LA FRASE

"ME PIDIERON QUE DIERA UNA MANO CON EL QUÓRUM, Y FUI." (DANIEL SCIOLI)

jueves, 11 de diciembre de 2014

Y SE CAYÓ BOLUDA NOMÁS


Te lo adelantamos acá: la licitación para el traslado del puerto de Santa Fe y su posterior concesión para operarlo por 33 años se cayó nomás, porque el gobierno provincial decidió desestimar la única oferta presentada, la de Boluda y los demás socios de la UTE.

De ésta manera el socialismo rechazó las presiones públicas de sus socios radicales a través de los medios (ver acá) para que adjudicara la licitación al consorcio, y no vayan a creer que lo hicieron por transparentes; o por aquéllo de "ni un caso de corrupción".

Ni tampoco porque -como te la cuentan- la UTE estaba "flojita" de papeles, o tenía algunos problemas formales para cumplir con los requisitos del pliego. Al menos, no fue solo y principalmente por eso.  

Simplemente Bonfatti -con algo de olfato- decidió evitarse la redoblada acusación de "narcosocialismo" que previsiblemente le iba a caer, si adjudicaba nada menos que la operación de un puerto por 33 años, a un consorcio integrado por una firma (House To House) que tiene a uno de sus principales accionistas procesado por narco, y otra (la que opera Puerto Fénix, en Paraguay), involucrada en inumerables causas judiciales por narcotráfico.

Pero además si adjudicaba el contrato a Boluda y sus socios, corría el riesgo de que se supiera como y quiénes armaron verdaderamente la oferta del consorcio, que en el plazo récord de 10 días se armó y presentó su propuesta para quedarse con el negocio.

Que fueron ni más ni menos que Vorobiof y sus principales colaboradores en el puerto local, con el respaldo político pleno de la UCR local (con Corral y Barletta a la cabeza), que se tomaron el trabajo de ir a buscar a las empresas, diciéndoles que era una oportunidad inmejorable, o para ser más precisos, "un negocio ideal para los amigos": razón no les falta, si se repasan las cláusulas del pliego (armadas por ellos justamente), como vimos acá.   

Un detalle a no pasar en alto ahora, cuando el gobierno provincial anunció que volverá a llamar en 90 días a licitación; y que en el nuevo llamado podrán volver a presentarse las mismas empresas.

Puestos a recordar la triste historia de este negociado frustrado (por ahora), no podemos olvidar las presiones de las "fuerzas vivas" como la Bolsa de Comercio y similares, que hasta último momento trataron de que el gobierno reflotara la licitación, con el simple recurso de sacar del medio a House To House por tener a uno de sus dueños preso por narco.

Tampoco podemos olvidar los desbarrancos institucionales de los concejales santafesinos, que deberán revisar su agenda de viajes, y quien redacta los partes de prensa del Concejo; donde daban el tema por resuelto, y al consorcio encabezado por Boluda, como concesionario ya oficial del puerto.   

Habrá que ver que repercusiones trae ahora la decisión del gobierno de Bonfatti, entre ellas los previsibles misilazos del diario del Loco Lindo (que seguramente serán detenidos con el escudo anti-misiles de la chequera publicitaria de Galassi), y los pucheritos de los socios radicales, que tampoco deben estar muy contentos con el cronograma electoral que el propio gobernador anunció ayer. 

Para colmo en cuestión de días se conocerá el informe de la comisión investigadora de Diputados sobre la gestión Vorobiof, que promete ser picante. Muy.

1 comentario:

Andrés dijo...

Buenas CKSF,

Yo pensé que Boluda esra una chicana para designarr a otra compañía, pero le pusieron de nombre Boluda, nomás...

No me entra en la cabeza que una empresa que opere en Argentina decida voluntariamente llamarse así.

A quién se le ocurrió semejante nombre?

Saludos,

Andrés