lo tendrían los santafesinos que no aprueban su gestión, y piensan en otras alternativas para votar. 

Pese a lo que indica la bajada del video, no hubo "unanimidad" en el Concejo a la hora de aprobar el endeudamiento: Silvina Frana (concejala del PJ y candidata a intendenta) votó en contra, sobre la base de argumentos absolutamente atendibles y razonables; el más importante de todos, que la municipalidad (cuyo presupuesto excede los 2000 millones de pesos) cuenta con recursos suficientes para hacer las obras, sin necesidad de incrementar su ya abultada deuda.  

Al respecto, la leemos en Sin Mordaza: "Sería una contradicción no haber hecho el esfuerzo para aprobar este proyecto que piden los vecinos. Pero me genera un ruido enorme aumentar el nivel de endeudamiento de este municipio". "El municipio tuvo 130 millones para obra pública pero no los invirtió. La edil justicialista explicó que está a favor de las obras, pero aclaró que son complementarias y que hasta que no se hagan los desagües troncales los barrios se seguirán anegando. "Estamos totalmente de acuerdo con las obras pero queremos que el municipio ponga al menos una parte, porque estamos hablando de una gestión que tiene recursos propios para invertir, pero que en la actualidad se encuentra fuertemente endeudado". Y agregó: "En los últimos 7 años, los ingresos del municipio se incrementaron seis veces, mientras que su nivel de endeudamiento aumentó por cuatro. Es más, este que es un año electoral las partidas para comunicación aumentaron un 50%".

En este sentido, la concejala señaló que en 2014, la gestión Corral tuvo $324 millones destinados para obra pública, pero sólo ejecutó $194 millones, es decir el 60%. "Nadie sabe dónde fueron los $130 millones restantes que bien pudieron ser usados para financiar parte de estas obras"..".

En la misma línea, nosotros señalábamos acá que la gestión de Corral (y su antecesora de Barletta) bien pudo haber utilizado para hacer éstas obras las partidas provenientes del Fondo Federal Solidario o fondo soja; que para noviembre del año pasado superaban los 141 millones de pesos, y en los tres primeros meses de éste año sumaba casi 4 millones más; es decir bastante más que el costo total de las obras del caso. 

Desde luego que al candidato del PRO no le podemos pedir que comparta la idea, desde que forma parte de una fuerza que aboga por la eliminación de las retenciones; con parte de las cuáles se conforma el fondo soja. 

Rescatemos en cambio el valor de la coherencia de Silvina Frana de no ceder a la extorsión del gobierno municipal, que les "empatotó" a los vecinalistas (entre los que han metido mano desde los tiempos de Barletta para manejar las vecinales) para "apretar" a los concejales y que votaran el endeudamiento a mano alzada; para hacer obras que para él eran tan prioritarias, que no las incluyó nunca en ningún presupuesto -ni siquiera el de éste año- y de las que sólo se acordó cuando lo tapó el agua; porque se inundaron muchos barrios por las lluvias, y se venían las elecciones.