LA FRASE

"¡POR FAVOR, COMO VAN A DECIR QUE EL GOBIERNO DE MACRI ES FASCISTA, CON MUSSOLINI LOS TRENES FUNCIONABAN PERFECTAMENTE Y LLEGABAN SIEMPRE A TIEMPO!" (ALEJANDRO BIONDINI)

martes, 30 de mayo de 2017

STURZENEGGER DESTRUYE A STURZENEGGER


Por A.C.

El 16 de febrero de 2014, el entonces diputado del PRO Federico Sturzenegger, publicaba una nota en el Diario La Nación, titulada “Sin gestión no hay solución”, la que se puede ver aquí.
Refiriéndose a la gestión del Presidente del Banco Central en el año 2014, Juan Carlos Fábrega, Sturzenegger decía: Para que bajen las tasas de interés, la menor emisión debe darse en un marco en el que el Gobierno pueda generar un mínimo nivel de credibilidad, con el compromiso de una trayectoria consistente en su política monetaria (léase sin emisión excesiva). Pero en tanto no haya decisión de gestionar, se le seguirá exigiendo al Central una permanente y creciente transferencia de fondos frescos. 
En este contexto, la jugada del presidente del Banco Central encierra importantes riesgos, no sólo para la actividad económica, sino también para el propio proceso inflacionario. Es que justamente lo que está haciendo es contrarrestar la emisión para financiar el déficit con colocación de deuda en el mercado financiero. El problema es que la alta tasa de interés que paga el Banco Central se convierte en un proceso de generación de inflación futura: si el Central ya colocó títulos por el equivalente a 30% de la cantidad de dinero, que pagan una tasa de 30%, habrá que emitir cerca del 10% de la cantidad de dinero... ¡Sólo para financiar estos intereses! Es un proceso conocido, tanto que en los 80 también le supimos dar un nombre: lo llamamos déficit "cuasi-fiscal" porque era un déficit originado en el Banco Central y no en el Gobierno. Lamentablemente, es un mecanismo que se retroalimenta (cuando la inflación sube, sube la tasa, y con ello automáticamente la emisión). Hace tres décadas esto fue responsable de un proceso inflacionario inestable y creciente." (las negritas son nuestras)
Sturzenegger, actual Presidente del Banco Central, entre otros recursos de sistemático endeudamiento, ha generado durante su gestión una emisión monstruosa de Letras del Banco Central (Lebacs) que hoy superan los 900 mil millones de pesos, monto de deuda en letras que es mayor a la base monetaria actual, es decir la totalidad del dinero circulante. Y ese volumen sideral de letras, récord histórico de deuda cuasi fiscal, es renovado ante cada vencimiento a través del ofrecimiento que hace Sturzenegger de altísimas tasas de interés. 
“El problema es que la alta tasa de interés que paga el Banco Central se convierte en un proceso de generación de inflación futura.” (Sturzenegger 2014).
En realidad es el interés que exigen los bancos como principales tenedores de la letras, porque si los tenedores decidieran no renovar las letras a su vencimiento y exigir su cobro, no alcanzan las reservas netas del Banco Central para cancelarlas, deuda que representa al cambio actual más de 55.000 millones de dólares.
Y Sturzenegger sigue por eso aumentando el volumen de una deuda ya impagable, como ocurrió ésta semana, en que el Banco Central volvió a subir la tasa de Lebac, ahora a un 25,50% anual.
“Lamentablemente, es un mecanismo que se retroalimenta (cuando la inflación sube, sube la tasa, y con ello automáticamente la emisión)”.(Sturzenegger).
Con la política implementada por la gestión de Sturzenegger, se generó una deuda sideral, con intereses que destruyen cualquier posibilidad de inversión productiva y se alimenta aún más el proceso inflacionario desatado por el macrismo, que mostró durante 2016 la inflación más alta de los últimos 25 años (41,3%) y que se mantiene en un elevadísimo nivel en el 2017 pese a una recesión monstruosa de la economía.
“..la jugada del presidente del Banco Central encierra importantes riesgos, no sólo para la actividad económica, sino también para el propio proceso inflacionario.” (Sturzenegger)

1 comentario:

Anónimo dijo...

Luego de Malcorra ¿El Presidente del Banco Cantral?