LA FRASE

"UNA PENA QUE ESTE MUCHACHO JONES HUALA NO SIGUIERA LOS PASOS DE CUMBIO, Y DESPUÉS DE HABER SIDO FLOGGER SE AFILIARA AL PRO Y PASARA A TRABAJAR EN LA PRODUCCIÓN DEL PROGRAMA DE MIRTHA LEGRAND." (MARCOS PEÑA)

lunes, 15 de mayo de 2017

BICICLETA FINANCIERA CON LA PLATA DE LOS JUBILADOS


Por A.C.

Como se publica en los medios, el Gobierno de Macri dispuso la emisión de una Letra del Tesoro en pesos por un monto de hasta 16.825 millones de pesos, a un año de plazo, a ser suscripta por la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES).

Esto quiere decir que a través de ANSES, con sus fondos, con el dinero de los jubilados, se emite una letra para que el Gobierno tome un préstamo del mercado, el que deberá ser reintegrado en el plazo de un año. Al monto a reintegrar, hay que agregarle un interés astronómico del 30,5 % anual, es decir que por cada $100 tomados, se devolverán más de $130 en solo doce meses.

Según la Resolución 69-E publicada en el Boletín Oficial, ésta Letra tiene fecha de emisión el 11 de mayo de 2017, y la suscripción será en uno o varios tramos y devengará intereses a una tasa variable más cinco puntos básicos, los que serán pagaderos trimestralmente.

Y como se establece que la tasa variable será el equivalente al promedio de las tasas de interés de pases pasivos a siete días que publica el Banco Central, es interesante ver que al09/05/2017, la tasa de pases pasivos promedio a 7 días (TNA) asciende a 25.50 %. 
Si a esa tasa se le agregan cinco puntos más, como establece la Resolución 69-E, se alcanza entonces el astronómico interés anual del 30,5%.

Mientras el gobierno de Macri implementa una política económica que destruye la producción y el empleo, reduce el mercado interno y toma medidas como la eliminación de retenciones a las exportaciones, se disminuyen los niveles de recaudación. Y mientras se privilegia la actividad financiera especulativa con toda clase de facilidades y eliminación de controles, ante la baja de recaudación, el gasto fiscal y cuasi fiscal llega a niveles inmanejables, y se cubre a través de la toma de deuda externa en dólares.

Una solución poco inteligente, que además no es eterna, y que empieza a tener limitaciones ante el volumen de la enorme deuda ya tomada desde diciembre de 2015 y de los servicios de la deuda tomada por Macri que hay que empezar a afrontar. Y entonces aflora el pensamiento mágico monetarista para detraer recursos de ANSES como fuente de financiamiento del déficit que genera el gobierno macrista.

A esto se le suma que éste gobierno, ha emitido un volumen de Letras del Banco Central (Lebacs) que hoy superan los 700.000 millones de pesos, y que por lo tanto resultan técnica y operativamente impagables. No alcanzarían las reservas netas del Banco Central para abonar el monto de Lebacs que hay en el mercado. Por eso, en cada vencimiento de éstas letras, los bancos privados -principales tenedores de las mismas- son quienes les exigen al Banco Central un altísimo interés para renovarlas, y de ese modo la bola de nieve financiera se incrementa semana a semana.

En éste marco, el gobierno se endeuda más aún, ahora con ésta nueva Letra del Tesoro suscripta por ANSES por 16.825 millones de pesos, es decir por 1.062 millones de dólares al cambio actual de $15,84. Los números de éste nuevo endeudamiento son los siguientes:

Se toma deuda por $ 16.825 millones de pesos, es decir por $1.062 millones de dólares. Con un interés del 30,5% anual. Intereses en Pesos: $5.131 millones. Si se convierte el préstamo a dólares, los números son escalofriantes: Intereses sobre $1.062 millones de dólares al 30,50% anual: 323 millones de dólares de interés anual.

Es decir casi 27 millones de dólares de interés por mes, que representan más de un 2,50% MENSUAL de interés en dólares. No existe economía en el mundo que pague éstos intereses ni que pueda soportar este nivel de especulación financiera.

Y ahora el gobierno, en su camino de endeudamiento compulsivo, incorpora a la ANSES como herramienta de financiamiento de su inviable política económica. Paralelamente, continúa vaciando de recursos al organismo a través de la venta de las acciones pertenecientes al Fondo de Garantía de Sustentabilidad.

Por éste camino, hay serias probabilidades que los jubilados terminen teniendo que almorzar los papeles de las letras que emite el gobierno de Macri. No sería la primera vez, ya que con los mismos protagonistas como Bullrich y Sturzenegger, todos recordamos como terminó la historia en el año 2001.

No hay comentarios: