LA FRASE

"LÁSTIMA EL DÍA AYER EN CÓRDOBA, MUCHA GENTE HUBIERA QUERIDO IR AL ACTO." (JAVIER MILEI)

sábado, 31 de julio de 2021

TWEETS POLÉMICOS

 

LAS FRASES DEL MES

1. "No entiendo el enojo de los argentinos varados en Miami, si allá vendiendo panchos en dos o tres meses se hacen millonarios." (Daniel Hadad)

2. "No entiendo a esa gente que está afuera del país y se apura por volver." (Fabián Rodríguez Simón)

3. "Que me dejaran afuera de la lista fue como un tiro en la espalda para mí." (Patricia Bullrich)

4. "Los chetos varados en Miami "No vuelven más"." (Hebe de Bonafini)

5. "Cristina quiere meternos presos a mí y a mis hijos, lo que más me indigna es que me copia todas las ideas." (Mauricio Macri)

6. "El Correo Argentino, otra empresa que quiebra por las políticas erradas del gobierno." (Mario Negri)

7. "Yo le digo a Mauricio que no hay ningún problema en que te persigan, con tal de que no te alcancen." (Fabián Rodríguez Simón)

8. "Facundo Manes me pidió que le diera consejos de campaña, y le dije que lo que funciona es hacer fotos en bermudas y sandalias, pero con medias." (Roberto Lavagna)

9. "Armas, limones, lo importante era aumentar las exportaciones." (Mauricio Macri)

10. "En la protesta del campo hubo poca gente porque faltaron los varados en Miami." (Elisa Carrió)

11. "Conociéndolo a Macri no me sorprendería que hubiera enviado torpedos a Bolivia." (Aníbal Fernández)

12. "Si el presidente me lo pide, estoy dispuesto a ir como embajador a Qatar." (Daniel Scioli)

13. "Si a mí me convocaban, salía volando para Bolivia." (Luis Chocobar)

14. "Si Estados Unidos me lo pide, aceptaría hacerme cargo del gobierno de Cuba." (Juan Guaidó)

15. "Lo de Manes me parece muy soberbio, la política no es cosa de aparecer solo de vez en cuando como si uno fuera el salvador que tiene todas las soluciones." (Florencio Randazzo)

16. "Si Macri se separa de Awada yo quiero saber cual de los dos se queda con Majul." (Rodolfo Tailhade)

17. "A la oposición no hay poronga de madera que le venga bien." (Hebe de Bonafini)

18. "Me parece una barbaridad que los tercerizados corten las vías del tren, ahora que no está Cristina como presidenta." (Rubén Sobrero) 

19¿Cómo que Mandela era negro y fue guerrillero, por qué siempre me entero tarde de éstas cosas?" (Mauricio Macri)

20. "Yo soy experto en pobreza, no en estadísticas." (Jorge Ossona)

21. "Hacía rato que no pasaba un Día del Amigo tan sola como el de ayer." (Gabriela Michetti)  

22. "Una imagen de pelos, que no crea Mauricio que no entendí el mensaje." (Horacio Rodríguez Larreta)

23. "Tienen penes de madera guardados en un galpón para ir sacándolos a medida que se acercan las elecciones." (Elisa Carrió)

24. "Le pedí a Carolina Píparo que me acompañe en la lista porque hace falta gente que vaya para adelante, que atropelle." (José Luis Espert)

25. "Por entrar en la lógica de buscar famosos como Manes o el Dippy, el PRO desperdició la oportunidad de convocar a gente común, como ese productor de limones que perdió la cosecha por no conseguir esclavos para recogerla." (Jaime Durán Barba)

26. "Lo del contrabando de armas a Bolivia es un disparate, si fueran autopartes vaya y pase." (Mauricio Macri) 

27. "Se barajaron varios nombres para reemplazar "Juntos por el Cambio", y alguien sugirió "Juntos por los Fueros", pero nos pareció que quedaba muy largo." (Patricia Bullrich)

28. "No sabía que Cariglino estaba en la misma lista, es más, no sabía que era una de las listas del macrismo." (Margarita Stolbizer)

29. "La candidatura del Dippy es para compensar un poco, ya me estaba cansando de que me llamaran "el neurocandidato"." (Facundo Manes)

30. ¿Quién dijo que para ser gobernador hay que ganar una elección?" (Rubén Pirola)

31. "No sabía que Stolbizer estaba en la lista, si no no aceptaba la candidatura." (Jesús Cariglino)

viernes, 30 de julio de 2021

TWEETS POLÉMICOS

 

CRISTINA LO VA A JUBILAR A SEITA

 

Una de las explicaciones públicas del desenlace que llevó a la presentación de dos listas en las PASO del Frente de Todos acá en Santa Fe es el "efecto Seita": Guillermo Seita, el (supuestamente todopoderoso) consultor/asesor que comparten Perotti, Larreta y Schiaretti; que está abocado (ahora) a armar el "post kirchnerismo" para jubilar a Cristina, o entregarle el peronismo o parte de él a Larreta, que sería la nueva aventura presidencial de la derecha en la Argentina, tras el fracaso de Macri.

Según el "Chivo" Rossi, con la presentación de su lista abortó ese proyecto, al menos en lo que al peronismo de Santa Fe y por (presunta) intención de Perotti concierne. Debe suponerse que está hablando de las elecciones del 2023, porque en las de éste año el plazo para formalizar alianzas, frentes o coaliciones de partidos venció el 14 de julio, mucho antes de que se conocieran las listas. Y antes de ese plazo el PJ santafesino decidió en su congreso (en el que participaron y hablaron los dos, Rossi y Perotti) ratificar su pertenencia al "Frente de Todos".

Con lo cual la situación de Santa Fe es distinta a la de Córdoba, cuyo PJ es el único de todo el país que no forma parte de la coalición que detenta el gobierno nacional; aclaración necesaria porque a partir del asesor/consultor en común entre Perotti y Schiaretti (Seita), y del "nombre de fantasía" adoptado para sus respectivas líneas internas provinciales ("Hacemos Córdoba/Santa Fe") es que se tejen las especulaciones, o se les intenta dar verosimilitud.

Si todo fuera tan lineal como un "registro de marca" por un publicitario ingenioso y listo, la política sería un asunto bastante más sencillo de lo que en realidad es. De hecho y si de marcas hablamos, Agustín Rossi tituló a su lista para las PASO "Santa Fe de Pie", y tuvo que desistir de usarlo porque así se llama justamente un programa oficial...del gobierno de Perotti. Al menos en lo que desde acá se puede ver, no creemos que el cambio afecte en lo más mínimo el resultado electoral: la gente vota pensando en otras cosas, por lo general.

Pero volvamos a la cuestión Seita, y pasemos por alto la discusión sobre el asidero o no de las versiones sobre lo que haría Perotti (en el 2023, reiteramos): asumamos que Rossi tiene razón, que el gobernador tiene realmente esa intención y por eso él hizo la movida que hizo, para impedirlo. Sigue llamando la atención que él vea una movida que Cristina (que acordó una lista con Perotti) al parecer no vio, pero insistimos: sigamos adelante, dando la idea por válida; porque además no contamos con información como para cuestionar su veracidad.

Lo que hace realmente ruido (y el ruido vale tanto si existe como si no, o si existiendo, Perotti crea que la puede llevar a cabo), es que detrás de ella está la creencia de que a la política la construyen los operadores todo terreno como el "Coti" Nosiglia o el "Chueco" Mazzón (grandes perdedores seriales de elecciones ambos, que no obstante eso siguieron gozando del prestigio de "armadores"); o peor aún, los comedores de billeteras de la política como Seita, por más buenos que sean en lo suyo. Es como creer que De la Rúa ganó las elecciones por la buena campaña publicitaria de Ramiro Agulla, que aun de ser así, no lo fue lo bastante buena para sostenerlo hasta el final de su mandato, e incluso ir por la reelección: en el medio pasaron cosas, diría uno.    

Supongamos incluso que no sólo lo de Seita es cierto, sino que detrás del tipo (reiteramos: al fin y al cabo, un mordedor de monederos, calificado pero mordedor al fin) están otros actores más importantes como Magnetto y el Grupo Clarín. La cuestión -aún así- no es lo que los tipos pretendan orquestar, si no si realmente pueden llevarlo a cabo, y la política poco o nada puede hacer al respecto. Y en esa idea, vámonos al video de apertura: en él se puede ver, respectivamente, a Schiaretti, Pichetto, Massa y Urtubey, planeando -allá por septiembre del 2018- el post kirchnerismo, es decir el peronismo sin Cristina, a la que soñaban jubilada y tejiéndole batas a los nietos en El Calafate. 

Ese video (en el que no está Perotti) fue firmado en las oficinas de Seita, que efectivamente ya entonces soñaba con jubilarla a CFK, como sigue soñando -dicen- hoy. Como desprendimiento del encuentro que generó el video (grabado, reiteramos, en las oficinas de Seita), un par de meses después Massa y Pichetto reunieron a la mayoría de los gobernadores del PJ de entonces (no estaba Perotti entre ellos, porque no era gobernador), juramentándose "ir hasta el final" en la búsqueda de un candidato peronista que le ganara a Macri y a Cristina, al mismo tiempo.

Lo que pasó después es historia conocida: el "peronismo post kirchnerista sin Cristina" siguió siendo una leyenda urbana, Cristina se encaminaba a ser de nuevo candidata pero decidió dar un paso al costado y elegir a Alberto, se armó el "Frente de Todos" y ganó en primer vuelta, al candidato del círculo rojo, con el apoyo de todo el establishment local y un aporte de campaña de 57.000 palos verdes de Trump y el FMI. Disgresión: ¿acaso Seita tiene más poder que todo eso junto?

Y del destino posterior de los protagonistas del video de apertura, filmado en sus oficinas, que decir: Pichetto, luego de encarnar de modo camaleónico todas las pieles del peronismo en 40 años de trayectoria política, terminó haciéndose velar en un local del PRO, como compañero de fórmula de Macri en su intento de reelección, y hoy sigue allí: triste destino al que lo condena su propia irrelevancia electoral. Urtubey, la eterna promesa, pasó por una fórmula con Lavagna y el "progresismo" socialistas y de Margarita Stolbizer con menos carisma que una bandera de chapa, y con los mismos resultados electorales que podría obtener ésta. Hoy hasta se duda si sigue en política o no, porque ni siquiera reaparece para las elecciones, como el cometa Randazzo.

Schiaretti sigue confinado en los límites de su provincia como hace 20 años, cuando junto con De La Sota (¿los habrá asesorado Seita ya entonces?) fundaron el "cordobesismo", con un par de intentos presidenciales fallidos del "Gallego" en el medio, siempre guillotinado por la cuchilla filosa de las encuestas. Y Massa, es Massa: sigue con los pies en el plato del "Frente de Todos" porque -hoy por hoy- no le conviene sacarlos; y de hecho espera ser bendecido por Alberto (y si fuera posible, por Cristina) como el candidato a sucederlo en el 2023. Sopiler: si Seita quiere realmente allanarle el camino a Larreta, donde le tiene que conseguir un armado que le sume votos es en la provincia de Buenos Aires, más que en Córdoba o Santa Fe, donde la marca amarilla gana ampliamente, o le va bien.   

Para concluir: es paradójico que desde el kirchnerismo -porque sin dudas Agustín Rossi lo expresa, aunque no lo monopolice- se crea que los "consultores", "asesores de imagen" y etcéteras tienen más poder que la política, pura y dura: si hay alguien que ha demostrado que eso no es así, es precisamente Cristina: es más probable que ella lo jubile a Seita, que no al revés. Cristina que, por cierto, se defiende bastante bien sola.  

jueves, 29 de julio de 2021

TWEETS POLÉMICOS

 

LA PREGUNTA INCÓMODA

 


El sábado en el acto de presentación de los candidatos del FDT en la provincia de Buenos Aires y la CABA Cristina volvió a insistir con una pregunta que viene haciendo no desde la campaña presidencial del 2019, sino de la de las elecciones legislativas del 2017, cuando armó "Unidad Ciudadana" y fue candidata a senadora: ¿cómo se va as pagar la deuda contraída por el macrismo, y quiénes la van a pagar? 

Y si bien lo hizo apelando -como lo hizo hace poco Máximo Kirchner en el Congreso- a la oposición que, cuando fue gobierno, contrajo esa deuda, hemos dicho acá que pensar que el mensaje fue solo para ellos sería pecar de simplistas. Precisamente en la entrada en la que comentábamos el discurso de Máximo, dijimos "Pero volvamos -para concluir- a los dichos de Máximo, cuando traslada lo que pasó con Pfizer, a lo que puede pasar con la negociación con el FMI: si bien es cierto que les está preguntando retóricamente a los opositores como resolverían ellos ese problema, ¿por qué no pensar que también está formulando la pregunta al interior del gobierno, considerando que cada vez que el país acordó algo con el Fondo vinieron pegadas -como la sombra al cuerpo- las famosas "condicionalidades", con sus efectos conocidos?".

En el mismo discurso explicaba Cristina que el gobierno no usará los 4350 millones de dólares que aportará el FMI en DEG (Derechos Especiales de Giro, la "moneda" del Fondo) para reactivar la economía o compensar los efectos de la pandemia, porque serán invertidos en atender los vencimientos de deuda con el propio organismo, que caen éste año. Después Alberto explicó -sin mayores detalles- que eso respondió a una gestión del gobierno ante el FMI, seguida por otra en curso para que acepten rebajarnos los intereses o recargos aplicables al megapréstamo otorgado a Macri.

Acá explica Burgueño en Ámbito que si la gestión prospera, el país se ahorraría unos 10.000 millones de dólares en intereses, y los vencimientos -si se cierra la negociación para reprogramarlos- comenzarían a cancelarse recién en 2026. Claro que para eso y como advertíamos antes, el país debe dar algo a cambio: ahí es donde entran a jugar las famosas "condicionalidades", que suelen recomendaciones/órdenes de política económica o reformas estructurales que el FMI aplica en todos los casos, en todos los países y en todos los tiempos.

Lo cual permite responde una parte de los dos términos de la pregunta de Cristina (como se pagaría la deuda), y solo en relación al FMI. Resta la renegociación con el Club de París, y los vencimientos con los acreedores privados (lo que incluye a los fondos buitres con los que acordó el macrismo en el inicio de su gestión) que fueron reprogramados a partir del acuerdo alcanzado el año pasado.

En estos meses de mandato el gobierno ordenó una investigación del Banco Central sobre la fuga de capitales durante el gobierno de Macri, el bloque de senadores del FDT cuestionó las condiciones en que se le otorgaron a Macri 57.000 millones de dólares por el FMI, hay causas en la justicia por ello y el Procurador del Tesoro (Zannini) se constituyó en querellante en representación del Estado, por los perjuicios producidos al país al haber acordado el préstamo violando nuestras leyes, y el propio estatuto del Fondo. También se aprobó una "ley de sustentabilidad de la deuda pública", que no terminamos de saber bien como se come.

Sin embargo, la deuda no fue cuestionada, al igual que la acordada con los fondos buitres, aprobada a libro cerrado en el 2016 sin saber siquiera la nómina total de los acreedores a los que se le estaba pagando, y no sabemos que curso de acción se siguió con la información aportada por la investigación del Banco Central sobre la fuga; todo lo cual arroja sombras de duda sobre el "cómo" vamos a pagar la deuda, y seguimos sin saber "quienes" la van a pagar.

Relacionado a ello, ya vimos el derrotero que tuvo el llamado "impuesto a las grandes fortunas", planteado primero en el bloque de Diputados del FDT, sin conseguir consenso interno durante bastante tiempo, con reticencias iniciales de Alberto y Guzmán a impulsarlo, aprobado "por única vez" y luego judicializado por algunos de los que debían pagarlo.

Todo lo cual le da otro contexto a la pregunta de Cristina, que sigue sin respuesta, y parte de esa respuesta es que el gobierno diga claramente no sólo "quiénes" van a pagar la deuda (acorde a las promesas de campaña, y lo que el pueblo votó), sino que moneda de cambio se negocia -por ejemplo- con el FMI para conseguir alivio en los intereses, y reprogramación de los vencimientos.

Es allí entonces donde nosotros entendemos que cobra sentido la insistencia de Cristina en la pregunta, que -nos parece- interpela más al interior de la coalición oficialista, que a una oposición de la que, si algo demostró la pandemia, es que ninguna actitud de colaboración puede esperarse. Lejos de eso, salieron a decir (Prat Gay por ejemplo), que en realidad el gobierno actual aumentó la deuda, y que la que ellos contrajeron fue para pagar deudas contraídas durante los gobiernos kirchneristas.

La pregunta de Cristina (que en realidad tiene dos partes, inseparables entre sí) sigue siendo "la" pregunta del debate político nacional, y sigue sin respuesta, clara y contundente. Y de su respuesta depende no sólo el futuro del Frente de Todos y su gobierno, sino del país en su conjunto, por unos cuantos años por delante. 

miércoles, 28 de julio de 2021

TWEETS POLÉMICOS

 

UNA LÍNEA DE COHERENCIA

 

Sabrina Ajmetech (una historiadora investigadora del CONICET) aparece en las listas de "Cambiemos" (o como carajo se llamen ahora) como candidata, y descubren viejos tuits suyos en los que niega la soberanía y los derechos argentinos sobre Malvinas, entre otras barbaridades.

Todos fingen horrorizarse, y es muy posible -aunque no seguro- que por esas y otras expresiones la terminen bajando de la lista, lo cual sería lo menos que pueden hacer: no puede aspirar a ser legisladora nacional alguien que desconoce la Constitución o propugna violarla. 

En efecto, la Disposición Transitoria Primera, agregada en la reforma de 1994, es muy clara al respecto: "La Nación Argentina ratifica su legítima e imprescriptible soberanía sobre las islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios marítimos e insulares correspondientes, por ser parte integrante del territorio nacional. La recuperación de dichos territorios y el ejercicio pleno de la soberanía, respetando el modo de vida de sus habitantes, y conforme a los principios del derecho internacional, constituyen un objetivo permanente e irrenunciable del pueblo argentino.".

Sin embargo, no puede haber sorpresas: su valedora para colarse en la lista (Patricia Bullrich) había dicho hace poco que las islas bien podían ser entregadas como garantía al laboratorio Pfizer, para que nos vendiera sus vacunas. Y Macri, cuando era Jefe de Gobierno, se preguntaba para qué queríamos recuperarlas, si eso solo contribuiría a aumentar el déficit. Siendo presidente luego, firmó el vergonzoso acuerdo Duncan-Foradori (que por cierto aún no ha sido denunciado); y fue el gobierno que menos hizo -por lejos- en defensa de nuestros derechos soberanos sobre las islas.

Ricardo López Murphy (otro hallazgo que nos trajo el cierre de listas) vuelve a insistir con el negacionismo no solo de los 30.000 desaparecidos, sino de la existencia misma de un plan de represión ilegal organizado, que sumió al país en un genocidio. Con apoyo en autoridades como Darío Lopérfico o Graciela Fernández Meijide, vuelve con la cantinela de que la cifra fue inflada para cobrar indemnizaciones, y a blandir muy suelto de cuerpo la teoría de los dos demonios.

Otra vez, nada que sorprenda: el "Bulldog" fue parte del gobierno de De La Rúa (aun hoy se recuerda su breve interinato en Economía, eyectado por la Franja Morada al proponer un recorte al presupuesto universitario), que cuando el país estaba en llamas y a pocos días de dejar el gobierno, dictó el Decreto 1581/01, por el cual denegaba las solicitudes de extradición cursadas por Baltasar Garzón y otros jueces extranjeros para juzgar a los represores; en momentos en los que en el país no se los podía jugar por la vigencia de los indultos y las leyes de impunidad.

De hecho el decreto (que luego sería derogado por Néstor Kirchner por el Decreto 420/03) en sus considerandos rescata toda la arquitectura jurídica montada durante los gobiernos de Alfonsín y Menem, para clausurar definitivamente la revisión judicial de las violaciones a los derechos humanos ocurridas durante la dictadura. Arranca por la teoría de Alfonsín distinguiendo a los que dieron las órdenes, y a los que "se excedieron" en su cumplimiento, para terminar con la obediencia debida y el punto final: pueden leerlo acá.

Después vino el macrismo, en alianza con la UCR, en otro gobierno del que formaron parte Lopérfido, Lombardi y Patricia Bullrich, para decir que había que terminar con el curro de los derechos humanos. 

Es decir entonces que no hay exabruptos, ni descuelgues, ni opiniones sacadas de contextos, ni casualidades: hay toda una línea de perfecta coherencia, que los ha llevado hasta acá, a que les ofrezcan lugares en las listas, quienes se los ofrecieron. Están donde tienen que estar.  

martes, 27 de julio de 2021

TWEETS POLÉMICOS

 

LA CASTA POLÍTICA

 

La idea de que existe una "casta política" que trasciende a los partidos y los atraviesa transveralmente es una de las tres o cuatro muletillas simplonas del discurso "libertario", desde la que se intenta deslegitimar a la política y los políticos, para traficar ideología: el discurso antipolítico suele ser el caballo de Troya de la derecha neoliberal, que reniega en teoría de las ideologías para "priorizar resolver los problemas de la gente", y termina poniendo en acto una ideología bien concreta (a la que le dan el valor único pensamiento racional), que termina cagándole la vida a la mayoría de la gente.

Sin embargo, que sea una idea burda y simple no significa que no tenga la capacidad de interpelar a determinados sectores de la sociedad (más allá de la eventual perfomance electoral de sus autores), y -he aquí lo más preocupante- que muchas veces ese discurso antipolítica no termine siendo alimentado desde la propia política, cuando se encierra en sí misma y se aleja de las preocupaciones cotidianas de la gente a la que debe representar.

Los momentos de cierres de listas (como los que se vivieron el fin de semana) son particularmente propicios a esos fines, y si bien el dispositivo de construcción de sentido de los medios hegemónicos se encargará de reforzar los prejuicios, lo cierto es que, vista desde ese prisma, la política en general, y la pensada en clave nacional-popular en particular, muchas veces no está a la altura de las expectativas.   

Hace unos días decíamos nosotros en ésta entrada: "Del mismo modo que erosionan a la democracia por sus bases de legitimación social instaurando modelos que profundizan la verdadera grieta (la de la pobreza y la desigualdad en la distribución del ingreso) que fragmenta a la sociedad, medran con un sistema político debilitado con partidos porosos y permeables, sin anclaje en la sociedad y dependientes de encontrar, en cada proceso electoral, la "figura" candidateable; que además se construye desde las propias lógicas del sistema: en lo posible desideologizada (en la superficie), "presentable" en los medios, con capacidad de comunicar en lenguaje ambiguo, presto a surfear sobre las olas de la opinión pública del momento e intercambiable entre un partido y otro, según convenga.".

"Se dice también que el kirchnerismo recuperó al Estado, rescató la autoridad presidencial y reivindicó la autonomía de la política frente a las lógicas corporativas, mientras que el macrismo expresó la tendencia opuesta: la idea de un país "atendido por sus propios dueños", en la que los representantes de las fracciones concentradas del capital ofrecen a uno de los suyos para que dé el salto a la política electoral, y conduzca otro experimento neoliberal, con pretensiones de cerrar para siempre el ciclo peronista.".

"Lo que se dice menos es que los impedimentos de la política (pensada en clave democrática profunda y real, de ampliación, conservación y recuperación de derechos) para avanzar sobre los núcleos de intereses creados que sostienen una sociedad injusta, vienen en buena medida de que sigue funcionando con las lógicas que se implantaron en la transición post dictadura, y con fuerza acá en los 90': los operadores, los aparatos, las "oligarquías" partidarias dueñas de las lapiceras, los "armadores", las figuritas sueltas, la militancia rentada, la "carrera política". Eso da como resultado una estructura política de escaso espesor social, por carecer de anclaje; y siempre en desventaja frente al poder permanente (el que no depende de humores electorales), cuyo mayor espesor viene dado por la consistencia de los intereses objetivos que expresa, que son los que le dan la capacidad de condicionar al sistema.".

No es simplemente un problema de renegar de las roscas, o cuestionar el tamaño de las mesas donde se deciden las listas, o el proceso de toma de decisiones, la "cocina" de la política, es bastante más complejo. Si se asume que la política es -ante todo y primero que nada- un asunto de representación de sectores e intereses-, y se miran las listas de la oferta electoral concreta, hay huecos, vacíos, ausencias; y un marcado corte de clase, incluso en términos visuales. 

Y no nos molesta que los candidatos de los otros sean todos blancos, rubios, con sonrisas anchas, dentadura completa, con aspecto de clase y que dan bien en cámara, porque son de ellos. El problema son los nuestros; porque se supone que somos otra cosa, y aspiramos a representar a otros sectores: trabajadores y sus sindicatos, excluidos, movimientos sociales, referentes territoriales con representatividad ganada en las calles, en los barrios, con la gente.

El corte de clase en la integración de las listas es muy notorio, tal como si los "morochos" (en su hora, los "cabecitas negras" o "grasitas" descamisados de los desvelos de Evita) estuvieran para tareas subalternas como repartir votos, pegar carteles o pintar tapiales; siempre y cuando esas tareas no se tercericen en empresas. O en todo, caso tuvieran algún escape electoral para cargos menores como concejales, como pasa acá en Santa Fe con la explosión de listas que hay para esa categoría cada vez que hay elecciones locales.

Y si bien el complejo problema de la representación política no se agota en la conformación de las listas electorales ni mucho menos, lo que estamos señalando es un problema real, que se manifiesta como constante desde hace muchos años y que no puede ser siempre ignorado o barrido bajo la alfombra; al menos si se piensa la política en clave nacional, popular y democrática.

lunes, 26 de julio de 2021

TWEETS POLÉMICOS

 

SI EVITA VIVIERA...

 

...herviría de rabia viendo que tenemos más de un 50 % de argentinos que son pobres, y no estamos haciendo mucho que digamos para remediarlo.

...vería que esos números son peores entre los niños, los únicos privilegiados del país que construyeron con Perón, y a los que les destinó tantos desvelos.

...descubriría que en nombre del peronismo se puede hacer y decir cualquier cosa, y cualquiera puede decir que es peronista, sin que lo desmientan.

...oiría que se justifican las tibiezas y las claudicaciones en que "no dan las correlaciones de fuerza", o "la pesada herencia recibida", y que gastamos más tiempo preguntándonos y tratando de entender lo que no hacemos, que mostrando orgullosos lo que hicimos.

...le tendrían que explicar como es que tenemos que buscar el diálogo y el consenso con los que nos bombarderaron, fusilaron, persiguieron, encarcelaron, desaparecieron, asesinaron, y vejaron su cadáver.

...preguntaría quien fue el tarado que decidió que tenemos que seguir subsidiando con pauta publicitaria oficial a los medios que nos destrozan a diario con mentiras, operaciones y canalladas, para que no digan que atentamos contra la libertad de expresión. 

...sabría que Carrió dice impunemente que es su ídola y la admira, sin que nadie la diga que se calle la boca, que ella dio su vida peleando contra gente como ella, y lo que representan.

...se enteraría que subimos a las redes sus discursos, pero hay palabras que nosotros ya no decimos, que han quedado olvidadas de tanto evitar pronunciarlas: oligarquía, imperialismo, revolución, liberación nacional, pueblo y antipueblo.

...contemplaría estupefacta que hemos escondido la negritud, y tenemos un peronismo vergonzante que en sus listas (y si nos apuran, también en sus políticas) no tiene lugar para los grasitas, los descamisados o los "cabecitas negras".

...bramaría contra los sindicalistas genuflexos del poder de turno que entregan a los trabajadores, y se comportan como empresarios, que manejan las obras sociales como una prepaga y están más preocupados por el dinero que destinan a ellas, que por los salarios y los derechos de sus representados.

...advertiría que muchas mujeres (no todas, gracias a Dios) ocupan cargos políticos o tienen lugares en las listas porque son las esposas, novias, amantes, hijas o hermanas de alguien; y no por méritos propios.

...le daría mucho asco ver que esos políticos, esos sindicalistas, esas mujeres, no se privan de homenajearla en cada aniversario de su muerte, y decir que ella es el ejemplo que los guía y los ilumina 

Si Evita viviera, en fin, nos cagaría a patadas en el culo a todos.

domingo, 25 de julio de 2021

TWEETS POLÉMICOS

 

ACEITE VERDE Y A LA CANCHA

Hace dos años atrás, cuando cerraban las listas para las PASO de las elecciones provinciales que consagrarían a Perotti gobernador, dijimos en ésta entrada: "Primero que primer recordar que en política nadie arma para perder, al menos deliberadamente, aunque a veces pareciera que sí: se piensa siempre en ganar, y en la que se supone que es la mejor estrategia para eso. Acá en Santa Fe y hablando estrictamente de elecciones provinciales, se ensayaron todas: interna entre candidatos kirchneristas (2007), interna “competitiva con todos adentro” (2011), lista de unidad con candidatura única a gobernador (2015).".

"Ahora ensayaremos una interna, sin candidatos kirchneristas a gobernador, y los precedentes citados no condicionan ni determinan para que el final sea el mismo, cantado; pero claro, puede repetirse, está dentro de las posibilidades. Porque lo que resuelve las elecciones (aunque parezca una verdad de Perogrullo) son los votos, no tanto y no solo las estrategias de armado político: es importante conseguir la unidad “por arriba” (de la dirigencia) o “por el medio” (de la militancia encuadrada orgánicamente), pero es decisivo conseguir la unidad “por abajo”: convencer a la mayor cantidad de votantes posibles.".

Suscribimos cada línea hoy, cuando dos años después, nos encontramos en el mismo punto: cierran las listas (en éste caso las legislativas nacionales), y todo indica que habrá internas entre dos listas: una armada por Cristina y Perotti (con Marcelo Lewandosky y Marilín Sacnún como candidatos a senadores), y otra armada por la Corriente Nacional de la Militancia (el espacio del "Chivo" Rossi) y el NES (Nuevo Espacio Santafesino) de los senadores del PJ provincial opositores al gobierno de Perotti (porque así se comportan) encabezado por Armando "Pipi" Traferri, con la fórmula Rossi-Rodenas.

Habrá que ver como se las ingenian algunos para seguir haciendo campaña bajo el lema "el equipo Cristina" yendo en contra de la lista de Cristina, pero eso no es un problema nuestro, que no somos expertos en comunicación política. Perotti tuvo que ceder bajar a su candidato (Mirabella) de la lista de senadores para que encabece la de diputados, bajo el peso de las encuestas; pero logró colar en la fórmula de senadores a Lewandosky, que en rigor viene del sector de María Eugenia Bielsa.

Cuanto se fortalezca o debilite el gobernador con esas concesiones (que son consecuencia de las limitaciones de su armado político), dependerá de los resultados de la interna primero, y de la general después. Una interna puede potenciar además al conjunto del peronismo o debilitarlo, según como se la transite, y como se acomoden los melones el día después.

Lo que no pueden soslayarse son las consecuencias institucionales, en las que algunos parecen no hacer reparado: la interna enfrentará en listas opuestas al gobernador (que figura como suplente de la lista de senadores acordada con Cristina) y a su vice (ésta como candidata), y no pueden ganar los dos. Allí ya se están pagando costos, porque después de las dos elecciones de éste año (PASO y generales) el peronismo tiene que seguir gobernando Santa Fe hasta el 2023. E institucionalmente hablando el horno en la provincia no está para bollos.

El "Chivo" Rossi termina encarnando una candidatura en una de las opciones señaladas acá (por cierto: invitamos a releer todo el post): no será el candidato de la unidad, ni el de Cristina, y todo indica que tampoco el de Alberto contra Cristina, al menos si hablamos de apoyos explícitos de la Casa Rosada, que no se hicieron ver. Y si se interpretara lo contrario (es decir, que el "Chivo" es el candidato de Alberto), Santa Fe sería el ensayo del lanzamiento del "albertismo", la construcción política del presidente, para confrontar con Cristina: no parece la idea que surja de la imagen de ayer mismo en Escobar, en el lanzamiento de campaña donde ambos compartieron escenario.

Con o sin esa referencia, Rossi-Rodenas serán los candidatos de los senadores enfrentados con Perotti en la provincia, y esto no es un juicio de valor, sino un dato de la realidad. Quizás ahora se entiendan algunas reflexiones "enigmáticas" de algunos llamando a no dirimir las internas del peronismo santafesino mediante carpetazos judiciales, referencias que en su momento parecieron fuera de contexto.

Al respecto, cobra otro sentido (o el mismo, si se mira bien) lo dicho hace cinco meses acá: "El senador -enfrentado con el gobernador Perotti- está proponiendo que el "Chivo" Rossi encarne la candidatura a senador por la provincia en las elecciones de éste año, sin precisar si reemplazando a Roberto Mirabella (el hombre del gobernador) o a María de los Ángeles Sacnún, que fue nominada por Cristina. Ambos irían por su reelección. Además dice que no hay diálogo del gobernador con la Legislatura, ni siquiera con los legisladores propios, y cita en apoyo de sus dichos expresiones de "Quico" Busatto en nombre del bloque de diputados del "Frente de Todos".".

"No hace falta que digamos que desde acá hemos bancado siempre al "Chivo" Rossi como kirchnerista de ley que es, bancándosela en las más difíciles, como el conflicto con los agrogarcas del 2008. Pero siempre, no ahora porque se le ocurre a Traferri para empiojar la cosa de cara a las elecciones después de -como dijimos- un acuerdo de unidad para la conducción del PJ provincial. Si el "Chivo" tiene que ser candidato a algo, es cosa que deben resolver él y el espacio político al que pertenece, en consulta con los que cortan el bacalao, no porque lo pida el senador por San Lorenzo.". 

"Porque éste Traferri es el mismo que durante años se cansó de decir que Agustín Rossi y el kirchnerismo eran los que dificultaban la unidad del peronismo santafesino, y hasta que se tenían que ir del partido. Eso sin contar que fue uno de los principales cultores de la "teoría del alambrado", para mantener al peronismo santafesino al margen de la disputa política nacional; o para no bancar jamás las políticas de los gobiernos de Néstor y Cristina, aunque aprovecharan sus beneficios.".".

Nosotros seguimos estando en el mismo lugar, y pensando exactamente lo mismo. De hecho, la realidad política provincial nos impediría cambiar de opinión, si consideramos que, desde entonces, lo único que ha hecho Traferri es parapetarse en sus fueros, convirtiendo a la Legislatura en un aguantadero, para evitar tener que dar explicaciones en la justicia. Sin importarle si en el camino se lleva puestas las instituciones, o tensiona al límite el sistema político santafesino o complica al gobierno provincial, actuando en tándem con la oposición a la que el peronismo unido derrotó en el 2019, tras 12 años de derrotas.

Salvo algún giro inesperado de último momento habrá interna entonces, y que gane "el más mejor". Aceite verde y a la cancha, y después sí: el que gana conduce y el que pierde acompaña, que para eso son las internas. ¿O no?