LA FRASE

"LA CRUELDAD DEL GOBIERNO CON LOS JUBILADOS ES INCALIFICABLE, LO ÚNICO QUE FALTA ES QUE LES DESCUENTEN EL 13 % DE LOS HABERES, O LOS REPRIMAN SI PROTESTAN." (PATRICIA BULLRICH)

viernes, 6 de abril de 2012

LOS HOTELEROS SANTAFESINOS NO QUIEREN QUE HAYA FERIADOS LARGOS, ASÍ LOS FUNCIONARIOS POLÍTICOS PROVINCIALES SIGUEN OCUPANDO LAS HABITACIONES


Los que son de Santa Fe conocen el asunto, pero para los que no lo son, algunas aclaraciones:

A los empresarios locales nucleados en el Centro Comercial y en Asociación Hotelera y Gastronómica no hay poronga que les venga bien, sobre todo si está de algún modo vinculada a las políticas económicas del gobierno nacional, o a otras decisiones de Cristina como el caso de los feriados puente y similares.

Si se abre la importación, protestan; y si se la cierra, también.

Para cualquier evento que eleva habitualmente las ventas o la facturación (día del padre, de la madre, del niño, Navidad, día del amigo, el que se les ocurra) van de los medios locales (fundamentalmente la Canaleta 13, una sucursal de Telefé que corta un par de horas al día para emitir el noticiero local que consiste en repetir noticias de Buenos Aires, y hacer alguna que otra encuesta en la peatonal...a los del Centro Comercial) a preguntarles como les fue, y la respuesta es invariablemente la misma: mal, porque vendimos menos, porque vendimos más pero no tanto más como pensábamos, porque vendimos un toco pero esperábamos juntar dos; y así siempre.

No falla nunca, y si uno mira las notas parece que estuvieran grabadas en el 2001 o 2002; pero no, son de ahora.

Eso sí: vayan a la peatonal o a cualquiera de las principales avenidas comerciales de la ciudad e intenten conseguir un local para alquilar para poner un comercio, y averigüen a cuánto están los alquileres y después nos cuentan: antes del 2003, te iban a tocar timbre a tu casa para ofrecerte uno.

Como pueden ver en la nota, el problema ahora son los feriados largos; aunque es curioso que lo traigan a colación justo en Semana Santa, que si la memoria no nos falla, viene siendo feriado hace dos mil años. El presidente del Centro Comercial nos revela una verdad inesperada: la Semana Santa es muy importante para la grey católica (?).

Verán además que en la misma nota se destaca el 100 % de ocupación hotelera en la zona de la costa provincial, algo que viene sucediendo todos los últimos años, durante todos los fines de semana largos o períodos de vacaciones; o sea que el asunto de los feriados largos -al parecer- a la única ciudad del país a la que no la favorece, es a Santa Fe.

Lo que podrìa llevar a preguntarse (aunque seamos de acá, es nuestra ciudad y la queremos) que le ofrecen al turista y su familia para que vengan y gasten tres o cuatro días de hotel en Santa Fe. En lugar de preguntarse eso, es más fácil echarle la culpa a Cristina, por los feriados largos.

Pero además el presidente de la Asociación Hotelera (cuya familia está prendida en cuanrto negocio hay en la ciudad, que dependa para concretarse de tener vínculos aceitados con los gobiernos provincial o municipal, los actuales y los cinco anteriores, por lo menos) da otra pista del motivo de sus quejas: las plazas hoteleras las ocupa en buena medida la política; porque nadie va a pensar que cuando se refiere a la Universidad, los que vienen de afuera a estudiar a Santa Fe, paran en hoteles.

Pasa que a partir de éste decreto de Binner del 2008, los funcionarios políticos provinciales tienen reconocidos gastos de alojamiento por el equivalente a 20 días al mes de una habitación single en hotel (que les pagan la categoría cuatro estrelllas), más un "plus" diario (que está en el mismo decreto) por "gastos de manutención propios de la responsabilidad jerárquica" (?).

Con esos dinerillos los funcionarios rosarinos del socialismo (todos cuáqueros o menonitas a la hora de gastar el dinero público) utilizaban las habitaciones (a veces las dobles o triples) todo el mes, incluyendo los fines de semana; para asegurarse que al volver el lunes (en muchos casos, mejor el martes) no estuvieran ocupadas.

Negocio redondo: los muchachos tenían alojamiento y servicio de cuarto garantizados, y los hoteleros, se aseguraban cubrir las plazas, sin necesidad de inventos kirchneristas como los feriados puente.

Claro, ahora los números en rojo de la provincia marcan la necesidad de ajustarse algunos cinturones, o de que los funcionarios guarden las chirolas por las dudas (para tener efectivo cuando comiencen a girar las letras o los Bonoffatis), y las habitaciones se desocupan o mejor dicho: vuelven al nivel habitual de ocupación de las plazas hoteleras en Santa Fe.

Y resulta que la culpa es de los feriados nuevos que inventó Cristina.

No hay comentarios: