LA FRASE

"EL CASO DEL DIPUTADO AMERI COMPRUEBA UNA VEZ MÁS COMO LOS PERONISTAS VIVEN PRENDIDOS A LA TETA DEL ESTADO." (ROBERTO CACHANOSKY)

viernes, 13 de diciembre de 2013

EN EL 2007, BINNER YA ERA DELEGADO DE APROPOL


Por gentileza del amigo Catainpest nos llegó la nota que muestra la imagen de apertura; que dirigía el entonces candidato a gobernador Hermes Binner, a la "familia" policial.

Como se puede observar y apenas un mes antes de ser elegido, Binner les prometía -en el caso de llegar al gobierno- revisar y modificar la Ley del Personal Policial 12.521, sancionada apenas un año antes con el voto favorable de socialistas, radicales y sus aliados en el FPCyS.

Y para ser más concreto, también les prometía "actualizar las juntas de ascensos" y el régimen de promociones policiales, es decir: que siguieran actuando las Juntas de Calificaciones, que justamente la Ley 12.521 había suprimido para dar lugar a concursos públicos y abiertos (convocados por el PoderEjecutivo), para resolver los ascensos policiales.

Hay que reconocer que el hombre cumplió: como contábamos acá, durante su gobierno la reforma policial nunca se aplicó, y todos los ascensos policiales (miles) fueron rigurosamente hechos por el propio Binner con lo aconsejado por las Juntas de Calificaciones.

En esas condiciones Tognoli, Sola, Arismendi y otros jefes policiales luego conocidos por escándalos de corrupción y connivencia con el narcotráfico, alcanzaron la jerarquía necesaria en el escalafón policial para luego poder ser designados por ejemplo como Jefes de la Policía.

Y durante el gobierno de Bonfatti la cosa siguió igual, hasta que estalló justamente el narcogate y Tognoli fue eyectado del cargo (tras profugarse de la justicia, no antes); y no les quedó más remedio que hacer como que cumplían con lo que manda la ley: dictaron un decreto reglamentando los concursos, pero dejando en suspenso su aplicación.   

En eso estaban cuando los sorprendió el motín policial, del que salieron cediendo en todo a las demandas extorsivas de los canas, incluyendo la cuestión de los ascensos, como se explicó acá.

Que si bien se mira, se advertirá la absoluta identidad entre las promesas electorales de Binner en el 2007, y los reclamos del pliego de APROPOL que dieron origen al conflicto policial (ver al respecto acá).

Lo cual explica por ejemplo que apenas asumido el gobierno Binner recibiera al titular de APROPOL de entonces, a la sazón militando en el partido "100 % Santafesino" de Cachi Martínez (hoy devenido massista), con la excusa de discutir una propuesta de reforma de la Constitución provincal: acá y acá pueden ver los detalles del encuentro, fotos incluidas.

Después vinieron rencillas internas en el seudo sindicato policial que derivaron en la formación de UTRAPOL, pero lo que no cambió (ni con Binner ni con Bonfatti) fue la línea del socialismo para manejar a la policía: dejar que se manejara sola.

Y hablando de eso: cuando se puso punto final al conflicto con un decreto de Bonfatti que otorgaba el aumento, se señaló que al mismo tiempo se instruía a la Fiscalía de Estado a denunciar a los sediciosos ante la justicia, y a reintegrarse a cumplir normalmente sus funciones.

El decreto lo pueden  leer completo acá y habla del aumento; pero del resto no dice nada.

A lo mejor lo hicieron por cuerda separada.

No hay comentarios: