LA FRASE

"LA CRUELDAD DEL GOBIERNO CON LOS JUBILADOS ES INCALIFICABLE, LO ÚNICO QUE FALTA ES QUE LES DESCUENTEN EL 13 % DE LOS HABERES, O LOS REPRIMAN SI PROTESTAN." (PATRICIA BULLRICH)

viernes, 27 de septiembre de 2013

A HERMES SIEMPRE SE LE SUELTA UN CABLE


Leemos en Página 12: "Las recorridas de campaña y sus propias declaraciones se han transformado en un dolor de cabeza para Hermes Binner. Tras visitar las “jornadas internacionales” que organizan los cableoperadores locales en el porteño Hotel Hilton, desde la página web de la Asociación Argentina de Televisión por Cable (ATVC) afirmaron que Binner “asumió el compromiso de trabajar para cambiar la ley de medios”. Los voceros del candidato a diputado por el Frente Progresista santafesino, en cambio, aseguran que Binner sólo se comprometió “a analizar las situaciones que afectan a los pequeños operadores de cable del interior del país”. Una situación que vuelve a poner al presidente del Partido Socialista en el ojo de la tormenta en medio de la disputa por la aplicación de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual que su partido apoyó en el Congreso y que el Grupo Clarín mantiene bloqueada en la Justicia desde hace cuatro años.
Consultados por Página/12, los voceros de Binner reconocieron que el ex gobernador santafesino visitó ayer la muestra, que “no hizo declaraciones públicas” y que “ante un grupo de pequeños cableoperadores del interior del país se comprometió a analizar las situaciones que los podrían perjudicar”. Binner volvió a quedar en medio de la polémica."


Cuando lo de los bolivianos, paraguayos y chaqueños que llevan la pobreza a Rosario fue que lo sacaron de contexto o era parte de una operación política (te entrevistó Toti Pasmann, Hermes, si te corre por izquierda LTA, estás en problemas); y otro tanto en su momento con lo de Capriles; aunque en ambos casos están los videos y los audios, para corroborar lo que dijo o no.

Ahora parece que él no dijo que quiere cambiar la ley de medios, pero que los empresarios del cable le quieren hacer decir que sí: seguramente tratándose de gente vinculada a los medios, debe haber audio o video de la reunión, ¿o no?.

Sin embargo, el lugar hace a la ocasión, como para que nadie (ni siquiera Binner) se haga el distraído sobre lo que se puede encontrar. la ATVC nuclea a los empresarios de cable de todo el país, un mercado en el que el Grupo Clarín tiene el 65 % de la participación, luego de la fusión de Multicanal y Cablevisión; y como tal, fue la nave insignia en la avanzada contra la ley de medios, tanto cuando se la discutió en diferentes foros a lo largo y a lo ancho del país, cuanto en las diferentes presentaciones que se hicieron en los tribunales para frenarla luego de que el Congreso la sancionó.

De hecho, en la audiencia que convocó acá en Santa Fe el Senado provincial (dominado entonces por el reutemanismo) cuando Binner era gobernador, la ATVC fue prácticamente la única entidad que asumió en público la oposición a la ley. 

Y hoy, cuatro años más tarde, cuando aun se espera que la Corte resuelva la validez y vigencia de la LSCA, el corazón de la disputa es el negocio del cable; porque la ley obligaría a Clarín a desprenderse de más de 250 licencias, y del 30 % de los abonados totales del país para encuadrarse en las pautas de regulación de la competencia que establece la norma. 

Al que le queden dudas, que lea acá en La Nación de hoy la respuesta de Macri en la misma reunión, en absoluta línea con la defensa judicial del Grupo Clarín y el fallo de la Cámara: el cable debe quedar afuera de la regulación de la LSCA, porque no utiliza el espacio radioeléctrico. Algo parecido (y para nada sorprendente) dijo Massa, según vemos acá

En ese contexto, Binner no puede desconocer los vínculos de la ATVC con el Grupo: el presidente de la cámara empresarial a la que fue, Walter Burzaco, es el vicepresidente de la CEMCI (Comisión de Empresarios de Medios de Comunicación Independientes), cuyo presidente es Pablo Casey; gerente de Relaciones Institucionales del Grupo Clarín y sobrino de Magnetto.


Así como tampoco es admisible que Binner se excuse de su nuevo derrape diciendo que intercederá por los pequeños operadores de cable del interior, que son justamente las principales víctimas del proceso de concentración de medios que favoreció a Clarín hasta la sanción de la LSCA, sobre todo en la provincia de Santa Fe. aquí el Grupo adquirió (luego de hacerles competencia desleal con el fútbol televisado) casi 100 cables del interior provincial, el 40 % de las licencias que tiene en todo el país.

A menos que los cableros, cuyos reclamos se habría comprometido a atender Binner cuando llegue al Congreso, se refieran a la competencia de las cooperativas que prestan servicios públicos en muchos lugares del interior (también en Santa Fe), a las que la Ley 26.522 les permite prestar servicios de comunicación audiovisual.

Sin ir más lejos, es lo que le plantearon de frente manteca a Scioli, también según consigna la crónica de La Nación. 

En cualquier caso, en esa reunión nadie era inocente, y sabía por qué estaba; o debería saberlo: porque la ley afecta intereses, y esos intereses se movilizan para defender sus negocios.

Lo que nos recuerda que, si bien es cierto que el socialismo acompañó en general la Ley 26.522 cuando se votó en el congreso, votó en contra en particular la cláusula de desinversión del artículo 161, reclamando un plazo mayor para que los empresarios desinviertan, coincidente con el vencimiento de las licencias prorrogadas por Kirchner en el 2005, lo que llevaba la aplicación plena de la ley a -por lo menos- el 2015, aun antes de cualquier presentación judicial.

Acá pueden ver la parte pertinente del acta de Diputados: 


1 comentario:

Anónimo dijo...

Los lenguaraces del médico anestesista Hermes Juan Binner, son muy imaginativos o se parecen a Arancedo interpretando al Papa, lo que quiso decir no es lo que dijo.
La película Spirito es la fuente de inspiración de estos tipos.
Aunque los bolivianos, paraguayos, chaqueños, tobas y demases pobretes, también "son seres humanos".
Este viejo choto me tiene recontrapodrido.