LA FRASE

"ME SIENTO CON GANAS DE TENER OTRO MANDATO, ESTE CARGO ES MAGNÍFICO, SOBRE TODO POR EL RÉGIMEN DE LICENCIAS QUE TIENE." (MAURICIO MACRI)

martes, 5 de enero de 2016

MENEMISMO EXPLÍCITO


Leemos en La Nación de hoy: “El Gobierno disolvió la Comisión de Planificación y Coordinación Estratégica del Plan Nacional de Inversiones Hidrocarburíferas y también gran parte del articulado que conforma el Reglamento del Régimen de Soberanía Hidrocarburífera, cuyas funciones serán asumidas por el Ministerio de Energía y Minería.

La decisión fue adoptada por el presidente Mauricio Macri a través del decreto 272, que lleva también las firmas del jefe de Gabinete, Marcos Peña; y de los ministros Alfonso Prat Gay (Hacienda) y Juan José Aranguren (Energía).

La medida que entró en vigencia hoy tras su publicación en el Boletín Oficial establece además que los derechos derivados de las acciones de titularidad del Estado Nacional en la empresa YPF Sociedad Anónima y en YPF Gas Sociedad Anónima serán ejercidos por el Ministerio de Energía y Minería, a excepción de las acciones que pertenecen al Fondo de Garantía de Sustentabilidad del Régimen Previsional Público de Reparto.Juan José Aranguren, ministro de Energía y Minería, queda a cargo de la planificación de inversiones hidrocarburíferas.

Además de disolver la comisión encargada de llevar adelante el programa nacional de inversiones en materia de hidrocarburíferas, Macrio dispuso la derogación de los artículos 2, 3, 4, 5, 13, 14, 15, 18, 19, 20, 21, 25, 26, 27, 28, 31 y 32 del Reglamento del Régimen de Soberanía Hidrocarburífera, creada a través del decreto 1.277 de 2012.

Desde la Casa Rosada se dispuso que las competencias que Estado Nacional mantenía en estos segmentos pasen a manos del Ministerio de Energía, a cargo de Juan José Aranguren, quien como autoridad de aplicación deberá atender lo expresado por las leyes 17.319 y 26.197.

El decreto 272 expresó en el artículo 4 que Energía y Minería deberá efectuar "una revisión y reordenamiento integral de las normas de su competencia referidas a la creación de registros y deberes de información en la industria de los hidrocarburos.

También se indicó que las medidas adoptadas hasta aquí por la Comisión de Planificación del Plan Hidrocarburíferas "conservarán su vigencia en tanto no se disponga lo contrario en forma expresa por resolución del Ministerio de Energía y Minería.”

A esto nos referimos cuando expresamos que desde la asunción de Macri ha transferido la atención del país a los que él reconoce como sus verdaderos dueños.

De otro viandazo vía decreto Macri disuelve la Comisión de Planificación y Coordinación Estratégica del Plan Nacional de Inversiones Hidrocarburíferas creada por (Decreto 1.277/2012 del 25.07.12  (B.O. 27.07.12), dispersa en las provincias la actividad regulatoria referida a los planes de inversión y los permisos de explotación y exploración y transfirió a Aranguren -uno propio de las petroleras-  el diseño de las políticas nacionales sobre esta actividad estratégica.

Es ni más ni menos que la vuelta a la desregulación petrolera del menemismo que el decreto de CFK  de 2012 citado había derogado.

A partir de ahora los planes de las empresas privadas no deberán ajustarse a una política energética nacional,  ni deberán brindar información sobre costos y márgenes de ganancia, pensado esto para, llegado el caso,  adoptar las medidas necesarias para evitar conductas distorsivas que puedan afectar los intereses de los consumidores en relación al precio, calidad, disponibilidad de los derivados de hidrocarburos”. También las libera del control trimestral del plan anual de inversiones comprometido y de tener que afrontar los costos emergentes en caso de paradas técnicas o imprevistas que significarn falta de abastecimiento a sus cadenas comerciales. Paralelamente se revocan las facultades de aplicar sanciones que tenía la Comisión.

Todas estas desregulaciones desarticulan al Reglamento del Régimen de Soberanía Hidrocarburífera.

Pierden con esto centralidad los objetivos del  “Plan nacional de inversiones hidrocarburiferas” (incremento y la maximización de las inversiones y de los recursos empleados en exploración, explotación, refinación, transporte y comercialización de hidrocarburos para garantizar el autoabastecimiento y la sustentabilidad de la actividad en el corto, mediano y largo plazo; la integración del capital público y privado, nacional e internacional, en alianzas estratégicas dirigidas a la exploración y explotación de hidrocarburos convencionales y no convencionales; la promoción de la industrialización y la comercialización de los hidrocarburos con alto valor agregado; y la protección de los intereses de los consumidores relacionados con el precio, calidad y disponibilidad de los derivados de hidrocarburos – Artículo 1º) y  se abre paso la visión de Aranguren para el sector, explicitada en aquel reportaje que le hicieran en Canal 26 en noviembre ppdo., donde sin vueltas propuso “evaluar el plan de negocios de YPF para poder recomendar o no la continuidad de este tipo de administraciones”, planteando la posibilidad de que YPF deje de ser una empresa estatal, y en la que afirmó que “no es relevante recuperar el autoabastecimiento y la soberanía hidrocarburífera”.

Visión que significa la apertura a la importación de hidrocarburos y derivados en un momento de baja histórica del precio de barril de crudo (U$S 36) y sobreoferta de producción impulsada por EEUU y su socio Arabia Saudita, abandono del esquema de precios sostén para el crudo producido en el país, para garantizar niveles de producción y de ocupación en yacimientos, y de ingresos por regalías para los estados provinciales, que si no se concreta inmediatamente es porque la economía argentina no está en condiciones de afrontar tal demanda de divisas (cuestión que el gobierno quiere rápidamente superar y a eso van dirigidas todas las medidas ya en marcha para financiarse y que significan endeudamiento).

En el medio se verían afectadas la producción nacional, las regalías de las provincias y los empleos del sector.

Mientras tanto, Aranguren acuerda con las petroleras que los combustibles aumentarán el 6 de enero un 6% y otro 6% en marzo para absorber la devaluación (no era que la economía estaba alineada a un dólar de 16 pesos).

Como en tantas otras medidas, ellos avisaron que lo iban a hacer.

(*sobre el tema del "Plan Nacional de Inversiones Hidrocarburíferas" ver acá lo ya escrito en el blog)

10 comentarios:

Anónimo dijo...

El desguace en 20 días de lo que llevó 12 años recuperar.
La mansedumbre de los afectados se tendrá que terminar.

Marta dijo...

En el menemismo habia gente HDP pero inteligente. aun al propio turco no se lo puede comprar con el imbecil presidente macri

Mariano T. dijo...

Es una cagada que Aranguren decidio respetar la política anterior de que los contribuyentes subsidiemos a YPF y las otras petroleras pagando el doble del precio de importación.

Anónimo dijo...

Marianote, ahora haciéndote el sarcástico demostrás que de esto tampoco sabés un pomo y te manejás con consignas. Desde que YPF es gestionada por el Estado la producción de gas creció un 30%, la de petróleo ronda un aumento de 15%. Las reservas crecieron más del 27%. Las inversiones se incrementaron en torno al 200%. En igual porcentaje se incrementaron los equipos de perforación. La petrolera de bandera lidera el mercado nacional al concentrar el 58 por ciento de la venta de naftas y el 60 por ciento de las de gasoil. El empleo en la empresa creció casi un 60%, rondando 23.00 directos y casi 60.000 indirectos.
Si no me crees, los datos de YPF son públicos porque cotiza en bolsa (en la de Nueva York tb). Kña

Anónimo dijo...

Es dificil que tractor entienda. Le hablás de la bolsa,y piensa que es la que se va a llevar Aranguren de YPF.

Anónimo dijo...

Tranquilos, que si baja el subsidio a la producción de petróleo a todos los despedidos de la industria los va a absorber el tractor en su campo. Y en blanco, como siempre en el sector.

Mariano T. dijo...

Salame anónimo: No te cuestionos, aunque no se si son ciertas, las cifras de YPF.
Lo que dije es que la política fue pagarle a YPF y las petroleras el doble del precio internacional en dólares.
Los aumentos que vienen, permiten sospechar que esa política se mantiene. Sinó congelarían los precios

Anónimo dijo...

Salame vos Marianote garca. El precio sostén del petróleo sostiene el empleo del sector, el nivel de producción y las regalías a las provincias. Qué te pasa no podés ver un poco mas lejos o te tapa el silo bolsa. Estás a full pidiendo medidas que acarrean despidos. Kña

Mariano T. dijo...

Entonces estas de acuerdo con los aumentos, no?
Yo no dije lo contrario, por eso te traté de salame, ya que nunca hice un juicio de valor al respecto.
Avalas los aumentos. Es una opción. Aranguren pudo haber hecho otra cosa y eligió la continuidad.

Anónimo dijo...

Marianote NO. Con lo que estoy de acuerdo es con el precio sostén en esta etapa (por lo que de ello se deriva: + producción + empleo + regalías). Los aumentos del 6% de ahora,, más el otro 6% de marzo, se debe al ajuste por devaluación que concedió Aranguren.
El aumento de la nafta y el gasoil se lo debés a los devaluadores, y el ajuste a la baja del precio sostén y sus efectos también. Kña