LA FRASE

"DONALD, SOY EL NÚMERO UNO, DONALD, CUANDO PUEDA TE VACUNO." (VLADIMIR PUTIN)

viernes, 27 de julio de 2012

TRAS EL FRACASO DE LA REFORMA TRIBUTARIA, BONFATTI SE TERMINÓ DE BINNERIZAR


Algo habíamos ensayado nosotros como hipótesis acá, en cuanto a que el fracaso de la reforma tributaria impulsada por el gobierno de Bonfatti (a partir de los cambios que sufrió en el Senado) estaba forzando a los dirigentes del socialismo (en especial al gobernador y sus funcionarios) a sacarse las caretas, y empezar a unificar el discurso con el de Binner, eligiendo como blanco predilecto al gobierno nacional, en una estrategia de victimizarse echándole a Cristina la culpa de todo.

Y por ese lado vienen estas declaraciones de Bonfartti, que ya empieza a exhibir preocupantes síntomas de incurrir en las confusiones mentales que son tan habituales en el ex gobernador; y que le valieran la constante comparación con De La Rúa.

En la nota a la que corresponde la imagen que ilustra el post, es fácil advertir que Bonfatti confunde dos cuestiones, parecidas pero distintas: una es el reclamo que Santa Fe hizo a la nación por vía judicial porque se le descuenta el 15 % de la coparticipación (al igual que a todas las provincias, y a la nación misma), y que va a la ANSES, y la otra es la presunta obligación del Estado nacional de solventar el déficit de la Caja de Jubilaciones de la Provincia.

Por la primera cuestión (como se dijo), la provincia llevó las cosas a juicio ante la Corte (con el asesoramiento del estudio jurídico de Gil Lavedra), y pareciera que Bonfatti habla de eso cuando dice "con el transcurso de los días veremos si se termina haciendo justicia": referiría al fallo que zanje el asunto, aunque como especula acá Barricada, podría simplemente estar abriendo el paraguas ante un rechazo al planteo.  

Pero cuando tira las cifras y habla de 1307 millones de pesos (el copete del diario del Loco Lindo va por más: lo eleva a 3000 millones, sin aclarar de donde saca la cifra que Bonfatti no menciona), y de la Caja de Jubilaciones, parece que se refiere a lo segundo, y ahí estamos en un doble problema: por esa presunta deuda (presunta porque la provincia dice que le deben eso, pero la nación nunca lo reconoció) Santa Fe jamás fue siquiera a la justicia a reclamar; como quedó muy claro acá por boca del propio Fiscal de Estado Saccone, a la sazón el asesor de Bonfatti en estos temas.  

Y el peor problema (que cuando se lo analiza demuestra la binnereada de Bonfatti) son los números en cuestión: los famosos 1307 millones de los que habla el gobernador ("a valores históricos", en sus propias palabras), serían lo que la Nación dejó de mandar (siempre según el gobierno provincial) para cubrir el déficit de la Caja de Jubilaciones, desde el año 2006.

Supongamos entonces que le dan la razón a Santa Fe (de un reclamo que nunca hicieron, hasta acá, en sede judicial) y le dicen a Bonfatti que pase a buscar el cheque por los 1307 millones, ¿qué resolvería con eso, cuando el Presupuesto total de la provincia para éste año es de 33.789 millones de pesos, o sea casi 25 veces más?

Incluso esos seis años juntos de supuesta deuda, son menos que un sólo año de déficit provincial: el del 2011, el último año de gobierno de Binner, que llegó a los 1669 millones de pesos.

Pero supongamos que alguien diga: "bueno, pero si la nación reconoce que le tiene que financiar el déficit de la Caja de Jubilaciones a Santa Fe, desaparecería el déficit de la provincia"; que es más o menos lo que trata Bonfatti que le quede como idea al lector/televidente/oyente, mareado con tantos números.

El problema es que los números no dan, ni de cerca: los 1307 millones divididos por seis años (los que reclama Santa Fe) son algo así como 218 millones por año, y el déficit de la Caja de Jubilaciones previsto para este año en el Presupuesto provincial es de 456 millones, o sea, seguiría faltando plata.

Pero supongamos (siempre intentando decodificar esta versión binnerizada de Bonfatti) que la provincia logra que la nación le solvente íntegramente esos 456 millones de rojo de la Caja de Jubilaciones: ahí el problema es que -aun así- Santa Fe seguiría teniendo déficit; porque el propio Sciara acaba de reconocer que las cuentas públicas cerraron el primer semestre con un rojo de 400 millones, lo que supone (si las cosas no empeoran) un déficit de 800 millones en todo el año.

Y si Bonfatti se binnerizara por completo, es decir replicara los niveles de déficit con que se despidió Hermes de la Casa Gris, la cosa sería aun peor, porque 1669 (déficit de Binner en 2011) menos 456 (déficit de la Caja, en el supuesto que la nación lo pagara) daría 1223 millones de déficit para Santa Fe; que en ese caso tendría que reclamarle deudas a las Naciones Unidas, para poder cerrar los números.

Por no mencionar que las dos situaciones (o sea, el descuento del 15 % de la coparticipación que va a la ANSES, y la presunta deuda nacional por el déficit de la Caja de Jubilaciones) vienen desde 1992 y 2066 respectivamente; o sea antes de que el socialismo llegara al poder en diciembre del 2007. 

No hay comentarios: