LA FRASE

"EL MEJOR MODO DE RECUPERAR LOS DÍAS DE PARO ES DEJAR QUE LOS JUBILADOS MIREN PORNO POR INTERNET." (ROBERTO BARADEL)

sábado, 30 de abril de 2016

LAS FRASES DEL MES


1. "Los aumentos de las tarifas son transitorios, luego las vamos a retrotraer a los valores de  noviembre del año pasado." (Alfonso Prat Gay)

2. "Cuando el presidente Macri regrese hoy al paìs y se entere que en su ausencia los ministros aumentaron todas las tarifas, van a rodar cabezas." (Luis Majul)

3. "Los tarifazos no son tantos, agrandan la cifra para poder cobrar subsidios." (Darío Lopérfido)

4. "Me explicó Mauricio que lo que él tiene acá en Panamá es una fábrica de Off y otra de shores, y te digo que tiene ojo para el negocio: las playas son bárbaras, pero los mosquitos te llevan en andas." (Miguel Del Sel)

5. "El que tiene que dar explicaciones por el offshore es Daniel Scioli, por su paso por la motonáutica." (Luis Majul)

6. "Si siguen los ataques contra Mauricio, cierro el canal de Panamá." (Hernán Lombardi)

7. "Cómo vamos a tomar en serio lo que diga "The New York Times" sobre Macri, cuando todos sabemos que lo compró Spolzky con la guita que se llevó de "Tiempo Argentino"?" (Jorge Lanata)

8. "El que quiera medicamentos gratis, que se vaya a vivir a Cuba." (Fernando Niembro)

9. "Nosotros en PRO un despido de empleados y una sociedad off shore en Panamá no se la negamos a nadie." (Jaime Durán Barba)

10. "Yo estoy a cargo de la Oficina Anticorrupción, pero del kirchnerismo." (Laura Alonso)

11. "Hemos decidido prorrogar "Ahora 12" e incorporarle más cosas, por ejemplo se podrá usar para pagar las boletas del gas, la luz y el agua, y el boleto del tren y el colectivo." (Marcos Peña)

12. "El dinero de las bóvedas k se está yendo por la canaleta de los 500 pesos que le dieron a la gente para que fuera al aeroparque a recibir a Cristina." (Ernesto Sanz)

13. "Antes de las ollas, Mirtha ofreció regalarme un lavarropas pero me negué, para que no se preste a malos entendidos." (Margarita Stolbizer)

14. "La próxima vez que mae traigan alguien en silla de ruedas, que sea Gaby Michetti, por favor." (María Eugenia Vidal)

15. "Yo al departamento en Miami me lo compré con un crédito, si Paul Singer es el dueño del banco, no tenía como saberlo." (Jorge Lanata)

16. "¿Cómo que no te conté lo de las empresas en Panamá, Juliana? yo no inspecciono tus talleres, vos no te metas con mis negocios." (Mauricio Macri)

17. "El libro de Fernando Iglesias sobre el peronismo es una burda copia de todas mis columnas en el diario El Litoral”. (Rogelio Alaniz)

18. "Los despidos no son tantos, agrandan las cifras para reclamar indemnizaciones y el seguro de desempleo." (Darío Lopérfido)

19. "Digan que tenemos que respetar los acuerdos con los radicales, porque dan ganas de ponerlo a Pichetto de presidente del bloque nuestro." (Federico Pinedo)

20. "Ayer fue el Día Mundial de la Bicicleta, una fecha muy grata para todos los que amamos ese noble artefacto." (Federico Sturzenegger)

21. "Franco Macri tiene razón: a mí me confiscaron Aerolíneas Argentinas para transportar droga en los aviones." (Antonio Mata)

22. "Tenemos el foco fiscal puesto en los más vulnerables: no puede ser que esos negros de mierda no paguen impuestos." (Alfonso Prat Gay)

23. "Me preocuparía si se me hubiera caído encima la bandera de Panamá." (Mauricio Macri)

24. "Creemos que lo de la bandera que le cayó al presidente en Formosa fue un atentado de un comando venezolano iraní de la Cámpora, entrenado en Cuba en las técnicas de la telequinesia." (Patricia Bullrich)

25. "La nuestra es una gestión de puertas abiertas, hasta que van los vecinos de algún barrio a protestar a la municipalidad, ahí cerramos todas las puertas y nos vamos a la mierda." (José Corral)

26. "A lo mejor cuando desde el PRO denunciaban el levantamiento de las alertas rojas de Interpol se estaban refiriendo al caso Grindetti." (Anìbal Fernàndez)

27. "Tenemos que comunicar mejor las cosas: la gente cree que la ley del arrepentido es para los que nos votaron, y la de primer empleo es para mí, porque es la primera vez que tengo un trabajo." (Mauricio Macri)

28. "Si en lugar de bóvedas Lázaro Báez tiene escondida la plata en pozos, no descartamos pedirle ayuda a Martiniano Molina." (Guillermo Marijuan)

29. "Me hubiera gustado tener hijos pero no se dio: por más que traté muchas veces, no pude quedar embarazado." (Nelson Castro)

30. "Hablando los otros dìas con el presidente Macri, le dije que estaba por el camino correcto, porque mucha gente no puede llegar a fin de mes." (Cristiano Rattazzi)

O SEA QUE EL SUBSIDIO DE MACRI SON 50 CENTAVOS POR BOLETO


Sobre el aumento del boleto, leemos en el Uno: "El secretario General del Gobierno de la Ciudad, Carlos Pereira, remarcó que con esta actualización, “el costo del boleto en Santa Fe se mantendrá entre los más económicos del país”. Eso se debe a que el incremento dispuesto por el Municipio, no incluye los mayores costos del gasoil ni la paritaria acordada para los choferes, que serán absorbidos por la Nación. “El martes pasado hubo una reunión que encabezó el presidente Mauricio Macri y que contó con la participación del intendente José Corral, donde se anunció un refuerzo en el esquema de subsidios. Es una decisión política de fuerte contenido federal, que busca comenzar a equiparar tarifas de Buenos Aires y del interior”, explicó el funcionario local.

Pereira detalló que “si se tienen en cuenta la paritaria de los choferes, la incorporación de nuevas unidades, el precio del gasoil y de los repuestos, debería aplicarse como mínimo un incremento del 60 %, pero gracias al mayor aporte de Nación sólo va aumentar un 36 %”. Como se informara, los empresarios del sector habían solicitado formalmente que el costo del boleto se fijara en $ 9. “Pero el nuevo escenario, nos permitió ajustar los números y los informes técnicos realizados por el Organo de Control arrojaron un incremento menor al esperado inicialmente”, subrayó Pereira." (las negritas son nuestras)

Traduciendo entonces: los empresarios pidieron 9 $, el boleto pasa a costar $ 8,50, o sea que el "tremendo esfuerzo" de Macri (gracias a la gestión de Corral) significa un subsidio de 50 centavos por boletos. Esas sí que son políticas de redistribución de la riqueza, y no macanas.

Y si el subsidio cubre los aumentos del gas oil (el domingo se viene otro del 10 %, autorizado por el gobierno) y las paritarias de los choferes (aun no cerrados), eso significa que los demás rubros aumentaron casi un 37 %. El propio funcionario dice que de no mediar "el tremendo esfuerzo" el aumento debería ser del 60 %: pavada de inflación está generando Macri, y la compensa con 50 centavos de subsidio.

El informe del "órgano de control", bien, gracias. Vaya uno a saber lo que dice y qué parámetros tuvo en cuenta, porque eso en la gestión Corral es siempre un misterio; favorecido porque el precio del boleto lo fija el intendente, y no el Concejo Municipal.

¿No sentís como que te están tomando un poco por pelotudo?

SOBRE LA MARCHA


Como decía ayer la tapa de "Página 12", Macri lo hizo: las políticas de su gobierno lograron que todas las centrales del atomizado espectro sindical confluyeran en un único acto; y que con la excusa del Día del Trabajador protagonizaran el segundo acto público masivo en contra de su gobierno. El primero fue la movilización que acompañó a Cristina a Comodoro Py, un par de semanas antes.

Acto en contra de su gobierno y de sus políticas, que están pegando de lleno en la línea de flotación de los trabajadores y los sectores populares; aunque algunos de los oradores se hayan ocupado en destacar que no era "en contra de" sino a favor de esos sectores, y aunque ese impacto se pueda sentir visiblemente desde el primer día de la gestión de Macri, y muchos de esos mismos dirigentes sindicales hayan elegido mirar para el costado, esperar los famosos "100 días", o minimizar los despidos porque eran en el Estado y de militantes k.

Ese es justamente el dato central de la jornada, que convierte a lo demás en anécdota: que el sindicalismo en su conjunto haya decidido movilizarse es también una muestra del modo en el que el gobierno de "Cambiemos" viene consumiendo capital político y social: muchos de esos mismos dirigentes sindicales esperaban encontrar hasta ayer si no un lugar al calorcito del sol macrista, al menos una "convivencia amable" para mantener privilegios, y asegurarse zonas exentas de la blitkrieg macrista, como las obras sociales.

Macri dio por tierra con todo eso, pese a haber estado con algunos de ellos mano a mano en un par de oportunidades, con promesas luego incumplidas. Algo parecido le ocurrió con los gobernadores del PJ, y de allí los números contundentes del Senado en la votación de la ley antidespidos.

Habrá quien quiera discutir si la movilización empujó la media sanción y el impulso del proyecto, o fue a la inversa. También se evaluará si el retorno de Cristina no reveló a los ojos de la dirigencia sindical que más allá del apoyo de los "propios" y convencidos, existe un estado de horfandad de representación de la opinión contraria al gobierno, que alguien debe apurarse a llenar.

Lo cierto es que el hecho estuvo, y no se puede ignorar ni minimizar. De hecho, los acompañamientos políticos de la marcha de los gremios (muchos de los que se movilizaron a Comodoroc Py lo hicieron ayer) marcan que los acontecimientos del país van marcando necesarias confluencias, incluso antes de que los dirigentes se decidan a exteriorizarlas. 

El acto de ayer es una muestra patente de aquéllo de "con los dirigentes a la cabeza, o con la cabeza de los dirigentes": si bien la naturaleza profundamente oligárquica y reaccionaria del gobierno de Macri estuvo a la vista desde el primer minuto y las primeras medidas, es bueno que meses después así se lo perciba desde el conjunto del sindicalismo, y se obre en consecuencia. 

Por supuesto que -en tanto acto público- la movilización de ayer fue tan impactante por su número como porque dejó a la vista las precariedades que envuelven la realidad actual del sindicalismo, sobre todo en lo discursivo: lo de Caló fue especialmente limitado, y Moyano alternó buenas con malas; con un notorio esfuerzo por hacerle una que otra "caricia" al kirchnerismo (acordarse de Santa Cruz y olvidarse de las huelgas de los hospitales bonaerenses o los docentes universitarios de todo el país, por ejemplo); acaso en su línea tradicional desde la ruptura para acá, de exagerar la "independencia política" de la estructura sindical.

Que decir del patetismo del sindicalismo "blue" de Barrionuevo y Benegas: su bajada del acto hizo también más visibles los reales apoyos con los que cuenta Macri en el sindicalismo, tipos que no mueven gente ni para un fútbol cinco, con el reflejo maccartista siempre en la punta de la lengua (el gastronómico estuvo a un pelito de hablar de "infilitrados") y siempre dispuestos a gerenciar gremialmente los intereses patronales, cuando no a ser ellos mismos, los patrones. Otra costilla flaca de "Cambiemos" que ayer se pudo ver.

Y podrían agregarse más críticas, pero eso no ocultaría el dato central: esta es la dirigencia sindical que hay, al menos hasta que los propios trabajadores no decidan por sí mismos reemplazarla por otra, más representativa. Por eso del acto de ayer hay que detenerse en la calle, aunque algunos consideren importante el palco. 

El pliego de reclamos transmitidos ayer al gobierno no plantean novedades respecto a la agenda tradicional del sindicalismo, a salvo la brusca alteración del orden de prioridades: la defensa del empleo aparece ahora en indiscutible primer lugar, por imperio de las circunstancias. Otra vez: Macri lo hizo; y en apenas cuatro meses.

En la discusión que se viene en la Cámara de Diputados por el proyecto ya aprobado por el Senado (si se quiere, una versión más "light" de las que allí se cocinaban, pero más cerca de ser aprobada) se juntarán entonces los dos realineamientos políticos: el de buena parte de la oposición política (el "peronismo disidente" en sus distintas versiones", acaso el massismo aunque nunca hay que descartar piruetas de último momento del Kennedy de Nordelta) y del mundo sindical, de la "amigable expectativa" o la "convivencia civilizada", a una actitud mas abiertamente opositora hacia el gobierno. 

Le quedará al kirchnerismo y a Cristina el derecho a reclamar haber marcado esa actitud desde el comienzo, acorde con su caracterización inicial del gobierno de Macri. Pero no más que eso: haber dicho antes con todas las letras en presencia de que tipo de gobierno estamos no da derecho a eximirse de tender puentes más allá de los convencidos, buscando ampliar el polo opositor a las políticas del gobierno.

La recién estrenada conducción del PJ oficial (a diferencia de lo que ocurrió cuando el retorno de Cristina) sumó su apoyo explícito a la movida de la "columna vertebral", pero las organizaciones kirchneristas (incluyendo a los "movimientos sociales" del palo) le sumaron a esa movida más cuerpo y número, que los aparatos territoriales de ese mismo PJ. Las fronteras que a veces se quieren trazar se vuelven difusas cuando aprieta la necesidad, y es algo para celebrar; y a tener en cuenta para trazar la estrategia a futuro. 

Es difícil saber cuanto influirá la movilización de ayer en que el gobierno introduzca cambios en sus políticas; de hecho es casi seguro que Macri redoble la apuesta, vetando la ley anti-despidos y llevando el conflicto a otro nivel.

Tampoco puede adivinarse que continuidad tendrá en el tiempo la latente "unidad sindical en la acción": la gran mayoría de las paritarias están abiertas, y allí prevalece la lógica de cada organización gremial para pelear por lo suyo, más que las estrategias de conjunto.

Lo importante del acto en todo caso es que lo haya habido, no mucho más. Pero tampoco menos.

viernes, 29 de abril de 2016

COMO MITRE, CONSERVAN "LOS NOBLES ODIOS"


"Se dio rienda suelta a un revanchismo con un fuerte acento de odio de clase. Se formaron inmensas fogatas en los hogares y policlínicos de la Fundación Eva Perón donde se quemaron miles de libros, frazadas, sabanas, cubrecamas, platos y cubiertos porque llevaban el sello de la institución. 

Decenas de pulmotores fueron destruidos por la misma sin-razón. Pocos meses después, una gravísima epidemia de polio se abatió sobre el país. Muchos chicos argentinos murieron por falta de aquellos aparatos y, ante la tragedia consumada, los “libertadores” tuvieron que importar veintiún pulmotores desde los Estados Unidos. 

La Ciudad Infantil, conocida y admirada en el mundo como un ejemplo de contención y educación de la infancia desvalida, fue asaltada por las tropas. Sus pequeñas casitas que reproducían los edificios clásicos de una ciudad y un enorme comedor que alimentaba a centenares de niños por día, fueron aplastadas por los tanques y sus piscinas fueron cegadas con cemento." (sacado de acá)

El texto de Pigna describe lo que ocurrió en 1955, después del derrocamiento de Perón y con la llegada de la autodenominada "Revolución Libertadora", que los peronistas preferimos denominar con más propiedad Fusiladora. 

La imagen de apertura muestra el estado en el que quedaron los muñecos del stand de Zamba en Tecnópolis, destrozados por la gestión Lombardi que está "redecorando" el lugar, acorde a los nuevos tiempos.

Que como se ve, para algunos no han cambiado tanto en más de 60 años: como le dijo Mitre a Saldías cuando fue a presentarle su libro sobre Rosas y su época, "guardan concientemente los nobles odios".

Cosas que se llevan en la sangre, digamos.

COMO COMBATIR EL NARCOTRÁFICO, EN SEIS PASOS







EL PICANTE MAJUL


(*)
El juez Sebastián Casanello no es un héroe, pero de ahí a dar por sentado que tiene un plan secreto para detener la investigación de la ruta del dinero K antes de que la ex presidenta Cristina Fernández pueda ser condenada hay un mundo de diferencia. (explicáselo a Pagni, que en su columna de ayer en éste mismo diario dice exactamente lo contrario. ¿Hay internas en la redacción, Luis?) Se le podría achacar cierta demora en el avance de la causa. En especial hasta que apareció el video con Martín Báez y Daniel Pérez Gadín, entre otros, contando billetes en La Rosadita. (es que después de ver un video donde en una financiera cuentan plata, ya nada fue igual. Ni te digo cuando se enteró que en un campo mueven tierra) Sin embargo, también es justo reconocer que, desde hace poco menos de un mes, ha habido resultados alentadores. (a verrrrr...) Lázaro Báez está procesado y detenido, igual que sus principales cómplices, el contador Pérez Gadín y el abogado Jorge Chueco. El juez está cumpliendo la recomendación de los camaristas de la Sala II, Martín Irurzun, Horacio Cattani y Eduardo Fara, quienes le pidieron que intente recuperar todos los activos y todo el dinero en efectivo que encuentre. (En eso son expertos los jueces: en manotear la mayor cantidad de guita que encuentren. Una pena que sólo recuperó 91.000 dólares, un Dodge Polara, un Torino y un 128 rosado) El fiscal Guillermo Marijuan viajó a Río Gallegos junto con 200 efectivos para embargar y poner a la venta, cuanto antes, (¿poner a la venta, y con qué basamento, es fiscal o martillero?) una inmensa flota de autos de alta gama, (como el 128 rosado, por ejemplo) estancias, edificios, departamentos, terrenos, artículos suntuarios y cualquier cosa que pueda ser transformada en dinero. (“cualquier cosa”, ovejas ponéle) Todo esto, en principio, parece una respuesta correcta a la demanda sintetizada en la consigna "que vayan presos y devuelvan la plata". (el tema Luis, es que traducir una consigna tribunera del periodismo para la gilada en resoluciones judiciales que no tengan baches jurídicos es un poco complejo)
¿Habría que condecorar al fiscal y al juez? (por ahí organizarles una marcha a favor, a lo mejor) No. (suspendemos entonces la entrega de medallas) Pero es una ingenuidad suponer que para desenterrar el dinero que Báez pudo haber guardado en estancias y bóvedas basta con que Leonardo Fariña haga un dibujito y se lo entregue al juzgado en sobre cerrado. (¿vos decís que hace falta más, Luis? Qué desilusión, una pena que llevás como 100 notas diciendo lo contrario) El ex valijero hizo eso el miércoles de la semana pasada. Casanello y Marijuan protegieron la información bajo siete llaves, pero no lograron evitar la filtración, (ajá, contános más de los problemas de goteras de Comodoro Py) y varios periodistas tuvieron esos datos. (¡peeero, que casualidad!) Entonces, la idea de que se estaba investigando con parsimonia volvió a florecer. (o sea que el juez les filtra datos a los periodistas para que le digan que es un vago tortugón. Tenés que cuidar más las fuentes, Luis) Sin embargo, los supuestos "espectaculares" datos que había aportado Fariña ya estaban en el expediente y en algunas redacciones desde 2010, (¿o sea que todos los programas que hiciste este año en la tele fueron pura venta de humo viejo entonces, cuando arranca el picante que prometés en el título? Dolor APTRA) cuando se filtró la existencia de bóvedas en las estancias La Julia y Cruz Aike. (pero ahora el tema pasa por guardarla en tachos, Luis, actualízate) Por lo tanto, ¿alguien mínimamente informado podía creer, de verdad, que Báez pudo haber esperado desde 2010 hasta que lo metieran preso, seis años después, para sacar las cajas y los fajos con billetes de la ubicación que suministró el arrepentido del rodete? (sí, más o menos unos cinco millones de boludos que deben estar siguiendo paso a paso el culebrón de “la ruta del dinero k”)
El otro gran argumento que agitan los que critican con liviandad el trámite judicial (¿otro palito para Pagni, Luis?) es que Martín Báez debería estar preso, al igual que su padre. Analicemos el punto con detenimiento y con el expediente en la mano. (¿y cómo lo tenés, si hay secreto del sumario, hubo otra filtración? Tendrían que llamar a un plomero en el juzgado) Para el juez, pero también para el fiscal, Lázaro es el vértice de una banda armada para delinquir; Pérez Gadín es su pata contable, y Chueco, su cómplice jurídico. (¿Y fariña y Eláskar que serían, extras de Lanata?) ¿Y qué responsabilidad concreta le adjudican a Martín Báez? Casanello entiende que es mucho menor que la de su padre porque Lázaro, por ejemplo, tiene el 95% de las acciones de Austral Construcciones. (ah, o sea que un problema penal pasa por el porcentaje de acciones que tenga cada uno. ¿Estás ensayando el argumento para exculparlo a Macri de los “Panamá papers”?) Y su hijo, en cambio, sólo el restante 5%. (da tranquilidad saber que la diferencia entre 100 y 95 sigue siendo 5, porque con la inflación que hay, viste...) Además, tanto el juez como el fiscal ubican a Martín como una especie de "custodio familiar" (un culata, bah) ocupado en controlar que Fariña no lo mejicaneara durante el traslado de euros a las financieras. (o sea que la justicia está actuando en base a lo declarado por un “valijero” que se quedaba con vueltos cagando a los otros mafiosos, bien, sigamos) Marijuan entiende que el heredero del rey de la obra pública (¿el rey de la obra pública? ¿Y Pérez Companc, Paolo Rocca, Calcaterra, Caputo y los Macri que son, cartoneros?) no le llegaría ni a los talones a su padre en términos de "inteligencia para hacer el mal". (sería un caso parecido al de la familia Macri entonces) Tampoco a Pérez Gadín, Cuello, Fariña o Federico Elaskar. (o sea que el padre –sabiendo que el hijo era un boludo- lo mandaba a vigilar a Fariña, que era un avión a chorro. Las cosas que hacen los padres para que los hijos no se rasquen los huevos. Como Franco, que lo ponía a Mau en las empresas) Por esa razón, tanto Casanello como Marijuan reaccionaron con cierta indignación cuando un par de colegas les sugirieron que metieran preso a Martín Báez como una manera poco ortodoxa de lograr que Lázaro "cante". (un par de colegas tuyos serán Luis: hay como 300 notas periodísticas en un montón de medios sugiriendo exactamente eso. Pagni incluso sugiere hacer lo mismo, pero con la mujer) "Eso sería el equivalente a una tortura", le respondió Marijuan a un camarista que recordó que ya estaba vigente la ley del arrepentido. (y el tipo le contesto: “obvio, boludo, ¿cuál es el problema con la tortura, no leíste a Massot?”) Casanello le contestó exactamente lo mismo a un periodista que "lo corrió" con la hipótesis de que si no arrestaba a Báez hijo, "la gente va a pensar que usted está protegiendo a Cristina". (¿tercera mención a Pagni, Luis, algún encono personal o no querés soltar el tema porque tendrías que hablar del gobierno de Macri?)
Y a propósito: ¿se podría asegurar que el magistrado hará todo lo posible para no involucrar a la ex jefa del Estado? Marijuan la imputó, (no Luis, con el Código viejo -que rige la causa- imputan los jueces, no los fiscales) pero en el requerimiento de instrucción no definió las razones por las que lo hizo. (es que estaba apurado porque se le iba el avión a Estados Unidos, y cerraba la edición de Clarín y La Nación del sábado a la mañana, que en la tapa siempre tienen que llevar un k preso, procesado o imputado) Se puede conjeturar que la imputación se explica porque Fariña la nombró en su declaración indagatoria. (también nombró a Karina Jellinek y a Lanata, pero vienen zafando) También se puede entender que la puso en un lugar incómodo cuando interpretó que Ella lo mandó a llamar de urgencia a Lázaro Báez a Olivos porque tenía la sospecha de que le estaba robando dinero que era de la familia. (¿Cómo “interpretó” Luis? ¿no dijo acaso que Lázaro le contó a él que Cristina le contó que el embajador de EEUU la llamó para enterarla que Lázaro fugaba guita y que se enojó porque se llevaba la de ella? Ya bastante moco es todo el intento de meterla en la causa como para que vos lo hagás peor, Luis. Modérate) Pero además se puede interpretar, si se lee con paciencia la misma declaración, que en un momento Fariña "la despega" de toda la operatoria del lavado. (Es un testigo Luis, supuestamente cuenta lo que vio, oyó o sabe. No hay que andar leyéndole la borra del café. Eso, o entonces todo lo que viniste diciendo de que Cristina podría ir presa es pura sanata. Los riesgos del periodismo impaciente, o de los métodos de lectura veloz) "Casanello no cerró ninguna puerta, (es que la bóveda se cerraba desde adentro, como se pudo ver en el programa de Lanata) pero se va a terminar de convencer de que Cristina sabía que su marido hacía negocios sucios cuando aparezca una prueba nueva", me explicó alguien que conoce el expediente casi tanto como el juez. (Marijuan. O Bonelli, o Pagni, o Lanata...)
La posibilidad de que Báez declare bajo las mismas condiciones a las que accedió Fariña es algo que parece cada vez menos improbable. (¿va a salir en el programa de Lanata? Mirá que ahora dejó el periodismo de investigación y se dedica a los programas de preguntas y respuestas) Emisarios del fiscal Marijuan ya le mandaron un mensaje para convencerlo de que es lo mejor que podría hacer para mejorar su situación procesal. (pero cómo ¿eso no era tortura, le mandó un par de patas de plomo?) Algo parecido le hicieron saber a Chueco. (claro, a los abogados está permitido torturarlos) Y ambos están analizando junto con sus abogados si de verdad es la única carta que les queda. Tienen tiempo para arrepentirse hasta antes del inicio del juicio oral, pero corren el riesgo de llegar demasiado tarde, si uno de los dos accede primero. (capaz que entre ellos tengan forma de contactarse y acordar que hacer Luis, manejálo como una posibilidad) Y también llegarían tarde si aparecieran nuevas pruebas que hicieran innecesarios su comparecencia y su posterior ingreso al régimen especial de testigos protegidos. (avísale a Mau que ya existe, porque no se enteró y lo está proponiendo) Báez solicitó la opinión de otros estudios de abogados, por fuera del letrado que lo está asistiendo. Casi todos le dijeron lo mismo: las posibilidades de que salga de la cárcel inmediatamente son prácticamente nulas; si tiene algo para decir, tiene que hacerlo más rápido que tarde.

Marijuan no descarta de ninguna manera la posible colaboración de Báez. (eso, que le diga donde están los tachos con la guita así el Estado se ahorra un montón de plata en horas de alquiler de la retroexcavadora) Él sabe que el ex gerente del Banco de Santa Cruz era muy amigo de Néstor, pero que a Cristina no lo unía casi nada. (muy conveniente todo: que los vínculos que confiese sean con alguien que no se puede defender para desmentirlo) Tiene presente que Lázaro todavía guarda cierto resentimiento porque Ella le quitó participación en la obra pública (o sea que le sacó la corona de “rey de la obra pública”) y le bajó el pulgar para participar del proyecto de las represas Kirchner y Cepernic. (¿y, entonces mentiría porque lo cagó diciendo que ella era su socia aunque “no los unía casi nada”? cerrá el razonamiento, Luis, que entra frío) Además sabe que Cristina lo trató, casi siempre, con cierto desdén y cierto desprecio. (ah, justo dos causales para invalidar su testimonio, no le cagués el arrepentido a Tatoo, Luis) Entonces supone el fiscal que Lázaro hablará cuando sienta que no le queda más remedio. (estamos cerca entonces: el PAMI sacó el 100 % de cobertura) Son las últimas noticias "picantes" sobre la vertiginosa causa denominada la ruta del dinero K. (¿cuáles noticias Luis, que no se sabe si Báez se “arrepentirá”, que es sabido porque lo dice Marijuan y hasta unj boludo como vos se da cuenta que guita no van a encontrar, que no hay nada hasta acá que vincule a Cristina a la causa? ¿a qué le llamás “picante”? Menos mal que no te dedicaste a la cocina como Martiniano Molina)
(*) Las negritas son nuestras, el original acá.

jueves, 28 de abril de 2016

DISIMULEN UN POCO, MUCHACHOS


La idea es que si uno es opositor, vota en contra del gobierno.

Y si se "dio vuelta", es porque siendo opositor, votó a favor (como pasó con los fondos buitres, por ejemplo).

O si siendo oficialista, vota en contra.

¿Tamos, se entiende más o menos como es la cosa después que la gente vota?

LAS URGENCIAS DE CANO


¿Alguien podía pensar en serio que Macri le iba a dar a un radical guita constante y sonante para hacer obras, y capitalizarlas políticamente?

Parece que algunos de los gobernadores del PJ creyeron que sí, y compraron a libro cerrado el cuento del "Plan Belgrano", que por ahora es una promesa sobre la base de un dibujo.

De hecho, con esa promesa -mas algún que otro "anticipo financiero", pero esto fue mas bien marginal como veíamos acá- Macri consiguió que la mayoría de los gobernas presionaran a diputados y senadores de sus provincias para que levantaran la mano aprobando el acuerdo con los fondos buitres.

Suponían que de esa manera llegaría la oportunidad de endeudarse para hacer obras de infraestructura, que serìan complementarias de las del famoso "Plan Belgrano".

Por ahora todo eso es como el "Plan": bastante vidrioso, salvo el re-endeudamiento propio, sujeto (eso sí) a la autorización de Macri, y a que les revisen las cuentas, como hacía el FMI.

Y encima cuando plantean el cumplimiento de la contraparte del pacto buitre (es decir que a cambio de su apoyo, las obras del "Plan" arranquen), los cagan a pedos, y por medio de Cano que -al fin de cuentas- es un cuatro de copas.

El domingo pasado en esta nota de Ambito Financiero les enrostró su "urgencia" actual, que contrastarìa con no haberle reclamado a Cristina en todos los años de su gobierno, por las mismas obras. A lo mejor, Cano, es porque hizo otras; como lo comprueba el hecho de que algunas de las provincias que estarían comprendidas en el "Plan Belgrano" tuvieron más inversión en infraestructura del Estado nacional que la media, e incluso algunas (como Chaco) crecieron por encima de la media nacional durante todos los años kirchneristas.

¿O acaso no se quejaban los gobiernos de la "zona núcleo" como Córdoba o Santa Fe de que la nación las discriminaba en obras viales o planes de vivienda?

De lo contrario no se entendería -por ejemplo- la correlación casi perfecta que hay entre -por caso- la construcción de nuevas escuelas a través de programas como "1000 Escuelas" o "Más Escuelas" y los resultados electorales en provincias como Chaco, Formosa, Tucumán o Santiago del Estero.

La nota de Ambito revelaba un dato clave: la única fuente real y concreta de financiamiento que tiene por hoy el tan publicitado "Plan Belgrano" son 4000 millones de dólares de un crèdito del Banco Mundial, otorgado en el gobierno de Cristina. El gobierno de Macri no sólo no generó ninguna fuente alternativa, sino que redujo en 8520 millones de pesos otra ya existente y disponible para las provincias para hacer obras, al reducir en cinco puntos las retenciones a la soja, achicando asì el Fondo Federal Solidario. 

Pero además Cano estaba él mismo en otras urgencias: el viernes pasado (dos días antes de salir con los tapones de punta contra los gobrenadores "apurados" se publicaron en el Boletín Oficial (acà el enlace correspondiente) los nombramientos de seis "coordinadores" de diferentes áreas del "Plan Belgrano", todos con rango de subsecretario.

Entre ellos (los compañeros blogueros Ricardo Tasquer y Aldo Jarma los deben conocer en detalle seguro) uno cesanteado por el Tribunal de Cuentas de Tucumán por inasistencias injustificadas (ñoqui, bah), otro multado por el mismo organismo por cobrar dos sueldos al mismo tiempo (recontra ñoqui), el secretario general del Comité Nacional de la UCR y un ex candidato a intendente de la UCR tucumana.

HAGAMOS COMO QUE CRITICAMOS ALGO


La discusión sobre el rol de la comunicación en la política está en los signos de los tiempos, y mucha veces es difícil resistir la tentación de prenderse en ella, como si todo pasara por ahí.

De hecho, cualquier análisis de los resultados de las elecciones presidenciales del año pasado, y cualquier autocrítica hacia el interior del colectivo kirchnerista, si no empieza por ahí, más temprano que tarde termina llegando al famoso punto de “tenemos problemas de comunicación”.

No se trata de negar que el problema existe, y que en la moderna sociedad de medios la comunicación es un aspecto esencial de la disputa política, sino de darle su justa dimensión, y no dejar que nos vendan gato por liebre.

Porque hete aquí que ahora el gobierno de “Cambiemos” (del cual hasta los ajenos coincidían en destacar la eficacia de su aparato comunicacional) apela exactamente a la misma muletilla (“tenemos problemas de comunicación”, “estamos comunicando mal”) para intentar explicar/justificar la caída de la imagen de Macri y su gobierno, que registran las encuestas.

Y el famoso problema de la “mala comunicación” termina colocándose en primer plano, desplazando el debate político de fondo por las políticas del gobierno; y les sirve a los medios para dos cuestiones: revalidar por carácter transitivo su propio rol (si comunicar es importante, tener una política hacia los medios también lo es), y disfrazar su blindaje mediático al gobierno de Macri.

Que es ni más ni menos que lo que hace ésta nota de La Nación de ayer, a la cual corresponde la imagen de apertura: tomando por válido el argumento oficial (“nuestro problema es de comunicación”), centran en la comunicación los inconvenientes de la gestión de “Camb emos”, y desde ese lugar “hacen como que” critican al gobierno. Algo así como “¿Cómo vamos a ser oficialistas o periodismo militante, si cada tanto lo criticamos a Macri?”.

El diario señala que el problema relevante del gobierno es que comunica mal, y en consecuencia de allí provendrían sus principales tropiezos, no de indicadores objetivos que indican que la gestión es mala: la inflación en alza, la merma de la actividad, el aumento del desempleo, las tasas de interés por las nubes, la crisis en diferentes sectores productivos; incluso aquéllos que se esperaba repuntaran a partir de las medidas del gobierno (las famosas “economías regionales”)

Del listado de temas que menciona la nota como relevantes para abonar la conclusión, queda claro que de crítica real, poco: la designación de jueces de la Corte por decreto, el tarifazo (sin cuestionar su oportunidad o su sutileza de carnicero), la pelea Carrió-Angelicci, la respuesta del gobierno ante los papeles de Panamá (donde el rol del periodismo nacional hegemónico ha sido lamentable) y la vuelta de Cristina, la triple fuga, la difusión del contrato Chevron-YPF.

Es decir que no solo nos pretenden hacer creer que el problema principal del gobierno (si no el único) es que comunica mal sus decisiones, sino que eso queda demostrado por hechos que no tienen que ver (salvo el tarifazo, y de modo marginal) con las políticas troncales del gobierno de Macri; lo que supone validar (por omisión deliberada) aquello de “estamos mal pero vamos bien”, o lo del presidente cuando dijo que sabía que había gente que no podía llegar a fin de mes, pero igual sabía que está en el camino correcto.

O lo que es lo mismo, si el duranbarbismo hace un par de focus group y ajusta la estrategia, todo andaría joya.

Si a los cuatro meses de gobierno de lo que se anunció como “la revolución de la alegría” y que cuenta con el respaldo incondicional (y decisivo) de más del 80 % de los principales medios del país estamos hablando de que tenés “problemas de comunicación”, estamos ante dos posibilidades, no necesariamente excluyentes entre sí: o nos están tomando a todos por pelotudos, o lo que tenés para comunicar  como resultado de la gestión de gobierno (porque de eso se trata comunicar cuando gobernás: hacer saber lo que hacés) es tan horrible que no hay política comunicacional que lo embellezca.

Y si encima los traiciona el subconciente, no hay mucho que se pueda hacer al respecto:


  

miércoles, 27 de abril de 2016

¿GRAMOS, KILOS, TONELADAS, PESOS, DÓLARES?


LA ENMIENDA SUAR


El martes fue publicado en el Boletín Oficial el Decreto 616, que reglamenta las disposiciones de la Ley 27.203, comúnmente conocida como “ley de los derechos del actor”.

Repasando las normas del decreto, saltan nítidas diferencias entre lo que dice el artículo 3º de la ley, y su correspondiente del decreto reglamentario.

El artículo 3 de la ley sancionada a fines del año pasado dice que “Se considerará contratante a toda persona física o jurídica que utilice, con o sin fines de lucro, los servicios de las personas individualizadas en el artículo 1° de la presente ley.

Clarito, ¿no?: “toda” es “toda”, y “con o sin fines de lucro”, por si el “toda” no fuera lo suficientemente claro. El que emplea a un actor, está obligado a cumplir con la ley.

Sin embargo el decreto reglamentario (que cabe recordar no puede desvirtuar la ley, artículo 99 inciso 2) de la Constitución) ya empieza a violar este aspecto en particular de la ley desde los mismos considerandos, donde dice que “...se han delineado un conjunto de directivas, atinentes a los niveles individual y colectivo de las relaciones de trabajo en examen, que corresponde precisar en la esfera reglamentaria. Ello, con el objeto de evitar que la aplicación lisa y llana de la Ley contradiga la finalidad tenida en cuenta en su origen y derive finalmente en un impacto negativo, tanto para sus destinatarios como para la actividad artística en general...

Y además que “...en cuanto a la figura del contratante, contenida en el artículo 3° de la ley, se torna imprescindible distinguir, en su aplicación inmediata, el carácter de empleador de aquellos supuestos en los que los actores - intérpretes hubieren asumido la organización, el riesgo y los beneficios de su actividad. Dicha precisión guarda especial relevancia por el uso de las tipologías independientes que se emplea en el sector, de naturaleza cooperativa o asociativa...” (las negritas son nuestras).

De acuerdo con esa idea de “evitar las dificultades” que traería “la aplicación lisa y llana de la ley”, el artículo 3 de la reglamentación dice que “En la aplicación inmediata de la norma, será considerado empleador al contratante que utilice los servicios de las personas individualizadas en el artículo 1° de la ley que por el presente se reglamenta, excepto que los actores - intérpretes hubieren asumido la organización, el riesgo y los beneficios de su actividad, mediante la concertación de alguna de las modalidades contractuales asociativas, cooperativas y/o autónomas previstas en el Código Civil y Comercial de la Nación y sus normas complementarias.” (otra vez las negritas son nuestras)

La referencia al nuevo Código Civil y Comercial es desconcertante: las cooperativas siguen estando regidas por la Ley 20.337, y las demás "modalidades contractuales asociativas" de las que se habla ¿cuáles serían, una UTE, un "consorcio de colaboración"?. 

Se da así el increíble caso de un decreto que reglamenta una ley laboral (que otorga y reconoce derechos laborales a sujetos legislados como trabajadores en relación de dependencia), excluyendo a parte de la regulación del ámbito del derecho del trabajo. Nada sorprendente en éste gobierno. 

Cuando tratábamos en ésta entrada la oposición a la ley de un grupo de actores y actrices famosas, decíamos que "...Más allá de que es imposible disociar el reclamo de las presiones de las cámaras empresariales del sector para tumbar la ley (por algo parece encabezándolo nada menos que Adrián Suar, que está de los dos lados del mostrador y algunos de los firmantes se identifican como "directores"), el reclamo por la situación del teatro independiente, tiene que ver con que en esos casos algunos actores son patrones de otros, y sea que tengan o no fines de lucro, si los hacen trabajar, les tienen que reconocer los derechos que de ellos se derivan. Así lo establece claramente el artículo 3 de la ley.".

Ahora con la reglamentación queda claro cual era el principal problema con "la aplicación inmediata de la ley".

POR DECRETO TAMPOCO PUEDEN


Ayer veíamos acá como al avance del gobierno para desprenderse de las acciones que la ANSES tiene en empresas privadas se lo intentaba justificar en el pago de los juicios a los jubilados; y como la Ley 27.181 impulsada en su momento por Cristina le puso un "cepo" a eventuales "reprivatizaciones" al exigir que la movida sea autorizada por el Congreso, con una mayoría calificada.

Ahora leemos en El Cronista y en El Ciudadano que el gobierno estudia la vía para sortear al Congreso, y “proveerse de liquidez” mediante un decreto, con el argumento que por esa vía fue creado el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS), lo cual es una verdad a medias.

Difieren en que uno habla de apelar al decreto para vender las acciones de la ANSES en empresas, y el otro de echar mano para eso a las disponibilidades colocadas a plazo fijo en los bancos, y a los bonos del Estado (títulos públicos) disponibles en la cartera del Fondo.

Es cierto que el Fondo fue creado por Néstor Kirchner por el Decreto 897/07 para administrar los activos que ingresaban a la ANSES; a partir del régimen de opción que estableció la Ley 26.222 para los que, estando en el régimen de capitalización, quisieran volver al sistema de reparto.

Pero más cierto aun es que un año después se sancionó la Ley 26.425 que liquidó el régimen de las AFJP, y que en su artículo 8 regula como invertir los recursos del fondo, y dio lugar al Decreto 2103/08 que modificó al decreto de Kirchner, sobre el uso de ellos.

La cuestión, sin embargo, va más allá del tema formal de la ley o el decreto, porque ambos coinciden en un punto: no contemplan (ni contemplaron nunca) que se puedan usar los recursos del Fondo para que la ANSES pague sentencias judiciales, menos todavía juicios pendientes de resolución.

En efecto, el artículo 1 del decreto establece en sus distintos incisos que esos recursos pueden ser usados para “Atenuar el impacto financiero que sobre el régimen previsional público pudiera ejercer la evolución negativa de variables económicas y sociales, constituirse como fondo de reserva a fin de instrumentar una adecuada inversión de los excedentes financieros del régimen previsional público garantizando el carácter previsional de los mismos, contribuir a la preservación del valor y/o rentabilidad de los recursos del Fondo, atender eventuales insuficiencias en el financiamiento del régimen previsional público a efectos de preservar la cuantía de las prestaciones previsionales, procurar contribuir, con la aplicación de sus recursos, de acuerdo a criterios de seguridad y rentabilidad adecuados, al desarrollo sustentable de la economía nacional, a los efectos de garantizar el circulo virtuoso entre el crecimiento económico sostenible, el incremento de los recursos destinados al Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) y la preservación de los activos de dicho Fondo

Por su lado el artículo 11 del decreto dice que el Fondo “...podrá financiar a la ADMINISTRACION NACIONAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL (ANSES) para el pago de los beneficios del SISTEMA INTEGRADO PREVISIONAL ARGENTINO (SIPA), siempre que durante la ejecución de su presupuesto se presentaren situaciones de contingencia que así lo requieran. La ADMINISTRACION NACIONAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL (ANSES) determinará las situaciones en las que se aplicará este mecanismo.”; pero en esos casos la ANSES “...deberá informar a la JEFATURA DE GABINETE DE MINISTROS si el déficit proyectado o real es transitorio y subsanable o si por el contrario, se origina en cuestiones estructurales que requieran de modificaciones en el régimen vigente.”, según manda el artículo 12 del decreto.

La Ley 26.425 transfirió a la ANSES todos los activos de las AFJP, y dispuso en su artículo 8 que los recursos del Fondo se invirtieran “...de acuerdo a criterios de seguridad y rentabilidad adecuados, contribuyendo al desarrollo sustentable de la economía real a efectos de garantizar el círculo virtuoso entre crecimiento económico y el incremento de los recursos de la seguridad social...”. Así surgieron iniciativas como el Procrear, por ejemplo.

De lo expuesto surge claro que además del “cepo” a la privatización de acciones de la ANSES en empresas privadas que establece la Ley 27.181, el gobierno no puede disponer por decreto de los recursos del FGS para pagar sentencias o juicios en trámite; porque además el mecanismo para eso está previsto en las leyes de presupuesto de cada año que vota el Congreso; y la del 2016 no es la excepción: lo establece en sus artículos 28 a 31, incluyendo los retiros del personal de las fuerzas armadas y de seguridad.

Pero consideraciones legales aparte, desprenderse de parte de los activos del fondo para pagar los juicios de la ANSES (sacándole además al sistema previsional buena parte de su respaldo para emergencias, conforme a lo indicado) no resuelve el reajuste de los haberes que habría que pagarles en lo sucesivo a los que ganaron esos juicios, todos los meses. Para eso se necesitan mayores recursos corrientes de la ANSES, que provienen de impuestos, aportes personales de los trabajadores y contribuciones patronales.

Por el contrario, el gobierno de Macri acaba de anunciar una ley “de primer empleo” que consiste básicamente en eliminar cargas patronales a la seguridad social, de modo tal que el reajuste de haberes a jubilaciones que están muy por encima de la mínima, e incluso del promedio de las que paga la ANSES sería financiado (vía impuestos) por toda la sociedad, incluyendo los jubilados que cobran la mínima; y están lejísimo de haberes como los que surgirían de aplicar los fallos "Badaro" y "Eliff" de la Corte.

Retiro del Estado de la economía, reimplantación del paradigma puramente contributivo en la seguridad social por encima de la ampliación de la cobertura, debilitamiento de la financiación genuina del sistema previsional.

¿Son acaso pasos que se van dando hacia la vuelta del sistema de capitalización, que fue en su momento un gran negocio de los bancos, tan favorecidos por éste gobierno?

martes, 26 de abril de 2016

CENSURA SIMBÓLICA

EL VIEJO CUENTO DE DEVALUAR PARA EXPORTAR MÁS


La imagen de apertura está armada con las capturas de pantalla de ésta nota de La nación, y de ésta otra de El Litoral, ambas de la edición de ayer.

En la tribuna de doctrina el "tano" Rattazzi le reclama al gobierno otra devaluación, porque considera que el actual tipo de cambio "ha quedado bajo", y eso desalienta las exportaciones y alienta las importaciones; al tiempo que toma nota de la recesión brasileña. 

Con ingenio digno de mejor causa, señala algo que es parcialmente cierto: un tipo de cambio bajo alienta la llegada de capitales golondrina, que vienen a hacer ganancias financieras de corto plazo y se van. 

Parcialmente cierto: los capitales golondrinas vienen más atraídos por la rigidez del tipo de cambio (o sea su estabilidad en un largo lapso de tiempo, "percibida" por el mercado), y la posibilidad de hacerse con ganancias fáciles con la conjunción de otras variables, como por ejemplo la tasa de interés: la "bicicleta" posibilitada por Sturzeneger entre las LEBACS y los contratos del dólar a futuro es un buen ejemplo, hay otros.

Y muy suelto de cuerpo, Rattazzi dice estar preocupado por "las economías regionales", que se perjudican (dice) por un tipo de cambio bajo; cuando la evidencia concreta post levantamiento del cepo y consiguiente devaluación es exactamente la contraria: ni la fruticultura, ni la lechería ni la vitivinicultura, ni otros sectores similares han reaccionado positivamente a la suba en el tipo de cambio.

Porque exportar más no depende de eso, ni de la eliminación de gravámenes como las retenciones, tal el cuentito eficazmente vendido por "Cambiemos" como promesa electoral la segunda, como anuncio/desmentida la primera.

De hecho el artículo del diario (por poco tiempo) del "Loco Lindo" demuestra también que el argumento "devaluemos para exportar más" es una falacia, y en el propio sector de Rattazi, la industria automotriz: las ventas al exterior de las empresas con sede en Santa Fe (básicamente General Motors con su planta de General Alvear, y las fábricas rafaelinas de válvulas) cayeron un impactante 47 % interanual, en el primer bimestre; pese a la devaluación y a la eliminación absoluta de las retenciones a las exportaciones industriales que dispuso Macri.

Porque exportar depende de las condiciones de mercado y demanda del producto, mucho más que del tipo de cambio o los impuestos que se cobren: si Brasil (principal destino de nuestras exportaciones en general, industriales en particular y automotrices en primerísimo lugar) se sigue cayendo a pedazos, aunque al dólar lo pongan a 30 pesos, la situación va a seguir igual, en cuanto al volumen de exportaciones refiere.

Lo que no va a seguir igual -por supuesto- es la tasa de ganancia de tipos como Rattazzi, que licuarían aun más su costo salarial ("alto en dólares", según dicen frecuentemente), y la levantarían con pala aun en un contexto recesivo, compensando vía aumento del tipo de cambio la caída en las ventas, y el aumento de otros costos como la energía, por los tarifazos.

La preocupación de Rattazzi por el aumento de las importaciones es risible, siendo como es el CEO de una multinacional con estructura de proveedores integrada y desarrollada de acuerdo con su propia lógica, y no con la de un modelo productivo de desarrollo nacional autónomo con -por ejemplo- una industria autopartista vigorosa que provea a las terminales automotrices que funcionan en el país, todas ellas filiales de multinacionales.

De hecho, el sector automotriz es -junto a la industria fueguina de electrodomésticos- el que genera la mayor presión importadora sobre el comercio exterior, y la mayor demanda de divisas; que presionan al tipo de cambio y agudizan el fenómeno de la restricción externa.

Lo interesante del pedido "disfrazado" de devaluación de Rattazzi es que desnuda que la apelación de Macri hace poco en Olivos a los 100 empresarios más importantes del país (entre ellos el propio CEO de Fiat) a invertir y mantener los empleos, va rumbo al más absoluto de los fracasos: seguirán despidiendo o suspendiendo personal cuando lo crean necesario, y demandando más concesiones del gobierno, cuando lo estimen conveniente para sus intereses.