LA FRASE

"DIGAN LO QUE QUIERAN SOBRE LAS PROTESTAS EN ESTADOS UNIDOS, PERO ALLÁ NADIE PINTÓ EL CABILDO." (MIGUEL BOGGIANO)

domingo, 8 de marzo de 2020

EL LAMENTO SOJERO ES UNA FÁBULA


Por A.C.

En otras ocasiones hemos tratado en éste blog, y en base a datos de publicaciones como “Márgenes Agropecuarios”,  las utilidades que arroja la actividad sojera, como por ejemplo -entre otras- en ésta notasin haber recibido nunca una refutación matemática a los números que se exponían.
Frente al nuevo lock out de las patronales agrarias y pooles sojeros,  es oportuno actualizar los números de la soja considerando los precios y costos actuales.
Pero previamente hay que dejar muy en claro, que la suba de 3 puntos porcentuales en las retenciones regirá para los que tengan una producción anual superior a las 1.000 toneladases decir para grandes productores que representan una minoría sobre el total de la actividad.
Para el resto del sector sojero,  se mantienen las mismas retenciones del 30% para los que producen entre 500 y 1000 toneladas, es decir medianos productores, y los que produzcan menos de 500 toneladas pagarán aún menos por retencionesquienes producen menos de 100 toneladas pagarán 20% de derechos de exportación; entre 100 y 200 toneladas pagarán un 23%; entre 201 y 300 toneladas 26%; entre 301 y 400 toneladas 28% y entre 401 y 500 toneladas 29%.
Agreguemos a ello, que los voceros propios y alquilados del lobby sojero, nada dicen en sus declaraciones acerca que la medida dispuesta por el Gobierno mantuvo iguales y en otros casos disminuyó las retenciones sobre la producción de girasol, maíz, trigo, sorgo, harinas y aceites.
En el caso del girasol la retención bajará del 12% al 7%,  e igual baja tendrá la exportación de aceite de girasol. El maíz mantiene el porcentaje del 12%, pero la harina de maíz del tributo actual del 9%, baja al 5 %.  En el trigo se mantiene el 12%,pero los derechos de exportación de las harinas de trigo bajan del 9% al 7% y el grano y la harina de sorgo se mantienen como hasta ahora, es decir 12% y 5% respectivamente.
Está muy claro entonces, que EL PROBLEMA Y CAUSA DEL LOCK OUT ES SOLO EL 3% DE INCREMENTO QUE AFECTA SOLO A LOS GRANDES JUGADORES DE LA SOJA.  Por eso, pasemos a los números de éstos profesionales del lamento:
En una nota del Sr. Medardo Avila Vazquez quien se pregunta cuánto gana un sojero, nota publicada hace unos días en El Cohete a la Luna, pueden leerse los siguientes párrafos:
“Entre las respuestas a la pregunta se encuentra el análisis del economista cordobés Fernando Oviedo, que se llega a la conclusión de que un productor dueño de un campo de 200 hectáreas en la zona núcleo alcanzaría este año una renta mensual de 480.000 pesos por mes (7.620 dólares por mes). Esta cifra se alcanza considerando que como el rendimiento por hectárea es de 4,5 toneladas (45 quintales), ese campo produce 900 toneladas de soja, lo que multiplicado por $ 14.330 (227 dólares en ese momento) de la cotización de la tonelada de soja en la Bolsa de Comercio de Rosario (cotización en ascenso en el último mes), se genera un ingreso bruto de $12.897.000.
Si a esa cifra le restamos las retenciones que le descuenta el acopiador/exportador, $ 3.869.100 (equivalentes al 30% de $12.897.000), le restamos gastos de estructura por $ 1.512.000 ($ 7.560 por hectárea), le restamos los gastos de cosecha por $ 756.000 ($ 3.780 por hectárea) y le restamos $1.008.000 de gastos de comercialización ($5.040 por hectárea), nos da un margen de $ 5.751.900 por cosecha de soja. Suponiendo que no haga nada más en el campo y que trabaje solo esos 4 meses, estamos hablando de un resultado neto mensual para todo el año de $479.325, habiendo ya detraído impuestos nacionales, provinciales y tasas municipales (incluidos todos en los gastos de estructura).”
Estamos hablando en el ejemplo de la nota,  de quien con 200 hectáreas, produce 900 toneladas de soja al año, es decir que no está alcanzado por el incremento del 3%, que solo es aplicable como antes dijimos, para quienes tienen una producción superior a 1.000 toneladas. Si la utilidad de un pequeño productor (200 hectáreas), es de casi $6.000.000 de pesos al año, las utilidades de quienes tienen mayor cantidad de hectáreas son lógicamente mayores, no solo por la mayor cantidad de toneladas que producen, sino también porque en la medida que sube la escala productiva, eso se traduce en un abaratamiento de muchos de los costos que implica la siembra y la cosecha de soja.
Y ésta muy interesante rentabilidad (más de $470.000 mensuales), solo equiparable a los altísimos ingresos por ejemplo de un juez, no demandaría demasiado esfuerzo para quien decide explotar su propio campo.
“El ingeniero agrónomo Mario Bragachini, quien fuera el responsable del área de Eficiencia de Cosecha, Postcosecha y Agroindustria del INTA EEA Manfredi, afirma que “hoy solo se necesitan 1,6 horas hombre/hectárea/año para producir una hectárea de soja”. Para el ejemplo que utilizó el economista Fernando Oviedo en que 200 hectáreas rinden 478.000 pesos mensuales, se necesitan 320 horas de trabajo por año. En jornadas de 8 horas serían solo 40 días de trabajo al año. Claramente es un solo operario para 200 hectáreas……..Relevando pueblos del sur cordobés, un grupo del CONICET de la Universidad de Rio Cuarto también llego al dato de que las jornadas de aplicaciones al año son 18, pudiendo variar de 12 a 32 por 100 hectáreas de lote.”
Hasta aquí, la rentabilidad de esforzados propietarios con 40 días de trabajo promedio por año.
Pasemos ahora a analizar la rentabilidad de quien arrienda su campo para la siembra de soja, es decir los dueños de tierras que las alquilan mientras se quedan en su casa cómodamente durante todo el año, y solo tienen como exigente actividad concurrir a cobrar el arrendamiento de su campo.
Miles de ex productores ahora son propietarios rentistas que alquilan sus campos a otros productores vecinos o a pools de siembra que los explotan por su cuenta y les pagan por ello. ¿Cuánto les pagan? Según la Bolsa de Cereales de Córdoba, el costo de arrendamientos 2019 es de 10 quintales por hectárea (una tonelada de soja), es decir 244 dólares. 100 hectáreas alquiladas generan 24.400 dólares o al cambio oficial 1.573.200 pesos, que significan 128.100 pesos por mes al año. “
Si tomáramos en cambio, el ejemplo anterior de 200 hectáreas, quien no trabaja su campo (ni siquiera 40 días promedio al año) y arrienda sus 200 hectáreas para la explotación sojera, tendrá un ingreso anual por el arrendamiento de $3.146.400, lo que representa $262.200 por mes.
Pero resta agregar algo: el costo del arrendamiento en la zona núcleo (parte de la provincia de Santa Fe la integra) es mayor a 10 quintales, y oscila entre 12 y 15 quintales por  hectárea.  Por ello, de acuerdo a la ubicación del campo, un propietario puede elevar bastante más que a $3.000.000 su renta anual, mientras solo se dedica al descanso.  Quienes alquilan sus campos y solo se dedican a la muy exigente actividad de trasladarse para cobrar el arrendamiento, con justicia deben ser llamados “los planeros de la soja.”
Para quienes en éstos días tengan que transitar por las rutas argentinas, sería importante tener presente éstos números, los que demuestran que el lamento y la protesta sojera son una fábula muy mal escrita por un tal Grobocopatel, que dice ser un esforzado campesino.

No hay comentarios: