LA FRASE

"MUERTO ANGELOZ, QUEDO YO COMO ÚNICO CANDIDATO PRESIDENCIAL DE LA UCR CON MÁS DEL 30 % DE LOS VOTOS EN SU HABER." (FERNANDO DE LA RÚA)

domingo, 3 de enero de 2016

DEJÁTE DE JODER ZAIAT; SI LEÉS NESTORNAUTAS CITÁ LA FUENTE


Leemos a Alfredo Zaiat en Página 12 de hoy: "El gobierno de Mauricio Macri ha concretado mediante un Decreto de Necesidad y Urgencia un megacanje de deuda que implicará un aumento sustancial en la carga de intereses en el Presupuesto Nacional. La operación liderada por el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, y el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay, involucra 16.099 millones de dólares. Con un fuerte aumento de la tasa de interés y una quita del capital del 15 por ciento, la emisión de bonos será por 13.697 millones de dólares y los servicios de deuda subirán con los nuevos papeles en 9141 millones de dólares durante todo el período de duración que va de 6 a 11 años. Además del aumento de los servicios de la deuda por el alza de la tasa de interés, este megacenaje convierte una deuda intra sector público no exigible en otra que sí lo será en manos del sector privado. El trueque de papeles de deuda fue dispuesto por un DNU del 22 de diciembre pasado que derogó un artículo de la ley de Presupuesto 2016. 
Así una deuda pública (las Letras) no exigible de pago (la relación deudor-acreedor es entre organismos públicos lo que facilita una permanente refinanciación) pasará a serlo con los bonos (el acreedor privado, en cambio, busca lógicamente cobrar capital e intereses).
Durante muchos años el rubro intereses de la deuda en el Presupuesto Nacional era evaluado con especial dedicación en las consultoras de la city porque orientaba acerca de cuál iba a ser la magnitud del ajuste fiscal exigido por la banca acreedora para aceptar la refinanciación de la deuda, con la esmerada auditoria del Fondo Monetario Internacional. 
Los requerimientos de política económica trasmitidos a los gobiernos es definir entonces una estructura de gastos e ingresos (presupuesto nacional) que garantice el pago de los intereses. Cuanto más elevado es el monto a desembolsar por los servicios de la deuda, más importante debe ser el ajuste fiscal. 
El servicio de la deuda en 2015 sumó 96.217 millones de pesos del gasto público (el mencionado 7,7 por ciento del total), según el Presupuesto aprobado en el Congreso, pero concentrada la deuda en el sector público (la deuda en manos privada equivale a apenas el 12 por ciento del PIB). Este megacanje significa en promedio de la duración de los nuevos bonos unos 1056 millones de dólares anuales más de intereses, que equivale a 14.784 millones de pesos a un tipo de cambio de 14 pesos por dólar. Ese monto en pesos implica un 15 por ciento más de gasto en intereses presupuestado en 2015. Además que se abrirá la puerta a que esos papeles terminen en manos de acreedores privados.
Entonces si el megacanje II de Sturzenegger y Prat-Gay se completa por el total de 65 mil millones de dólares en iguales condiciones de quita de capital, tasas y plazos, los servicios de deuda adicionales en casi nueve años (el período promedio de los bonos emitidos) totalizarían 36.638 millones de dólares. Una carga excepcional sobre el presupuesto nacional con la excusa de mejorar la calidad del balance del Banco Central, cuando en realidad se trata de una inmensa operación financiera de incremento de la carga de los servicios de la deuda pública definida por un DNU sin ningún tipo de control del Congreso. Así el gobierno de Mauricio Macri ha empezado a aprovechar el extraordinario esfuerzo social del desendeudamiento con el sector privado de los gobiernos kirchneristas, iniciando un nuevo ciclo de negocios con la banca internacional. " 
Decíamos nosotros en esta entrada del 24 de diciembre pasado: "primero a través del decreto de necesidad y urgencia (DNU) 211, que deroga texto artículo 52 Ley 27.198 (Presupuesto 2016),. Ese artículo estableció que el entonces Ministerio de Economía y Finanzas Públicas colocara una letra intransferible en dólares estadounidenses con un plazo de amortización de diez años y amortizable íntegramente a su vencimiento; que devengaría una tasa de interés igual a la que devengasen las reservas internacionales del citado Banco por el mismo período, hasta un máximo de la tasa Libor anual, menos un (1) punto porcentual y cuyos intereses se cancelarían semestralmente.

Esa letra debía ser suscripta por el Banco Central con los fondos que recibiera al vencimiento de otra letra en dólares, a vencer el 3 de enero del año que viene; que le fuera entregada por el Tesoro en el 2006, para documentar la deuda contraída entonces al haberle pagado la deuda al FMI con las reservas del BCRA. El argumento del DNU al derogar el artículo de la Ley de Presupuesto 2016 es que al obligar al Central a suscribirla ("pedaleando" así 10 años una deuda intra Estado) se estaría otorgando un préstamo al Tesoro, lo cual está prohibido por la Carta Orgánica del BCRA.

La verdad de la milanesa es otra: el Central necesita que el Tesoro cancele el 3 de enero (a su vencimiento original) la letra que recibió en el 2006 por el pago al FMI por reservas, porque ese documento ha sido ofrecido en garantía a los bancos extranjeros que ofrecieron armar una "vaquita" (léase "blindaje") de varios miles de millones de dólares, necesarios para el levantamiento del "cepo" (acá lo confirma La Nación); reforzando de ese modo la oferta de divisas para cuando la demanda se empiece a calentar. ¿Vieron que del tema del "blindaje" ya no se habla más?

El resultado (como se señaló acá) del DNU será cambiar deuda que había dejado de ser exigible en lo inmediato (porque se la canjeaba por otra amortizable dentro de 10 años) y era intra Estado, por deuda exigible a más corto plazo; con acreedores externos privados; por no mencionar que le crea al Tesoro un gasto adicional en dólares o pagadero en pesos convertidos al tipo de cambio oficial, no previsto en el Presupuesto votado por el Congreso, y luego de una devaluación; que no hizo sino incrementar el peso financiero para el Estado de la deuda en dólares.

A los valores de hoy (no sabemos a cuanto estará el dólar el 3 de enero), estamos hablando de una factura (solo por la letra) de unos 140.000 millones de pesos; más de tres veces lo presupuestado para la AUH: ¿del ajuste de qué partidas del gasto saldrán los fondos correspondientes?".

El afano completo (de Sturzenegger y Prat Gay, el de Zaiat a éste blogcito lo perdonamos) contado con más detalle acá.

1 comentario:

1rapersona dijo...

El mundo entero analizó esto gracias a Zaiat. No sabía que venía de ustedes, pero nunca me hubiese si no hubiese sido por él.