LA FRASE

"HAY GENTE EN LA MESA DE ENLACE QUE CUESTIONA QUE YO NO HAYA DADO EL DISCURSO DE CIERRE DESPUÉS DEL PRESIDENTE EN EL ACTO DEL 8 DE JULIO, PERO LES HICE ENTENDER QUE TENEMOS QUE SER GENEROSOS." (DANIEL PELEGRINA)

lunes, 15 de diciembre de 2014

LOS RIESGOS DE USAR FUENTES IMAGINARIAS


Leemos en La Nación de hoy esta nota de Ruiz y Alconada Mon sobre el financiamiento de las campañas de los candidatos, en la que quedan expuestos los riesgos de disfrazar operaciones políticas como  información periodística; acudiendo a fuentes brumosas e incomprobables.

Tratando además de dar la idea de que hay candidatos prístinos e incorruptibles, que hacen campañas austeras con fondos escasos y todos perfectamente justificados, mientras otros ponen en juego millones que les llegan por izquierda.  

Dicen Ruiz y Alconada: "Macri y Scioli, en tanto, al igual que otros precandidatos como Florencio Randazzo,Sergio Urribarri José Manuel de la Sota cuentan con una ventaja sustancial frente a Massa o a los también legisladores SanzLilita Carrió Hermes Binner. Los candidatos "amarillo" y "naranja" disponen de la caja de la administración porteña y bonaerense para, por ejemplo, sus campañas publicitarias. Los amarillos destinarán $ 800 millones a propaganda el año próximo; los naranjas, sólo este año, $ 210 millones, según datos oficiales.". (las negritas son nuestras)

Con la misma lógica que aplican los periodistas (candidatos que usan la pauta publicitaria oficial de un gobierno para sostener sus campañas) podríamos apuntarles a los periodistas por qué razón -considerando que el socialismo también gobierna, acá en Santa Fe- lo ponen a Binner como en situación de desventaja; sin tomar nota de que el año que viene el gobierno provincial dispondrá de 320 millones de pesos en publicidad oficial, bastante más que Scioli; sin ir más lejos. 

Pero sigamos con éste otro párrafo, que es aun más curioso: "La falta de una "caja" estatal forzará a algunos precandidatos a apoyarse aún más sobre la generosidad privada. Sea de empresarios, industriales, banqueros y productores. Porque sólo para jugar en serio en las primarias los cálculos conservadores estiman que necesitarán entre 100 y 200 millones de pesos. "El que no la junte", ironizó un operador, "tendrá que bajarse e ir de vice o pelear por una gobernación".

Y en la liga de los grandes peces, vale una aclaración. Los recaudadores comenzaron a pasar la gorra hace meses, pero la mayoría coincide que los grandes jugadores -Techint, Arcor, Cristóbal López, los Bulgheroni, el Grupo Clarín o el propio Brito, entre otros- aún no jugaron. O por lo menos no a fondo. Y en cualquier caso, descartan que todo será silencioso. Por múltiples motivos. "No te voy a negar que en el tema de los aportes hay un gran porcentaje que está en negro. Eso pasa en todos los partidos", contó un tercer recaudador a LA NACION. "Gran parte es por la necesidad de los empresarios de no quedar pegados -abundó-, de evitar dar explicaciones ante la UIF [por la Unidad Antilavado], y de evitar ser señalados por la prensa." " (otra vez las negritas son nuestras)

Si la plata que los empresarios ponen en la campaña de los partidos es de origen lícito, no se advierte la razón por la cual deberían temerle a la Unidad de Información Financiera. A menos que estén lavando dinero de origen ilícito por esa vía: hay que tener cuidado con lo que dicen cuando hacen hablar a fuentes imaginarias o incomprobables, chicos.

El problema en todo caso -como le está pasando a Binner, sin ir más lejos- lo tendrían con la justicia electoral; porque la Ley 26.215 de financiamiento de los partidos políticos (de acuerdo a la reforma introducida en el 2009 por la ley de las PASO) establece en su artículo 44 Bis lo siguiente: "Financiamiento privado. Constituye financiamiento privado de campaña electoral toda contribución en dinero, o estimable en dinero, que una persona física efectúe a una agrupación política, destinado al financiamiento de gastos electorales.

Queda prohibida toda donación o contribución a una agrupación política por personas de existencia ideal." (las negritas son nuestras)

Y suponiendo que los empresarios pongan la plata en su nombre y no en el de las empresas o grupos económicos que representan, la misma ley en su artículo 15 pone otros límites: las donaciones no pueden ser anónimas, ni pueden provenir de empresas concesionarias de servicios u obras públicas de la Nación, las provincias, los municipios o la Ciudad de Buenos Aires, o de personas físicas o jurídicas que exploten juegos de azar, o asociaciones sindicales, patronales y profesionales. 

Y en el artículo 16 les pone límite a los aportes (de las personas físicas, las jurídicas lo tienen prohibido) en el 2 % del total de los gastos autorizada para cada campaña, tope que establece la justicia electoral. 

De cualquier manera si estas normas se burlan, descartamos que los sabuesos de La Nación saldrán prestos a denunciarlo, y a esclarecernos sobre la ruta del dinero negro que aportaron los grupos empresarios a la campaña de los diferentes candidatos.

De todos, por supuesto. 

1 comentario:

Nando Bonatto dijo...

no mientan mas por favor..el despliegue publicitario de Massa es un despilfarro de guita..Narcodelta al tope.
¿Scioli 200 palos nada mas? te pintan de naranja si te quedas parado