LA FRASE

"ME SIENTO CON GANAS DE TENER OTRO MANDATO, ESTE CARGO ES MAGNÍFICO, SOBRE TODO POR EL RÉGIMEN DE LICENCIAS QUE TIENE." (MAURICIO MACRI)

viernes, 10 de abril de 2015

DE HERENCIAS, ÉPOCAS Y MODELOS: EL CASO AYSA


Tal como da cuenta la imagen de apertura, leemos en El Cronista que el tribunal arbitral del CIADI falló a favor del reclamo del Grupo Suez contra el Estado argentino, por la revocación de la concesión de la ex Aguas Argentinas durante el gobierno de Néstor Kirchner en el 2006; cuando se reestatizaron los servicios de agua potable y cloacas para la Capital Federal y el conurbano bonaerense, y se creó la empresa Aguas y Saneamientos Argentinos (AYSA).

El fallo condena al país a pagar 405 millones de dólares sobre un reclamo original de 1200 millones de la misma moneda; y da lugar a que los medios insistan con en la idea de las "bombas" que el kirchnerismo le dejará al futuro gobierno; y la "pesada herencia" que hará necesario "el inevitable ajuste" del que hablábamos acá.

De lo que no dicen nada -en cambio- es que todo es asunto es consecuencia directa de otra "pesada herencia", que es la de las nefastas políticas del menemismo: privatizaciones indiscriminadas sin marcos regulatorias adecuados y débiles controles, y maximización de la lógica del beneficio y las reglas del mercado por encima de toda consideración inherente al interés esencial; muy nítido en casos como éste, que se trata de un servicio esencial que hace a la calidad de vida de la población.

A lo que hay que sumarle la firma de los tratados bilaterales de inversión, y la aceptación de la jurisdicción del CIADI; tema analizado en su momento acá.

El Grupo Suez (que también obtuvo la concesión de los mismos servicios en Santa Fe durante el gobierno de Reutemann) hizo lo que los privados hacen en estos casos: si no obtiene rentabilidad vía tarifas (cuya dolarización reclamaban) no invierte, sin importar si cumplía o no con las metas del contrato en cuanto a la cobertura o expansión de los servicios; por esenciales que estos fueran.

Al respecto, leemos en Página 12: "El grupo francés recibió, en 1993, la concesión del servicio de Obras Sanitarias. Durante los trece años de gestión privada, la ampliación de la red del servicio de agua potable alcanzó a 460 mil personas y, de cloacas, a 210 mil. 

Cuando el Estado se hizo cargo de la empresa había tres millones de habitantes sin agua potable y unos 4,5 millones sin cloacas. La inminente terminación de la planta potabilizadora Juan Manuel de Rosas, ubicada sobre el Paraná de Las Palmas, en el partido de Tigre, permitirá alcanzar un nivel de cobertura total en agua potable antes de fin de año. Las obras realizadas en materia de cloacas permitieron reducir el déficit a la mitad, y en el 2019 se prevé alcanzar la cobertura total. Para obtener estos resultados, el Estado invirtió 20.200 millones de pesos desde su (re)estatización.".

Para que se entienda: en apenas 9 años de gestión estatal (contra 13 de vigencia del contrato de concesión al grupo privado) el Estado hizo inversiones para garantizar que 3 millones de personas accedieran al agua potable (contra 460.000 del período concesionado), y más de 2 millones a las cloacas (contra 210.000 del prestador privado). Todo eso sin aumentar las tarifas, y tomando la decisión de hacer las inversiones que los privados no hicieron. 

Decíamos que el mismo Grupo Suez prestaba los mismos servicios en Santa Fe, donde también le fue revocada la concesión en el 2006 por el gobierno de Obeid; creando Aguas Santafesinas: por ahí anda Binner invitándolo a debatir a Reutemann (un debate que se promete apasionante), sobre los costos que traerá a la provincia la decisión de haber reestatizado los servicios (cuando lo que hizo Reutemann fue privatizarlos); porque en el mismo tribunal del CIADI el grupo empresario hizo otro reclamo por 370 millones de dólares, por el caso santafesino.

Pero así como Reutemann no puede explicar por qué privatizó el agua y las cloacas en 1995, lo que no pueden explicar Binner y el socialismo es porqué gestionando la empresa estatal desde el 2007, no pudieron replicar ni de cerca los resultados de AYSA en términos de ampliación de la cobertura de agua potable y cloacas: hace casi dos años lanzábamos acá el desafío; que aun sigue sin respuesta.

1 comentario:

Tito dijo...

Aparte hablan de la "pesada herencia, de las bombas para el futuro gobierno" y no se dan cuenta que vamos a seguir gobernando.