LA FRASE

"SI UN PERRO DE LA GENDARMERÍA MUERDE A UN DIPUTADO, HABRÁ QUE TOMAR COMO CRITERIO DE VERDAD LO QUE DIGA EL PERRO, A MENOS QUE SEA VERBITSKY." (PATRICIA BULLRICH)

miércoles, 25 de noviembre de 2015

CON LA FRENTE ALTA


Por Víctor Astesiano

Sólo algunas reflexiones.

1) EL GOBIERNO QUE SE VA: Sobran palabras para agradecer a Néstor, a Cristina y a todas las mujeres y los hombres que acompañaron en estos doce años de gestión popular. Por supuesto que hubieron errores. "Natural", diría Perón. 

Sin embargo: ¿Qué reprochar a quienes pusieron la política por delante y mirando a los que hacía poco menos de cincuenta años que no habían sido mirados desde un gobierno? Ellos construyeron sobre cenizas y devolvieron la felicidad de una vida con compromiso político, social y cultural. 

Es probable que también existieran errores tácticos que contribuyeron a torcer la historia. Sin embargo pasó lo que debió pasar, porque fue lo que pasó. No sirve salir a despotricar a propios y extraños. Hay que repensar, tratar de no equivocarnos a futuro y que el aporte que hagamos sirva para seguir creciendo y no para retroceder en el tiempo, como el nuevo gobierno.

2) EL GOBIERNO QUE VIENE: Hablando con AC, me interrogaba:"¿Por qué tengo que creerles a estos tipos?". Mi pensamiento en ese momento fue: Por nada. Porque nosotros, los más grandes, sabemos lo que significa Macri y, esencialmente, a quién representa. Nosotros vivimos el Rodrigazo, Martínez de Hoz, el "Plan Austral", el golpe a Alfonsín, Cavallo, la Alianza (también con Cavallo). 

Hemos vivenciado todas esas políticas monetaristas que el neoliberalismo instaló en distintas circunstancias y de las que nació una nueva oligarquía: la financiera. Pero, además, la agrícolo-ganadera sigue vivita y coleando más que nunca y participa también de la nueva, diversificándose. 

"Cambiemos" las representa y el lunes Macri dio señales de ello al hablar del memorándum con Irán  y la cláusula democrática para Venezuela, pasando un nuevo papelón y van... Recomiendo la lectura de este posteo del blog al respecto. 

Y así he observado los contrastes de estos días: Cuando un rico prende la mecha de un fuego artificial, con una copa de champagne en su otra mano para festejar, seguro hay un pobre mirando al cielo y disfrutando de la explosión y el colorido, pero con un detalle: está del otro lado del muro. Macri no representa a las mayorías, representa a un núcleo tremendamente minoritario y entre el cual va a distribuir la riqueza. 

Está bajo esa férula. Para eso fue puesto ahí, aunque haya sido elegido por el voto. No por nada andan los CEO de diversas empresas, como postulados para los cargos públicos. Acordate que Aranguren, o sea la Shell (una empresa a la que le interesa el país y, más precisamente, llevárselo) va a Energía. Para lograr su objetivo el decretazo va a funcionar como instrumento, amén de trabajar en tándem con el Poder Judicial. Los fallos de estos días son un aviso de cómo se está alineado Lorenzetti. 

3) LOS QUE VOTARON A MACRI: La mitad del país votó a Macri. ¿Quiere decir esto que esa gran porción está contra los intereses del Pueblo? Me parece que no. 

Es que la mayoría de ese colectivo, pertenece al Pueblo. No debemos olvidarnos de eso. Y antes que criticar a quién votó a Macri, me parece debemos autocriticarnos. Porque el componente volátil de toda elección habría votado a Scioli si hubiese pensado que era la mejor opción. Y no fue así. Decir que la gente se equivocó es caer en la argumentación gorila de menosprecio y subestimación. Yo al menos, no lo diré.

4) LOS MILITANTES: El voluntariado político fue impresionante, sobre todo en las organizaciones juveniles y en el inorgánico. Los empresarios, trabajadores, los jóvenes, los amos y las amas de casa que sin espiche salieron a parlamentar en la calle, los colectivos, los lugares de trabajo, el almacén, la verdulería o en las redes sociales, donde podían...

Todos y cada uno asumieron un puesto de compromiso que incluso no se vio en muchos dirigentes, salvo honrosas excepciones. Y por lo que veo,  a partir de ahora se profundizará ese compromiso porque ya estamos vislumbrando lo que vendrá. Ese esfuerzo ímprobo no sabrá de rendiciones. 

De todas formas creo que se debe articular toda esa masa crítica y tratar de ir creciendo juntos. La organización vence al tiempo y debemos exhortar a la dirigencia para que se ponga a la cabeza de la custodia del país y no a la cola. 

Sé que hay mucho descontento fundamentalmente en los jóvenes, quienes hicieron oir el domingo a la noche sus reclamos en la puerta del PJ. Los entiendo absolutamente, pero debemos actuar con inteligencia y no regalar más espacios, sabiendo diferenciar a los apóstatas y oportunistas de quienes tienen visiones o actuaciones equivocadas. 

Porque el gobierno que viene, VIENE POR TODO y todo implica, esencialmente, ampliar la brecha de la injusticia. Busquemos organizarnos y construir, interna y externamente. Por eso, hay que ir hacia adelante, hacia el frente. Con la frente alta y los valores inalienables.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Volveremos,compañeros. Volveremos.

Anónimo dijo...

Compañeros: se fijaron que a pesar de la cara de relajado y de sai baba que pone el electo, cada día se parece más al sr. Burns de los Simpson?

Michael Madison dijo...

Vamos a ir con los dirigentes a la cabeza, o con la cabeza de los dirigentes. ¿Era así? Hubo traición y mucho arrugue. Se impone una discusión profunda y una reorganización de cuadros lo antes posible. Para resistir es preciso estar organizados. La autocrítica en las organizaciones políticas es como el antibiótico para un cuerpo que padece una infección. Saludos.

Anónimo dijo...

Gracias por estas letras. Una inyección de esperanza en momentos duros.

Comandante Cansado dijo...

Muy bien el punto 3, esencial. Saludos bruselenses.