LA FRASE

"EL MEJOR MODO DE RECUPERAR LOS DÍAS DE PARO ES DEJAR QUE LOS JUBILADOS MIREN PORNO POR INTERNET." (ROBERTO BARADEL)

jueves, 27 de abril de 2017

¿SERÁ CON LA CABEZA DE LOS DIRIGENTES, NOMÁS?


Ya es historia conocida como llegó la conducción de la CGT al paro general del 6 de abril  (empujada en público por la presión de las bases en el acto del 6 de marzo); tanto como lo que pasó después, en el país, en el mundo del trabajo y en la propia CGT.

Sin embargo, no viene mal recordar los hechos: siguieron los despidos tanto en el Estado (los últimos casos conocidos, los de Radio Nacional y otros medios públicos) y las empresas privadas (por estas horas Camioneros lanza un paro por los despidos en Sancor); y frente a la crisis de Santa Cruz el gobierno de Macri le pide a Alicia Kirchner un plan de ajuste que involucra despedir miles de empleados provinciales.

Las propuestas flexibilizadoras del gobierno están a la orden del día, y las plantea como la única respuesta a cualquier problema de la economía: lo que se firmó para Vaca Muerta con los petroleros esperan replicarlo con las automotrices, la industria metalúrgica, la del calzado y los textiles, y su obstinación en imponerlas en el caso Sancor es lo que está a punto de hacer naufragar el salvataje de la empresa; poniendo en riesgo miles de empleos, además de los que ya se perdieron.

Los reflejos represivos del gobierno ante la protesta social están listos a desplegarse como sucedió con la carpa de los docentes, y Peña atribuyó en el Congreso los problemas de empleo a “mala praxis empresarial”; y no a las consecuencias del plan económico.

El presidente ha ratificado en público que no piensa convocar a la paritaria nacional docente ni aunque una ley y un fallo judicial lo obliguen, e insiste en ponerle techo al resto de las otras paritarias: ahí anda la UOM del selectivo Caló (el que no vota mujeres) a punto de lanzar un paro porque al pedido del 30 % de aumento los empresarios le contestan con el 18 % pautado por el gobierno.

Mientras, el presidente viaja a Estados Unidos para inaugurar junto a Paolo Rocca una fábrica de Techint que les dará empleo a 600 trabajadores...estadounidenses; se viene otra ronda de aumentos de tarifas, continúan subiendo las importaciones de textiles, calzados y bienes de consumo que amenazan empleos argentinos.

Los propios datos oficiales dan cuenta de que la economía sigue cayendo a pique, y los salarios “viejos” (con las paritarias a pérdida del año pasado) continúan perdiendo poder adquisitivo con su secuela obvia: la merma en el consumo de bienes esenciales como lo alimentos, por parte de los sectores más vulnerables de la población que destinan a ellos la parte más sustancial de sus ingresos.

Con los datos conocidos de la descomunal transferencia de ingresos por 16.000 millones de dólares de los sectores populares a los más concentrados de la economía, el aumento de la desigualdad y la pérdida de participación de los trabajadores en la distribución del ingreso nacional, la “emergencia social” no arranca, y el“aguinaldo social” sigue siendo una promesa vidriosa.

El gobierno no tiene demasiado interés siquiera en cumplir los pactos que firma con algunos sectores empresariales y sindicales: luego de acordar con la industria de la construcción planea importar casas prefabricadas desde China, y tras el pacto con las automotrices, el 70 % de los autos que se venden en el país son importados, y apura la exigencia a las industrias para incorporar el etanol en un 100 % en los combustibles; poniendo en riesgo más puestos de trabajo. Hasta se apresta a soltarle la mano a Moyano en el negocio de OCA.

Desde su larga gira por EEUU para la asamblea del FMI Dujovne nos advierte que los trabajadores deberán convencerse de que los salarios no le pueden ganar a la inflación, y desde acá Triaca y María Eugenia Vidal profundizan la ofensiva anti sindical: apretadas a los sindicatos disfrazadas como “exigencias de transparencia y democratización”, descuento de días de paro y amenazas de multas y pérdida de personería gremial a los sindicatos docentes. El propio Macri no duda en mencionar en primer lugar a los gremios como una de las principales “mafias” que dice combatir, en cuanta oportunidad tiene.   

En ese contexto, leíamos en Ambito Financiero que la CGT piensa organizar un acto del 1º de mayo muy particular: en un estadio cerrado, con invitados rigurosamente seleccionados (ejerciendo el derecho de admisión, para evitar “infiltrados”), evitando la calle y la movilización. Más allá del difícil contexto que no da para festejos en el Día del Trabajador, fuera incluso de la tradicional liturgia peronista de la que dicen ser celosos custodios.

Pero si el continente es magro, el contenido amenaza ser peor: nada permite inferir que del acto del lunes saldrán precisiones de la central obrera sobre la continuidad del plan de lucha o algo similar, tras el paro general. Por el contrario, Schmid (que sería el único orador) insistirá en el pedido de diálogo a un gobierno que ha dejado claro que no quiere dialogar (aunque diga lo contrario); y en ofrecer a la CGT como un tapón que obture la protesta social, en lugar de liderarla.

Es muy posible entonces que el mensaje transcurra por los mismos carriles de esta nota delpropio Schmid en Perfil hace unos días, historiando viejas luchas de cuya continuidad hoy no se hacen cargo; en un tributo nostalgioso a la emoción para disimular la decadencia actual de la conducción de la CGT. Y más aun, “delcañizando” su discurso para obsesionarse en subrayar que el macrismo y la década kirchnerista “son lo mismo”, en lo que a los trabajadores concierne; una conclusión que no resiste el más mínimo cotejo histórico, ni con la opinión predominante entre los propios trabajadores.

Mientras todo esto transcurre se vienen las elecciones, se perfilan las posibles ofertas opositoras y el gobierno disfrutará de su propio acto del Día del Trabajador organizado por el “Momo” Venegas y con Macri como principal orador.

Un modo de decirle que se la fumen bien a una conducción de la CGT a la que le sigue pasando el tren de la historia por al lado, sin que logren demostrar que están a la altura de las circunstancias, lo que no implica que disminuyan la tensión social y las protestas, sino que en todo caso pasarán por otro lado; incluidas las propias delegaciones regional de la central en el interior, o sectores internos con otra visión, como la Corriente Federal de los Trabajadores o el nucleamiento sindical “Saúl Ubaldini”.  

miércoles, 26 de abril de 2017

SI NO LLEGAMOS, ARRANQUEN NOMÁS

A VER SI SE FIJAN UN POCO A QUIEN SUBSIDIAN, CHE


No es que nos sorprenda la -como mínimo- generosa política de subsidios a la enseñanza privada del socialismo: veíamos hace un tiempo acá como hasta se vio beneficiada por ella la élite rafaelina, con la "escuela de la plaza". Sin embargo el caso al que corresponde el decreto cuyas imágenes ilustran el post supera todo lo previsible.

Sobre la Fraternidad de Agrupaciones Católicas Santo Tomás de Aquino (FASTA) supimos leer en su momento al “Perro” Verbitsky en diferentes artículos en Página 12, en especial éste y éste otro (enlaces):

Allí decía que “La Fraternidad de Agrupaciones Santo Tomás de Aquino fue fundada en 1962 como una comunidad de fieles laicos ordenados en agrupaciones, colegios, institutos, residencias universitarias, milicias juveniles, comunidades apostólicas, convivios y fundaciones encaminadas a la perfección personal de sus miembros y a la evangelización de la cultura, la familia y la juventud. En 1985, fue autorizada a formar también sus propios sacerdotes. Sus denominadas milicias juveniles funcionan en casas o rucas y algunas de sus actividades se realizan en los liceos militares. En sus colegios se imparte una instrucción militarizada a los adolescentes que reciben la denominación de Escuderos, Milicianos, Templarios o Adalides y cuyos torneos se denominan Cruzadas o Heroica Argentina. Ex milicianos han narrado el trasfondo castrense que tenían las actividades al aire libre de FASTA, sus campamentos, liturgia y misas.

El fundador y rector de la fraternidad escolástica Santo Tomás de Aquino es Fray Aníbal Fosbery OP. Este sacerdote dominico apoya a la Asociación que considera “presos políticos” a los militares y policías enjuiciados por su participación en lo que la Cámara Federal de la Capital llamó en 1985 “un plan criminal” y el Tribunal Oral de La Plata hace diez días “un genocidio”. En los colegios de FASTA se han oficiado misas por los detenidos.

El interés de Fosbery por la seguridad y sus instituciones no es nuevo. La primera universidad que condujo fue la del Norte Santo Tomás de Aquino y el primer colegio el Boisdron, ambos en Tucumán, con el propósito declarado de formar a la dirigencia católica de la sociedad. El ex diputado nacional Rodolfo Vargas Aignasse, cuyo hermano Guillermo fue detenido-desaparecido durante la dictadura, sostuvo en un programa de televisión que Fosbery se reunía con el hombre fuerte de la dictadura en Tucumán, Domingo Antonio Bussi, en el Comando de la Quinta Brigada de Infantería, para decidir qué personas iban a ser secuestradas. En 1982, durante la guerra de las Malvinas, Fosbery viajó a Libia por encargo del general Leopoldo Galtieri para conseguir misiles.

Fosbery fundó otras dos sedes de FASTA en Mar del Plata y Bariloche y tiene 29 centros asociados. La sede de Bariloche funcionó durante sus primeros años en el colegio Primo Carraro, por un convenio con la Agrupación Germano Argentina que presidía Erich Priebke. Fosbery hizo un agradecimiento público a Priebke después de su extradición, concedida por la Corte Suprema de Justicia que presidía Julio Nazareno para que fuera juzgado en Italia por crímenes de guerra.

La Universidad FASTA también realizó en Mar del Plata un congreso argentino e iberoamericano de Filosofía del Derecho, Política y Bioética para estudiantes y jóvenes graduados universitarios. En Filosofía del Derecho, el temario incluyó “El derecho injusto”, como este sector considera a las leyes y tratados internacionales que permiten juzgar los crímenes de la dictadura. También “el derecho de la guerra: guerra justa e injusta; guerra preventiva; guerra de guerrillas; religión y constitución; libertad de prensa; razonabilidad; tradición, constitución y tratados”. Esta corriente de pensamiento tradicionalista objeta el carácter consensual de los tratados internacionales de derechos humanos incorporados a la Constitución en 1994 y sólo reconoce el derecho natural, que considera de origen divino. El Congreso también tuvo un capítulo sobre derecho penal: “Fines de la pena y garantías; solidarismo, absolutismo, garanto-individualismo y sus expresiones”. Las publicaciones de la Fraternidad y de los profesores de esos cursos son inequívocos. Guerra justa es la denominación que reservan para la represión dictatorial.

En Bioética hubo capítulos para la homosexualidad considerada como una enfermedad, la manipulación genética, la eutanasia y el “abortismo pretoriano”. Para estos defensores de la dictadura cualquier forma de aborto, aun luego de una violación, constituye “justicia  por mano propia contra un tercero inocente”, según un folleto de 2004.”. (las negritas son nuestras)

Que se yo, capaz que tendrían que fijarse un poco más a quienes les dan el subsidio estatal para el pago de sueldos, no sé, véanlo, es una sugerencia.



PROCURADORES


El Colegio de Abogados porteño (el de la calle Montevideo, el propulsor de todos los golpes de Estado producidos en el país) pide que se declare inconstitucional la Ley 24.946 (1998) del Ministerio Público, en cuanto exige que para destituir al Procurador General de la Nación se sustancie un juicio político, con mayoría agravada de dos tercios de los presentes de cada Cámara para habilitar el proceso, y la destitución.

El Colegio es manejado por una lista armada en conjunto entre la UCR y el PRO, su verdadero factótum es Daniel Angelicci, el presidente de Boca y operador judicial del macrismo. El pedido para declarar inconstitucional la ley lo firma -entre otros- Ezequiel Cassagne, del estudio que defendió los intereses de Clarín, La Nación y la Sociedad Rural en sus litigios contra el Estado por la ley de medios, el no pago de impuestos y la devolución del predio de Palermo; respectivamente.

La figura del Ministerio Público Fiscal como órgano extra poder y autónomo dotado de autonomía funcional e inmunidades (artículo 120 de la Constitución) fue introducida en el Pacto de Olivos y el “núcleo de coincidencias básicas” para la reforma de 1994 a pedido de Raúl Alfonsín y el radicalismo. A 23 años de la reforma os legisladores de la UCR (sin dejar de reivindicar al primer presidente de la transición democrática) estaban dispuestos a levantar sus manos en el Congreso, sea modificando la ley para tumbar a Gils Carbó, sea para destituirla por juicio político. Todo sea por preservar a “Cambiemos”.

En casi 20 años de vigencia de la ley, nunca se supo que al Colegio de Abogados porteño le molestara, o le pareciera inconstitucional. Hasta ahora, en que se presta a ser el “Plan B” del gobierno de Macri para echar de su cargo a Alejandra Gils Carbó; porque no le dan los números en el Congreso para el juicio político, y ya fracasó un intento de modificar la ley para limitar temporalmente su mandato, con carácter retroactivo a su designación. Jueces del palo que se presten a declarar inconstitucional la ley (pasando por encima de la propia Constitución y de la discusión legislativa en el Congreso), seguramente no les van a faltar.

Cristina (que sería la encarnación misma del populismo destrozador de instituciones) le propuso a Gils Carbó ser Procuradora General tras el fracaso del pliego de Reposo, y luego de que ella dictaminara (siendo fiscal de cámara) en contra del acuerdo preventivo extrajudicial de Multicanal que allanaba la fusión con Cablevisión (luego aprobada por el gobierno de Néstor, cuando el kirchnerismo estaba en buenas migas con el Grupo Clarín).

Macri, en cambio (que es la representación viviente de la virtud y los valores republicanos) quiere echarla porque cumple su rol: investigar posibles delitos, cometidos por él, sus funcionarios y familiares. Y dictaminar en casos espinosos para el gobierno (como los tarifazos, o la detención ilegal de Milagro Sala), en contra de los deseos del gobierno, y exigiendo que se respeten las leyes y la Constitución.

De esta nueva fase de la ofensiva contra la Procuradora de Macri protagonizada por Angelicci no se han conocido expresiones públicas en contrario de la locuaz Carrió (a la sazón, constituyente en el 94’). Tampoco sabemos si ha tratado el tema en sus habituales reuniones con el presidente.

Por el contrario el ahora ex Procurador del Tesoro, Carlos Balbín, fue elogiado ampliamente por Carrió pese a su estruendoso silencio durante la discusión por el arreglo conlos fondos buitres, y su rol como mínimo secundario en el escándalo del Correo.

Pese al apoyo de la pitonisa, Macri decidió rajarlo, para reemplazarlo por un tipo propuesto por Ernesto Sanz (el descubridor de talentos como Dujovne); porque el tipo le había armado “la ingeniería financiera de campaña”: léase le recolectó guita entre los numerosos y adinerados clientes de su estudio, sobre lo que volveremos más adelante.

Balbín rechazó el ofrecimiento para reemplazar a Leandro Despouy (el ex titular de la AGN) como representante del gobierno ante los organismos internacionales de derechos humanos: acaso no deseaba repetir los papelones de tener que explicar algunas cosas inexplicables que están pasando en la Argentina con los derechos humanos.

Vuele a su cargo de juez en lo contencioso administrativo y tributario de la CABA, de donde venía y en el que tenía licencia; un fuero trabajosamente armado por Angelicci (que lo recomendó para la Procuración), y ampliamente dominado por el PRO desde que gobierna la ciudad: toda una garantía de independencia en el regreso al ejercicio de funciones judiciales, Rodríguez Larreta debe estar temblando. Al parecer, estos detalles se le escaparon a Elisa Carrió cuando decidió defenderlo tan abiertamente.

De acuerdo con el Decreto 201 de Macri (analizado acá), la Procuración General del Tesoro debía intervenir obligatoriamente en los juicios contra el Estado (algo que está obligado a hacer por ley, desde 1947), en aquellos casos en los que pudieran producirse situaciones de conflictos de intereses. El decreto -recordamos- surgió a partir del escándalo del Correo Argentino, que saplicó al presidente y su familia.

Saravia Frías, el reemplazante de Balbín, es un recomendado de Sanz y Dujovne (de quien era funcionario), que cuando le queda tiempo libre entre videos, reuniones en el exterior y tráfico de influencias, quizás haga algo inherente a las funciones del cargo para el cual fue designado. O mejor no, no sea cosa que todo empeore aun más.

Como se ve en la imagen de abajo (sacado de la página web de su estudio) el hombre tiene una gran cartera de clientes, que incluye a casi todas las multinacionales mineras que opera en el país, los principales bancos, empresas agropecuarias y fondos comunes de inversión. Es decir los principales beneficiarios de las medidas económicas tomadas por el gobierno de Macri, incluyendo el blanqueo.

Y también (ver recuadro) al Grupo Macri, lo que lo convierte para el presidente en el hombre ideal para asesorar al Estado en los conflictos de intereses con las empresas de los Macri: se asegura así que no haya conflictos entre los intereses en juego, garantizando los que verdaderamente le importan: los de los negocios propios y de su familia.

Al cierre de ésta edición no se conocen declaraciones de Carrió sobre la salida de Balbín y su reemplazo en la Procuración del Tesoro por uno de los abogados de los Macri. Quizás trate el tema en alguna futura reunión con el presidente. 


martes, 25 de abril de 2017

EVITAMOS CONVERTIRNOS EN VENEZUELA PARA CONVERTIRNOS EN AFRICA

EL COQUI CUMPLE


El sábado había estado dando una charla en el PJ (ver acá), lo fuimos a ver y lo comprometimos para entrevistarlo en "Y nadie hace nada", el programa que hacemos los lunes de 19 a 21 por la FM Chalet 100.9.

Y el tipo cumplió: nos atendió muy amablemente y pudimos hacer un reportaje muy interesante, donde quedaron pocos temas sin tocar.

El marco político internacional (que caracterizó por las tensiones entre la representación democrática y las lógicas corporativas), la polarización que atraviese a las sociedades entre los incluidos y los excluidos por el sistema, las políticas del neoliberalismo y sus efectos en los social y en los modelos productivos.

Y también la realidad nacional: la caracterización del gobierno de Macri como una experiencia neoliberal clásica sustentada en una coalición política conservadora, el liderazgo de Cristina y el balance de la experiencia kirchnerista (que reivindicó con orgullo); en el Chaco y en el país.

También nos contó como están pegando las políticas de "Cambiemos" en la provincia y la región, y puntualizó la necesidad de conformar una coalición opositora amplia que nuclee a los sectores nacional-populares en una identidad progresista y de centro izquierda; para enfrentar el proyecto del gobierno, derrotarlo y en las urnas y generar la expectativa de retornar al poder en 2019.

Subrayó especialmente que el peronismo se debe dar -sí o sí- un profundo debate ideológico interno, para constituirse en la fuerza que vertebre y encabece esa amplia coalición. 

Siempre es de provecho escucharlo al Coqui, y esta vez no fue la excepción. 

Les dejamos acá abajo el audio con el reportaje:

NI CONECTAR IGUALDAD, NI NADA QUE SE LE PAREZCA


En el Boletín Oficial de ayer se publicó la Decisión Administrativa 261/17 del Jefe de Gabinete Marcos Peña (completa acá); que en uso de los famosos "superpoderes" (que prometieron en campaña eliminar) modificó el Presupuesto de éste año aprobando por el Congreso, reasignando partidas.

Como se puede ver en la imagen de apertura, ocuparon un lugar principalísimo en la poda los casi 1200 millones de pesos que le sacaron para compra de equipos de computación al Plan Nacional de Educación Digital.

Ese monto representa una rebaja del 19,53 % de los créditos asignados al programa para éste año, cuando transcurrió apenas la tercera parte del 2017.

De acuerdo con las metas fijadas en el propio presupuesto, el hachazo equivale a entregar 156.240 computadoras menos en las escuelas secundarias, y 617 menos en las primarias.

Tampoco es que el Plan viniera a todo vapor: de acuerdo con la información disponible acá sobre la ejecución del gasto de los diferentes programas nacionales, al pasado lunes 20 había gastado apenas el 10,45 % de los fondos asignados.

O sea que la poda equivale al doble de lo que llevan gastado hasta ahora; en medio del conflicto docente en todo el país, con un gobierno que oponía a los reclamos de los maestros, la supuesta necesidad de discutir como mejorar la calidad de la educación. (*)

Pero no fueron los únicos tijeretazos, y si no veamos otros recortes:

* 102  millones menos de transferencias del Tesoro a los medios públicos de comunicación (¿será el sueldo de los 21 directores despedidos en Radio Nacional?), y 99,5 millones que estaban destinados al nuevo edificio de la TV pública: vaciamiento gestión Lombardi.

* 134,1 millones de préstamos caídos de la Corporación Andina de Fomento (CAF) gestionados por el kirchnerismo para obras de infaestructura en general, y provisión de energía.

* 237,5 millones para asistencia financiera a productores tamberos. ¿Quién dijo que en éste momento necesitan ayuda del Estado?

* 114,5 millones del Fondear (Fondo de Desarrollo Económico Argentino) del Ministerio de la Producción. Total, las Pymes andan bárbaro.

* 30 millones para la restauración de la Casa Rosada. ¿Mauricio pensará irse antes, o no la piensa usar más porque está en Plaza de Mayo?

* 70 millones menos para obras en los pasos fronterizos. ¿No era que las fronteras eran un colador?

Por contrapartida, hay partidas que tuvieron aumentos:

* 81 millones al Ministerio de Seguridad para "compra de material rodante y de tracción"; es decir los hidrantes y tanquetas de Pato Bullrich para reprimir la protesta social.

* 494 millones para sueldos de las Fuerzas Armadas: el "Plan B" por si lo anterior falla.

* 67,2 millones de pesos más al Fondo Nacional de las Artes, un aumento del 85,39 % del presupuesto votado por el Congreso para el área. Como la preside la mujer de Sturzenegger, no hay temores de que haya corrupción como en el INCAA, parece.

(*) Y mientras tanto el gato:

lunes, 24 de abril de 2017

LOS DILEMAS DEL MASSISMO

EN TALLE CHICO


En instantes arrancamos otra edición de "Y nadie hace nada" por la FM Chalet 100.9.

Hoy vamos solo hasta las 20, porque ahí arranca la transmisión del fútbol por la radio.

Como decíamos ayer acá, vamos a entrevistar al "Coqui" Capitanich para que nos de su impresión del panorama político nacional de cara a las elecciones, la construcción de una alternativa opositora al gobierno de Macri, el rol de Cristina y la discusión que se está dando hacia el interior del peronismo.

También si da el tiempo hablaremos del "aguinaldo social" cuya supuesta "implementación progresiva" anunció el gobierno la semana pasada, la crisis en el INCAA y los nuevos "desarrollos inmobiliarios" del PROCREAR.

Y también por supuesto, la "Mesa de noticias" y el consultorio jurídico gratuito para funcionarios.

Acá abajo les dejamos el enlace para escuchar el programa en vivo:



"LA CURROCRACIA CONTRA EL ESTADO BOBO", EN BREVE EN LOS MEJORES CINES DE BARRIO


El Estado aporta los terrenos, que es lo más difícil de conseguir por la escasez, y la especulacioón inmobiliaria que tira a la alza los precios.

Pero además financia el 40 % de las viviendas, con precios ajustables por UVA, a pagar a los que las construyan (contratistas, no particulares).

Los "desarrolladores inmobiliarios" (¿IRSA de Daniel Elsztain, Niky Caputo?) aportan el 60 % restante del costo de las viviendas.

Y "ceden" el 15 o 20 % de las viviendas construidas al programa Procrear, quedándose con el 80 u 85 % restante, para comercializarlo libremente en el mercado.

Aunque hayan financiado apenas el 60 %, y el terreno les haya salido gratis.

¿No es maravilloso lo que estamos construyendo juntos, como diría Mariú Vidal? 

Más información, acá.

MÁS DUDAS QUE CERTEZAS


Transcurrido más de un tercio del mandato de Mauricio Macri, el fracaso del plan económico de su gobierno es indisimulable: el país está lejísimos de haber salido de la recesión (auto creada) como anunció el ministro Dujovne, y no hay un solo dato concreto de la realidad que apoye esa percepción.

Siguen cayendo en picada el consumo, las ventas, el poder de compra de los salarios y el empleo; crece la fuga de capitales, la vulnerabilidad de la economía a los shocks internos, la inflación se resiste a bajar y las únicas inversiones que llegan son las especulativas.

Hasta los propios voceros del establishment local y extranjero se preguntan porque tardamos tanto en salir de la recesión, y empiezan a dudar si finalmente saldremos: desde el FMI al IERAL de la Fundación Mediterránea, pasando por los econochantas de la city y la conducción de la UIA, van descartando la hipótesis de crecimiento planteada para este año por el gobierno con el presupuesto, tal como ya lo habían hecho con la de la inflación.

Por el lado del gobierno abundan las torpezas e improvisaciones: las marchas y contramarchas de Sturzenegger (el verdadero ministro de Economía) con la tasas, las reservas y el tipo de cambio, la inflación que no baja y los acuerdos sectoriales para la foto que no arrancan (Vaca Muerta, los de la industria automotriz, textiles y calzado) en términos de impulsar el crecimiento; porque lo único que se busca con ellos es imponer la flexibilización laboral, y quebrar la unidad del sindicalismo para erosionar nuevas protestas.

Tal como dijo Macri, el gobierno no tiene “Plan B”, y están en duda en el campo propio los pilares que sustentarían la viabilidad del “Plan A”, como las exportaciones y la inversión; a lo que hay que sumar que los ejecutores responsables son de una espantosa mediocridad técnica; y los supuestos cráneos Lopetegui y Quintana (los “ojos” del presidente, junto con Marcos Peña) son apenas gestores de negocios, que aportan el cotillón del ajuste, con pases de facturas internos incluidos.

Los críticos de los efectos negativos de la fragmentación del Ministerio de Economía se encuentran a los dos lados de la grieta, pero hay algunos que al mismo tiempo defienden con ahínco la “autonomía” del Banco Central, con lo que lucen sumamente incoherentes: la puesta en práctica de ese mito neoliberal de la mano de la desastrosa gestión de Sturzenegger es en buena medida causante de los números negativos de la economía.

Todo lo expuesto indica claramente que el eje de la campaña electoral que planteará el gobierno será político y no económico: contra “las mafias”, que vienen a ser el sindicalismo indócil, la protesta social y -sobre todo- el kirchnerismo; agitando el fantasma de su retorno para profundizar la polarización, apostando al angostamiento de la “ancha avenida del medio” llevándose buena parte de los votos de Massa. Los bochornosos sucesos del viernes a la noche en Santa Cruz se inscriben en esa lógica. 

El Kennedy de Nordelta, en tanto, ya viene siendo víctima de esa estrategia en un doble sentido: sufre el apagón mediático del dispositivo hegemónico alineado con el gobierno (sin el cual pierde parte sustancial de su construcción), y no acierta a definir que discurso adoptar y como posicionarse en el Congreso; si seguir “apostando a la gobernabilidad”, o empezar a mostrarse como opositor al gobierno, y en tal caso desde que lugar.

Mientras tanto y para sorpresa de algunos (no nuestra), cruje “Cambiemos”: Carrió corrió de una segura derrota electoral en la PBA a manos de Cristina para refugiarse en el más amigable distrito porteño, operando como misil coreano lanzado por el PRO contra la candidatura de Lousteau; y el radicalismo del distrito está a punto de romperse ante el dilema.

Las bombas de humo con la que la pitonisa cubre su retirada bonaerense son absolutamente funcionales a la estrategia de Macri, al punto de llevarnos a sospechar que están pactadas de antemano: ablandar jueces para que estén dispuestos a cajonear las causas que comprometen al presidente y sus funcionarios (y a la propia Carrió), tanto como distraer la discusión de los espinosos asuntos de la economía. 

Lo único que sigue en el misterio es el verdadero motivo de tanto alineamiento real con la Rosada (¿acaso algún carpetazo prudentemente guardado en su contra?); porque posee su propio caudal de votos como para renovar su banca (y con ella los fueros, la visibilidad mediática y la financiación de su estilo de vida), sin necesidad de mostrarse tan verticalista.

Por el lado de la UCR, a la “grieta” que abrió con el PRO la estrategia de doble ventanilla que siguió en Santa Fe (donde cogobierna con el socialismo) se le suma la implosión de “Cambiemos” en el Chaco, donde son oposición; y lo ya dicho de la disputa porteña en torno a la figura de Lousteau.

Sin descartar situaciones puntuales de cada distrito, todos estos movimiento de los socios menores del PRO en “Cambiemos” son consecuencia directa de que la economía no funciona, y nadie puede asegurar ya a ciencia cierta si funcionará en algún momento: están empezando a marcar distancias de cara al 2019, para despegarse de una eventual derrota en las elecciones de éste año, tanto como de los estropicios sociales y económicos cometidos en lo que lleva Macri de gestión.

Del otro lado de la grieta, el peronismo que veta a CFK ahora también parece querer vetar a Scioli, pero no genera nada alternativo a cambio. Que su vocero y acaso conductor político real sea Pichetto (que está reclamando lugares en el Banco Central para cogobernar) lo dice todo: los “dadores voluntarios de gobernabilidad” funcionales a Macri se ofrecen para un acuerdo amplio “sobre las tres o cuatro cosas en las que los argentinos nos tenemos que poner de acuerdo”, para ensanchar las espaldas políticas del ajuste post electoral; u ofrecerse como rueda de auxilio si los radicales flaquean en el apoyo.

Por diferentes motivos en cada caso, pero por la misma incapacidad para construir nada alternativo, desde el Evita a Pichetto los “renovadores” del PJ se aferran a cualquier cosa que no sea Cristina, llegando así al contrasentido de insistir con las candidaturas de Filmus (al cual cuestionaron cada vez que el kirchnerismo lo postuló como candidato) en la CABA y de Randazzo; al que defenestraron en 2015 por no aceptar la decisión del “peronismo realmente existente” de apoyar a Scioli en la elección presidencial, y del que -dicho sea de paso- no se conoce una sola expresión pública de censura al gobierno de Macri en casi 17 meses de gestión.

Lo que pasó en el Congreso con el fracaso de la sesión para tratar el pedido al gobierno de convocar a la paritaria docente marca a las claras que los límites entre el “anticamporismo” (forma elíptica de pegarle a Cristina sin nombrarla directamente) y ser funcionales a la estrategia de Macri son muy delgados, tanto que cada vez se hace más dificultoso distinguirlos.

Los gobernadores permanecen en su mayoría sin estrategia propia y sin participar con peso decisivo, ni aportar a una estrategia nacional del peronismo, que por otro lado no existe; y tienen en la práctica menos peso en las decisiones que los intendentes bonaerenses, que por el contrario advierten que deben nacionalizar la campaña (o sea, pegarse de algún modo a la boleta de Cristina) para contrarrestar el “efecto Vidal” en sus distritos.

El vacío político en el PJ, que deriva en la falta de una perspectiva de síntesis que le de dimensión nacional a la campaña, el discurso, la estrategia y las alianzas se corresponde directamente con la profundización de la crisis en la CGT; en la que un paro realizado a desgano por una conducción a la que se lo impusieron los acontecimientos, terminó detonando todas las diferencias internas que se propusieron barrer bajo la alfombra con el congreso normalizador del año pasado.

Todo lo dicho no hace más que agigantar (aunque a muchos no les guste admitirlo) la centralidad de Cristina, que mantiene el misterio sobre su candidatura para seguir manejando los tiempos, y sostener precisamente esa centralidad. Centralidad que el gobierno de Macri intenta contrarrestar con el espejo de Venezuela, y por eso lo de Santa Cruz del viernes.

En ese contexto, su viaje a Europa opera sobre esa realidad: podrá no haber campaña nacional planteada desde el peronismo (seguramente la habrá desde el gobierno), pero eso no implica que la elección en la PBA no tenga efecto nacional; y siendo Cristina la única figura con proyección internacional de la política argentina (excepción hecha de Macri, por obvias razones institucionales), una candidatura primero y un triunfo suyos después, pegarán políticamente afuera, tanto como adentro. De hecho, ganando o perdiendo (con más razón si gana), sería sin dudas tapa de muchos diarios del mundo el día siguiente a las elecciones; y se develaría el interrogante que aqueja a muchos “inversores”.

El argumento del “techo bajo” de Cristina, tanto como la “funcionalidad” de su candidatura a la estrategia del gobierno son -en el contexto de la nada real que generan como alternativa los sectores del peronismo que la vetan- tan poco serios como suponer que una mala elección de CFK la afecta solo a ella, y no al conjunto del peronismo, de cara al 2019. Un hecho que no quieren ver los que están obnubilados por la preocupación de los efectos que tendría por el contrario una victoria de Cristina hacia el interior del dispositivo del PJ. 

Es tan claro que la coyuntura política y el seguro uso que hará Macri de un triunfo electoral imponen estrategias de unidad a la oposición, como que eso supone que todos los que aspiren a ser parte de la construcción de esa unidad estén de acuerdo en para qué; y en el mientras tanto, la suma de una crisis económica cada vez más profunda y prolongada de lo que el gobierno y sus apoyos esperaban, con una sensación de vacío de representación política, conflicto social en alza y calidad democrática en baja por las acciones de un gobierno pre-democrático, genera un panorama complejo e incierto para el futuro inmediato.    

domingo, 23 de abril de 2017

PERDÓN POR LA INSISTENCIA: A VECES HAY QUE LEER LOS BLOGS PARA ENTERARSE ANTES DE ALGO




Más información, acá.

Y sobre todo, acá.

Y hay más:


LOS VAN DER KOOY DE LA ECONOMÍA


Las estimaciones de crecimiento para la Argentina se mantuvieron en 2,2%, tal como lo habían difundido en enero. La semana pasada hubo una suba de tasas de referencia. ¿Cómo puede afectar la expansión para 2017 y 2018 mayores tasas de interés?
Depende de qué ocurra con la tasa de interés real. Si las expectativas de inflación no varían mucho y la tasa real de interés se mantiene, de hecho, elevada, esto facilitaría la convergencia hacia el objetivo de inflación del Banco Central. (No contestaste la pregunta, que era por el crecimiento y no por la inflación. De ese modo evitaste explicar por qué mantienen el mismo pronóstico de crecimiento al que llegaron luego de rebajar la pauta cuatro meses, porque nada funciona como lo previeron; y también soslayás que si la tasa de interés se mantiene elevada las posibilidad de crecer se siguen reduciendo. Y de la inflación ni hablemos: le meten más potenciales a la baja que una columna de Van Der Kooy) 
Las previsiones de inflación para este año saltaron desde noviembre ¿Cuándo estiman que la Argentina podrá tener una inflación más moderada, de un dígito?
Incrementamos nuestra perspectiva de inflación con respecto a la anterior previsión principalmente porque los precios parecen ser más inflexibles a la baja de lo que creímos meses atrás, pero no hemos modificado sustancialmente nuestros supuestos para adelante. Por lo tanto esperamos que siga disminuyendo y que llegue a un dígito en 2021. (O sea la pifiaron con el pronóstico de baja de la inflación hace apenas cinco meses atrás, y pretenden que tomemos en serio el pronóstico de que la inflación va a seguir bajando -cuando está subiendo-, y que saben de cuanto va a ser dentro de cuatro años.)
–El valor del dólar dentro de la Argentina planea cierta discusión sobre cómo afecta a la economía, teniendo en cuenta de que está prácticamente quieto desde hace más de un año, con una inflación de 40% en 2016. Las estimaciones del Panorama prevén para la Argentina un déficit de cuenta corriente mayor en 2018 que en este. ¿Qué dificultades podría acarrear esta situación de dólar quieto e inflación?
Esperamos que la cuenta corriente empeore el próximo año y en el mediano plazo, a medida que la economía argentina se acelera (en particular, mientras que la inversión vaya rebotando de manera gradual) y que el valor real del peso se continúe incrementando, a medida que flujos de capitales hacia el país mantengan el valor nominal del peso y el diferencial de inflación con los socios comerciales continúe, aunque vaya disminuyendo. Un tipo de cambio real fuerte puede darse como parte del proceso de desinflación, aunque tiene implicancias en la recuperación económica, tal como lo detallamos en el informe del año pasado dentro del marco del Artículo IV. (Abren el paraguas por si todo falla y este año tampoco crecemos, pero mantienen el pronóstico de crecimiento de noviembre pasado, aunque lo habían revisado tres veces antes. Muy serio todo)
–¿Cómo evalúa el ritmo de endeudamiento argentino? ¿Es sostenible en el tiempo?
–No modificamos nuestra valoración respecto a noviembre del año pasado, de lo que volcamos en el informe del Artículo IV. Si el crecimiento se acelera (aunque a un paso más lento que lo que estimamos en noviembre) y mejora el balance fiscal, tal como estimamos en nuestros pronósticos, entonces el ratio del endeudamiento en relación al PBI debería estabilizarse en el mediano plazo.” (O sea, contra toda evidencia empírica constatada por ustedes mismos al admitir que la pifiaron, mantienen el mismo pronóstico sobre el crecimiento, que a esta altura es más un deseo que otra cosa. Y sobre la otra pregunta del millón -que es hasta cuando se podrá sustentar este nivel de endeudamiento-  se vuelven a hacer bien los pelotudos: si crecemos será tolerable, pero no creceremos y no saben ni cuando ni como ni cuanto vamos a crecer. Por eso el “debería”)
(Las negritas son nuestras, el original acá).

EL COQUI Y DIEZ MAS


Ayer estuvo en Santa Fe el "Coqui" Capitanich, en una actividad de formación organizada por la Departamental La Capital del PJ, especialmente dedicada a intendentes, presidentes comunales, concejales y agrupaciones y militantes que trabajan en el territorio.

Durante más de dos horas y media Capitanich explicó la situación con la que se encontró al llegar al gobierno de la ciudad, y el modelo de gestión que está llevando adelante en la Municipalidad de Resistencia de un modo didáctico, con ejemplos concretos, datos y cifras.

Un aporte sumamente provechoso no solo para los compañeros a los que estaba destinada la capacitación, sino para todos los que pudimos participar de la actividad.

La charla fue la primera de un ciclo de formación iniciado por las autoridades de la Departamental del PJ en una iniciativa que desde acá celebramos, porque viene a llenar una necesidad muy sentida de la militancia y de los compañeros que tienen responsabilidades institucional. 

Pero además de eso, muy digna de destacar la actitud militante del "Coqui", que le restó tiempo seguramente al descanso del fin de semana o a estar con los suyos, para recorrer el territorio: el viernes a la noche había estado en Rosario acompañando al "Chivo" Rossi; y desde Santa Fe partió para Paraná para seguir. 

Pero no solo de gestión local municipal habló Capitanich: reivindicó sin complejos los gobiernos de Néstor y Cristina (mostrando las cifras de reducción de la pobreza, el desempleo y la desigualdad durante esos períodos), y reclamó por un peronismo renovado en sus programas y propuestas para enfrentar con decisión al gobierno de Macri y sus políticas neoliberales.

Además se hizo tiempo para plantear una visión del panorama internacional, y para sacarse la foto de rigor con todo el que se lo pidiera. Hasta faltó poco para que lográramos que el amigo Diego Rubinzal (gestor de su visita) cantara la marcha peronista al terminar el acto.

Simplemente el "Coqui", uno de esos jugadores que uno siempre quisiera tener en su equipo.

Este lunes en "Y nadie hace nada" (FM Chalet, 100.9, de 19 a 21) lo vamos a entrevistar para conversar sobre todos estos temas.


sábado, 22 de abril de 2017

SON CAPACES DE CUALQUIER COSA. POR ESO HAY QUE PARARLOS



Anoche en Santa Cruz arrancó la operación "Mostremos como hubiera sido la Argentina si no ganaba Macri y nos convertíamos en Venezuela"; con la invalorable colaboración conjunta de servicios de inteligencia reciclados, periodismo servilleta, la UCR de los Morales (en éste caso Euardo Costa) y algún trosco funcional; que no puede faltar nunca en la receta.

Aclaración obvia para tarados: nosotros estamos en contra de la represión de la protesta social por las fuerzas del Estado en todo lugar, en toda circunstancia, siempre: el Estado es el primer responsable de garantizar la tranquilidad público y los derechos ciudadanos, incluso de los que discrepan con sus políticas.

Pero como dice Cristina en el video, esto fue otra cosa. Llamarlo protesta social es faltarle el respeto a las miles de protestas que florecen en la Argentina por estos días.

Imagináte por un momento si esto mismo pasaba en la residencia de Olivos, o en la casa Rosada, como terminaba la cosa: a esta hora estábamos contando los muertos.

Estos son los tipos que venían a "unir a los argentinos". Esto son, de esto son capaces.

Esta misma semana un trasnochado que dispensa denuncia a los opositores al gobierno de Macri (que es el que está verdaderamente detrás de todo esto) denunció en la justicia a Hernán Brienza y Gabriela Cerrutti por alertar que estas cosas iban a pasar; como consecuencia del clima de enfrentamiento que se promueve desde el gobierno nacional.

Por eso hay que pararlos, pero con política, con los votos, con las herramientas de la democracia.

Las otras dejémoselas a ellos.

POR UNA VEZ, ESTAMOS DE ACUERDO CON ESTOS MUCHACHOS


Esto ya no da para más: tienen que volver a ponerle las retenciones, y si es posible, móviles.

Tienen que pagar Ingresos Brutos, impuesto del cual están eximidos en Santa Fe desde 1992.

Y tienen que pagar de Inmobiliario Rural lo que corresponde al valor de mercado de los campos, no con los actuales avalúos que no se modifican desde 1993. 

COMPRAR DÓLARES Y EMITIR LEBAC'S: EL PLAN STURZENEGGER


Por A.C.

Según el anuncio del Presidente del Banco Central, “Nos proponemos un objetivo más agresivo en la acumulación de reservas que el que tuvimos en el último año”, y declaró  que se planteará como nuevo objetivo acumular reservas para mejorar la solvencia de su institución; y que, para esto, incrementará el stock que tiene hoy, del 10% al 15% del PBI, ya que según el funcionario, ese es uno de los requisitos para colocar al país en condiciones de Investment Grade, es decir el máximo grado de calificación para inversiones financieras. Financieras.

Mientras sostenía que en los últimos meses se logró un aumento de las reservas internacionales equivalentes a 4 puntos del PBI, olvidó considerar los niveles siderales de deuda que tomó el gobierno de Macri durante el último año, y que esa toma de deuda es la principal causa de ingreso de dólares.

Descontando de las reservas actuales los préstamos y los depósitos en dólares (que no pertenecen al Banco Central), las reservas netas, reales, solo alcanzan a 15.000 millones de dólares, de manera que para llegar a tener reservas equivalentes al 15% del PBI, deberían sumarse 25.000 millones de dólares, un objetivo que alegremente plantea Sturzenegger en el marco de una actividad económica que sigue cayendo estrepitosamente a causa de las medidas tomadas por el gobierno del que forma parte y que él conduce en materia económica.

Entre esas medidas, una devaluación monstruosa del peso, que tuvo como lógica consecuencia su traslado a precios y costos, con una inflación que desde la devaluación ya superó el 50%, mientras el dólar  se mantiene en el valor del “sinceramiento” generado por la devaluación, cuando pasó de $9,60 a más de $15 . Neutralizada la devaluación por la enorme inflación interna generada por la propia medida, las supuestas “ventajas comparativas” que traería la devaluación, se esfumaron en pocos meses, y por eso hoy los sectores exportadores claman por un dólar más alto, es decir por una nueva devaluación, lo que produciría un nuevo efecto inflacionario (y un nuevo despojo a los sectores asalariados).

Y como la inflación es un tema que definitivamente éste gobierno no solo no ha podido detener, sino que la elevó a niveles inmanejables, la meta que fijara el propio Sturzenegger del 17% para éste año, produce risa. Es una meta desmentida día a día por el incesante incremento de precios, con el agravante de las nuevas y descomunales tarifas. Es una meta declarada de imposible cumplimiento por las consultoras amigas del gobierno y hasta por el FMI. Y además, es el propio Sturzenegger quien la desmiente cada semana, cuando fija los intereses que pagan las Letras del Banco Central (Lebac), hoy con un interés superior al 26%.

En su desvarío monetarista, el Sr. Sturzenegger pretende manejar la inflación solo a través del retiro de los pesos circulantes, y para ello ha emitido compulsivamente Lebac desde el inicio de su gestión. Con una inflación durante el 2016 mayor al 41% y de más del 6% (según el INDEC) en el primer trimestre de 2107, es evidente -como sabe cualquier estudiante de economía de primer año- que las causas de la inflación no solo obedecen a volúmenes monetarios, y por eso la fórmula del Sr. Sturzenegger no tiene éxito. Ni lo tendrá.

Sin embargo, el Banco Central ha emitido más de 600.000 millones de pesos en letras, las que están en su mayoría en poder de los bancos, y que hacen que a cada vencimiento, sean los bancos quienes fijen el interés para renovar las Lebac. Si el Central no pagara el interés que los Bancos le exigen, los bancos no renovarían las letras y pedirían su pago, en cuyo caso, el Banco Central y el Sr. Sturzenegger volarían por los aires, porque no hay 40.000 millones de dólares (600.000 millones de pesos) para cancelar las letras.

Y mientras se mantiene el dólar planchado, otra consecuencia nefasta de la emisión descontrolada de Lebac y del interés que debe ofrecerse a los tenedores para evitar el colapso, es que estas letras con altísimos intereses en pesos, permiten la ya reiteradamente explicada bicicleta financiera: cambiando dólares por pesos, comprando con esos pesos Lebac, cobrándolas a su vencimiento junto con el alto interés en pesos, y volviendo con ese dinero a comprar dólares. Se obtiene así un interés en dólares imposible de obtener en ningún otro mercado del mundo. El milagro monetarista del Sr. Sturzenegger, y los dólares que por supuesto se fugan al exterior, porque éste gobierno evidentemente no genera confianza en los inversores.

En éste panorama, los anuncios del Sr. Sturzenegger preocupan y quizás sean fruto de la desorientación, ante el estrepitoso fracaso de su anticuada política monetarista. Con una inflación persistente, con una actividad económica en caída permanente, con ausencia total de inversiones, con niveles de endeudamiento récord en pocos meses (lo que reduce la posibilidad de seguir recurriendo a ese salvavidas), con un equipo amateur en Hacienda, con situaciones de conflictividad social permanente, con el crecimiento del desempleo, con el derrumbe del mercado interno, estos anuncios son llamativos.

Si el Sr. Sturzenegger pretende en este marco económico desolador, aumentar las reservas, tendrá que comprar dólares.  Porque difícilmente las cerealeras tripliquen sus liquidaciones de divisas, ahora que éste gobierno les dio un plazo de 10 años para liquidarlas. Tampoco de las exportaciones industriales llegarán divisas, por ese mismo plazo para liquidarlas, y porque además en un marco del 40% de la capacidad instalada ociosa, sin mercados, y con costos internos que superan los del año 2015, desde ese sector no habrá milagros. Y seguir recurriendo a la toma de deuda no es un recurso eterno. Y si la esperanza del Sr. Sturzenegger está en la inversión financiera y por eso persigue el Investment Grade, ese tipo de inversión especulativa siempre retira más dólares de los que ingresa.

Si Sturzenegger quiere aumentar las reservas y los dólares no provienen de la actividad económica, la alternativa que queda es emitir pesos para la compra de esos dólares. Y después recurrir a emitir más Lebac para secar la plaza de esos pesos circulantes, aumentando la ya astronómica deuda cuasi fiscal,con más letras e intereses que se tornan impagables. En la situación económica generada por el macrismo, el presidente del Banco Central con su plan ha ingresado en el terreno del delirio.