LA FRASE

"MUERTO ANGELOZ, QUEDO YO COMO ÚNICO CANDIDATO PRESIDENCIAL DE LA UCR CON MÁS DEL 30 % DE LOS VOTOS EN SU HABER." (FERNANDO DE LA RÚA)

viernes, 3 de julio de 2015

OTRO CASO DE "ALLÁ ES UNA COSA, Y ACÁ OTRA"


Allá (en la justicia federal) designan a un juez (no un subrogante, ni un conjuez) por concurso hecho por el Consejo de la Magistratura, y con acuerdo del Senado de la nación para su pliego; o sea: como manda la Constitución.

Allá (en los medios nacionales y hablando de las elecciones nacionales) sacan a relucir que el tipo fue funcionario del gobierno, milita en La Cámpora y puede llegar a subrogar otro juzgado federal vacante (por la muerte del juez titular), que es el que tiene competencia electoral, en éste caso en la provincia de Buenos Aires: ver acá la tribuna de doctrina, deslizando dudas sobre la transparencia del trámite, pensando en las elecciones de octubre.  

Allá (en la justicia federal de la provincia de Buenos Aires) el juzgado vacante (que es en realidad el que tiene la competencia electoral) fue cubierto el año pasado por un subrogante, cuya designación fue impugnada por dos comités de la UCR; dando pie a que otro juez federal declare la inconstitucionalidad de la nueva ley de subrogancias (sancionada hace menos de un mes); por la cual ese subrogante no fue designado, porque la ley no estaba vigente cuando lo nombraron.

Y los radicales que promovieron la acción no plantearon la inconstitucionalidad de la ley (no podían hacerlo, porque no existía), pero el juez la declaró de oficio, en seis (6) renglones sin fundamentación alguna, salvo la mención de los artículos de la Constitución que "estima" (tal la expresión usada) vulnerados por la norma.

Es decir un movimiento de pinzas: te impugnan el subrogante del juzgado vacante, te objetan la designación de juez titular en otro juzgado que puede cubrir ése, con competencia electoral; y todo con el propósito de sembrar de antemano sospechas sobre un posible fraude en las elecciones nacionales: un clásico que se repite, cada vez que hay elecciones.

Y mientras pasa todo eso "allá", ¿cómo son las cosas en materia de "justicia electoral" acá, donde venimos de dos elecciones (PASO y general) ya hechas, y cuestionadas por su transparencia?


Acá no tenemos -estrictamente hablando- "justicia electoral", o sea un fuero específico para todo lo vinculado a las elecciones: el Tribunal Electoral se integra para cada elección, con el presidente de la Corte provincial, dos camaristas de otros fueros y el Secretario Electoral, que -como lo muestra la imagen del decreto que va arriba- es un funcionario administrativo que depende del Poder Ejecutivo. 

Y acá quien cumple en la actualidad esas funciones (Claudia Catalín) es...sí: subrogante, elegida a dedo (sin concurso, sin listados, sin nada) en esa condición por Binner durante su gobierno, previo "licenciar" al titular.

Una subrogante que permanece desde entonces (cuatro años y cinco meses después) en esa condición, en las mismas funciones. Como Cabral, digamos.

Peor aun: al momento de ponérsela a subrogar la Secretaría Electoral Catalín era funcionaria política del gobierno (y no en cualquier cargo: Subsecretaria Legal y Técnica), por lo que tuvo que renunciar para poder asumir la subrogancia:  


Como además de funcionaria política era empleada de planta permanente (pasada a tal condición también por Binner en 2009, ver artículo 4 del decreto), la "adscribieron" al Tribunal Electoral, para que pudiera subrogar la Secretaría. 

Y mientras estaba a cargo de la Secretaría Electoral -adscripta, como empleada de planta permanente- la ascendieron "por promoción automática" en su cargo de origen, que no desempeñaba; por el Decreto 1698/14: milagros administrativos que le dicen, o esta chica tiene el don de la ubicuidad.

Tanto que -dicen- ya tendría ganado un concurso para saltar -en el momento oportuno- a otro cargo en el Ministerio Público de la Acusación (¡horror!: tal parece que acá también designan fiscales con antecedentes políticos o partidarios); cuando se asiente la polvareda que dejaron los escrutinios de las dos elecciones provinciales de éste año. Elecciones cuya ejemplaridad defendió en las redes sociales, con argumentos como mínimo opinables (ver al respecto acá). 

¿Le agradecerán en caso de concretarse el nombramiento "por los servicios prestados", o en eso consiste precisamente el agradecimiento?

Esperamos ansiosos la tremenda nota del diario del Loco Lindo denunciando estos intentos del gobierno provincial de cooptar la justicia con funcionarios, y poner gente que les responda a controlar las elecciones.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Ha la Secretaria Electoral habría que ponerla de mejor ejemplo de "no te confiés en la cara de boludo/a que tiene" o "no es ningún/a boludo/a a pesar de la cara que tiene"