LA FRASE

"YA TENEMOS TODO LISTO PARA EMPEZAR CON EL PROGRAMA, ESTE AÑO SE LLAMARÁ "CONTAGIANDO POR UN SUEÑO"." (MARCELO TINELLI)

domingo, 23 de febrero de 2014

NUEVA SECCIÓN DEL BLOG: DETECTANDO SANATEROS EN LAS REDES SOCIALES


Se veía venir: después del éxito de los intercambos tuiteros sobre coparticipación (ver acá y acá), esto ya casi que tenía todos los boletos para ser una sección más o menos fija del blog.

En este caso referida a otro problema harto discutido, como es el de las tarifas de los servicios públicos, y los subsidios que el Estado gasta para no trasladarles plenamente el costo de prestación.

Como vemos al amigo Curiotto (un periodista con amplia presencia en la prensa gráfica, radial y televisiva) le preocupa sobremanera que una eventual baja de los subsidios (varias veces anunciada, aun no concretada) impacte sobremanera en Santa Fe; donde pagamos la luz (según dice) seis veces más que en la Capital Federal y el conurbano bonaerense.

Nuestra inquietud nos parecía la lógica, más tratándose de un periodista:  como es posible que si los subsidios aun no bajaron, los santafesinos vengamos pagando tarifas tanto más caras que los porteños por ejemplo.

Y como pueden ver a la hora de las respuestas, Curiotto no hizo sino replicar los argumentos de los funcionarios del gobierno provincial: Santa Fe sería discriminada también en los subsidios a la electricidad, y por eso no le quedaría más remedio que aumentar las tarifas de la EPE.

El argumento de la diferencia (tomada en pesos por habitante) de los subsidios al transporte público era opinable, porque omite el hecho de que en el AMBA una persona para ir a trabajar debe a veces combinar el uso de dos (colectivo y tren por ejemplo) o hasta tres (si incluye al subte) medios de transporte; cosa que en Santa Fe no sucede.

Pero volvamos al ejemplo de las tarifas eléctricas: él da por sentado que los subsidios que recibe Santa Fe al precio al que la EPE (la distribuidora provincial) compra el KW, son menores que los del AMBA; incluso parece asumir que son seis veces menores, o algo por el estilo, y habla de los costos mayores acá, por la menor concentración de habitantes.

Con ese argumento, las tarifas eléctricas más caras del país deberían ser las de la provincia de Buenos Aires, que debe garantizarles electricidad a personas dispersas en un territorio de casi 308.000 kilómetros cuadrados (casi dos veces y media el de Santa Fe), en muchos casos con pueblitos con escasa cantidad de habitantes. Pero no es el caso.

Es una lástima que Curiotto haya abandonado el intercambio, luego de que simplemente le hiciéramos notar que su afirmación (suponemos que híper recontra chequeada, es un periodista al fin y al cabo) era falsa; y no intentara refutarnos.

Porque de haberlo hecho nos hubiera permitido demostrarle que los propios números oficiales de la provincia de Santa Fe (disponibles en internet, en las Cuentas de Inversión), dejan en claro la falsedad del argumento, que por otra parte dista bastante de ser original: se lo hemos escuchado a Ciancio, infinidad de veces.

Nosotros le mencionábamos el período 2003-2007, por ser el primero que corresponde a la post convertibilidad (cuando la devaluación impuso la necesidad de instrumentar los subsidios para morigerar su impacto en las tarifas); y al último gobierno del PJ, en éste caso el segundo mandato de Jorge Obeid.

En ese período el gasto de la EPE en comprar electricidad para distribuirla (con subsidios, incluso menores que ahora) creció un 144,94 %, mientras que sus ingresos por facturación en concepto de tarifas por venderla, aumentaron menos: un 109,10 %.

En cambio entre el 2007 y el 2012 (último año disponible completo) y ya con el Frente Progresista en el gobierno (y 11 ò 12 aumentos de tarifas), los gastos de la EPE en compra de electricidad crecieron un 89,44 % (lo que comprueba que los subsidios nacionales subsisten, basta ver la indicación en cada factura de luz); pero sus ingresos por tarifas crecieron un 184,33 %, es decir más del doble.

Lo que demuestra que el problema de que los santafesinos paguemos la luz seis veces más cara que los porteños no tiene nada que ver con que seamos discriminados en los subsidios, sino con algo más simple: el gobierno del FPCyS decidió aumentar la luz, a un promedio de dos veces por año.

No hay comentarios: