LA FRASE

"QUIERO SER DE NUEVO CANDIDATO A PRESIDENTE PORQUE MIS SEGUNDOS PERÍODOS FUERON LOS MEJORES, EN BOCA Y EN LA CIUDAD; Y ESO EN EL PAÍS NO ME COSTARÍA DEMSIADO." (MAURICIO MACRI)

sábado, 29 de junio de 2013

BURRADAS, FALSEDADES Y CINISMOS PREVISIONALES


Leemos en el diario del Loco Lindo una simpática nota del IERAL, un no menos simpático centro de estudios de la Fundación Mediterránea; entidad declarada reina de la simpatía desde los tiempos en que prohijara al inefable Mingo Cavallo.

Y el informe versa justamente sobre el financiamiento de la seguridad social, tema en el cual el propio Cavallo y los mediterráneo's boys aportaran páginas de gloria a la historia nacional, a través de aquél engendro que fueron las AFJP y la jubilación privada; liquidado por el populismo gobernante en un ataque de revanchismo que no le hace bien a la república, ni al clima de negocios. 

A poco que uno se adentra en la nota, surgen niveles descomunales de sanateo, aun en términos estrictamente matemáticos, que como es costumbre en éste blog, procederemos a dejar expuestos.

Así leemos: "El gobierno nacional le descontará a la cuota santafesina de la coparticipación federal unos 6.200 millones de pesos sólo en este año, para financiar el creciente déficit primario de la Anses, según los números proyectados del informe de coyuntura del Ieral, de la Fundación Mediterránea."

La cifra es consistente con lo que más abajo dicen sobre que la parte de la coparticipación que se retiene a las provincias con destino a la seguridad social serían éste año unos 72.000 millones de pesos, y parte de un grosero error de concepto: el famoso 15 % se detrae del conjunto de la masa coparticipable (por eso se lo denomina precoparticipación), y aportan a su formación tanto la Nación (con el 6,499 %), como el conjunto de las provincias (con el restante 8,501 % que forma el 15 % de marras).

En éste cuadro (que refleja la evolución de los aportes provinciales a la seguridad social) lo pueden ver con más claridad:



¿Se entiende, no?: si en el cuadrienio 2009-2012 las provincias aportaron 68.899 millones de pesos a financiar el sistema previsional nacional, sólo se puede sostener que, nada más éste año, aportarán 72.000 millones desde una profunda burredad. 

De acuerdo al presupuesto nacional 2013, los recursos tributarios coparticipables afectados a la seguridad social son (redondeamos las cifras para simplificar el análisis) 70.012 millones, de los que 39.678 aportarán el conjunto de las provincias, y los restantes 30.334 los pondrá la Nación.

Tomando los indicadores de distribución de la coparticipación secundaria (que fijan cuanto le toca a cada provincia en el reparto), Santa Fe aportaría a la financiación del sistema previsional nacional unos 3.559 millones de pesos éste año, poco más de la mitad de la cifra que dice el IERAL. 

Veamos esta otra parte: "Aquel acuerdo debía ser ratificado por el Congreso Nacional y las legislaturas provinciales. La mayoría kirchnerista en el Congreso lo viene prorrogando unilateralmente pero Santa Fe dejó de ratificarlo en 2005 y fue a la Corte Suprema de Justicia de la Nación un año más tarde. Pero el máximo tribunal viene de hecho postergando su fallo al respecto, sin explicación conocida.".

"Debe" ratificarlo el Congreso y las legislaturas no, en todo caso eso es lo que sostiene la provincia, pero con lo que la Nación no está de acuerdo: el descuento actual tiene su origen en el artículo 76 de la Ley 26.078, que estableció una afectación especial de recursos coparticipables, en los términos del artículo 75 inciso 3) de la Constitución; ley votada "por la mayoría kirchnerista" pero también por los opositores, entre ellos el propio Binner, que era diputado. En Diputados tuvo 153 votos a favor (incluyendo todos los de los socialistas y todos los radicales, menos 3), contra apenas 28 en contra (acá el acta).

Y la causa en la Corte se inició en el 2009 (no en el 2006 como dice la nota) por el propio Binner contratando para eso en forma directa al estudio jurídico de Gil Lavedra y pidiendo  una cautelar para que -mientras se resuelve el juicio- le dejen de descontar, medida que por suerte nunca fue despachada, porque habría dado lugar a otros reclamos provinciales, y desfinanciado el sistema previsional nacional.

El Procurador General subrogante (antes de la designación de Gils Carbó) dictaminó en contra de los reclamos de Santa Fe y San Luis (patrocinada nada menos que por Rodolfo Barra), razón por la cual la Corte la aplicó la cronoterapia, cajoneando el expediente.

Sigue el informe diciendo: "el gobierno de Cristina Kirchner sigue aplicando unilateralmente aquél pacto impulsado por Carlos Menem y Domingo Cavallo, sin pagar la contraprestación prevista: cubrir el rojo de las cuentas previsionales provinciales con plata de la Nación."

Pasemos por alto que desde el seno de la Fundación Mediterránea se cuestionen las políticas de Menem y Cavallo, para detenernos en otra falsedad: nunca existió tal contraprestación como que las provincias aporten a la seguridad nacional, y la Nación financie el rojo de los sistemas previsionales provinciales; porque sería un contrasentido: lo que entra por un lado, se va por el otro.

Lo que sí ocurrió (y es raro que los amigos del IERAL no lo digan) es que la Nación tomó a su cargo en los 90' directamente la administración de las cajas jubilatorias de más de 10 provincias, para asegurarse que sus legisladores en el Congreso votaran favorablemente la creación de las AFJP y las jubilaciones privadas; que se sancionaron con la Ley 24.241: justamente la mayor causa de déficit estructural del sistema previsional argentino.  

Más adelante leemos: "Según el Ieral, “un 37 % de los ingresos de la Anses en 2012 provinieron de los impuestos, es decir, que fueron aportados por el Tesoro Nacional y los Tesoros Provinciales, dado que dichos recursos se detraen del sistema de coparticipación federal de impuestos. La resignación de impuestos por parte de las provincias alcanzaría este año a 72 mil millones de pesos, con Buenos Aires aportando 15 mil millones”, refleja el informe. Aunque en el caso de Buenos Aires, las convulsivas relaciones con la administración nacional le permiten negociar compensaciones en otros términos, algo con lo que cordobeses y santafesinos no cuentan."

Y hemos explicado más arriba de donde surge éste error y allí nos remitimos, y en todo caso si quieren agregar a la nómina los aportes del Tesoro nacional a la financiación de los gastos de la ANSES (por fuera de la parte que le corresponde al Estado nacional del 15 % de la masa precoparticipable), el presupuesto 2013 los calcula en 50.913 millones; y sumados al famoso 15 % representan el 42,13 % del total de los recursos de la ANSES. 

Pero si nos atenemos estrictamente a los impuestos coparticipables afectados a la seguridad social, representan el 24,39 % de los recursos de la ANSES y no el 37 % como dice el informe; cuando por ejemplo en el 2005 eran el 36,63 %: la baja se debe a que aumentaron los recursos específicos de la seguridad social (contribuciones patronales y aportes personales de los trabajadores) por la creación de nuevos puestos de trabajo, el alza de los salarios y la baja (lenta pero sostenida) del empleo informal.

En otra parte el informe entra directamente en el terreno del delirio: "El déficit real del sistema se salva como quedó visto con los aportes nacionales y provinciales, que salen en realidad de impuestos que pagan los contribuyentes. Pero a su vez ese “rojo” previsional se explica por el mencionado plan social y porque los recursos se usan con otros fines no previsionales.

Uno es la extensión de la cobertura a quienes no realizaron aportes, pero además están otros programas como Conectar Igualdad (netbooks en escuelas públicas), el Pro.cre.ar (financiado a través del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de Anses, para otorgar créditos hipotecarios) y el programa Argenta (política de créditos para jubilados y pensionados nacionales, financiado también con recursos del FGS de la Anses)."

El "mencionado plan social" es nada más y nada menos que la AUH, que tenía asignados en el presupuesto de éste año (antes del aumento del 35 % dispuesto por Cristina hace poco) 14.096 millones de pesos, que representan el 4,91 % del presupuesto total de la ANSES.

Pasemos por alto la pobrísima (y ultra conservadora) concepción de la seguridad social que dejaría fuera de la misma a la AUH, para detenernos en que los muchachos de la Mediterránea tampoco computan como tal el pago de las jubilaciones del programa de inclusión previsional, para aquéllos a los que les faltaba completar años de aporte.

Claro que tal visión es consistente con haber sido el "think tank" de las tenebrosas políticas laborales y previsionales del menemato, donde el desempleo permaneció a tasas chinas en forma estructural, y los que perdían su trabajo eran abandonados a su suerte, mientras los otros eran entregados como presa fácil a la voracidad de las AFJP, en un sistema tan fraudulento que -al momento de su bienvenida liquidación- el Estado pagaba con la plata de los impuestos que tanto le preocupa al IERAL, la tercera parte de las jubilaciones (escasas) otorgadas por el nuevo sistema.

Pero además estos muchachos omiten que la gente que ingresó a las moratorias para poder jubilarse, sigue aportando a la seguridad social una cuota mensual que se le descuenta sus haberes, y que se contabiliza entre los recursos propios con que cuenta la ANSES.

El plan "Conectar Igualdad" tiene asignados éste año 1.707 millones en el presupuesto, que representan apenas el 0,59 % del gasto total de la ANSES: es risible entonces adjudicarle el déficit del sistema previsional.

Y lo señalamos en particular porque es el único que se financia con los recursos corrientes de la ANSES, de lo que supuestamente habla el informe: ni el Plan Procrear ni la tarjeta Argenta se financian con esos recursos, sino con fondos del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (formado por los activos traspasados de las AFJP al Estado), que no se utilizan para hacer frente mensualmente al pago de jubilaciones y pensiones; o sea que no tienen un pomo que ver con el déficit de la seguridad social.

Por el contrario, la inversión de esos fondos en proyectos que generan empleo, consumo y salarios de puestos de trabajo registrados, permiten su recupero para la financiación de la seguridad social, a través de los aportes personales de los trabajadores y contribuciones patronales, y de una mejora en la recaudación de impuestos coparticipables como IVA y Ganancias, de los que un 15 % se destina a financiar la seguridad social.  

Y rematan con esto: "Según el informe del Ieral, el Fondo de Garantía de Sustentabilidad, que a fin de 2009 permitía cubrir el equivalente a 16 meses de jubilaciones, ahora alcanza para 11 meses, a pesar de que evolucionó a valores corrientes un 234 % hasta 264,8 mil millones de pesos a marzo de este año. El fondo fue creado a fines de 2008 tras la reestatización del sistema previsional. Según los cálculos de los autores del informe, creció en términos reales (moneda constante) un 47 %. Aunque está por debajo de los valores de 2010 y alcanza para cubrir menos jubilaciones que en su origen. "

Que un activo (en éste caso el FGS) haya crecido en términos reales (habrá que ver como lo deflactaron, y si el método es correcto, pues la nota nada dice) un 47 % en cuatro años en los que el mundo entero estuvo sacudido por la crisis financiera más grande desde 1929 es en sí mismo una excelente noticia, pero la razón por la que hoy ese fondo de respaldo alcanza para cubrir menos meses de pago de jubilaciones que en sus inicios es muy sencilla, y no la menciona el IARAL:  por el índice de movilidad aprobado por la Ley 26.417 (contra el voto de la oposición, que decía que deprimiría las jubilaciones, que perderían frente a la inflación),las jubilaciones y pensiones aumentaron mucho más que ese 47 %, en el mismo lapso.

Razón por la cual además (y aunque no sea esa la premisa primordial del kirchnerismo en materia de seguridad social) también vino mejorando en forma sostenida la tasa de sustitución del salario en actividad, por la prestación previsional; como vimos acá.; con medidas concretas y posibles, no como el esotérico 82 % sin financiamiento, planteado por la oposición en el Congreso.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Vamos con la campaña UN TWITTER PARA OBEID!!!

Vamos muchachos, como puede ser que en pleno 2013 un candidato a diputado nacional no tenga twitter.

A que en uno de estos días aparece la cuenta, ya les dije que no les voy a cobrar nada por la idea.
Aprovechenla ustedes, no sean salames, sino se la van a soplar desde Buenos Aires

Anónimo dijo...

El boludo que comentó antes, se ve que el artículo no lo entendió un pomo porque sale con cualquier boludez. Perdón, de un boludo no puede salir otra cosa

Anónimo dijo...

No entiendo como se explica que hablen de MENEMATO y vayan a votar a OBEID

Anónimo dijo...

Obeid no es menemato???? pero yo recuerdo otra cosa. Ah si, revisionismo histórico.

Revisionista dijo...

Haciendo revisionismo:
Desde Palacios -contra las políticas sociales del primer Yrigoyen- hasta aquí, se puede decir que menem le ha hecho grandes honores al "socialismo" (argentino, en tod caso); un heredero natural diriasé.

Norberto dijo...

Interesante post a lo que se debería agregar lo que vuelve a la provincia en concepto de jubilaciones pagas por la ANSES, y en especial aquellas de la moratoria previsional, que en el caso de los pueblos y ciudades chicas de Santa Fé son muchísimas y justifican mas de un voto FPV.
Nosotros somos Ella, abrazos

La Corriente Kirchnerista de Santa Fe dijo...

Exactamente Norberto, Santa Fe (como provincia) tiene más jubilación de esas que el promedio que representa en la población total del país, como consecuencia de que acá los índices de desempleo en los 90' (y por ende la cantidad de gente a la que le faltaban aportes para jubilarse) fueron siempre superiores a la media nacional.

Norberto dijo...

Conozco el paño porque de joven trabajé con talleres, de mi especialidad pero con aportes de otras, de la Pampa Gringa, esa en que en cada pueblo se fabricaba algo, pero en la que la informalidad campeaba, nunca mejor dicho el término.
Nosotros somos Ella, abrazos

Anónimo dijo...

Leyeron la carta que le mandó al papa?
Uds son ella (?),