LA FRASE

"ÍBAMOS A PRESENTAR NUESTRO PROPIO PEDIDO DE JUICIO POLÍTICO A LA CORTE BASADOS EN SUS FALLOS EN MATERIA LABORAL, PERO ERAN DEMASIADAS FOTOCPIAS." (MYRIAM BREGMAN)

lunes, 6 de febrero de 2023

MEMORIAS DEL PASADO, PROMESAS DE FUTURO

 

Es difícil saber si una cosa es consecuencia de la otra, pero desde que comenzaron a circular encuestas que le asignan chances al oficialismo en las próximas elecciones, se agudizó la interna del FDT, como si todos se estuvieran peinando para la foto. Y a fuer de ser sinceros, no se advierte que -al menos hasta acá- esas internas sean consecuencia de discusiones sobre el rumbo del gobierno o las prioridades de la gestión: por el contrario, pareciera que allí hay unanimidad, o ausencia de diferencias significativas.

Incluso en el discurso del presidente y los funcionarios parece como si las elecciones del 2021, sencillamente, no hubieran tenido lugar. Esa pretensión de que no pasaron cosas que efectivamente sucedieron se extiende también al atentado contra Cristina, y la condena judicial en su contra en la causa Vialidad, con accesoria de inhabilitación perpetua para ocupar cargos públicos. De lo que sí parecen haber tomado clara nota -y de allí que muchos se peinen para la foto-  es de su renuncia a encarnar cualquier candidatura; aun cuando no extraigan con claridad las consecuencias políticas de ello, para las chances electorales del peronismo. 

Hoy la pelea que empieza a tomar cuerpo parece ser por las listas y los cargos, sin discutir para donde vamos, en el gobierno, en las elecciones y en el futuro, y el tema no es menor; porque allí aparecen las divergencia, si no más explícitas, más significativas políticamente. Y en ese sentido, así como se advierte una "amnesia selectiva" sobre el pasado reciente, se puede ver un intento de repetir un recurso discursivo que ya se usó en las presidenciales del 2015, con los resultados conocidos: agitar el fantasma del retorno de la derecha al poder, listando los estropicios que seguramente perpetraría de conseguirlo. El señalamiento no pretende cuestionar la veracidad del recurso, sino su eficacia a los fines electorales.

La memoria social del macrismo -que desde entonces atravesó su turno en el gobierno, con resultados también conocidos- debe y está siendo leída en modos diversos, pero coagulados en cada campo de la representación política, sin comunicación entre sí, a ambos lados de la "grieta": indudablemente para el más del 40 % del electorado que acompañó a Macri en su intento de reelección luego de su -para nosotros- desastrosa gestión, ese modo de organizar el país, su sociedad, su economía y sus instituciones es válido, e incluso han aparecido opciones que plantean extremarlo: no existe (en rigor no existió nunca) cosa tal como una "nueva derecha moderna y democrática" racional, dispuesta a alcanzar ciertos acuerdos para construir un país más justo.

Y de este lado, la apelación al fantasma del retorno de la derecha no puede hacer, simplemente y sin más, prescindiendo de la experiencia de la gestión de Alberto Fernández y sus resultados, en todos los planos: el "albertismo" nonato en términos políticos, pero preponderante en las decisiones del gobierno inaugurado en diciembre de 2019 es al kirchnerismo, lo que en su momento representó el menemismo para el peronismo original: un reflejo distorsionado que tensiona su identidad, comprometiendo -justamente- la memoria social sobre su legado, y ajando su potencialidad de representación social y política.

Así como en 2015 no bastó recordar en la "campaña hormiga" los logros de la década ganada, no bastará con hacerlo éste año, como si Alberto no hubiera sucedido, o Cristina no lo hubiera nominado para encabezar la fórmula. Y si bien -como diría una estrella televisiva- el público se renueva, los dispositivos de construcción de sentido continúan -también por decisión del gobierno- en las mismas manos hegemónicas que estaban al asumir la gestión del FDT, de allí que no sorprenda que para muchos argentinos, lo "nuevo" sea lo que es -en términos ideológicos- más que viejo, como Milei.

La memoria social superpuesta (de la experiencia kirchnerista primero, y del macrismo después) como recurso la gastamos en el 2019, después vino Alberto y su gestión, de la que hay que dar cuenta, y hacerse cargo. Esa es -en nuestra modesta opinión- la principal discusión que hay que dar para adentro, sin la cual no podemos sintetizar una visión y proponer nada para afuera. Y si no proponemos futuro, fuimos, por más que algunos indicadores macroeconómicos sean positivos.

Discutamos si al interior de lo que hoy es oficialismo estamos todos de acuerdo sobre el rol del Estado, el modelo de desarrollo productivo, los "derrames" o las políticas activas para redistribuir ingresos en forma urgente, la inserción internacional. Discutamos el consenso pasivo que parece existir -trascendiendo incluso los bordes de la grieta- en un modelo exportador con salarios bajos en dólares que achica consumos y proyecta a futuro un país en el que sobran varios millones de argentinos.

Discutamos que sentido tuvo presionar para eyectar a Guzmán y entronizar en su lugar a Massa para seguir ejecutando una política de subordinación a los mandatos del FMI, mientras celebramos "la estabilización" de una economía que sigue teniendo inflación alta y deterioro de los ingresos de los trabajadores y jubilados en beneficio de las fracciones más concentradas  del capital. Una "estabilización" conseguida -hasta acá- sobre la base del ajuste en el gasto público, dosis homeopáticas de devaluaciones a pedido del complejo agroexportador que no logran detener la fuga de divisas y la sangría de las reservas del Banco Central, y aumentos de tasas a los bancos en las renovaciones de las colocaciones de deuda pública, para que incrementen sus ya colosales ganancias.  

Debatamos por qué razón, si no logramos que muchos entiendan como se vincula el juicio político a los miembros de la Corte con su vida cotidiana, no empleamos el mismo esfuerzo (que nadie dice que no se haga: se cuestiona que allí se agote la energía política que parecemos estar dispuestos a emplear) para que comprendan que también inciden en ella -incluso más- las declaraciones de la jefa del Comando Sur disponiendo de nuestros recursos naturales como si le pertenecieran, sin que nadie haya salido a cruzarla, o ponerla en su lugar.

En síntesis, se trata no tanto de discutir candidaturas -aunque ciertamente a la hora de sintetizar una propuesta política haya que hacerlo-, como de animarse a discutir la creciente novedad y palpitante actualidad de lo viejo del peronismo. O dicho de otro modo, como recuperamos sus banderas históricas y las resignificamos para estos tiempos, adaptando -como decía Perón- los instrumentos de ejecución, y militando para que vuelvan a entrelazarse con el sentido común. A menos, claro está, que prefiramos quedarnos solamente con la liturgia y la nostalgia.

Tuits relacionados: 

domingo, 5 de febrero de 2023

TWEETS POLÉMICOS

 

sábado, 4 de febrero de 2023

TWEETS POLÉMICOS

 

viernes, 3 de febrero de 2023

"LOS ARGENTINOS SOMOS DERECHOS Y HUMANOS"

 

A propósito de la súbita preocupación de cierta gente por los dictadores que violan los derechos humanos y del embanderamiento "mundialista" con el tema a propósito de la nominación de "Argentina 1985" para los Oscar, nos pusimos a hacer memoria sobre las marchas y contramarchas que hubo desde el 83' para acá en materia del juzgamiento de los crímenes de la dictadura, que son más o menos conocidas: juicio a las juntas, leyes de obediencia debida y punto final, indultos, anulación de las leyes de la impunidad, reactivación de los juicios, etc.

Y nos acordamos de un episodio del que poco se recuerda, pero que nos sirve para calibrar la autoridad moral de algunos que dicen por estas horas estar muy preocupados por todas éstas cuestiones, y fue el  Decreto 1581 firmado por De La Rúa (y su hermano Jorge, el canciller Rodríguez Giavarini y el Jefe de Gabinete Chrystian Colombo) el 5 de diciembre del 200; o sea en tiempos tormentosos: apenas cuatro días antes el presidente había estampado su firma en otro Decreto (el 1570) por el cual instauraba el tristemente célebre "corralito", y menos de un mes después dejaba la Rosada en helicóptero.

Por el Decreto 1581 el gobierno radical de De La Rúa solucionaba a su manera el problema de los pedidos de extradición de tribunales europeos para juzgar a los represores de la dictadura, cuando no se los podía juzgar en el país por las leyes de impunidad Decía el decreto en sus considerandos: "Las líneas generales de la política de derechos humanos que iba a implementar el primer gobierno luego de la recuperación democrática, fueron enunciadas por el Dr. Raúl Alfonsín, quien resultó elegido Presidente de la Nación Argentina, con el aval de una decisiva mayoría popular, apenas iniciado su mandato, y consistieron en la necesidad de distinguir entre tres situaciones que se dieron en el contexto de la metodología inhumana empleada para reprimir el terrorismo: 1) La situación de quienes planearon y supervisaron esa metodología, dando las órdenes necesarias para ponerla en práctica y omitiendo prevenir sus consecuencias. 2) La situación de los que se excedieron en el cumplimiento de esas órdenes por motivos tales como crueldad, perversidad o codicia. 3) La situación de quienes se limitaron a cumplir las órdenes recibidas en un contexto que no estuvo, en general, exento de presiones y en el que se ejerció una intensa y permanente propaganda inspirada en la doctrina totalitaria de la seguridad nacional. (...) Debe caer el peso ejemplificador de la ley sobre quienes están incluidos en las dos primeras categorías ..."." (las comillas son del texto y las negritas nuestras)

Vemos entonces el distingo que intentó hacer Alfonsín desde el principio, para imitar los alcances de los procesos por violaciones a los derechos humanos durante la dictadura: la obediencia debida ya estaba planteada desde el inicio como eximente de responsabilidad, y el problema estaba con las consecuencias de las órdenes, o con los excesos en su cumplimiento, no con las órdenes mismas. 

Sigue el decreto de De La Rúa: "Ante la incertidumbre generada por la inesperada proliferación de juicios cuya extensión en el tiempo no era posible determinar y en el contexto de una difícil situación política, se sancionó la Ley 23.492, conocida como "de punto final", que perseguía la aceleración de los procesos en sede penal acortando los plazos para ordenar la citación a prestar declaración indagatoria, luego de lo cual quedaría extinguida la acción penal, salvo para los delitos de sustitución de estado civil y de sustracción y ocultación de menores. Esta ley no consiguió los resultados procurados pues las diversas Cámaras Federales del país, conminadas por el plazo legal, dispusieron una gran cantidad de citaciones, muchas de ellas sin debido sustento en las actuaciones, contribuyendo al deterioro del clima político.". (las negritas son siempre nuestras)

O sea: el gobierno de Alfonsín no quería que los juicios se prolongaran demasiado, esperaba que la responsabilidad se cortara en los ex comandantes y los que "se excedieron en las órdenes", y por eso sancionó la "ley de punto final", que no fue suficiente: la amenaza golpista del motín carapintada de la Semana Santa del 87' terminó con "la casa en orden", y otro intento de impunidad a través de la ley de obediencia debida. El propio Alfonsín lo intentó justificar entonces, apelando al distingo webberiano entre la ética de las convicciones, y la de las responsabilidades; el mismo sofisma con el que justificaría el Pacto de Olivos y tantas otras reculadas, como por ejemplo su apoyo al ingreso de Cavallo al gabinete de De La Rúa. 

Luego el decreto recuerda que Menem indultó a procesados y condenados por crímenes durante la dictadura y algunos ex jefes de Montoneros (o sea que a Videla y Firmenich les fue mejor que a Milagro Sala), y De La Rúa lo justificaba de éste modo: "Las decisiones de los sucesivos gobiernos constitucionales se fundaron en argumentos conectados con una especial valoración de la perspectiva histórica del momento en que fueron adoptadas, cualquiera sea la evaluación que de ellas se haga.". Acá habría que decir que los radicales, que aun hoy se ufanan de haber anulado la auto-amnistía de los milicos (con una ley del Congreso que el peronismo acompañó), nunca se plantearon hacer lo mismo con los indultos del riojano.

A cuento de todo lo dicho, De La Rúa terminaba el Decreto 1581 diciendo en su artículo 1° que "En los pedidos de asistencia judicial o extradición formulados por tribunales extranjeros se aplicará la doctrina expuesta en los considerandos del presente decreto.", y en el artículo 2° que "El Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Exterior y Culto rechazará los pedidos de extradición por hechos ocurridos en el territorio nacional o lugares sometidos a la jurisdicción nacional.", agregando el artículo 3° que "Las solicitudes de arresto provisorio se enviarán al juez competente dejando constancia que el Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto actuará de acuerdo al presente decreto frente a un eventual pedido de extradición." (otra vez las negritas son nuestras)

O sea: frente a cualquier pedido de tribunales extranjeros de extradición o detención de represores acusados de violaciones a los derechos humanos durante la dictadura, un gobierno que tenía los días contados, en un país incendiado, les garantizaba la impunidad, con base en las claudicaciones de los gobiernos anteriores, que no estaba dispuesto a revisar. Pero después pasaron cosas: la crisis del gobierno de la Alianza, el mandato de Duhalde elegido por la Asamblea Legislativa como último de los cinco presidentes en una semana, y la elección de Néstor Kirchner, o su proclamación luego de que Menem desertara del balotaje. 

El mismo Kirchner que apenas a dos meses de asumido y cuando todavía estaban vigentes las leyes de la impunidad, dictó el 25 de julio de ese año 2033 el Decreto 420, en cuyos considerandos se señalaba lo siguiente: "Que, en otras palabras y con fundamento en la rigidez del artículo 26 de la Ley N° 24.767, el decreto (refiere al 1581/01, aclaramos) dispone que el Poder Ejecutivo, sin participación alguna del Poder Judicial, proceda a considerar inadmisibles las solicitudes de cooperación o extradición de que se trata si prima facie evalúa que los jueces no habrán de conceder la extradición. Que la sola enunciación de sus fundamentos y la doctrina establecida, pone de manifiesto el rumbo de colisión del decreto citado en relación a la Constitución de la Nación Argentina y la propia Ley de Cooperación Internacional en Materia Penal.". (otra vez las negritas nos pertenecen)

"Que tal norma, en los términos en que ha sido dictada, implica una seria violación a la igualdad, en cuanto quienes resulten destinatarios de solicitudes de extradición por delitos de lesa humanidad cometidos entre el 24 de marzo de 1976 y el 10 de diciembre de 1983 gozarían de mejores y más extensos derechos que el resto de los ciudadanos, que ante tales solicitudes debieran transitar los caminos procesales de la Ley N° 24.767. Que debe tenerse presente el principio establecido en el artículo 118 de Constitución Nacional en relación a los delitos contra el derecho de gentes, al igual que establecen los más recientes tratados internacionales suscriptos por nuestro país.". 

"Que no puede dejarse de lado el tener en cuenta la vigencia del límite que para Poder Ejecutivo establece el artículo 109 de la Constitución Nacional, en cuanto especifica que no puede ejercer funciones judiciales o arrogarse el conocimiento de causas pendientes, al disponer textualmente que "En ningún caso Presidente de la Nación puede ejercer funciones judiciales, arrogarse conocimiento de las causas pendientes restablecer las fenecidas" (C.N., art. cit.)".

"Que el vallado que el Decreto N° 1581/01 impone, resulta inadmisible desde la perspectiva del juego armónico de la división los poderes republicanos. No puede el Poder Ejecutivo arrogarse facultades propias de los jueces. La Constitución Nacional, la división de los poderes en la República, la propia ley de cooperación, los principios generales que deben regir la materia se encuentran agredidos por la norma.".

"Que deviene entonces necesario derogar decreto precitado, retomando la mejor tradición de respeto a los derechos humanos y de equilibrado juego de la división republicana de los poderes, estableciendo necesidad del trámite judicial respectivo en caso de solicitudes de colaboración extradición en los términos del artículo 4° de la mencionada ley, a llevar a cabo a través del Ministerio Fiscal.".

¿Qué me contursi? Los populistas amigos de Chávez enseñándoles la Constitución Nacional a nuestros republicanos de cartón. Como corolario de esos fundamentos, por el Decreto 420/03 el mismo presidente que luego impulsaría la anulación de las la obligatoriedad del trámite judicial a las solicitudes requeridas en marco de la Ley N° 24.767 de Cooperación Internacional en Materia Penal y Extradición (artículo 1°), y derogaba el Decreto 1581 de fecha 5 de diciembre de 2001 (artículo 2°). Tuits relacionados: 

jueves, 2 de febrero de 2023

TWEETS POLÉMICOS

 

miércoles, 1 de febrero de 2023

DEUDA EXTERNA PRIVADA SUBSIDIADA POR EL ESTADO NACIONAL

 


Por A. C.

En una recomendable nota publicada en Página 12 bajo el título “La Sombra de la deuda externa privada”, se analiza el componente y las cifras de la deuda que el sector empresario privado mantiene con acreedores del exterior, es decir deuda en dólares tomada por ese sector privado.

A causa del endeudamiento, esas empresas requieren que el Banco Central le entregue los dólares destinados a cancelar los importes que adeudan, dólares que no abundan y que resultan necesarios para el funcionamiento de una economía como la nuestra que por diversas causas -entre ellas la salida de divisas por cuestionables deudas privadas- presenta recurrentes ciclos de baja en las reservas del Banco Central. Esa falta de divisas denominada restricción externa, es una de las claves de la economía argentina: su escasez limita el crecimiento económico y genera la vulnerabilidad del país frente a los movimientos de precios de los productos de exportación como de los insumos que deben importarse, sumado a la salida de capitales o fuga al exterior de rentabilidades.

En ese marco, un Informe sobre Deuda Externa Privada elaborado recientemente por el Banco Central y al que puede accederse a través de éste link, muestra que el total de la deuda del sector privado con el exterior al 30 de septiembre de 2022 se eleva a 91.364 millones de dólares.

Esa enorme deuda viene incrementándose de manera incesante, ya que al 31/12/2021 la deuda privada alcanzaba a 76.770 millones de dólares, y nueve meses después (Septiembre 2022) llegó a 91.364 millones, es decir que en nueve meses se incrementó en más de 14.500 millones de dólares, a un ritmo promedio de 1.621 millones de dólares mensuales.

También surge del Informe que la acumulación de deuda privada comercial y financiera con el exterior es un problema con vencimientos a corto plazo, ya que en menos de un año los vencimientos de capital llegan a 49.808 millones de dólares de deuda comercial y 17.183 millones de deuda financiera, es decir, un total de vencimientos por 66.991 millones en menos de un año. Aunque los privados refinancien los vencimientos con nueva deuda, igualmente se producirá una sangría de reservas si el Banco Central atiende los pedidos de divisas para el pago de intereses vencidos y parte del capital que adeudan las empresas, y en el caso de deuda comercial, además para atender el pago de prefinanciación de exportaciones o financiación de importaciones.

¿Y quienes serán los principales acreedores extranjeros de los exportadores e importadores argentinos? En el Informe del BCRA se consigna que de la deuda comercial, el 55% es deuda con empresas del mismo grupo económico, o sea autopréstamos.

Es decir que el Banco Central entrega divisas para que empresas con una filial en Argentina envíen dólares al exterior a causa de una supuesta deuda con la casa matriz. Una ingenuidad. ¿Podrán comprobar las filiales el monto en dólares que le fuera transferido y que origina la deuda? Por ejemplo acreditar desde que sede de una entidad bancaria extranjera se efectuó la transferencia que constituye el crédito, en qué fecha se recepcionó en monto en Argentina y comprobar cómo se afectaron los fondos del préstamo con detalle de las operaciones en que fueron invertidos. Difícil. Los autopréstamos son la forma más sencilla para las empresas de enviar utilidades al exterior. Y con dólares que les entrega el Banco Central a una conveniente cotización oficial.

Y en la deuda comercial es notable que la mayoría de la deuda se origine en las grandes empresas exportadoras y aparece allí –como siempre- el negocio sojero, y por eso el Informe del BCRA dedica un apartado especial al caso del sector, y destaca que “…..la deuda de exportaciones del sector se encuentra concentrada en pocas empresas, ya que las primeras 10 explicaron el 82% del crecimiento de la deuda por exportaciones de bienes del tercer trimestre. Estas mismas empresas concentraban el 56% del stock de la deuda por exportaciones bienes al 30.09.22".

El Informe omite nombrar a estas “pocas empresas” que explican el 82% del incremento de la deuda, pero todos las conocemos: Cargill, Cofco, Viterra, Bunge, ADM, AGD, Molinos y por supuesto Vicentín, deudora irrecuperable del Banco Nación, es decir deudora de todos nosotros y cuyo accionar continúa impune gracias a un Juzgado a medida.

Despojado de ideología y desde una óptica matemática hay cuestiones difíciles de entender. Por Decreto 576/22, el “Programa de Incremento Exportador” estableció un tipo de cambio de $200 por cada dólar para las exportaciones de soja y sus derivados, con vigencia hasta el 30 de septiembre de 2022, y con el subsidio establecido por el Decreto 576 se liquidaron en ese período 7800 millones de dólares por exportaciones de soja y sus derivados.

Si se liquidaron ese volumen de operaciones, no se explica porqué las grandes exportadoras continuaron endeudándose en el exterior por altas cifras, si habían cobrado esos grandes montos por las exportaciones. Y con dólar subsidiado. Uno no puede pensar que los dólares que les ingresaron en Septiembre de 2022 fueron sacados del país bajo excusa de endeudamiento por autopréstamos con empresas del mismo grupo, porque si así fuese seguirán saliendo dólares del país para pagar el capital y los intereses de esa deuda privada, condicionando la economía del país a través de operaciones simuladas para fugar rentabilidades declaradas o no. Excepto que las grandes empresas tengan la expectativa – o la promesa- que un próximo gobierno resuelva estatizar esta enorme deuda privada y por eso continúan endeudándose mientras giran divisas al exterior. 

Nadie desconoce la necesidad del ingreso de divisas que tiene el país, pero el Ministro de Economía que conoce sobradamente las operatorias de exportación y la normativa sancionada a su pedido como el Decreto 576, debería repensar el recurso de subsidiar a las grandes exportadoras, porque pareciera que es más lo que sale que lo que ingresa. Y mientras se subsidia a las grandes empresas con altas cifras, en el país hay sectores con necesidades acuciantes que nadie atiende en un año electoral. 

martes, 31 de enero de 2023

LAS FRASES DEL MES

1. "Si no fuera porque Almagro y la OEA no participaron, diría que me derrocaron por un golpe de Estado." (Juan Guaidó)

2. "Yo al único D'Alessandro que conozco es al que hizo el video viral explicando como la Argentina ganó el mundial." (Horacio Rodríguez Larreta)

3. "Nosotros creyendo que en la CABA había acarreo de autos en infracción, y era de sobres con dólares." (Rodolfo Tailhade)

4. "Ver el mundial fue agotador, creo que me tengo más que merecido un mes de descanso en Villa La Angostura." (Mauricio Macri)  

5. "Nosotros pedimos que abran las escuelas, no que creen nuevas universidades." (María Eugenia Vidal)

6. "Voy a aprovechar la licencia para hacerme una escapadita a Uruguay a visitar a algunos amigos." (Marcelo D'Alessandro)

7. "Tenemos que parar de pinchar teléfonos, por lo menos por dos años." (Luis Barrionuevo)

8. "No sé si fue buena idea replicar la foto de los Beatles en Abbey Road, porque después de eso terminaron todos peleados." (Mauricio Macri)

9. "Yo en lugar de Lula hubiera esperado a que los golpistas se autodepuraran." (Alberto Fernández

10. "No vamos a avalar la creación de ninguna universidad nueva, a menos que tengamos la certeza de que los centros de estudiantes los gana Franja Morada." (Martín Tetaz)

11. "¿Quién no necesitó que le dieran una manito cuando empezaba en un deporte nuevo?" (Horacio Rodríguez Larreta

12. "¿Cómo que la Constitución de Brasil contempla la función social de la propiedad privada? ¡Ya mismo mando a retirar la promoción de venderla con el 99 % de descuento!" (Marcos Galperín)  

13. "Después de la foto estilo Beatles y lo de la tabla de surf, Horacio debería dejar a su esposa y buscarse una novia más joven que él." (Jaime Durán Barba)

14. "Estoy segurísimo de que Alberto reelige, solo tengo la duda si en primera vuelta o en el balotaje." (Luis D'Elía)

15. "Me ofrecieron domar en Jesús María pero no quise porque se iba a notar mucho el que me estaba sosteniendo quieto el caballo." (Horacio Rodríguez Larreta)

16. "La Argentina es un país tan de mierda que para encontrar una playa decente me tuve que venir a veranear a Cancún." (Luis Juez)

17. "Si los camioneros de Moyano quieren venir a controlar precios a los supermercados que vengan, les presentaremos batalla." (Alfredo Coto)

18. "Yo no sé si es buena idea habilitar la línea 911 para hacer denuncias por delitos cometidos en los supermercados." (Federico Braun)

19. "Una vergüenza los gastos de Bolsonaro con la tarjeta corporativa que le dieron por ser presidente." (Gerardo Milman)

20. "Tenemos colapsado el 911 con denuncias de gente que dice haber visto a camioneros merodeando las góndolas de los supermercados para ver el precio del aceite." (Sergio Berni)

21. "Yo la única condición que pongo para volver a ser candidato es que si gano, a las 19 pueda cortar todo para ir a ver Nétflix." (Mauricio Macri

22. "A mí no me vengan con que a Maduro no se lo puede detener por la Convención de Ginebra, que yo de ginebra sé un montón." (Patricia Bullrich

23. "Yo no sé si sea buena idea eso de detener a alguien apenas pisa un país extranjero." (Fabián Rodríguez Simón

24. "Estamos evaluando la candidatura de Martín Tetaz en la provincia de Buenos Aires, pero por ahora mide muy poco." (Gerardo Morales)

25. "Yo estoy de acuerdo con lo de la campaña descontracturada, pero no sé si sea buena idea salir disfrazado de Minion en el trencito de la alegría de Mar del Plata." (Horacio Rodríguez Larreta)

26. "A diferencia de Shakira, en el campo creemos que la alternativa es llorar, y no facturar." (Luis Etchevehere)

27. "Que Maduro no haya ido a la Argentina me parece muy bien, pero a Patricia Bullrich y la gente del PRO se les pasó invitarme a mí en representación de Venezuela." (Juan Guaidó)

28. "Me ofrecieron la presidencia de la CELAC pero la rechacé por falta de tiempo." (Horacio Rosatti)  

29. "Las críticas de la CELAC  a la OEA son inaceptables: con nuestro Ministerio de Colonias nadie se mete." (Joseph Biden)

30. "Si no obtenemos respuestas del gobierno a los reclamos del sector por la sequía, no nos va a quedar más remedio que empezar a quemar campos en señal de protesta." (Nicolás Pino)

31. "Un nabo Jones Huala, se venía para Uruguay y todavía estaba libre." (Fabián Rodríguez Simón)