LA FRASE

"EL QUE NO QUIERA QUE LO DEPORTEN, QUE SE VAYA A VIVIR A NORUEGA." (FERNANDO NIEMBRO)

jueves, 2 de abril de 2015

UNA LÁSTIMA QUE LA PLATA DEL FONDO SOJA NO SE HAYA IDO POR LA CANALETA DE LOS DESAGÜES


Sobre los anuncios de Corral de que da cuenta la imagen de apertura, leemos en el diario del Loco Lindo qu eel intendente propone endeudar a la municipalidad en 100 millones de pesos para hacer obras de desagüe en diferentes barrios de la ciudad que se inundan cada vez que llueve, porque no le alcanza la plata, pobre: "Tenemos que hacerlo endeudándonos, como hacemos en casa, porque no nos alcanza y vale la pena el esfuerzo”, explicó.".

La solución que propone con todo cinismo Corral no es novedosa, ni la primera vez que se le ocurre a él y a su antecesor Barletta: en noviembre del 2013 pidió autorización al Concejo para endeudarse en otros 135 millones de pesos, que -en teoría- iban a estar destinados a obras de bacheo y pavimentación (que ya sabemos como terminaron: asfaltándole las calles del puerto a Vorobiof para la carrera del TC 2000), la emergencia hídrica (o sea que ya por entonces sanateaba con el tema), los mayores costos de la prestación de los (cada vez peores) servicios de limpieza y recolección de residuos; y hasta para pagar los aumentos de sueldos del personal pactados en paritarias.

Un modelo de gestión y sana administración, que ha hecho crecer astronómicamente la deuda municipal, generando una situación comprometida de la Caja Municipal de Jubilaciones (a la que le pedalea los aportes patronales y aun los retenidos a los empleados, en un proceder rayano en el delito), y aumentando la deuda flotante con proveedores a los que les "pedalean" los pagos.

Dice Corral que no le alcanzan los recursos, pese a que (como todos los intendentes) se ha beneficiado con un ciclo de crecimiento económico sin precedentes que derivó en el aumento de la coparticipación de impuestos nacionales, y a los mayores ingresos por coparticipación de impuestos provinciales fruto de las tres "reformas tributarias" (léase aumentos de impuestos) que logró aprobar el socialismo en la provincia.

Eso sin contar un aumento de más del 1100 % -sólo en su gestión- de las multas, el mecanismo de ajuste trimestral de la Tasa General de Inmuebles y el insólito intento de establecer una "tasa vial"

Es decir que plata para hacer desagües y evitar que muchos barrios se inunden no faltó.

Lo que faltó fue la decisión de usarla para esos fines, y no para otros menos prioritarios o urgentes.

Sin ir más lejos, las gestiones de Corral y Barletta contaron con los recursos del Fondo Federal Solidario (fondo soja) que llegan desde la nación a partir de abril del 2009; y de los que anteriores gestiones municipales no pudieron disponer, porque el fondo no existía.

Entre abril de 2009 y noviembre de 2014 (último dato disponible) la ciudad de Santa Fe recibió por concepto de fondo soja unos $ 141.195.549, es decir bastante más del monto en el que ahora Corral propone endeudar al municipio, para hacer obras de desagüe.

Sólo el año pasado y hasta el 30 de noviembre (último dato disponible) ingresaron a las arcas municipales $ 41.594.178 por concepto de fondo soja, casi la mitad de lo que ahora Corral quiere pedir prestado para hacer las obras.

Si tanto él como Barletta hubiesen considerado prioritarias las obras de desagüe para evitar inundaciones, hubiera bastado con que afectaran a esos fines, año tras año, las partidas del fondo soja (que sólo se pueden usar para hacer obras, porque así lo dispone el decreto de Cristina que creó el Fondo); dado que además está diciendo ahora que se trata de obras de menor envergadura, que se complementarían con otras mayores para las cuáles se pedirían recursos a la nación y a la provincia.

Pensemos que los recursos del fondo soja empezaron a llegar en el 2009, y por entonces las obras para las que ahora se pide endeudamiento seguramente eran más baratas; y para éste momento -aún con la típica celeridad progresista en la materia- ya podrían estar terminadas, y haber evitado inundaciones en muchos barrios.

Disgresión al paso: las mayores obras de desagües que encaró Corral en su gestión (los desagües Entre Ríos y Lavaisse) fueron financiadas en un 75 % por la nación.

Si en lugar de extorsionar a los concejales opositores con un nuevo pedido de endeudamiento (para lo que necesita los dos tercios de los votos) tirándoles en contra en plena campaña a los vecinos de los barrios que se inundan, hubiera invertido la plata del fondo soja en hacer desagües, otra hubiera sido la historia.

Pero si él y Barletta eligieron gastarla en otras cosas -como por ejemplo remodelar la plaza que está enfrente de la Casa de Gobierno-, tienen que hacerse cargo de las decisiones que tomaron; tanto como de las que no tomaron.

Ojo: desde acá bancamos absolutamente que Corral haya empleado las partidas del fondo soja para pagar hasta el último centavo que costó construir los 13 jardines maternales municipales que lleva inaugurados.

No hay comentarios: