LA FRASE

"EL QUE NO QUIERA QUE LO DEPORTEN, QUE SE VAYA A VIVIR A NORUEGA." (FERNANDO NIEMBRO)

martes, 30 de mayo de 2017

POR SI NO SE ENTENDIÓ BIEN


Cuando estalló la polémica por las cocheras del Parque Alberdi (un negocio privado con bienes del Estado) uno de los argumentos con los que la gestión de Corral pretendió defender el curro fue que la municipalidad no ponía un solo peso en la obra; porque toda la inversión corría por cuenta de los privados.

Dejando de lado el hecho de que la obra se ejecuta en un bien de propiedad del Estado municipal, los concesionarios del estacionamiento (proyecto surgido como veíamos acá de una “iniciativa privada”) se quedan con la explotación de las cocheras por el plazo de 30 años (casi ocho mandatos municipales), a cambio de un irrisorio canon mensual de 1000 pesos (si: mil, no falta ningún cero) no ajustable, a pagar a la municipalidad durante todo el tiempo de vigencia de la concesión.

No obstante tales dichos de los funcionarios municipales, nosotros demostrábamos en ésta entrada que la propia información oficial disponible en la página web de la Municipalidad (concretamente la de la Cuenta de Inversión del año 2016) da cuenta de que la gestión de Corral gastó exactamente $ 23.585.000 en el proyecto “Edificio de Estacionamiento Vehicular semi-soterrado en el Parque Alberdi”:

“Edificio”, o sea una obra; lo cual es consistente con el hecho de que la misma Cuenta de Inversión 2016 nos diga que el “Programa Servicios a Empresas” de la Secretaría de la Producción Municipal” donde aparecen las cocheras, haya gastado el 67,58 % de sus fondos el año pasado en “Construcciones”: para ser precisos, $ 48.270.868,89 sobre un total de $ 71.425.827,51. Si en el “Edificio” de las cocheras la municipalidad no hubiera gastado plata, las cifras del “Programa” sobre “Construcciones” no dan ni en pedo.

Pero sigamos: tal como da cuenta la imagen de apertura (tomada de la Cuenta de Inversión del año pasado) el proyecto no estaba contemplado en el Presupuesto 2016 de la municipalidad, votado por el Concejo; lo cual es consistente con lo que dijeron públicamente las autoridades del Departamento Ejecutivo: que el Estado municipal no pondría un peso en las cocheras.

Sin embargo, en la ejecución del presupuesto (segunda columna) Corral tomó la decisión de usar los “superpoderes” para modificar el presupuesto, y destinar $ 23.585.000 a ese fin, los que luego serían íntegramente gastados. La imagen de apertura también muestra que la misma mecánica se usó con los gastos incurridos en la localización de los boliches bailables, y los restaurantes de la Costanera este; caso éste último en el que además también se dijo que la inversión corría exclusivamente por cuenta de los privados, a cambio de lo cual se les otorgaban concesiones de uso de bienes públicos del municipio.

Es decir entonces que Corral y sus funcionarios mintieron descaradamente sobre estas cuestiones, no solo al conjunto de los santafesinos, sino al Concejo Municipal.

Tanto que en la misma Cuenta de Inversión 2016 (ver imagen de abajo), en la parte en la que se describe el avance físico de las obras a cargo de cada área y en las correspondientes a la Secretaría de la Producción, las cocheras del Parque Alberdi ni siquiera figuran: 


Pero en el presupuesto de éste año sigue figurando en la Secretaría de la Producción el “Programa Servicios a Empresas”, con fondos asignados por $ 24.509.704 (el 38,57 % del presupuesto del área, de los que $ 22.639.704 se destinarían a la “coordinación” del programa.

Por si alguna duda nos quedaba de que en esto todo es oscuridad, el anexo del Presupuesto municipal 2016 que describía cada programa, cuando hablaba de “Servicios a las Empresas”, en realidad habla de cualquier otra cosa como pueden ver acá: 


Por supuesto que cuando los concejales aprobaron la Ordenanza de presupuesto para éste año no tenían a la vista la Cuenta de Inversión del año pasado (disponible hace apenas unos días en la página oficial de la Municipalidad); y en la descripción del Programa se decía lo mismo de sus objetivos (o sea, nada que ver con obras o algo parecido): 


Pero ahora que lo saben (y si no lo saben sería bueno que se vayan enterando, aunque sea leyendo esto), no estaría de más que averigüen si las cocheras del parque Alberdi fueron realmente una inversión privada, o las terminamos pagando entre todos los santafesinos.

Ni hablemos si dentro de un año (con la Cuenta de Inversión 2017) nos volvemos a enterar otra vez que efectivamente fue así éste año.

No hay comentarios: