LA FRASE

"QUIERO DESMENTIR QUE LA SEÑORA DE 96 AÑOS QUE TRABAJA EN SU CASA COSIENDO CAMISAS SEA EMPLEADA DE MI TALLER." (JULIANA AWADA)

miércoles, 31 de enero de 2018

NO TE PUEDO CREER


¿Vos me estás diciendo que la suba del dólar afecta a productos básicos de la canasta familia como la carne, el aceite, la leche y sus derivados y los del trigo -como el pan- que a su vez se exportan, porque al haber eliminado las retenciones ya no se pueden desacoplar los precios internos de los internacionales, e importamos inflación?

¿O que los autos suben de precio si sube el dólar porque tienen un 70 % de componentes importados que se pagan en dólares, siempre y cuando se fabriquen en el país y no sean de los que directamente se importan, que tienen 100 % precio dólar?


¿Vos decís que la inflación no es un fenómeno puramente monetario, que la puja distributiva tiene algo que ver, y que la concentración económica permite abusos en el proceso de formación de los precios, trasladando rentabilidades exageradas a toda la cadena desde la producción hasta la comercialización?

¿Sugerís que los monopolios y las situaciones dominantes de mercado, en especial de los insumos de uso difundido en todo el proceso de producción de bienes, incide en la inflación generando costos mayores?


¿Me decís que aumentar las tarifas no colabora para frenar la inflación, y menos que menos haberlas dolarizado porque de ese modo toda suba del dólar incide en mayores aumentos de tarifas, y estos a su vez alimentan el proceso inflacionario?

Me estás cachando. 

SI NO PUEDES VENCERLOS, IMÍTALOS


Como vemos en la imagen de apertura el gobierno de Lifschitz se apresta a enviar a la Legislatura un proyecto de ley para replicar en la provincia el sistema de contratos con "Participación Pública Privada" (PPP) diseñados por el gobierno de Macri; y aprobados en el año 2016 por la Ley 27.328.

Sobre las características y los peligros de esa modalidad de contratación del Estado pueden leer siguiendo este enlace a la etiqueta respectiva, todos los posteos que hemos escrito al respecto. Un sistema que -para decirlo en pocas palabras- le otorga todas las ventajas a las empresas privadas, y pone todas las cargas en manos del Estado bobo.

La verdad es que el socialismo no ha elegido un momento muy oportuno para seguir los pasos del gobierno de "Cambiemos" copiando el sistema, porque en estos momentos en Europa (donde se originó) lo están reviendo porque -como era previsible- los privados hacen los negocios, y el Estado tiene que absorber las pérdidas, o rescatarlos: hace unos días en ésta nota de La Politica Online se daba cuenta la quiebra de la gigantesca constructora Carillion (la segunda más importante del Reino Unido) y las inmensas pérdidas que deberá afrontar el fisco inglés (más de 200 millones de libras) como consecuencia de éste tipo de contratos.

También es muy llamativo que en las noticias que han circulado por éstos días sobre el tema en Santa Fe se enumere entre las obras de infraestructura a construir bajo el sistema "PPP" hospitales y cárceles; porque en ese esquema cabe preguntarse si la forma de pago a los inversionistas que pongan los fondos (se dice que el gobierno piensa en los bancos y la Bolsa rosarina, para que capten inversores locales) será otorgárselos en concesión para que los exploten; como las rutas con peaje.

¿Veremos por ejemplo a Pecam -que tiene su propia "desarrolladora inmobiliaria"- hacerse cargo de la cárcel de la interminable cárcel de Piñero que viene construyendo desde el 2014, y le cobrará a la provincia por atender a cada preso allí detenido, como pasa en algunos lugares de Estados Unidos?

Lo curioso del caso es que cuando en el Congreso nacional se discutió la Ley 27.328 de PPP que ahora el Frente Progresista querría replicar en Santa Fe, el socialismo votó en contra  como pueden ver acá en el acta respectiva de Diputados.

¿Será que los muchachos han desistido de formar "un amplio frente para derrotar a la derecha", y han decidido si no unírsele, por lo menos imitarla?

De ser así, que alguien le avise a Traferri, Rubeo y algunos compañeros del sindicalismo que estaban muy entusiasmados con la idea de sumarle votos peronisas a Bonfatti; y al propio Bonfatti, que en una de esas se cae de culo cuando se entere. O no, vaya uno a saber.

LAS FRASES DEL MES


1. "Pensé que estaban filmando "Los bañeros más locos del mundo 3" y me bajé de la camioneta para pedirle un autógrafo a Gino Renni." (María Eugenia Vidal

2. "¿Cómo que el Banco Central no es independiente, quién se creen que eligió los animalitos para poner en los billetes nuevos?" (Federico Sturzenegger)

3. "A mí como a todos no me gusta contraer deudas, y ni que hablar que tampoco me gusta pagarlas." (Mauricio Macri)

4. "El ridículo es el único lugar del que no se vuelve, se los digo yo, que estoy varado acá hace años." (Martín Tettaz)

5. "Nosotros no vamos a estimular la demanda agregada, porque estamos en contra de la industria del juicio." (Nicolás Dujovne)

6. "¿Cómo que la Oficina Anticorrupción no trabaja; ustedes saben el laburo que es asesorar a los funcionarios para que aprendan a tapar sus chanchullos sin dejar rastros?" (Laura Alonso)

7. "Nadie está pensando en hacer trabajar a los científicos manejando un taxi, les vamos a conseguir un remís." (Lino Baraño)

8. "Todesca viene haciendo bien su trabajo con los indicadores del INDEC, por ahora no vemos necesario reemplazarlo con algún perito de Gendarmería." (Nicolás Dujovne)


9. "Si la flexibilización laboral es inevitable, relajáte y gozála." (Jorge Triaca)


10. "La idea de Andy Freire me parece recopada, voy a alquilar mi cerebro que está casi sin uso." (Gabriela Michetti)


11. "Nos parece muy creativa la propuesta de Andy Freire, pero por ahora no tenemos previsto alquilar el despacho del presidente en la Casa Rosada cuando él no lo usa." (Marcos Peña)


12. "Le estamos dando golpes durísimos al narcotráfico: con las LEBAC's al 28 %, en breve a nadie le convendrá traficar drogas." (Patricia Bullrich)


13. "Las víctimas del submarino no son 44, son menos, esa es una cifra que se arregló en una mesa para cobrar indemnizaciones." (Darío Lopérfido)


14. "De haber sabido que, como dice Clarín, me dejaban libre con solo jurar que no me iba a escapar, hubiera jurado que era inocente y me sobreseían definitivamente." (Amado Boudou)


15. "A los que preguntan cuando vuelve el presidente les contesto con un dicho histórico: Mauricio va a volver cuando se canse de rascarse las pelotas." (Marcos Peña


16. "Tenemos que flexibilizar las formas para despedir personal, por ejemplo poder hacerlo por whatsapp como hizo el ministro Triaca." (Daniel Funes De Rioja)


17. "El audio que anda circulando corresponde a una conversación privada y no representa mi verdadera forma de ser ni mi manera de pensar, en persona soy mucho peor." (Jorge Triaca


18. "A la Argentina voy a volver cuando se me canten las pelotas." (Papa Francisco)


19. "El presidente no puede viajar en aviones comerciales, menos en esas low cost pedorras que estamos habilitando a lo pavote." (Patricia Bullrich

20. "Quiero desmentir que me hayan ofrecido protagonizar en el cine la vida de Norma Plá." (Susana Giménez)  

21. "El ministro Triaca cometió un error insultando a su empleada por audio de whatsapp, esas cosas hay que hacerlas en persona, de un modo que no quede registro y sin presencia de testigos." (Marcos Peña)


22. "Frente al planteo de los narcotraficantes de que se han visto obligados a subir el precio de la droga por culpa de los decomisos del gobierno, les digo que ni la cocaína ni la marihuana se tienen en cuenta para la canasta del índice de precios al consumidor." (Jorge Todesca


23. "No entendí eso que dijo Mauricio de que esperaba "una cálida bienvenida", ¿no es invierno en Rusia ahora?" (Gabriela Michetti)


24. "Quiero desmentir que me hayan ofrecido ser piloto de los aviones de Fly Bondi." (Chano Charpentier)


25. "Las metas de inflación fueron afectadas por el impacto de los precios regulados como los de los combustibles, que por decisión del gobierno los regula el mercado." (Federico Sturzenegger)


26. "Tuve la agenda completa en el Foro de Davos, no me perdí ningún cóctel ni degustación de canapés." (Nicolás Dujovne)


27. "Me hice el test de coyuntura peronista y me dio que soy del PRO." (Juan Manuel Urtubey)


28. "Quiero aclarar que no tengo nada que ver con la producción del programa de Andrea Politti." (Jaime Durán Barba)


29. "El gobierno quiere domesticar a los movimientos sociales, pero no van a conseguir que les llevemos el Clarín en la boca y moviendo la cola, a menos que nos den el aguinaldo social." (Juan Carlos Alderete


30. "Por suerte me queda el bono que me dieron en la Rural para compensar el congelamiento de los sueldos a los funcionarios." (Luis Etchevehere

31. "Estamos evaluando si adherir o no al decreto nacional que prohíbe la designación de parientes en el Estado, no es fácil reemplazar a las tres cuartas partes del gobierno de un día para el otro." (Miguel Lifschitz)

martes, 30 de enero de 2018

¿PURO MÁRKETING, DECÍS, MIGUEL?



¿Y algo así como encima no cumplir con la promesa y en lugar de tener 731 cargos políticos entre Autoridades Superiores (funcionarios) y Personal de Gabinete (asesores) que sería la cifra exactamente menor en un 30 % a los 1044 de Bonfatti, haber llegado a los 1023 el pasado 22 de enero (último dato disponible), sumando 555 de los primeros y 468 de los segundos?

Tenés razón: cuando los políticos hacen anuncios marketineros para la gilada, es porque ni siquiera eso están dispuestos a cumplir. 

DE ACOMODOS Y AJUSTE EN EL ESTADO, Y OTRAS YERBAS


Desde que ayer Macri anunció un “ajuste” en la estructura política del Estado pretenden tenernos a todos discutiendo sobre el nepotismo en la designación de funcionarios, y si está bien o está mal. Mientras tanto, el DNU anunciado por el presidente no apareció publicado en el Boletín Oficial de hoy (seguramente deben seguir depurando el texto con la nómina de parientes designados en la mano), si aparecieron otras novedades.

Por ejemplo los Decretos 83 y 84 por los cuáles Macri designa como presidentes del ENRE (Ente Regulador de la Electricidad) y el ENARGAS (Ente Regulador del Gas) a Andrés Chambouleyron y Mauricio Roitman respectivamente, ambos en la foto de apertura. Las designaciones fueron consecuencia de los concursos convocados por el Ministerio de Energía y Minería que conduce Aranguren de acuerdo con los marcos regulatorios de las privatizaciones de ambos sectores: la Ley 24.065 (artículos 58  59) en el caso de la electricidad, y la Ley 24.076 (artículos 54 y 55) en el caso del gas.

Ambos funcionarios tendrán un mandato de cinco años (o sea lo que resta del mandato de Macri y las tres cuartas partes del de quien lo suceda), y solo pueden ser removidos por el presidente por acto fundado, con notificación a una comisión especial del Congreso; es decir el mismo procedimiento que los directores del Banco Central.

Tal fue el diseño de los entes reguladores en los años 90’ en el marco de las privatizaciones de los servicios públicos, con la presunta idea de darles independencia para el ejercicio de sus funciones, que consisten básicamente en controlar a los prestadores de esos servicios (las empresas concesionarias), aplicar el régimen de sanciones y autorizar los aumentos de tarifas. Huelgan los comentarios sobre como han venido cumpliendo sus funciones hasta acá.

Sin embargo, hay detalles que no son tan conocidos: los dos designados fueron hasta ayer nomás (cuando también se publicaron en el Boletín Oficial sus renuncias) subsecretarios del ministerio de Aranguren, función que ocuparon todo el tiempo que duró el concurso para cubrir los cargos en los entes reguladores, y desde la cual diseñaron los aumentos de tarifas de luz y gas que descerrajó el gobierno de Macri sobre los usuarios; originariamente y hasta el fallo de la Corte Suprema, sin cumplir el requisito de la previa audiencia pública.

Ambos fueron también testigos en contra del país en juicios en el CIADI y a favor de las privatizadas que reclamaban lo que ahora obtuvieron del gobierno de Macri: la dolarización de las tarifas. O sea otro caso más –y van- de zorros puestos a cuidar las gallinas en el Estado macrista; claro que hasta donde se sabe, no son  parientes de Aranguren o de ningún otro ministro y por eso quedarán afuera del decretazo “ajustador”.

Más aun: una vez que renunciaron a sus cargos en el ministerio para asumir en los entes las subsecretarías que ocupaban fueron suprimidas del organigrama porque ya no eran necesarias: al fin y al cabo la función de velar por los intereses de las empresas concesionarias los van a cumplir desde otro lugar más privilegiado. Y Aranguren aprovechó la volada para presentar la supresión de los dos cargos como una muestra de que el ajuste anunciado por Macri va en serio.

¿Serán casos testigos del método a utilizar para reciclar funcionarios ahora que dicen que la mitad de los 1000 cargos que darían de baja serán llamados a concurso?

Pero hay más en el Boletín de hoy, a propósito del “ajuste” en el Estado: está publicada la Disposición 21/18 del Administrador General de la AFIP Alberto Abad (completa acá), por la cual se disuelven todas las áreas dependientes de la Dirección General de Control de los Recursos de la Seguridad Social; es decir el área a través de la cual el organismo recaudador fiscaliza el pago de los aportes y contribuciones a la seguridad social, y combate el empleo en negro.

No se podrá negar que la reforma va en línea con el amplio perdón dispuesto para los negreadores por el mega DNU de Macri firmado hace unos días, y con las propuestas de la reforma laboral que está en el Congreso.

Ejemplos de cómo actúa este gobierno que es como lo teros: en un lado pega los gritos para que todos nos distraigamos, y en el otro pone los huevos a buen resguardo.

UN GOBIERNO PARA LA GILADA


Volvió el pavo, y volvieron las pavadas, para el consumo de los pavos que todavía les siguen creyendo; que esperemos que sean cada día menos, como marcan algunas encuestas.

Después de días preparando el terreno y creando expectativas por los medios, Macri dio a luz el tan esperado "plan de ajuste de la política", consistente en dar de baja 1000 cargos políticos de la planta del Estado, congelar los sueldos de los funcionarios y anunciar (sic, antes los decretos se firmaban, ahora se anuncian) un DNU por el cual prohibiría a sus ministros designar parientes en la administración pública. Todo para ahorrar unos 1500 millones de pesos este año, menos de los 1800 que tiene asignado Marcos Peña para repartir en pauta oficial entre los medios adictos, sin contar otras "cajitas felices" publicitarias como la ANSES; y casi lo mismo que se gastará en el nuevo avión presidencial.

Sí: el gobierno que se tomó el trabajo de modificar por decreto la ley del blanqueo de capitales para poder incluir entre los blanqueadores a algunos parientes que no estaban en la ley original (o que estaban y en el transcurso del debate en el Congreso los tuvieron que sacar), ahora de golpe descubre que el nepotismo es malo, tan malo como servirse de las estructuras públicas en beneficio propio. Cuando se entere Franco Macri de las cosas que anda diciendo su hijo, seguro se cae de culo, aunque ayer lo haya "defendido" de Moyano.

Y el gobierno de la "meritocracia", el que convocó "al mejor equipo de los últimos 50 años", nos dice -por boca del presidente- que son concientes de que con la medida se desprenderán de gente muy valiosa, pero que es necesario hacerlo. Háganse un favor: citen a sus dos neuronas a conciliación obligatoria, a ver si resuelven el conflicto y logran hilvanar un argumento coherente, y sostenerlo por más de 10 minutos.

¿El decreto prohibiría el nepotismo a futuro, salvando la parentela designada en abundancia a lo largo y a lo ancho del Estado en estos 26 meses de gestión, o se trata simplemente de que un futuro gobierno no pueda nombrar parientes, así no tiene más remedio que apelar a los parientes del actual? Como saberlo.

De terminar con los conflictos de intereses, con la escandalosa sucesión de medidas de gobierno tomadas para -en primer lugar- llenarse ellos mismos los bolsillos (ver al respecto más información acá), de pagar la deuda con el Correo o de que Triaca renuncie en lugar de echar a sus parientes, ni hablemos. Tampoco de dejar de poner ex empleados de SOCMA y las empresas en cargos en el gobierno, para que les cuiden los negocios; de no meter gente por la ventana en gremios intervenidos.

No señor, nada de eso sucederá: todo se arregla con echar a 1000 funcionarios (¿los echarán finalmente, o serán reubicados en otros lugares más recónditos, como algún gremio intervenido, ponéle, irán todos al SOEME?) reduciendo así en un 25 % una planta política que ellos mismos aumentaron en un 25 % respecto de la existente en el gobierno de Cristina, cuando asumieron: ejemplo más perfecto y claro de que nos toman por boludos, difícil de encontrar.

Otro tanto vale para el anuncio de que este año los funcionarios políticos verán congelados sus sueldos "porque no tendrán paritarias". ¿Cuándo tuvieron paritarias los funcionarios, gato, qué gremio los representa? No vale decir UPCN. Es decir, verán congelados sus sueldos en pesos, previamente aumentados, hasta varias veces el de un empleado común, por éste gobierno, "porque hay que compensarles lo que dejan de ganar en sus profesiones privadas" y coso. Funcionarios que tienen casi todo su patrimonio en dólares (por ende, ampliamente beneficiados con la devaluación dispuesta por el mismo gobierno), en el extranjero y a buen resguardo.

Lo concreto es que hace rato ya que se le ven las patas a la sota, y que las medidas anunciadas son una completa paparruchada para el consumo de nabos; porque incluso medidas en los términos en los que ésta gente suele medir las políticas (es decir, si los números cierran o no), son un mal chiste: en una Administración Nacional que (sin incluir a las empresas del Estado) cuenta con 363.624 cargos ocupados prescindirán de 1000 de ellos (el 0,27 % de la planta); para ahorrar -dicen- 1500 millones de pesos sobre unos 333.193 millones gastados en "Personal" el año pasado: apenas el 0,45 % de ese rubro, y el 0,04 % del gasto total, antes del pago de los intereses de la deuda.

Un rubro, el de los sueldos del personal del Estado, que -por cierto- representó en el 2017 apenas el 9,82 % del gasto primario, es decir sin contar los intereses y amortizaciones de la deuda (es decir que en el gasto consolidado es muchísimo menos); y casi lo mismo en plata que los 327.834 millones de pesos pagados también el año pasado por el Banco Central en intereses de las LEBAC's (en las emisiones originales y en el mercado secundario) y en los pases activos a los bancos. Sí, leyeron bien: unos 898 millones por día, lo que supone que en menos de dos días de alimentar la bicicleta, el gobierno se traga el "ajuste" anunciado ayer.

Pero en realidad las medidas tienen otro fin, mucho más nefasto; que es convalidar el discurso de que los sueldos de los trabajadores (no los de los 1000 ñoquis gubernamentales que serían eyectados, no los de los funcionarios inútiles a los que se los "congelarían") son el gran problema del país; que no es "competitivo", por el elevado "costo argentino", eufemismo por "costo laboral", metáfora utilizada para no hablar directamente de salarios.

Aparentando una austeridad berreta, Macri (que viene de pagar más de 16.000 dólares por hora el alquiler de un avión para noverse en su gira) propone "predicar con el ejemplo", para que los trabajadores y sus organizaciones moderen sus reclamos y acepten pactar salarios a la baja en las paritarias; y para que la sociedad tolere los despidos, en la economía en general y en el propio Estado en particular: en el INTI, la mina de Río Turbio, el ENACOM, FANAZUL, el hospital Posada, los canales Encuentro y Paka Paka, y así podríamos seguir enumerando.

De allí la apelación presidencial a que "la política acompañe el esfuerzo que está haciendo la gente", como si a la gente le quedara otro remedio, cuando él y su gobierno han decidido que hagan ese esfuerzo. Porque de pedirles a los empresarios que la están levantando con pala, o a los que están obteniendo rentabilidad sin parangón en el mundo con la bicicleta financiera que pongan algo de su parte, tampoco se habla.

El mensaje de Macri ayer se trata ni más ni menos que de eso, aunque se lo quiera envolver en la cortina de humo del "ajuste de la política", para consumo de la gilada. Pero como decíamos acá hace poco, el problema del macrismo es que ya no puede ofrecer futuro, y se le están terminando los conejos de la galera.

lunes, 29 de enero de 2018

MI BOLUDO FAVORITO





AFIRMAN QUE AL CEMAFE LO INAUGURARON EL DÍA QUE LOS NOCHEROS TENÍAN LIBRE PARA ACTUAR, Y HAY POLÉMICA


Lo dijimos nosotros acá varias veces, y ahora lo termina de confirmar nada menos que la mismísima ministra de Salud de la provincia: al Cemafe lo inauguraron para la gilada, porque todavía le falta para estar listo y comenzar a funcionar.

En ésta entrada, en ésta y en esta otra te contábamos todo lo que le faltaba y que el Estado provincial estaba en trance de comprar, para terminarlo, equiparlo y ponerlo en marcha.

Pero hubo más: entre el 15 y el 29 de diciembre del año pasado (la inauguración oficial fue el 19) la propia ministra Uboldi dictó cinco resoluciones adjudicando distinto equipamiento para el Cemafe, el que por supuesto todavía no fue entregado, a saber:

* Resolución 12 del 15/12/17, por la que se adquiere un histeroscopio y un resectoscopio

* Resolución 31 del 26/12/17, por la que se compraron monitores de cabecera multiparamédicos

* Resolución 32 del mismo día, adquiriendo equipamiento e instrumental para kinesiología y electromiografía

* Resolución 102 del 29 de diciembre del año pasado, adquiriendo un reprocesador automático para endoscopios, y

* Resolución 139 del mismo día, por la que se contrató la provisión, instalaciones y puesta en funcionamiento de sillones para quimioterapia.

Y la frutilla del postre (que confirma lo dicho) la puso la Resolución 21 del 21 de diciembre (o sea, dos días después de la inauguración), por la que Uboldi modificó el presupuesto del Ministerio de Salud para afrontar distintos gastos, ente ellos pagar la limpieza del Cemafe...para el día de la inauguración: 



Para que se entienda: no contrataron un servicio de limpieza permanente (lo que sería necesario si efectivamente estuviera funcionando), sino uno solamente para el día de la inauguración, para que todo luciera limpito para las fotos y los videos.

Día que seguramente eligieron no porque ya estuviera listo para funcionar, sino porque era el último que les quedaba libre a Los Nocheros para venir a actuar, antes que arrancara la temporada de festivales:

LOS PEQUEÑOS PRODUCTORES RURALES EN EL GOBIERNO DE MACRI


Por A.C. 

El  actual titular de la Federación Agraria, Omar Príncipe, luego de la reunión que en éste mes de Enero mantuviera con el Ministro Luis Etchevehere, reconoció “que los pequeños y medianos productores  están “peor” que en 2015”  y aseveró que la situación se agravó en estos dos años de gestión del presidente Mauricio Macri, por lo que le pidió al Ministro  “que trabaje para todos los productores, no sólo para los de la Sociedad Rural”.

En el año 2008 en Villa Eloisa, Provincia de Santa Fe, Omar Príncipe lideraba los cortes de ruta en nombre de los intereses del “campo”. Entonces, evidentemente pensaría que los intereses del pequeño productor eran los mismos que los intereses de los grandes propietarios de tierras y de las grandes empresas exportadoras de cereal. Hoy al parecer ha cambiado de opinión.

Plantear que un chacarero que tiene 30 hectáreas y que cría cerdos, tiene los mismos intereses que los grandes terratenientes de la zona núcleo del país, es de una imbecilidad sin límites. Sin embargo, alguien se encargaba de confundir a esos pequeños productores y arrastrarlos a los cortes de ruta, cortes cuya única finalidad era garantizar la rentabilidad astronómica de los grandes dueños del negocio cerealero.

Fue en ese año 2008 en que Príncipe fue descubierto y reclutado por Eduardo Buzzi , cuando Príncipe mostraba su gran “combatividad” durante esos cortes llenos de costosas maquinarias y camionetas Hilux, cortes de ruta que tenían consecuencias sociales muy graves como el desabastecimiento, y que incluían actitudes injustificables, condenables, como impedir la  circulación de ambulancias, conducta que por ejemplo en la Provincia de Córdoba, ocasionó la muerte de una persona que era trasladada de urgencia, como reflejaban entonces los medios.  

Sumado a la política de Buzzi (luego Príncipe sería su sucesor en la Federación Agraria), cabe recordar la postura golpista que desplegaba por entonces su mentor, actividad que se continuaría con el deliberado perjuicio  económico a los pequeños productores en beneficio de las grandes cerealeras.

Buzzi instaba a los productores a no vender para impedir el ingreso de divisas al gobierno nacional mientras reclamaba junto a las patronales rurales, una devaluación del peso. Por ejemplo en mayo de 2014, cuando la tonelada de soja llegaba a los 570 dólares, Buzzi, trabajando inocultablemente para las cerealeras, sostenía que había que postergar las ventas, reiterando pública y privadamente que de ese modo se impedía que un gobierno enemigo del “campo” obtuviera los recursos que se originaban en las retenciones. Una excusa pueril, pero que sonaba bien en los oídos de incautos y desinformados.

Era evidente que por las circunstancias del momento (niveles de producción mundial, volúmenes de demanda), el cereal bajaría su precio internacional, y esto ya se reflejaba con claridad en los mercados de futuro, los que se podían consultar desde una simple PC.

Las cerealeras terminaron haciendo un negocio fabuloso cuando a fin del 2014, compraron ese cereal retenido (casi la mitad de la producción de esa campaña) a un valor mucho menor, pagando alrededor de 150 dólares menos por cada tonelada. Millones de toneladas multiplicadas por U$S 150, una fortuna que se escapó mágicamente del bolsillo de los productores y fue a parar a las arcas de las cerealeras.

El papel de Buzzi como gestor de negocios de las exportadoras habría tenido su lógica y altísima recompensa dado el monto sideral en juego, y como en cualquier gestión de negocios.

Esa era la política de la Federación Agraria para defender los intereses del pequeño productor.  Recién ahora, al parecer la Federación Agraria ha descubierto que los intereses de sus representados no son los mismos que los de las patronales rurales, aunque recuerden su trabajo codo a codo con estas entidades y con el actual ministro Etchevehere, quien fuera presidente de la Sociedad Rural:

“Seguramente, los planteos de nuestra entidad no son desconocidos para el ministro, ya que siendo él presidente de la SRA hemos compartido ámbitos de diálogo y debates. Ahora, en su rol como ministro, le recordamos las propuestas contempladas en el programa de Federación Agraria y las problemáticas de los pequeños y medianos productores federados”, como puede leerse en una publicación de la actividad

Y esperan con su planteo conmover a un gobierno y a un ministro que solo piensan en negocios personales: Es un panorama aún más complejo que el que le planteamos dos años atrás a su predecesor, Buryaile, y al mismo presidente Macri. Vemos que, a pesar de los esfuerzos que hacemos para alcanzar mayor productividad y eficiencia como nos pidieron, seguimos teniendo una altísima presión impositiva, tasas de financiamiento elevadas, problemas de acceso a la comercialización y a precios justos para los productos de las economías regionales. La situación de endeudamiento de los productores se profundiza (con la banca privada, con las mutuales y cooperativas), empieza en los productores y se traslada a todas las instituciones y economías de las localidades del interior”. 

Los resultados del gobierno de Macri están a la vista, y aparece de nuevo la situación de gran endeudamiento de los productores, situación similar a la que atravesaron en los años 2001/2002, cuando los remates de pequeñas y medianas propiedades rurales se producían en cadena.

Deberían recordar los productores, que durante los gobiernos “enemigos del campo” desde el año 2003 al 2015, se terminaron los remates, mientras las hectáreas se valorizaban, la producción crecía y se incorporaba tecnología a la actividad.

La Federación Agraria ha tenido que reconocer que el gobierno de Macri solo favorece los intereses de los grandes del negocio, y por eso Príncipe le pidió al Ministro  “que trabaje para todos los productores, no sólo para los de la Sociedad Rural”.

Es altamente improbable que la Federación Agraria consiga modificar la política de éste gobierno a través de “ámbitos de diálogo y debate”.

domingo, 28 de enero de 2018

JODERSE, JEÑOS. EL TEMA ES QUE NOS JODIERON A TODOS

JODÉME


¿Vos decís que si eliminan el impuesto a las transferencias de combustible el Estado se va a privar de recaudar, pero los consumidores seguirán pagando carísima la nafta?

¿O sea que la diferencia de lo que no ingresaría  a las arcas públicas no quedaría en los bolsillos de los consumidores, sino que se la quedarían las petroleas, aumentando sus ganancias?

¿Será tal vez consecuencia de la decisión del gobierno de haber liberado por completo el precio de los combustibles, dejándolo librado a lo que decida el mercado?

¿O acaso consecuencia de la anterior decisión -tomada al principio del gobierno de Macri- de eximir a las empresas en general y a las petroleras en particular, de toda obligación de informar al Estado sobre la estructura de conformación de sus costos, de modo de poder evaluar si las rentabilidades que obtienen son razonables o exageradas?   

LAS PENAS SON DE NOSOTROS, LAS VAQUITAS SON AJENAS


Ni el más fanático de los votantes de "Cambiemos" sería capaz de mencionar dos o tres éxitos concretos conseguidos por el gobierno de Macri en su política exterior en casi 26 meses de gestión, por la simple y sencilla razón de que no los hay, incluso dentro de los propio objetivos que esta administración se trazó desde un comienzo.

Excluyendo -claro está- el "retorno al mundo" por el canal del acceso a los mercados de deuda, luego de zanjado el conflicto con los fondos buitres a través de una rendición incondicional a sus demandas, y sin el más mínimo atisbo de defensa del interés nacional. Con las facilidades otorgadas por el gobierno de Macri a los movimientos de capitales especulativos (casi 9 de cada 10 dólares ingresados al país como inversión son "de portafolio", en tendencia constante desde diciembre de 2015), bueno sería que no hubieran llegado, o que su gobierno hubiera tenido dificultades para conseguir financiamiento. Demás está decir que ese "éxito" es una enorme derrota para el país, porque crea un condicionante estructural (la creciente deuda) que el kirchnerismo había dejado en niveles controlables, y agudiza los desequilibrios inherentes al modelo económico, haciéndolo más vulnerable a los shocks externos. 

Es tal el grado de improvisación y chapucería de la lectura macrista del "mundo" (que de eso se trata el post) que ni siquiera parecen dar muestras de revisar su estrategia cuando -por ejemplo- la Reserva Federal de EEUU viene subiendo lenta pero persistentemente sus tasas de referencias; encareciendo el endeudamiento futuro y dificultando la renegociación (roll over) del ya contraído, a tasas razonables. Este último punto es crucial cuando ya empiezan a sonar las alarmas por el canal de deuda, como el caso del posible default primero anunciado y luego desmentido de Chubut.

Pero volvamos a la política exterior del gobierno de Macri, y sus magros (nulos) resultados, conclusión absolutamente aplicable a su reciente gira por Rusia, el Foro de Davos y Francia: el gobierno que -en teoría- venía a recuperar el profesionalismo en el manejo de las relaciones exteriores acumula una torpeza tras la otra, fruto de una obcecación ideológica con ciertas cuestiones; como el alineamiento con la posición de Estados Unidos en el caso Venezuela, o la creencia en un "comercio libre" que no existe, porque simplemente nunca existió tal cual lo imaginan.

Si bien las idioteces presidenciales (como su exhumación de la zoncera de que "los argentinos descendemos de los barcos" para justificar el acuerdo de libre comercio con la Unión Europea) son la comidilla frecuente por acá, lo más preocupante es advertir que en política exterior el país no tiene rumbo, ni siquiera uno apendicular de cierto esquema geopolítico o estratégico. Porque de hecho el "mundo" en el que Macri quiere insertarnos es el que con más firmeza (no exenta de cierta cortesía, claro, se trata de gente educada) lo rechaza: ahí están los limones, el biodiésel y el fallido acuerdo UE-Mercosur para comprobarlo.

Asistimos así a la paradoja de que un presidente que se mueve en el plano interno en un permanente "Truman Show" en el que ni siquiera una visita al Mercado Central en La Matanza se deja librada al azar y se organiza con una cuidada puesta en escena, pero que parece librado cuando sale del país a su propia inspiración que -como está comprobado, no es demasiada-, y tarde o temprano termina cayendo en burradas memorables, o en chistes idiotas sobre fútbol que nadie entiende, y mucho menos festeja; pero que él insiste en hacer, una y otra vez, ajeno a todo.

Alguien podrá decir que por el contrario, se trata de una estrategia perfectamente trazada y seguida a pie juntillas (la misma polémica de siempre, digamos) para distraernos de los asuntos esenciales, y para consumo interno de su electorado cautivo. Puede ser, pero sería raro que un gobierno que está compuesto y expresa a esos sectores sociales que viven más pendientes de "como nos ven desde afuera" que como nos vemos a nosotros mismos, privilegie la imagen interna al papelón internacional.   

La chapucería que rodea las salidas de Macri al exterior (y sus contactos con mandatarios extranjeros acá) queda evidenciada en el notable desconocimiento que tiene del peso relativo que tiene nuestro país en el mundo, y por carácter transitivo, su propia figura. Si los medios obsecuentes del poder construyen la imagen del "presidente líder del Mercosur y ejemplo para América Latina" es peligroso que el propio Macri la compre, porque es seguro que en el exterior nadie lo hará; como ha podido comprobar él mismo en carne propia varias veces, incluyendo su última gira.  

Solo desde esa profunda ignorancia del propio rol y peso específico se le puede ocurrir a alguien plantearle a Putin (uno de los hombres más poderosos del mundo) cualquier cuestionamiento respecto a su política en relación a un tercer país (Venezuela), con el que no tenemos fronteras comunes, conflictos limítrofes, disputas territoriales o comerciales y no hay en consecuencia ningún interés nacional directo que lo justifique.

Y no se le puede dar ese nombre al alineamiento ideológico y obsecuente de nuestro gobierno con la política exterior de los Estados Unidos (lejos de corregirlo, ahí salió en espejo con el Departamento de Estado a decir que no reconocerá el resultado de las elecciones convocadas en Venezuela, luego de pedir que se hicieran); como tampoco a la absurda toma de postura ímplicita (y a veces explícita) a favor de Israel en el conflicto de Oriente Medio. Para peor, terminó reconociendo que a su planteo sobre Venezuela Putin le respondió sin hacer el menor comentario, simplemente porque tuvo la delicadeza de no decirle en la cara que no le daba la talla para cuestionar la política exterior de Rusia.

Lo mismo puede decirse del notorio fracaso (uno más y van) de Macri en su intento de lograr que Macrón diera luz verde al acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y la Unión Europea, cuando en los días previos a su llegada a París los medios franceses reflejaban los compromisos públicos asumidos por su presidente con los lobbies agropecuarios (de agricultores y ganaderos), para defenderlos de la introducción de productos primarios argentinos, brasileños y del bloque regional en general.

Cualquier estudiante de economía o ciencias políticas más o menos avanzado sabe que un presidente francés, en trance de disputar con la canciller alemana Angela Merkel el liderazgo de la UE y con sus propias urgencias electorales internas, no podía proceder de otro modo; pero al parecer Macri lo ignora, o se lo contaron y no lo creyó, pensando que con su magnetismo y seducción personal o el encanto de la primera dama conseguiría su objetivo.

Si éste último fuera el caso (es decir, si el presidente estuviera correctamente asesorado por nuestro servicio exterior, y decidiera hacer lo que le place, como si estuviera en sus empresas), la cosa sería mucho peor, porque si al hombre hay algo que no le sobra, son talentos para moverse con autonomía, y confiando en su propio juicio.

Pero mucho más preocupantes que los derrapes presidenciales son las posibles consecuencias para el país de -por ejemplo- su insistencia en cerrar el acuerdo de libre comercio con la Unión Europea, para lo cual -según se cuenta- ha venido cediendo posiciones junto a Témer en cuanto a los sectores comprendidos en la apertura, y la velocidad con la que se llevaría adelante la misma si el acuerdo se concreta. Se ha dicho muchas veces que si el acuerdo no se ha concretado hasta ahora, ha sido más por la resistencia del poderoso lobby agropecuario europeo, que por los reparos de los gobiernos de Argentina y Brasil; con lo cual Macrón  ha hecho más -sin quererlo- por defender a la industria nacional, que el propio Macri.

Si las perspectivas del acuerdo (al fin y al cabo lo importante en todo esto, para superar las discusiones sobre las papaluradas presidenciales, o el look de la primera dama) para nuestro entramado productivo e industrial son las que se pueden vislumbrar (sombrías en términos de empleo), es evidente que tampoco en éste caso es el interés nacional lo que guía los movimientos de Macri.

Habrá que pensar entonces que el conspicuo representante de nuestra burguesía rentista, prebendaria, evasora, fugadora serial y fuertemente vinculada al capital extranjero (europeo en su mayoría) que funge circunstancialmente como presidente, no ha de vacilar en entregar nuestra industria nacional en una mesa de negociación, a cambio de algún bife más o menos colocado en los restaurantes europeos por sus socios preferentes del campo privilegiado; a los que él mismo pertenece por haber diversificado las inversiones familiares hacia el sector, por razones de rentabilidad y de status social.

De paso y en beneficio de la lógica intrínseca del modelo económico puesto en marcha en el país hace algo más de dos años, unos puntos más de desempleo causados por la apertura indiscriminada de la economía pueden ser muy funcionales -como agente disciplinador- a la lógica de continuar deprimiendo el salario real, para aumentar la rentabilidad del capital.

sábado, 27 de enero de 2018

"PARA NO ESTAR TAN SOLO"


"Mi padre tendría ocho o nueve años cuando, para la semana de reyes del año 50 o del 51, una caravana presidida por Eva Perón se detuvo en la esquina de Av. Mitre y Salta, justo debajo del viaducto de Sarandí. Cualquier persona que provenga de una familia de trabajadores, y recuerde sus sentimientos de niño, sabe cuál es el juguete más preciado y más difícil de meter en los zapatos de los reyes obreros, por más pastito y agua que se les ponga. Ese juguete es la bicicleta. 

Me contó mi padre que, abriéndose paso entre la multitud de piernas y los niños alzados que trataban de llegar al camión de bomberos acondicionado especialmente para Evita, repetía una frase como un rezo: “una bicicleta, señora, una bicicleta”. Al ver que se le hacía imposible llegar, y ante el miedo de que la caravana se pusiera en movimiento nuevamente, mi padre empezó a agitar las manos. Y ella, que había nacido para mirar lo que pocos quieren ver, lo señaló a él, a mi padre.–Sentí, a mí me señaló, ¿entendés?Claro que lo entendí. Como Caruso señaló a Fitzcarraldo, en la película Fitzcarraldo. Y aunque no se lo dije a mi papá, ahora se lo digo a ustedes: él habrá sentido lo mismo. 

Y fue entonces que bajó un muchacho (un ropero, dijo mi padre), uno de esos de la CGT que siempre la acompañaban a ella, lo alzó y lo llevó al encuentro del hada de los pobres.–Una bicicleta, señora –dijo mi padre–. Para mí y para mis hermanos.Ella lo miró con ternura. Y lo que me contó mi padre, que no puedo reproducir porque tal vez no sea lo suficientemente escritor para hacerlo, es la diferencia entre esa ternura y la lástima. La exacta diferencia existe entre sentir al otro ajeno o al otro propio. 

Y acá entra el poema: “Me: We” fue lo que dijo Muhammad Ali en esa universidad blanca del sur de los Estados Unidos. Pero Evita se había quedado sin bicicletas. Y se lo dijo al niño que era mi padre, a la vez que levantó en sus manos un par de patines nuevos. No me quedan más bicicletas, negrito –le dijo–. Salime campeón con esto."

(Completo acá)

POR SI TU GORILA AMIGO SE PONE EN REVISIONISTA


(La aclaración del tuit 4) es porque el tarado se equivocó en su libro sobre el peronismo adjudicándole la ley a Uriburu -otro dictador, pero que no le molestaba- y luego tuvo que corregirlo):


CORRAL, EL RADICALISMO QUE SE DOBLA PARA NO ROMPER


Los otros días contábamos en ésta entrada como Aranguren había puesto en marcha el proceso de privatización de activos del Estado en el sector energético, que había habilitado Macri a partir del Decreto 882 de noviembre pasado.

Dentro de los activos a vender, hay tres centrales térmicas ubicadas en la provincia de Santa Fe: la "Brigadier General Estanislao López" en Sauce Viejo, y otras dos ubicadas en la localidad de Timbúes en el sur provincial, la "Vuelta de Obligado" y la "General San Martín".

En la entrada citada y en ésta otra dábamos cuenta de la oposición de la UCR nacional a la venta de las acciones del Estado nacional (a través de Enarsa) en Citelec, la sociedad controlante de Transener, que es la principal transportadora eléctrica del país.

Sobre el particular, leemos al intendente Corral (referente de “Cambiemos” en la provincia y hasta hace poco presidente de la UCR nacional: “...el Intendente José Corral se pronunció sobre la decisión del Gobierno Nacional de poner a la venta la Central Eléctrica Brigadier López ubicada en el Parque Industrial Sauce Viejo: “Hay que buscar la mejor solución práctica. Si los privados tienen que prestar ese servicio, no vemos ningún inconveniente” aseguró.

Corral remarcó que la Central Brigadier López “es parte del sistema de energía, que tiene muchos prestadores privados” y afirmó que no es un tema “para ideologizar”.  Por el contrario, el intendente de Santa Fe opinó que el Estado Nacional sí debe mantener su participación en la transportadora de energía Transener: “Como radicales hemos expresado que el Estado debe quedarse con esa atribución”.

Corral aseguró que se hizo “un buen negocio” el año pasado ya que se compraron “acciones cuando estaban muy baratas”. “Es una conversación que estamos teniendo con el Gobierno Nacional, que tiene también otras opiniones” informó. Para finalizar, el referente de Cambiemos en la provincia pidió “poner estos problemas arriba de la mesa, analizarlos sin tantos prejuicios y ver qué es lo mejor para el país”.
”. (las negritas son nuestras)

Ahí quedan expuestos los límites concretos del radicalismo que hoy es parte de la coalición gobernante: la ideología es un problema para resolver los problemas (el núcleo ideológico de una ideología, el neoliberalismo), no hay inconvenientes en privatizar cosas “si las tienen que hacer los privados” sin que sepamos quien lo determina (¿el Estado, el mercado, los negocios de los CEO´s del gabinete o de los testaferros presidenciales como Mindlin?) al mejor estilo del decálogo menemista de Dromi en los 90', y el Estado compra acciones en una empresa (Citelec, controlante de Transener) no por una decisión estratégica, sino porque “era un buen negocio”.

Aranguren no lo podría haber dicho mejor, y de hecho fueron las exactas palabras que usó el ministro para contestarle por escrito al reclamo de la UCR para que no venda esas acciones, ahora que valen más por las decisiones de política energética del gobierno de Macri, básicamente aumentar las tarifas. De corto vuelo entonces el cuestionamiento radical.

Tan corto que en el caso de las 3 centrales de la provincia que se van a vender, ni siquiera alcanzó a despegar: para mantener los dos pies en el plato y que Macri le levante el brazo como candidato a gobernador el año que viene, le hace un guiño a la UCR nacional con lo de Transener, y al PRO con la venta de las centrales; diciendo que no tiene ningún problema con que las rifen.

Que hayan sido construidas por el Estado (durante el kirchnerismo y por De Vido, aclaramos, por si hace falta) y que en consecuencia al privatizarlas los privados hagan un negocio aprovechando una inversión pública sin haber puesto un peso de su parte, es un detalle menor al parecer para Corral.