LA FRASE

"EL CASO DEL DIPUTADO AMERI COMPRUEBA UNA VEZ MÁS COMO LOS PERONISTAS VIVEN PRENDIDOS A LA TETA DEL ESTADO." (ROBERTO CACHANOSKY)

jueves, 24 de noviembre de 2011

EL PROGRESISMO Y LA PLATA DE LOS JUBILADOS


El concejal "Pirucho" Acuña fue uno de los principales opositores a la gestión de Barletta (por momentos, de los únicos opositores), y se despide de su banca -termina el mandato en diciembre- con estilo: con una conferencia de prensa en la que denuncia el crecimiento de la deuda municipal duranta la gestión del futuro presidente de la UCR nacional, basándose en las conclusiones de una auditoría realizada por el Tribunal de Cuentas. 

Además de la deuda flotante contraída con proveedores (a los que se les pedalean los pagos) y de las que vienen de gestiones anteriores, destaca Acuña el crecimiento de la deuda del Departamento Ejecutivo con la Caja Municipal de Jubilaciones y Pensiones: se multiplicó por más de cuatro, pasando de poco más de 9 millones de pesos, a casi 39.

Hoy vemos en Rosario 12 esta otra noticia, vinculada a la gestión municipal de Miguel Lifschiz, y parece que en Rosario pasa lo mismo: 


Acá en la nota tienen más detalles del asunto: el. sindicato de empleados municipales de Rosario denuncia que el gobierno de Lifschiz tomó dinero del Instituto Municipal de Previsión Social (el equivalente de la Caja de Jubilaciones), lo usó y no paga el interés que genera el préstamo, depositando los fondos en el Banco Municipal (al que de paso fondea con esa plata), y este la presta a terceros, obteniendo sí interés en ese caso.

Tanto en el caso de Santa Fe como en el de Rosario, los fondos usados por ambos gobiernos son los correspondientes a las contribuciones patronales que les corresponde hacer, como a los aportes personales que les retienen a los empleados de sus haberes.

Lo que hacen es utilizar esos fondos para otros fines (con lo cual su conducta roza la malversación de caudales que reprime el Código Penal), o "pedalear" el depósito a los organismos previsionales de las contribuciones patronales (el origen de la mayor parte de la deuda con la Caja en el caso de Barletta), o peor aun, de los aportes personales retenidos, con lo cual están también al filo del delito previsto en el artículo 264 del CP.

Como bien lo señala el secretario general del sindicato municipal rosarino, en el caso de la ANSES y los recursos del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS), los préstamos al gobierno (en la mayoría de los casos, suscribiendo letras de la Tesorería General de la Nación) devengan su correspondiente interés, que acrecienta las utilidades del FGS, lo mismo que con los préstamos a empresas privadas (por caso General Motors) para financiar proyectos de inversión.

Cada vez que eso sucede (o sea cuando el Estado nacional usa los fondos de la ANSES para financiarse, o para otorgar créditos al sector productivo), tanto radicales como socialistas ponen a coro el grito en el cielo porque "usan la plata de los jubilados para cualquier cosa"; como por ejemplo comprar las net books del programa "Conectar Igualdad".

Otro claro ejempo entonces donde el progresismo dice una cosa, y hace la otra, y por si no les queda claro, les refrescamos la memoria con otro ejemplo que fue tratado acá.

No hay comentarios: