LA FRASE

LA FRASE: "LOS AÑOS DEL KIRCHNERISMO FUERON LOS MÁS DUROS PARA EJERCER EL PERIODISMO, POR ESO YO DECIDI TOMÁRMELOS COMO SABÁTICOS." (LUIS MAJUL)

sábado, 25 de octubre de 2014

LOS QUE NO SE PUSIERON EL PAÑUELO


El miércoles por la noche la Cámara de Diputados dio sanción definitiva al proyecto que crea el Instituto Universitario Nacional de Derechos Humanos "Madres de Plaza de Mayo", sobre la base de la Universidad Popular de las Madres.

El Instituto pasará a depender del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, y el proyecto tuvo 132 votos favorables, 88 en contra y 5 abstenciones.

En las planillas donde hay nombres recuadrados en verde pueden ver a los que votaron en contra.


Como ya viene siendo costumbre en los últimos tiempos (por ejemplo en el caso de la ley de abastecimiento o el pago soberano local de la deuda externa), se junta lo que pareciera a priori injuntable, y Pinedo termina votando con Pitrola (algo que ya se está haciendo costumbre); o cosas por el estilo.

Argumentos nunca faltan, tanto a izquierda como a derecha: para algunos porque no les gusta Schoklender, para otros porque en realidad la que no les cabe es Hebe de Bonafini, digamos.

Serán los famosos milagros kirchneristas, como dicen los amigos de la MAK.


Después están como siempre los "Ni Ni, o en versión peronista ortodoxa, los "bosta de paloma" como decía el General; que no están ni con uno ni con otro, sino todo lo contrario, como decía Ubaldini (?).

Que tienen un poco de vergüencita de votar con el PRO en un asunto de derechos humanos (cosa que la izquierda -por ejemplo- ha superado y no le molesta en absoluto), pero nunca (jamás de los jamases podrán aparecer acompañando un proyecto del gobierno: su catecismo se los prohíbe:


Y finalmente los vagos (incluyendo algunos nuestros, ojo); que ni siquiera se tomaron el trabajo de ir, o estar presentes al momento de votar.

Algunos como Massa ya apuntan para marcar un récord en la materia:


Como dato de color, fijáte en la planilla de las correcciones: el sistema se negaba a creer que Carrió había ido a la sesión y estaba presente a la hora de votar.

Y Zabalza se debe haber quedado dormido a la hora de apretar el botón y cuando le avisaron que ya habían votado, salió corriendo a los gritos a aclarar que él estaba en contra.



viernes, 24 de octubre de 2014

DEL FRADE


Estuvimos este jueves en ATE Santa Fe, donde Carlos del Frade presentó su nuevo libro: "Ciudad blanca, crónica negra. Postales del narcotráfico en el Gran Rosario, Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires. Capitalismo y etapa superior del imperialismo". Ayer nos hicimos de este trabajo y luego de leerlo haremos llegar nuestra opinión.
De anoche señalamos que la presentación fue una contundente exposición del autor, contando como ya Galtieri ingresaba en los ´70 cocaína a Rosario (siendo en esa ciudad Comandante del Segundo Cuerpo de Ejército), mediante convenios con el ex dictador boliviano García Meza. E incluso narró una anécdota de una entrevista que hizo al principal torturador de entonces, quien le manifestaba que eran proveídos de cocaína desde la comandancia para realizar su "trabajo".
Pero lo que hoy queremos destacar no es sólo su trabajo de investigación, sino el compromiso del autor, quien siempre ha abordado temas “calientes” en la política y en la vida social, siendo que no cualquiera se anima a difundir y luchar contra las mafias que, como ya sabemos, se pueden cobrar hasta con tu vida cualquier diferencia.
Durante su presentación, a medida que iba, iba e iba nos preguntábamos: ¿no tendrá miedo? Porque miren que todo lo que decía era muy fuerte. Sin embargo, la respuesta llegó enseguida,adivinando la inquietud él mismo lo dijo: ”¿Si tengo miedo? Sí, tengo miedo por mis hijas” y más adelante señaló que esta lucha la lleva adelante por ellas y las generaciones futuras, con confianza en que se puede ganar.
Carlos del Frade es un periodista comprometido y estos son los hombres y mujeres que debemos apoyar.

INAUGURAN MAJULÓPOLIS


Al principio pensamos que se trataba de una joda de la MAK, pero no, era cierto. 

Parece que Majul armó una especie de "Museo del periodismo" de los últimos 40 años, titulado "De Rodolfo Walsh a Lanata": o sea del tipo que le puso el pecho a la dictadura, al que le entregó el marrón a Clarín, una falta de respeto descomunal. 

De hecho, las fotos que ilustran el post las sacamos de esta nota de Infobae donde pueden ver la galería completa, imperdible (¿qué hacía ahí Osvaldo Bayer, por Dios?)

A lo mejor estaba para homenajear a Rodolfo Walsh, que justamente (mirá vos) si algo era, es un ejemplo de lo que hoy Majul -entre muchos otros, varios presentes en el evento- descalificarían como "periodismo militante". 

Alguien que además de "grietas" sabía bastante, y algo escribió; pero no le pidamos peras a los olmos; o lecturas a los Majules.


En la ocasión hubo nutrida presencia de dirigentes políticos (opositores, todos ellos): Macri, Cobos, Binner, Pino Solanas, Prat Gay, Massa, entre los más destacados. A los que no les importó que uno de los presentadores fuera Jorge "Tarro de Bosta" Lanata, por ejemplo. 

Y se pudieron escuchar estupideces notables, como ésta por ejemplo: "El periodista Jorge Fernández Díaz, secretario de redacción del diario La Nación, fue quien presentó la sección de libros. "Es un hito para el periodismo lo que ha ocurrido hoy aquí, lo que ha ocurrido en la cabeza de Luis Majul, que representa hoy la prepotencia de trabajo, esa famosa frase de Roberto Arlt. Él nos trajo hace un año a un grupo de amigos, esto era todo escombros y nos dijo 'voy a construir acá un museo del periodismo que nos una a los periodistas..". 

O esto otro: "Jorge Lanata definió el lugar como el fruto "de la hinchapelotez de Majul". "Solamente Majul puede lograr una cosa así. Esto es un tipo que no tiene paz. Haber logrado esto en este momento, a pesar de que el gobierno dice que no existe la grieta, en un momento de grieta, tiene un valor simbólico alto, importante. No va a arreglar las cosas pero las encamina en una dirección", afirmó." (las negritas son nuestras) 

Majul ni se debe haber dado cuenta que le dijeron hincha pelotas, pero si se llega a enterar Roberto Arlt que lo usaron para elogiar a Luisito, se vuelve a morir del disgusto. Y en un punto lo envidiamos a Fernández Díaz: debe ser alucinante saber que pasa por la cabeza de Majul.


Un "museo" inauguraron, y buena parte del estrellato periodístico y político dio el presente: si uno incursionara en la psicología berreta podría decir que los unió la nostalgia por otros tiempos; que esperan que regresen. 

Esos tiempos donde todo era más sencillo, cualquiera podía pasar por un tipo piola, con ideas progresistas, "rebelde" (por ahí andaba Pergolini, otro de los disertantes), "cuestionador del sistema", corrosivo.

Tiempos en los que Binner era de izquierda, y Lanata el héroe civil de buena parte de la progresía vernácula porque les resolvía el problema de la orfandad de representación política. El mismo rol que hoy cumple para los cacerolos, sin ir más lejos.

Y al igual que los cacerolos, este brote naftalinoso de Majul participa de esa idea que ellos supieron expresar con carteles en las protestas: "Devuélvannos el país", ese país donde todo era más sencillo; y no estaba atravesado por las complejidades de la política, cuando ésta (como viene pasando -para bien o para mal- desde el 2003 para acá) decide hacerse cargo de la parte que le toca en la solución de los problemas del país; y no delegarla en otros, por ejemplo los periodistas.


Un país que tenemos la esperanza que no vuelva nunca más, aunque a los duela a muchos boludos que necesitan indispensablemente que la tele, la radio o los diarios les digan qué pensar, como interpretar la realidad e incluso, a quien votar; aliviándolos de la pesada carga de tener que hacer todo eso por sí mismos.

Un país que también añora una dirigencia política que sigue sin entender lo que ha pasado en todos estos años, y juega al mismo juego de los periodistas que se sienten "amenazados", "perseguidos", "divididos": el de hacernos creer que hasta el 2003 vivíamos en un mundo idílico, sin "grietas" ni conflictos.

Y no se trata -como se dijo alguna vez- de soñar con un mundo sin periodistas (habrá que  ver cuantos de los que estaban en Majulópolis son merecedores del título, o que significado le damos); sino de entender que los periodistas son apenas una parte del mundo, no la más grande, ni de lejos la más importante ni central.

Muchos menos el ombligo, como creen muchos de ellos.

EL 47 % DE LOS EMPRESARIOS DEL COLOQUIO DE IDEA PIENSAN QUE ESTÁ BIEN PAGAR COIMAS


Hace poco y a propósito del caso de las facturas truchas de Lázaro Báez (y otras 1200 empresas y empresarios) decíamos acá que los medios "te venden que la corrupción es una avenida de mano única (sólo hay políticos coimeros, no empresarios que los coimean..".

Y tienen éxito en la venta, porque hay gente que lo termina creyendo, como los empresarios que fueron al coloquio de IDEA y -según cuentan acá- tuvieron "un acalorado debate" sobre si era o no lícito pagar una coima: believe or not.

La misma tribuna de doctrina resalta la incoherencia: "Aunque minoritario, el porcentaje de potenciales pagadores de sobornos era demasiado alto para un foro que pretende desde sus ponencias construir un país mejor. De hecho, un abrumador 100 por ciento acababa de contestar que prefería cohesionar la Argentina "por valores" antes que "por ideología"..".

El debate en sí -además de exponer lo flojitos de papeles que vienen los empresarios argentos promedio en materia de esos valores éticos con los que se llena la boca- es un completo absurdo, porque es lo mismo que haber discutido si está bien matar, robar o violar.

Porque de hecho el Código Penal reprime al funcionario coimero (en su artículos 256, 256 Bis y 257), como al coimeador.

Concretamente el artículo 258 dice lo siguiente: "Será reprimido con prisión de uno a seis años, el que directa o indirectamente diere u ofreciere dádivas en procura de alguna de las conductas reprimidas por los artículos 256 y 256 bis, primer párrafo. Si la dádiva se hiciere u ofreciere con el fin de obtener alguna de las conductas tipificadas en los artículos 256 bis, segundo párrafo y 257, la pena será de reclusión o prisión de dos a seis años. Si el culpable fuere funcionario público, sufrirá además inhabilitación especial de dos a seis años en el primer caso y de tres a diez años en el segundo.".

Tampoco es para escandalizarse tanto: no olvidemos que estamos hablando de gente que -en no pocos casos- considera que no está bien pagar impuestos (y a veces hasta convoca a "la rebelión fiscal"), hacer los aportes a la seguridad social, o declarar todos sus bienes e ingresos.

O que se sienta a discutir si el hecho de que alguien gane las elecciones, le da el derecho a aplicar su programa de gobierno por el cual lo votaron, o en cambio tiene que poner en marcha el de ellos; como le sugieren acá.

Lo preocupante en todo caso es cuando buena parte de la dirigencia política cree indispensable ir a rendirle pleitesía a estos tipos, y aguantarse sus monsergas porque en el país no hay valores, ni calidad institucional.

TWEETS POLÉMICOS


jueves, 23 de octubre de 2014

CUESTIÓN DE GUSTOS


SOBRE LA EXPULSIÓN DE LOS EXTRANJEROS QUE DELINQUEN Y OTRAS SANATAS EN TORNO AL CÓDIGO PROCESAL PENAL


La cuestión de la expulsión de los extranjeros que delinquen (aclaración imprescindible: de esto se trata el asunto, de enjuiciar a los que cometen un delito) promete ser de las más discutidas en el proyecto de nuevo Código Procesal Penal de la Nación (everlo completo acá); junto con la prisión preventiva basada en "la conmoción social" que provoca el hecho.

Ambos bien explicados en sus alcances y contexto por Gustavo Arballo en su blog.

Pero en esto -como en casi todo- se sanatea bastante sin siquiera haber leído el proyecto; de allí que no extrañe que los que hasta ayer decían que las fronteras son un colador y entra cualquiera al país sin controles, hoy están diciendo que lo que el gobierno pretende es poco menos que reimplantar la ley de residencia.

Con lo que lo primero que corresponde hacer es aclarar que dice el proyecto al respecto, concretamente en su artículo 35: "La suspensión del proceso a prueba (aclaramos: la "probation") se aplicará en los siguientes casos...También podrá aplicarse respecto del extranjero en situación irregular en el país que haya sido sorprendido en flagrancia de un delito, conforme el artículo 184 de éste Código, o imputado por un delito con pena privativa de la libertad cuyo mínimo no fuere superior a TRES (3) años de prisión. La aplicación del trámite previsto en éste artículo implicará la expulsión del territorio nacional, siempre que no vulnere el derecho de reunificación familiar. La expulsión dispuesta judicialmente conlleva, sin excepción, la prohibición de reingreso que no puede ser inferior a CINCO (5) años ni mayor de QUINCE (15)." (las negritas son nuestras)

Es decir entonces que funcionaría a través de la "probation", lo que supone la conformidad del propio imputado y la no oposición del agente fiscal (lo dice el mismo artículo más abajo); y requiere que el extranjero en cuestión esté en situación irregular en el país (sin sus papeles migratorios en regla), haya sido sorprendido en flagrancia (con las manos en la masa), o imputado de un delito de pena menor (si es mayor como el narcotráfico, se aplica el supuesto de flagrancia, si se da), y la medida es dispuesta siempre por un juez (no por el gobierno), lo que supone que es impugnable. Lo de no vulnerar el derecho de reunificación familiar es por aquéllo de que "la infamia del reo no se extenderá a sus familiares", digamos.

Corresponde aclarar además que La Ley de Migraciones 25.871 ya contempla la expulsión (extrañamiento) del país de los extranjeros que delinquen (aun teniendo sus papeles migratorios en regla) en sus artículos 62 a 64; en diferentes circunstancias (condenas judiciales por delito doloso a más de cinco años, reincidencia en la comisión de delitos, encontrarse cumpliendo penas privativas de libertad con tiempos mínimos de condena cumplido y no tener causa abierta u otra condena pendiente, etc).

La expulsión -en todos esos casos previstos por la Ley de Migraciones- lleva implícita la prohibición de reingreso permanente o por un término que en ningún caso podrá ser inferior a cinco (5) años y se graduará según la importancia de la causa que la motivara.

Pero tanto se sanatea respecto a a la expulsión de los extranjeros, como sobre la presunta intención de consagrar -vía el nuevo Código- la impunidad de los funcionarios, el archivo de las causas por prescripción (que es instituto que corresponde al Código Penal, no a éste), o proteger la retirada del gobierno; tal cual lo señala acá Sobrecito Pagni en su columna de ayer de La Nación.    

El proyecto de ley aprobatorio del nuevo Código que remitió el Poder Ejecutivo al Congreso dice al respecto lo siguiente:

"Artículo 3: El Código aprobado en el artículo 1, entrará en vigencia en la oportunidad que establezca la ley de implementación correspondiente, la que deberá contener las previsiones orgánicas pertinentes tanto con relación a los órganos jurisdiccionales como a aquéllos otros encargados de su aplicación.

Artículo 4º: El Código aprobado en virtud del artículo 1º de la presente ley será aplicable a la investigación de hechos que sean cometidos a partir de su entrada en vigencia.


Artículo 5º: Las causas actualmente en trámite, quedarán radicadas ante los órganos que se encuentran. Dichas causas proseguirán sustanciándose y terminarán de conformidad con las disposiciones de la Ley Nº 23.984 y sus modificatorias." (las negritas son nuestras)

Con la aclaración de que la Ley Nº 23.984 es el Código Procesal Penal de la Nación hoy vigente, nos preguntamos desde dónde se agarran para decir que el proyecto lo que pretende es consagrar la impunidad de los funcionarios del gobierno por los delitos que cometieron, o protegerse la retirada.