LA FRASE

"SEGUIMOS SOBRECUMPLIENDO METAS DEL ACUERDO CON EL FMI: EN UN SEMESTRE ACUMULAMOS LA INFLACIÓN PREVISTA PARA TODO EL AÑO." (NICOLÁS DUJOVNE)

martes, 31 de julio de 2018

LAS FRASES DEL MES


1. "Para que lo voy a negar, para mí es una pena muy grande que nos quedáramos sin la copa." (Patricia Bullrich)

2. "Desde ya les digo que si la votación del aborto termina empatada en el Senado, mi voto es no positivo." (Gabriela Michetti)

3. "Del triunfo de López Obrador en México pienso que es una vergüenza que hayan votado a un señor que revoleaba bolsos con plata de coimas por arriba del tapial de un convento." (Amalia Granata)

4. "Donde hay una necesidad, nace una propina." (Elisa Carrió)

5. "En ésta estoy con Carrió, tenemos que dejar de no dar propina ni coimas, por lo menos por dos años." (Luis Barrionuevo)

6. "Quiero desmentir que estemos pensando en decretar la conciliación obligatoria para obligar a los militares a desfilar el lunes." (Jorge Triaca)

7. "Apenas salí de la cárcel me ofrecieron un cargo en el directorio del Banco Central, pero cuando me dijeron que el presidente era Caputo lo rechacé de plano." (Luis Valor)

8. "Cuando dije que mi presidente favorito era Frondizi no era para que los militares me hicieran un planteo por los sueldos." (Mauricio Macri)

9. "Lo del juez Moro es bochornoso, ni siquiera a mí se me habría ocurrido hacer algo así." (Claudio Bonadío)

10. "No entiendo como hubo periodistas que pudieron apoyar al gobierno de Mauricio Macri." (Luis Majul)

11. "Tendremos muertos en el padrón del sindicato, pero por lo menos ninguno figura como aportante a la campaña de "Cambiemos"." (Armando Cavallieri)

12. "No entiendo la crítica contra nuestros aportantes de campaña, ¿acaso no querían la ley del donante presunto?" (María Eugenia Vidal)

13. "Valoro el gesto de Rodríguez Larreta de consagrar su gestión al Sagrado Corazón, pero no sea cosa que se vengan hasta Roma a reclamarme por los subtes, el aumento del ABL y el metrobus." (Papa Francisco)

14. "El presupuesto del año que viene está hecho con metas más factibles, por eso calculamos que la inflación va a ser bastante más de la que pensamos, y el dólar se va ir tan a la mierda que ni siquiera nos animamos a proyectar un valor." (Nicolás Dujovne

15. "¿Cómo que el FMI pide que vuelvan las retenciones? Al final tenían razón los kukas: la patria está en peligro." (Hugo Biolcati)

16. "Quiero desmentir que los 50 kilos de cocaína que desaparecieron de un escuadrón de Gendarmería estén en la municipalidad de Paraná." (Sergio Varisco)

17. "Un día como hoy, hace 10 años y con el voto no positivo, yo era el candidato puesto para ser presidente, pero pasaron cosas." (Julio Cobos)

18. "Me parece una barbaridad lo de Lanata de pasar un reportaje a Pity Alvarez para mostrar los estragos que hace la droga en la gente: para eso bastaba con verlo a él nomás." (Aníbal Fernández)

19. "No lo vi enfocado en la realidad al presidente ayer en la conferencia de prensa, fíjense que no habló del problema de la merluza." (Fernando De La Rúa)

20. "Quien me viera a mí, de héroe de Malvinas y andar a los tiros con Rico, a vender dólares baratos para frenar una corrida." (Juan José Gómez Centurión

21. "No fueron 30.000 pesos lo que yo aporté para la campaña, esa cifra se arregló en una mesa para lavar dinero." (Darío Lopérfido)

22. "¿Saben quién fue el último que le echó la culpa de todo al contador antes de María Eugenia Vidal?: Al Capone." (Luis D'Elía

23. "Yo de mis aportes de campaña lo que tengo para decir es que me esguincé en un timbreo." (Graciela Ocaña)

24. "Esta bien que le reclamamos un ajuste al gobierno argentino, pero tampoco era para que me mandaran de vuelta en un vuelo de Fly Bondi." (Christine Lagarde)

25. "Es verdad que solo enviamos una media res a Japón, pero quedaron en que si les gustaba la carne, nos encargaban la otra mitad." (Luis Etchevehere)

26. "También tengo información sobre quienes mandaron a matar a Kennedy, pero me pidió el presidente que por ahora no la revele." (Oscar Aguad)

27. "El país se debe un debate sobre para que quiere tener fuerzas armadas, sobre todo cuando no gobierna el peronismo y por eso no se las puede usar para dar un golpe de Estado." (Joaquín Morales Solá)

28. "No sé como lo verán ustedes, pero para mí una media res más que una exportación es un delivery." (Guillermo Moreno) 

29. "Estamos alertas para prevenir a los que quieren incitar a los saqueos, porque sacando la inflación, el hambre, la pobreza y el desempleo no hay motivos para que la gente salga a saquear." (Patricia Bullrich)

30. "Según los últimos sondeos que encargué, Lavagna y yo nos tenemos que operar de la próstata." (Eduardo Duhalde)

31. "Me ofrecieron trabajar en la "remake" de "La Patagonia rebelde", pero esta vez voy a hacer del coronel Varela." (Luis Brandoni)

"PONÉ CUALQUIER COSA, QUE NO PASAN DEL TÍTULO"


- "Metéle un título que sugiera que los K hicieron lo mismo que ahora la critican a Macri, poner a las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad interior, para reprimir las protestas sociales con la excusa del terrorismo y eso"

- "¿Te parece que no se van a avivar"?"

- "Pero no, si la mayoría ni se toma la molestia de pasar del título y leer la nota"

RAZONES DE UNA APARENTE SINRAZÓN


1. El kirchnerismo fue una salida inesperada a la crisis del 2001 y del "que se vayan todos", que ingresó a la conducción del Estado en las peores condiciones de legitimidad posibles, incluso sin poder revalidarse electoralmente en el balotaje que Menem le negó a Néstor Kirchner.

2. Ya en el gobierno, combinó un peronismo clásico en la economía (estímulo al consumo y el mercado interno, ampliación de la protección social, defensa de la industria y el trabajo argentinos, intervención del Estado cuando fuera necesaria), con banderas caras al progresismo, que otros habían dejado caer, como la defensa de los derechos humanos.

3. Un combo de revalorización de la política como instrumento virtuoso para cambiar positivamente la realidad de la gente, más una lógica de gobernabilidad distinta a la que había imperado desde 1983 y -sobre todo- los indicadores positivos del desempeño de la economía, sustentaron el amplio triunfo de CFK en primera vuelta en 2007, que acaso hubiera sido mayor si el candidato era Néstor. 

4. Instalada en el gobierno, Cristina tuvo que lidiar desde el principio con todo tipo de dificultades: la crisis financiera internacional, el conflicto del campo, la ruptura con Clarín, la crisis con el vicepresidente, el culebrón de Redrado y la muerte de Néstor; pero logró salir airosa; demostrando al mismo tiempo capacidad de conducción del país, y resultados concretos: el 54 % del 2011 no fue más que la confirmación electoral de eso.

5. En el segundo mandato siendo desde el vamos el "pato rengo" sin posibilidad de reelección y sumando a lo anterior el conflicto con los fondos buitres, la aceleración de la fuga de capitales, la agudización de la restricción externa, los cacerolazos y hasta acuartelamientos de gendarmes y policías, CFK entregó el país normalmente, en la transición más ordenada desde el 83': sin crisis política ni económica, desendeudado, con bajo nivel de desempleo, con la Plaza de Mayo llena, y ella advirtiendo claramente lo que vendría.

6. Macri para ganar en el 2015 tuvo que mentir o negar lo que realmente pensaba hacer de llegar al gobierno, y prometer que "dejaría lo bueno" del kirchnerismo, del mismo modo que Scioli para arrimarse con chances al balotaje tuvo que "kirchnerizarse" cada vez más, y hacer eje en la "campaña del miedo".

7. Así las cosas se llegó a un balotaje que se planteó como un plebiscito sobre la continuación o no del kirchnerismo (que no de sus políticas, muchas de las cuáles hasta el candidato opositor prometía mantener) en el poder tras 12 años de gobierno, que terminó ganando "el cambio" por menos de 700.000 votos, sobre un total de casi 26 millones de votantes.

8. Producida la derrota del FPV comenzaron al interior del peronismo los desmarques, los pedidos de autocrítica y las profecías (en algunos casos, sentencias) sobre el fin de Cristina y con ella, del kirchnerismo: venía el "post kirchnerismo", o "el peronismo que volvía a las fuentes", que supuestamente dejaría atrás la anomalía kirchnerista.

9. Macri en el gobierno hizo exactamente todo lo que desde el kirchnerismo se dijo que iba a hacer, y aun peor (no abundemos en detalles, cada uno puede hacer su propio repaso mental), para lo cual contó con los apoyos de todos los que estuvieron contra Cristina: el mundo internacional de las finanzas, Clarín y los grandes medios, el poder económico y el aparato judicial.

10. Mientras tanto, la oposición que llamaba a construir el post kirchnerismo eligió hacer colaboracionismo con el gobierno, votándole todo y aportándole "gobernabilidad"; en la creencia de que comenzaba un largo ciclo de hegemonía de la derecha neoliberal en el país y la región, contra el cual era inútil resistirse, y no fueron pocos los que lo hicieron por creer (y decirlo) que el rumbo elegido por el nuevo gobierno era el correcto para el país.

11. Por contraste, Cristina y el kirchnerismo siguieron estos dos años en el mismo lugar en el que estaban al principio, siempre: la oposición frontal al gobierno que hacía lo que ellos dijeron que haría, y destruía concienzudamente lo que ellos hicieron, incluyendo lo que habían prometido conservar, o sobre todo y antes que nada, precisamente eso.

12. El gobierno comenzó a perseguirla judicialmente para sacarla de la cancha desde el primer día, ante el silencio -o peor aún, el acompañamiento- de la "oposición responsable", en la que no faltaron quienes quisieron sacar provecho del asunto, diciendo que no tenían nada que ver con corruptos.

13. Ante el primer desafío electoral de su gestión y para volver a ganar, Macri (al cual le atribuían haber encontrado la piedra filosofal para legitimar socialmente políticas de ajuste) debió hacer algo de kirchnerismo: estimular el consumo con los préstamos de la tarjeta Argenta, renovar los salarios en las paritarias, suspender momentáneamente los tarifazos, activar la obra pública.

14. Una vez que ganó, volvió a lo suyo: el "reformismo permanente" del ajuste, la reforma previsional, tributaria y laboral, y finalmente y cuando las fragilidades estructurales de su modelo(que se advirtieron desde que se lo puso en práctica, en especial desde el kirchnerismo) se hicieron evidentes con la crisis cambiaria, el acuerdo con el FMI y el retorno de las FFAA al centro de la escena, como lógica consecuencia.

15. Con el previsible resultado de que quedara claro que la derecha argentina no había logrado (otra vez) resolver el eterno dilema de legitimar por la mayoría de la sociedad políticas de exclusión pensadas para favorecer a una porción muy minoritaria de la misma, y los síntomas están a la vista: pronunciada caída de la imagen del presidente y su gobierno, marcado deterioro de la economía, aumento de la protesta social, tránsito acelerado de la certeza plena de la hegemonía, a las dudas de sus propios apoyos reales por el resultado electoral del año próximo, o la finalización normal del mandato de Macri.

16. Transcurridas las dos terceras partes del mandato del gobierno de "Cambiemos" no hay un solo indicador económico y social que luzca mejor de los que dejó Cristina, ni en la macroeconomía, ni en lo que tiene que ver con la vida cotidiana de la gente: el empleo, el salario, la distribución del ingreso, el desarrollo industrial, el endeudamiento del país, la pobreza, todo ha empeorado desde el 2015 a la fecha.

17. Nada indica -y nadie se atreve a pronosticarlo- que las cosas mejorarán en el tercio restante de mandato, que el gobierno logrará enderezar el rumbo o que la economía comenzará a funcionar mejor y eso redundará en beneficios para los sectores populares y los que viven de ingresos más o menos fijos: por el contrario, cada día son más las voces que alertan que las condiciones del acuerdo pactado con el FMI no harán sino empeorar aun más las cosas.

18. La oposición no kirchnerista sigue sumida en el mismo laberinto del principio, y aun duda si empezar a despegarse del gobierno, o seguir apostando a la gobernabilidad, para mostrarse "razonable" y ser elegida por el poder real para reemplazar a Macri, con el resultado previsible de que no logran no ya perfilar un candidato competitivo, sino siquiera un mínimo de organización, y una propuesta creíble.

19. Conforme pasa el tiempo desde aquel 2003 que vio llegar al kirchnerismo al gobierno, cada vez un porcentaje mayor del padrón electoral no ha conocido otra versión del peronismo gobernando el país, que la que él encarnó; y Macri mediante, cada vez son más los argentinos más jóvenes que no han conocido otros gobiernos mejores que los de Néstor y Cristina Kirchner.

20. Por imperio de la crisis, se han visto revalorizados instrumentos y políticas del kirchnerismo que fueron objeto de críticas y fuertes ataques entre el 2003 y el 2015: las retenciones, la administración del comercio exterior, las paritarias, los subsidios a las tarifas de los servicios públicos, la inclusión y la movilidad previsionales, la apuesta a la inversión en educación, ciencia y tecnología.

El relato de los puntos precedentes es una enumeración lo más objetiva -tanto como se puede serlo desde una identidad política explícita- y apretada posible de las cosas más relevantes que pasaron en  el país en los últimos 15 años; y conforme sea lo lejos que se quiera retrotraer la mirada, se la puede comenzar desde el principio, o ir directamente al punto 9, para referir estrictamente al gobierno de macri.

Nada de lo dicho significa que el kirchnerismo no haya cometido errores, ni que Cristina vaya a ser candidata el año que viene, y mucho menos que tenga el triunfo asegurado, o el resultado de la elección sea irreversible para el gobierno: simplemente significa que a la hora de hacer análisis políticos y -peor aun- proyectar estrategias en función de ellos, hay que comenzar por atender a los ratos de la realidad como es, y no como uno quisiera que fuese.

lunes, 30 de julio de 2018

LLUVIA DE INVERSIONES

COMPAREMOS BLINDAJES


La imagen de apertura corresponde a ésta nota de Ari Lijalad en El Destape Web, donde daba cuenta de la inversión en pauta publicitaria en los medios del gobierno de María Eugenia Vidal: 1500 millones de pesos asignados en el presupuesto, luego incrementados por ella hace unos días en otros 100 millones más.

Esos 1600 millones de pesos representan el 0,24 % del presupuesto total de la provincia de Buenos Aires para este año, que es de casi 630.000 millones de pesos.

Sin embargos y para ser más precisos, la nota da cuenta que 530 millones de ese total corresponden a las partidas para publicidad oficial de que dispone el Banco de la provincia (BAPRO), con lo cual la "bolsa" de pauta a repartir directamente por la Administración Provincial (Administración Central, Organismos Descentralizados e Instituciones de Seguridad Social) serían 1070 millones, o el 0,17 % del presupuesto, que no comprende al BAPRO. 

¿A qué viene la aclaración?

A que podamos comparar la situación con el mismo rubro de gastos (publicidad oficial) en la provincia de Santa Fe, con los gobiernos del Frente Progresista; dado que la provincia no tiene banco oficial estatal.

Al respecto, contábamos acá que la partida prevista para éste año por pauta publicitaria para el conjunto de los organismos del Estado santafesino era de $  908.504.000, lo que significa el 0,47 % del total del gasto provincial.

Hacemos la comparación entre ambas provincias por porcentajes y no por cifras, por la diferencia de tamaño entre ambas, y sus Estados y presupuestos; sin embargo si a las cifras de la PBA le sacamos el Banco (porque Santa Fe no dispone de una "caja" semejante) vemos que las diferencias son mínimas, en cuanto a recursos disponibles para gastar en los medios: 1070 millones contra casi 909. 

El año pasado lo presupuestado en publicidad oficial por el gobierno santafesino era el 0,38 % del gasto total, y terminó siendo el 0,42%, y en el 2008 (primer año completo de gobierno del socialismo) era el 0,34 % del gasto total.

Esas cifras suponen que el gasto en publicidad creció desde 2008 para acá con los gobiernos del socialismo, más que el gasto público global: exactamente un 1928 %, para ser más precisos, de los poco más de 47 millones de pesos gastados ese año, a los casi 909 previstos para éste.

Si la "bolsa" publicitaria de Vidal compra blindaje mediático (algo de lo que no quedan dudas), ¿la del socialismo no? 

CÁMARA PINCHADA


El escándalo de aportantes truchos para la campaña de "Cambiemos" en la provincia de Buenos Aires el año pasado tapó en parte al de los afiliados truchos al PRO, que no solo los trucharon para vehiculizar a través de ellos aportes, sino porque el oficialismo estaba seriamente complicado con ese tema; y a punto de perder la personería electoral, en ese distrito y eventualmente en el país.

Una circunstancia que demuestra que el problema no está en la legislación electoral y de partidos políticos vigente (que ciertamente siempre puede perfeccionarse) como lo hizo el gobierno para escaparse por la tangente del escándalo; sino más bien en los controles que las propias leyes imponen, por parte de la justicia federal.

El Código Electoral Nacional (Ley 19.945, artículo 44) y la Ley Orgánica de los Partidos Políticos 23.298 (artículo 6) son coincidentes en señalarlo: corresponde a los jueces federales con competencia electoral de cada distrito y a la Cámara Nacional Electoral fiscalizar todas las cuestiones relativas a "la fundación, constitución, organización, funcionamiento, caducidad y extinción de los partidos políticos de su distrito; y, en su caso, de los partidos nacionales, confederaciones, alianzas o fusiones" y "el efectivo control y fiscalización patrimonial de los partidos mediante examen y aprobación o desaprobación de los estados contables que deben presentarse de conformidad con lo dispuesto por la Ley Orgánica de los Partidos Políticos, previo dictamen fiscal".

De acuerdo con las leyes vigentes, para constituir un partido político es necesario acreditar afiliaciones por una cantidad equivalente a por lo menos el 4 por 1000 de los electores del distrito, con un máximo de un millón; y para conservarla los partidos políticos deben mantener en forma permanente el número mínimo de afiliados. El Ministerio Público Fiscal, de oficio, o a instancia del juzgado federal con competencia electoral, debe verificar el cumplimiento del requisito, en el segundo mes de cada año, e impulsar la declaración de caducidad de la personería jurídico-política cuando corresponda. 

Previo a la declaración de caducidad el juez competente intimará el cumplimiento del requisito indicado, por el plazo improrrogable de noventa (90) días, bajo apercibimiento de dar de baja al partido del Registro así como también su nombre y sigla. La Cámara Nacional Electoral publicará antes del 15 de febrero del año siguiente al cierre anual, el número mínimo de afiliados requerido para el mantenimiento de la personería jurídico-política de los partidos de distrito. Para que un partido obtenga bajo esas reglas la personería electoral nacional debe obtener reconocimiento en lo por lo menos 8 distritos; todo de acuerdo con las modificaciones introducidas en el 2009 por la Ley 26.571, la reforma impulsada por Cristina que impuso las PASO.

Además de ser la instancia de apelación de las resoluciones de los jueces federales con competencia electoral de todo el país, de acuerdo con la Ley 19.108 la Cámara Nacional Electoral debe "dirigir y fiscalizar el funcionamiento del Registro Nacional de Afiliados de los Partidos Políticos y fiscalizar los de los distritos, de acuerdo con las disposiciones de esta ley y de la Ley Orgánica de los Partidos Políticos" y "organizar un Cuerpo de Auditores Contadores para verificar el estado contable de los partidos y el cumplimiento, en lo pertinente de las disposiciones legales aplicables.", con lo cual su responsabilidad en todos estos temas es inexcusable.

Para organizar el Cuerpo de Auditores tiene asignados fondos, que no pueden ser menos del cinco por ciento (5%) del Fondo Partidario Permanente que el Estado transfiere a los partidos políticos, y si esos fondos no fueran suficientes, el artículo 72 de la Ley 26.215 de financiamiento de los partidos políticos establece que la Corte Suprema y el Consejo de la Magistratura arbitrarán los medios para dotarlos de los recursos necesarios para cumplir con sus funciones. 

Pero como la discusión comenzó a partir de sospechas sobre la transparencia de los fondos con los que se financió la campaña del oficialismo en la provincia de Buenos Aires, es bueno recordar que la misma ley establece en su artículo 46 que al iniciarse la campaña la Cámara Nacional Electoral debe informar a los partidos y alianzas el límite máximo de gastos, y luego la justicia federal electoral y la propia Cámara -precisamente a través del Cuerpo de Auditores Contadores- tendrán un máximo de ciento ochenta (180) días para la realización de la auditoría de los informes finales de campaña y treinta (30) días para la elaboración y notificación a los partidos políticos del dictamen correspondiente. 

Aquí los plazos están largamente vencidos, y no se sabe si la auditoría fue finalizada, o cuáles fueron sus conclusiones, y en todo caso si los auditores pudieron encontrar alguna de las irregularidades que detectó Juan Amorín en su investigación. 

Por contraste, y tal como daba cuenta ésta insólita nota de Alconada Humón en La Nación del domingo 22, sí pudo detectar 212 aportantes falsos en la campaña de Scioli del 2015, y notificarlo a los apoderados del FPV para que lo subsanaran; así como antes o en el medio tuvo tiempo para expedirse formulando recomendaciones sobre la boleta única o el voto electrónico (abogando para que se instrumente de algún, pero teniendo el control del proceso), cual sería el mejor sistema electoral o -hace poco- ordenando/recomendando al Congreso de la Nación que dicte la ley modificando la composición de la Cámara de Diputados, de acuerdo con los resultados del último censo nacional. 

Ocupada en esos quehaceres, la Cámara (reducida hoy a dos integrantes (Corcuera y Dalla Vía), que sobreviven del "loteo" del organismo entre la UCR (Corcuera) y el PJ de Duhalde (Dalla Vía) cuando el bipartidismo regía la política nacional) tampoco tuvo tiempo de tratar el recurso del presidente del PJ nacional, Gioja, contra el ridículo fallo de Servini de Cubría que dispuso la intervención al partido, y la designación de Barrionuevo como interventor; aunque encontrar argumentos jurídicos para dejarlo sin efecto no debería demorar más de 10 minutos. Todavía ven como y cuando decidirlo.

Que decir de los jueces federales de distrito, con competencia electoral: en el caso de la Capital Federal (que es el juzgado competente en la elección presidencial, porque el país funciona en esos casos como distrito único) es nada menos que Servini de Cubría, la autora de la intervención al PJ, que denunció hace tiempo que jamás la presionaron tanto como en éste gobierno); y en la provincia de Buenos Aires (que concentra el 38 % del padrón nacional, y donde se detectaron las mayores irregularidades) es el juzgado federal de La Plata, vacante desde la muerte del histórico juez Blanco, y en el cual el gobierno logró colocar con fórceps y por la ventana a un subrogante (Culotta) con la inestimable colaboración del Consejo de la Magistratura, en el que también adquirieron mayoría a base de varias maniobras mafiosas.

Queda claro ahora, con el escándalo de Vidal y sus afiliados y aportantes truchos, que no se trataba de simples casualidades, sino de un plan orquestado desde el principio para violar groseramente las leyes que éste mismo gobierno dice que quiere modificar, para perfeccionarlas; e incluso para perpetrar un fraude electoral.

domingo, 29 de julio de 2018

LA MEJOR DE TODAS


Por lo menos nosotros acá, no pedimos tanto: nos conformamos con una de mitad de tabla, ponéle.

¿PARA FONDEAR O PARA SACÁRSELOS DE ENCIMA?


Leíamos días pasados en El Cronista: "Se flexibilizó el mercado de securitización de hipotecas, que consiste en que los bancos puedan "empaquetar" su cartera de préstamos y venderla en el mercado mediante un fideicomiso. La duración de dicho instrumento estaba limitada a 30 años pero ahora podrá extenderse por todo lo que duren los préstamos vendidos al mercado."

"Se trata de una modificación normativa que realizó la Comisión Nacional de Valores (CNV) sobre la securitización de hipotecas que fue autorizada por la Ley de Financiamiento Productivo. Esta alternativa apunta a mejorar el fondeo de los préstamos que ajustan por inflación, que despegaron con fuerza en 2017, sin un crecimiento equivalente de los depósitos UVA. Mientras que los hipotecarios pueden llegar a financiar la compra de una vivienda en 30 años, los depósitos UVA tienen un plazo mínimo de 90 días".

"Los hipotecarios desaceleraron fuerte su crecimiento real en los últimos dos meses como consecuencia del salto del dólar. Otra cuestión que desincentivó la colocación fue la turbulencia financiera de las últimas semanas. "Muchos de los compradores de estos fideicomisos son los fondos comunes de inversión, que tuvieron muchos rescates y hay que esperar un nuevo punto de equilibrio", dijeron en otra entidad." (las negritas son nuestras)

El argumento del "descalce" temporal entre la duración promedio de un crédito hipotecario y la de un depósito a plazo fijo es el que usan siempre los bancos para no dar ese tipo de créditos, a menos que le garanticen que tengan la vaca atada: por ejemplo que ajusten por inflación, y que puedan desprenderse de ellos cuando quieran, vendiéndolos en el mercado.

Cuando se presionaba al Congreso para modificar la Ley 26.831 que regula los mercados de capitales para que nos consideraran "mercado emergente", decíamos nosotros en ésta entrada: "El único propósito de la reforma al régimen legal de los mercados de capitales es a su vez habilitarles a los bancos la securitización de los créditos UVA (negociándolos en el mercado de derivados, por si se vuelven “activos tóxicos”) y eliminar los controles de la CNV (Comisión Nacional de Valores) sobre las empresas que cotizan en bolsa, en modo conteste con la relajación de todos los demás controles estatales: AFIP, UIF, Comercio, Aduana, que se viene imponiendo desde el inicio de la gestión macrista. Un expreso pedido de los principales miembros de la AEA: Techint, Arcor, el Grupo Clarín, poco que ver entonces con la inversión en infraestructura.". (otra vez las negritas nos pertenecen)

Muy errados no estábamos, porque si bien la nota no lo dice, la inflación persistente y la corrida del dólar no solo retrajeron la demanda de los préstamos indexados por UVA, sino que empiecan a complicar la cobrabilidad de los ya acordados.

EXPERTOS EN DISTRAER


Conforme el régimen macrista se deteriora, se multiplican los más o menos famosos “arrepentidos” de haber votado por “Cambiemos”, o de haber creído que gobernando podrían ser distintos de lo que realmente terminaron siendo: desde figuras de la farándula hasta “líderes sociales” (?) como la hermana Marta Pelloni, pasando por “intelectuales” de toda laya, hacen fila para contarnos que están decepcionados, porque las cosas no son como creyeron.

Precisamente en estos últimos especimenes (los “intelectuales”) queremos detenernos, a partir de las últimas declaraciones de personajes como Beatriz Sarlo o Tomás Abraham, que curiosamente también “decepcionan” al gobierno, como lo muestra el inefable ministro Avelluto en la imagen de apertura. Que cosa esta la de las esperanzas recíprocas frustradas entre cierta gente, che.

El fenómeno no es nuevo, y por el contrario como decía Perón, es más viejo que mear en los portones. Tan viejo que ya lo describía don Arturo Jauretche en “Los profetas del odio” hace más de 60 años: esto del “intelectual” prestigiado por la superestructura cultural hegemónica imperante en el país que sirve tanto para un barrido como para un fregado, y en cuyos méritos personales o trayectoria nadie repara en serio, porque la utilidad del “intelectual” es dar su opinión sobre cualquier cosa (incluso algo sobre lo cual no tenga la más remota idea, poco importa), en el momento preciso.

Y más aun: en el sentido preciso que la maquinaria de construir prestigios necesita, porque el intelectual sirve, si arrima agua para el molino de ellos. En cuanto se les rebela y empieza a pensar por él mismo, con riesgo de dispararse para otro lado, le apagan los focos y listo, fue.

Abraham y Sarlo son dos bochines (en términos jauretcheanos) bien representativos de como funciona el dispositivo: aureolados con cierto aroma de “izquierda progre”, lo que digan puede seducir a cierto público de clase media paparulo, y con aprensión a las formas concretas con las que se presentan en nuestro devenir histórico los procesos políticos populares.

Desde el 45’ para acá, gorilas liberales de izquierda más o menos perfumada, para ser más precisos: su infalible método “intelectual” de análisis los llevará a estar siempre en la vereda de enfrente del peronismo, sin errarle nunca. Repase cada uno mentalmente la descripción, y verá que puede sumar muchos más figurones pasados y actuales que perfectamente cabrían en la misma, porque la cantera es inagotable.

Claro que cuando lee a Abraham o Sarlo manifestando sus perplejidades porque el macrismo es como es y no como ellos pensaron que era, cabe preguntarse que clase de intelectual es aquel que, autotitulándose “analista político” o dejando que le pongan el rótulo sin atajarse, es completamente incapaz de ver lo obvio, lo que puede detectar el hombre común de la calle; con solo apagar la radio o la tele un rato y ponerse a pensar.

¿O acaso es preciso el auxilio de un “intelectual” de éstos para darse cuenta de que Macri es un garca, siempre lo fue, está apoyado y sostenido por garcas, formó con garcas su gobierno que será, forzosamente y por imperio de los intereses que defiende y representa, garca antes que nada y por encima de todo?

Una pifia de tal magnitud debería descalificar a cualquier presunto “intelectual” para seguir opinando en lo sucesivo, o para que su opinión fuera tenida en cuenta, pero ya sabemos que no será así: el sistema funciona de un modo tal que el personaje que funge de “intelectual” sea reutilizable, cuando se lo vuelva a necesitar.

De allí que las “decepciones” o “arrepentimientos” son doblemente funcionales: le sirven al “intelectual” para marcar distancias a tiempo antes de que todo estalle por los aires, y evitar de ese modo ser sindicado como cómplice de los desastres que apoyó, o contribuyó a instalar. Como el gobierno de Macri, ponéle.

Y salvar al intelectual del incendio le sirve al sistema, porque así conserva un recurso para sacar a la cancha en el momento oportuno, para cumplir la misma función de siempre: distraer, engañar, conducir a vías muertas de paja progresista, o liso y llano colaboracionismo con experimentos políticos de derecha pura y dura, como el actual.

Lo importante es que no aporten para el lado de las mayorías populares, ni permitan que estas se construyan con los límites más amplios posibles, porque eso las torna peligrosas. Cumplido ese rol, les perdonan hasta ciertas veleidades izquierdosas que no molestan, y por eso los amplifican; de paso validan al propio sistema de fabricar prestigios, dándole una pátina de pluralista.

Es un rol bastante parecido al de los economistas talibanes del neoliberalismo como Espert, Broda o Milei, que aparecen criticando al gobierno por derecha y sirven para dos fines: permitirle al gobierno disfrazarse de progre mostrando espantajos supuestamente peores que ellos, y evitar que se discuta el modelo económico, que es lo que no sirve. De ese modo, siempre podrán echarle la culpa a los malos ejecutantes circunstanciales.

Por eso a los nabos estos, a los Sarlo y Abraham de la vida, no hay que darles pelota nunca, ni siquiera cuando dicen algo parecido a lo que pensamos nosotros: de lo contrario se los alimenta para que sobrevivan hasta la próxima pifia. Como diría Miss Bolivia, a la gilada ni cabida.

sábado, 28 de julio de 2018

"DONDE ELLOS FRACASARON, NOSOTROS TRIUNFAREMOS"


OJALÁ LA AGUJA DEL MEDIDOR ANDE MEJOR


A partir de la disputa verbal y de notas y reclamos entre el gobierno provincial y Corral por el alumbrado público, vuelven a estar en el ojo de la tormenta los números de la EPE: se habla de “cajas negras”, del alto costo de los salarios (en especial del personal jerarquizado), del costo de la energía como consecuencia de la baja de los subsidios, o de la necesidad de sostener un presuntamente ambicioso plan de inversiones en obras, maquinarias y equipo para mejorar los servicios de la distribuidora estatal provincial.

Sin embargo, de lo que se habla poco es de datos y cifras concretas, y ésta nota del presidente del directorio de la EPE en El Litoral tampoco es la excepción; ni el periodista le pide mayores precisiones al respecto.

Para suplir la deficiencia, nosotros -como habituamos- fuimos a las fuentes, es decir los propios documentos oficiales; en este caso los números volcados en la Cuenta de Inversión de la provincia del año pasado, dado que no hay cifras disponibles con ese grado de discriminación para lo que va de este año. Y esto es lo que encontramos:

* De acuerdo con esos números, la EPE tenía un gasto total presupuestado $ 16.078.888.530,00, y el finalmente devengado (ejecutado) fue de $ 17.204.071.142,99, casi un 7 % más.

Sobre este total, los gastos en “Personal” (sueldos) presupuestados eran $ 3.817.118.000,00 y terminaron siendo $ 4.374.485.746,68: un 14,60 % más de lo presupuestado, y un 25,43 % del total de lo gastado. Al decir del presidente de la EPE, “no mueven la aguja”.

* Dice el funcionario en la nota que la empresa no recibió aportes del gobierno provincial, pero mienten: según el presupuesto aprobado por la Legislatura, la EPE debía recibir 60 millones de pesos de la Administración Central en “Transferencias de Capital”, pero terminó recibiendo más del doble: exactamente $ 123.596.036,69.

* Hace especial hincapié en los costos de algunos insumos dolarizados, como el cobre o el aluminio, pero lo cierto es que los datos oficiales dan cuenta de que el año pasado en “Productos metálicos” la distribuidora pensaba gastar solo $ 3.175.0000, pero terminó gastando cero (0) peso. Y por si alguno piensa que pueden incidir también los aumentos de los combustibles, en Productos Químicos, Combustibles y Lubricantes” tenía presupuestados $. 69.289.000, de los que solo gastó $ 50.947.885,09 (el 0,29 % de su gasto total). Es raro el amperímetro de este gente, y que es lo que le hace mover la aguja.

* También dice que los gastos de la empresa se dispararon porque aumentó el precio de la electricidad en el mercado mayorista que debe pagar la EPE, por la baja de los subsidios, y al aumentar las tarifas ellos no hacen más que trasladarle al usuario esos mayores costos.

Lo cierto es que el año pasado la EPE gastó en “Servicios Básicos $ 7.369.875.091,52, un 26,90 % más de lo presupuestado, pero el 42,84 % de sus gastos totales. Para comparar: en el año 2007 (último año del gobierno de Obeid) ese porcentaje era del 49,11 %, con subsidios del gobierno nacional a la electricidad.

La conclusión es muy clara: lo que han hecho las gestiones del Frente Progresista en la distribuidora estatal es mucho más que simplemente trasladar a los usuarios el mayor precio de la electricidad que deben pagar en el mercado mayorista; por el contrario, vienen haciendo un “colchón” para financiar a la empresa, y a la provincia, vía impuestos.

* Justamente el gasto de la EPE en “Impuestos y Derechos” (IVA e Ingresos Brutos, más el impuesto a la energía provincial) fue de $ 2.526.856.419,87, un 17,77 % más de lo presupuestado, y el 14,69 % del gasto total. Este es un rubro que crece con la facturación de la empresa, y por ende con los tarifazos.

* Finalmente el presidente del directorio señala que entre los gastos relevantes de la empresa se cuenta la inversión en obras, maquinaria y equipo, pero las propias cifras oficiales lo desmienten: el gasto de la EPE en “Construcciones” el año pasado fue de $ 735.495.348,69, un 60,60 % de lo presupuestado, y un 4,27 % del gasto total.

Otro tanto sucede con el gasto en “Maquinaria y Equipo”: se presupuestaron 546 millones de pesos, de los que solo se gastaron $ 231.431.760,68; o lo que es lo mismo: un 42,39 % de lo previsto, y un 1,34 % del gasto total de la EPE.

Si se suman ambos rubros de gastos de capital (inversión) representan el 5,61 % de los gastos totales de la EPE el año pasado, apenas un poco más de la tercera parte de lo que debió gastar el año pasado en impuestos y derechos, y de la quinta parte de lo que pagó en sueldos a su personal.

* Finalmente y siempre basándonos en las cifras de la Cuenta de Inversión del año pasado, con $ 15.715.775.398,74 recaudado por la EPE en concepto de tarifas, no parece que necesite endeudarse para hacer ese obras: sus recursos propios genuinos representan 21,37 veces lo que gastó en “Construcciones”.

PICADA Y VERMOUTH


¿Podés creer que justo el mismo día que sale el Decreto 702 por el cual el gobierno recorta los montos de las asignaciones familiares para los beneficiarios de las provincias de la Patagonia, el NOA y el NEA que cobraban más para ahorrarle guita al ANSES, sale una resolución por la cual le encajan al organismo que administra "la plata de los jubilados" una Letra del Tesoro por 16.000 millones de pesos?

Debe ser casualidad.  


Pero seguro, campeón: esperemos que caiga un 10 o 15 % y ahí empezamos a buscar el pasaporte.


Si me das un ratito busco la calculadora y te saco la cuenta, pero con 1638 palos verdes rifados en cuatro días, y casi 5300 palos de los 7500 que llegaron ya volados en los últimos 23 días de operaciones, no puede ser para mucho.

Igual ¿no era que esos dólares no venían para financiar la fuga de capitales?

  
¿Te parece che, la gente no comprende que estamos por el rumbo correcto y coso?

Mirá que hace poco Ibarra dijo que Macri iba a ser reelecto porque la gente está dispuesta a privarse de cosas, con tal de que el país salga adelante.

Por las dudas, lleven casco y armadura.


Jodéme que no va a poder ser eso del millón de viviendas en un año, que después lo rebajaron a 120.000 en cuatro, no te puedo creer.

¿Y también van a frenar el PROCREAR con los préstamos ajustados por UVA, que venían funcionando bárbaro?

Una verdadera pena.

   
Ah, mirá vos: clavamos stand en la Rural también, como en Expoagro.

Está bien: la pelea por la construcción del socialismo hay que darla en todos lados, incluso en terreno enemigo.

Y hablando de Expoagro: ¿en éste caso sabemos cuanto nos costó el stand y aparecerá el decreto contratándolo, o pasará lo mismo que viene pasando desde 2010 con la muestra que organizan Clarín y La Nación, que pareciera que nos sale gratis.

Y hablando también de dar peleas en territorio enemigo, Miguel no le hace asco a nada:

viernes, 27 de julio de 2018

TAMPOCO LA PAVADA


A ver si todavía escupen para arriba, y les termina cayendo encima.

Cuando les toca a ellos, se abrazan como locos a las garantías constitucionales.

EL ASUNTO NO ES SOLO CUANTO, SINO DONDE


Los medios vienen registrando por estos días las negociaciones entre la nación y las provincias para repartir el ajuste fiscal de 300.000 millones de pesos comprometido por el gobierno de Macri con el FMI, para llegar el año que viene a la meta del 1,3 % del PBI de déficit fiscal previstos en el acuerdo.

En el caso de Santa Fe, primero el ministro de Economía Saglione y ahora su par de Gobierno y Reforma del Estado Farías, dieron cuenta de que la “cuota” que le tocaría a la provincia serían unos 8300 millones de pesos, a podarse presuntamente de partidas nacionales que dejaría de recibir; que deberían ser reemplazadas por fondos provinciales, o directamente por nada.

Incluso deslizaron algunos de los rubros: programas nacionales de salud, educación y desarrollo social, subsidios al transporte, planes de vivienda, el incentivo docente o el fondo sojero; lo cual no s permite reflexionar (con los números en la mano de lo que hoy recibe Santa Fe por esos rubros) no solo de cuanto será el ajuste, sino en que se sentirá.

En esta entrada dehace unos días analizábamos el caso de los programas nacionales en Educación y Salud que llegan a la provincia, y que significaban (con cifras de éste año, reiteramos) unos 3.428 millones de pesos.

De ese total, $ 1.674.731.000 corresponden al Fondo Nacional de Incentivo Docente (FONID), que en la provincia lo cobran tanto los docentes oficiales, como los privados. Si dejan de llegar esas partidas y la provincia no las compensa con recursos propios, todos los docentes santafesinos sufrirán una merma en sus salarios.

Otros 2000 millones de pesos corresponden al fideicomiso del SISTAU, que llega al Ministerio de Infraestructura y Transporte de la provincia para subsidiar el precio del boleto de colectivo urbano en las principales ciudades de la provincia; como Rosario, Santa Fe y Rafaela.

Si decíamos acá (post de la cuenta de inversión) que haberlo congelado en términos nominales de un año a otro con una inflación anual del orden del 30 % obligó a importantes aumentos en las tarifas, pensemos a cuanto se puede llegar a ir el boleto de colectivo si esos subsidios desaparecen, y la provincia no los sustituye con fondos propios.

Otra poda previsible (al menos por lo que se viene manejando) serían los $ 2.211.328.000 contemplados en el presupuesto de este año en concepto del Fondo Federal Solidario (FFS), o fondo soja, que se conforma con el 30 % del producido de las retenciones a las exportaciones de soja y sus derivados, y que se deben destinar exclusivamente a obras de infraestructura educativa, social, sanitaria, vial o de vivienda.

El 30 % de esos fondos la provincia los coparticipa a su vez con las municipalidades y comunas, lo que significa que si dejan de llegar, también ellas se verán privadas de recursos para hacer obras.

Finalmente y para llegar a la cifra que mencionaron los funcionarios provinciales (o superarla) podríamos agregar los $ 824.488.000 de fondos nacionales previstos en el presupuesto de la Secretaría de Estado de Hábitat y Vivienda de la provincia, para ejecutar planes de viviendas sociales financiados por el Estado nacional.

Podarlos significará un atraso o paralización de las obras comenzadas y que no se inicien nuevas, agravando no solo el acuciante problema de la vivienda, sino el del desempleo; porque previsiblemente el ajuste en ese rubro destruirá empleos en la construcción y las industrias asociadas. Claro está que otro tanto sucederá si se elimina el fondo sojero.

LOS CAMBIOS QUE FALTAN


Días pasados analizábamos en esta entrada el Decreto 683, por el cual Macri modificó la reglamentación de la Ley de Defensa Nacional aprobada por Néstor Kirchner a través del Decreto 727/06, y simultáneamente dejaba sin efecto la "Directiva de Organización y Funcionamiento de las Fuerzas Armadas" aprobada también por NK a través del Decreto 1691/06; sin reemplazarlo simultáneamente por una nueva.

Decíamos entonces que “Es decir entonces que a partir de ahora la doctrina del instrumento militar de la defensa nacional (las FFAA) dependerá de los brumosos objetivos que fije el presidente de la nación, en el marco de las nuevas “hipótesis de conflicto” que, contra lo supuesto, el decreto ni siquiera esboza, tan deliberadamente como en tiempos de la dictadura, nunca se definía con precisión el concepto de “subversión”.

Luego de conocido el decreto, en distintos medios se ha hablado de una nueva “Directiva de Defensa Nacional” que no está en él, pero que se supone que el gobierno estaría elaborando, o se apresta a aprobar. Se trata ni más ni menos que del documento oficial en el cual el Estado argentino desarrolla las eventuales hipótesis de conflicto que definen las tareas que encomienda al instrumento armado de su defensa: las Fuerzas Armadas.

Lo cual nos parece propicio para recordar -porque quizás muchos lo desconozcan y no hemos encontrado referencias del tema por estos días, salvo en ésta nota de opinión de Nilda Garré en Página 12- que el complejo legal que rige el accionar de nuestras Fuerzas Armadas no se agota en los decretos de Kirchner que Macri modificó en un caso y derogó en el otro, sino que está vigente una “Directiva de Defensa Nacional” aprobada por Cristina a través del Decreto 1714/09, que fue actualizada en el 2014 a través del Decreto 2645.

Ambos instrumentos jurídicos emanados del Poder Ejecutivo nacional pueden consultarse acá y acá, y recomendamos leerlos para entender de lo que estamos hablando. Hay en ellos un análisis pormenorizado del contexto político internacional, regional y nacional, y en función de él, de las funciones principales y subsidiarias o supletorias de las Fuerzas Armadas; es decir que lo que se dispone para ellas -a diferencia de la pobreza franciscana de argumentos del decreto de Macri- no se dispone en el aire y sin ningún basamento, porque no hay nada que ocultar al respecto.

Pues bien, leyendo esta nota de Martín Dinatale en Infobae de ayer a la que corresponde la imagen de apertura, nos enteramos que las plumas jurídicas del gobierno pusieron manos a la obra, y Macri se apresta a firmar otro decretazo, derogándolos a los dos; razón de más para repasar algo de lo que dicen.

En primer lugar nos interesa destacar estos párrafos del Decreto 1714/09: “Sumadas a las cuestiones de naturaleza fundamentalmente interestatal, propias de una perspectiva de seguridad internacional tradicional, en donde pesan de manera preponderante la perspectiva diplomática y militar, se registran de manera creciente nuevos fenómenos, procesos y actores que inciden en la agenda de seguridad internacional y se instalan como desafíos a la seguridad, entendida ésta de manera integral

Estas situaciones y problemáticas protagonizadas por actores que no necesariamente son estatales -sino, preferentemente, de naturaleza más bien transnacional y/o intranacional- requieren abordajes y formas de resolución que no pasan de manera exclusiva a través del empleo de fuerzas armadas: las mismas, eventualmente, se constituyen en elementos de apoyo para gestiones estatales más integrales.

Se trata de desafíos que no se ajustan a los patrones tradicionales de abordaje, resolución y tratamiento en materia de seguridad internacional y defensa, como efectivamente fue regla hasta hace poco más de dos décadas atrás; a saber aquellas situaciones de conflicto y/o enfrentamiento interestatales o intermésticos derivadas de crisis alimentarias, competencias por recursos escasos o riquezas naturales, confrontaciones étnicas, religiosas y/o raciales o del desarrollo transfronterizo de actividades criminales tales como el terrorismo, narcotráfico, tráfico de personas, tráfico de armas pequeñas, convencionales y de destrucción masiva, entre otros.

"Asimismo, no debe dejar de destacarse, la existencia de una diferenciación creciente a nivel sudamericano de dos realidades subregionales signadas por distintas dinámicas en materia de defensa y de seguridad internacional, más allá de la relativa "homogeneidad" general de las situaciones y desafíos que se presentan a la región Sudamericana en su conjunto.

En efecto, definidas más que por su ubicación geográfica, por la similitud de sus características y procesos, se diferencian, por un lado, una subregión Andina y, por otro, una subregión del Cono Sur. En términos generales, puede afirmarse que en varias de las naciones de la subregión Andina se registran dinámicas y graves desafíos a la seguridad, protagonizados particularmente por las actividades del narcotráfico, la insurgencia o el accionar de grupos armados paramilitares. En las naciones del Cono Sur, por su parte, el escenario en materia de defensa y seguridad internacional es, como se destacara anteriormente, mucho más estable y carente de las dinámicas negativas señaladas en la materia para la subregión Andina.

Como se aprecia, el decreto no ignora la existencia de nuevos desafíos para la seguridad internacional, pero descarta que la respuesta a ellos sea la intervención de las Fuerzas Armadas, ampliando sus roles específicos o peor aun: con descuido de estos. Pero como todos sabemos, las ideas que ahora Macri plasmó en su decreto no son nuevas, y vuelven una y otra vez a nuestro debate político: el propio Macri ya las exponía en el 2004, cuando ni siquiera pensaba en ser presidente. Por eso no extraña que cinco años después de aprobada la "Directiva", Cristina volviera sobre el tema con conceptos muy claros y contundentes, volcados en el Decreto 2645/14, que lleva su firma y -entre otros- de Agustín Rossi, que era por entonces el ministro de Defensa.

Decreto del cual destacamos estos párrafos, que nos parecen muy ilustrativos: Que tanto el artículo 4° de la Ley N° 23.554 como los artículos 31 y 32 de la Ley N° 24.059, establecen una clara distinción jurisdiccional, orgánica y funcional entre la Defensa Nacional y la Seguridad Interior en orden a la diferencia de naturaleza de ambas problemáticas y responsabilidades hacia el interior del Estado Nacional. Que, conforme a los criterios establecidos por el artículo 3° del Decreto N° 727/06, el Sistema de Defensa Nacional no podrá planificar ni desarrollar actividades relacionadas con cuestiones de Seguridad Interior.

Que resulta fundamental destacar que, entre sus considerandos, el mencionado decreto estableció que “...deben rechazarse enfáticamente todas aquellas concepciones que procuran extender y/o ampliar la utilización del Instrumento Militar hacia funciones totalmente ajenas a la defensa, usualmente conocidas bajo la denominación “nuevas amenazas”, responsabilidad de otras agencias del Estado organizadas y preparadas a tal efecto; toda vez que la intervención regular sobre tales actividades supondría poner en severa e inexorable crisis la doctrina, la organización y el funcionamiento de una herramienta funcionalmente preparada para asumir otras responsabilidades distintas de las típicamente policiales.”.” (las negritas siempre son nuestras)

Como se ve y remitiéndose al decreto de Kirchner ahora mutilado por Macri, el gobierno de Cristina descartaba de plano en su "Directiva de Defensa Nacional" para las Fuerzas Armadas, que tuvieran que hacer algo respecto de lo que la doctrina elaborada por el Comando Sur del Ejército de Estados Unidos y el Pentágono califican como "nuevas amenazas". También queda claro que es falso lo que señala Di Natale en cuanto a que no tuvieron en cuenta fenómenos como el terrorismo o el narcotráfico, simplemente adoptaron otro enfoque para encararlos, que no es el que proponen la estructura militar y política de la potencia dominante, pero que no aplica hacia el interior de sus fronteras.

Pero como si fuera poco la lógica reacción que ha desatado el Decreto 683 por el cual Macri introduce de lleno en la seguridad interior, lo preocupante de la nueva norma en gestación -a estar por lo que cuenta Dinatale- son las desviaciones que planea para sus funciones más allá de eso; porque están suponiendo un alineamiento incondicional y acrítica con la política exterior de los Estados Unidos y sus hipótesis de conflicto" contra países a los que considera parte del "eje del mal" como Venezuela; cosa que hasta ahora viene pasando, pero escalaría al punto de quedar plasmado en un documento jurídico del Estado argentino, emanado de su más alta autoridad, y comprometiendo eventualmente a nuestras fuerzas armadas en las aventuras bélicas de otros.

Solo a título de ejemplo y siempre según lo publicado en Infobae (que suele "filtrar" los documentos oficiales antes de que se formalicen, para tantear las reacciones), la nueva "Directiva de Defensa Nacional" expresaría la preocupación del gobierno por la creciente influencia de Rusia y China en la región, y por la situación de los derechos humanos en Venezuela, como si eso estuviera vinculado a algún objetivo de las Fuerzas Armadas argentinas.

Por contraste, el Decreto 2645/14 señala lo siguiente: "...la tendencia estadounidense al comportamiento unilateral desde el punto de vista estratégico-militar, que no se había desatado plenamente durante la primera década posterior al fin de la Guerra Fría, fue efectivamente puesta en marcha luego de los atentados terroristas a ese país del 11 de septiembre de 2001, en desmedro del sistema multilateral, transformando así el tablero estratégico mundial, de lo cual es ejemplo la Segunda Guerra del Golfo en 2003 (“Guerra de IRAK”).

En este contexto y en términos estrictamente militares, Estados Unidos de América, considerado individualmente, detenta sobre el resto de los Estados del sistema internacional una supremacía indiscutible, caracterizada principalmente por un gasto de defensa que equivale al treinta y nueve por ciento (39%) del total mundial. Esta primacía se asienta en su incuestionable liderazgo en materia de desarrollo tecnológico-armamentístico, una presencia militar sin parangón a escala mundial -más de setecientas (700) bases y establecimientos de carácter militar de diverso tipo y distinta magnitud en todo el mundo, distribuidas selectivamente en áreas y zonas estratégicas clave a sus intereses vitales— y una efectiva capacidad para proyectar globalmente recursos de poder. Consecuentemente, en atención a este aspecto, se debe reseñar que la agenda y el escenario global en materia de defensa se encuentran manifiestamente condicionados por las conductas y las políticas desplegadas por esta potencia militar.