LA FRASE

"YA TENEMOS TODO LISTO PARA EMPEZAR CON EL PROGRAMA, ESTE AÑO SE LLAMARÁ "CONTAGIANDO POR UN SUEÑO"." (MARCELO TINELLI)

miércoles, 20 de abril de 2011

BINNER COMPARTE ABOGADOS CON TECHINT Y LA AEA


Leemos aquí que un grupo de diputados opositores -rápidos para los mandados- presentaron un proyecto de derogación del DNU 441, por que el Cristina eliminara las restricciones al ejercicio de los derechos que le corresponden a la Anses en las empresas privadas en las que participa del capital accionario.

Entre los firmantes está Ricardo Gil Lavedra, el diputado de la UCR que fuera contratado -en forma directa, sin licitación- por el gobierno de la provincia para llevar adelante los juicios contra la Nación por diferentes reclamos sobre la coparticipación, como podemos ver en éste decreto.

Por cierto, el otro estudio jurídico mencionado en el decreto y contratado por el gobierno de Binner -también en forma directa, sin licitación ni nada parecido-, el de Bouzat y Rosengrandt, es otro viejo conocido, en este caso del Grupo Clarín.

Es decir que por alguna especie de "perversa casualidad", el gobierno provincial de Santa Fe ha confiado en los mismos abogados en quienes a su vez confían los dos principales miembros de la Asociación Empresaria Argentina (AEA), el principal grupo de choque del estalishment económico argentino.

De hecho, hace poco el mismo Binner adjudicó la impresión de las boletas electorales a ambos socios, que serán los que en definitiva las imprimirán de acuerdo a lo ofertado por AGL (Artes Gráficas del Litoral) y aceptado por éste decreto

No estamos planteando que Binner y su gobierno sean socios de Techint (de Clarín ya nos quedan dudas a esta altura, si sumamos un par de Expoagro y otras perlitas); pero sería bueno que, como figura política de instalación nacional, tomara algún gesto para independizarse de estos pulpos corporativos, como por ejemplo revocar los poderes de esos estudios jurídicos.

O que se pronunciara a favor del DNU de Cristina, después de todo el socialismo votó a favor la estatización de los ahorros previsionales, y se trata nada más y nada menos que de cuidar "la plata de los jubilados".

Pero volvamos al amigo Gil Lavedra para redondear una idea: ¿hasta cuándo aquéllos que, como él, Strassera o Moreno Ocampo, tuvieron la oportunidad histórica de juzgar a las juntas militares en la restauración de la democracia malversarán ese pasado con actitudes como ésta?

¿O fue en aquél caso únicamente que hicieron lo correcto, nada más que porque la historia los puso en ese lugar, en ese momento?

La actitud de Gil Lavedra y los demás diputados que firman el proyecto nos hace pensar si Ernesto Sanz no decidió desistir de participar de la interna radical, porque encontró que en ella, Techint tenía más de un candidato.

1 comentario:

Anónimo dijo...

¿Binner no será la última esperanza blanca?