LA FRASE

"EL CASO DEL DIPUTADO AMERI COMPRUEBA UNA VEZ MÁS COMO LOS PERONISTAS VIVEN PRENDIDOS A LA TETA DEL ESTADO." (ROBERTO CACHANOSKY)

sábado, 29 de noviembre de 2014

EL NUEVO TARIFAZO DE LA EPE Y LA EXTORSIÓN DEL SOCIALISMO


Leemos en Política Digital que Bonfatti abre el paraguas por un nuevo aumento de las tarifas de la EPE, con el argumento de la suba de los costos y el -supuesto- incumplimiento de los compromisos de la Nación de aportar más de 1000 millones de pesos para obras, en el marco del programa de convergencia tarifaria analizado en su momento acá; y por el cual ya llegaron ésta año a Santa Fe más de 100 millones de pesos (ver acá).

Y dice que lo hará porque no permitirá que la empresa quiebre, lo que supone un desconocimiento por su parte de la estructura jurídica de la EPE (es un ente autárquico, por ende no puede quebrar); y por otro lado una grosera contradicción con los dichos de sus propios funcionarios, y con los números del proyecto de Presupuesto provincial 2015 que él mismo envió hace poco a la Legislatura. 

En efecto, en el caso de la EPE, en el presupuesto se contemplan ingresos por tarifas por $ 4.213.997.000, y gastos por compra de electricidad por 1.230 millones; lo que supone que por cada peso que gaste la distribuidora provincial en comprar la electricidad, obtendrá 3,43 $ por venderla.

La relación vino creciendo en forma constante desde 2007 cuando comenzaron los gobiernos del Frente Progresista; momento en el cual era de 1,91 a 1: la diferencia es el "colchón" que fue construido por el socialismo con los sucesivos aumentos de tarifas. Son cifras que están bastante lejos de una empresa en riesgo de quebrar, como plantea el gobernador.

Más aun, hace apenas 5 días atrás, leíamos acá a su ministro de Economía Sciara decir que "tratamos de que (la EPE) se administre como empresa, e invierta en términos de sus excedentes..."; agregando que "La EPE es una empresa -insistió-, entonces, no tiene déficit sino pérdidas o ganancias. Y hoy paga Impuesto a las Ganancias, por lo tanto, no tiene pérdidas...". 

Razón no le falta en algo al ministro: el proyecto de presupuesto calcula en 875 millones de pesos el gasto de la EPE en impuestos (buena parte se lo lleva Ingresos Brutos, o sea que la provincia se financia a sí misma); un gasto que se incrementará si se aumentan las tarifas, porque los impuestos se calculan sobre la facturación y las utilidades de la empresa.

Como consecuencia de los tarifazos producidos desde el 2007, la compra de electricidad sería el año que viene apenas el 21,34 % de los gastos totales de la EPE; cuando en aquél año era el 49,76 % de los mismos, razón por la cual se entiende que -a la hora de enumerar los costos de la distribuidora provincial de electricidad- Bonfatti no haya mencionado la compra de la electricidad en el mercado mayorista, que sigue subsidiada por la Nación.

En el proyecto de presupuesto que ya tiene media sanción del Senado el gasto de la EPE en "Construcciones" (obra pública) sería de $ 674.151.000, de los cuáles $ 549.151.000 se financiarían con fondos a enviar por la Nación en el marco del programa de convergencia tarifaria; por el que las provincias se comprometían a mantener las tarifas a cambio de aportes para obras.

Sin embargo, en el año 2013 (último año del cual se disponen datos completos a partir de la Cuenta de Inversión 2013) la EPE ejecutó obras por apenas $ 156.868.149,60, el 3,91 % de sus gastos totales. De acuerdo con el proyecto ingresado a la Legislatura, el año que viene esa participación crecería al 11,70 % (casi el triple), pero con obras financiadas en un 84,42 % por la nación, a través del programa de convergencia tarifaria y el FEDEI creado por la Ley 23.966.

El proyecto de presupuesto contempla que la Nación aporte $ 1.022.518.000 del fondo de convergencia tarifaria (más de mil millones de pesos) no sólo para obras, sino para compra de maquinarias y equipos, y gastos de funcionamiento. Por contrapartida, la EPE no pondría un centavo de los casi 4.214 millones que piensa recaudar por tarifas: el resto de las obras se financiarían con el fondo de electrificación rural recientemente creado por la Legislatura (45 millones), y otros 60 millones con aportes del gobierno provincial; pazra compensar la "tarifa social" del programa Luz Segura en sectores antes "enganchados". 

Como hace poco se anunció desde el gobierno nacional que el programa de convergencia tarifaria termina en enero (porque así estaba previsto) está claro que el presupuesto 2015 de la EPE encierra una extorsión del socialismo, que ahora Bonfatti hace pública: si quieren obras, se vendrá un nuevo (y brutal) tarifazo; del cual por supuesto le echarán la culpa al gobierno nacional, por haber faltado a supuestos compromisos de aportar más de 1000 millones de pesos para obras. 

Un tarifazo que será -por lo menos- del 24,26 %, porcentaje que se calcula de manera muy sencilla: es lo que representan los presuntos aportes comprometidos por la Nación que figuran en el presupuesto, por encima de lo previsto como ingresos por tarifas de la EPE.  

Y un tarifazo que se producirá sin garantías de que una cosa (el aumento de las tarifas) traiga la otra (las obras necesarias), como ha pasado todos estos años; cuando ni siquiera existía el programa de convergencia tarifaria de la Nación, pero con la misma excusa (hacer obras) los santafesinos tuvimos 12 aumentos de las tarifas de electricidad. 

No hay comentarios: