LA FRASE

"LA CRUELDAD DEL GOBIERNO CON LOS JUBILADOS ES INCALIFICABLE, LO ÚNICO QUE FALTA ES QUE LES DESCUENTEN EL 13 % DE LOS HABERES, O LOS REPRIMAN SI PROTESTAN." (PATRICIA BULLRICH)

viernes, 20 de abril de 2012

EL LOBBY FEROZ


Desde Nestornautas vinimos siguiendo con atención el intenso lobby ejercido por los factores del poder económico provincial sobre el conjunto del sistema político, para lograr que la Legislatura sancione la ley por la que se libera al Ente Administrador del puerto local de la obligación de pagar con sus propios recursos un crédito de 45 millones de dólares, contraído con el FONPLATA para concretar el proyecto de traslado del puerto a la vera del Paraná.

Concretamente en diciembre denunciábamos este emplazamiento/ultimátum del Loco Lindo al gobierno (por entonces de Binner, aunque yéndose) para que apurara el trámite.

Más tarde en marzo la presión volvió reforzada (en este caso sobre el Senado, que debía completar la sanción del proyecto), para peor con cierta vergüencita de llamar a las cosas por su nombre: de lo que se trataba era de descargar sobre todos los santafesinos el costo de una inversión que (hasta que se demuestre contundentemente lo contrario) parece más bien dirigida a intereses empresariales bien concretos.

Y finalmente el miércoles pasado -cuando al parecer los lobbistas y sus comunicadores a sueldo perdieron la vergüenza, y se animaron a decir como venía la mano- advertíamos que la presión sobre los senadores ya se tornaba sospechosa.

Ahora resulta que un proyecto que estuvo parado en la Cámara por el lapso de un año, sin que nada indicara que los legisladores (oficialistas y opositores) tuvieran intención de tratarlo, salió como por un tubo; y votado por unanimidad.

¿Qué fue lo que cambió en estos últimos días para que las cosas fueran así?

Y no se trata acá de menear fantasmas de Banelcos, ni de cuestionar si es importante o no que el proyecto de traslado del puerto se concrete.

De lo que se trata es de que los santafesinos (que vamos a poner de nuestros bolsillos la plata para que las obras se concreten) tengamos información precisa y clara sobre los beneficios sociales que el proyecto trae aparejados, aportada por nuestros representantes electos (el sayo les cabe a todos, oficialistas y opositores: el proyecto fue votado por unanimidad); para evaluar como ciudadano si se le está dando un uso correcto a los dineros públicos, en una provincia que tiene muchísimas carencias y graves temas pendientes que resolver.

Como por ejemplo el grave problema de la vivienda (que con esos mismos fondos destinados a la deuda que contrajo el Ente del puerto, podría tener un importante espaldarazo por la plata alcanzaría para construir 5000 viviendas), o las mínimas condiciones de dignidad que se merecen para vivir los vecinos de Santa Fe.

Como los del barrio Santa Rosa de Lima, que al parecer carecen de lobbistas tan calificados como los de la "Mesa Productiva" (que lograron revertir con un par de notas en los diarios un año de parálisis legislativa), porque tienen que poner alcancías en las esquinas para juntar 1000 pesos para tapar cuatro baches y que el colectivo pueda entrar al barrio; porque el intendente Corral no les da ni cinco de pelota.

Es por eso que decimos que el caso del puerto -y el pago del crédito para su traslado a cargo del Estado- son una excusa para reflexionar sobre que tipo de democracia construimos a diario en Santa Fe, y como se relaciona el sistema político con los factores del poder real, esos que nunca van a elecciones ni se someten a la voluntad popular, pero que siempre terminan -de un modo o de otro- decidiendo por todos nosotros cuales son las prioridades de la sociedad, en las que volcar los recursos públicos.

Actualización: a confesión de parte, relevo de prueba:



Política de Estado: dícese de aquélla cuyos primeros bocetos son dictados desde el diario del Loco Lindo, para que -sin importar una mierda lo que la gente vote en las elecciones- cualquier partido que gane, la ejecute, y consiste en poner la tutuca para los negocios de unos pocos.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Supongamos que Fonplata otorgue los 45 mill. de dolares. Para que es tanta moneda??? El nuevo puerto necesita: 1) expropiar las tierras (¿de Vitorí?)zona de islas aledañas a las nuevas instalaciones; esto estaría a cargo del (bobo) estado provincial que todavía, ni empezó y con la velocidad de tortuga de este gobierno, dudo, dudo… (como Descartes). 2) hacer las obras portuarias propiamente dichas, que eso cuesta muuuucha platita (100 miilones verdes?); 3) un nuevo puente sobre el riacho santa fe, y todas la comunicaciones (leáse muchos kms de rutas) con la autovia 19, autopista a rosario, etc. (entre paréntesis la traza del nuevo puente a Santo Tomé no beneficia esta obra).
Las preguntas: ¿para qué quieren esta platita los “bebes de pecho” del Ente Portuario, si no forma parte de un todo que todavía está en veremos? ¿No había inversores privados: Minera la Alumbrera y otra minera mas que no me acuerdo el nombre y muchas exportadoras de granos ? (en definitiva los grandes beneficiados). ¿No es hora de que los legisladores santafesinos sean serios y exijan más seriedad a los proyectos y no se deje llevar por las maquetas?, el crédito que pagaremos los santafesinos con nuestro impuesto ¿no sería mas beneficioso poner la plata en otras cosas (como uds. lo dicen)? ¿eso se discute en el nodo santa fe? ¿está en el Atlas de Riesgo de santa Fe presentado ayer, el riesgo de ser estúpido y dejarse apretar por los patricios santafesinos?
Saludos. Jorge

La Corriente Kirchnerista de Santa Fe dijo...

Suscribimos al pie lo suyo Jorge, ésa es la discusión que la clase política santafesina en su conjunto se niega a dar, por temor a los "patricios"; una manga de piolas prendidos siempre a la teta del Estado para hacer negocios.