LA FRASE

"EN UNA REUNIÓN CELEBRADA EN EL ASCENSOR DE MI EDIFICIO, HEMOS RESUELTO DEJAR EN LIBERTAD DE ACCIÓN A MIS VOTANTES, PARA QUE CADA UNO VOTE COMO LE PAREZCA EN LAS ELECCIONES DEL DOMINGO." (PINO SOLANAS)

viernes, 24 de abril de 2015

LOS VERDADEROS GANADORES DEL DOMINGO PASADO


En reiteradas oportunidades hemos hablado acá de la "Fapnelco", denominación local de la "Banelco" con la que De La Rúa compró en su momento en el Senado de la nación la ley de flexibilidad laboral.

Acá refiere a un mecanismo similar, aplicado en múltiples oportunidades por el gobierno de Bonfatti para "convencer" a los senadores provinciales del PJ de que acompañen algunos proyectos de ley del oficialismo, como por ejemplo la famosa "reforma tributaria" (ver acá).

Con gran astucia -de la que por ejemplo careció Binner- el gobernador hizo de la necesidad virtud, y suplió la dificultad de estar en minoría en ambas Cámaras de la legislatura abriendo generosamente la chequera; para que los senadores (y el vice Henn, que preside la Cámara) tuvieran cada uno una "cajita feliz" abundante para repartir en sus departamentos subsidios.

Una cajita que era de 38 millones en el 2013, subió a 63 millones en el 2014 y pasó a 115 millones éste año; en el que por ser electoral, seguramente terminarán siendo muchos más.

Con ese lubricante, a la mayoría de los senadores (sin distinción de oficialistas u opositores) les resulta muy sencillo conservar su banca, y revalidarla en cada elección: con las cifras del domingo, 16 de los 18 senadores que lo intentaron lo lograrían.

Los mismos senadores que fueron los primeros en advertir las posibilidades que abría para ellos el experimento de la boleta única: tres elecciones provinciales simultáneas y perfectamente separadas, de modo tal que podían hacer campaña para conservar sus feudos; sin comprometerse a fondo con el resultado de la elección a gobernador, o manteniéndose inmunes a él.

Una estrategia que hasta acá les funcionó de maravillas, en especial a los senadores del PJ; y que se convirtió en uno de los principales escollos (si no el principal) para la recomposición del peronismo santafesino en torno a un proyecto provincial concreto y viable, detrás del cual poner las candidaturas correctas para volver a gobernar Santa Fe.

Este combo de boleta única + Fapnelco trasvasa a las estructuras partidarias, y las cifras del domingo lo revelan claramente: mientras la fórmula Perotti-Ramos obtuvo 327.126 votos, la suma de los votos de los senadores del PJ (incluyendo 3 listas "disfrazadas" como independientes) ascendió a 396.724: casi 70.000 votos más.

A la inversa, mientras Del Sel sumó 481.278 votos, sus 19 candidatos a senador apenas arañaron 202.291: unos 279.000 menos.

Y en el FPCyS es donde más se nota que los amigazos senadores (de todos los partidos) juegan en sus departamentos a dos y tres puntas; pero principalmente para ellos mismos: sumados Lifschiz y Barletta alcanzaron 475.785 votos, y los senadores del oficialismo 644.358, unos 169.000 más. 

No hay comentarios: