LA FRASE

"NO NOS LLAMAMOS UN CARGO, DE HECHO PEDIMOS CUATRO O CINCO COMO PARA EMPEZAR A HABLAR." (HUMBERTO TUMINI)

martes, 27 de junio de 2017

MAJUL, EL LACLAU DE LA SALADA


(*)
De todas las prácticas de la política argentina, el cierre de listas de candidatos es una de las que acumula más actitudes miserables y perversas. (¿En serio Luis, peor que el fraude electoral o el recorte de pensiones a discapacitados?) Desde la estratagema de Cristina Fernández, (“Estratagema”, claro, porque el plazo es para que la presentara el primer día) quien esperó hasta último momento para anunciar su candidatura, (Como Massa, que esperó a que ella la anunciara) hasta la retahíla de ruegos y amenazas para obtener las mejores posiciones en todas las agrupaciones y en todos los distritos. (Tremendo Luis, que fea es la política. Por suerte vos hacés periodismo de chimentos) Por eso, entre otras cosas, el presidente Mauricio Macri decidió permanecer al margen de los detalles. (Claro, él siempre se mantiene al margen de las cosas ríspidas, como cuando lo hacía espiar por otro al cuñado, o figuraba en empresas truchas de Panamá pero en realidad no iba nunca para allá)
Apenas se le adjudican dos decisiones inamovibles: (Claro, del resto siempre se puede arrepentir y “volver todo a fojas cero”) la inclusión de Fernando Iglesias en el tercer lugar de la lista de diputados nacionales por la ciudad de Buenos Aires (Un 50 % de mocos sobre dos decisiones, no es una buena estadística) y la negativa al pedido de Facundo Manes de encabezar la lista de candidatos a diputados nacionales por la provincia de Buenos Aires. (Cuando le explicaron que el tipo era especialista en el cerebro humano preguntó quien lo había dejado entrar al PRO, y lo bochó) De Iglesias piensa que es uno de los mejores "gladiadores" de los medios contra el populismo. (Lo importante es que reconozca que es “de los medios”. De paso es uno de los pelotudos más enormes de la Argentina, pero considerando que te usa a vos como vocero, la decisión no sorprende) De Manes, que tiene demasiado ego para integrarse a una organización donde se trabajaría en equipo, (¿Por qué el potencial Luis, ya no están tan seguro de que sean “el mejor equipo de los últimos 50 años”?) como la de Cambiemos.
El Presidente, por supuesto, cree que las próximas elecciones son cruciales. (Un estadista está hasta en los pequeños detalles, Luis, deberías saberlo) Presupone que Cambiemos va a ganar en todo el país y también en la provincia de Buenos Aires. (También presuponía que lo más fácil de su gobierno iba a ser bajar la inflación, que lloverían las inversiones y que la economía crecería en el segundo semestre. Las famosas presupositorios: se las tuvo que colar a todas por el ojete) Calcula que no será un triunfo aplastante. "Si ganamos por dos, tres o cuatro puntos también va a estar muy bien", se atajó, (De la revolución de la alegría a la revolución del optimismo) en una reunión reducida, en Olivos, durante la semana que pasó. (Te invitaron al círculo íntimo, Luis, llegaste) Supone que con la victoria matará a varios pájaros de un solo tiro. Primero, a Cristina Fernández, (Porque cante todo si de metáforas homicidas se trata, el blanco prioritario es Cristina, Porque no a la violencia de género simbólica y coso) porque ahora la candidata será ella y no "el proyecto". (Claro, como en el 2005, 2007 y 2011, cuando Macri corrió) Segundo, a Sergio Massa, porque aspira a que obtenga menos de 20 puntos, (Decíle que ya lo estaría logrando) lo que, según el oficialismo, reduciría sus chances de presentarse como un fuerte candidato a presidente en 2019. (Una digresión Luis: ¿cuándo arrancamos con algo relacionado al título de la nota?)
Y tercero, porque en el resto del país, la mayoría de los candidatos a diputados nacionales y algunos candidatos a senadores nacionales fueron elegidos por los gobernadores y sus aliados, y no por la ex presidente y sus incondicionales de La Cámpora. (O sea, son más fáciles de apretar/comprar elija lo que más le guste) "Ahora sí vamos a lograr los acuerdos que necesitamos en el Congreso para avanzar en las reformas que proponemos", piensa. (Claro, porque en éste año y medio Pichetto, Massa y Bossio no hicieron más que ponerle palos en la rueda, y no le votaron nada)  Macri, con los resultados en la mano, espera lograr lo que no pudo hasta ahora. (Cagarnos más a fondo, digamos) En su agenda de prioridades figura: la baja del déficit fiscal, (Ajuste de las jubilaciones, pensiones, AUH, tarifazos, raje de empleados públicos. Digamos todo) la modernización de los convenios colectivos de trabajo, (Para que todos sean como el de Mc Donald´s: flexibilización, negreo, recorte de derechos, su ruta) una profunda reforma tributaria para bajar los impuestos (A los más ricos, como lo vino haciendo desde que asumió) sin afectar las cuentas del Estado, (Habrá descubierto entonces la cuadratura del círculo, que escapó a todos los gobiernos anteriores) el desplazamiento de Alejandra Gils Carbó y de todos los jueces federales a los que el Gobierno tiene en la mira. (O sea, los que lo investigan a él y sus funcionarios, ¿O sea que van por todo, eso no era con Cristina y la Cámpora, Luis?)
El camarista Eduardo Freiler y los jueces Rodolfo Canicoba Corral y Daniel Rafecas son los nombres más rutilantes, (avísale que Rafecas acaba de archivar la causa del memorándum con Qatar para fugar guita de la ANSES a un paraíso fiscal, por ahí cambia de opinión. Igual ¿no te parece que si de impresentables hablamos habría que considerar la posibilidad de incluirlo a Bonadío, ponéle? Si no se nota muchbo) pero el Presidente no confía en casi ningún magistrado. (Ah, lo de “casi” era para dejar a salvo a Bonadío, entendimos) Macri espera que los senadores Miguel Pichetto y José Urtubey ocupen sus lugares en el Consejo de la Magistratura para desplazar a los consejeros incondicionales de Cristina. (¿Sos conciente de que los estás carbonizando, no, Luis? Igual, te comentamos que Urtubey maneja la comisión de acuerdos, que capaz que algo tiene que ver) "Después de octubre, todo será más fácil para nosotros", imagina el Presidente. (Claro, por incluso yéndole mal en las elecciones puede irse a la mierda, y que se arregle el que siga) Quizá peca de exceso de optimismo. (Epa ¿flaquea el tuyo, Luis?) O tal vez le cueste ponerse en el lugar de los candidatos más rutilantes. Para la ex presidenta, por ejemplo, su propia candidatura no fue una opción. Es la única salida que le queda para evitar la cárcel. Las causas judiciales que hay en su contra tienen tanta prueba y tanta evidencia, (Ajá ¿cuál Luis? ¿no deberías ampliar un poco la data acá?) que no hay manera de evitar la consecuente condena y la posterior detención. (Que la venís prometiendo hace un año y medio con el rótulo de “inminente”) Por eso apuesta al desgaste del gobierno, el fracaso de la política económica (Hasta acá viene ganando la apuesta, te comento) y la obtención de la mayor cantidad de votos. (Que jodida esta Cristina, presentarse a elecciones aspirando a sacar la mayor cantidad posible de votos. Con gente así este país nunca va a salir adelante) Si gana, se transformará de manera automática a (“en” sería Luis) candidata a Presidenta en 2019. Pero si pierde por poco, también saldrá a decir que es la mejor opción contra el ajuste, el hambre y la pobreza. Massa también se juega parte de su carrera política en esta elección. (“Parte”, claro, como si perdiendo le quedara algo)
A la vuelta del último viaje a Davos, cuando el Presidente lo invitó y le habló como si fueran amigos, el ex intendente de Tigre parecía que iba a mantener un apoyo crítico a la nueva administración. (Exacto, y llegó y pasó directamente al apoyo, sin críticas) Macri, quien entonces le sugirió que lo mejor que podía hacer es esperar su turno para competir por la presidencia en 2023, (O sea, lo mandó a la mierda, digamos) pensó por un momento que iba a tener a Massa de aliado. (Un momento, de unos 18 meses, digamos, a juzgar por lo que vino pasando en el Congreso) Pero ahora piensa que el crecimiento del espacio 1País es "lo peor" que le puede pasar a la Argentina. (Pero cómo ¿lo peor no era el retorno del kirchnerismo?) ¿Qué pasó en el medio? Cerca del Presidente sostienen que Massa no es confiable. Ni capaz de sostener un acuerdo "por más de una semana". (Claro, por eso nunca negociaron con él. Ah, no, pará...) El gabinete económico considera que, por ejemplo, su propuesta de bajar el IVA de algunos alimentos de la canasta básica es demagógico e impracticable. (Pero claaa, no vas a comparar con prometer la pobreza cero. Lo raro es que es el mismo gabinete económico que propuso devolverles el IVA a las compras de los jubilados, prometiendo que era un cañonazo de consumo)
Y el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, le terminó de perder la confianza cuando utilizó el aumento de la dieta de los legisladores "para hacer campaña con medias verdades". (Claro, le reclamaba copyright: eso ya estaba registrado por el PRO, de cara al balotaje) Por eso el jefe del bloque del PRO, Nicolás Massot, se encargó de difundir que Massa había cambiado medio millón de pesos en pasajes que no había utilizado. (Que alma de ortivas tienen) Cada tanto, cuando lo agobian los problemas, (O sea, cuando no le chupan un huevo, como es habitual) el Presidente explica que la Argentina sería mucho mejor si se pudiera mandar a la luna a "las 582 personas" que, según él, forman parte de un "sistema perverso" que defiende sus intereses particulares y no la mejora del país. (¿Hablamos del gabinete, Luis? Digo, porque de lo contrario tanta precisión numérica haría pensar en una lista de objetivos a eliminar, cuidadosamente elaborada. Onda dictadura, digamos) Incluye a empresarios, sindicalistas, fiscales, jueces y por supuesto, dirigentes políticos. (¿Ningún periodista o dueño de medios, Luis? Debe ser casualidad)
El problema es que no se hace política con lo que se desea sino con lo que hay. (Claro, por eso te usan a vos como vocero: es lo que se puede conseguir con 24 palos de pauta. Por duro que parezca, los más grossos son aun más caros) "Mirá lo que pasó con La Salada. (Que es como Panamá, pero acá y más barato) Estaban metidos todos. Desde el municipio hasta el gobierno nacional", (Es verdad, incluyendo éste. Sobre todo éste) le oyeron decir el jueves pasado, a última hora de la tarde, en la Quinta de Olivos. (¿Lo están escuchando, Luis? Que feo ¿Lo sabe Carrió, le pidió un informe a Arribas?) No es casual que La Salada sea el centro de venta ilegal más grande de América Latina. (¿Más que la Bolsa, Luis, está chequeado esto?) Es, por supuesto, una metáfora de la Argentina como país. (Ah, todos tenemos un Santiago Kovadloff es un rincón del corazón. O sea, un pelotudo que todo el tiempo metaforiza a la Argentina en algo)
(*) Las negritas son nuestras, el original acá.

LAS PASO SANTAFESINAS


A diferencia de la mayoría de los distritos del país, en Santa Fe habrá efectivamente competencia interna en las PASO en los principales espacios políticos; y salvo el caso del armado de Agustín Rossi (claramente referenciado en CFK y con clave nacional decididamente opositora a Macri), los alineamientos parecen hechos más pensando en las elecciones provinciales del 2019, que en las nacionales de éste año; tanto en los que juegan, como en los que decidieron quedarse al margen (Perotti y Bonfatti por ejemplo).

Hasta la propia fractura de la UCR encabezada por Corral parece más un intento radical de conseguir en “Cambiemos” lo que el socialismo que hegemoniza el Frente Progresista nunca quiso concederle (que el candidato a gobernador fuera un radical), que un alineamiento incondicional con el gobierno de Macri: si el nuevo experimento neoliberal fracasa, los radicales (al mejor estilo del pragmatismo peronista) ya encontrarán la forma y la oportunidad de despegarse de él, como si no lo hubieran alentado desde el principio, y sostenido en su desarrollo. Claro que no les será fácil, porque fueron dejando las pezuñas por todos lados.

En el FPCyS y más allá de la fractura de la UCR provincial, apareció sobre el filo del cierre la lista de los radicales disconformes con el modo como los trata el socialismo (que tienen en eso un punto de contacto con Corral), eligiéndoles los candidatos como viene pasando desde 2007; cuando Binner descartó a Fascendini (elegido por la convención provincial de la UCR) para imponer a Griselda Tessio como su candidata a vicegobernadora.

Ahora le arman una interna a Lifschitz que ante la negativa de Bonfatti de arriesgar su capital político en elecciones de resultado dudoso, impuso a un candidato (Contiggiani) que más allá de su origen radical, ni fue propuesto por el partido, ni perteneció nunca orgánicamente a él como dirigente o candidato. Como se ve, aunque los años pasen y los protagonistas roten, hay ciertas prácticas arraigadas en la alianza que gobierna la provincia desde hace una década.

El otro dato novedoso que arrojó el cierre de listas es (por raro que parezca) el ocaso electoral del socialismo, al menos a juzgar por las listas: desaparecido del escenario hasta 2019 Bonfatti (presidente del partido a nivel nacional, y su principal carta electoral), Binner -a quien se le vence el mandato como diputado- fue definitivamente jubilado tras el fracaso de la campaña por la tijerita hace dos años, y Alicia Ciciliani que está en la misma condición (política, no de salud) porque se le vence el mandato aparece recién en el tercer lugar de la lista, en zona de riesgo electoral.

Paralelamente en Rosario (el principal baluarte del socialismo) la lista “oficial” para concejales será encabezada por Pablo Javkin, un ex UCR y ex ARI (o ex Carrió, para ser más precisos); mientras que en Santa Fe tuvieron que jugar a Jatón, estrenado en la política hace apenas dos años como senador provincial, y sin trayectoria previa ni en el partido de la rosa, ni en ningún otro. ¿Acaso el agotamiento (biológico y político) de la “nomenclatura partidaria” que tanto denostró el expulsado Rubén Giustinianni ya no se puede ocultar?

En “Cambiemos” los acuerdos construidos desde la Rosada con Corral (el hombre de Sanz en Santa Fe) pasaron por encima incluso de los que le pusieron el cuerpo al experimento del PRO en la provincia; comenzando por las campañas de Del Sel y siguiendo por los “timbreos” de Marcos Peña, ya en tiempos de Macri presidente, como Angelicci o López Molina.

Tanto es así que el segundo en la lista es Luciano Laspina que de santafesino lo único que tiene es el lugar de nacimiento (acaso un canje de prisioneros con Alvarito González, que partió desde acá a depredar comarcas porteñas, hace años ya), y entró al Congreso por la ventana, tras la renuncia de Miguel Del Sel a su banca para irse a Panamá, y de allí a Midachi.

Y por si bastaran evidencias, el armado de Peña en la provincia detonó la lista opositora de Boasso, que con todo el derecho del mundo puede reclamar ser el titular de los derechos de autor de la movida radical en Gualeguaychú: fue el primer radical que se jugó por Macri en Santa Fe; vaya el ejemplo para los que suelen decir que el kirchnerismo paga mal a sus fieles. Eso sí: en el cierre de listas obtuvo el calificado aval de Usandizaga, lo que seguramente levantará un montón su intención de voto.

La interna del massismo santafesino es tan grotesca como su construcción, de la que ya se marginó el funcionario macrista de ARSAT Oscar “Cachi” Martínez. Tanto, que podríamos decir que en la competencia interna, la lista más seria es la de Amalia Granata. Digresión: los que suelen poner a Santa Fe como un ejemplo en el país de equilibrio, alternancia política y calidad institucional tendrán que explicar alguna vez como es al mismo tiempo uno de los distritos más permeables al aterrizaje de figuras mediáticas sin ningún compromiso o definición política previos.

En el PJ se registró la luz fugaz aparición de Oscar Schmid de la CGT nacional, que pasó, vio la puerta abierta en la sede partidaria de calle Crespo y se mandó para anunciar en compañía de Reviglio una candidatura que duró menos que la de Sanz a presidente, o que la presidencia del Adolfo de la que el ex gobernador fue ministro. ¿Será mufa el hombre? Sin embargo, alcanzó para que los senadores de la Fapnelco le soltaran la mano a Olivera, provocando su salida de la conducción del partido provincial.

Pero volvamos a Schmid: ¿En qué cabeza cabía que en el año en el que le coparon el palco y le destrozaron el atril, puteándolo a coro por no animarse a ponerle fecha a un paro contra Macri el tipo podía acumular políticamente al punto de ser una alternativa electoral, en una provincia atravesada por conflictos sindicales en los que la CGT  brilló por su ausencia, y en la que nunca tuvo trabajo territorial? Solo pudo concebirse tal idea desde la perspectiva de un “gordo” (en sentido amplio), incapaz de ver aun su propio ombligo.

Incluso los sindicatos santafesinos que se definieron políticamente se habían jugado ya por las otras dos listas que competían en la interna (luego apareció una tercera, la de los devotos de María Eugenia Bielsa); o sea que el fallido anuncio de Schmid ni siquiera pudo imantar apoyos sindicales. 

A diferencia de lo que ocurrió en Buenos Aires, en Santa Fe no hubo discusión sobre una lista de unidad, o que fuera cada uno con su propio sello: el congreso provincial del PJ resolvió que lo harían todos bajo su paraguas, habilitando las PASO para resolver las diferencias. Sin embargo, los armados de las dos listas principales que competirán en agosto (el bielsismo residual es siempre un misterio, como su fundadora) replican en buena medida la lógica con la que se bifurcó el peronismo en la PBA.

La lista de Agustín Rossi (que también se llamará “Unidad Ciudadana”) parece hecha en espejo con la de CFK, o armada con los mismos criterios: sumar mujeres para hacer realidad la paridad de género, y conjugar la representación territorial (va el presidente comunal de Chovet, por ejemplo) con la renovación de nombres, y la apertura a los sectores sociales golpeados por las políticas del macrismo; como científicos, dirigentes sindicales, representantes del movimiento cooperativo o las Pymes, referentes de organizaciones sociales y activistas de los derechos humanos.

Un caso particular es el de Patricia Mounier, secretaria general del SADOP y tercera en la lista: mujer, sindicalista y docente, además de unir en sí las luchas del “Ni una menos” y contra los recortes en educación, le suma la larga pelea de su propio sindicato por conseguir en la provincia una ley contra los despidos arbitrarios; cuyo principal escollo fueran justamente algunos de los senadores que hoy impulsan la candidatura de la ex jueza Rodenas.

Del otro lado y al igual que sucedió en la PBA, la lógica del armado parece estar enfocada más en “cerrarle el paso” al kirchnerismo al control del PJ provincial (algo que no está en disputa, al menos en ésta instancia), que en aportar a una estrategia opositora a Macri. Habrá que ver incluso cuantos de los que estuvieron en el lanzamiento de Rodenas protagonizan su campaña, y desde que lugar. El Movimiento Evita por lo pronto, ya se bajó.

El indulto al sector de UPCN que fugó al macrismo en el 2015 (posibilitando los triunfos de Lifschitz en la provincia, y de Corral en la ciudad) se extendió a concederle el segundo lugar en la lista detrás de la jueza; lo que genera la duda respecto a si el resto del “peronismo no k” santafesino está tomando distancia a priori de una posible derrota en las PASO y por eso no se compromete con la lista, o admite implícitamente que no tenía derecho a reclamar para sí ese lugar en función de su desarrollo político previo.

Rodenas se estrenó en la arena política haciendo pucheritos porque Rossi (dice) pretende atribuirse en Santa Fe el monopolio de la oposición a Macri desde el peronismo; lo que recuerda berrinches parecidos ante Cristina del peronismo “dialoguista” estilo Urtubey, Pichetto y Bossio, o del peronismo silente estilo Randazzo: si hasta el día anterior era jueza y por ende no podía opinar de política ni participar activamente de ella, no puede pretender que la identifiquen desde ese lugar, ni como opositora ni como adherente al gobierno de Macri, o a ningún otro.

Y lo mismo cabe para los senadores provinciales del PJ, principales impulsores de su candidatura: si hasta ayer la política nacional les chupaba un huevo porque estaban concentrados en defender sus quintitas locales sin hacer olas (¿o acaso alguien los registra en la línea de defensa de los santafesinos y santafesinas agredidos por tarifazos, despidos y cierres de empresas?), y llevan segundo en la lista a un candidato que en 2015 (año de la elección que depositó a Macri en la presidencia) compitió en Santa Fe con los colores del PRO, no pueden pretender ahora que se los considere una referencia para los que no les gusta Macri, aunque sean los que tampoco la quieren a Cristina.

Agustín Rossi no se atribuyó el monopolio de nada; en todo caso dijo lo suyo desde el principio (que es lo mismo de siempre, porque estuvo parado siempre en el mismo lugar), y suplió un vacío de representación para los que desde Santa Fe y desde el peronismo quieren frenar a Macri y sus políticas. Si otros se suman a esa idea, aunque sea desde otro lugar en las PASO del PJ o aunque recién hayan llegado a la política, bienvenidos sean.

lunes, 26 de junio de 2017

SARAZA DEPORTIVA


“Que el monto que involucra la contratación de esta última etapa tiene consonancia y razonabilidad en virtud de los especiales antecedentes que reúne la empresa a contratar, con destacada experiencia, integrada por un equipo de profesionales argentinos con una larga trayectoria en el desarrollo de Espacios Temáticos, Centros de Interpretación, Exhibiciones y Museos, como el Museo de la Pasión Boquense, el Museo del Club-Atlético River Plate(El precio de más de ocho millones y medio estaría bien porque los tipos hicieron los museos de Ríver y de Boca) 

“Que si bien los cálculos técnicos a realizar pueden referenciarse en mediciones, esta etapa contiene una fortísima dosis de contenido intelectual y creativo, lo que no resulta medible a modo de escala aritmética, las tareas de diseño final de exhibiciones y áreas temáticas, arquitectura interior, desarrollo de contenido y la gráfica y comunicación llevan consigo un alto grado de creatividad y desarrollo artistico;” (O sea se puede medir, pero no se puede)

“Que la construcción y generación del Museo del Deporte excede el levantamiento edilicio y realización material, implica la acción conjunta y cohesión de saberes por parte de arquitectos, diseñadores, realizadores audiovisuales, técnicos digitales, animadores, pedagogos y comunicadores que conjugen, al unísono y en un todo, ciencia, arte, tecnología, historia y esparcimiento;” (Saraza mal conjugada)

“Que el servicio a encomendar, entonces, contiene un importante e inmedible aporte intelectual, que se amalgama con lo artístico y es una decisión coincidente con el enfoque cultural y pedagógico que et Estado ha decidido arbitrar para el Museo;” (es inmedible, pero coincide con otra cosa)

“Que, por otra parte, la empresa propuesta es la realizadora de la Etapa 1 y 2 del Anteproyecto, lo que hace indispensable para el normal desarrollo del proyecto la contratación del mismo grupo de profesionales y así lograr una continuidad de tos equipos de trabajo;” (O sea, los contrataron porque ya los habían contratado antes, durante el gobierno de Bonfatti, también en forma directa y por otros $ 1.161.500)


TE VAN A VOLVER A CAGAR, PERO POR LO MENOS TE AVISAN


Se suele decir que el de Macri (como todo gobierno neoliberal) es un gobierno sin presente: ante la falta de resultados concretos de gestión para exhibir, el discurso político del oficialismo se centra en el pasado o en el futuro.

En el primer caso apelando siempre a la excusa de la “pesada herencia recibida” para explicar la falta de resultados, y ofreciéndose como la garantía para impedir el retorno de la bestia populista.

En el segundo, para pedirnos sacrificios y esfuerzos hoy, para poder alumbrar un mañana venturoso, con metas que se van corriendo: el segundo semestre, la luz al final del túnel.

O al menos así era hasta hace un tiempo, cuando ya ni se hacen las habituales promesas difusas de que “estamos mal, pero vamos bien y vamos a estar mejor”.

Por el contrario, cada día con mayor asiduidad voceros oficiales u oficiosos del gobierno, y los propios medios hegemónicos que forman parte del dispositivo político del oficialismo nos están diciendo que “Cambiemos” necesita un triunfo en las elecciones de éste año, para sentirse legitimado para emprender un ajuste feroz, más profundo incluso que el que ya hizo.

Por supuesto que la ingeniería comunicacional del duranbabismo aconseja no mentar en público y con todas las letras la soga de ese ajuste en la casa de los ahorcados/posibles ajustados (jubilados, beneficiarios de planes sociales, empleados estatales, usuarios de los servicios públicos); pero si se saben leer las señales, ahí están.

La televisación del fútbol será gratis pero hasta el momento en el que se abran las urnas, y se cuenten los votos: a partir de entonces las consecuencias de haber eliminado el “Fútbol Para Todos” se harán sentir en los bolsillos.

El presidente (nos cuentan) recogió al vuelo las sugerencias de los Melconianes varios que reclaman atacar el déficit fiscal drásticamente, y les pide a sus ministros un fuerte recorte de gastos (que tendrá impacto social, no caben dudas al respecto) para el 2018, cuando las elecciones sean un recuerdo.

Acaso en un intento de simplificar el análisis de los resultados de las elecciones presidenciales del 2015, o de ganarse la simpatía de los que votaron a Macri y hoy se sienten defraudados, nosotros mismos solemos caer muchas veces en la teoría del “engaño” de los votantes; tomando como ejemplo paradigmático las desmentidas del propio Macri en el debate televisivo entre los candidatos al balotaje, a las advertencias de Scioli sobre lo que haría. La propia Cristina lo hizo hace poco en el reportaje en C5N, y por la misma senda transitó el documento de presentación de "Unidad Ciudadana".

Algo dijimos en su momento acá al respecto, y a ello nos remitimos: sin descartar de plano la teoría del “engaño”, sería un grave error político suponer que ella sola explica el cúmulo de votos que obtuvo Macri para llegar a la Rosada. Las causa fueron múltiples y más profundas, como se señaló entonces.

Sin embargo y aun tomando como buena la idea de la “estafa electoral” , todo indica que en el caso de las elecciones de éste año será difícil poder volver a hablar de eso cuando se nos está advirtiendo que el gobierno saldrá a buscar el voto para luego interpretarlo como un mandato para hacer lo que siempre quiso: profundizar el ajuste.

Más aun: hay quienes sostienen que el gobierno se comporta como si fuera inmune a los resultados electorales (algo de eso deslizó Dujovne, el ministro comentarista), e incluso computando la posibilidad de perder las elecciones, ratificó su rumbo de antemano.

Así las cosa entonces y -reiteramos- aun admitiendo que la primera vez muchos fueron “engañados” si vuelve a pasar (como dicen) ya no podremos ni podrán echarle la culpa a Macri y al gobierno: será pura y exclusiva responsabilidad de cada uno, y de lo que decida hacer con su voto.

Como se suele decir, “el que avisa no es traidor”. Es más, si sabés ver, hasta te están diciendo que para que dejen de cagarte, no los tenés que votar:



domingo, 25 de junio de 2017

EL DESEMPLEO EN TIEMPOS MACRISTAS



El lunes pasado en "Y nadie hace nada" por la FM Chalet 100.9 entrevistamos a Hernán Pablo Herrera, politólogo del CEPA y autor (entre otros) del muy recomendable blog "Ya está", sobre la problemática del desempleo en la Argentina; a partir de la difusión de las últimas cifras del INDEC. 

Por encima de la discusión sobre la "estacionalidad" de la medición o la consistencia de los indicadores, Hernán centró el análisis en las causas estructurales que impactan sobre la dinámica del empleo, como consecuencia directa de las políticas económicas del gobierno de Macri.

Y desde ese lugar, las cifras que marcan una importante destrucción de puestos de trabajo (registrados o no) desde que gobierna "Cambiemos" no deben sorprender, porque además en cierto modo niveles altos de desempleo (comparados con los del período kirchnerista) son un objetivo buscado por la política económica, para disciplinar los reclamos del resto de la fuerza laboral por mejores salarios y condiciones de trabajo.

Tal como lo marca Hernán en el reportaje, el gobierno ha optado explícitamente por impulsar el crecimiento pivoteando en sectores (como el agroexportador, la minería y el sector financiero) que no se caracterizar por "derramar" empleo en grandes cantidades, para compensar la pérdida de empleos industriales, en especial en las Pymes. 

PRIMER CLIP DE CAMPAÑA

SUSPENSO CON FINAL CANTADO


Al final llegó el cierre de listas y se develó el misterio menos misterioso de todos: Cristina será candidata; haciendo quedar en off side a todos los que -contra toda la lógica que marcaba el devenir del proceso político- dijeron que no lo iba a ser; y contra el deseo de los que no querían que lo fuera, con variados y especiosos argumentos que van desde proclamar su muerte política, a "sacarla para cuidarla".

Cristina manejó los tiempos hasta el final y el filo de los cierres, condicionando los movimientos de todos (dicho esto no por nosotros, sino por los propios protagonistas, como Massa), como debe ser: en política: el que maneja los tiempos mantiene la iniciativa y define como se juega. 

En el medio hubo varios que se marearon y -para variar- se perdieron; como Alberto Fernández que pasó -sucesivamente- de inventor del kirchnerismo que reclama en los medios por la patente y los derechos de autor, a operador del massismo, demiurgo del post kirchnerismo en versión randazzista a vocero oficioso de CFK (fue el primero en anunciar que sería candidata, varias horas antes del anuncio oficial) en apenas semanas.

Randazzo decidió llevar hasta el final su experimento, y competir por la misma categoríac que Cristina; por si quedaran dudas de qué es lo que lo mueve, a que juega y cual es su principal motivación política; que no es precisamente enfrentar a Macri.

Su candidatura nace hasta semánticamente de un equívoco: "Cumplir la palabra" remite al disparate original del 2015, cuando -justamente- cumpliendo su palabra, como no fue candidato a presidente y no le habilitaron la interna, se fue a su casa, sumando otro de los factores que condujeron a la derrota. 

Por si fuera poco, que mencione la importancia de la palabra alguien que permaneció mudo un año y medio, mientras Macri depredaba al país, es como mínimo curioso. No vamos a entrar acá a decodificar la reunión con Cristina, que varía según la versión de quien la cuente: corresponde ya al pasado, y todo indica que las líneas de fuerza del proceso de fractura ya estaban tendidas, y poco podía hacerse -vistos los objetivos diferentes que cada uno perseguía- confluir en una sola lista. 

La compañía de Taiana (el frustrado candidato presidencial del Evita, bajado en su momento por el "baño de humildad") en la fórmula de senadores de CFK es no solo un mensaje a las bases que sus dirigentes traicionaron jugando a cualquier cosa (por ser buenos): se trata también de un candidato al cual se hace difícil correrlo desde el "honestismo" o las denuncias por corrupción; como seguramente harán con Cristina Stolbizer u Ocaña desde las dos listas del oficialismo.

La lista de diputados (con un criterio que ha replicado acá en gran medida Santa Fe Agustín Rossi) es una fuerte apuesta a la renovación, junto con la presencia de candidatos ya instalados (Espinoza, Scioli); con participación importante de las mujeres y de dirigentes sindicales (Siley, Yasky), algo que siempre se le criticaba por defecto al kirchnerismo.

Las urnas dirán (por supuesto) si la estrategia fue acertada (como toda apuesta alta, genera temores de que salga mal), y si es por gustos, desde acá hubiéramos deseado que Héctor Recalde renovara su banca. Se pueden entender las razones de no ofrecerle al gobierno el flanco débil de pegar por el lado de "la mafia de los juicios laborales", pero no deja de tener un gusto amargo sentir que en el contexto en el que se dieron las cosas, Macri te bochó un candidato. 

Massa terminó armando su estrategia en función de Cristina y diciéndolo explícitamente, poniéndose como meta "volverla a frenar": mejor confesión de su total integración al dispositivo político del oficialismo, y del fracaso para hacer pie en el electorado peronista, no se puede pedir. Desde esos movimientos y definiciones se entiende la alianza con Stolbizer, .en busca del voto desencantado de "Cambiemos".

Parado en ese lugar, nos sirve: así como en el 2015, vuelve a dividir el voto oficialista, para facilitar el triunfo de la oposición. Entonces el del FPV, hoy del anticristinismo (expresión en clave actual del viejo antiperonismo), que es la verdadera identidad de Cambiemos.

Los que pedían autocrítica y no encerrarse en la propia percepción de la realidad, no supieron salir de esa encerrona para leer casi ningún dato duro de la realidad; y el primero y elemental era que. si Macri gobernaba como se esperaba (y lo está haciendo), la gente iba a pedir alternativas, no autocríticas.

Hechas estas reflexiones apuradas por el cierre de las listas, quedará para otra oportunidad analizar grandes mitos contemporáneos que quedaron -siendo benévolos- puestos en entredicho por los acontecimientos: la emergencia de Massa como líder del peronismo "renovado" digitado desde la Casa Rosada, la implosión del kirchnerismo y el nacimiento del post kirchnerismo, el ostracismo político de Cristina, y la unidad de la CGT (los triunviros van en tres listas distintas, por dentro y por fuera del PJ) para darle apoyatura gremial al "peronismo de Perón" que superaría la anomalía kirchnerista.

Ahora con las listas sobre la mesa, es el momento de ponerse el aceite verde, y salir a la cancha.

sábado, 24 de junio de 2017

"NO TE VAMOS A QUITAR NADA DE LO QUE TE DIERON, SALVO QUE JUSTO TE TOQUE"


COMO NO PODÍA URTUBEY, SE LO ENCARGARON A RATAZZI


Hace bastante ya, en pleno gobierno de Bonfatti, te contábamos acá como la provincia le había comprado un helicóptero a una empresa de Cristiano Ratazzi (Módena Helicópteros S.A.); triangulando la facturación y los pagos a una empresa domiciliada en Nueva York, para evitar pagar impuesto a las Ganancias en la Argentina.

Parece que ahora el helicóptero (con apenas tres años de vuelo) se rompió, y para arreglarlo contratan en forma directa...a otra empresa del tano Ratazzi: Servicios Helicenter S.A.; con el mismo domicilio comercial que Módena Helicópteros: Avenida España 3250, Puerto Madero, Buenos Aires. Más información acá, en la página del grupo Módena. 

Lo curioso es que según el decreto, le preguntaron a la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) cuantos talleres hay habilitados en el país parta reparar ese tipo de helicópteros, y les contestaron que dos: el de Helicenter y el de la Dirección General de Aviación Civil de Salta.

El decreto dice que “...que habiéndose justificado en las actuaciones administrativas la exclusividad acordada a la firma propuesta, quedan acreditados los extremos requeridos por el Artículo 116° -inciso c), punto 5- de la Ley N° 12510;...”, y por eso contrataron en forma directa a la empresa de Ratazzi, por unos 1,3 millones de pesos: más o menos.

El artículo que se cita dice textualmente: “Artículo 116.- Toda compra o venta por cuenta de la Provincia, así como todo contrato sobre locaciones, arrendamientos, trabajo o suministros, se debe hacer, por regla general, previa licitación o concurso público. No obstante puede contratarse por: c) contratación directa, en los siguientes casos y bajo las condiciones que se establecen a continuación: 5. Exclusividad comprobada del oferente y carencia de bienes sustitutos. Cuando la contratación se fundamente en esta disposición debe quedar documentada en el expediente la demostración de tal exclusividad. La marca no constituye de por si causal de exclusividad salvo que no haya sustitutos convenientes. En todos los casos, la determinación de que no existen sustitutos convenientes debe basarse en los correspondientes informes técnicos, en los que expresamente se consignen las razones de la conveniencia. La contratación directa con un fabricante exclusivo sólo corresponde cuando éste documente que se ha reservado el privilegio de la venta del bien que elabora.” (las negritas son nuestras)

Aquí no se trata de contratar al fabricante del aparato (que se haya reservado la exclusividad de arreglarlo), y la autoridad competente certifica que existen al menos dos talleres en el país en condiciones de realizar los trabajos en el helicóptero.

Que uno de ellos demore más tiempo “por carga de trabajo” no lo hace al otro “exclusivo”, como para eludir la licitación pública o la comparación de propuestas.


COMO MELCONIÁN, MAJUL DICE QUE SE PUEDE IR TODO A LA MIERDA


(*)
Hagamos un ejercicio de anticipación. (Eso, era hora de que aceptaras que el periodismo no es lo tuyo) Demos por hecho algunos supuestos. (Ah, ya volvimos al método con el que desarrollaste toda tu carrera) Por ejemplo, que Cristina Kirchner ya se anotó como primera candidata en la lista de senadores o diputados nacionales del frente Unidad Ciudadana. (Que no se enteren Randazzo, el Chino Navarro, Abal Medina y Alberto Fernández, que se van a deprimir) Juguemos a que ya sucedieron las PASO de agosto y las elecciones legislativas de octubre. (“Juguemos”, por fin te diste cuenta que tu público tiene una edad mental promedio de cinco años) Hablemos de los resultados en la provincia de Buenos Aires. Imaginemos que Cambiemos ya ganó (Claro, también podrías haber imaginado que perdió, como imaginaste en el 2011 que Cristina iba al balotaje y perdía contra Macri. Igual, la que ya ganó es Stolbizer) y que la ex presidenta obtuvo el segundo lugar, a unos cuatro o cinco puntos del primero. (O sea, imaginemos, pero con datos precisos) Demos por descontado que Sergio Massa y Margarita Stolbizer hicieron una muy buena elección. (Eso sí que sería imaginar mucho) Mejor, incluso, de lo que pronosticaban las encuestas. Pero juguemos a que su alianza 1País terminó tercera, muy cerquita de la lista de la ex jefa de Estado. (Como diría Serrat, querés jugar al juego que más te gusta) Hablemos también de Florencio Randazzo, por qué no, (A menos que imaginariamente se haya bajado, claro) obteniendo un porcentaje digno pero insuficiente (Una derrota digna, como las de Los Pumas) para quitarle el liderazgo del peronismo o como se llame a la mujer que lo sigue mirando como su empleado. (Que agradezca que no sea Macri el que lo mira como un empleado, si no ya le hubiera mandado el telegrama de despido)
Si todo esto sucediera -y no sería nada descabellado que así fuera- (Acá además de imaginación, ya le estamos poniendo deseo) el oficialismo podría salir a decir que una vez más Cambiemos derrotó al pasado. (Sobre todo al pasado empresario de Macri y su familia) Y Mauricio Macri se podría sentir más respaldado para iniciar las reformas estructurales que no pudo o no le dejaron hacer, (Claro, como eliminar el derecho laboral, ponéle) desde bajar el déficit de manera considerable (O sea, matando a cuatro o cinco millones de jubilados con gas sarín) hasta reemplazar a los jueces federales que considera una vergüenza para el país. (Ah, o sea que una elección legislativa equivaldría a una reforma constitucional, que le otorgara la suma del poder público. Perfecto, sigamos) Pero también Cristina y muchos de los impresentables que la acompañan, (El diputado Tailhade, el que te deschavó con los 24 palos de pauta, decílo Luis) sobre la base del mismo resultado, podrían decir que, a pesar de que la quisieron sacar de la cancha para siempre, (¿Con un comando venezolano iraní con adiestramiento cubano, o con el piolín ruso?) sigue vivita y coleando, con un pie en el presente y otro en el futuro. (Podrían decirlo perfectamente, porque es verdad, y es todo mérito de Macri)
Ella podría también argumentar que representa la "única garantía" para evitar que el ajuste haga desaparecer a una buena parte de la Argentina. (De hecho sí, por eso nadie puede “disputarle el liderazgo del peronismo o como se llame”) Y podría incluso anunciar que el porcentaje que sacó en el distrito más poblado y más relevante del país la habilita para presentar su candidatura a presidenta en 2019, (Un porcentaje que nos imaginamos, proyectar a imaginar lo que diría y haría CFK de acá a dos años, el famoso periodismo que no necesita de los hechos) cuando Macri termine los cuatro años de mandato para los que fue elegido. (Vamos mejorando, hasta hace poco decías que trabajaba para derrocarlo y que se vaya en helicóptero) Todo esto podría suceder el día después de las elecciones de octubre, aunque todavía la mayoría de los argentinos perciba demasiado lejana y completamente ajena la competencia que viene. (Imagínate entonces como perciben los resultados imaginarios y las consecuencias imaginarias de esas elecciones, cuatro meses antes) Y podría acontecer algo más intangible y peligroso. Que el oficialismo siga sin obtener una predominancia clara en diputados y senadores, (¿Por qué peligroso Luis, no vinieron para terminar con la escribanía del Ejecutivo?) que la centralidad de Cristina se haga más ostensible y que los potenciales inversores de adentro y del exterior también entiendan que la tensión entre lo nuevo y lo viejo no se termina de resolver. (Ah, claro, y la guita que no pusieron en éste año y medio en que la daban por muerta y sepultada...no la pondrían porque supondrían que vuelve a la Rosada) Es decir, que, como una pesadilla interminable, (¿Cómo un libro tuyo o menos tedioso?) la grieta no se termine de cerrar, (Tragándose al kirchnerismo de una buena vez, digamos) la economía no termine de arrancar (¿Cómo, no arrancó ya, vos decís que el gobierno está mandando fruta Luis?) y que continuemos en una especie de limbo político, social y económico. (Una nube de pedos con globos amarillos y columnas como ésta, bah)
Hoy, ningún analista político considerado serio (Lo cual, obviamente, te excluye) podría dar por definitivo ningún escenario futuro. (Jugadísimo, sobre todo cuando se te fue media columna en imaginar cosas) Están, por ejemplo, los dirigentes como Julio Bárbaro, (¿A quién dirige, cuando dirigió, fue zorro gris en su época, dirigía el tránsito, hizo el curso de DT?) quien, sobre la base del pasado reciente, sostiene que el derrotero de Cristina será muy parecido al de Carlos Menem. Explica Bárbaro que el peronismo real (Que realmente existe...solo en la imaginación de Bárbaro) fue atacado, primero por derecha por el actual senador por La Rioja (Del cual él fue funcionario) y más tarde, por izquierda, por Néstor Kirchner (Del cual también fue funcionario, está en todos los ataques al final) y su viuda. (Que cosa el peronismo real, nunca es el que gana elecciones y pone presidentes, che. Ni hablemos el peronismo real de Bárbaro, que sacó el 0,066 % de los votos en la CABA en el 2015) Argumenta que Cristina, igual que Menem, no tiene más que un insuficiente núcleo duro de seguidores más religiosos que racionales. (A Menem no lo sigue ni Zulema Yoma, desde 1999 por lo menos) Dice que la disolución del proyecto de la ex presidenta será inevitable, (Como el fin de ciclo del kirchnerismo, pronosticado desde 2004) porque su mayor fortaleza está en la primera y la tercera sección electoral de la provincia de Buenos Aires, y es prácticamente nula en el resto del país. (Claro, dominado por topadoras electorales como Das Neves, Schiaretti y Urtubey) Podría haber, en el análisis de Bárbaro, un voluntarismo más o menos lineal. (O un par de whiskys de más) O una subestimación parecida a la que mostró el Frente para la Victoria cuando Macri salió a cuestionar el liderazgo de Cristina. (¿Macri también quiso “liderar el peronismo o como se llame”? Porque con Cristina, mano a mano, no compitió nunca. Al contrario, corrió)
Jaime Durán Barba, un especialista en trabajar sobre la subestimación del adversario, (Y mas todavía sobre la subestimación del cliente: es el primero que tiene claro que Macri es un pelotudo, pero se guarda de decirlo por razones obvias) tiene más prevenciones sobre la ex presidenta que el propio Macri. (Lo cual confirmaría que es más inteligente que él, lo que tampoco es un gran mérito que digamos) Durán Barba cree, aunque no lo dice en público, que Cristina podría resultar ganadora, aunque perdiera. (Y una vez más venís vos y le escupís el asado, escribiendo todo esto) Además piensa que le iría mucho mejor como candidata a diputada nacional que a senadora. (¿Por?) Basa su hipótesis secreta (Pero que ahora es pública, gracias a vos) en la teoría de que lo simbólico penetra más profundo que cualquier dato de la realidad. (¿Y eso que carajo tendría que ver con ir a una Cámara u otra del Congreso? Igual, es re conveniente la teoría, sobre todo cuando asesorás al gobierno y los datos de la realidad indican que está gobernando como el culo) y Durán cree que ella, por alguna razón más emocional que científica, es vista como una defensora de los pobres y los desamparados. (Claro, porque no hay razones objetivas para que no lo vean así a Mau, que no ha hecho más que gobernar para los que menos tienen, desde el primer día) Se la imagina después de octubre entrando y saliendo del Congreso con una nube de cámaras de televisión cubriendo sus movimientos. (Será después de diciembre, que es cuando asumen los legisladores electos) La vislumbra como la líder más visible de la oposición al proyecto racionalista de Macri, ejerciendo su "centralidad" a pleno, y presupone que no se va a ir a su casa a tejer escarpines. (Todos descubrimientos sensacionales, debería compartirlos con el estado mayor del randazzismo)
El asesor de Macri considera miopes a quienes sostienen que una derrota lastimaría el ego de la ex presidenta. (Uy, te puteó y ni te diste cuenta, Luis, de eso hablabas justo el día después del acto en TN) Pero Durán Barba, al mismo tiempo, defiende la táctica electoral de la polarización extrema, para que en la avenida del medio no se acomoden ni Massa, ni Stolbizer, (Que re está en el medio entre Macri y Cristina, claro) ni Randazzo ni los miembros de la Liga de gobernadores, (¿Qué Liga Majul?, no existe eso) que hoy miran desde afuera un panorama bastante incierto. ¿Por qué el Gobierno le quitó dramatismo a la decisión de Cristina de no entregarle el bastón de mando a Macri, (Eso ya ni a Pallarols le interesa, Majul) si parecía claro que era el comienzo de una oposición salvaje destinada a que nunca se terminara de consolidar? (Ay, pobre Mau, desde entonces se lo vio apocado, dubitativo, como no animándose a cagar a nadie) ¿Por qué el Presidente y su equipo de asesores no encontraron el camino para que abandone su cargo la procuradora Alejandra Gils Carbó, (No se podrá decir que no lo intentaron, eh) y así terminar de romper el andamiaje de impunidad del que todavía gozan Cristina y sus colaboradores? (Más que nada lo querían hacer para construir su propio andamiaje de impunidad, digamos todo) ¿No hay, dentro de la administración nacional, nadie que se pregunte de dónde sacó la ex presidenta el dinero para hacer semejante acto en la cancha de Arsenal? (Ah, o sea que reconocés que fue importante entonces. Capaz que los intendentes del conurbano arrimaron una moneda) ¿No se dieron cuenta de que una buena parte del salvataje financiero que le dieron a Santa Cruz va a ir a parar a la campaña electoral del frente de Unidad Ciudadana que lidera Cristina? (Y eso que son el mejor equipo de los últimos 50 años. Igual, arrimar algún dato que sustente la afirmación no vendría mal, a menos que sigamos dentro del periodismo imaginario. ¿Cuál sería la alternativa Luis, dejar que se pudra todo en Santa Cruz por las dudas?)
Quizá el senador Miguel Ángel Pichetto, Massa, Stolbizer o Randazzo no sean, para Macri, los dirigentes ideales para sentarse y plantear un acuerdo alrededor de los diez grandes temas de la Argentina que necesitan una urgente solución. (Sin embargo, hasta acá le sirvieron bastante bien para abrochar los que más le interesaban; arreglo con los buitres, blanqueo de capitales, presupuesto, contratos de asociación pública-privada, Consejo de la Magistratura, DNUS, jueces de la Corte) Pero alguno de sus asesores debería sugerirle al Presidente que es necesario sentarse con ellos para configurar una oposición más racional y menos radical y delirante que la que propone la ex presidenta. (La idiotez, Majul, es suponer que un gobierno es tan omnipotente que puede elegir que oposición tiene, con solo proponérselo. Habrías descubierto la piedra filosofal que se le escapó al mismísimo Maquiavello)
Tal vez resulte muy difícil que la dinámica de Comodoro Py se transforme de la noche a la mañana en la lógica de justicia que impera en Brasil, (La lógica de los arrepentidos premiados con impunidad y contrato con el Estado, a cambio de aportar datos dudosos, digamos todo. ¿Flaquea tu fe en la contundencia de las pruebas acumuladas, Luis, o es una impresión nuestra nomás?) cuyo símbolo más notable es el juez Sergio Moro. (Ah ¿no era Meirelles?) Pero si el Gobierno no se da cuenta de que la táctica de inflar por acción u omisión a Cristina (A la cual se sumaron gustosos ustedes, que lo único que hacen es hablar de Cristina todo el tiempo) lo llevará una y otra vez a diciembre de 2015, cada vez le costará más al Presidente hacer lo que debe hacer, (¿Decapitarla, meterla presa sin causa como a Milagro Sala? Re procesista te quedó eso Luis, fijáte) por más que el rumbo sea el correcto y sus intenciones las más sanas. (Ni hablemos si el rumbo es hacia el iceberg como en el Titanic, y las intenciones las peores, como en éste caso)
Hay algo que los verdaderos líderes (Como Kim Jong Un) pueden planificar, una vez que asumen el poder formal, además de administrar la herencia de su antecesor. Esto es asumir el mandato real para el que fueron elegidos (Meterla presa a Cristina, digamos) y configurar un futuro de país, más allá de su pelea por la reelección. Esto incluye pensar en qué tipo de oposición le conviene a la República, por encima del resultado de una elección de medio término. (A ver si entendimos bien el razonamiento, con perdón de la palabra: al gobierno le corresponde determinar cual es la oposición más conveniente, más allá de lo que la gente vote. Capaz que te salió un pelín parecido a una dictadura, eh, manejálo)

(*) Las negritas son nuestras, el original acá.

viernes, 23 de junio de 2017

CAMPAÑA DEL CAGAZO


CURRÓPOLIS


Cuando los otros días te contábamos acá el caso de las carpas contratadas por el gobierno de Lifschitz en forma directa (sin licitación pública) para Tecnópolis Federal en Santa Fe, decíamos que casi con seguridad también la Municipalidad había gastado algunos morlacos con el mismo fin, y en las mismas condiciones.

Y a juzgar por la imagen del decreto de Corral que encabeza el post, no le erramos ni medio: contratan en forma directa "por razones de urgencia" a una de las tres empresas más favorecidas por la obra pública municipal en las gestiones de la UCR, para hacer obras por más de tres millones y medio de pesos en la estación Belgrano, donde funciona la muestra.

Claro que el decreto y la contratación despiertan muchos interrogantes, a saber:

* Si el decreto dice que “...los informes obrantes en autos especifican la urgencia en la realización de los trabajos de mejora, proponiendo la contratación directa de los mismos. ” ¿por qué no se amplía respecto a cuáles fueron las razones de la urgencia, o cuándo se enteraron que venía Tecnópolis a Santa Fe, cuando se enteraron que había que hacer arreglos en la estación del Belgrano, que tipo de arreglos son y cuando comenzaron a gestionar su contratación?

* Si el decreto dice que “...considerando la urgencia de la cuestión, y en aras de asegurar condiciones de contratación favorables en el marco de un procedimiento sujeto a pautas de transparencia en el actuar administrativo, se han recabado dos (2) presupuestos diferentes.” ¿por qué no obra el otro presupuesto para saber si era más caro o más barato, para que todos nos quedáramos tranquilos respecto a la “transparencia”?

Sobre todo porque en el considerando siguiente el decreto dice que “...de los presupuestos aportados y del informe de la Dirección Ejecutiva de Planificación de Obras Urbanas, surge que la cotización propuesta por la empresa COEMYC S.A. por un total de pesos tres millones quinientos dieciocho mil ciento setenta y seis con treinta y ocho centavos ($3.518.176,38), se encuentra dentro de los parámetros razonables en relación a valores de mercado y al presupuesto confeccionado por esta Administración municipal; ” (las negritas son nuestras)

O sea: en ningún momento dice que la oferta seleccionada haya sido la más barata de las dos que (supuestamente) se presentaron, tampoco sabemos quien y en base a que parámetros determinó que la ganadora “se encuentra dentro de los parámetros razonables en relación a valores de mercado”, cuáles son esos valores y como se determinan.

Porque tampoco se dice en ninguna parte del decreto de cuanto era el presupuesto oficial, de modo de poder saber si la empresa que hizo las obras cotizó por arriba o por debajo de él, y en que porcentaje de diferencia.

Lo extraño es que invocándose razones de urgencia para no haber hecho licitación pública, ni siquiera se mencione la intervención del Concejo municipal, atento a lo que dispone el artículo 11 de la Ley Orgánica de Municipalidades de la provincia: “Podrá prescindirse de la formalidad de la licitación pública cuando mediare urgencia declarada por los dos tercios de votos del Concejo, que haga imposible esperar el resultado de la licitación...”.

(Es la misma empresa adjudicataria de la repavimentación de Avenida Blas Parera y las obras complementarias al Metrobus, en diciembre del año pasado. Debe ser casualidad)

ÍBAMOS A SER CHALCHALEROS, Y SEGUIMOS SIENDO FRONTERIZOS


Es difícil saber que resulta más patético: si las expectativas que el gobierno, los cráneos de la city y buena parte del periodismo oficialista habían puesto en que lográramos el “ascenso” del país a la categoría de “mercado emergente”, o la histeria que los ha envuelto desde que se supo que el gobierno de Macri fracasó en su intento de conseguirlo.

El episodio no deja de ser otro más de la larga saga de cipayerías comunes en nuestra historia, perpetradas como consecuencia de esa inveterada actitud de subordinación cultural de muchos sectores de la sociedad argentina; que viven siempre pendientes de la aprobación que llega desde afuera, para sentir que valen algo.

El tema en sí y desde el punto de vista estrictamente económico (el de la economía real, claro, la del empleo, el consumo, la producción, los salarios) es de un nivel insostenible de truchada; desde los responsables de subirnos o bajarnos el pulgar para que dejemos de ser “fronterizos” para pasar a “emergentes”, hasta los parámetro en base a los cuáles deciden en uno u otro sentido.

Adviértase que justamente se señalan como “progresos” hechos por el país para ser “ascendido” aquéllas medidas del gobierno de Macri que han favorecido la especulación financiera, y la fuga de•capitales; tornando a la economía mucho más vulnerable que nunca a los shocks externos, a partir del prolijo y concienzudo desmantelamiento de todos los mecanismos de control del flujo de capitales.

Las reacciones de los mercados (caída del precio de las acciones acá y en Wall Strett, suba del dólar) sumadas a las dificultades crecientes que va teniendo el Banco Central (rehén de los bancos) para bajar las tasas y renovar la montaña de LEBAC’s trasunta la idea de un frágil castillo de naipes financiero, presto a volar por los aires al menor soplido.

El hecho de que nos sigan considerando “mercados de frontera” y no pasemos a ser “emergentes” (un status otorgado por ejemplo a Nigeria) es una mala noticia para el gobierno, pero una buena noticia para el país, precisamente por eso: de haberlo logrado, solo hubiera favorecido mayores niveles de endeudamiento aun (si fuera posible) sobre todo de las empresas, mayor afluencia de inversiones financieras especulativas, o un mayor grado de extranjerización de la economía; a través de la adquisición de activos de empresas nacionales por fondos especulativos del exterior.

En síntesis, nada que sirva para cambiar o diversificar la matriz productiva, conformar una estructura más equilibrada o capaz de superar la histórica restricción externa, o impulsar un proceso de desarrollo a fondo.

Los “calificadores” y los nabos locales que le dan relevancia a su opinión piden a coro más sangre, más profundidad y velocidad en el ajuste, para “hacernos digno” del galardón algún día; desconociendo en absoluto el contexto político y social en el que se desenvuelve siempre la política económica, y sus condicionamientos.

Una espesa nube de pedos especulativa que envuelve al planeta entero, y de la que por suerte en los años del kirchnerismo (en plena crisis de las sub-prime) estuvimos desconectados justamente cuando se tomaron las medidas que nos hicieron "descender" a "mercados de frontera"; pero a la que ahora volvimos a paso acelerado de la mano de éste gobierno, y de la que nada bueno podemos esperar.

Aunque la reacción de los “mercados” confirma que el miedo no es zonzo, y hay cierta cobardía racional del capital: por más profundos que nos parezcan a nosotros los cambios introducidos por Macri en éste año y medio de gobierno, ellos intuyen que políticamente hablando están atados con alambre.

Acaso -paradojalmente- de tanto agitar el fantasma de “la vuelta del populismo” (y mientras se ofrecen como garantes electorales para conjugarlo), al gobierno el espantajo se les haya vuelto en contra, y los destinatarios de tanto amor no correspondido en forma de “lluvia de inversiones” teman/intuyan que el fantasma es mucho más real de lo que pensaban.

jueves, 22 de junio de 2017

INTERRUPCIÓN


Schmid: "A esos que están agitando afuera les digo que éste atril me lo traje de casa, y no se los pienso dar para que me lo destrocen y lo subasten en "Mercado Libre", como el de la CGT."

INFORME DE COYUNTURA


“El economista Javier González Fraga afirmó que la economía "recontra arrancó". El presidente del Banco Nación sostuvo que para comprobarlo hay que alejarse al menos “100 kilómetros de Buenos Aires”. La visión optimista de González Fraga no tiene correlato con los propios números oficiales. El Estimador Mensual de Actividad Económica revela un virtual estancamiento (0,1 %) para el primer trimestre del año, más allá de que se advierte una reactivación del sector de la construcción luego del flojísimo desempeño del año pasado.

La industria es uno de los sectores que peor la está pasando. Según el Indec, la producción industrial cayó 2,3 por ciento en abril en la comparación interanual. Las mayorías de las ramas industriales arrojan números negativos: textil (-24,7 por ciento), tabaco (-23,4), automotriz (-7,5), edición e impresión (-6,5), productos minerales no metálicos (-4,6), papel y cartón (-3,4), caucho y plástico (-3,4), química (-2,6) y alimenticia (-1,2). La merma de la actividad manufacturera fue del 2,4 por ciento interanual en el primer cuatrimestre del año.”

“Los patentamientos de automóviles cero kilómetros continúan en aumento. El fuerte incremento de las ventas en las concesionarias contrasta con la caída de la producción local. La fabricación de vehículos cayó el 4,6 por ciento interanual en los primeros cinco meses del 2017. El dato es muy negativo si se tiene en cuenta la reducida base de comparación (la producción de vehículos cayó 11,4 por ciento en 2016). El empresario Cristiano Ratazzi admitió que las “fábricas están trabajando sólo de 5 a 10 días hábiles por mes y las suspensiones de personal son una constante”.

Esa aparente paradoja (aumento de las ventas, caída de la producción local) se explica por el crecimiento de las importaciones. La participación local en los patentamientos locales descendió del 52,7 por ciento en 2015 al 42,5 por ciento en 2016. En lo que va del 2016, la participación local descendió a cerca del 30 por ciento. Los ocho modelos de autos más vendidos son de fabricación brasileña (en dos casos de fabricación binacional). “Las importaciones de vehículos brasileños se incrementaron 40 % en los primeros cinco meses del año. En ese período, el déficit comercial acumulado con Brasil alcanza los 2.987 millones de dólares (un 59,5 por ciento más en términos interanuales), según datos de la consultora Abeceb.”

“El Estado está sumido en una orgía de doble endeudamiento. Por un lado, la deuda externa para asegurarse los dólares. Por otro, la deuda interna para absorber la expansión monetaria producida por la compra de las divisas. En la práctica, esa política está produciendo una enorme transferencia de recursos al sector financiero/especulativo. El endeudamiento público (nacional, provincias) y privado, contraído en el primer año y medio de gobierno macrista, supera los 80.000 millones de dólares (incluyendo las emisiones en pesos).


El último informe del Observatorio de la Deuda Externa de la UMET revela que Argentina es el país emergente con mayor emisión de deuda en dólares del mundo: 45.951 millones de dólares. El segundo lugar es ocupado por Arabia Saudita con 17.500 millones. Según los datos de la UMET, la deuda pública en moneda extranjera sobre PIB creció del 27,5 por ciento en octubre de 2015 a 37,3 por ciento en el tercer trimestre de 2016 (último dato oficial disponible).

El crecimiento acelerado de los desembolsos por la deuda es muy preocupante. El pago de intereses por bonos públicos alcanzará los 11.000 millones de dólares en 2017. Además, el BCRA destinará alrededor de 11.000 millones de dólares anuales para cancelar los intereses devengados por las Lebac. Ese importe equivale a los fondos destinados a las áreas de Salud y Educación (en conjunto) en el Presupuesto 2017. Este endeudamiento no tiene como contrapartida la financiación de un proyecto productivo. Los dólares que ingresan por esa ventanilla se van por la canaleta de los intereses de deuda, la fuga de capitales y el turismo.”

“Sobran los ejemplos en la historia argentina de que este ritmo de endeudamiento (nacional y provincial) es insostenible en el tiempo. La participación de los intereses en el presupuesto rondó el 6,5 % durante los gobiernos kirchneristas. En la actualidad, ya supera el 10 por ciento. La creciente participación de los intereses de la deuda en el gasto público dificultará, en un plazo no tan lejano, el financiamiento del presupuesto social.”


“El informe completo, acá.