LA FRASE

"¿CÓMO QUE ESTABAN ORGANIZANDO UN GOLPE DE ESTADO Y ME IBAN A DEJAR AFUERA?" (VICTORIA VILLARRUEL)

martes, 24 de septiembre de 2013

¿Y VOS QUE OPINÁS?


La cuestión de los limpiavidrios de los semáforos es apenas un emergente de realidades sociales complejas, que exigen abordajes a fondo y políticas concretas de inclusión, vinculadas a la educación y -sobre todo- a la inserción en el mundo del trabajo.

Sin embargo en la progresista ciudad de Santa Fe siempre queda flotando la idea de que se la reduce a una cuestión estética: es como si la visibilización en el espacio urbano de la pobreza de ciertos sectores molestara, y hay que hacer como que se hace algo, para que dejen de estar, o de verse: recordamos aun aquélla célebre iniciativa de Barletta en la Copa América 2010 de convertirlos en "promotores turísticos" por unos días (exactamente los que duraba el evento en la ciudad); para que repartieran folletos a cambio de unos pesos y -por decirlo claramente- se dejaran de joder limpiando vidrios. 

Sobre el tema leemos en el diario del Loco Lindo: "Una de las líneas de acción del programa “Calles seguras: infancias y juventudes protegidas”, que lanzó el municipio para la inclusión de limpiavidrios, comenzará a implementarse el mes siguiente. se trata de la creación de un fondo solidario, al que los santafesinos podrán aportar cuando concurran a abonar la Tasa General de Inmuebles que se emite en octubre. La próxima boleta llegará a los contribuyentes con un bono anexo de 10 pesos, cuyo pago será voluntario en el mismo momento en que cancele la tasa municipal. 

El dinero recaudado irá a una cuenta —Nº 39300/09— que el municipio abrió en el Banco de Santa Fe que, a su vez, será auditada por la Fundación Ejercicio Ciudadano. “Creemos que es la mejor manera de desalentar la entrega de dinero en la calle. Lo que se recaude se destinará, por ejemplo, a la compra de materiales para los jóvenes que se capaciten en oficios”, puntualizó la secretaria de Gobierno Municipal, Adriana Molina. 

Pero el fondo se conformará por otras vías que también estarán habilitadas en octubre cuando el municipio ultime los detalles para la puesta en práctica. Entonces será posible realizar a la misma cuenta transferencias o depósitos bancarios y comprar “chequeras” en el palacio municipal y en los centros de distrito, por un valor de 10, 20, 50 ó 200 pesos. En la página web de la Municipalidad, habrá cupones de pago para imprimir por la suma que determine quien quiera colaborar o realizar una donación mediante tarjeta de crédito. Finalmente, se implementará el “redondeo de vuelto” en los comercios que acuerden con la Municipalidad sumarse a la iniciativa."

Si uno le pega una mirada rápida a la noticia hasta pareciera que está bien; y sin embargo no, sin embargo (al menos desde nuestra óptica) hace ruido.

Porque es una idea que parece pensada en función de lo que señalábamos al principio (el objetivo estético de eliminar la pobreza del paisaje urbano), y porque la moneda que los pibes consiguen limpiando vidrios en los semáforos (poca o mucha) se la llevan a sus casas, para remarla.

Acá aparecen mediaciones en el destino de la solidaridad (o como quieran llamarla) de la gente que eventualmente aporte, y la promesa futura de que lo que se recaude volverá a ellos, indirectamente, en materiales para capacitación laboral o cuestiones similares.

Por no mencionar que se institucionaliza (desde el propio Estado) la idea de que el Estado no puede gestionar eficazmente políticas sociales de inclusión, y que esa tarea debe ser al menos parcialmente delegada en "ONG'S" (sin que sepamos nunca por qué esa, y no otra); que serían así como una especie de quintaesencia y resguardo de la transparencia en el manejo de la guita.

Un Estado (en éste caso el municipal) que no carece de recursos (de hecho, Corral ha conseguido instaurar un sistema de actualización trimestral y permanente del valor de la TGI), pero sí de la decisión de invertirlos en políticas de inclusión: no es necesario recordar que ese mismo Estado gastó hace casi 3 años más de 4,2 millones de pesos en comprar los trencitos de Barletta que hoy duermen su olvido en el puerto; o que invierte en publicidad (en términos comparativos) el doble que Bonfatti, o cuatro veces lo que gasta Cristina.

Y que tampoco financia con sus propios recursos (lo que implicaría explícitamente la decisión de ocuparse del problema) las políticas de inclusión que propagandiza; en éste caso para los que limpian vidrios en los semáforos: acá nos contaba hace poco Barricada (tomando nota de un artículo de Redacción Santa Fe) que los programas de capacitación y reinserción laboral de los limpiavidrios los financia íntegramente el gobierno nacional; a través del  Ministerio de Trabajo. La propia nota de El Litoral da cuenta de lo mismo.

Más aun: el Estado nacional financia prácticamente en su totalidad la tan promocionada Oficina Municipal de Empleo, pagándoles a los orientadores, tutores y relacionistas de empresas (o sea, los que contactan con empresas que pueden dar trabajo a los desocupados) elegidos por la Municipalidad (imaginen con que criterios)  un monto que triplica lo que Corral destina (también con fondos de la Nación) a la reinserción laboral de los limpiavidrios.

De modo que el municipio santafesino, en éste acuciante problema, no gasta un centavo, o poco más que eso: o lo pone la Nación, o lo pondría la gente; aportando a la cuenta bancaria auditada por la ONG, o comprando los bonitos que vienen con la tasa; como si fuera una rifa  de estudiantes secundarios para ganarse un viaje a Bariloche.

Si ya se recauda bastante de Tasa General de Inmuebles, ¿por qué no se destina a financiar en serio programas de inclusión social?

O mejor aun: ya que el sistema de aumentos trimestrales de la TGI se basa en una rezonificación de la ciudad (que permite diferenciar el valor según las características de cada zona y los servicios con que cuenta), lo verdaderamente progresista sería un adicional en la tasa para los sectores más favorecidos de la ciudad, cuya recaudación se destine específicamente a esos programas.

Así es el Estado (con la legitimidad que le da ser el gobierno elegido por la gente) el que actúa proactivamente, sacando de donde hay para poner en donce hace falta; más allá de la apelación a la mayor o menos sensibilidad del ciudadano con la pobreza o la indigencia.  

Tal como está planteada la idea de la gestión radical de la ciudad, pareciera que habilita un camino para que el que aporte a la cuenta o compre bonos, sienta que con eso adquiere el derecho a reclamar que no lo molesten limpiando vidrios en los semáforos.

Lo que más que un programa de inclusión parece un guiño de Corral a buena parte de su base electoral. 

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Honestamente, sin golpes bajos porque es un tema para no joder.

Realmente creen que los limpiavidrios están en los semáforos sólo por las monedas?

Anónimo dijo...

Otras alternativas serían poner gendarmes que los caguen a palos, bajar la edad de imputabilidad, etc.

Che, cómo no se habla del homicida Granados que estaba al lado de las calzas??

Ni la Presna Oficial, pero tampoco Clarín, raro no?

La Corriente Kirchnerista de Santa Fe dijo...

Anónimo 1: a ver iluminános, por qué otra razón podrían estar

Anónimo 2: Esa chicanita boluda de los gendarmes y la edad de imputabilidad no da ni para reírse che, fijáte que además de la edad tendrías que tipificar el lavado de vidrios como delito ¿Lo tienen en estudio los diputados del FPCyS?

Y eso de hablar de un tipo que está a 500 kilómetros de acá (y de las calzas) es un buen modo de no hablar de lo que dice el post, sobre algo que pasa acá; donde además los socialistas reclaman que vuelvan los gendarmes ¿o no te enteraste?

Anónimo dijo...

No es una chicana, y mas vale que no da para reírse, me parece que es algo bastante serio. No fue mi intención al comentar eso.

Claro que no es un delito limpiar vidrios, pero es preferible que se intente reinsertar a traves del trabajo, con las falencias que pueda haber, que tratar de reprimir. O con quien creen que se la agarra la gendarmería en el gran buenos aires?

Preocupan noticias como estas:
"Gendarmes encapuchados allanan redacción de la Garganta Poderosa"
http://sur.infonews.com/notas/con-la-gendarmeria-en-la-garganta

Con respecto a Granados, más alla de que no esté relacionado al post, disculpen solo dejo una impresión, no me deja de llamar la atención que tampoco Clarín haya salido a matarlo, tal vez porque está protegiendo a Scioli y ahora ya tendría dos candidatos.

La Corriente Kirchnerista de Santa Fe dijo...

Lo que decís respecto a lo mejor es clarísimo, casi que ni se necesita aclararlo. Y sin las brutalidades de gendarmería en la Villa Zabaleta, hay formas mucho más sutiles de reprimir o -en todo caso- invisibilizar.

A lo que apunta el post es a que si desde el Estado tenés un compromiso serio con la inclusión, no apelás a que la gente ponga guita en una cuenta, auditada por una ONG.

Anónimo dijo...

Yo vivo en bahia blanca y aca pusieron gente de prefectura ,no de gendarmeria.estan cuidando los lugares con mas plata del lugar,y sacaron a todos los limpiavidrios de las calles porque a la gente de plata que hay mucha en bahia parece que le molestan

Anónimo dijo...

VEO ESTO RECIÉN. NO HAGO COMENTARIOS BAJO BANDERA POLITICA: TODOS ME HAN DECEPCIONADO POR IGUAL, AUNQUE SIGO CREYENDO EN LA FILOSOFIA POLITICA. DESDE MI PERSPECTIVA LA INCLUSION SE DA DESDE LA EDUCACIÓN (SUPONGO QUE SE DARAN CUENTA QUE ES UNA VERDAD DE PEROGRULLO) PERO ESTAS PSEUDO MEDIDAS INCLUSIVAS, EN REALIDAD SON "PURO HUMO". EL DINERO QUE SALE DE MI BOLSILLO TRABAJADOR, HONESTO Y RESPONSABLE, VA A PARAR A MANOS DE LA DROGA... O SEA QUE MI SACRIFICIO PERSONAL PARA "COLABORAR" Y MI PRIVACIÓN DE ALGUNA COSA, TIENE POR FINALIDAD FOMENTAR LA VAGANCIA Y LA DROGA??? YO NO SOY FEINMANN Y NO ME CONSIDERO DE DERECHA, PERO LA COYUNTURA NO SE CAMBIA CON PLATA SINO CON TRABAJO Y SERIEDAD: DESDE LA MUNICIPALIDAD DE SANTA FE, UNA AUTORIDAD ME COMENTO EN CONFIDENCIA QUE LAS "BRIGADAS DE DESMALEZAMIENTO" O COMO SE LLAMEN (QUE FUERON INTEGRADAS CON EX LIMPIAVIDRIOS) NO ASISTEN A TRABAJAR!! (NO TIENEN CONDUCTA DE TRABAJO). POR OTRA PARTE, UN AMIGO EMPRESARIO CONTRATO 3 MUCHACHOS LIMPIAVIDRIOS, EN BLANCO Y COMO CORRESPONDE, BAJO EL PROGRAMA DE INCLUSION QUE OFRECE EL MTSS DE LA NACION, Y SABES QUE? TAMPOCO ASISTEN A TRABAJAR!!! ENTONCES??? APORTO MI DINERO PARA QUE? NO CAMBIO SUS IDEAS Y/O CULTURA; NO CONTRIBUYO A DAR SOLUCIONES A LOS TRABAJOS PARA LOS QUE FUERON CONTRATADOS; NO LOS MOTIVO A ESFORZARSE HONESTAMENTE POR UN SALARIO; NO SE LES IMPREGNA UNA PERSPECTIVA DE VIDA... LAS MEDIDAS SUELTAS Y A CORTO PLAZO NO SIRVEN PARA NADA (MAS QUE FOMENTAR EL CLIENTELISMO POLITICO), ESTO DEBE SER UN PROYECTO CONJUNTO, SERIO, COORDINADO Y COMO SOCIEDAD (NO POLITICO/ELECTORALISTA). LA EXCLUSIÓN NO ES UNA CUESTION DE LA ARGENTINA DE HOY, ES UNA CUESTIÓN QUE VIENE DESDE LA DECADA DEL 70 Y CADA VEZ MAS GRAVE. EN TANTO NO HAYA UN PLAN DE INCLUSIÓN A LARGO PLAZO, QUE COMPROMETA A LA COMUNIDAD Y CAREZCA DE TINTES PARTIDARIOS, LA COSA NO VA A CAMBIAR. Y POR ULTIMO: PIDEN A LA SOCIEDAD LA "COLABORACIÓN" Y EL "COMPROMISO SOLIDARIO", SIN NINGUN TIPO DE AUTORIDAD MORAL... SI LOS PRIMEROS INDIVIDUALISTAS SON QUIENES ESTAN AL MANDO POLITICO (NACIONAL, PROVINCIAL Y MUNICIPAL)QUE USAN LOS RECURSOS DE TODOS PARA SU LUCRO O VENTAJA PERSONAL... SOBRADAS PRUEBAS HAY.