LA FRASE

"EL CASO DEL DIPUTADO AMERI COMPRUEBA UNA VEZ MÁS COMO LOS PERONISTAS VIVEN PRENDIDOS A LA TETA DEL ESTADO." (ROBERTO CACHANOSKY)

lunes, 10 de noviembre de 2014

ESPECIALISTAS EN LETRA CHICA



La lógica de la discusión legislativa de un proyecto (que comprende los dictámenes de comisión y las votaciones en general y particular en el recinto) indicaría que, si una fuerza política o varias acuerdan con una iniciativa pero tienen reparos puntuales que hacerle, la voten positivamente en general, para luego dejar sentados sus votos negativos en la discusión en particular, artículo por artículo; en aquéllos con los que no acuerdan.

Sin embargo la oposición al gobierno de Cristina destroza toda lógica, y si no veamos algunos ejemplos.

* La Ley 26.522 de servicios de comunicación audiovisual tiene 166 artículos, pero "el problema" para los opositores era uno: el 161 (originariamente el 152, que Aguad le reclama al "Chivo" Rossi en el video sacarlo para apoyarla); que establecía la adecuación de los que tenían licencias excedentes (como Clarín), para desprenderse de ellas.

A la hora de votar en Diputados, plantearon 104 cuestiones de privilegio exactamente iguales, se levantaron y se fueron. Poco importó que ellos mismos hubieran presentado antes proyectos para reemplazar el decreto ley de radiodifusión de la dictadura.

* La Ley 26.425 que disolvió las AFJP y el sistema de jubilación privada tiene 22 artículos; pero "el problema" era uno: el 8, que establece los criterios con los que se invertirían los fondos y activos traspasados de las administradoras a la ANSES, y que conforman el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS). 

Aun así, tuvo en Diputados 75 votos en contra, entre ellos los de algunos partidos como la UCR, que habían presentado antes proyectos con el mismo sentido: terminar con el sistema de capitalización.

* La Ley 26.571 que estableció las Primarias Abiertas Simultáneas Obligatorias (PASO) tiene 110 artículos, pero "el problema" eran dos: el 3 y el 4, que establecen los requisitos (fundamentalmente cantidad de afiliados y de votos), para que un partido obtenga y conserve la personería electoral. "Es proscriptiva", decían.

Tuvo 99 votos en contra, incluso de los que ahora ponen a las PASO como la panacea para resolver todas sus contradicciones e incoherencias.

* La Ley 26.831 que regula las bolsas y mercados de valores y capitales tiene 157 artículos, pero "el problema" era uno, el 20; que le permite a la Comisión Nacional de Valores designar veedores o fiscalizadores en las empresa sujetas a su control, a pedido de los accionistas minoritarios.

En Diputados tuvo sólo 24 votos en contra, pero en Senadores algunos que la apoyaron (como los radicales) se dieron cuenta que iba en contra de los intereses de Clarín (entre otras empresas), se arrepintieron y votaron en contra.

* La Ley 26.741 de expropiación del 51 % de las acciones de YPF tenía 19 artículos, y en el Senado la UCR la votó a favor en general, y en contra en 18 de los 19 artículos; incluyendo el que declaraba de utilidad pública y sujeto a expropiación esa porción mayoritaria del paquete accionario.

* El anteproyecto de Código Penal (que el gobierno ni siquiera envió formalmente al Congreso) tiene 289 artículos, pero "el problema" era básicamente uno, el 18 que -dicen- eliminaba la reincidencia. 

Aunque la comisión redactora estuvo integrada por representantes del PRO, la UCR y el socialismo, se negaron de plano a discutirlo (ni quisieron participar en los foros y audiencias públicas convocadas en todo el país); y amenazaron con juntar millones de firmas para impedir que se trate.

* El nuevo Código Civil y comercial tiene 2671 artículos, además de las modificaciones que la ley complementaria introduce en la Ley de Sociedades 19.550.

Ahí "el problema" eran algunos temas (la responsabilidad del Estado -legislada aparte-, el inicio de la vida de las personas físicas, "el derecho al agua", alguno más) que no llegaban (todos juntos) ni al 5 % del articulado; y nos quedamos largos.

Pese a que integraron la Bicameral que dictaminó sobre el proyecto (que se discutió también en foros a lo largo y a lo ancho del país por bastante tiempo), a la hora de votarlo en el Congreso se leventaron y se fueron; y algunos denunciaron penalmente al presidente de la Cámara de Diputados, por hacer su trabajo: que el cuerpo sesiones. 

*El proyecto de Código Procesal Penal tiene 349 artículos, pero "el problema" son dos: el 35 que contempla la posibilidad de expulsión de los extranjeros que estén en situación irregular en el país y sean sorprendidos en flagrancia, en la etapa de "probation"; y el 185, que al establecer los elementos a tener en cuenta para disponer la prisión preventiva (además del peligro de fuga, la posibilidad de entorpecimiento de la causa, las circunstancias y gravedad del hecho y las características del autor), la conmoción social que el hecho haya causado.

Incluso con el anuncio del oficialismo de que aceptaría cambios en ambos temas, ya el grueso de la oposición anunció que no lo votará a favor.

* El proyecto de ley de "Argentina Digital" tiene 76 artículos, de los cuales "el problema" es uno,  el  9; que permite a las empresas que prestan servicios de telefonía, hacerlo también con la televisión por cable, o servicios de comunicación audiovisual.

Algo que estaba incluido en el proyecto original de lo que sería la ley de medios que Cristina envió al Congreso; y luego fue sacado en la discusión legislativa a pedido de la "progresía", pese a lo cual muchos de ellos (tal como hicieran con la resolución 125) como el socialismo, terminaron votando en contra el artículo 161; o sea la cláusula de desinversión. 

Sobre el tema, leíamos a Ricardito Alfonsín en Página 12: "Al dejar sin efecto esa prohibición (la de que las telefónicas presten servicios de comunicación audiovisual, aclaramos) facilita la existencia de grupos monopólicos o con situación dominante en el mercado de la comunicación...".

Los grupos monopólicos y las situaciones dominantes que se dan hoy en el mercado de la comunicación, en cambio, no les molestan para nada; tanto que votaron en contra en la AFSCA la adecuación de oficio de Clarín luego de su plan trucho de desinversión.

Como fuere, a partir de ese sólo artículo,  y aun cuando está claro que siguen vigentes los límites de la ley de medios para la acumulación de licencias (ver acá), ya han avisado que van a votar en contra del proyecto.

* Pero incluso hasta cuando votan algo a favor, después se arrepienten: la Ley 26.183 que fijó en cinco el número de miembros de la Corte Suprema fue aprobada en Diputados por 192 votos a 0; pero ahora no la quieren aplicar (cubriendo la vacante que dejará en enero Zaffaroni); y ya avisaron que "no llegarán a ningún consenso con el gobierno en ese tema", porque quieren que la vacante la cubra el próximo gobierno.

Lo cual viene bien a modo de conclusión, para que tengamos en claro que arribar a "consensos" con cierta gente, no sería tan fácil como parece, o como a veces nos reclaman.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

En la provincia insufrible de Santa Fe tenemos dos diputados nacionales bastantes complicados con la Justicia: Hermes Juan Binner y Mario Domingo Barletta, todo por cuestiones de pesos $$$$$$.
Aunque son socios agarrados de las mechas y solo hablan pelotudeces, están dispuestos a seguir a la murga opositora y a cumplir con el mandato de sus verdaderos patrones Lanata y Longobardi y hasta se dejan basurear.
Por una nota televisiva hasta se abren de nalgas y tienen la lengua preparada para decirle no a todo menos a la poronga mediática.

Anónimo dijo...

Es que la oposición es gente muy preparada en técnica legislativa,muy detallista,fundamentalistas de la excelencia jurídica.
Hay que leer cualquiera de los proyectos de ley de la oposición, todos tan sólidos, tan progresistas, que uno entiende porqué no acompañan ningún proyecto del oficialismo. Legisladores de la talla intelectual de Carrió, Bullrich, Aguad , Alfonsin o Zabalza, son un desperdicio en este poder legislativo populista.
El Colo.