LA FRASE

"LA CRUELDAD DEL GOBIERNO CON LOS JUBILADOS ES INCALIFICABLE, LO ÚNICO QUE FALTA ES QUE LES DESCUENTEN EL 13 % DE LOS HABERES, O LOS REPRIMAN SI PROTESTAN." (PATRICIA BULLRICH)

lunes, 10 de noviembre de 2014

¿CUÁL ES LA RAZÓN, CUÁL ES...?


No es necesario abundar demasiado sobre lo que se conoce como "el fenómeno de la restricción externa", y los efectos negativos que trae aparejados en la economía de un país que la padece (como el nuestro, ahora) la escasez de divisas; fundamentalmente dólares.

Un fenómeno que impone un uso cuidadoso de las divisas por un lado (afectándolas a fines prioritarios, como las importaciones necesarias para el proceso productivo, o el pago de los servicios de la deuda nominada en moneda extranjera); y por el otro, no tomar decisiones que aten determinadas actividades a las evoluciones del tipo de cambio, variable sensible si las hay.

De allí que en su momento se intentara (infructuosamente) inducir la pesificación del mercado inmobiliario; y de allí también que el Estado evite por todos los medios "dolarizar" sus costos, pactando por ejemplo contratos en dólares, o atados a la evolución del tipo de cambio.

Lo que no parece ser el  criterio del gobierno provincial, al menos a estar por lo decidido por el Decreto 3687 del 28 de octubre, por el cual se adjudica a favor de la firma Infology S.R.L. con domicilio en Pasaje Grondona Nº 690 de la ciudad de Rosario, la Licitación Pública 46/14 para la provisión de quinientas treinta y un (531) computadoras personales "AII In One", por la suma total de 538.965 dólares (a un costo unitario de U$S 1015 cada PC); para la Secretaría de Tecnologías para la Gestión. 

En el mismo decreto, se señala lo siguiente: "que atento a razones de necesidad y analizados los precios, la Secretaría estima conveniente hacer uso de la "Variable de Adjudicación", prevista en el Pliego de Bases y Condiciones de la Licitación Pública N° 55/14, por lo cual ante la disponibilidad de saldo presupuestario previsto en la presente gestión, se eleva la cantidad solicitada en un veinte por ciento (20%), siendo el total a adquirir de Quinientas Treinta y Uno (531) PC All in One;...".

Y en el mismo decreto se aclara que se toma la cotización del dólar a 9 $ a los fines de la imputación del gasto: ¿una mini devaluación de Bonfatti? 

Lo curioso es que se haya decidido aumentar en un 20 % la cantidad originariamente prevista de equipos para comprar en la licitación aduciendo que los precios son convenientes, cuando el contrato se pacta en dólares y no se sabe a cuanto puede estar el dólar en el mercado oficial al momento de pagar cada una de las facturas de la empresa por la entrega de las máquinas. 

Como mas curioso aun es que el pliego original de la licitación contemplaba que las ofertas fueran presentadas en pesos:


Pero después (con la licitación ya en marcha), el pliego fue modificado para que las empresas cotizaran en dólares, pero no a su criterio o en forma optativa, sino obligatoriamente; sin que se sepan los motivos o razones del cambio.

¿Sería quizás para buscar un atajo legal para indexar los contratos (atándolos al valor del dólar) y evitar tener que reconocer luego diferencias de precios, como sucedió con la comida de los hospitales (ver acá)

Como fuera, cabe preguntarse por qué razón la cláusula se modificó de oficio por el Estado (al menos no constan pedidos escritos de las empresas), que es el que se perjudica, porque tiene que juntar más pesos para pagar los insumos, si el dólar varía su cotización:

Sobre todo cuando el Pliego Unico que rige en los contratos del Estado provincial establece en su artículo 10 inciso b) que -por regla general- "La cotización de los precios deberá efectuarse en pesos", y las cotizaciones en moneda extranjera están contempladas cuando se trate de artículos importados y -por excepción- "así se hubiere previsto en las Cláusulas Complementarias del llamado." (artículo 11): 


Y tal parece que la variante llegó para quedarse, porque casi en paralelo se realizó la Licitación Pública 55/14, en la que se dictó el Decreto 3700 del 29 de octubre (un día después del otro); por el cual se adjudicó a favor de la misma empresa (Infology S.R.L. con domicilio en Pasaje Grondona N° 690 de la ciudad de Rosario), la provisión de 330 computadoras con destino al Tribunal Electoral; por la suma total de 347.000 dólares. 

En éste caso el pliego ya contemplaba desde el vamos la obligación de cotizar en dólares; y también señala el decreto que se considera un tipo de cambio de 9 $ por dólar, a los fines de imputar el gasto: 


¿Alguien podría explicar cuál es la razón por la que desde el gobierno provincial licita sus contratos de éste modo?

1 comentario:

Jero dijo...

Ni hablemos del precio de las PC. 1000 usd por una computadora en la que se va a hacer un trabajo puramente administrativo es un despropósito, una exageración. Una buena PC de escritorio ronda los 500-600 usd.