LA FRASE

"SOMOS COMPLETAMENTE AJENOS A LAS EXPLOSIONES EN EL METRO DE NUEVA YORK, HACE RATO QUE EL SOCIALISMO DESISTIÓ DE LA LUCHA ARMADA." (MIGUEL LIFSCHITZ)

lunes, 16 de noviembre de 2015

¿"CAMBIEMOS" CAMBIÓ?: EDUCACIÓN Y UNIVERSIDADES


Cuando se votó en el 2005 la ley de financiamiento educativo que permitió llevar la inversión en educación, ciencia y técnica al 6,8 % del PBI Esteban Bullrich (hoy eventual ministro del área si gana Macri) votó a favor, pero advirtiendo que además de invertir más recursos, había que garantizar la calidad.

Macri -que por entonces era diputado- estuvo ausente de la sesión en Diputados como se lo recordó ayer Scioli en el debate, y los 37 votos en contra que tuvo el proyecto en la Cámara fueron todos de los diputados de la UCR; hoy aliada al jefe de gobierno porteño en “Cambiemos”; con el argumento de que la ley avanzaba sobre la autonomía de las provincias.

Al discutirse el mismo año la Ley 26.058 que restableció la enseñanza técnica en todo el país tanto el PRO como la UCR votaron en contra con el argumento de que previamente debía derogarse la Ley Federal de Educación del menemismo; pero cuando al año siguiente se votó la Ley de Educación Nacional 26.206, que la reemplazó y estableció -entre otras cuestiones- la obligatoriedad de la enseñanza secundaria; la UCR y el PRO volvieron a votar en contra.

Desde que llegó al gobierno de la CABA en el 2007, el PRO no privatizó las escuelas públicas de la ciudad -no hubiera podido aunque quisiera- pero dispuso cada vez menos recursos para la educación pública: Educación fue perdiendo participación relativa en el gasto total en forma constante desde entonces, año tras año.

Es decir entonces que la supuesta tensión entre inversión para garantizar masividad y búsqueda de la calidad educativa, la resolvió restándole recursos a la educación: están presentes aun las protestas de los alumnos por las condiciones edilicias de algunas escuelas, y el episodio de las aulas contáiner.

En el 2013 se discutió en la Cámara de Diputados el proyecto de Adriana Puiggrós que modificaba la Ley de Educación Superior para garantizar la absoluta gratuidad de la enseñanza de grado en las universidades públicas, y la eliminación de las restricciones para el ingreso. Gabriela Michetti -entonces diputada, hoy candidata a vice de Macri- votó en contra, al igual que el resto de la bancada del PRO.

Hace unos días el Senado completó la sanción del proyecto y Michetti -ahora senadora- se ausentó de la sesión para no volver a votar en contra, cosa que sí hicieron los restantes senadores del PRO.

¿Hay que creerles que les preocupa la calidad de la educación cuando ni siquiera han demostrado que les interese su financiamiento y su gratuidad como garantía del acceso más amplio para todos?

No hay comentarios: