LA FRASE

"¿ASÍ QUE LOS DIPUTADOS DE "JUNTOS POR EL CAMBIO" QUIEREN INVESTIGAR A LOS QUE TIENEN CUENTAS OFF SHORE? ERA CIERTO NOMÁS QUE LA OPOSICIÓN BUSCA UN NUEVO LIDERAZGO." (MAURICIO MACRI)

jueves, 23 de enero de 2020

POR LA VUELTA


Ayer se publicó en el Boletín Oficial el Decreto 92 (completo acá), por el cual el gobierno modifica el Decreto 457/07 que estableció la paritaria nacional docente, y en su momento fue mutilado por Macri mediante el Decreto 52/18, comentado en ésta entrada.

En ese momento decíamos que el decreto de Macri se desentendía de las obligaciones que, en materia de educación, le impone la Ley 26206 de Educación Nacional, como por ejemplo contribuir al financiamiento del sistema educativo; desaparecía el Ministerio de Trabajo de la Nación cono autoridad encargada de garantizar el funcionamiento de la paritaria nacional docente, las obligaciones de las partes de negociar de buena fe y aportar información necesaria para la discusión, el piso mínimo salarial docente en todo el país se degradaba al vincularlo con la evolución del Salario Mínimo Vital y Móvil que el macrismo había decidido hibernar.

Sobre ese cuadro de situación y de acuerdo con los compromisos asumidos por el propio Alberto Fernández con los gremios docentes, el decreto tiene un claro sentido reparatorio: el Estado nacional vuelve a comprometerse con el sistema educativo, el decreto plantea como un eje central de la discusión de la paritaria docente la fijación de un piso salarial mínimo común en todo el país, y las provincias recuperan protagonismo en la discusión a través de la participación del Consejo Federal de Educación.

También resuelve las cuestiones de representatividad de los gremios docentes en la paritaria, que Macri había conflictuado al disponer que fuera un representante por cada gremio o central, sin importar la cantidad de afiliados que tuviera cada uno.

Claro que los cambios no serán exentos de tensiones, sobre todo al interior de la discusión salarial de cada provincia, con sus demás sectores de agentes públicos, pero cabe suponer que volviendo el esquema que funcionó durante los gobiernos de Néstor y Cristina, volverá también el apoyo financiero del gobierno nacional a aquellas provincias que no puedan solventar, con recursos propios, ese piso salarial mínimo que se fije.

Recordemos en tal sentido que Macri, al vaciar de contenido la paritaria nacional docente y finalmente colocarla en estado vegetativo, suprimió el programa de compensación salarial que existía a esos fines en el Ministerio de Educación, como derivado de la Ley 26075 de financiamiento educativo, sancionada durante el gobierno de Néstor Kirchner. Este decreto publicado ayer permite empezar a recorrer el camino inverso, y bienvenido sea. 

No hay comentarios: