LA FRASE

"YO HACE 70 AÑOS QUE NO LA PONGO, POR CULPA del PERONISMO." (FERNANDO IGLESIAS)

martes, 25 de marzo de 2014

TROSCOBOLUDISMO POLÉMICO


5 comentarios:

Nando Bonatto dijo...

si no fuera en serio pareciera una burla al troscoboludismo al palo

Anónimo dijo...

a 900 genocidas..???????

Daniel dijo...

Este Solano, particularmente, es de lo más estúpido. Buena la herencia del PO en ridículos como estos.

Udi dijo...

Se confirma el teorema: "Dado un tema determinado, cuando uno cree que ha encontrado el colmo de la estupidez humana, aparece alguien aún más boludo"
Salute !

David Grasún dijo...

Cumpas, pido permiso para recordar algo que Ustedes ya saben: las Leyes de Punto Final y Obediencia debida fueron "derogadas" por Ley 24.952 durante la Presidencia de Menem (no de Néstor).
Es cierto que durante la Presidencia de Néstor se sancionó la Ley 25.779 que las declaró insanablemente nulas, pero en las mismas sesiones ocurrieron detalles no menores: la Convención sobre la Imprescriptibilidad de los Crímenes de Guerra y de los Crímenes de Lesa Humanidad no estaba incluida originariamente dentro del art. 75, inc. 22), párr. 2º de la Constitución Nacional (instrumentos internacionales que tienen jerarquía constitucional). Esta Convención fue aprobada por Ley 24.584 (promulgada el 23-noviembre-1995) y allí quedó muerta.
Tuvo que venir Néstor Kirchner y disponer la continuidad del trámite a través de la adhesión que se produjo por conducto del Decreto Nº 579/ 2003 (del 08-agosto-2003). También fue Néstor Kirchner quien envió al Congreso el proyecto que se convirtió en Ley 25.778 a través de la cual se le otorgó jerarquía constitucional de conformidad con el art. 75, inc. 22, párr. 3º de la Constitución Nacional.
La sanción fue en tiempo record: en la Cámara de Diputados se aprobó el 12-agosto-2003 y en la Cámara de Senadores se aprobó el 20-agosto-2003.
Reitero, en las mismas sesiones se trató la nulidad de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final y por eso los números de las leyes son correlativas.
O sea que "la Escribanía K" también funcionó para los Derechos Humanos (en tiempo record y sobre tablas).
Dice Néstor Kirchner en el mensaje:
«Cabe destacar que en materia de derechos humanos, la política nacional, debe ser unívoca y carente de ambigüedades que la relativicen o menoscaben su contenido.
Otorgar jerarquía constitucional a la Convención sobre la Imprescriptibilidad de los Crímenes de Guerra y de los Crímenes de Lesa Humanidad, además de asignarte el rango que sus disposiciones merecen, representa una señal para el conocimiento de las naciones, de que la República Argentina no está dispuesta a tolerar en modo alguno la comisión e impunidad de dichos crímenes, razón por la cual es que se solicita del Honorable Congreso de la Nación, la aprobación del proyecto adjunto»
(firmado por Néstor Kirchner, fragmento del Mensaje Nº 580/03 del 11-agosto-2003, de elevación del proyecto de Ley 25.778).

Está de moda mentir: igual los fachos y los troskos.