LA FRASE

"CONMIGO ESTO DE LA CORTE NO PASABA." (MARCELA LOSARDO)

jueves, 31 de diciembre de 2020

TWEETS POLÉMICOS

 

LAS FRASES DEL MES

1. "Los tuits racistas míos son de otra época, cuando no sabía que iba a tener que terminar pidiendo disculpas por no haber homenajeado a ese negro de mierda de Maradona." (Pablo Matera)  

2. "No investigamos la corrupción del gobierno de Macri porque no recibimos las denuncias, que las teníamos que hacer nosotros que estábamos ocupados investigando la corrupción del gobierno de Cristina, ¿entendés?" (Jorge Lanata)

3. "Tan bien que veníamos construyendo los 10 kilómetros de subte por año y ahora vamos a tener que parar porque nos recortaron la coparticipación." (Horacio  Rodríguez Larreta)   

4. "La comisión de expertos que nos asesora para la reforma judicial nos aconseja que sería bueno tener un Ministerio de Justicia." (Marcela Losardo)

5. "Hasta acá pensábamos que Cristina nos dominaba con puño de hierro, y en realidad ahora sabemos que nos pisoteaba con sus zapatos talle 40." (Alfredo Leuco)

6. "A partir de ahora soy un 2 % más pobre." (Paolo Rocca)

7. "Yo estoy a favor de la objeción de conciencia, sobre todo en materia de impuestos." (Javier Milei)  

8. "Las sanciones de la UAR a algunos de Los Pumas duraron menos que mi expulsión de por vida de la UCR."(Julio Cobos)

9. "Ni en pedo me pongo la vacuna rusa." (Patricia Bullrich)

10. "No entiendo por qué insisten en vincularme a mí con la carta de Cristina." (Ricardo Lorenzetti

11. "Vamos a tener que cambiar de argumentos si no queremos perder apoyo: si seguimos diciendo que cada feto abortado pudo ser un ingeniero, la gente piensa en Macri y de inmediato apoya el aborto." (Cynthia Hotton)  

12. "Estoy totalmente a favor de suspender las PASO, sería una elección menos en la que hacer papelones." (Margarita Stolbizer) 

13. "Terminé el libro que reseña mis 25 años de labor parlamentaria, me llevó como hora, hora y media de trabajo pero ya está listo." (Elisa Carrió)   

14. "Sabemos que hay muchos disconformes con los fallos de la Corte, pero ya nos vamos a enderezar." (Elena Highton de Nolasco

15. "Uruguay, Estados Unidos, Suecia, se fueron a la mierda con los contagios, si estuviera Durán Barba ya nos habría inventado un país para ponerle de modelo al gobierno; como hizo con María y Cacho, el de las bochas." (Mauricio Macri)

16. "Por los recortes de fondos de la nación, deberemos suspender obras: las veredas nuevas que rompimos quedarán rotas por un tiempo, y no podremos repintar la pileta de piso." (Horacio Rodríguez Larreta)

17. "Pedí autorización para irme de vacaciones fuera del país, con pasaje abierto, uno nunca sabe cuanto tiempo lleva desenchufarse." (Gustavo Arribas)

18. "No haber sabido lo de la disastria cuando me pararon en aquel control de alcoholemia." (Patricia Bullrich)

19. "La AFI espiaba a opositores y Macri, Arribas y Madjalani dicen que no sabían nada: al final era una empresa recuperada, manejada por sus trabajadores." (Aníbal Fernández)

20. "Tan contenta que estaba por haberme adelantado a preparar la mesa navideña, y recién me doy cuenta que para el 24 se me va a echar a perder toda la comida." (Juliana Awada)

21. "Esto se veía venir: el gobierno de la infectadura aflojó la cuarentena eterna y empezaron a subir de nuevo los contagios." (Sandra Pitta)

22. "Nuestra vacuna está testeada en los mayores de 60 años, con los boludos en cambio no produce efectos." (Vladimir Putin)

23. "Voy a volver a ser candidata pero no por los fueros, sino por la obra social: imagínense que como jubilada tengo PAMI." (Elisa Carrió)

24. "Yo de vacunas no entiendo nada, pero si hay una cepa nueva me gustaría probarla." (Patricia Bullrich)

25. "Además de la rusa, el gobierno estaría en tratativas para adquirir vacunas chinas, lo cual es un peligro enorme porque se sabe que de noche los chinos desconectan las heladeras." (Eduardo Feinmann)

26. "Cuando los peronistas fueron a Ezeiza a esperar el avión con las vacunas me preguntaba si se terminarían cagando a tiros entre ellos." (Rogelio Alaniz)

27. "A los gorilas ya los vacunamos en octubre del año pasado, así que las dosis que están llegando deberían ser para el resto." (Aníbal Fernández)

28. "En "Juntos por el Cambio" estamos en un debate interno de ideas, entre los que proponemos esterilización masiva de pobres, y los que creen que la solución pasa por reimplantar la pena de muerte y permitir los fusilamientos por la espalda." (Hernán Lombardi)

29. "En Argentina se respira fútbol, pero en Pakistán se fabrican mejor las pelotas." (Guillermo Nielsen)

30. "La vacuna rusa fue fabricada en Chernobyl y transmite radioactividad, pero tenemos que estar tranquilos." (Elisa Carrió)  

31. "De la única vacuna que se tiene que preocupar Carrió es de la de la triquinosis." (Hebe de Bonafini)

miércoles, 30 de diciembre de 2020

TWEETS POLÉMICOS

 

UNA LECCIÓN DE POLÍTICA

 

Hace rato ya que nadie -salvo quizás Lanata- piensa que Máximo es solo un gordito que se la pasa todo el día jugando con la play. Ni siquiera los opositores, que por cosas como el discurso cierre de la sesión de ayer empezaron a tomarlo más en serio, o deberían hacerlo. Y si no lo hacen, peor para ellos. 

Hace rato ya que el hijo de Néstor y Cristina viene demostrando que, además de eso, tiene condiciones y méritos propios para la política. El tiempo dirá si esas condiciones le confieren proyección y volumen electoral.

El discurso de ayer -poco más de 18 minutos- es una lección de política, que vale la pena escuchar. Habla, por supuesto, del tema en sí de la sesión: la fórmula de aumento de los haberes de los jubilados, sus antecedentes y su contexto; señalando allí los hitos de un proceso que se remonta por lo menos a los tiempos de las AFJP, para los que son cortos de memoria, y están hablando de "ajuste" porque se repuso la fórmula vigente entre 2008 y 2017, con la que los haberes de los pasivos le ganaron a la inflación.

Pero además habla de otras cosas: por encima de todo, sobre las condiciones del debate político en la Argentina de hoy, y el lamentable rol que está cumpliendo la oposición. Una oposición que se niega a reconocer que perdió las elecciones, y mucho menos a reflexionar sobre por qué las perdió.

Con un discurso irracional en el que parece que alegaran demencia para pretender que las elecciones no sucedieron, y que tampoco sucedieron los cuatro años de gobierno de Macri. Y que va siempre a remolque -como desde 2003- de la agenda que imponen los grandes medios, que vertebran el discurso del poder real.

Ese mismo poder que -como les recuerda Máximo en el discurso- ellos expresan políticamente, y cuyos intereses defienden. Desde allí desnuda la falsedad del discurso de la "resistencia" de almas bellas republicanas peleando en condiciones desiguales contra una dictadura poco menos que soviética. Con la comparación entre las balas y las piedras, dejó en claro quienes resisten y resistieron, y quienes reprimieron para ajustar. 

Y recuerda también en qué condiciones -con una represión descomunal de por medio- tuvieron que aprobar en el 2017 la fórmula que hoy reivindican, con la cual los jubilados perdieron 20 puntos de poder adquisitivo de sus haberes, en solo dos años. Fórmula que -insólitamente- hoy defiende la izquierda, apedreada entonces por resistirla.

Insistimos: hay que escucharlo as Máximo, para tener una idea clara, dicha sin eufemismos, de como se está dando en la Argentina la disputa política; el mismo día que la legalización del aborto se encaminaba a ser ley, y que comenzaba la vacunación contra el COVID, gracias al despliegue de las capacidades de un Estado que no se ausenta ni deserta; y en medio de una insólita campaña antivacunación promovida -en una pandemia- por esos mismos medios hegemónicos, y esa misma oposición desorientada y sin rumbo.

Un contexto que nunca hay que perder de vista ni siquiera cuando se señalan -como acá hemos hecho- errores, vacilaciones u omisiones del gobierno. Tuits relacionados: 

martes, 29 de diciembre de 2020

TWEETS POLÉMICOS

 

BASTA DE GORILAS LIBERALES EN EL GOBIERNO

 


Cuando el Estado nacional decidió recuperar el control de YPF expropiando el 51 % de sus acciones, el artículo 16 de la Ley 26741 que así lo dispuso estableció lo siguiente: "La gestión de los derechos accionarios correspondientes a las acciones sujetas a expropiación, por parte del Estado nacional y las provincias, se efectuará con arreglo a los siguientes principios: a) La contribución estratégica de YPF Sociedad Anónima al cumplimiento de los objetivos de la presente; b) La administración de YPF Sociedad Anónima conforme a las mejores prácticas de la industria y del gobierno corporativo, preservando los intereses de sus accionistas y generando valor para ellos; c) El gerenciamiento de YPF S.A. a través de una gestión profesionalizada.".

Eso suponía -y supone- que los objetivos perseguidos (según el artículo 1º de la misma ley: "...el logro del autoabastecimiento de hidrocarburos, así como la exploración, explotación, industrialización, transporte y comercialización de hidrocarburos, a fin de garantizar el desarrollo económico con equidad social, la creación de empleo, el incremento de la competitividad de los diversos sectores económicos y el crecimiento equitativo y sustentable de las provincias y regiones.") al retomar el control estatal de la petrolera no eran incompatibles con una eficiente gestión empresarial de la misma, y con que su conducción estuviera en manos de una gerencia o dirección profesional, y especializada: no se trataba simplemente de colocar a miembros de la Cámpora en el directorio, y listo.

Pero esa gestión profesional debía estar siempre subordinada a los objetivos señalados, y al hecho de que es el Estado el accionista mayoritario de la compañía, con todo lo que ello implica. Por ejemplo que si bien ésta no está destinada forzosamente a perder plata ("preservando los intereses de los accionistas y generando valor para ellos"), su único objetivo no es maximizar ganancias, o que le cierren los números.

Durante el macrismo, esa rara forma de gobierno de empresarios meritocráticos que terminó destruyendo el valor de las empresas, YPF siguió más o menos el derrotero de muchas grandes compañías del país: su valor de libros, patrimonial y bursátil cayó drásticamente medido en moneda dura, y estuvo muy lejos de ser -como se había pensado al recuperar el Estado su control- una herramienta estratégica clave para el desarrollo del país.

Lamentablemente y transcurrido hasta acá más de un año de mandato del gobierno del "Frente de Todos", no se puede decir que hayamos avanzado mucho en dirección a revertir ese proceso -reconociendo, sí, las dificultades que como en todo crea la pandemia-; cosa por otro lado esperable si aun subsisten cargos de los mandos gerenciales medios en manos de quienes designó el macrismo, y al frente de la empresa colocamos a alguien como Guillermo Nielsen, que no es precisamente lo que se diga de lo más representativo del pensamiento nacional y popular.

Alguien a quien por ejemplo el propio presidente debió desautorizar en un par de oportunidades obligándolo a retrotraer aumentos de combustibles (aunque en muchas otras lo haya convalidado, sin que sepamos a ciencia cierta cuáles son los beneficios que esos aumentos suponen), y que hace unos días pretendió justificar la insólita compra en Pakistán de las pelotas de la promoción del Serviclub (repitiendo así lo que hizo el macrismo en su momento, pero con China), diciendo que en el país no se fabricaban pelotas perfectamente esféricas, o que picaran bien.

O que ahora decide, de modo unilateral e inconsulto como si fuera una inmobiliaria o un desarrollador del "real state", vender el predio de su propiedad en el que tiene su sede la Universidad Nacional Arturo Jauretche; que dicho sea de paso -acaso Nielsen lo ignore, o lo sepa y no le importe- tiene una carrera de Ingeniería en Petróleo, es decir, forma mano de obra calificada para la industria.

No puede durar un minuto más al frente de la principal empresa pública del país -y hasta no hace mucho la empresa más grande de él, sin distinción entre públicas y privadas- alguien que expresa con sus actos una visión ideológica completamente contrapuesta con lo que la gente votó al votar el año pasado al "Frente de Todos". 

No importa a esos fines si se termina dando marcha atrás con la venta de la sede de la Universidad AJ: Nielsen para no entender para que está puesto allí, y cree que su función es ahorrarse unos pesos comprando pelotas importadas, o hacerse de unos mangos vendiendo un terreno, en ambos casos además por cifras irrisorias, en el contexto del volumen de negocios de YPF. ¿O acaso pensará Nielsen -como pensaban los macristas- que hay demasiadas universidades públicas, en especial en el conurbano? 

Es un contrasentido que el Estado (o el gobierno) que piensan invertir 800 millones de dólares en el tren de Vaca Muerta cuyo principal beneficiario sería el Grupo Techint a través de Tecpetrol ande pichuleando monedas con su petrolera, en perjuicio de la industria nacional o las universidades públicas.

Se trata de algo más profundo y complejo, y de naturaleza política: no estamos antes jueces y otros funcionarios que gozan de inamovilidad o deben ser removidos por juicio político o algún otro procedimiento complejo: fue designado por éste gobierno, haciendo uso de su mayoría accionaria, y es éste mismo gobierno el que lo debe remover. Ya, ayer, como gesto aleccionador.

Sin pruritos nostalgiosos por sus supuestos méritos en el canje de deuda del 2005 (en el que, por cierto, no fue la experticia técnica suya o de Lavagna sino la voluntad política de Néstor Kirchner las que determinaron el éxito final), ni en los padrinazgos políticos por los que pudiera haber llegado a su cargo, sean éstos de Sergio Massa, o el del propio Lavagna, que por lo demás por estas horas salió a tirarle con munición gruesa al gobierno. 

Se trata en síntesis no sólo de enderezar el rumbo de una errática gestión de YPF -finalidad que por sí sola justificaría el despido-, sino de reafirmar la propuesta política e ideológica (aunque a muchos la palabra les cause escozor) que votó el 48 % de los argentinos, y la autoridad presidencial. Tuits relacionados: 

lunes, 28 de diciembre de 2020

TWEETS POLÉMICOS

 

NOSOTROS Y LOS MIEDOS

 

domingo, 27 de diciembre de 2020

TWEETS POLÉMICOS

 

LA PATADA EN EL CULO MEJOR DADA DE LA HISTORIA

 


"Entramos en la semana final de un muy difícil 2020. La acumulación de 10 años de estancamiento, incluso retroceso económico (falso: desde el 2010 para acá la economía creció ese año y el 2011 -por eso el 54,11 % de Cristina en las elecciones-, el 2014 y el 2015. Falso y cómplice: mete en la misma bolsa al kirchnerismo y a los cuatro años de desastre macrista. Es Del Caño con sandalias y medias) y la pandemia, han puesto a los argentinos todos en una difícil encrucijada. El fracaso de las políticas populistas por un lado, o de ajuste por el otro, (La diferencia es que el fracaso de las polìticas populistas solo lo ves vos. De lo contrario no se entiende porque el FDT ganó las elecciones en el 2019, y vos sacaste el 6 %) más la parálisis derivada de la pandemia, han llevado la realidad socioeconómica a niveles insostenibles como lo exponen las cifras de pobreza e indigencia, tanto del INDEC (Que lo maneja tu hijo) como del Observatorio de la Deuda Social Argentina (de la UCA). (Que son unos chantas a los que se ha convertido en autoridad, para chuparle las medias a la Iglesia) Es necesario reaccionar ya con algunos cambios de comportamiento. Sólo algunos ejemplos: 

1) poner a la creación del trabajo privado como objetivo central, protegiendo derechos adquiridos pero incorporando a la mayoría que hoy está excluida, sin derecho alguno, a formas modernas de empleo; (O sea, una reforma laboral flexibilizadora para "crear nuevos empleos", que nacerían con menos derechos que los existentes y más precarizados. Nunca se dijo, nunca se hizo y siempre salió mal)

2) darle a la inversión y a la búsqueda de productividad un papel central en la solución al estancamiento y empobrecimiento de los argentinos; (Si eso no significa menos impuestos, menos regulaciones para maximizar ganancias empresarias y más explotación de la fuerza de trabajo, hasta podríamos estar de acuerdo. Conociendo tus antecedentes, sospechamos que la cosa va por el lado contrario, justamente)

3) dar equidad al sistema jubilatorio de quienes menos ganan haciendo ajustes diferentes a las jubilaciones y pensiones más altas, de modo de reducir las abismales diferencias que hoy existen entre la mínima y los sistemas de privilegio. Esto implica tanto regímenes nacionales como los inevitables cambios en sistemas provinciales, ampliamente deficitarios y cargados de privilegios; (¿Lo charlaste esto con los socialistas? Porque ellos se jactan del 82 % móvil que no lo pusieron ellos sino el gobierno de Obeid, y lo quieren para la nación)

4) empezar ya con un proceso, que llevará tiempo, pero que no puede postergarse, de bajar los costos de funcionamiento del sistema político. (Es justo lo que nos decía hace un rato Cachanosky: "es una barbaridad lo que cuesta un diputado") Cámaras más reducidas en cuanto al número de miembros, legislativos provinciales unicamerales, (¿Sos conciente de que tenés que modificar la Constitución nacional y las Constituciones provinciales, o tirás bolazos al aire nomás?) concejos deliberantes marcadamente más reducidos, límites estrictos al número de asesores etc.. (Esto seguro que no lo charlaste con los socialistas, que acá en Santa Fe cuadriplicaron la planta política del gobierno provincial) El efecto no es sólo de ahorro y mejor uso de recursos, sino que ayudará a la reconciliación de la política con los que más necesitan. Modificar conductas y valores es central en un proceso de cambio; (Esto ya era viejo, berreta e inútil en el 2002)

5) evitar que el empleo público siga creciendo allí donde no debe. Creció en alrededor de un millón de personas en 15 años. (Y en Santa Fe cuando gobernaron tus socios, ni te cuento) Reeducar, redistribuir, penalizar el intervencionismo inútil (Te dejó saludos Martínez de Hoz) y burocrático. En definitiva, darle más poder a los ciudadanos y menos a las estructuras, gerenciales, sindicales y a las alianzas espurias entre el Estado y pseudo empresarios; (O sea, Lázaro Báez y Cristóbal López, malos; Paolo Rocca, Magnetto, Coto y Pagani, buenos. Con esos sí se pueden hacer alianzas)

6) desarmar progresivamente el sistema de subsidios (O sea, aumentar las tarifas. Decílo, Roberto, decílo) que privilegia la concentración en Capital y el Gran Buenos Aires, porque vacía el interior del país. Es imperioso re-federalizar la Nación. Hay que empezar con el proceso de transformación territorial, sin intervenciones asfixiantes (Quedó claro: el Estado no debe intervenir. Como diría Binner, es mejor la mano invisible del mercado) sino con reglas de juego justas. 

Cuanto más reglas menos inversiones; cuanto más intervenciones menos productividad.  (Milei, Cachanosky y Espert no podrían estar más de acuerdo) Cuanta más creatividad fiscal más desvíos grandes (O sea, el impuesto a las grandes fortunas "obliga" a evadir y fugar. Es lo que dicen en la AEA, bueno, pero eso ya lo sabías) (subsidios eólicos, monopolios renovables sin límites); o desvíos chicos (VTVs, registros automotores, parquímetros, impuestos al viento, etc.). La lista es infinita y se agranda. (Parecés Cavallo cuando sacó el DNU de "desregulación económica" en tiempos de Menem)

Los argentinos necesitamos una bocanada de aire fresco, (Un candidato joven, como vos, sangre nueva) de mayor libertad para movernos con creatividad; (Pasó el fantasma de Alsogaray y te dejó felicitaciones) para ser productivos, no para buscar mañosamente rentas que se le extraen al Estado que debe ocuparse SÍ de educación, salud, de crear igualdad de oportunidades, seguridad, ciencia y tecnología. 

Hay cientos de temas para abordar pero es inútil hacer listas infinitas si no hay voluntad de abordar cuestiones centrales como las que se enuncian. (Y que son las que más le interesan a tus auspiciantes de la AEA, digamos todo. Por eso no hablaste de pobreza, desigualdad en la distribución del ingreso, empleo en negro, evasión impositiva o fuga de capitales, estos últimos salvo para justificarlos) Vale la pena intentarlo. Es posible construir en 20 años (En 20 años vos palmaste, muñeco) una sociedad argentina que valga la pena, muy diferente de la que hoy tenemos y mucho más de la que tendremos si no revertimos la decadencia, si no cambiamos. TODOS, empezando por la dirigencia definida en el sentido amplio. (Claro, así entrás hasta vos que no dirigís a nadie, y tus amigos Duhalde y Barrionuevo, que están en la misma)

Muchos de estos cambios los venimos proponiendo desde hace tiempo, (Claro. Sacando el 17 % de los votos -tercero cómodo- en alianza con los radicales en el 2007, y el 6 % en alianza con Urtubey, los socialistas y "progres" en 2019. Capaz que ya sería hora de cambiar de libreto, o dedicarte a otra cosa) pero la sociedad parece aturdida por los gritos de dos modelos que definimos -por consenso- (¿Por consenso de quiénes?) como partes de “la grieta”. Para avanzar hay que identificar a quienes ya han sido incapaces, cada uno a su turno, de empezar a revertir el retroceso y encaminarnos hacia la recuperación y el crecimiento. (Pero que juntos reúnen más del 90 % de los votos. Tenés un problema con la democracia vos) No hay tiempo para más excusas. (Eso, dejá de quejarte por tus fracasos electorales echándole la culpa a la grieta) Fuerza y esperanza para el 2021." 

(Las negritas son nuestras. El original completo acáEl título del post es por el raje que le pegó Néstor a éste muñeco en el 2005, por proponer exactamente estas mismas cosas). Tuits relacionados: 

sábado, 26 de diciembre de 2020

TWEETS POLÉMICOS

 

EL ABSURDO PORTEÑO

 


Varias veces hemos analizado acá la autonomía porteña, concluyendo en que es uno de los disparates más grandes de los muchos que consagró la reforma constitucional de 1994. En la etiqueta respectiva a la derecha del blog pueden ver todos los posteos al respecto. 

Esta semana el "artificio porteño" (en palabras del vendedor de humo Jorge Asís, que suele olvidar que fue creado durante su amado menemato) sumó un nuevo bochorno, con el fallo del Superior Tribunal de Justicia de la ciudad (su "Corte Suprema") que establece que solo pueden demandarle al gobierno de la CABA bancos o lugares en las escuelas públicas, quienes demuestren que no pueden pagar una escuela privada para sus hijos.

El fallo en sí bien merecería figurar en una antología de disparates perpetrados por la benemérita justicia argentina, si no fuera que además es una pintura de como funcionan en realidad las cosas cuando la derecha gobierna, en especial en la "ciudad vidriera" (para lo cual fue justamente pensada la autonomía), de la que salen los Jefes de Gobierno que se proyectan como presidenciables para terminar destrozando al país (como De La Rúa y Macri), y que ya está desplegando los cañones mediáticos para intentar vendernos el tercer buzón presidenciable: Horacio Rodríguez Larreta.

Primero, con un férreo control de la justicia (del aparato judicial, para ser más precisos) completamente opuesto al discurso republicano de la "división de poderes" y la "justicia independiente". Segundo, otorgándole un bill de indemnidad judicial a políticas públicas de deliberado retroceso y abandono del Estado en áreas críticas, como la salud o la educación. Y tercero, cagándose en la Constitución Nacional y las leyes sancionadas por el Congreso, como fue costumbre de los porteños por otra parte, al menos entre 1853 y 1880. 

El gobierno porteño en manos del PRO (desde 2007, recordamos, para los que hablan de "alternancia" en Formosa o alguna otra provincia del interior) viene desinvirtiendo en la educación pública desde siempre, violando además el mandato establecido en el artículo 24 de la propia Constitución porteña, sancionada en 1996, durante el mandato de De La Rúa como Jefe de Gobierno.

Lo cual amerita una disgresión: así como decimos que la reforma nacional de 1994 fue -en líneas generales- un desastre, la Constitución porteña de 1996 fue un placebo progresista cuyas previsiones la derecha jamás estuvo dispuesta a cumplir; placebo pensado para contener en el proyecto autonómico a las almas sensibles de la CABA que en realidad, han demostrado con los años ser completamente impotentes en términos políticos, e incapaces de generar una alternativa a la derecha que estaba predestinada a gobernar allí, en la cuna del antiperonismo y la repulsa a la tradición política nacional-popular. La conclusión alcanza al peronismo porteño, hoy hegemónico en el gabinete nacional, como insólito premio a tantos fracasos.

Pero volvamos al fallo, y a los hechos sobre los que se construyó: en las escuelas públicas porteñas faltaban bancos desde mucho antes del recorte por el Estado nacional de los fondos que Macri le había regalado a Larreta por decreto. Recordemos las famosas "escuelas contáiner", por ejemplo; o el hecho de que Larreta al reclamar por el recorte menciona como argumento la cantidad de escuelas que podría haber construido con esos fondos, pero que nunca pensó siquiera en empezar a construir, mientras los recibía: algo así como los 3000 jardines de infantes que el macrismo iba a hacer con la plata del "Fútbol Para Todos", digamos. 

Sucede que en el contexto actual, en el que Larreta intenta victimizarse como perseguido por el gobierno nacional para darle así otro envión de votos antiperonistas a su candidatura presidencial, el fallo es funcional a la estrategia política de la derecha, tanto como a sus políticas públicas en materia de educación, que es precisamente para lo que esa misma derecha buscó (en la CABA y allí donde gobernó) colonizar la justicia.

El fallo es un explícito subsidio judicial a la educación privada, y una indignante consagración en los tribunales de un mecanismo de "declaratoria de pobreza" que además violenta las opciones de las familias: alguien puede tener recursos para pagar una escuela privada para sus hijos, pero preferir -con todo derecho- mandarlos a la escuela pública.

Y si esos solos elementos bastan para descalificar el fallo y para promover la destitución por juicio político de sus autores, es necesario recordar que el Superior Tribunal porteño violó la cláusula federal de garantía consagrada en el artículo 5 de la Constitución Nacional, que reconoce a las provincias (y la CABA pretende ser tratada como tal, por ejemplo para acudir ante la Corte nacional en sus reclamos) el goce de sus propias instituciones, con tal de que aseguren la administración de justicia, y la instrucción primaria.

Al mismo tiempo, vulnera groseramente la Ley 26206 de Educación Nacional en cuanto establece los niveles obligatorios de la enseñanza, entre ellos obviamente la educación primaria, que lo es en el país desde la Ley 1420. Irónico -o no-, la "nueva derecha moderna y democrática" abjura de las ideas de Sarmiento.

En otro contexto, este hecho bastaría para que el Estado nacional intervenga el distrito porteño, para asegurar la vigencia de la Constitución y las leyes de la nación, como manda el artículo 31 de la primera. Bien sabemos que eso no sucederá, pero sin embargo nos preguntamos que hará al respecto el gobierno nacional (al fin y al cabo, los pibes y pibas porteñas que ven peligrar su acceso a la educación, también son argentinos), además de indignarse.

Tuits relacionados: