LA FRASE

"YA TENEMOS TODO LISTO PARA EMPEZAR CON EL PROGRAMA, ESTE AÑO SE LLAMARÁ "CONTAGIANDO POR UN SUEÑO"." (MARCELO TINELLI)

sábado, 12 de abril de 2014

APOLOGÍA DEL TARIFAZO


Leemos una simpática nota de Luis Rodrigo en el diario del Loco Lindo: "Al gobierno nacional le gustan los eufemismos. El plan destinado a intervenir directamente en los números de las empresas provinciales de energía eléctrica -al punto de congelar por un año sus tarifas- se llama Programa de Convergencia de Tarifas Eléctricas y Reafirmación del Federalismo Eléctrico e Integración en la República Argentina.
La “convergencia” y la “integración” suponen que cada una de las empresas de las provincias condicione por todo 2014 su VAD, es decir su Valor Agregado de Distribución.
En otras palabras, que se le ponga un techo a aquella diferencia que al precio mayorista de la energía le añade cada compañía eléctrica por distribuir la energía. Y dicho esto huelgan los comentarios en cuanto a la Reafirmación del Federalismo Eléctrico.
¿Qué es lo que propone el gobierno nacional y que ya han aceptado 12 provincias? Que no haya aumentos de tarifas a cambio de unos compromisos para la construcción de obras eléctricas millonarias (que sin dudas requieren de tanto tiempo como el que le queda a la actual gestión), pero sobre todo la Nación hace valer su paciencia para hacer “la vista gorda” respecto de las también millonarias deudas que tienen todas las compañías eléctricas con Cammesa, que administra la energía a nivel mayorista. El rojo de todas ellas trepa hoy a unos 8.000 millones de pesos.
La EPE es una excepción en ese panorama, en dos aspectos: además de no tener deudas por la compra de la energía, mantiene en pie su programa de inversiones.
El precio a pagar por la EPE no ha sido menor. Aumentó sus tarifas a los usuarios (ver aparte) cuando casi nadie lo hacía, o en porcentajes más ajustados a la realidad inflacionaria, y en numerosas oportunidades el costo del servicio santafesino ha sido comparado con los cómicos valores de las boletas de luz de la Capital Federal y el Gran Buenos Aires.
A los funcionarios santafesinos, sus pares nacionales les han hecho la misma oferta que a Tucumán, que a Santa Cruz o que a las provincias norteñas: promesas de obras por 200 millones de pesos. Pero Santa Fe aspira a obtener por lo menos 700 si de congelar tarifas se trata." (las negritas son nuestras)
La nota es una abierta apología de los tarifazos (10) que dispusieron los gobiernos de Binner y Bonfatti; que se estaba preparando para aprobar otro cuando la nación puso en marcha el programa para mantener congeladas las tarifas de las distribuidoras provinciales, a cambio de aportes para obras.
Del conjunto de  disparates que se dicen en el artículo (que no son sino reproducción de los que vienen diciendo en los medios Ciancio y Storero; hoy reciclado en el directorio de la EPE), destacamos los siguientes: 
* Señala Rodrigo que al gobierno nacional le gustan los eufemismos, pero él denomina "reafirmación del federalismo eléctrico" y "autonomía de las empresas eléctricas provinciales" la decisión de venir aumentando las tarifas eléctricas en Santa Fe en los últimos 6 años, aun cuando no hayan disminuido los subsidios nacionales: decíamos en esta entrada que si en el 2007 la EPE recibía por tarifas $ 1,91 por cada peso que gastaba en comprar electricidad, hoy esa relación (por los aumentos de tarifas) es de  $ 3,87 a 1, o sea más del doble.
* No se entiende que haya una "pulseada" que la provincia "resiste en soledad" cuando el efecto de su "resistencia" sería que el gobierno de Bonfatti vuelva a aumentar las tarifas, y tampoco se entiende como la "presión" del gobierno nacional consistiría en "hacer la vista gorda" con que las deudas que tienen las provincias con CAMMESA (la distribuidora mayorista de electricidad), y financiarles obras, a cambio de que no aumenten las tarifas: una presión rarísima.
* Sostiene que "la EPE mantiene en pie su plan de inversiones" (y eso la distingue de las otras distribuidoras provinciales), cuando los propios números oficiales lo desmienten: entre 2009 y 2012 proyectó inversiones en obras y equipos por 1200 millones de peso; y sólo ejecutó 796, pese a haber aumentado las tarifas al menos dos veces por año. 
* Y de esos 796 millones, poco más de 443 fueron "Construcciones" (obras), siendo que parte del resto (compra o fabricación de equipos) se financió con un préstamo del Banco Nación, con aportes del Tesoro provincial y con los recursos del FEDEI, que envía la Nación conforme a la Ley 23.966.
* Si el "precio a pagar" por la EPE no fue menor (según Rodrigo) por haber aumentado varias veces las tarifas todos estos años, ¿qué decir del que tuvieron que pagar los santafesinos en sus boletas de luz?
* El artículo dice que el gobierno provincial reclama (a cambio de no aumentar las tarifas) que la nación le financie obras por 700 millones de pesos para éste año; cuando el total de lo presupuestado para la EPE en "Bienes de Uso" (Construcciones + Maquinaria y Equipo) son exactamente $ 740.330.000, en un presupuesto global de la empresa de $ 6.294.736.000. O lo que es lo mismo, le pide a la nación en un año un 75 % más de lo que invirtió en obras en cuatro (2009-2012).
* Si a su vez tomamos en cuenta que a su vez (según el presupuesto provincial) lo que la EPE invertirá en "Bienes de Uso" se financia en parte con aportes del Tesoro (60 millones) y con los fondos que llegan de la nación vía FEDEI ($ 18.151.000), advertiremos que le está pidiendo a la nación -para no aumentar las tarifas- mas plata que todo su plan de inversiones financiado con tarifas; suponiendo además que lo ejecutara en su totalidad; y no se repitiera la subejecución de los años anteriores.
* El artículo insiste con el latiguillo de que las distribuidoras de electricidad del área metropolitana reciben subsidios para gastos corrientes (como sueldos) y la EPE no, que ya fuera replicado cual papagayo por Curiotto (otro periodista de El Litoral) en Twitter según veíamos acá.
* Lo que no dice Rodrigo es que la EPE también tiene subsidios del gobierno provincial: el presupuesto 2014 contempla 100 millones de ese origen, de los cuáles 40 están destinados a gastos en "Personal" para afrontar los eventuales incrementos de salarios pactados en paritarias; y los otros 60 a la adquisición de equipos generadores. Esto último pese a que la empresa tendrá que pagar éste año $ 53.150.000 por servicios de capital e intereses de un préstamo que le otorgó en el gobierno de Binner el Banco Nación, para fabricar ella sus propios equipos generadores. 
El propósito de la nota (reproducción del discurso de propaganda del socialismo) es muy claro: abrir el paraguas para justificar nuevos aumentos de las tarifas de la EPE (en éste caso será la baja de subsidios,en los anteriores -cuando los subsidios no bajaban- fue "sostener un vigoroso plan de inversiones"); o echarle la culpa a la nación si esas inversiones no se hacen, porque "violó el federalismo eléctrico" y no les permitió aumentar las tarifas, o no les financió todas las obras, que jamás harán. 

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Y los equipos generadores (de donde salio el prestamo del Banco Nacion durante el gobierno de Binner) donde estan??

La Corriente Kirchnerista de Santa Fe dijo...

Es una muy buena pregunta