LA FRASE

"NO FUERON 30.000 PESOS LO QUE YO APORTÉ PARA LA CAMPAÑA, ESA CIFRA SE ARREGLÓ EN UNA MESA PARA LAVAR DINERO." (DARÍO LOPÉRFIDO)

lunes, 27 de abril de 2015

LA TEORÍA DEL PEREJIL ESTÚPIDO QUE SABE DEMASIADO


Acá en el diario del Loco Lindo lo dan por ido; y acá en La Capital dicen -en potencial- que Bonfatti le aceptaría la renuncia.

Pese a que hoy mismo en Rosario 12 decían que el gobernador "el fin de semana expresó sin tapujos sus diferencias con el candidato a gobernador del Frente Progresista y adelantó que no piensa pedirle la renuncia a nadie por escándalo del escrutinio provisorio.".

Recordemos que todo comenzó con el chumbo que le pegó -sin mencionarlo- el candidato oficialista Lifschitz, al atribuir todos los desaguisados del escrutinio provisorio (que aun se transfieren al definitivo, cuando se está recontando el crucial departamento Rosario) a "un funcionario técnico estúpido".

La semejanza con otra coyuntura histórica era por eso patente, tal como señalábamos nosotros ayer en un tuit que podría haber sido premonitorio: 

Claro que si uno recuerda que en el 89' Angeloz logró la renuncia de Sourruille pero ya era muy tarde, y lo que vino después de la elección de ese año, y lo traspola a las elecciones generales del 14 de junio, medio que la analogía histórica da un poco de miedito; pero bueno: cada uno debe hacerse cargo de lo que genera.

Como por ejemplo de haber sostenido al funcionario involucrado en la apertura de la PC del narco Medina sin orden judicial; hasta que estalló el escándalo del recuento de votos. 

Y no sólo sostenido, sino haberle encomendado el diseño y gestión de cuanto contrato importante y otorgado en condiciones como mínimo "extrañas" celebró el Estado provincial en los últimos tiempos; a saber:

* La compra e instalación de cámaras de seguridad en toda la provincia, a una única "oferta mejorada".


* Los radares de la Agencia de Seguridad Vial, comprados a la multipropòsito Bioldt sin licitación pública pese a tratarse de un negocio de más de 160 millones de pesos.

* La segunda tanda de las cámaras de seguridad, adjudicadas a la misma empresa (y "unica oferta") que la primera. 

* Los drones para la policía, comprados sin habilitación de la ANAC, en forma directa y -presuntamente- a un pariente del senador Marcón (UCR).

* La impresión de las boletas únicas para las elecciones, otorgada a Boldt y a otra empresa que ya las hizo en el 2013.  

* Y finalmente -al menos en lo que importa a esta breve reseña- el "troncalizado" de las comunicaciones del gobierno provincial; por 38 millones de dólares.

A ver como lo tratan al amigo Echaniz cuando ya no sea parte del gobierno, no sea cosa que se ofenda, le agarre el "síndrome Vorobiof" y cuente algo que pueda resultar inconveniente.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Los republicanos trasparentes siempre entregan "culpables" para cubrirse en sus delitos y grandes mordidas:
Tognoli, Vorobiof, y ahora Echaniz.
Hay que ver si a Echaniz le tiran un centro lo suficientemente grande como para que se coma el sapo ajeno sin hablar.
Todo es consecuencia del exceso de transparencia,como dice Bonfatti.
El Colo.