LA FRASE

"DONALD, SOY EL NÚMERO UNO, DONALD, CUANDO PUEDA TE VACUNO." (VLADIMIR PUTIN)

viernes, 22 de marzo de 2013

UN CASO DE LETRA CHICA


En reiteradas oportunidades nos hemos ocupado en Nestornautas del demorado decreto que reglamenta el sistema de concursos para los ascensos en la policía santafesina: acá, acá y acá por ejemplo.

Decíamos que la reglamentación estavba pendiente desde abril del 2006, o sea hace casi siete años; cuando se sancionó la Ley 12.521.

Y que la demora obedecía a los pactos del socialismo con las cúpulas policiales, para dejarlas hacer y deshacer a gusto en los ascensos, a través de las Juntas de Calificaciones.

Que no vienen de 1992 como dice el artículo a que corresponde la imagen de apertura, sino de la ley 6769 de 1972, o sea de la Revolución Argentina: lo que es del 92' es el reglamento de promociones.

Y Bonfatti, que ahora se queja de las Juntas porque posibilitan (obsérvese que usamos el presente, y más adelante se verá por que) "el reciclaje del funcionario policial" hizo en su gestión (lo mismo que Binner en la suya) justamente eso: reciclar policías.

En esas condiciones fueron ascendidos Tognoli o Sola (por citar sólo dos casos de los más emblemáticos), para poder ponerlos luego a cargo de la fuerza, o en funciones de importancia dentro de la misma. 

Ahora al parecer al fin habemus decreto, y lo fuimos a buscar, porque casi casi que no lo podíamos creer, pero nos encontramos con una sorpresita:


Ahí abajito, en el artículo 2, y sin ninguna mención al respecto en los considerandos que lo justifique: aparece la verdad de la milanesa.

El nuevo régimen (o sea, los concursos para ascender en la Policía) sólo entrará a regir cuando lo determine el Ministerio de Seguridad porque entienda que se han reunido "los recursos humanos, presupuestarios y logísticos indispensables para la puesta en práctica del mismo".

Cuando será eso imposible saberlo, y si nos atenemos a lo que pasó con la puesta en marcha del nuevo Código Procesal Penal (en el que hicieron excactamente lo mismo), que se sancionó también en el 2006 y aun espera ser implementado, no es para ser muy optimistas.

Como que da la sensación que lo que hace el decreto es marcar una nueva negociación de Lamberto con los policías, a ver si se entregan, y aceptan dejar las Juntas de Calificaciones (formadas por ellos), y someterse a concursos. 

El problema es lo que pueda entregar a cambio.

A partir de septiembre se empezaban a definir todos los años los ascensos policiales.

¿Qué pasará en el 2013, se avanzará de una buena vez con los concursos, o se volverá a "reciclar policías" (Bonfatti dixit) apelando una vez más a las Juntas de Calificaciones, en éste caso con la excusa de que "no están reunidos los elementos" para poner en marcha los concursos?     

Actualización:

Y hablando de Tognoli:


No hay comentarios: