LA FRASE

"EL CASO DEL DIPUTADO AMERI COMPRUEBA UNA VEZ MÁS COMO LOS PERONISTAS VIVEN PRENDIDOS A LA TETA DEL ESTADO." (ROBERTO CACHANOSKY)

jueves, 20 de noviembre de 2014

"¡PORQUE AL CEMAFE CUESTE LO QUE CUESTE, ALGÚN DÍA LO VAMO' A TERMINAR...!"


La semana pasada y tal como da cuenta la imagen de apertura, el ministro de Salud de la provincia anunció que el CEMAFE "tiene que estar listo" para fin del año que viene, cuando Bonfatti esté terminando su mandato. 

Una obra que -recordemos- fue adjudicada originariamente en septiembre del 2010; por lo que ya lleva más de cuatro años de duración, con prolongadísimos períodos de inactividad casi total, y sucesivas ampliaciones del plazo contractual.

Demoras que terminan constando plata, y mucha: la primera etapa de la obra (la estructura de hormigón armado) fue adjudicada originariamente a Dycasa en $ 42.375.274,19; pero de acuerdo con la última información disponible (en el proyecto de Presupuesto 2015 ingresado estos días a la Legislatura) ya se gastaron en ella $ 117.061.091,83; es decir prácticamente el triple, como consecuencia de adicionales de obra, "trabajos extracontractuales", "reconocimiento de gastos improductivos", intereses por mora en el pago de certificados y redeterminaciones de precios: ver al respecto acá y acá.

Eso implicaría una "inflación" de la obra del 176,22 % en cuatro años (o sea, por arriba lejos del 40 % anual), de allí que nosotros la calificáramos en su momento como "el Yaciretá del socialismo".  

Pero hay más: de acuerdo con la misma información disponible en el proyecto de presupuesto, por la segunda etapa de la obra (adjudicada a Dinale y Pecam; dos de las empresas "favoritas" del socialismo) se habrían ejecutado $ 12.308.894,55, y durante el 2015 se ejecutarían otros 40 millones, hasta terminarla.

El problema es que esa etapa fue adjudicada en $ 61.467.154,58, lo que hace dudar ya sobre si efectivamente la obra estará terminada antes de que se vaya Bonfatti, porque los cálculos del presupuesto que así lo dicen dan  más de 9 millones menos que el monto original del contrato; sin contar los "extras" y chiches varios ya señalados en la primera etapa, que son habituales en las obras provinciales.

También el presupuesto habla de una "3º etapa" aun no ajdudicada, por apenas un millón de pesos, a gastarse en el 2015. ¿Será lo que cuesta el cátering del corte de cintas?

Como sea, si finalmente se cumplieran los anuncios oficiales (recordemos que la obra debió inaugurarse originariamente en diciembre del 2011, plazo luego estirado a agosto del 2013 y ahora diciembre del 2015), el elefante blanco que se alza frente al puerto de Santa Fe terminaría costando aproximadamente 180 millones de pesos.

O por lo menos, aproximadamente eso; porque el ministro de Obras Públicas Schnedier (contradiciendo al de Salud, y al Presupuesto enviado a la legislatura) acaba de decir que no lo podrán terminar antes del 2016, al igual que al nuevo hospital Iturraspe, que incluso va más atrasado.

No hay comentarios: