LA FRASE

"EL DOMINGO QUE VIENE ME VOY MÁS AFILADO, EN CUANTO ME QUIERAN CORTAR PORQUE ME PASÉ DEL TIEMPO LO CAGO DE UN BALAZO AL MODERADOR, Y LISTO." (JUAN JOSÉ GÓMEZ CENTURIÓN)

jueves, 26 de septiembre de 2013

EL ÍNDICE LAMBERTO MUNICIPAL ES MÁS BIEN UN DEDO GORDO DEL PIE


Para los que son lectores habituales del blog, recordarán que el Indice Lamberto de Nestornautas mide la evolución del plantel político del gobierno provincial (de paso: desde éste último posteo a hoy siguió creciendo y ya llega a 875 funcionarios y asesores).

Resulta que ahora nos enteramos que esta "inflación" del rubro planta política es una costumbre progresista, extendida a la Municipalidad de Santa Fe donde también gobierna el FPCyS; en éste caso hegemonizado por el radicalismo.

Al respecto leemos en el diario del Loco Lindo que los concejales Sebastián Pignatta e Ignacio Martínez Kerz presentaron un informe sobre la evolución de la planta política del municipio desde el 2007 para acá (gestiones Barletta y Corral), y el consecuente costo que eso significa para las arcas de la ciudad; junto con un proyecto para reducir ese plantel en un 30 % y prohibir nuevas designaciones. 

Dicen en la fundamentación del mismo: "Informaciones recientes, dan cuenta del recurrente déficit, por ejemplo, el que mantiene el Ejecutivo con la Caja de Jubilaciones Municipal; el endeudamiento requerido por treinta millones de pesos ($30.000.000) para concretar el arreglo de calles de la ciudad, son pruebas inequívocas de una gestión ineficiente e ineficaz por parte de la actual conducción municipal, para la administración de los recursos.

No obstante ello, se advierte desde el comienzo del período del Intendente Mario Barletta, un crecimiento exponencial, desmedido e injustificado de los cargos políticos o de gabinete. Según han dejado trascender las propias fuentes municipales, de aproximadamente 41 funcionarios políticos existentes a fines del año 2007, se pasó a 135 en la gestión del Ing. Mario Barletta (significando más del 300 % de incremento), habiéndose aumentado su número hasta superar las 170 designaciones políticas (aproximadamente) en la actual gestión.

Traducido en pesos, esto implica que la  presente planta política cuesta al contribuyente santafesino la suma de alrededor de SEIS millones de pesos ($6.000.000) mensuales. Anualizado, SETENTA Y DOS millones de pesos ($72.000.000), en tanto que la estructura reemplazada, vigente hasta el 2007 costaría actualizada algo menos de un millón cien mil pesos ($1.100.000) mensuales. Anualizada, algo más de doce millones de pesos ($12.000.000)."

La imagen de apertura del post muestra el gráfico elaborado por los concejales reflejando el aumento de la planta política municipal; y éste otro, el incremento del gasto para financiarla:


A partir de datos que recolectamos del Presupuesto municipal 2013 (ver acá y acá), a nosotros se nos ocurrió pensar qué cosas se podían hacer con esos 72 millones de pesos al año que cuesta mantener al plantel político que -con paciencia y esmero- fueron armando los radicales en la municipalidad.

Que no son poca plata, eh: representan nada menos que el 49,28 % (casi la mitad) de lo que la Municipalidad prevé recaudar éste año por Tasa General de Inmuebles, a partir del sistema de ajuste trimestral del valor que aprobó el Concejo (con el voto del oficialismo) el año pasado.

Así que cuando usted reciba por abajo de la puerta de su casa las boletas (con los simpáticos bonitos para colaborar con Corral en comprar material de capacitación laboral para los limpiavidrios), recuerde que uno de cada dos mangos que tenga que gatillar, financiarán la inserción laboral del franjamoradismo universitario, en la esfera municipal.   

Con esos 72 millones -por ejemplo- se podrían pavimentar 48 (14,4) calles como la que se hizo en el puerto para que pasaran los autos del TC 2000 que al final no pasaron (ver acá la nota del amigo Nico Lovaysa), invertir 6,63 (1,99) veces más en publicidad oficial o comprar 34,28 (10,28) trencitos como los que duermen entre los yuyos en el mismo puerto.

Pero alguno podría pensar -con razón- ¿y con tanta plata, no se puede hacer algo útil?

Claro que se puede; pero hay que querer.

Fíjense -sin ir más lejos- que lo que gastará éste año Corral en mantener su plantel político equivale a 24,40 (7,32) veces las obras del Presupuesto Participativo en diferentes barrios (para simplemente terminar las que prometieron finalizar en el 2011), 10,28 (3,08) veces lo que la Municipalidad piensa gastar en reacondicionamiento de desagües a cielo abierto, o 37,21 (11,16) veces lo que el Presupuesto municipal 2013 piensa invertir en el mantenimiento de las estaciones de bombeo.

Y si no, mantener el plantel político municipal cuesta lo mismo que 2,77 (,083) veces el plan integral de bacheo que acaba de anunciar Corral, 64,86 (19,46) veces lo que la gestión del FPCyS destinará este año (de acuerdo al presupuesto) en obras para provisión de agua potable en diferentes barrios (ojo: para eso además nos cobran un cargo adicional en la boleta de ASSA); o 533,33 (160) veces lo que van a invertir en la reinserción laboral de los limpiavidrios; bonitos y cuenta bancaria auditada por ONG, aparte. 

Pero supongamos que alguno dice "bueno, pero el intendente no puede gobernar sin funcionarios".

Bueno, entonces simplemente que se apruebe el proyecto que presentaron los concejales Pignatta y Martínez Kerz, y se reduzca la abultada planta política en un 30 %, y no se la incremente.

En ese caso, volvés a los párrafos anteriores del post, y fijáte en las cantidades que están puestas en negritas en cada ejemplo analizado: indican lo que se podría hacer con los recursos que la municipalidad se ahorraría con esa poda; tras la cual incluso la planta política seguiría siendo el triple de lo que era en el 2007. 

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Che pero ustedes no entienden nada, el emprendedorismo en la UNL se trata de eso: "emprender" el paso desde la graduación a la función pública...

Anónimo dijo...

Me parece que se quedaron cortos, porque si leen bien el presupuesto vigente totalizan 224 sin contar el Concejo y el Tribunal de Cuentas y la Caja Municipal.