LA FRASE

"CONMIGO ESTO DE LA CORTE NO PASABA." (MARCELA LOSARDO)

viernes, 12 de marzo de 2021

BAJO VUELO

 


El viernes de la semana pasada ingresó a la Cámara de Senadores de la provincia el proyecto de ley remitido por Perotti por el cual se modifica la Ley Orgánica de Comunas, para que los mandatos de las autoridades comunales (es decir, de todas las localidades de la provincia con menos de 10.000 habitantes) sean de cuatro años y no de dos, como son desde 1935.

Antes de eso, todos -oficialismo y oposición- decían estar de acuerdo con la idea, con la cual acuerdan además todos los presidentes y comisiones comunales en funciones, sin distinción de color político. Según el proyecto, la reforma se aplicaría a partir de 2023, cuando se renueven las autoridades provinciales (gobernador y vice, senadores y diputados); es decir se unificarían todos los mandatos.

Hay una discusión abierta en términos jurídicos respecto a si el cambio requiere de una reforma a la Constitución de la provincia (como plantea el socialismo), o basta con una ley, inscripta en el concepto de la "autonomía municipal" que establece el artículo 123 de la Constitución Nacional reformada en 1994, y conforme los últimos fallos de la Corte Suprema nacional en la materia; alguno de ellos específicamente referido a la provincia de Santa Fe, su Constitución provincial y sus leyes.

Ambas posiciones son respetables, y como se suele decir, hay media biblioteca a favor, y otra en contra. Pero al proyecto del Ejecutivo hay que verlo en otro contexto; que es precisamente la discusión por la autonomía municipal y sus alcances, algo con lo que todos dicen estar de acuerdo; pero que hasta acá, solo Perotti plasmó en algo concreto, como el proyecto que ingresó al Senado. 

Frente a eso, la oposición (lo que incluye al senador Traferri según ésta nota de La Capital) elige criticar los "modos", planteando que discutir la ampliación del mandato de las autoridades comunales en la Legislatura es "una maniobra de bajo vuelo".  El "alto vuelo" consistiría -al parecer- en que antes de mandar un proyecto a la Legislatura (mas en extraordinarias, cuando la Constitución dice que el único que lo puede hacer es él), el gobernador debería pedirles permiso a los senadores y diputados, o algo por el estilo.

Porque lo de "enriquecer" el debate se presta a confusiones: ¿cuánto se puede discutir y argumentar a favor o en contra de llevar el mandato de las autoridades comunales a cuatro años, que es lo que específicamente propone el proyecto? Salvo que estén todos de acuerdo en que para impulsarlo, haya que reformar sí o sí la Constitución, en cuyo caso también la discusión debería terminar a los cinco minutos.

Lo raro es que en ésta provincia, no hace mucho (apenas dos años atrás) hubo un gobernador (que hoy preside la Cámara de Diputados, para más datos) que planteó euna consulta popular sobre la reforma constitucional por decreto, y sin especificar en qué la quería reformar, concretamente. Y ahí nadie dijo que era "una maniobra política de bajo vuelo".

Tuit relacionado: 

No hay comentarios: