LA FRASE

"LA GENTE QUE LO CRITICA A MAURICIO PORQUE SE TOMA UN DESCANSO DE VEZ EN CUANDO ES INJUSTA, Y NO SE DA CUENTA QUE TODO ESTO ES NUEVO PARA ÉL; POR EJEMPLO POR EL G20 SE TUVO QUE LEVANTAR TEMPRANO DOS DÍAS SEGUIDOS." (JULIANA AWADA)

domingo, 16 de octubre de 2011

REFUTANDO LEYENDAS II

Hace unos días contábamos el caso de la votación en particular de la ley de medios, de donde surgía que el socialismo y la mayoría de los que hoy son sus aliados en el FAP habían votado en contra el artículo 161, es decir la famosa cláusula de desinversión que obligaría a Clarín y los demás multimedios, a desprenderse de una gran cantidad de licencias de radio y televisión que acumulan por encima de los límites que fija la norma.

Apúntábamos así a poner en justa perspectiva el lugar común instalado por los grandes medios (y por buena parte de la oposición al gobierno de Cristina, y obviamente por el propio Binner cuando le conviene) de que el socialismo es "funcional" al kirchnerismo, porque no se le opone frontalmente e incluso acompaña muchas de sus iniciativas. 

Algo parecido a lo que señalamos con la ley de medios, sucedió con la ley de estatización de los fondos de jubilaciones y pensiones, por la que se liquidó el oprobioso sistema de las AFJP inventado por Cavallo, en este caso con su artículo 8.

Acá vemos la parte pertinente del acta de la sesión de la Cámara de Diputados:


Como pueden ver, votaron en contra del artículo 8 todos los diputados del socialismo (entre ellos obviamente los de Santa Fe), además de Verónica Benas y Claudio Lozano, hoy aliados de Binner.

¿Y qué dispone el artículo 8 de la Ley 26.425?   

Es el que establece en que se deben invertir los fondos que administraban las AFJP y hoy conforman el llamado Fondo de Garantía y Sustentabilidad (FGS); y en lo pertinente dice: "el activo del fondo se invertirá de acuerdo a criterios de seguridad y rentabilidad adecuados, contribuyendo al desarrollo sustentable de la economía real a efectos de garantizar el círculo virtuoso entre crecimiento económico y el incremento de los recursos de la seguridad social.".

Esa parte de la ley era crucial, porque fue la que le permitió desde fines del 2008 a la ANSES convertirse en uno de los actores principales del mercado del crédito, financiando proyectos productivos y de infraestructura, en condiciones que además le otorgaron gran rentabilidad a sus inversiones e hicieron crecer el FGS de 94.000 millones de pesos (cuando lo tomó a su cargo) a los 198.000 con que cuenta hoy; es decir más del doble.

De ese modo se constituye en un agente de la economía real, contribuyendo a la inversión  y a la  generación de puestos de trabajo (con un carácter marcadamente contracíclico en lo más agudo del impacto de la crisis internacional) que a su vez generan nuevos aportes y contribuciones a la seguridad social; y esa mejora de los recursos propios de la ANSES contribuye a financiar los aumentos de la ley de movilidad jubilatoria.

De hecho, en Santa Fe vimos un ejemplo concreto de como funciona el FGS, con el préstamo otorgado a la filial argentina de General Motors para desarrollar un nuevo modelo en la planta de General Alvear (cerca de Rosario); lo que le permitió a la automotriz incorporar un nuevo turno de producción, y más de 400 puestos de trabajo genuinos, mientras otras empresas debían suspender o despedir empleados.

Es oportuno recordar que así como el socialismo y sus aliados votaron en contra del artículo 8, el propio Binner se opuso en su momento al préstamo a GM, sin el cual más de 2200 trabajadores de su propia provincia, corrían riesgo cierto de perder sus empleos; aunque luego diga que su gobierno tomó medidas (que nunca sabremos cuáles son) para contrarrestar los efectos de la crisis internacional.  

Y también hacer memoria sobre el ominoso silencio del progresismo de centro izquierda cuando Crtistina dictó el DNU 441, por el cual eliminó las restricciones que existían para que el Estado ejerciera en plenitud los derechos que le corresponden como accionista de las empresas en las que tiene participación a través del FGS que administra la ANSES (el caso más sonado fue el de Siderar del grupo Techint).

Ese decisión fue consecuencia lógica y directa del proceso de recuperación de los fondos previsionales, y de una decisión de aumentar la ingerencia del Estado en los sectores de la economía real, pero una de la aliadas directas de Binner (su candidata a gobernadora por Buenos Aires, Margarita Stolbizer) llegó al extremo de acompañar en el Congreso un proyecto para derogar el DNU.

Y cuando el Grupo A en su conjunto (incluyendo a los socialistas) impulsó el mamarracho del 82 % móvil para los jubilados sin decir como lo financiarían, en el mismo proyecto establecieron que el Estado no podía conservar en su poder recursos del FGS por más del equivalentea un año de las jubilaciones y pensiones que debe pagar la ANSES, con lo cual -si Cristina no lo hubiera vetado-, ésta se hubiera visto obligada a liquidar buena parte de esas acciones, bonos, títulos y demás inversiones para cumplir el tope, derrumbando estrepitosamente su valor y decapitalizando así el Fondo.

Por eso cuando vuelvan a oír que el socialismo y sus aliados apoyaron la estatización de los fondos de las ex AFJP, hay que recordar estas cosas para poner en contexto la afirmación. 

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Muchas gracias por esta tremanda obra que significa marcar, paso a paso, la praxis real de gestión gubernamental y política del socialismo.

Es una fuente de consulta para buscar información y argumentos concretos en el debate con los "progresistas" que gustan mucho de definir posiciones en función de los discursos y poco, muy poco, en función de los hechos.

un saludo,
Carlos

La Corriente Kirchnerista de Santa Fe dijo...

De nada cumpa, pase y sírvase cuando guste, para eso (entre otras cosas) está el blog.

Anónimo dijo...

Yo tambien lo felicito por su trabajo, saludos.