LA FRASE

"CONMIGO ESTO DE LA CORTE NO PASABA." (MARCELA LOSARDO)

miércoles, 31 de marzo de 2021

TWEETS POLÉMICOS

 

LAS FRASES DEL MES


1. "Tanto lío por una bolsas, si los Moyano no vivieran haciendo paros y juntaran la basura no se enteraba nadie." (Patricia Bullrich)

2. "Quiero aclarar que no tengo nada que ver con las declaraciones de Sandra Pitta sobre pisar gente." (Carolina Píparo)

3. "Lo único que falta es que la denuncia por el préstamo del FMI le caiga a Stornelli." (Alberto Fernández)

4. "El gobierno quiere desatar una caza de brujas contra los funcionarios del gobierno anterior, como si fueran kirchneristas." (Mario Negri)

5. "La falta de presencialidad trae abandono, como lo pude comprobar yo cuando mi mujer me abandonó." (Horacio Rodríguez Larreta)

6. "Lo que no le voy a perdonar a Larreta es que tuve que revelar la edad para que me dieran prioridad para vacunarme." (Mirtha Legrand)

7. "Si tanto repudian la represión en Formosa vengan hoy con nosotros a incendiar la Casa de Gobierno." (Waldo Wolf)

8. "No entiendo como el presidente justifica gastos innecesarios en Santiago del Estero como un estadio, en lugar de un puerto como había propuesto yo." (Mauricio Macri)

9. "¿Cómo que Formosa no es esa islita enfrente de China que no quiso ser comunista?" (Gabriela Michetti)

10. "Si yo hubiera organizado la cola de los jubilados en el Luna Park no me echaban de la ANSES, mala mía." (Alejandro Vanoli)

11. "No es por poner excusas, pero con un recorte brutal de coparticipación como el que sufrimos, es muy difícil organizar una cola para vacunar jubilados." (Horacio Rodríguez Larreta)

12. "Hace 14 años que el PRO no pudo poner en la CABA la recolección diferenciada porque los porteños no diferencian lo seco de lo húmedo, y les quieren enseñar a los formoseños como tienen que votar." (Aníbal Fernández)

13. "Me autocritico fuertemente, pensé en gente haciéndome cosas por debajo de la mesa después de tanto tiempo y me obnubilé." (Beatriz Sarlo)

14. "El libro se agotó tan rápido que no tuve tiempo de comprar uno para enterarme de qué trata." (Mauricio Macri)

15. "Tuve que explicarle a Mauricio que el hecho de que su libro tenga una segunda edición no significa que se tenga que poner a escribirlo de nuevo." (Marcos Peña

16. "En la disputa entre Piñón Fijo y Fernando Iglesias yo estoy en contra del payaso, o sea a favor de Piñón." (Luis D'Elía)  

17. "Es falso que la OEA haya participado de un golpe en Bolivia, directamente lo organizamos nosotros." (Luis Almagro)

18. "Un desastre el intendente de Villa Lugano, esa ciudad necesitaría que la gobierne Larreta." (Viviana Canosa)

19. "Es cierto, mi hijo volvió de México con un PCR trucho que le daba negativo de COVID, pero vieron como son los chicos: le compran cosas truchas a cualquiera en la calle." (Diego Santilli)

20. "Años como dirigente de fútbol, y el mamerto de Macri no aprendió que si te echan al final del primer tiempo, no podés salir a jugar el segundo." (Aníbal Fernández)

21. "Desmiento que la Municipalidad haya entregado por "izquierda" espirales y repelente para mosquitos para personalidades VIP." (Emilio Jatón)

22. "Lo que necesita Formosa es alternancia, algo así como aquel diciembre del 2001 en que tuvimos cinco presidentes en una semana." (Mario Negri

23. "Las próximas elecciones no nos tienen que agarrar dormidos, tenemos que estar despiertos desde bien temprano." (Mauricio Macri)

24. "Tengo amigos empresarios que para pagar el impuesto a las grandes fortunas van a tener que vender su casa e irse a vivir en una carpa abajo de la autopista." (Gustavo Grobocopatel)

25. "Lo extraño de que le detectaran una arritmia a Larreta es que nos enteramos que tenía corazón." (Hebe de Bonafini)

26. "Si Perón viviera, sería reposera." (Mauricio Macri)

27. "Quiero aclarar que no fui convocado para liberar el barco atascado en el canal de Suez." (Guillermo Marijuan)

28. "Perón no creo, pero el que seguro se sumaría a "Juntos por el Cambio" sería López Rega." (Aníbal Fernández)

29. "36.000 votos pueden parecer pocos para tardar más de una semana en contarlos, pero son más que los que saqué yo en la interna de "Cambiemos" en 2015." (Ernesto Sanz)

30. "Oré con todas mis fuerzas al Señor para que separara las aguas del Mar Rojo, y se hizo el milagro: el barco encallado en el canal de Suez pudo salir." (Elisa Carrió)

31. "Eso de repatriar a la gente que se fue del país habría que verlo bien." (Fabián Rodríguez Simón

martes, 30 de marzo de 2021

TWEETS POLÉMICOS

 

GOBIERNO JORGE SUSPENSO

 


Con las disculpas del caso por lo largo de la cita, y a propósito del barullo que se armó entonces con las declaraciones de Carla Vizzotti (que aun no era ministra) sobre inocular solo la primera dosis de las vacunas para llegar a más población con las disponibles, decíamos en ésta entrada: "Bien entrado ya el siglo XXI, nadie se atrevería a discutir la importancia de la comunicación en política, y en la gestión de gobierno. Gobernar es también (y recalcamos el "también") comunicar: exponer, explicar, informar a la población; más allá del cumplimiento formal del deber de "dar publicidad a los actos de gobierno".".  

"Sin embargo, la comunicación no es autónoma de la gestión de gobierno, ni de las decisiones políticas que ésta supone a diario. Políticas, sí: más allá de los soportes o condimentos técnicos del caso, cuando se gobierna se protegen intereses o se los vulnera, se priorizan unos sobre otros, se distribuyen o asignan recursos, en suma, se hace política todo el tiempo. Desde acá y con el sólo ánimo de aportar al debate, pensamos que la cosa es un poco más compleja: antes que comunicar hay que gestionar, y en la medida de lo posible y considerando los contextos, hacerlo lo mejor que se pueda.".

"Si no hay nada de gestión, no hay nada que comunicar, aunque se intente: ésta formulación debería ser sencilla de aceptar universalmente, y sin embargo no sucede: leemos, vemos y oímos a diario que se nos informa que el gobierno "evalúa" tal cosa, o que "no descarta" tal otra, o que "sigue atentamente" determinado acontecimiento. Es decir, se está comunicando, pero en realidad no se comunica nada; al menos si por "algo" entendemos decisiones tomadas, firmes, concretas, plasmadas en los instrumentos institucionales del caso (leyes, decretos, resoluciones)."

Dos meses y medio después y a propósito de la nueva ola de contagios en medio de la pandemia, nos encontramos exactamente en el mismo punto: casi tres semanas de "trascendidos" filtrados a los medios sobre las posibles medidas que el gobierno adoptaría, más una cadena nacional del presidente para no anunciar nada en concreto y una ronda del propio presidente dando reportajes por los medios pero sin hablar del tema, apenas se alumbraron un par de Decisiones Administrativas del Jefe de Gabinete, disponiendo controles para los que regresan al país del exterior, y ordenando el teletrabajo de los empleados públicos nacionales en los tres días hábiles previos a la Semana Santa. Eso es lo concreto, hoy.

Sin embargo, en la comunicación oficiosa del gobierno pareciera que se puso en marcha un vasto plan de medidas para contener los contagios. Como por ejemplo leemos acá en Infobraden, bajo el sugestivo título "Una por una, todas las medidas que anunció el Gobierno para enfrentar la segunda ola de COVID-19". Vemos cuáles son:

Teletrabajo para los empleados de la administración pública: ya se dijo que solo alcanza a parte de los empleados públicos nacionales, y por los tres días hábiles de ésta semana, antes de los feriados de Semana Santa. Se invita a las provincias a hacer lo mismo, pero por ejemplo acá en Santa Fe el teletrabajo de los empleados públicos de áreas no esenciales (porque la Decisión de Cafiero excluye a esas áreas, donde los empleados deben seguir trabajando de modo presencial) rige desde el 20 de marzo del año pasado, cuando comenzó el ASPO, por el Decreto 270.

* Presencialidad en los colegios: acá la medida consistiría en no hacer nada y dejar las cosas como están (con los chicos yendo a la escuela), contra toda evidencia, lógica o consejo en contrario; porque es una bandera que se le entregó hace rato a la derecha, que nos llevó de la nariz hasta este punto. Y congestionando además el transporte público (otro vehículo de contagios) mucho más que lo que se lo descongestiona dejando a los empleados tres días sin ir a trabajar.

* Recomendaciones a gobernadores e intendentes a tomar medidas restrictivas por la noche: acá la medida es "recomendarle" a otro que haga algo, que ya se lo recomendaron antes: recordemos como el célebre "toque de queda en todo el país" que se filtró como anuncio a los medios terminó en un "decreto de necesidad y sugerencia". Volvemos otra vez al ejemplo santafesino: la restricción de la circulación nocturna en la provincia rige desde el 26 de septiembre del año pasado (Decreto 1010) en algunos Departamentos y localidades, fue extendido a toda la provincia el 11 de enero pasado (Decreto 6/21) y modificado el 23 de febrero (Decreto 115), cuando habían disminuido los contagios.

* Suspensión y reprogramación de vuelos: estas medidas -que sí corresponden a la competencia de la Nación- ya entraron en vigencia desde el 27 de marzo, por la Decisión Administrativa 268 de Cafiero. Y consisten más que nada en poner dos horas de "ventana" entre vuelo y vuelo para limpiar los aeropuertos y los aviones, o sea, en fin, que decir. 

* Más testeos y control de la cuarentena para los casos positivos: aumentar los testeos no incide en que haya más o menos contagios, sino en enterarse antes. Y que decir de controlar el aislamiento de los contagiados: que hay que hacerlo desde que empezó la pandemia; y que desde antes de que empezara, y que el Código Penal reprime en su artículo 202 a "...el que propagare una enfermedad peligrosa y contagiosa para las personas...", por su artículo 205 a "...el que violare las medidas adoptadas por las autoridades competentes, para impedir la introducción o propagación de una epidemia...", y por su artículo 239 a "...el que resistiere o desobedeciere a un funcionario público en el ejercicio legítimo de sus funciones o a la persona que le prestare asistencia a requerimiento de aquél o en virtud de una obligación legal.

O sea: está todo inventado en esa materia ya; lo que hay que hacer es hacerlo cumplir.

* El cierre de las fronteras terrestres: esta es la única medida nueva concreta, que debió haberse adoptado mucho antes, y solo se concretó ayer a través de la Disposición 763 de la Dirección Nacional de Migraciones (completa acá en el Boletín Oficial).

En síntesis: lo que parece que está pasando acá no es tanto que el gobierno no sabe lo que tiene que hacer, como que lo sabe pero no está dispuesto a hacerlo, porque generaría resistencias sociales, económicas y políticas que no está dispuesto a resistir. Y para contrarrestar eso, intenta mostrar un "activismo de la nada", para no dejar la idea de que, aunque el escenario cambie dramáticamente, no hará más que apostar al despliegue del plan de vacunación, que ojalá progrese.

Lo que nos lleva al punto en el que concluíamos hace un par de meses atrás, en el posteo citado: "...decir que un gobierno (éste, cualquiera) tiene "problemas de comunicación" suele ser - en nuestra modesta opinión - un atajo muy cómodo para evitar decir que en realidad lo que tiene son problemas de gestión, o en el método de construcción de las decisiones; que son temas un poco más complejos que una declaración poco feliz o "sacada de contexto" de algún funcionario o funcionaria.".". Tuits relacionados: 

lunes, 29 de marzo de 2021

TWEETS POLÉMICOS

 

POLÉMICA EN EL CONGRESO

 


El sábado pasado sesionó la Cámara de Diputados, y todos los proyectos que trató fueron aprobados por amplísimas mayorías, en algún caso por unanimidad de los votos positivos: los cambios en Ganancias y en el Monotributo, el proyecto sobre educación ambiental.

Eso podría dar la falsa idea de ciertos niveles de consenso, poco frecuentes en la cotidianeidad política argentina. En realidad, la sesión fue un reñidero en el que abundaron los cruces, y en la que un personaje que expresa lo peor de la política como Fernando Iglesias como Fernando Iglesias tuvo -como viene siendo habitual- el protagonismo por las malas; que es lo que busca en definitivas, porque por las buenas es poco probable que lo logre.

Como hacía bastante que no se reunían, la sesión se convirtió en una catarsis colectiva sobre otras cuestiones: Formosa, las vacunas, la evocación del 24 de marzo. Hasta allí nada demasiado sorprendente. Sin embargo, si volvemos al punto anterior y recordamos que sobre lo que se discutía en concreto había acuerdos, se advierte que la oposición ha decidido que las cosas sean así, de ahora en más, en el Congreso de la nación.

Y acá nos queremos detener: Fernando Iglesias podrá ser un marginal o una perfecta nulidad electoral, porque, hoy por hoy, expresa el discurso político de "Juntos por el Cambio" tanto como Patricia Bullrich, y llevan de la nariz al conjunto, donde nadie ningún esfuerzo para diferenciarse. Por el contrario, cerraron filas con él por la presunta agresión en su contra, siendo como es que todos nos preguntamos, siempre, cuando alguien lo emboca de una piña, cansado de sus exabruptos.

Casa sesión del Congreso (en especial en Diputados) es un muestrario concreto de lo absurdo de la idea de encontrar bolsones de racionalidad en la oposición, con los que se pueda entablar un diálogo constructivo y concreto. En ese sentido, Mario Negri no difiere demasiado de Iglesias, Waldo Wolf u otros esperpentos similares.

A todos ellos hay que sumarle la reaparición de Macri, haciendo un balance alienado de su gobierno sin espacio alguno para la más mínima autocrítica, en una lectura en la que se presenta como un incomprendido por buena parte de la sociedad, que al no estar a la altura de las circunstancias, habría sido la causante real del fracaso de su gobierno.

Nadie desconoce que vivimos hace mucho los tiempos de la video política y las redes sociales, en los que no sucede allí es como si en realidad no pasara. Todos trabajan bajo esas reglas, y si se miran los discursos, parecen pensados para ser reproducidos en las redes sociales.

Sin embargo, no es todo lo mismo y existen diferencias, entre -por ejemplo- un discurso de Máximo Kirchner, y el de cualquiera de los referentes legislativos opositores. Estos últimos hacen el recorrido habitual, en el mismo regitro de "reality show": del Congreso a los medios, y de los medios al Congreso, siempre en clave de show. Últimamente han agregado las recorridas por el país, con el libro de Pato Bullrich o con el hostigamiento al gobierno de Formosa.    

Y su discurso no es simplemente opositor, sino lisa y llanamente deslegitimador: la idea es generar la sensación de que el país vive ora un vacío de poder (con "Albertítere" manejado por Cristina, o un "golpe interno" dentro del gobierno), ora una dictadura chavista que se llevará -si es que ya no se las llevó- puestas las libertades ciudadanas.

Es el libreto que su electorado cautivo quiere escuchar, porque la otra cara de la video política es ésa, la de los dirigentes que, en lugar de dirigir, "traducen la voz de la calle": dicen que lo que suponen que sus votantes quieren escuchar. Suponen que de ese modo aseguran su núcleo duro de votos, amenazado por otras ofertas de derecha como los "libertarios", al precio (lo asuman o no) de no poder pescar un solo voto suelto. 

Pero aun en ese caso, prestarse al reñidero parlamentario que busca la oposición no es una estrategia que al gobierno le permita sumar adhesiones. De hecho, es muy probable que el conjunto termine sumando para el desprestigio de la política, y aliente ideas de ausentismo electoral o voto en blanco: no nos extrañemos de que los medios opositores -que son los que en realidad dirigen y vertebran la estrategia- empiecen a explorar esa alternativa, para sumarle a la ofensiva deslegitimadora del gobierno.

Cuando el gobierno (el oficialismo legislativo incluido) consiente participar de ese circo a cambio de que prospere algún proyecto que le interesa como el de Ganancias, debería analizar cuidadosamente costos y beneficios, y por supuesto prioridades. A menos que crea -como hemos sugerido acá en su momento- que suponga que también de éste lado nos contentamos con circo, lo que sería un grave error.   

Tuits relacionados:  

domingo, 28 de marzo de 2021

TWEETS POLÉMICOS

 

EL YUGO DE LA DEUDA

 


No fue casualidad que, en su discurso por el Día de la Memoria, Cristina hiciera hincapié en el problema de la deuda, y en como condiciona nuestro futuro: la deuda -sobre todo externa- ha sido siempre la piedra en el cuello del desarrollo argentino, y el mecanismo elegido por los grupos concentrados del poder económico para fugar capitales, licuar pasivos o transferírserlos al conjunto de la sociedad.

Por supuesto que no fue casual que lo dijera por contraste con el silencio de Macri respecto a la fecha que se conmemoraba, que tiene precisamente su explicación en los favores recibidos por su familia, durante los años de plomo. El negacionismo tiene así además de profundas razones ideológicas, motivos en intereses bien concretos, y se trata de disimular que en realidad el golpe de Estado fue para servir a esos intereses. Aunque el efecto que logre sea el contrario, es decir, develarlo.

El fenómeno de la deuda y sus consecuencias ha sido sobradamente estudiado en el país: como los procesos de endeudamiento se corresponden con la aceleración de la fuga de capitales, como la deuda agrava la restricción externa demandando divisas que son escasas para atender las necesidades del desarrollo, y como ese endeudamiento es además vicios, justamente porque nunca es concebido para financiar ese desarrollo, dejando a cambio de la deuda una infraestructura mejorada, una estructura productiva diversificada, o un modelo económico fortalecido en su capacidad de generar divisas para el repago de esa misma deuda.

Eso es, ni más ni menos, lo que Cristina dijo en síntesis cuando dijo que no hay plata para pagar la deuda (incluidas la que contrajo Macri con el FMI, y la que corresponde a acreedores privados). No la hay en los términos en que fue originariamente contraída (los vencimientos con el Fondo comprometen seriamente a éste gobierno y al próximo), e incluso es dudoso que la haya aun habiendo cerrado una reestructuración con los acreedores privados.

De hecho, en medio del entusiasmo por el rápido cierre del acuerdo con éstos allá al inicio del mandato de Alberto (y de la pandemia), se dijo acá que el primer efecto del acuerdo es agravar la restricción externa, no resolverla: arreglada la deuda hay que pagarla, y para pagarla se necesitan divisas.

No es necesario entonces que Navarro nos explique que Cristina tiene razón en lo que plantea, porque tampoco ella es una iluminada: simplemente tiene lo que hay que tener, para decir lo que otros no se atreven. Y no se trata de repudiar la deuda, ni declararla odioso, ni defoltearla; consecuencia ésta última que, por lo demás, se le puede terminar imponiendo a un país, más allá de su intención de pagar. Porque como dijo Cristina, no se trata de intenciones, sino de posibilidades. Y vaya si la Argentina puede exhibir antecedentes al respecto.

Cristina llamó a la oposición a alcanzar un acuerdo estructural sobre el endeudamiento a futuro, lo que supone compartir una visión respecto a sus efectos perniciosos: hace un tiempo señalábamos acá que el kirchnerismo nunca logró instalar generalizadamente la idea de los beneficios de desendeudarse, en la misma medida que lo hizo efectivamente, cuando le tocó gobernar.  

Por eso no hay que confundir ni confundirse respecto a las reales posibilidades de alcanzar un consenso con la oposición en éste punto: así como en tiempos de la Alianza la ley de "intangibilidad de los depósitos" no evitó el "corralito" de Cavallo, la recientemente sancionada ley de "sustentabilidad de la deuda pública", no significa cortar de cuajo la adicción de la Argentina al endeudamiento, por las mismas razones antes expuestas por las que la dictadura nos endeudó generosamente: porque la deuda es un vehículo utilizado por las élites para valorizar financieramente excedentes, y fugarlos.

Y como a su vez la deuda -como se dijo- condiciona el futuro, el desarrollo económico, la distribución del ingreso y compromete las prioridades en la asignación de los recursos del Estado, se vuelve un asunto de primer orden, porque dependiendo de lo que hagamos con ella, es lo que podamos -o no- hacer con los demás problemas graves que tiene el país: la pobreza, la desigualdad en la distribución del ingreso, la inclusión, las demandas de infraestructura.

De allí que quepa preguntarse si el mensaje de Cristina el Día de la Memoria -con Guzmán viniendo de Nueva York luego de reunirse con los fondos inversores a los que se suponía calmados por el acuerdo del año pasado, pero al parecer no es así- no estuvo dirigido también hacia el interior del propio gobierno; ordenando las prioridades. Como por ejemplo si se está discutiendo -y en parte ya se decidió- como se va a pagar la deuda, hay que poner sobre la mesa quienes la tienen que pagar; como se dijo en campaña.

sábado, 27 de marzo de 2021

TWEETS POLÉMICOS

 

CURSO DE DERECHO CONSTITUCIONAL PARA PRINCIPIANTES

 


Sobre el pedido de juicio político a Marcelo Saín, leemos en el diario de Nahuel: "La Comisión de Juicio Político de la Cámara de Diputados resolvió mantener abierto el expediente del ex ministro de Seguridad, Marcelo Saín, y si bien no declaró admisible la presentación de Lucila Lehmann y Sebastián Julierac, dirigentes de la Coalición Cívica, la mayoría tampoco admitió el planteo de los justicialistas de archivar el tema ante la dimisión del denunciado.

La justicialista Matilde Bruera propuso archivar el tema; Oscar Martínez (Frente Renovador) pidió solicitar una copia oficial de la renuncia de Sain antes de enviarlo al archivo. Los restantes siete integrantes resolvieron una serie de pasos, entre ellos, invitar a los denunciantes a que ratifiquen y si desean ampliar la denuncia; al Poder Ejecutivo a que remita toda la información que tiene sobre el funcionario así como las razones de su salida mientras que a la justicia se pedirá que remita las denuncias que pudiera haber contra el ex funcionario.

Pero además el dictamen de la mayoría constituida recomendó al fiscal general, Jorge Baclini, que no resuelva el pedido de reincorporación a la dirección del Organismo de Investigaciones (OI) hasta tanto se termine el trámite del expediente en la Cámara Baja. El dictamen de mayoría lleva las firmas del presidente, Joaquín Blanco (PS), así como de Pablo Farías (PS), Clara García (PS), Marlen Espíndola (UCR), Georgina Orciani (UCR), Nicolás Mayoraz (Somos Vida y Familia) y Julián Galdeano (UCR - Juntos por el Cambio).

A ver niños, ahora que volvieron los clases presenciales, presten atención. Vamos a leer un poco de la Constitución de la Provincia, para tener en claro como son algunas cuestiones. (las negritas son siempre nuestras).

* El Poder Ejecutivo en la provincia de Santa Fe (como en todas las de la Argentina) está basado en el modelo presidencialista, no en un sistema parlamentario. El Gobernador (titular de ese Poder) nombra y remueve a los ministros. Ver el Artículo 78 de la Constitución provincial: "Artículo 78. Los ministros pueden ser removidos de sus cargos por el gobernador, que también decide sus renuncias, y ser sometidos a juicio político.".

Es decir, si los puede rajar aunque no renuncien, con más razón cuando lo hacen, sin importarle demasiado las razones. O las sabe y se las guarda para él, nada tiene que comunicarle a la Legislatura al respecto, porque los legisladores nada tienen que decidir, salvo que instauren el juicio político.

* Los ministros -como el Gobernador- pueden ser sometidos a juicio político. Volvamos a la Constitución: "Artículo 98. Pueden ser sometidos a juicio político el gobernador y sus sustitutos legales en ejercicio del Poder Ejecutivo, los ministros de éste, el Fiscal de Estado, los miembros de la Corte Suprema de Justicia y los del Tribunal de Cuentas, de conformidad con las disposiciones de esta Constitución y de la ley reglamentaria que se dicte.". "Éste" es el Poder Ejecutivo, no la Legislatura: los ministros dependen de uno, y no de otra.

* Las causas por las que los ministros -entre otros funcionarios- pueden ser sometidos a juicio político las define el Artículo 99: "Artículo 99. A la Cámara de Diputados compete, a petición escrita y fundada de alguno de sus miembros o de cualquier habitante de la Provincia, la facultad de acusar ante el Senado a los funcionarios anteriormente mencionados por mal desempeño de sus funciones, delito cometido en el ejercicio de éstas o crímenes comunes.". En esto no difiere de la Constitución Nacional: o se los acusa de mal desempeño, o de delitos funcionales o comunes.

Lo que no puede haber es -como parece sugerir la nota- una "excursión de pesca" mandando a preguntar a la justicia si el tipo está acusado de algún delito. Y eso es así porque la certeza al respecto debiera ser, precisamente, el fundamento del pedido de juicio político: "sabemos que lo acusan de (n) delito, por eso le iniciamos el juicio político".

* Pero el requisito básico y elemental para que prospere el juicio político, es que el tipo siga siendo ministro. Veamos el Artículo 103 de la Constitución: "Artículo 103. Ningún acusado puede ser declarado culpable sino por el voto de las dos terceras partes de los miembros presentes de la Cámara. La votación será nominal. El fallo condenatorio sólo dispone la destitución del acusado y aún su inhabilitación para ocupar cargos de la Provincia por tiempo determinado sin perjuicio de la responsabilidad del condenado ante la justicia ordinaria. El fallo absolutorio importa, en su caso, el reintegro de pleno derecho del acusado al ejercicio de sus funciones.".

Marcelo Saín ya no es ministro, y fue reemplazado en su cargo por Jorge Lagna. En consecuencia no se puede "destituir" a quien se ha desvinculado de un cargo y su función correspondiente. Lo más ridículo sería -siguiendo el inverosímil razonamiento del bloque socialista en Diputados- que si se lo "absolviera" de los cargos en un eventual juicio político que, no obstante su renuncia, siguiera adelante, deberían reintegrarlo a su cargo.

O sea ir y decirle a Perotti "lo tiene que poner de nuevo a Saín como ministro de Seguridad porque lo absolvimos en el juicio político". A menos, claro, que ese juicio que quieren seguir a quien ya no es ministro (y por ende no es sujeto del juicio político) tenga el veredicto escrito antes de iniciarse, declarándolo culpable de los cargos.

* En realidad, pudimos ahorrarnos toda la explicación precedente, e ir directamente a lo que dice la ley que reglamenta en la provincia el juicio político, y a la que refiere el Artículo 98 de la Constitución de Santa Fe, comentado más arriba.

Es la Ley 10916, sancionada en 1992. Dice en su Artículo 8: "La pretensión de Juicio Político se extinguirá por muerte o renuncia del imputado a su cargo, debiendo así declararse en cualquier estado y grado de enjuiciamiento, ordenándose el archivo de lo actuado, sin perjuicio de elevarse los antecedentes a la Justicia de Instrucción en los supuestos de presuntos ilícitos cometidos en ejercicio de la función o crímenes comunes. (Artículo 99 de la Constitución Provincial)." (artículo 8 de la Ley 10916).

O sea, es tan absurdo seguirle el juicio político por su desempeño en un cargo a quien ha renunciado al mismo y fue reemplazado, como hacérselo a un muerto. O tan absurdo como el planteo de pedirle al Ministerio Público de la Acusación (MPA), donde Saín pide reintegrarse al cargo que ganó por concurso en 2018 (o sea, durante el gobierno de Lifschitz), que no lo ponga en posesión de ese cargo, hasta que ellos no terminen el juicio político, que ni siquiera podrían empezar, de acuerdo con la Constitución y la ley.

A menos que en realidad estén apelando a ese mamarracho, porque no tienen los dos tercios de los votos para rechazar el veto de Perotti a la ley "anti Saín" que sancionaron en su momento, creando un nuevo régimen de incompatibilidades para los funcionarios del MPA, que regiría retroactivamente al momento de su concurso, con el solo objeto de desplazarlo del cargo que ganó por esa vía.

Daría la impresión que se la agarran con el tipo no por lo que pudiera haber hecho mal en el desempeño de su cargo (por ejemplo las políticas de seguridad), y que lo pagó con el puesto, sino por lo que hizo bien: denunciar el entramado de complicidades de la política con el delito que se desarrolló en la provincia, en los 12 años de gobierno del Frente Progresista. Casi como si le dieran la razón, digamos. O como se dijo hace poco acá cuando Saín renunció: "Si la idea es demostrar que no tienen el culo sucio, no podrían elegir peor manera.".