LA FRASE

"ES UNA TRUCHADA LA FACEAPP ESA, YO LA HICE Y SALÍ IGUAL." (MIRTHA LEGRAND)

sábado, 31 de marzo de 2018

LAS FRASES DEL MES


1. "Si las hinchadas insisten en insultar al presidente, estamos evaluando repartir en el ingreso a las canchas cuadernillos con los cantos permitidos, como en las parroquias." (Guillermo Marconi)

2. "No puede ser que las mujeres ganen menos que los hombres y por eso nos vamos a ocupar del tema, bajándoles el salario a los hombres." (Mauricio Macri)

3. "Hasta ahora sabíamos que en extraordinarias solo se pueden tratar los proyectos presentados por el Poder Ejecutivo, ahora nos enteramos que en Cuaresma solo se pueden tratar los que le gustan a Carrió." (Aníbal Fernández)

4. "Los parques industriales que nos quedan, son los parques nacionales que nos faltan." (Sergio Bergman)

5. "Tenemos que volver a los tiempos en los que el hit del verano era alguna canción que hablaba de mover el ojete, la cosa sana." (Hernán Lombardi)

6. "A los panameños si los vamos a atender gratis en los hospitales públicos, porque  allá si tenemos reciprocidad y no tenemos que pagar nada." (Mauricio Macri)  


7. "Como decía el general Perón, las paritarias son buenas, pero si se las vigila son mejores." (Jorge Triaca) 

8. "La "Garza" Sosa militando para "Cambiemos", Cuccioli en la AFIP y yo acá, al pedo sin hacer nada, cuando podría estar ocupando el lugar de Sturzenegger en el Banco Central." (Luis "Gordo" Valor)

9. "El proyecto de Cristina Kirchner prohibiendo que los que tienen cuentas off shore en el exterior sean funcionarios públicos es claramente golpista." (Marcos Peña)

10. "Alejandro Rozitchner dice que Macri es como Batman, se debe referir a que es millonario, nunca trabajó en su vida y tiene muchos secretos que ocultar." (Guillermo Moreno)  

11. "Las declaraciones del diputado Massot son inaceptables: no puede decir que los radicales ya cobramos cuando nos están rebotando todos los cheques que nos dan." (Mario Negri

12. "A mí lo de cobrarles a los bolivianos en los hospitales no me convence mucho, Mauricio; mirá si en reciprocidad los que tengo en los talleres quieren que les pague un sueldo." (Juliana Awada)

13. "Estamos orgullosos de que "La forma del agua", la película que ganó el Oscar, se haya inspirado en nuestra pileta pública." (Horacio Rodríguez Larreta)

14. "Cuando De La Rúa se iba en helicóptero a la gente le tiraban balazos, por lo menos nosotros le tiramos comida." (Juan Manuel Urtubey)

15. "¡No me vengan con las activistas contra el aborto!, ¿se creen que no me doy cuenta que cuando hablan de "la loca del bebito" se ríen de mí y de Republiquita?" (Elisa Carrió)

16. "Si Trump no revierte su decisión de ponerle aranceles a nuestras exportaciones de acero, nos obliga salir de caño." (Paolo Rocca)

17. "¿Cómo que según un dictamen de Laura Alonso no puedo intervenir en nada que tenga que ver con la Sociedad Rural? ¡Me están condenando a ser ñoqui!" (Luis Etchevehere)

18. "Es una pena que el glaciar se haya quebrado sin dar datos de la ruta del dinero k, o de la ubicación de las bóvedas de Lázaro Báez." (Luis Majul)

19. "Una gran pérdida la de Emilio Disi, hasta que apareció Chocobar mi modelo de policía era "Brigada Explosiva"." (Patricia Bullrich)

20. "Las limosnas que dan los fieles en la misa son una vergüenza, los exhorto a no ser tan miserables porque este año me quiero cambiar el auto." (Héctor Aguer)

21. "No hice la denuncia contra los que me robaron porque nunca fui de ir en contra del propio gremio de uno." (Luis Barrionuevo

22. "Estuve viendo los resultados de las pruebas "Aprender" y nuestros chicos están flojos, en especial en Historia, se confunden con las fechas y los próceres." (Mauricio Macri

23. "La propuesta de la nación para la deuda con Santa Fe es insatisfactoria: fíjense que nos quieren pagar con más quita y en más cuotas que la propuesta de los Macri por la deuda del Correo." (Miguel Lifschitz

24. "Duré solo un día dando clases porque muchos padres les mandaron mensajes a sus hijos diciendo que si les hablaba de Videla o robar bebés, les avisaran que los pasaban a buscar y se los llevaban." (Cecilia Pando)

25. "Si dejamos de buscar al ARA San Juan nos dicen que abandonamos a su suerte a nuestros hombres de mar, si pedimos la domiciliaria para Astiz se enojan, al final no hay quien los conforme." (Claudio Avruj)

26. "Estuve en el palco VIP en el Lollapalooza porque es el lugar desde el que mejor se escuchaba, y tenía los mejores servicios." (Gustavo Arribas)

27. "Nosotros apostamos a profesionalizar nuestra diplomacia con embajadores como Miguel Del Sel, Luis Juez o Barletta; y el Papa nos manda un nuncio del Congo, y encima negro." (Jorge Faurie)

28. "En la reunión del G20 tratamos el tema de los paraísos fiscales pero no hubo acuerdos, porque no logramos consenso sobre cual es el mejor de todos para encanutar la guita." (Nicolás dujovne)

29. "¿Así que el presidente prometió en campaña "pobreza cero"? Dejen que yo me encargo." (Jorge Todesca)

30. "A mí mi viejo de chiquito me enseñó que no hay nada más peronista que regalar sidra y pan dulce para las fiestas." (Jorge Triaca)

31. "Es un horror que el presidente haya dicho que fue Rivadavia el que mandó a repatriar los restos de San Martín, yo estaba presente cuando los trajeron y recuerdo perfectamente que fue el presidente Avellaneda." (Mirtha Legrand)

LEVE SOSPECHA


Cuando se movilizan miles de personas al Congreso para protestar contra la reforma previsional, armás bardo al pedo, dándole la excusa perfecta a Pato Bullrich para reprimir con todo.

Después "pasás a la clandestinidad" para no ir preso, y la "organización de superficie" que te daría refugio y protección es...el Partido Obrero.

Con todos los servicios de inteligencia y las fuerzas de seguridad del país buscándote, no te pueden encontrar, hace más de tres meses.

Y desde "la clandestinidad", mandás una carta incitando a tumbarlo a Macri, como decís que pasó con De La Rúa.

Una declaración muy conveniente a los propósitos del gobierno de tildar de desestabilizadores a todos los que se oponen a sus políticas; y a los de la dirigencia de la UCR de seguir diciendo que a De La Rúa lo expulsó del gobierno un complot intergaláctico, y no su propia inutilidad y torpeza.

¿No serás un servilleta a sueldo de la AFI vos, gordo, no? 

¿CÓMO SE LLAMA LA OBRA?



Aunque por razones obvias (dados los motivos que la inspiraron) fue ignorada por los grandes medios, la Asociación Argentina de Actores organizó el miércoles pasado una jornada de protesta frente al Congreso nacional, reclamando el cumplimiento de la ley que establece los derechos laborales para el sector (Ley 27.203, sancionada en 2015 durante el gobierno de Cristina) y de los cupos de producción nacional en los medios audiovisuales, una fuente de trabajo para muchos de los afiliados al sindicato.

En efecto, el artículo 65 inciso 2. apartado a) de la Ley 26.522 de Servicios de Comunicación Audiovisual (ley de medios) sancionada en el 2009 estableció la obligación de los licenciatarios de servicios de televisión abierta de ofrecer una programación con un mínimo del 60 % de los contenidos de producción nacional.

Años después pero siempre en el gobierno de Cristina, en septiembre del 2015 el Congreso sancionó como dijimos la Ley 27.203, a instancias de un proyecto remitido por el Poder Ejecutivo, y elaborado por la Asociación Argentina de Actores: en ésta entrada analizábamos en detalle el contenido de la norma, que les reconoce a los actores su condición de trabajadores, y todos los derechos derivados de tales: vacaciones pagas, aguinaldo, protección frente a los accidentes de trabajo y acceso a los beneficios de la seguridad social.

Pero a partir de la llegada de Macri al gobierno, las cosas empezaron a cambiar: tal como lo cuenta Palomino (miembro del sindicato) en el video de apertura, la suba de las tarifas de los servicios públicos impactó muy fuertemente en la estructura de costos de la actividad; que en muchos casos ejercen los propios actores organizados en cooperativas, o en producciones independientes.

Sin embargo, sus mayores problemas vienen dados cuando son empleados como trabajadores, por los empresario del sector: en un primer acto, pese a que Macri desguazó la ley de medios a pedido de Clarín con el DNU 267/15, no tocó el texto del artículo 65 citado, que sigue vigente; pero el ENACOM no hace absolutamente nada para que los licenciatarios lo cumplan, y es así por ejemplo como los canales están llenos de ficciones extranjeras, que desplazan a los actores locales.

En un segundo acto, y aunque es una materia ajena a su competencia, apareció el comisario ideológico del régimen Hernán Lombardi diciendo que la ley del actor sancionada durante el gobierno de Cristina era una mala ley, que perjudicaba a la autoridad y que debía ser derogada.

Como no se atrevieron a tanto (porque la ley fue sancionada por un amplio consenso, incluso con los votos de los que hoy son oficialistas), llegó el tercer acto:  Macri reglamentó la ley a través del Decreto 616/16, violándola para favorecer los intereses de los empresarios del sector (¿qué otra cosa podía esperarse?); por ejemplo diluyendo el rol de los actores como trabajadores en relación de dependencia.

Y finalmente en un cuarto acto la ANSES (encargada de fiscalizar que los empresarios les hagan los aportes a la seguridad social) hace la vista gorda mientras los negrean, o como explica Palomino, solo se los hagan sobre una parte de sus remuneraciones, y no sobre el total; lo cual además de perjudicarlos en su jubilación futura, desfinancia la obra social de la entidad gremial.

¿Cómo se llama la obra entonces?: "Cambiemos". 

viernes, 30 de marzo de 2018

NO ES PARA MENOS


EL GRAN BONETE DE LOS TARIFAZOS


Tal como da cuenta el tuit de apertura, la Secretaría de Energía de la provincia y Corral se prendieron en un contrapunto en el que -como sueles suceder- los dos tienen la razón, o si bien se mira, los dos están equivocados y son unos perfectos caraduras.

Tiene razón Geese cuando dice que Corral es un vende humo al plantear que hay que discutir las tarifas de la EPE, siendo que banca los tarifazos de Macri y Aranguren con la quita de los subdisios; y tiene razón Corral cuando dice que hay que discutir las tarifas de la EPE.

El tema es que ni uno ni otro dicen lo que realmente sucede con las tarifas de luz, o porque se bajaron los subsidios y se aumentaron las tarifas, sin ningún compromiso concreto de mayores inversiones por parte de las empresas.

En el caso de la Secretaría de Energía, trasladándose toda la responsabilidad al gobierno nacional por la quita de los subsidios que incrementa el precio de compra de la energía en el mercado mayorista (la EPE es distribuidora, no generadora), omite explicar como entre 2007 y 2015 (es decir, durante los ,mandatos de Binner y Bonfatti coincidentes con los dos de Cristina) la empresa provincial aumentó 16 veces las tarifas de luz, pese a que no hubo rebaja o quita de los subsidios nacionales a la electricidad.

En el mismo nivel de caradurez incurre hoy el propio gobernador Lifschitz, cargándole además la responsabilidad de los tarifazos en forma personal a Aranguren, como si el tipo se mandara solo y fuera por su cuenta, y no obedeciendo a la política fijada por Macri, que dicho sea de paso, salió a respaldarlo explícitamente por si hiciera falta:



Para que se entiende un poco mejor de lo que hablamos, apelemos a una comparación tomando como base las propias cifras oficiales, comparando en términos porcentuales (para facilitar la comprensión) como distribuía sus gastos la EPE el último año antes de la llegada al gobierno del Frente Progresista (2007) y con plena vigencia de los subsidios, y éste año en el cual la administración provincial tiene el mismo signo político, pero se sacaron los subsidios nacionales.

En el 2007 (de acuerdo con la Cuenta de Inversión del ejercicio presentada por el Ejecutivo a la Legislatura) la EPE gastó el 49,08 % de su presupuesto en la compra de electricidad a CAMMESA (la administradora del mercado mayorista), otro 24,33 % en “Personal” (los salarios de sus empleados) y 8,22 % en “Bienes de Uso”, que son los gastos de capital que comprenden “Construcciones”(es decir, obras públicas para mejorar el servicio) y “Maquinarias y Equipo”.

En éste 2018 (de acuerdo con las cifras contenidas en el presupuesto provincial aprobado por la Legislatura) la distribuidora provincial de energía gastaría el 40,78 % de su presupuesto en comprar electricidad, el 23,62 % en los sueldos de su personal y un 6,56 % en “Bienes de Uso”.

Tenemos entonces que sobre la base de un gasto en sueldos más o menos constante, y siendo que el argumento de los aumentos de tarifas es hacer posibles las inversiones necesarias para sostener y mejorar el servicio, vemos que en el 2007 (con subsidios y sin aumentos de tarifas) la inversión o gasto de capital era mayor en términos porcentuales que ahora, cuando no hay subsidios (o mermaron) y las tarifas subieron astronómicamente (antes y después de la baja de subsidios).

Y si la participación porcentual de la compra de electricidad (el principal gasto de la EPE) bajó más de 8 puntos del 2007 al 2018 es porque -precisamente- lo que creció exponencialmente fueron los recursos de la empresa distribuidora provincial, por los aumentos de tarifas. Tanto que como dijimos en varias oportunidades, si hace 11 años la EPE obtenía 1,89 pesos de tarifas de sus clientes por cada peso que gastaba en comprar la electricidad en el mercado mayorista (que ahora subió su precio, por la baja de los subsidios), ahora la relación es de 2,27 a 1.

Frente a este aparente contrasentido (que se explica justamente por la decisión del socialismo de venir aumentando ininterrumpidamente la luz desde el 2007, con o sin subsidios) cabe preguntarse donde está el “agujero negro” en los números de la EPE que amerita discutir sus aumentos de tarifas.

Y en ese sentido, hemos dicho varias veces que la respuesta hay que buscarla por el lado de lo que paga la empresa en concepto de “Impuestos y Derechos”; que era el 7,60 % de sus gastos en el 2007, y sería el 19,29 % éste caso, o sea casi tres veces más; y así como hace 11 años era menos que lo invertidos en gastos de capital (obras, maquinaria y equipo), este año sería casi el triple de ese rubro.

Dentro de esos impuestos, hay algunos específicamente provinciales: Ingresos Brutos, Impuesto a la Energía y la Cuota de Alumbrado Público (CAP) que se transfiere a los municipios, que “engordan” la boleta que deben pagar los usuarios; pero al mismo tiempo financian a la provincia por otra vía (a lo apuntado hay que sumarle que la luz paga IVA, que se coparticipa), que no es precisamente para hacer inversiones en la EPE, y constituye una “doble caja” que crece a medida que crecen la facturación, cuando aumentan las tarifas.

Es decir entonces que más allá de la discusión sobre la caída de los subsidios nacionales (que hay que darla), lo que hay que encarar es el debate sobre la estructura de gastos de la EPE, y lo que la provincia puede aportar desde allí para que en Santa Fe no paguemos la tercera electricidad más cara del país, después de Tierra del Fuego y Río Negro.

CUANDO EL ADVERSARIO COMETE UN ERROR, NO HAY QUE INTERRUMPIRLO


Hace poco y a propósito de la difusión de las cifras oficiales sobre el crecimiento del PBI y la baja del desempleo, decíamos acá que el macrismo había devenido de la prometida "revolución de la alegría" a la instalada "revolución de las expectativas"; cuyo supuesto básico es que "...suponen (y suponen bien) que si logran instalar exitosamente la percepción social de que las cosas van bien e irán mejor en el futuro no solo crecerán las chances de “Cambiemos” y Macri de perpetuarse en el poder más allá del 2019, sino que irán venciendo las resistencias que se les interpongan en el camino hasta entonces; en el Congreso o en la calle, en la política, el sindicalismo o la protesta social.

En un país donde la mayoría crea que “vamos bien” habrá menos espacio para voces disidentes, para espacios de resistencia, para sindicatos que no quieren aceptar el cepo salarial en las paritarias; y será más difícil la construcción de una unidad opositora capaz de pelearle las elecciones al gobierno el año que viene."

En ese contexto hay que leer el anuncio de Macri sobre la baja de la pobreza en el último cuatrimestre del año pasado, en base a las cifras del INDEC, que no es nuestra intención discutir acá, ni tenemos la experticia técnica necesaria; o la de gente que sí la tiene y está cuestionando seriamente la consistencia de las cifras oficiales. En todo caso recomendamos leer ésto de Artemio para entender que, en realidad, las políticas económicas del gobierno de "Cambiemos" no están sacando a millones de argentinos de la pobreza, sino más bien todo lo contrario.

Tengamos en cuenta además que el "revisionismo estadístico" del INDEC no casualmente abarca determinados indicadores (como la evolución del empleo, la pobreza o el propio crecimiento general de la economía) que fueron robustos pilares del predominio político del peronismo en su modalidad kirchnerista entre 2003 y 2015, pues así sirve a los propósitos de deslegitimar en bloque esa experiencia política; lo cual en sí es revelador de otro dato: en la memoria histórica "corta" de muchos argentinos, sigue siendo no solo aquélla que obra como término de referencia para evaluar al macrismo, sino la única opción opositora disponible hoy, en lo inmediato. 

Y esto no es un juicio de valor ni un pronóstico a futuro, ni una propuesta de organización de la oferta opositora, sino simplemente una constatación empírica: si no fuera suficiente con el sambenito de la corrupción (el "se robaron todo" como muletilla para clausurar cualquier discusión política sobre el presente o el pasado inmediato, o como justificación polivalente de cualquier medida de ajuste impopular) para exorcizar al demonio kirchnerista (o peronista en su encarnación de tal, para ser más precisos), es necesario apelar a la ineficacia de su acción del gobierno, medida por sus resultados; para lo cual -si es necesario- habrá que "toquetear" estos.

Una discusión bizantina en la que nosotros -desde el punto de vista estrictamente político- no tenemos que entrar, por una razón muy sencilla: fue saldada por el pueblo argentino en las urnas de un modo muy contundente, en el 2007 y en el 2011; y de lo que se trata hoy es de organizarse para enfrentar al macrismo en el presente, y desplazarlo del poder en el futuro. 

Ahora bien, los datos anunciados por Macri y otros indicadores oficiales que se van conociendo se enuncian en un contexto, que encuentra dos dificultades: una es que es muy posible que, aun siendo ciertos los números que arrojan los informes oficiales, los supuestos que habrían determinado tal baja de la pobreza, sean irrepetibles en lo inmediato: en el período tomado en cuenta no hubo aumentos de tarifas, las jubilaciones y asignaciones crecían al ritmo de la fórmula de ajuste heredada del kirchnerismo y los salarios eran "nuevos" porque recién se estaban cerrando las negociaciones en las paritarias. O sea todo lo contrario de lo que viene pasando desde entonces.

La otra es que precisamente por esa razón los datos son conocidos en un contexto social que resiente aun más su credibilidad, aunque fueran técnicamente consistentes; y es allí donde el macrismo puede estar cometiendo un grosero error político (magnificado si, como todo indica, las cifras han sido manipuladas), y de ser así, como diría Napoleón, no hay que interrumpirlos, enzarzándonos en una discusión inútil. Las reacciones al anuncio en las redes sociales y aun en los medios del dispositivo hegemónico (ver tapa de Clarín en la imagen de apertura) estaría indicando que la cosa es así.

En nuestra opinión, lo que explica el apuro de Macri por difundir un indicador que no ignora es de los más cuestionables, pasa por la apremiante necesidad de buscarle una vuelta de tuerca al cambio de expectativas post electoral; para lo cual vienen apelando desde diciembre pasado a una y otra estrategia, sin mayores resultados: partieron de la sospecha de que se estaba agotando el recurso de la apelación a "la pesada herencia recibida",  para pasar por la certeza de que las elecciones de octubre pasado no habían sido -como supusieron- un cheque en blanco social para el ajuste, como lo demostró la resistencia a la reforma previsional.

Y los escándalos de corrupción que sacuden al propio gobierno achican más rápido aun el plafond político para seguir cumpliendo con el ritual neoliberal de apelar al sacrificio ciudadano con sus metáforas conexas (la luz al final del túnel, el segundo semestre, el crecimiento invisible), con la promesa de un futuro venturoso que siempre es pospuesto. 

Todo indica que ese plafond se agota incluso entre su propio electorado, sobre todo en éste; excepción hecha del "núcleo duro", claro está. Pero empezar a hablarles solo a los convencidos es un error en política, que nosotros hemos cometido en su momento, y bien caro que nos costó. Tampoco los interrumpamos entonces, en su empeño por cometerlo.

La necesidad imperiosa del gobierno de "mostrar" resultados ahora, a como dé lugar, lo enfrenta al riesgo de enfrentar la percepción social de las cosas con los indicadores oficiales; algo que también padeció el kirchnerismo, en términos de erosión de su credibilidad política.

A menos que la supuesta preocupación ciudadana por la credibilidad de las estadísticas públicos y su influencia en las opciones electorales sea otro mito urbano como la preocupación por la pobreza, la corrupción, la calidad institucional o la "grieta"; y en definitivas se termina votando por otras razones, en primer lugar las condiciones objetivas y materiales de existencia.

En cuyo caso lo que habrá que revisar no serán ya las metodologías con las que se construyen las estadísticas y los indicadores oficiales, sino ciertas interpretaciones extendidas respecto a las razones de la supremacía electoral (que no hegemonía social o cultural absoluta) del macrismo, que sería entonces tan extraño que hace que no lo afecten otros fenómenos que al resto de las fuerzas políticas sí, en especial cuando gobiernan.

jueves, 29 de marzo de 2018

LA IDEA ERA QUE NO SE NOTARA LA CONEXIÓN ENTRE AMBAS COSAS ¿NO TE AVISARON?


MOVIMIENTO DE PINZAS CONTRA LA DOCENCIA


En el marco de la escalada del conflicto contra los gremios de empleados públicos provinciales, el gobierno de Lifschitz anunció que cerrará las paritarias por decreto, y amenazó con descontar los días de paro.

En el caso de los trabajadores de la Administración central, podría atenerse a la formalidad de la Ley 10.052, convocar a la paritaria y que allí ambos gremios (UPCN y ATE) se expresen sobre la propuesta, y decidir por mayoría, con lo cual se garantizaría que sea aceptada porque la representación de UPCN es mayor.

Sin embargo optaría por el decreto fijando unilateralmente el aumento, y haciéndolo extensivo a los docentes, sector en el que los dos gremios mayoritarios con personería gremial (AMSAFE y SADOP) rechazaron la propuesta.

En éste último caso se da una situación muy particular, como consecuencia de lo que dispone la Ley 12.958 aprobada en el 2009 durante el gobierno de Binner, y que establece el marco legal de las paritarias docentes.

El artículo 16 de la ley dispone lo siguiente: “Ante dificultades de resolución de un conflicto suscitado durante el proceso de negociación colectiva, que torne imposible la continuidad de las audiencias, el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social de la provincia de Santa Fe, en el término de cuarenta y ocho (48) horas de tomado conocimiento de la situación, convocará a la Comisión Federal de Mediación, constituida en el marco de la Paritaria Nacional Docente según Decreto del Poder Ejecutivo Nacional N° 457/07 e integrada por un representante del Ministerio de Educación de la Nación, un representante del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social de la Nación y un representante de las organizaciones gremiales nacionales que incluyan a los sindicatos de la Jurisdicción.

Y el artículo 17 establece que “La Comisión Federal de Mediación actuará como un facilitador del diálogo mediante audiencias convocadas a tales efectos, a las que deberán concurrir obligatoriamente las partes, sin sujeción a un procedimiento formal, todo ello a fin de que logren autocompositivamente una solución dentro de los diez (10) días hábiles desde el primer encuentro, prorrogables por única vez. Vencidos estos plazos, sin que se hubiera arribado a una fórmula de solución, el Cuerpo dará un informe al Ministerio de Trabajo y Seguridad Social de la Provincia con indicación de las causas del conflicto, desarrollo de las negociaciones, fórmulas propuestas para su superación y parte que lo aceptó y rechazó.” (las negritas son nuestras)

El caso previsto en la ley sería clavado: el gobierno provincial clausuró la discusión en paritarias, fijará unilateralmente los aumentos y descontaría los días de huelga a los trabajadores que adhieran a las medidas dispuestas por los gremios, rechazándolo.

El Decreto 457/07 que se menciona es el que dictó en su momento Néstor Kirchner reglamentando las disposiciones de la Ley 26.075 de financiamiento educativo, que referían al convenio base para los docentes de todo el país, con una paritaria nacional en la que se establecía entre el Estado y los gremios el salario mínimo garantizado para todas las jurisdicciones, para el cargo testigo.

Sí, es el mismo decreto que a principios de éste año por el Decreto 52 Macri modificó, desguazando la paritaria nacional docente al quitarle la discusión salarial como objeto, y modificando la composición de la representación gremial para diluir la representatividad de CTERA (la organización mayoritaria de las que nuclean a la docencia), e integrar en un pie de igualdad a gremios más proclives al acuerdo como UDA.

CTERA es justamente la organización madre de AMSAFE, el gremio de los docentes de las escuelas públicas provinciales; y UDA (que no forma parte de la paritaria provincial, por su inexistente representación) es el único gremio junto con UPCN que aceptó la oferta salarial del gobierno de la provincia.

Mientras tanto SADOP viene peleando en la justicia para ser admitido en la paritaria nacional, de la que el gobierno de Macri lo excluyó.

Viendo que en un caso les cerraron la paritaria por decreto fijándoles el aumento (en la provincia, el socialismo) y en el otro antes les habían vaciado la paritaria de contenido excluyendo la discusión nacional (en la nación, el macrismo), si uno fuera mal pensado diría que entre el “progresismo” y la “nueva derecha moderna y democrática” hicieron un juego de pinzas contra la docencia santafesina.

Lo que loco es que el gobernador pretendiera que los gremios aceptaran la oferta, cuando él mismo dice que les garantiza que sus salarios pierdan frente a la inflación (capturado de acá):


DALE GAS


Los diarios de ayer daban cuenta del nuevo aumento del gas en todo el país, en un promedio cercano al 40 %, es decir más del doble de la "meta de inflación recalibrada" del 15 %, y que recae sobre tarifas ya aumentadas brutalmente desde el 2016.

Efectivamente, justamente ayer aparecieron publicadas en el Boletín Oficial las resoluciones del ENARGAS que aprueban los nuevos cuadros tarifarios que regirás para las distribuidoras de las diferentes regiones del país, y también para las dos transportadoras: Transportadora de Gas del Norte (TGN) y Transportadora de Gas del Sur (TGS).

Pero eso no fue todo: con un raro sentido de la oportunidad, en la misma edición del Boletín Oficial de ayer aparecieron publicados tres decretos firmados por Macri aprobando la renegociación de los contratos con las dos transportistas de gas, y con Metrogas; la distribuidora que presta el servicio en el Area Metropolitana del Gran Buenos Aires (AMBA): Decreto 250 para TGS (completo acá),  Decreto 251 para TGN (completo acá) y 252, para Metrogas (completo acá).

El contenido de los tres decretos es el mismo en todos los casos: aprueba la renegociación de los contratos hasta el término de finalización de las licencias otorgadas a cada uno, y contemplan que estos desistan de las acciones judiciales que entablaron contra el Estado argentino en el país y el exterior (por ejemplo en el CIADI), por la pesificación de las tarifas en el 2002 a la salida del régimen de convertibilidad.

Pero lo más interesante -dentro de un marco de generalidades- es que establecen un mecanismo de actualización no automática pero semestral de las tarifas que las dos transportistas y la distribuidora perciben por sus servicios, sin perjuicio de la revisión quinquenal que ya estaba prevista en los contratos; y de la "readecuación" de tarifas que viene llevando adelante la gestión Macri-Aranguren en el área.

A cambio de los futuros (y más que probables) aumentos de tarifas (o "sendero de precios", como le gusta decir al gobierno), las licenciatarias se comprometen a realizar inversiones que los decretos no detallan, ni figuran en ningún lado; pero que en teoría debería exigir el ENARGAS cuando aprueba los nuevos cuadros tarifarios en el marco de "la revisión tarifaria integral".

Lo cual es muy curioso, porque justamente eso es lo que pasó ayer cuando entraron en vigencia las nuevas tarifas, y si uno se toma el trabajo de mirar cada una de las resoluciones del ente de control que las aprueban (incluyendo la de Metrogas, cuyo contrato se "renegoció"), no existe la más mínima mención a inversión alguna de las concesionarias, a cambio de los aumentos de tarifas que recomponen sus ingresos.

El mismo día, el presidente ojitos de cielo que hace poco dijo que la inflación estaba bajando y esperaba que lo siguiera haciendo (contra la propia evidencia estadística oficial) anunciaba la baja de la pobreza; mientras había estampado su firma en un nuevo aumento de tarifas de un servicio esencial y crítico, que en ésta época del año empieza a ser más utilizado por razones climáticas.

Un caso más para reafirmar que en lugar de concentrarnos en lo que Macri dice, hay que prestar atención a lo que hace, como en éste caso transferir guita del bolsillo de los usuarios a las cuentas bancarias de las empresas licenciatarias, sin exigirles nada concreto a cambio.

miércoles, 28 de marzo de 2018

CON RAZÓN LO RAJARON


El tipo quería rematarle los bienes a Macri para cobrarle la deuda del Correo.

Porque de eso estaba hablando.

¿O no?

OTRA PARITARIA CERRADA POR DECRETO...


...pero ésta logró sortear el "cepo" impuesto por el pacto fiscal: 20 % de una sola vez, retroactivo a enero, y sin necesidad de "cláusula gatillo".

¡En su cara, gremios estatales, docentes y municipales!

Lo interesante es que el decreto dice que el aumento está plenamente justificado porque hay una "variación real de los costos (que se refieren esencialmente a alimentos) que se vienen produciendo como consecuencia de un proceso inflacionario que afecta de manera imprevisible al conjunto de la economía, quedando en consecuencia desactualizadas las tarifas propuestas inicialmente...".

Un criterio que -extrañamente- el gobierno de Lifschitz no aplica por ejemplo a la discusión salarial con sus empleados, a menos que a éstos no les aumente la comida.

El nuevo aumento reconocido a las empresas en el valor de la ración importa un incremento acumulado del 65,47 % entre diciembre del 2016 y enero de éste año; y de un 356,12 % en el caso de los hospitales de Santa Fe y un 255,48 % en el de los de Rosario, desde mayo del 2013; siempre con las mismas empresas, que son las que vienen prestando el servicio ininterrumpidamente desde entonces.

Más información al respecto, acá, acá, acá y acá.

 

ESTÁ OSCURO EL FONDO



El Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la ANSES (FGS) representa “las joyas de la abuela” en la “pesada herencia” recibida por el gobierno de Macri del kirchnerismo: una abultada caja sustancialmente incrementada desde la liquidación del oprobioso sistema de jubilación privada de las AFJP en 2008 hasta diciembre del 2015, por “los que se robaron todo”.

Desde diciembre del 2015 para acá estuvo siempre en la mira, y no precisamente para beneficiar a los jubilados: en la Ley 27.260 (denominada “de reparación histórica”, pero que tenía por objeto real aprobar el blanqueo de capitales) se modificaron los artículos de la Ley 24.241 que regulan sus inversiones; y por su artículo 35 se derogó la Ley 27.181, sancionada por el Congreso en 2015 a instancias de Cristina, para “blindar” las participaciones accionarias del Fondo en empresas privadas.

Que el gobierno de “Cambiemos” tenía intención de desprenderse de esas acciones a favor de los accionistas mayoritarios de cada compañía no es una especulación nuestra: ellos mismos lo hicieron trascender durante la campaña electoral de las presidenciales del 2015; y de hecho una vez que removieron el “cepo” legal puesto por Cristina comenzaron a hacerlo, vendiendo acciones de Solvay Indupa y de Petrobras Argentina, siempre a favor de grupos empresarios alineados con el gobierno.

A principios de éste año y en el marco del “mega” DNU 27, se produjo otro avance sobre el Fondo, al excluir por su artículo 153 las contrataciones que éste lleva adelante del régimen general de contrataciones del Estado, lo que no hizo sino sumarle oscuridad su operatoria; mientras que por el artículo 154 del mismo DNU se autorizó a la ANSES como administradora del FGS a constituir o estructurar fideicomisos financieros de todo tipo, alquilar o prestar sus acciones en compañías privadas o realizar toda operatoria propia de los mercados financieros o bursátiles; posibilidades que hasta entonces tenía vedadas.

Es decir, el mismo tipo de operatorias que el gobierno está planteando para los bancos, fondos de inversiones y mercados de capitales en el proyecto de reforma de la Ley 26.831 (2012) que se encamina a aprobar el Congreso, del cual hablábamos acá. Sobre la posibilidad de "alquilar" o "prestar" acciones del Fondo para la operatoria denominada "venta en corto", ver lo dicho en su momento acá.

Como es sabido, a la hora de tratarse en Diputados el “mega” DNU, el oficialismo apeló a la complicidad del “peronismo federal” para tratar tres leyes “rectificatorias” del decreto, dejando sin quórum la sesión antes de que éste fuera rechazado, al menos en esa Cámara.

Como por imperio de lo dispuesto por los artículos 17 y 24 de la Ley 26.122 el DNU sigue vigente desde su publicación en el Boletín Oficial y hasta tanto sea rechazado por ambas Cámaras del Congreso, durante todo este tiempo la ANSES bien pudo (y puede) hacer uso de las atribuciones que le dio y que más arriba se explicaron, para meterse en distintos negocios financieros y bursátiles.

En ese marco, resulta más que sospechosa la maniobra del oficialismo -con la necesaria complicidad de la “oposición responsable”- por mantener viva la integralidad del DNU (lo que incluye los cambios al manejo del Fondo) por todo el tiempo que les sea posible.

Y más que sospechoso también resulta que en el gobierno de los Panamá paper´s, las cuentas en Andorra y los fondos de inversión que compran deuda que emitió el gobierno con funcionarios de los dos lados del mostrador como Caputo, la ANSES no venga suministrando información pública actualizada sobre el movimiento de los activos del Fondo.

En efecto, si ingresan al portal respectivo se encontrarán con lo siguiente:

* La información sobre participaciones accionarias del FGS en compañías privadas está “congelada” al 29 de septiembre del año pasado.

* Entre octubre del año pasado y febrero de este año no hubo informes de la evolución del Fondo ante la Comisión Bicameral del Congreso que debe controlarlo, y el de febrero de éste año tiene fecha de corte al 31 de diciembre del 2017, o sea que no contiene información alguna de éste año.

* La última acta disponible de las reuniones del Consejo Asesor de las inversiones del Fondo (integrado por representantes de la CGT, los bancos, el sector empresario y las organizaciones de jubilados) consta en el Acta Nº 50, del 31 de octubre del año pasado; es decir que el Consejo no se reúne hace cinco meses, o si lo hace no deja constancia escrita de los temas tratados y las decisiones adoptadas, o si ésta existe no está públicamente disponible.

* Otro tanto sucede con las actas del Consejo Directivo del Fondo, donde además de la ANSES participan funcionarios de los Ministerios de Hacienda y de Finanzas: la última lleva el Nº 153, está fechada el 31 de diciembre del año pasado, y salvo lo inherente a la suscripción de bonos del Tesoro por parte del FGS, no tiene los anexos que menciona y en los que se detallarían las operaciones del fondo a noviembre del año pasado.

Llama poderosamente la atención (o no) que ni siquiera “Sanguchito” Bossio (otrora gestor del Fondo durante el gobierno de Cristina) reclame un poco más de claridad sobre su manejo, siendo que a su vez levantó la manito para aprobar su desguace primero a través de la “ley de reparación histórica”, y luego para aprobar la presunta “ley correctiva” que borraría del mega DNU la autorización para invertir en fideicomisos y curros financieros y bursátiles varios; mientras levantaba sus posaderas de la banca para hacer caer la sesión que se encaminaba a rechazarlo expresamente.

No sea cosa que dentro de un tiempo nos enteremos que en estos meses de “apagón informativo” del FGS -símil del “apagón estadístico” del INDEC- el gobierno off shore que conduce los destinos del país hacia su transformación en un paraíso fiscal haya hecho negocios extraños con “la plata de los jubilados”; como “securitizar” (transferir) a favor de los bancos los créditos otorgados con la financiación de la tarjeta Argenta, alquilar o prestar acciones, o algo por el estilo o aun peor.

martes, 27 de marzo de 2018

BATMAN, EL SUPERHÉROE DEL PUEBLO

NO MÁS PREGUNTAS


Leíamos en La Nación de ayer: "Su seguimiento muestra que, aun beneficiados por el tramo de tasa fija que les caducará en un año, los que eligieron la opción tradicional seguirán pagando una cuota de $12.435, como desde entonces.

Pero los que se endeudaron por UVA y habían comenzado con una cuota de $7915 en abril de 2016 pasarán a pagar una de $ 12.428 el mes próximo. Esto quiere decir que lo que era una diferencia de $4520 (57%), por la sostenida inflación, quedó reducida a apenas 7 pesos (0,06%).

En paralelo, mientras los primeros achicaron en $33.574 el capital adeudado (cayó de $1 millón a $978.854, es decir, en una pequeña porción porque el sistema francés implica devolver al banco primero los intereses), los segundos lo vieron crecer sostenidamente hasta llegar a $ 1.529.466 (53%), por los ajustes que impone el mecanismo de indexación."

Más información al respecto, acá.

MAJUL Y EL PERIODISMO, UN DIVORCIO DEFINITIVO



(*)

Todo huele a coimas alrededor de alrededor de varios jueces de Comodoro Py. (Que poco olfato Luis, recién ahora te diste cuenta. Y eso que naso no te falta) Todo huele a coimas alrededor de Cristóbal López. Los supuestos pagos que Cristóbal López habría efectuado a Jorge Ballestero y Eduardo Farra por transformarlo de un evasor fraudulento a un moroso cualunque serían, en la lógica de negocios del empresario K, solo el último capítulo de una serie de presuntas compras de voluntades. (“Supuestos”, “serían”, “presuntas”. Eso es lo que estaba haciendo falta: un periodismo valiente, que se juegue a fondo) Más que una coima, una forma de hacer negocios. Más que un estilo: casi una manera de vivir. (¿Es el nuevo eslogan institucional del grupo Indalo? Se van a comer una denuncia de SOCMA por plagio) Hace ya casi 10 años, en 2009, Luis Juez fue el primero que se atrevió a denunciar a Cristóbal López. (Hacéme la conexión, que esto queda como descolgado, como todo lo que venga de Juez)

Primero lo hizo en declaraciones grabadas para el libro “El dueño”. (Ah, uno de esos que escribiste vos y ahora lo venden en la mesa de saldos, para envolver los huevos) Casi de inmediato se presentó a la justicia. (¿Y cómo le fue Luis?) Más tarde lo repitió en televisión. (En tu programa, por supuesto. ¿Dónde si no?) Juez dijo: “Cristóbal López me ofreció pagar toda mi carrera política (Que croto, le iba a costar dos mangos, considerando la duración) a cambio de que le firmara una habilitación para instalar un casino en Córdoba capital.”. (Que boludo, no se dio cuenta que a los casinos los habilitan los gobernadores, no los intendentes) No habría sido la única vez que, según fuentes seguras, López usó el estilo compra de voluntades para aceitar sus negocios. (Una modalidad innovadora en el empresariado argentino, un auténtico precursor) Esto que lo voy a contar, me lo contó Julio Bárbaro. (Una fuente re segura)

Cuando formaba parte del gobierno y todavía era amigo del entonces presidente, Bárbaro le dijo a Néstor que un empresario de medios lo quería conocer. (¿Magneto, Hadad, Vila, Manzano?) Parece que el empresario de medios quería entrar al negocio de los tragamonedas. (Puede ser cualquiera de ellos) Necesita que Kirchner “lo habilitara”. Cuenta Bárbaro que Néstor le preguntó si esas persona estaba dispuesta a pagarle más de 100 dólares por maquinita y por día. Bárbaro se quedó helado. Según él, de inmediato Kirchner le dijo que si no podía mejorar esa propuesta de retorno, que no perdiera tiempo en presentárselo. Porque era un negocio que ya tenía cerrado. (Todo esto basado en la falacia del hombre muerto, que no lo puede desmentir, recontra segura y confiable la fuente. ¿Fue a la justicia, como Juez? Porque siendo funcionario público estaba obligado, te cuento)

En efecto: según Bárbaro, (Paraguas condicional) ese era el precio o la tarifa de la coima que Kirchner, presuntamente, (Carpa condicional) ya habría (Lona de camión condicional) arreglado con Cristóbal López. Cristóbal llegó a tener un total de 15.000 tragamonedas a lo largo y a lo ancho del país. (Andá a chequearlo a las maquinitas de tu madre) Si Bárbaro no mintió (Cuarto condicional en un solo párrafo, contundente la información, Luis) y esa conversación con Kirchner existió, habría (Quinto) que concluir que Néstor recibía más de un millón y medio de dólares por día, como pago de los favores que le hizo a Cristóbal. (Eso siempre y cuando lo que decís vos que dijo Bárbaro que le dijo Kirchner que no lo puede desmentir fuera cierto, y también fuera cierto que Cristóbal tuviera quince mil tragamonedas) Los funcionarios judiciales que están calculando el monto del valor (Que es más o menos lo mismo) de los bienes personales de Cristóbal López , están seguros de que, parte de su fortuna en negro, por haber sido amasada en los casinos, (Claro, porque los casinos son la única forma de amasar guita en negro. Por eso al blanqueo solo entraron los dueños de casinos) debería multiplicar por varios ceros (Cualquier cifra multiplicada por cero es cero, burro. No conforme con destrozar la gramática y la sintaxis, ahora hacés pelota las matemáticas. ¿No te habrán hecho a vos las pruebas del Operativo Aprender, no?) su patrimonio en blanco. Es decir: la que habría acumulado dentro del sistema legal. (Sí, zopenco, se entendió. No tods son tan burros como vos)

Por eso la AFIP quiere que el Estado le incaute a Cristóbal cuanto antes todos sus bienes, incluidos tres aviones, dos barcos, un conjunto de inmuebles y la flota de autos, que superarían los $ 3.200 millones. (Primero más que “el Estado” debería ser la justicia, porque hay que demostrar en sede judicial que todo ese cálculo es algo más que un puterío que te contó un juez que no sabe multiplicar, y es todo mal habido) La AFIP exige que Cristóbal empiece a pagar por lo menos una parte de los US$ 1000 millones que le debería al Estado (¿Si tirás una cifra concreta por qué usás el potencial, es pura fruta como lo del PBI que se robó el kirchnerismo nomás?) por haberse robado lo recaudado por transferencia del impuesto a los combustibles y haber comprado con ese dinero mal habido, desde bancos hasta petroleras y medios de comunicación. (¿Vos decís que es posible comprar medios con guita en negro, Luis? Mirá que se van a enterar Vila y Manzano y te rajan de América como ya te rajaron de la radio)

¿Por qué digo que para Cristóbal y su socio esto no sería un hecho aislado sino todo un estilo, o casi una manera de vivir? (Eso ¿por qué? porque hasta ahora se lo hiciste decir a otros, y vos usás siempre el potencial para salvaguardar la posibilidad de que sea pura verdura) Porque lo volvió a demostrar cuando le envió esa carta cuasiextorsiva al presidente Mauricio Macri. (¿Cómo “lo volvió a demostrar”, Luis, si hasta ahora no desmotraste nada, y ponés todo en potencial) Y lo siguió demostrando a través del inquietante diálogo que mantuve con él por mensaje de texto y que su asesor de prensa, Carlos Infante, me autorizó a revelar. (Prueba de que es puro bolazo) La única manera de entenderlo, en los sótanos del poder, es con la siguiente traducción: (No, pará: si te autorizan a revelarlo ponélo textual, no lo “traduzcas) “Si Macri me sigue jodiendo, si la justicia me sigue molestando, voy a contar toda la plata en negro que puse para las campañas del PRO o de Cambiemos a través de Niky Caputo”. (Ah, pero esa extorsión muere antes de nacer: Macri, el PRO y Cambiemos demuestran fehacientemente de donde sacaron la guita para todos sus gastos de campaña, y listo. ¿O no pueden?)

Pero ahora el panoramas está más claro. O más oscuro. Depende de cómo se lo mire. (“Puere que sí como puere que no”. Parecés la señora Bisman) Porque el fallo casi absolutorio de Cristóbal (Pero era sobre una preventiva Luis, no hay sentencia condenatoria. ¿O vos decís que los jueces le están dando ese valor a las preventivas? Dolor constitucional) está haciendo las veces de un enorme ventilador con estiércol, que arroja toda la porquería hacia los cuatro costados. (O sea, más o menos lo mismo que vos venís haciendo hace años, con notas como ésta) Porque ahora está todo bajo sospecha. Y a su vez todos sospechan de todos. (Del abuso de los potenciales a la multiplicación geométrica de los “todo” que contextualmente son igual a “nada”) El gobierno sospecha de la Corte suprema porque dice que se acaba de alinear con los jueces federales (¿Qué, eran dos bandos o pretendían que se alinease con el gobierno?) y con el peronismo para evitar los cambios profundos que quiere hacer en la justicia. (“Cambios profundos”: rajar a los jueces que le molestan a Macri) Y no sospechan sólo eso. También sospechan que se juntaron para proteger a Cristina, De Vido y otros kirchneristas que acaban de dejar la cárcel, como Carlos Zannini, Luis D’Elía o Amado Boudou. (Claro, todo eso de la mano del peronismo de Pichetto, que tiene eso en primer lugar en su lista de prioridades. Igual, cuando se juntaron para encanarlos estaba todo joya)

Al revés, la Corte y los jueces federales sospechan del presidente Macri porque dicen que se los quiere cargar uno a uno. (Y con razón: lo dijiste vos mismo, un montón de veces, con la “metáfora” del cohete que Macri quería mandar a la Luna con los que lo molestaban) Que lo de Norberto Oyarbide fue inevitable. (Pero le aceptaron la renuncia, Luis. Claro, si estaba en edad, era inevitable que se jubilase, mala nuestra) Que lo del camarista Eduardo Freiler se veía venir. (Pero tuvieron que orquestar una maniobra con Lorenzetti y el Consejo de la Magistratura que reíte de “La casa de papel”, digamos todo) Que a Ballestero y a Farah hay que entregarlos porque dejaron los dedos marcados. (¿En qué Luis, en los fallos anteriores a favor del gobierno como sobreseer a Macri por las escuchas? Porque lo de las coimas de Cristóbal lo pusiste en potencial) Pero hay que detener la sangría porque de otra manera se van a llevar a todos puestos. Incluso, algunos jueces federales, y algún que otro fiscal, creen, que ya es hora de dar un gran batacazo. (¿Pagar Ganancias?) Otro batacazo a favor de algún otro preso a los que los K consideran político, como De Vido o Milagro Sala. (Ah, ése batacazo. Igual, mucho no estarían haciendo para desmentir que sean presos políticos. Lo jodido va a ser que a Milagro la libere algún juez de Comodoro Py, cuando la metió presa la justicia jujeña) Y también creen que hay que dar otro gran batacazo en contra de algún alto funcionario del gobierno actual. (Ah, están pensando en encontrar el perejil propiciatorio, Díaz Gilligan se compró todos los boletos: fue al único boludo al que hicieron renunciar)

Me lo dijo hace mucho tiempo un magistrado con mucha influencia entre sus pares. (¿Irurzun, Bonadío, Mongo?) “En el gobierno tienen que tener mucho, mucho cuidado con lo que sueñan, porque los sueños pueden convertirse en realidad. (¿Lo dice por lo de la pobreza cero?) Y si quieren de verdad una justicia independiente, deben estar dispuestos a ser indagados, procesados y condenados, en el caso de que cometan un delito que lo amerite”. (¡Ja ja ja ja, me hacés cagar de risa el culo! Se armaron un blanqueo a medida y después lo ampliaron por decreto y metieron mano en el Consejo de la Magistratura para armar tribunales a medida, justamente para evitar eso Luis, contáte otro)

(*) Las negritas son nuestras, el original acá.

lunes, 26 de marzo de 2018

ENCUENTRE EL ELEMENTO FALTANTE


Ayuda: tiene que ver con las marchas y actos por el Día de la Memoria, la Verdad y la Justicia.

PICHETTO Y EL PERONISMO ANTIPERONISTA

METER UNA CUÑA


En su columna del domingo 18 de El Cohete a la Luna decía con agudeza Horacio Verbitsky: “Por más diferencias que tuvieran, las distintas fracciones de capital coincidían entonces y siguen de acuerdo hoy en la exclusión del kirchnerismo cuando se discute de política, y en el achicamiento de la participación de los trabajadores en el Producto Interno Bruto si se habla de efectividades conducentes. Ése es su punto de unidad, que cada vez resulta menos eficaz para disimular sus intereses contradictorios. Ahora, igual que entre 1976 y 2002, el patrón de acumulación de capital se inscribe dentro de la valorización financiera, como analiza en otro artículo de esta edición Ricardo Aronskind. Pero entonces el control del Estado estaba en manos de los grupos económicos locales y no del capital financiero internacional, las empresas multinacionales de hidrocarburos y energía y el sector agropecuario, como bajo la gestión de Cambiemos.
Los lenguaraces del oficialismo utilizaron los tironeos con la Unión Industrial para refutar que el de Macrì sea el gobierno de los ricos. Esta es una confusión intencionada porque la ruptura entre ambas fracciones del capital (que dio lugar a la irrupción de los gobiernos nacionales y populares, con sus propias peculiaridades y etapas, que permanecieron hasta 2015) fue profunda y no se pudo superar, ni siquiera en las postrimerías del gobierno del FPV, como lo muestra la subsistencia de las dos expresiones políticas dentro de los sectores dominantes: la alianza entre el PRO y los radicales (Cambiemos) que expresa los intereses del capital financiero internacional y el Frente Renovador que hace lo propio respecto a los grupos económicos locales.
Más o menos lo mismo se dijo hace poco acá: "Las "metas de inflación" que planteó Sturzenegger nunca fueron una herramienta para contener la inflación, sino para disciplinar los reclamos salariales en las paritarias, y congelar así una redistribución regresiva del ingreso desde el trabajo hacia el capital; y así la interpretaron todas las fracciones del capital, más allá de lo que pensaran sobre el precio del dólar, o el nivel de las tasas de interés, y estás ultimas no eran un ancla para los precios, sino para el tipo de cambio. 
La única herramienta que el gobierno de Macri ha encontrado hasta acá para mantener más o menos contenida la interna entre el club de los devaluadores y el de la deuda y la bicicleta, es la reforma laboral: la promesa de flexibilizar más aun a la fuerza de trabajo para quitarle derechos y salarios, y generar así más excedentes extraídos del trabajo en beneficio de la rentabilidad del capital es música para los oídos de todos ellos, más allá de lo que opinen sobre el precio del dólar, o el nivel de las tasas de interés."
La nota de Aronskind a la que hace referencia Verbitsky es ésta, en la que el economista analiza las anteriores experiencias neoliberales aplicadas en el país (la dictadura y el menemismo), y se pregunta si a diferencia de ellas, en éste caso habrá algún atisbo de racionalidad en los sectores dominantes, para impedir la repetición del mismo final: que la exacerbación de la lógica del modelo de valorización financiera sostenido con endeudamiento externo, derive en otra crisis.
Pero el problema que plantea el “Perro” en su artículo también interpela a la política, en especial a la oposición que viene lidiando con su propia crisis, y buscando construir una alternativa competitiva frente a “Cambiemos” para las presidenciales del año que viene: acá decíamos que "El viejo sueño húmedo del establishment argento (es) un sistema político "equilibrado", donde todos sean iguales, y las elecciones se conviertan en una anécdota; porque gane quien gane, gobernará igual, sin cambios: a favor de los intereses de los sectores dominantes.
Ese riesgo (el de convertirse en la "oposición de su majestad" que nada cambia al llegar al gobierno) ya se está expresando hoy en el PJ en los que juegan directamente para el PRO (como Urtubey) y en los que, jugando para ellos, también juegan para el gobierno, como Pichetto y buena parte de los gobernadores peronistas, que son sus sostenedores. Pero también acecha el futuro de la unidad peronista (y por carácter transitivo, opositora) en ciernes, riesgo que no es novedoso, porque viene de su propio pasado y del entrismo que el liberalismo conservador le hizo al movimiento fundado por Perón durante el menemato."

Es decir, en paralelo a la reconfiguración del campo estrictamente político (alianzas electorales y candidaturas) se producen los movimientos al interior del bloque económico dominante, que inciden en aquel, o determinan el contexto en el que esa reconfiguración se produce: mientras el alineamiento de algunas fracciones del capital (las patronales del campo, los bancos, las empresas multinacionales con negocios en el país) con la posibilidad de prolongación de la experiencia macrista es muy clara, los grandes grupos económicos “nacionales” (las comillas son para suavizar la expresión, atento a la diversificación de sus intereses al plano mundial) como Techint, Arcor o Acindar están “desensillando hasta que aclare”, y no descartan opciones opositoras.
Es por eso que señala Verbitsky esto otro: “Bajo estas circunstancias, la estrategia de los grupos económicos es apoderarse del peronismo y sobre esa base enfrentar a Cambiemos, neutralizando al mismo tiempo a las expresiones “nacionales y populares” dentro del movimiento social, bajo la consigna de la Unidad Peronista.”. 
Ahora bien, esa estrategia se superpone a su vez con una necesidad objetiva de la oposición: para cobrar volumen, necesita anclar apoyos sociales además de seducir voluntades electorales; y para alumbrar una perspectiva de futuro, tiene que diseñar una propuesta que involucre de un modo central un modelo de desarrollo productivo integral, diversificado y moderno; que desplace al de la valorización financiera en curso y garantice la inclusión social, y una más justa distribución de la riqueza, sobre bases sustentables.
De lo contrario así como el neoliberalismo parece auto-condenado a repetir sus propios fracasos, una nueva experiencia nacional-popular podría verse (en caso de volver al gobierno) chocar otra vez con los mismos límites que antes tuvo: la restricción interna (el rasgo estructural más marcado de nuestra economía a través del tiempo) y las limitaciones de un modelo productivo desequilibrado, por falta de una efectiva y completa integración del tejido industrial propio, no dependiente de las inversiones del capital extranjero; y capaz de generar divisas para el país en lugar de demandarlas.
Dicho de otro modo: mientras el poder económico (o al menos una parte muy importante de él) trata de meter su cuña en el entramado político opositor para garantizarse la defensa de sus intereses más allá de posibles alternancias electorales, la oposición con aspiraciones (y posibilidades) de ser gobierno debe intentar a su vez meter su propia cuña hacia las fracciones del capital, articulando alianzas con al menos una parte de las mismas; claro que sobre el marco antes señalado al hablar del modelo productivo, y sus consecuencias sociales, y preservando al mismo tiempo el espacio de la autonomía de la política como representación de los intereses generales.
Desde luego que esto supone volver sobre la recurrente cuestión de la “burguesía nacional”, ese unicornio azul perseguido por el peronismo desde sus tiempos fundacionales, y su integración a un proyecto de país que supere los estrechos límites de la granja colonial, hoy resemantizados como “supermercado del mundo”.
Pero volver al tópico en un país, una economía, una sociedad y -sobre todo- un mundo empresarial muy diferente a aquellos con los cuales tuvo que lidiar Perón; con presencia gravitante del capital transnacional, y con empresarios que diversifican sus inversiones de la industria al modelo de agronegocios o las mil y una formas de la especulación financiera, por los múltiples vericuetos posibles que incluyen -pero no agotan- los paraísos fiscales, las sociedades pantalla y las cuentas off shore.
Un enorme desafío para la construcción opositora, al nivel de los que plantean resolver disputas internas, dejar de lado viejas querellas y construir una unidad posible, sobre bases firmes y acuerdos políticos; que trasciendan los amontonamientos electorales.